El marginalismo en la teoría económica

  • Economía
  • 31 minutos de lectura

INTRODUCCIÓN

Después de un periodo largo de el poder de la economía clásica con sus grandes exponentes, surge una nueva corriente o mas bien una revolución, me refiero a la revolución marginalista o lo que es mejor conocido como la economía moderna, donde surgen nuevos problemas, se hacen cambios en el estudio y se tienen exponentes, que hacen de las matemáticas una herramienta eficaz ante los problemas de la economía de ese entonces.

Muchos de los problemas de los decenios de 1870 se observan en la actualidad, sé introdujeron nuevos conceptos tales como utilidad marginal, empresa, empresario, equilibrio estático, rendimientos, precios, organización del mercado, productos, etc.

Al paralelo del surgimiento de esta corriente surge otra de la misma fuerza que fue el marxismo, con ideas opuestas  a las de algunos marginalista pero de igual importancia.

Fue una gran parte del desarrollo de la historia económica, ya que nos hace ver la importancia que tiene la microeconomía y su aplicación con las matemáticas que fue lo que formalizo a la ciencia económica, como tal, ya que la hizo comprobable, aquí se le da con Alfred Marshall el nombre a la economía como ciencia, con el nace, y se consolida.

CONTEXTO HISTÓRICO EN QUE SURGE

Surge después del final de la economía clásica, que finaliza con John Stuart Mill, y da sus primeros pasos en 1870, donde ya se consolida el capitalismo y se da la revolución industrial en mas países como Francia, Alemania, y se consolida el modelo en Estados Unidos.

El siglo XIX, el siglo del librecambio, el surgimiento del monopolio, el sistema bancario, la acumulación del capital, etc. Al mismo tiempo se dan a conocer los trabajos por Calos Marx, que aunque es muy diferente su visión, es de igual importancia, ya que se da el  equilibrio en el contexto de la historia económica.

Si nos damos cuenta en el tiempo, 1870, es donde surge la segunda revolución industrial, con nuevos cambios tecnológicos que acarrean nuevos problemas y cuestionamiento. No hay un proceso inflacionario, ya que en ese entonces estaba el patrón oro vigente, este patrón provoca deflación, la divisa internacional se estabiliza.

Como se da la división internacional del trabajo, la polaridad entre los países se consolida, entre los países manufactureros y los proveedores de materias primas. Entre 1880-1890 estallo la revolución marginalista en varios países y con diferentes exponentes, con ellos desaparece la preocupación por el desarrollo económico y se da un nuevo viraje hacia términos dinámicos y se busca el equilibrio en la economía estática, se dan nuevos problemas como la escasez, como se asignan los recursos la optimización etc. El método neoclásico se basa en el principio de la sustitución, donde un conjunto de factores puede ser sustituido por otros, el objetivo es buscar una alternativa optima en la producción y consumo donde las alternativas sean abiertas.

PARTE I. PRINCIPALES AUTORES

Jules Dupoit, concebía  a la economía como una vocación, con sentido amplio de la observación, determino  la utilidad marginal.

Utilizo y construyo la curva de demanda, donde la curva de la utilidad marginal, era igual a la demanda y la expresa como y= f(x) o sea como una función, donde la cantidad esta en función del precio. Hablo que había un excedente del productor y del consumidor. Estudio el  monopolio ferroviario, donde él encontró que en el monopolio había barreras para la entrada a  ese mercado, y se dio cuenta que obedece a las leyes de mercado y encontró una diferenciación entre los precios siempre y cuando los precios cubran costos fijos a largo plazo y costos variables.

Dio la pauta para la economía del bienestar. Tenia como temas de interés:

  • Temas de interés e importancia económico
  • Hechos relevantes observados y estadísticas resumidas de dichos temas
  • Análisis matemático, lógica deductiva y representación gráfica.

Cournot, nació en 1801 en Francia y murió en 1877. Defendía el uso de las matemáticas en especial el uso del calculo diferencial e integral, desarrollo la ley de demanda, donde descubrió que esta en función del precio. Tuvo la expresión formal de las matemáticas para la conceptualizacion, desarrolla la curva de demanda y el modelo de monopolio, analiza la maximización de los dueños, y dejo a la luz el principio marginal. Explica la curva de demanda como una función continua, cuyo incremento marginal se balancea en un equilibrio estable con el incremento correspondiente a su costo. Determino que la curva tiene pendiente negativa y esta en función del precio.  Estudio como caso especial al monopolio donde dice que el es un caso puro, las funciones de ingreso están dadas  se confrontan luego con las funciones de costo total y marginal demuestra que las ganancias instantáneas se maximizaran si el monopolio produce un volumen donde el costo marginal se iguala al ingreso marginal.

Hermann Heinrich Gossen (1810-1858)  nace en Alemania, trabajo como asesor fiscal del gobierno prusiano, pero en  1854 se retira para escribir su mas grande obra “ El desarrollo de las leyes humanas” , el creyó que su libro iba a ser muy renombrado pero paso casi  inadvertido, decepcionado recogió casi todos los libros del mercado y los quemo, poco después enfermo de tuberculosis y murió en 1858.

