Trabajo, felicidad y orgullo en la empresa

 El miedo, la angustia son enemigos de la felicidad o la limitan, las buenas relaciones ayudan a conseguir ser feliz”

Ignacio Alvarez de Mon.- Profesor de Comportamiento Organizacional Especializado en el ámbito de la dirección de personas

Así como la trilogía: motivación, compromiso e innovación,  cuando están  relacionados al ambiente laboral o a un trabajo en equipo, son muy valiosos como para que algún gerente o líder las ignore, existen otras tres palabras con significados muy valiosos, tan valiosos que cuando están instaladas o  presentes en una institución, seguro estaremos hablando de una empresa o institución,  que  estará considerada entre las diez mejores  de su  región o país.

En un artículo anterior  refería  que la motivación genera compromiso con la empresa y como consecuencia de ese compromiso, existen más ideas creativas e innovadoras  aportadas por los trabajadores. Ahora quiero referirme a otras tres  palabras y su significado, que al relacionarse entre ellas van a generar una gran ventaja con referencia a  otras empresas de su ámbito, se debe trabajar  en la  forma de articular estos tres conceptos:

Trabajo: ocupación retribuida.

Felicidad: estado de grata satisfacción, espiritual y física.

Orgullo: exceso de estimación propia que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas.

Cierto es que hay personas que casi siempre están felices y  es porque  tienen mucha influencia del factor genético; otro factor es que el hombre le dé sentido a su vida,  (Viktor Frank- “El Hombre en Busca de Sentido”) pero hay formas de mejorar la felicidad y una de ellas es hacer que disfruten de su trabajo y para lograrlo  tiene mucho que ver el conocimiento de gestión de personal,  de los que dirigen la empresa; más importante que el salario económico, es el salario emocional.

Para el investigador y consultor en mejora de la calidad de vida y el rendimiento, Jorge Yamamoto, la felicidad está directamente relacionada con la productividad en las empresas. Y va más allá: propone al bienestar como modelo de responsabilidad social sostenible. Otros autores que también han escrito al respecto manifiestan lo siguiente:

“Hemos hecho estudios que indican que cuando se aumenta la satisfacción de vida de un trabajador, este se vuelve más productivo en un 10% en promedio. Entonces, es un buen negocio para todos, porque el trabajador se vuelve más feliz y la empresa más productiva.

Las personas felices son más creativas, resuelven problemas más rápidamente y de mejor  manera.  En otras palabras, cuando la gente se siente mejor, se desempeña mejor. Puesto en estos términos, la cuenta es simple: si contar con colaboradores más felices le permite a las compañías ser más productivas, entonces invertir en la felicidad de sus colaboradores es un buen negocio para ellas.”

Martyn Newman, consultor en psicología de Randstad en Australia

“…una actitud positiva, el establecimiento de metas, involucrarnos en cada una de nuestras acciones, mantener buenas relaciones con los demás y vivir de acuerdo al sentido que hemos encontrado de la vida, son valores que deben ser cultivados en los empleados a través de dinámicas y reuniones que los lleven a adquirir, poco a poco, la felicidad en el ambiente laboral.”

Ignacio Alvarez de Mon.

A esos gerentes llenos de soberbia, que solo están acostumbrados a dar órdenes y que ejercen en todo momento una gerencia vertical tratando de demostrar su poder, habrá que explicarles en que consiste el salario emocional :  no significa hacer poesías o canciones para los trabajadores; no se preocupen, no tendrán que matricularse a estudiar poesía, ni composición musical, pero sí creo que deben interesarse en aprender principios de Psicología Social y de manejo de personal, el salario emocional está constituido  por actitudes que  harán que el personal se sienta valorado y protagonista del éxito de la empresa y no solo responsable de los errores o fallas por  la aplicación de procesos inseguros, que no fueron diseñados ni implementados por ellos,  pero de los que se les responsabiliza, no  olviden,  son seres humanos con necesidades de reconocimiento, el reconocimiento es la palanca más importante para el logro del compromiso del trabajador para con la empresa. Creo también necesario también hacerles saber en qué consiste el efecto Pigmalión, a diferencia de lo quizás pensaban, Pigmalión no es uno de los enanos del cuento de Blanca Nieves, sino un  personaje mitológico, un escultor, hizo la escultura de una mujer a la que llamo Galatea de la que se enamoró y la trataba como un ser humano, logrando que los dioses se conmovieran por su amor y dieran vida a Galatea transformándola en un ser humano. Efecto Pigmalión: trata a las personas como quieres  que sean. Lastimosamente existen algunas empresas, felizmente muy pocas,  en la que los gerentes tratan a sus colaboradores como delincuentes, sin la  previa y necesaria  investigación por los órganos de control correspondientes, se les responsabilizan por las fallas en la aplicación de un proceso inseguro, implementado sin un estudio  apropiado de la gerencia de riesgos y solo pensando en la rentabilidad que podría producir, hasta ahora a pesar del cargo, no entienden que,  a mayor rentabilidad mayor riesgo. Solo les interesa ser una empresa muy rentable o la más rentable del país, sin importar el riesgo al que pueden exponer    la imagen de la institución. ¿Será necesario explicarles a estos gerentes a que se refiere la Tercera Ley de Newton? ,  o mejor solo les recordamos el adagio “siembra vientos y cosecharas tempestades” o quizás “se cosecha lo que se siembra”.

