Sociedad del conocimiento y cambio de la cultura organizacional para el progreso

“El objetivo esencial de todos nuestros esfuerzos es el desarrollo del hombre”. Jean Monnet

Hay una vieja canción que dice: “Alma, corazón y vida. Estas tres cosas te ofrezco: alma para comprenderte, corazón para quererte y vida para vivirla junto a ti”. Bonito, ¿Verdad? Y digo que muy actual en la era incierta que nos toca vivir, creo que la cultura iberoamericana tiene algo de supercultural en la “Era del afecto”, de calor humano, mezcla de lo íbero y lo indio que es lo hispano.

Sin embargo, ahora, ¿Cuántas veces ha empleado estos términos el director ó directora con sus subordinados, ó con el sindicalista de turno en una relación laboral ordinaria?. No se dan cuenta que están metidos ambos en el mismo saco que estamos en el mismo barco, que necesariamente tienen los mismos objetivos: que la empresa salga adelante, porque es el pan nuestro de cada día, para todos.

¿Cuántas veces se lo ha dicho a su hijo?; ¿Cuántas veces se lo ha dicho a su alumno?; ¿Cuántas veces se lo ha dicho a su cliente?

A ver si al final lo que nuestra Sociedad necesita es amor, como decía aquel programa de T.V.

Analicemos las tres palabras

Alma para conquistarte. Imaginación, constancia, buenos deseos al otro, oportunidad, sentimientos. Alma de equipo, alma de “Distrito Industrial”, alma de territorio, estar contento con nuestra alma, con nuestra idiosincrasia, con nuestros orígenes, con nuestra identidad y amablemente presentarla, ofrecerla. Alma para conquistarte sin que prevalezca el yo sobre el tu , para que tu seas la verdadera estrella y seas más tu, (cliente, empleado ó asociado).

Corazón para quererte. Pasión por el cliente, pasión por los trabajadores. ¿Qué función tiene la empresa? Dar un servicio a la sociedad, a las personas. Somos servidores. El corazón, el amor es desear lo mejor al amado. Los dirigentes deben de poner corazón en todas sus acciones para todos los “grupos de interés” que son afectados por su organización. Los “stakeholders” son el objeto de nuestro afecto y de nuestro amor. Un cliente, un colaborador, un proveedor que se nos va es un desamor al que debemos encontrar una justificación y una razón debido a nuestra pasión por él.

Vida para vivirla junto a ti. Los chinos, en sus negociaciones (siempre largas), cuando estas están en su final, de su bolsillo sacan una cajetilla del tabaco más popular allí que se llaman “Long Life” y te dicen: “esperamos que nuestra colaboración tenga larga vida, como dice este paquete de cigarrillos “.

Verdaderamente esta vieja Canción ¿Romántica? nos puede dar pautas de conducta en nuestras organizaciones, si analizamos el fondo del significado de sus palabras y recordamos que debemos hacer el camino de las “cosas” a las personas.

Cambio de paradigma

Cuando la empresa ó ser empresario es correlativo y se asocia sólo a hacer dinero y está este concepto interiorizado en el común de la Sociedad, sólo mueve a aquellas personas que su meta es ser ricos. Además la Sociedad lo percibe como eso y en nuestra auténtica memoria histórica, es decir la de los genes, está lo malo que puede ser, ser ricos.

Si consideramos a la empresa como un “servicio social” y el empresario se considera y lo consideramos como un “servidor público” generador de empleo, generador de riqueza; este hecho, cambia el sentido de empresa pues es un servicio. La Sociedad percibe esto y ve que el empresario es un “bien social” y protege, anima, respeta y quiere al que de su seno elige el camino de ser empresario.

¿No se ha fijado que ningún alcalde propone hacer una calle a un empresario? Las hay de toreros, profesiones liberales, curas, políticos y militares, hasta folclóricas pero no existe la de “Esteve, empresario, ¿por qué será?

Organizaciones que aprenden

En esta época de equilibrio inestable, de cambio de paradigmas y de globalización, nuestras Pymes “tienen que ir a la escuela” tienen que aprender.

Las organizaciones grandes ya tienen sus cauces de “des-aprendizaje” (que es mucho) y aprendizaje. Incluso cuarteando y haciendo pequeñas organizaciones de su primitivo ser de, gran en algunos casos grandiosa, empresa.

En el territorio de Alicante estas serán las palabras clave:

  • Aprendizaje
  • Cooperación

Los “Distritos Industriales” marsalianos pueden ser el “caldo de cultivo” donde nuestras pequeñas y microempresas puedan desarrollarse mejor pues el grupo, el equipo, les puede dar ventajas competitivas que están fuera de cada organización y son capitales ocultos y muchas veces intangibles que en la mayoría de nuestro territorio están por descubrir.

Conclusiones

En esta nueva Sociedad que aparece, “Sociedad del Conocimiento”, “cambio” es la palabra. Debemos premiar el esfuerzo y difundir las ganas de ser y hacer de los más jóvenes.

En lo que se refiere a la Reindustrialización del territorio de Alicante creo que es absolutamente necesario ahora. Ahora hay capitales financieros, es el momento de volver a la industria.

Es necesario un apoyo a los empresarios que emprende por parte de todos, serán los que creen riqueza y puestos de trabajo.

Aprendizaje colectivo y cooperación basada en la confianza, son avales de éxito Integración y participación del trabajador que se implique en su organización.

Como se aprecia un “cambio de cultura de la empresa” en sí misma y en su percepción por toda nuestra sociedad.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Casado Bergasa Fernando. (2008, mayo 20). Sociedad del conocimiento y cambio de la cultura organizacional para el progreso. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/sociedad-conocimiento-cambio-cultura-organizacional-progreso/
Casado Bergasa, Fernando. "Sociedad del conocimiento y cambio de la cultura organizacional para el progreso". GestioPolis. 20 mayo 2008. Web. <https://www.gestiopolis.com/sociedad-conocimiento-cambio-cultura-organizacional-progreso/>.
Casado Bergasa, Fernando. "Sociedad del conocimiento y cambio de la cultura organizacional para el progreso". GestioPolis. mayo 20, 2008. Consultado el 20 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/sociedad-conocimiento-cambio-cultura-organizacional-progreso/.
Casado Bergasa, Fernando. Sociedad del conocimiento y cambio de la cultura organizacional para el progreso [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/sociedad-conocimiento-cambio-cultura-organizacional-progreso/> [Citado el 20 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de parksy en Flickr
DACJ