El análisis que hace Goseen del desarrollo de las leyes de la conducta humana se caracteriza por estos rasgos: utilitarismo decidido, punto de vista del consumo y método matemáticas, Gossen declara que la economía se ocupa de los resultados producidos por una combinación de fuerzas y que es imposible determinar dichos resultados sin la ayuda de las matemáticas. Gossen empieza por asentar el objeto de que toda la conducta humana es lograr el máximo goce, de aquí su manera de enfocar las cuestiones. Es necesario examinar como se produce el goce humano, de las cuales, conocidas ahora como primera y segunda leyes de Gossen, son las mas importantes:

La primera dichas leyes formula de manera explícita el principio de la utilidad decreciente: “ la cantidad de uno y el mismo goce a disminuye a constantemente a medida que experimentamos dicho goce sin interrupción hasta que llega  la saciedad”

La segunda ley se refiere a la man0enra como puede conseguir el máximo de todos los goces. “Para obtener la cantidad máxima de goce, un individuo puede  elegir entre muchos pero no disponer de tiempo suficiente para procúraselos todos plenamente, esta obligado, por mucho que difiera la cantidad absoluta de los goces individuales, a procurárselos todos parcialmente, aun antes de que haya terminado él más grande de ellos. La relación entre ellos tiene que ser tal que, el momento en que son discontinuados, las cantidades de todos los goces son iguales”. De esta manera tan pesada formulo Gossen el principio que el placer máximo resulta de un nivel uniforme de necesidad-satisfacción. La segunda ley se deduce de la primera y del, postulado adicional de que es imposible obtener la plena satisfacción de todas las necesidades.

William Stanley Jevons (1835-1882), nació en Inglaterra y fue criado y educado, pero no académicamente, en un ambiente unitario,  en el que la economía y los problemas sociales se discutían a menudo.

Jevosn trabajo mucho en los campos diferentes de la teoría pura. Su investigations in currency and finance, publicado póstumamente en 1884, contiene muchos artículos sobre problemas de economía aplicada que revelan que Jevons se interesaba particularmente- y a menudo con éxito- en enlazar la investigación estadística con el análisis teórico. En uno de esos trabajos, que figura entre sus primeros escritos, the serious fall in t he value of gold, estudio el efecto que sobre los precios tiene un aumento de la oferta de oro; y en ese y en otros trabajos impulso considerablemente el estudio de los numero índices. The coal question (1865) es un serio esfuerzo por servirse de la información estadística par demostrar la probabilidad de un agotamiento próximo de los recursos carboníferos de Inglaterra.

Como estadístico que era, Jevons no negaba que los estudios empíricos fueran parte esencial del conjunto de los estudios económicos; pero quería que las leyes esenciales de la economía tuviesen un carácter tan general que pudieran ser justamente comparadas con las leyes de las ciencias físicas, las cuales “se fundamentan mas o menos obviamente en los principios generales de la mecánica”. La economía sé parecía mucho “ a la ciencia de la mecánica estadística”. La analogía se extendía al método: la economía había de tener un carácter tan matemático como las ciencias físicas. Las razones de esto están expresadas en términos que recuerdan a Cournot  (cuya obra no conocía Jevons en aquel tiempo). “ Me parece a mí que nuestra ciencia tiene que ser matemática, y sencillamente porque se ocupa de cantidades”. Siempre que las cosas estudiadas son susceptibles de ser mayores o menores, las leyes y relaciones tienen que ser de carácter matemáticos… los economistas no pueden cambiar su naturaleza solo negarles el nombre… que las leyes matemáticas de la ciencia económica se expresen con palabras o con los símbolos usuales, x, y, z, p, q etc.

En Agosto de 1882 muere Jevons.

Carl Menger, nacio en 1840 en Galitzia que entonces formaba parte del imperio Austro-Hungaro, y procedía de una familia de funcionarios civiles y oficiales del ejercito austriaco. Menger estudio derecho, y en 1867 se oriento a la economía, tal vez a causa de su interés por las cotizaciones de la bolsa.

Las aportaciones de Menger a la economía pueden clasificarse bajo tres epígrafes: método, dinero, y teoría pura. Su obra en el campo del dinero. Escribió muchos articulo y memoranda sobre la reforma teórica a aplicada del dinero. Su exposición principal sobre teoría monetaria pura esta contenida en un alargo articulo, Geld, publicado por primera vez en Handworterbuch der  Staatswissenschaften en 1892. La mayor importancia de esta trabajo estriba en que es la primera aplicación de la teoría subjetiva del  valor a los problemas del dinero. Ha servido de base a muchas obras modernas sobre teoría monetaria, y contiene una de las mejores exposiciones breves de la función del dinero en el proceso del cambio y en la formación del precio. Si embargo, donde la fama de Menger descansa es en su teoría subjetiva del valor, la que desarrolla en su primer libro Grundsatze Der Volkswirtscha ftslehre, publicado en 1871, el mismo año que la teoría de Jevons. Menger empieza con lo que evidentemente considera los dos polos de la actividad económica: las necesidades humanas y los medios de satisfacerlas. Define la utilidad de un sentido relativo, es decir, como la capacidad de una cosa para hacer cuesta en relación casual con una necesidad. Las cosas que poseen esa capacidad se convierten en mercancías cuando la necesidad esta presente, cuando la relación casual es reconocida por el individuo que experimenta la necesidad, y cuando el individuo puede aplicar la cosa a la satisfacción de dicha necesidad. Estas mercancías pueden clasificarse por dos razones técnicas: en mercancías de primer, segunda y tercer y de orden superior, las primeras, como el pan son las que sirvan directamente para satisfacer necesidades; las ultimas, la harina, el molino, etc. Solo satisfacer las necesidades indirectamente: son necesarias conjuntamente para producir las mercancías de primer orden. Su propiedad de ser mercancías depende totalmente de nuestra capacidad para disponer a un mismo tiempo de todas las mercancías (complementarias) necesarias para un fin determinado.

