Los errores comunes del administrador. Parte I

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

OTROS CONCEPTOS ADMINISTRACIÓN 

04-2006

El administrador como persona que es, está sujeto a errores en su conducta, comportamiento, conllevándolo muchas veces a situaciones embarazosas que debe enfrentar y solucionar.

En estos escritos que se han dividido en dos partes, nos adentramos en el análisis de algunos de esos errores, alcances, repercusiones e indicaciones de cómo evitarlos, corregirlos .

CAUSAS, ALCANCES, REPERCUSIONES

No nos debe sorprender, que en varias oportunidades, algunas personas muy proactivas de la vida nacional, han expuesto algunas críticas sobre la deficiencia de la gestión en la Administración pública en el país, muchas veces, debido a la ineficiencia, mala dirección de quienes están encargados de lograr resultados positivos, desarrollo, productividad.

A ello se agrega además, que constantemente se hacen denuncias sobre la viciada y constante manifestación de la corrupción administrativa, en donde claramente se da una ausencia de valores, de justicia social, de legalidad, afectando seriamente la credibilidad, responsabilidad, compromiso de la Administración Pública y en algunos casos a la Administración Privada.

En este escrito, pretendemos analizar algunos errores fundamentales que cometen un buen número de gerentes y supervisores en las organizaciones. Desde luego, estamos concientes, que Venezuela afronta en el presente una gran inestabilidad política, que ha incidido significativamente en lo económico, afectando seriamente la calidad de vida del venezolano.
[http://www.gestiopolis.com/estilos/primer-scroll.htm]
Desde luego, en este escenario de incertidumbre, de riesgo, las empresas no pueden ignorar esta realidad, especialmente sus ejecutivos, los que juegan un rol determinante en el presente, en donde debe darse una atmósfera racional que sepa interpretar, afrontar los cambios, con los conocimientos administrativos necesarios que garanticen competitividad.

Debe la gerencia estar plenamente capacitada con el lenguaje moderno de la ciencia administrativa, interpretar los requerimientos de su escenario, saber aplicarlos y garantizar un uso correcto de los recursos que integran a la empresa.

Hoy más que nunca, la gerencia debe estar plenamente idenficada con el alcance, repercusiones que genera su gestión, conducción, interpretación y manejo de las ciencia Administrativa, saber usar eficientemente las herramientas, conocimientos que nos lega el comportamiento organizacional, evitar seguir complicándose en problemas emocionales y humanos dañinos, que obstaculizan la supervivencia y productividad e las empresas para las cuales trabajan.

Dentro de los principales errores que se ven involucrado los ejecutivos venezolanos, se pueden señalar: ENVIDIA.

Este tipo de administrador envidioso, lo encontramos con frecuencia y es negativo para la buena marcha de la organización, porque debilita a la empresa, cuando evita y trata de reconocer a los individuos que tienen talento, creatividad, carismas y grandes posibilidades.

Muchas veces, haciendo abuso de la autoridad formal, coartan a esos subalternos audaces y le hacen la vida imposible, oprimiéndoles, evitando a toda costa que no figuren.

Se les olvida a este tipo de ejecutivo, que al evitar el desarrollo y no reconocer las capacidades brillantes de sus subalternos, lo que hace es saturar su empresa o su departamento, con personas que son menos competentes que él, aspecto que se da mucho en nuestras empresas.

El Dr. Loran Baxter, psicólogo industrial, al respecto señala: algunos gerentes tienden a emplear personas inferiores a ellos; muchos lo hacen en forma subconsciente. Discurren que si emplean personal altamente competente, no podrán retenerlo. Generalmente, la verdadera razón es, que el ejecutivo ve a las personas más competente como amenaza a su propia seguridad y envidia su talento.

Por su parte, el Dr. Braddshaw , esta en lo cierto cuando destaca: la envidia se desarrolla en parte por el individualismo existente en nuestra sociedad, por la competencia y medición de logros.

Todo esto se acentúa primero en la escuela y luego en el trabajo. Alguien con autoridad puede rechazar una idea y luego presentarla como propia .

Muchas son las veces que uno ha sufrido la experiencia de los envidiosos y de los ataques que estos le hacen, tratando de evitar a toda costa que sus ideas, planes, creatividad y mejoras logren sus objetivos, no permitir que demuestren que es mejor que el resto, y entonces empiezan a hacerle la vida imposible a fin de que se adapte o renuncie.

Antes tal hecho, cabe la pregunta

¿Cuál sería el antónimo?, el Dr.Josepoh Kieger , consultor de alta gerencia, destaca “ que el ejecutivo que siente el impulso de ser envidioso, debería analizar el encanto de la persona quien envidia y estudiar los problemas , dificultades y presione de esa persona.

Definitivamente, la envidia es un mal grande en nuestras organizaciones, hasta el extremo que origina grandes roscas, pandillas, séquitos, en las instituciones sean públicas o privadas.

Muchas veces, no vale ser un buen profesional ante estos grupos, ni proporcionar excelentes ideas, porque tenga seguro, que si no goza del respaldo de niveles superiores, de algún partido político, de algún padrino, se encontrará solo entre sus compañeros, hasta que logran expulsarlos o que decida irse.

ARROGANCIA, es otro gran error que comete el ejecutivo, justamente, con esta envestidura encontramos a muchos gerentes.

Con la arrogancia, son muchos los ejecutivos, que provocan una gran pugna innecesaria a veces hasta por motivos infundados.

Desafortunadamente, los ejecutivos raras veces, reconocen la necesidad de mejorarse a sí mismos, A estos gerentes y a veces entre los profesores se les olvida, practicar la humildad ,confirmando lo que nos indica el Dr. Bradshaw, que a menudo, mientras más espesa es la alfombra que cubre el piso, menos es la humildad. Se da en ello, lo que el denomina como el complejo de Moisés, ya que Moisés perdió su humildad innata, cuando Dios le otorgó más poder.

Los ejecutivos cuando son arrogantes, se tornan insensibles y afectan a lo que están por debajo de él, cierran el camino a las nuevas ideas y luego, se lamentan de que su gerente no tiene iniciativa.

Muchas veces esta arrogancia es producto de la inseguridad y de algún estatus que muchos han creado al pertenecer a un grupo que se consideran significativos en alguna organización, pero que a la larga, se descubre que detrás de esa investidura no hay nadie con conocimientos y valores morales propios de los que son brillantes.

Es conveniente que estos ejecutivos, todo lo contrario, con el uso de herramientas modernas del comportamiento organizacional, provoquen un clima gerencial en donde participen democráticamente todos los subalternos y les pida sugestiones sobre como él podría ser un mejor administrador y así ser más productivo y por ende más eficaz.

Sugerimos cuidarse de este mal que se apodera con mucha cautela y que día a día socava la personalidad en forma gradual y sin aviso.

Obsérvese y sorpréndase en su actuación. No permita que el orgullo se le convierta en un vicio (Continuará…)

    Siguiente
 

[http://www.gestiopolis.com/estilos/cierre-lectura.htm]

Ing. Carlos Mora Vanegas - cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve   camv12arrobahotmail.com 

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

[http://www.gestiopolis.com/estilos/fondo-contenidos.htm]

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.