Los gerentes por conservar su cargo no deben  actuar dejándose gobernar por su cerebro reptiliano, que es la parte del cerebro menos evolucionada, que se encarga de la supervivencia, sin importar el costo o daño que se haga a otras personas o a la institución, dejando de lado la parte racional o neo cortex y el límbico que gobierna la parte emocional. Gerenciar o gestionar a través de miedo es muy fácil y solo las personas que adolecen de miopía gerencial lo aplican pensando solo en el corto plazo, Recuerden que el temor paraliza a las personas.

“La gestión a través del miedo ha sido muy común  en las empresas, pues se ha asumido como una herramienta eficaz y económica para garantizar que las personas hagan bien su trabajo. Sin embargo  aunque la implementación de este modelo de administración puede ser bastante fácil y permite alcanzar beneficios a corto plazo, difícilmente se ajusta a las necesidades de los mercados competitivos de la actualidad, en los que no existe fidelidad ciega por parte de los clientes y cada empresa debe ser creativa y dinámica para captarlos y conservarlos. El automatismo de unos empleados regidos por el terror ofrecerá grandes obstáculos para permitir que la creatividad y el dinamismo afloren.”(1)

“Y cuanto mayor sea el temor de la gente a perder su empleo, más bajas serán las cuentas de resultados.”(1)

(1)Del libro NO MIEDO de Pilar Jericó.

Ya hemos hablado del Trabajo, y de la Felicidad, ahora enfoquémonos en  lo que deseamos saber del Orgullo, y me refiero al orgullo que puede sentir un trabajador o colaborador por ser parte del éxito de una empresa, que por ejemplo,  es la más rentable del país; pero ese orgullo no se va a dar , si se logró tanta rentabilidad  a costa del  buen nombre de los colaboradores o del nombre de la empresa, no se puede aspirar a ser la Top Teen en rentabilidad sacrificando prestigio como empresa y deteriorando la marca personal de cada uno de sus colaboradores, que por ser la parte más débil , fueron sacrificados en aras de que los Gerentes logren resultados positivos en el corto plazo, los  que no serán duraderos por haber descuidado y sacrificado su activo más valioso, teniendo colaboradores temerosos, resentidos y por supuesto sin compromiso, ni identificación con la institución, gerentes que actuaron de esa forma solo para conservar   sus cargos; aún sin saber lo que es gestión de personal , pues careceren de principios ,  valores y deterioran completamente el clima laboral, sin tener en cuenta la cultura organizacional de la institución.

Un buen gerente tiene en cuenta que ahora la felicidad es un indicador para medir la productividad. Que mientras el temor puede llegar a paralizar a las personas, la felicidad las vuelve más productivas.

Nadie puede identificarse y  estar orgulloso de trabajar en una institución que le provoca temor y no felicidad.

Francisco José Miraval Tapia

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Miraval Tapia Francisco José. (2017, agosto 10). Trabajo, felicidad y orgullo en la empresa. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/trabajo-felicidad-y-orgullo-en-la-empresa/
Miraval Tapia, Francisco José. "Trabajo, felicidad y orgullo en la empresa". GestioPolis. 10 agosto 2017. Web. <https://www.gestiopolis.com/trabajo-felicidad-y-orgullo-en-la-empresa/>.
Miraval Tapia, Francisco José. "Trabajo, felicidad y orgullo en la empresa". GestioPolis. agosto 10, 2017. Consultado el 15 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/trabajo-felicidad-y-orgullo-en-la-empresa/.
Miraval Tapia, Francisco José. Trabajo, felicidad y orgullo en la empresa [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/trabajo-felicidad-y-orgullo-en-la-empresa/> [Citado el 15 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 149902454@N08 en Flickr
DACJ