En la teoría de la distribución, Menger fue quien planteo lo que se conoce como el nombre de problema de la imputación, es decir, el problema del valor  de las mercancías de orden superior. Habiendo aportado un punto de vista subjetivo, Menger afirma que el valor de las mercancías de un orden superior (incluso los factores de la producción) esta “condicionado por el valor anticipado de las mercancías de un orden inferior para cuya producción sirven “ . La solución que da al problema de cómo se han de determinar las partes del valor del producto que corresponden a las mercancías productivas cooperantes en la producción  no es del todo clara. Dice que la parte de todo factor aislado hay que determinarla por la perdida de valor que sufriría el producto si dicho factor fuera retirado de la combinación cooperativa. Pero es justo interpretar esto insertando la expresión “ en el margen “; es decir, debemos pensar que Menger sostenía una teoría de la productividad marginal, aunque fuera de un tipo  primitivo.

Leon Walras (1834-1910), tuvo una gran influencia de Cournot y probablemente fue esta influencia el que le permitió combinar una teoría de valor-utilidad con una teoría matemáticamente precisa del equilibrio del mercado. A pesar de esto o a causas de las dificultades que encontró esta tarea. Walras fue llevado cada vez a enunciar una teoría general “no utilitaria” del equilibrio económico, expresada en términos de ecuaciones funcionales.

En 1874, tres años después de que Jevosn y Menger, pero independientemente de ellos, Walras enuncio la doctrina de la utilidad marginal en su obra Elementos de Economia Pura , habría que dividir la obra en dos parte, una trata de la teoría de cambio, y la otra publicada en 1877, de la teoría de la producción.,

Basa el valor de cambio en la utilidad y en la limitación de la cantidad, siguiendo a su padre, usa él termino rareza que es lo mismo que utilidad marginal, el deseo de igualar utilidades marginales, de acuerdo con la segunda ley de Gossen, conduciría la cambió, y este deseo, junto con las existencias de mercancía que posee cada individuo, dará una demanda o una oferta determinadas para cada individuo. Esto puede representarse por una ecuación funcional p por una curva.

Mas sin embargo la mas grande aportación de Walras a la teoría económica es sin embargo su análisis del equilibrio general

Se interesaba por las interdependencias entre los mercados, según él, estas interrelaciones existen porque el proceso de valorización tiene lugar necesariamente en todos los mercados al mismo tiempo. Afirmaba que cualquiera que no hubiera maximizado su satisfacción tendría exceso de demanda en algunos bienes y exceso de oferta en otros bienes. El objeto del intercambio es maximizar la satisfacción, lo que Walras significaba el disponer de los excesos de la oferta para eliminar los excesos de la demanda, así que el intercambio actuaba como un regulador. Todo acto de intercambio influye en los valores de todos los bienes del sistema económico.

Walras consideraba la producción y el lado de los factores de la actividad económica como interrelacionadas.

Todo el sistema esta interconectado de manera que un aumento en la demanda de un bien significa necesariamente que hay un exceso de oferta de otros bienes en el sistema. En consecuencia cualquier variación del precio de un bien tendrá efectos adicionales en otros mercados que repercutirán en el mercado de ese bien y producirán nuevos cambios.  Estas interconexiones entre los mercados forman el corazón del sistema, y argumentaba que un análisis del mercado de un bien aislado de todas las variables del sistema era inadecuado. Incluía en sus sistema dos factores: La familia y la empresa.

Existen solo: los productores y los consumidores.

  • No hay intervención del gobierno
  • No hay clases sociales
  • Ni factor externo.

El consumidor es el punto central de Walras ya que lo considera racional y libre; pone a la empresa como el centro de la economía. Para el la demanda esta en función del precio.

No existen los bienes intermedios ya que la tecnología es fija y los gustos del consumidor no cambian. Walras utiliza un recurso de su invención el del numerario que es una mercancía que se emplea como patrón de cuenta.  El método de análisis de Walras ofrece un cuadro al sistema general de la interdependencia de los precios, las demandas y las ofertas pero lo que debilita a esto es su vago método para relacionarlo con las utilidades marginales. Pone de manifiesto que dados ciertos precios, cada individuo procederá a cambiar hasta que la razón de las utilidades marginales de las dos mercancías sea igual para él a su razón de cambio. Esto nos da unas funciones determinadas de oferta y demanda, un numero de ecuaciones igual al numero de incógnitas y con ello un equilibrio determinado

Alfred Marshall, nació en Clapham, Inglaterra en 1842, bajo la influencia de Cournot, de von Thunen y Bentham,  y por su propia preparación matemática Marshall empezaba a expresar geométricamente muchos de los teoremas de Ricardo y de Mill. Adopto la teoría del valor basada en la utilidad y parece llegar a las conclusiones de que “ nuestras observaciones de la naturaleza se refieren no tanto como a cantidades  totales como ha incrementos de cantidades”, interdependientemente de Jevons. Pero sus primeras aportaciones importantes a la teoría económica fueron publicadas pocos años después de las Jevons. Sus dos trabajos Pure Theory of foreign Trade y Pure Theory of domestic values. Así como en Elements of economics of industry en el que colaboro su esposa, se publicaron en 1879. Su obra principal Principles of Economy apareció en 1890.

Marshall se aparta de manera menos ostensible de la tradición inglesa. Era un matemático que podía emplear, y empleo las técnicas algebraicas y geométricas para mostrar las relaciones exactas entre diferentes variables en ciertas situaciones bien definidas. Su Principios  muy bien podía llevar él titulo análogo al tratado de Mill; anhelaba poder exponer los resultados de la investigación científica en términos que pudieran ser entendidos por la generalidad; pues por encima de todo, estaba decidido a ver que la economía siguiera por encima de todo, estaba decidido a ver que la economía siguiera siendo considerada como una disciplina fructífera, capaz de aconsejar e influir en la política económica. Su sistema analítico fue concebido para reservar este contacto entre teoría y política económica.

Las doctrinas centrales del valor y de la distribución formuladas por Marshall reflejan esas finalidades. Combinan la utilidad con el costo real subjetivo. Según él las fuerzas que actúan  tras la oferta y la demanda determinan el valor. Hay que concebirlas como las dos hojas de las tijeras: es inútil preguntar cuál de las dos es la que corta. Detrás de la demanda esta la utilidad marginal, reflejada en los precios de demanda de los compradores  (el precio a que se demandaran determinadas cantidades); detrás de la oferta están el esfuerzo y el sacrificio marginal, reflejados en los precios de oferta (los precios a que se producirán determinadas cantidades).

Marshall, distingue entre costo real de la producción y gastos de producción, aunque no siempre se adhiere estrictamente a este ultimo termino, el costo real consiste en la desutilidad del trabajo, junto con el sacrificio que implica proporcionar el capital necesario. Aparte de esta formulación de la relación existente entre la utilidad, la demanda, la desutilidad y el costo, la aportación principal de Marshall al problema del valor y el precio se encuentra en su análisis del equilibrio entre la oferta y demanda. Se basa este análisis en la distinción entre los diferentes periodos de tiempo en que se considera  que actúan las fuerzas que tienden a establecer el equilibrio. Marshall distingue cuatro casos. Primero cuando los valores de mercado igualan la oferta y la demanda, que se supone que es fija. En segundo y tercer lugar, están los valores normales, que pueden referirse a periodos cortos y largos. En la primera categoría concebimos la oferta como la cantidad que puede ser producida al precio dado y con la mano de obra y equipo existentes; en la segunda oferta significa “lo que pude producir una fabrica que a su vez puede ser remunerativamente producida y explotada dentro del mismo tiempo dado”. Se puede ampliar el panorama hasta incluir en él los cambios en los “datos” económicos: población, gustos, técnica, capital y organización; en este caso tendremos presentes los cambios lentos, seculares de los valores normales.

El aparato que emplea Marshall es complicado debido a la finalidad para la cual fue concebido. Al hacer posible la distinción de los diferentes grados de ajuste, puede ampliarse a problemas concretos. Este método de “paso a paso” y de “equilibrio parcial” quizá no era de un tipo diferente del análisis general realizado por Walras, pero estaba destinado a diferentes fines a fines más realistas. Era también un método bien adaptado a la tarea de generalizar las proposiciones de la teoría del valor. El principio de sustitución marginal se convirtió en el principio operante del equilibrio económico. Contribuyo a unir los problemas de la oferta, la demanda y el precio de los factores de la producción y la distribución; y dependía del periodo de tiempo tomada en cuenta el que el descubrimiento del camino hacia el equilibrio comprendiese los factores apropiados a uno o más de ellos.  El equilibrio de periodo largo, aunque  seguía siendo parcial, (en el sentido en que implica una situación de equilibrio entre la industria que se examina y todas las demás), tendía a provocar precios proporcionales a los gastos de producción, en esta situación “las ganancias de cada agente son, por regla general, suficientes solo para compensar a sus tasas marginales la suma total de los esfuerzos y sacrificios requeridos para producirías”: Pero Marshall tuvo cuidado al señalar que aun a plazo largo las ganancias de los factores de la producción no eran idénticas a sus costos reales de producción. Esto solo podía ser así cuando el equilibrio general se hubiera alcanzado, es decir, en el mundo irreal  del “estado estacionario”. Las fuerzas que tendían al equilibrio en el largo plazo pueden concebirse como constantemente tendientes a la situación que implica el concepto de estado estacionario. Pero en el mundo real nunca se llega a esa situación.

Esta forma especial del análisis del equilibrio produjo muchos conceptos que ahorro son de uso general. Los conceptos de “elasticidad de la demanda” y “principio de sustitución” por ejemplo han llegado a ser parte integral de la teoría del cambio. La distinción entre costos “primos” y “complementarios” ha sido una ayuda importante para la teoría de la producción. Pero otros conceptos como “empresa representativa” y “economías internas y externas” han resultado menos útiles de lo que Marshall suponía. Sin embargo contribuyeron para aclarar las condiciones del equilibrio y las expresiones recientes de la teoría de la competencia imperfecta.

Pigou, (1877-1959), discípulo de Marshall, seguidor  de la escuela del bienestar. Llego a afirmar que la ciencia económica estaba mal orientada ya que se ocupaba demasiado por la producción y del intercambio de la riqueza. “El objetivo esencial de la actividad humana debería ser el bienestar”.

Su teoría es la del bienestar económico, es decir un bienestar calculaba él en términos monetarios, su objetivo es buscar las formas de intervención que puedan introduces en una economía de mercado. Pigou ha demostrado que una mala distribución de los ingresos a la inestabilidad del dividendo nacional en el tiempo son obstáculos a la realización de optimo de bienestar económico. El optimo de bienestar es tanto mejor alcanzado cuando los ingresos son mas abundantes, mas constantes e igualmente repartidos. Pigou concluía a favor e una redistribución de ingresos y e una política fiscal audaz, tendiente a la represión de los contrarios del bienestar colectivo. E l método de pigou consiste en el calculo de los costos sociales mediante la adición de los costos directo e indirectos asociados a una unidad de inversión dada, todos ellos valuados a precios de mercado. Pero si los precios de mercado reflejan solo los costos privados, no los costos sociales, este método de valuación no resulta valido.

El método de Pigou solo puede emplearse en el análisis parcial, cuando las divergencias existentes entre los costos privados y los costos sociales inundan toda la economía, no podemos usar precios de mercado como una medida de las satisfacciones.

El meollo de la política económica de Pigou, es la transferencia de la riqueza de los ricos a los pobres, si tal transferencia no disminuye el ingreso nacional, debe aumentar el bienestar. En su máxima obra Economics of Welfare, parece confirmar una de las criticas radicales mas antiguas contra el capitalismo mas competitivo, las elecciones de los consumidores expresadas en los valores de mercado, no reflejan necesariamente la importancia social de los bienes y servicios, hay alguna utilidades y no solo fines deseados que la competencia no produce adecuadamente.

La economía del bienestar es francamente normativa y ligada a aplicaciones practicas, “es la promesa de fruto y no de luz que merece nuestra mayor consideración supone un mundo libre, no libre competencia, en ciertos grados de inmovilidad, indivisibilidad de  imperfecciones del conocimiento que no se encuentran en la concepción paretiana de la competencia perfecta.

Frederich von Wieser (1851-1926), él introdujo él termino de utilidad marginal (Grenznutzen ) en su Ursprung und Hauptgesetze des wirtchaftlichen (1884) , lo más importante por Wieser es su teoría del costo y de la distribución, en su obra aparece el valor como dependiente de la utilidad y del costo; pero en realidad su solución es diferente a la de Marshall, Wieser y tras el todos los demás austríacos no usan el concepto de costo real. Solo la utilidad es la causa del valor; y si la utilidad es concebida en un sentido puramente normal es decir, con preferencia relativa inferida de los actos de elección observados, la desutilidad es meramente una duplicación innecesaria.  Según Wieser la formación del valor es un proceso particular, como Menger piensa que el valor de los bienes de orden superior se deriva del valor de sus productos, este valor se convierte así en el elemento costo. La “Ley del costo “ de Wieser o principio de costo de sustitución, como se le llamo después, viene a ser esto “ dada la cantidad de los factores de la producción, la competencia por su empleo en las diferentes ocupaciones los distribuiría de tal manera, que los valores de sus diferentes productos le permite ganar la misma cantidad total en cualquier ocupación. Esta teoría suponía, en realidad, abandonar la busquedadel costo real.

Otro punto que vale la pena resaltar de Wieser es su doctrina del valor natural, Donde dice que le valor natural es el que existiría en un estado “comunista”, en este debido a la ausencia postulada de egoísmo individual, de errores, de desigualdades, de riqueza y a la presencia de una poderosa finalidad común, el análisis teórico de los actos de elección de un individuo podría aplicarse a la economía de la comunidad en su conjunto. El valor  seria la resultante de la cantidad disponible de mercancías y utilidades. Pero en el mundo real el valor natural no es mas que un el elemento de la formación del precio. La distribución existente del poder adquisitivo, junto con los errores, los fraudes y las coacciones es el otro. El valor natural es un fenómeno absolutamente neutral. Aunque existiera en una economía colectiva, esto no significa que los valores naturales del interés y de la renta, diesen derecho a un ingreso, que lo hagan o no, depende enteramente de la estructura institucional del Estado.

Supone la identidad entre su sistema de valores naturales y la utilidad social llevada al máximo de la filosofía hedonista, la doctrina de Wieser descansa sobre el supuesto común a todas ellas posible de que es posible concebir un valor social subjetivo. Evidentemente este concepto se contradice a si mismo, salvo que se base en supuestos muy especiales relativos a la naturaleza humana y a los resortes de la conducta del hombre.

Eugen von Bohm-Bawerk (1851-1914), la aportación especial de Bohn-Bawerk es su teoría del capital, en 1889 publico su Geschichte und Kritik del Kapitalzinstheorien donde critica con poca generosidad las teorías anteriores, cuatro años mas tarde apareció Positive Theorie des Kapitalzinses, donde expone su propia teoría y da una versión de su teoría general del valor análoga a la contenida en Grundzuge. En al teoría de Bohn-Bawrk colaboraron muchas influencias, la primera fue el deseo de aplicar mas coherentemente la teoría de la utilidad marginal al problema del interés. La segunda proviene de las ultimas teorías neoclásicas inglesas y alemanas sobre la productividad y el fondo de los salarios, la tercer que como incentivo fue la mas importante fue la ansiedad por destruir la influencia que había tenido Marx en Europa, ya que había crecido considerablemente.

La existencia del interés y de su cuantía se explican por tres razones, estas razones combinan factores subjetivos y objetivos, combinación destinada a vender dificultades de la teoría de la abstinencia y, en general las de la teoría subjetiva del costo real.  Parte de la importancia del examen del tiempo en relación con el consumo y la producción. Las dos primeras razones que da son psicológicas y se refieren al consumo, dice que los individuos al tener que elegir entre bienes presentes y futuros, por lo general subestiman los recursos futuros y las necesidades futuras. La esperanza es la causa de lo primero y la falta de imaginación y una voluntad débil  las de lo segundo, peculiaridad de las elecciones que suponen un periodo de tiempo.  Crean un agio que hay que pagar  para que exista una oferta de bienes presentes a cambio de bienes futuros.

El tercer factor es el carácter técnico, afecta ala producción, y explica la existencia de un precio de demanda de bienes presentes en términos de bienes futuros.

Es un hecho de la experiencia que si los factores originales de la producción o sea el trabajo y los recursos naturales han de ser mas productivos de bienes s de consumo tienen que ser usados de una manera cada vez mas indirecta.

La producción por métodos indirectos crea una demanda de capital, se necesitan medios de subsistencia, ya que directamente o en forma monetaria, para mantener a los propietarios de factores durante el tiempo que ha de transcurrir  antes de que pueda disponer de bienes de consumo nuevos y más abundantes. Y la gran productividad de estos métodos “capitalistas”  de producción permite que se ofrezca un precio con el que pueda superarse el descuento de tiempo entre los bienes presentes y los futuros.

Vilfredo Paretto. (1848-1923) empezó interesándose por la aplicación de las matemáticas a la economía, tanto en el sentido en que Cournot había recomendado tal aplicación, como en el uso de las técnicas estadísticas en los estudios empíricos. Este interés atrajo a Walras y fue causa de que eligiese a Paretto para que le sucediese en Lausana, creando definitivamente una escuela de Lausana.

Define un optimo de Paretto, como una posición desde la que resulte imposible mejorar el bienestar de alguien en el sentido de transportarlo a una posición que prefiera “transformando” bienes y servicios mediante el intercambio sin reducir el bienestar de alguna otra persona.

Su definición renuncia a la noción de un optimo social único y estable en su lugar un numero infinito de óptimos no comparables. No es mas que una medida monetaria del excedente del consumidor derivado de un cambio dado. Ahora puede afirrmarse que un cambio que favorezca a algunas personas y perjudique a otras será un mejoramiento unánime del bienestar si los ganadores pueden compensar a los perdedores para que estos acepten el cambio una vez hechos los  pagos de compensación, los ganadores se encuentran en mejor situación y lo perdedores no se encuentran en pero situación.

Sino se compensa a los perdedores algunas proposiciones tales como la que sostiene que el libre comercio mejora la eficiencia de la asignación de recursos, sino también el de la creencia de que las perdidas de los propietarios de las industrias previamente protegidas se verán superadas por las ganancias de los consumidores en general. Si creemos seriamente que no pueden deducirse ningún principio de distribución del ingreso a partir del calculo de la utilidad basado en reglas lógicas.

Podría justificarse tal vez la ausencia del pago de una compensación pero tan conclusión debe basarse en una relación “normativa” a cerca de la distribución del ingreso no en las reglas positivas de la eficiencia de la asignación. De igual modo, no se sigue que debamos aprobar las situaciones que satisfagan al criterio de Paretto una vez que se pague efectivamente la compensación a menos que tengamos otras razones para aprobar la distribución del ingreso prevaleciente antes del cambio.

El valor de la definición del bienestar de Paretto consistió en hacer perfectamente clara la separación entre la eficacia y la equidad, pero Paretto continuo creyendo que solo podían formularse pronunciamientos validos a cerca de la política económica si se basaban en las consideraciones de la eficiencia.

PARTE II. APORTACIONES A LA TEORÍA ECONÓMICA

  • Jules Dupoit: determino la utilidad marginal, Utilizo y construyo la curva de demanda, donde la curva de la utilidad marginal, era igual a la demanda y la expresa como y= f(x) o sea como una función, donde la cantidad esta en función del precio. Hablo que había un excedente del productor y del consumidor. Estudio el monopolio ferroviario.
  • Cournot, desarrollo la ley de demanda de demanda, donde descubrió que esta en función del precio. Tuvo la expresión formal de las matemáticas para la conceptualizacion, desarrolla la curva de demanda y el modelo de monopolio, analiza la maximización de los dueños, y dejo a la luz el principio marginal. Explica la curva de demanda como una función continua, cuyo incremento marginal se balancea en un equilibrio estable con el incremento correspondiente a su costo. Determino que la curva tiene pendiente negativa y esta en función del precio. Estudio como caso especial al monopolio.
  • Gossen, dio el principio de la utilidad marginal decreciente, y condiciones para maximizar la utilidad, desarrollo una ley de la renta, dos leyes que hablan a cerca del desarrollo humano.
  • Jevons, dijo que las matemáticas van a darle un sentido más formal a la ciencia económica su mayor aportación fue la del valor utilitaria y la ecuación del intercambio.
  • Walras, sin duda su más grande aportación fue la de el análisis del equilibrio general, y la de la introducción de las matemáticas en forma sistemática.
  • Menger, tuvo aportaciones a la teoría subjetiva del valor, el análisis de los diferentes tipos de bienes, e hizo estudios a cerca de la equimarginalidad, desarrolla una teoría de intercambio introduciendo el costo de oportunidad.
  • Marshall, Sin duda su aportación más grande fue la del análisis del equilibrio parcial, además de formalizar a la economía como una ciencia, identifica el largo y el corto plazo, definiendo a la elasticidad, propuso tratar al tiempo, desarrollo los principios del equilibrio competitivo, identifica la cuasi renta y costos de factores.
  • Pigou, propugno por una intervención estatal en la distribución de la renta, defendía la teoría del bienestar, y en una época de crisis la reducción de los salarios favorece a la acumulación de capital y de fuerza a la inversión, estudio el monopolio.
  • Wieser, teoría del costo y de la distribución, el valor como dependiente de la  utilidad y del costo; la ley del costo y su doctrina del valor natural, Donde dice que le valor natural es el que existiría en un estado “comunista”.
  • Bohn-Bawerk, tuvo el deseo de aplicar mas coherentemente la teoría de la utilidad marginal al problema del interés. Critico fuertemente a Marx y a teorías anteriores, expone su propia teoría y da una versión de su teoría general del valor.
  • Paretto, Define un optimo de Paretto, como una posición desde la que resulte imposible mejorar el bienestar de alguien en el sentido de transportarlo a una posición que prefiera “transformando” bienes y servicios mediante el intercambio sin reducir el bienestar de alguna otra persona.

PARTE III. RELACIONAR EL CONCEPTO DE DERIVADA Y EL MARGINALISMO DAR EJEMPLOS.

LA TEORÍA DEL CAPITAL DE JEVONS

Jevons, hizo depender la productividad del capital solo del tiempo: la inversión es una cantidad de dos dimensiones, la cantidad de la inversión y el periodo en el que se invierta dicha cantidad. Enuncio en efecto la proposición que s encuentra e la base de la teoría austríaca del capital: un aumento del capital equivale a un alargamiento del periodo de la inversión, como demostró Jevons, la tasa de interés depende de la razón del incremento del producto al incremento del capital. Sea  F(t) la función producción, donde aparece el producto de cierta cantidad de trabajo como una función monotonicamente  creciente de t.  Para t + t, el producto total es igual a F ( t + t), y el producto marginal es igual a F(t + t) – F(t). Cuando extendemos el tiempo de producción t sostiene Jevons, permitimos que el producto F(t), que podríamos haber recibido al final del tiempo t, permanezca invertido durante el periodo adicional t. Por lo tanto, el aumento del capital en este caso = t  · F(t) . Dividiendo el incremento del producto por la cantidad de inversión adicional, obtendremos el producto marginal del capital:

En el caso continuo, de esta razón determina la tasa instantánea del interés.

Por lo tanto, la tasa de interés es igual a “ la tasa de incremento del producto dividida por el total del producto”.

Esta es claramente una teoría del interés basada en la productividad marginal, aunque demasiado simplificada.

LA TEORÍA DEL CAMBIO

Con el auxilio de la ley de la utilidad marginal es creciente, Jevons paso a ocuparse de la “ ecuación el cambio” ; en equilibrio, la razones de los incrementos de los bienes consumidos deben ser iguales a las razones de las intensidades de los últimos deseos satisfechos o, como dijo Jevons es, a los grados finales de la utilidad; y las razones en que se intercambian los dos bienes deben ser inversamente proporcionales a los grados finales de la utilidad.

Con un ligero cambio de nomenclatura, esta “ ecuación del cambio “ se convierte en la conocida condición del libro de texto moderno para el equilibrio del consumidor: la proporcionalidad de las utilidades marginales a los precios relativos. En la terminología de Jevons, sea que a y b representen las cantidades de los dos bienes poseídos inicialmente por dos individuos; sean x y y las cantidades efectivamente intercambiadas y sean ylos grados finales de la utilidad de las partes respectivas.  Entonces:

Para el primer individuo, por ejemplo, la utilidad marginal de (a – x) bienes que le quedan después del intercambio o la utilidad marginal de la x bienes entregados- en relación con al utilidad marginal de y bienes adquiridos a cambio es inversamente proporcional a las razones del intercambio de los bienes. Cuanto mayor sea la importancia adscrita a un bien, menor será la cantidad de ese bien que cualquier individuo estará dispuesto a ofrecer a cambio de alguna otro a cosa; la utilidad marginal esta inversamente relacionada con al cantidad de los bienes poseídos y por lo tanto, por los bienes entregados en l intercambio. Para convertir la expresión de Jevons a la formula moderna de la asignación del consumidor, vemos a cualquiera de los individuos observamos que una asignación de gastos de equilibrio implica que :

LA TEORÍA DE LA PRODUCTIVIDAD MARGINAL DE THUNEN

En todos sus escritos, Thunen explico invariablemente el principio de que todas las formas del gasto deben llevarse hasta el punto en que el producto de la ultima unidad sea iguala su costo: el producto total sé maximizar solo cuando los recursos se asignan por el principio de la igualdad marginal. Una inversión simplificada de su doctrina del (salario natural) ilustra su procedimiento y nos provee al mismo tiempo un ejemplo, el primero de su clase, del uso del calculo diferencial para resolver un problema de maximización.

Consideremos un estado aislado donde toda la tierra tenga la misma fecundidad. En su limite exterior, la renta de la tierra es cero de modo que todo el producto de las tierras situadas en esta franja exterior se divide entre los trabajadores y los dueños del capital. Los trabajadores que cultivan los predios existentes están en libertad de abandonar sus empleos actuales para cultivar nuevas tierras; los salarios de tales trabajadores superan sus necesidades de subsistencia; y los salarios constituyen el único gasto de la producción. En virtud de que todos los trabajadores que posean capital suficiente  están en libertad para pasar del status de trabajador contratado al status de producto de capital, los salarios de los precios antiguos deben ser iguales a los que el trabajador y su capital pueden ganar cultivando tierras nuevas. Utilizando los símbolos del propio Thunen sea que p represente el producto anual que puede obtener una familia con el trabajo de un año ayudado por el capital; w es la nomina anual de salarios; por lo tanto, los beneficios totales, y= p – w; y la tasa de beneficio o interés  z= (p- w) / w.  Todas las variables se miden en términos del trigo. El salario necesario en la frontera del estado aislado es entonces w+ zw=p. Los trabajadores gastan  a por año en los medios de subsistencia, invirtiendo el resto, y= w – a , a la tasa de beneficio corriente. Thunen supone que conviene a los trabajadores productores de capital quienes invierten sus ganancias excedentes, y a los trabajadores contratados, quienes prestan sus ganancias excedentes, que el valor de w sea tal que maximice, no el total de su ingreso anual, como seria de esperarse, sino en el ingreso zy que cada uno puede ganar invirtiendo el excedente de un año.

Invirtiendo y= w – a a la tas de beneficio z, los trabajadores ganaran:

Tratando p y a como constantes, maximizamos esta expresión respecto a w igualando a cero la primera derivada.

Por lo tanto,

De igual modo, si z=(p – w) / w y  y= w – a  o w= a + y, entonces,

Por lo tanto, el excedente anual del trabajador y se hace igual a

y el ingreso que recibe el trabajador por invertir su excedente anual

Para encontrar la tasa de beneficio a la que este ingreso llega a un máximo, Thunen iguala a cero la primera derivada de la expresión yz respecto a z igual a cero y despeja

o sea,

1 + z= p/ a

y

si sustituimos este valor de z en la ecuación de los salarios,

Que concuerda con el valor maximizador de los salarios que obtuvimos antes. El salario que maximizaría el ingreso obtenido por el trabajador de su inversión es  ap

la mediada geométrica entre las necesidades de subsistencia y el producto anula medio de una familia trabajadora. Este “salario natural” no lo establece el mercado si no la autodeterminación voluntaria de los trabajadores que están tratando de maximizar el excedente y disponible para la acumulación de capital.

Este argumento no puede tomarse en serio. Es un modelo e la producción capitalista que trata el gasto de subsistencia como si estuviera sujeto a una medición precisa. Dado que a no tiene un significado definido, tampoco lo tiene   ap   además la productividad marginal el trabajo, que Thunen definió correctamente en otra parte como la razón existente entre un aumento infinitesimal de la producción y un aumento infinitesimal del trabajo que lo origina, ni siquiera interviene en su ecuación básica del “salario natural”. Además no hay razón para creer que los trabajadores productores de capital desearían maximizar la expresión algebraica yz, el ingreso obtenido por la inversión del excedente de los salarios de un año, en lugar de maximizar el ingreso total generado por el capital y la mano de obra que ya poseen. Sin embargo, el desarrollo rudimentario del concepto de la productividad marginal  a manos de Thunen, aplicado a los salarios y al ingreso generado por el capital, su uso de calculo diferencial y del razonamiento marginal para proveer soluciones de equilibrio de variables económicas y su enunciación general el principio de las proporciones variables, lo convierten en el primer economista verdaderamente moderno.

BIBLIOGRAFIA

  • TEORIA EOCNOMICA EN RETROSPECCION AUTOR: MARK BLAUG EDITORIAL: FONDE DECULTURA EOCNOMICA P.P. 391-406
  • HISTORIA DE LAS DOCTRINAS ECONOMICAS AUTOR: ERIC ROLL P.P 341-373

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Díaz de León Gómez Jessica Claudia. (2001, enero 1). El marginalismo en la teoría económica. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/el-marginalismo-en-la-teoria-economica/
Díaz de León Gómez, Jessica Claudia. "El marginalismo en la teoría económica". GestioPolis. 1 enero 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/el-marginalismo-en-la-teoria-economica/>.
Díaz de León Gómez, Jessica Claudia. "El marginalismo en la teoría económica". GestioPolis. enero 1, 2001. Consultado el 19 de Noviembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/el-marginalismo-en-la-teoria-economica/.
Díaz de León Gómez, Jessica Claudia. El marginalismo en la teoría económica [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/el-marginalismo-en-la-teoria-economica/> [Citado el 19 de Noviembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de summerskyephotography en Flickr
DACJ