Principios de la administración científica, Taylor y Ford

Podemos ver y comprobar fácilmente el derroche de las cosas materiales. Pero los movimientos torpes, ineficientes o mal dirigidos de los hombres no dejan nada visible o tangible detrás de ellos… Frederick Winslow Taylor, “Principios de la Administración Científica” Aparte de la introducción.

En el presente artículo se esbozan los principios de la administración científica de Taylor y se hace una breve introducción al fordismo.

Principios del taylorismo

Frederick Winslow Taylor es considerado uno de los primeros pensadores de la administración gerencial. Con su obra “Principios de la administración científica”, da los primeros pasos del pensamiento administrativo y hoy su legado es considerado como fundamental y una referencia obligatoria para cualquier gerente ya que a pesar del tiempo, sus apreciaciones resultan de gran actualidad.

El gran aporte de Taylor fue el haber propuesto desarrollar una ciencia del trabajo y una Administración Científica a partir de los siguientes principios:

  1. Organización del Trabajo
  2. Selección y entrenamiento del trabajador
  3. Cooperación y remuneración por rendimiento individual
  4. Responsabilidad y especialización de los directivos en la planeación del trabajo.

1. Organización Científica del Trabajo

Este criterio se refiere a las actividades que deben utilizar los administradores para remplazar los métodos de trabajo ineficientes y evitar la simulación del trabajo, teniendo en cuenta. (tiempos, demoras, movimientos, operaciones responsables y herramientas.

2. Selección y entrenamiento del trabajador

La idea es ubicar al personal adecuado a su trabajo correspondiente según sus capacidades, propiciando una mejora del bienestar del trabajador.

Cuando el trabajo se analiza metódicamente, la administración debe precisar los requisitos mínimos de trabajo para un desempeño eficiente del cargo, escogiendo siempre al personal más capacitado.

3. Cooperación entre directivos y operarios

La idea es que los intereses del obrero sean los mismos del empleador, para lograr esto se propone una remuneración por eficiencia o por unidad de producto, de tal manera que el trabajador que produzca más, gane más y evite la simulación del trabajo.

Taylor propone varios mecanismos para lograr dicha cooperación:

  • Remuneración por unidad de trabajo.
  • Una estructura de jefes o (capataces) que debido a su mayor conocimiento puedan coordinar la labor de la empresa y puedan colaborar e instruir a sus subordinados. Para Taylor debían existir varias tareas para los diferentes jefes funcionales: Jefe de programación, de tiempos y costos, de mantenimiento de asignación de material, de instrucciones de producción de control de calidad, de desarrollo de trabajo y de relaciones de personal.
  • División del trabajo entre directivos y operarios:

4. Responsabilidad y especialización de los directivos en la planeación del trabajo

Los gerentes se responsabilizan de la planeación, del trabajo mental, y los operarios del trabajo manual, generando una división del trabajo más acentuada y mayor eficiencia.


A través del siguiente video, de Educatina, podrás apreciar los principales aportes de Taylor al pensamiento administrativo.

El fordismo

Dados los principios de Taylor, hablaremos un poco de lo que fue el fordismo: El fordismo se puede considerar como una etapa del capitalismo moderno que abarca desde la década de 1940 hasta la década de 1970, la denominada edad dorada del capitalismo, caracterizada por la existencia de empresas de producción a gran escala, con métodos de producción Tayloristas, una alta división del trabajo y el crecimiento de los créditos al consumo.

Línea de ensamble del Modelo T de Ford
Línea de ensamble del Modelo T de Ford – Foto: The Henry Ford

Los métodos de producción Fordistas fueron aplicados por primera vez en la compañía Ford Motor, en Detroit, en 1913 bajo la dirección de Henry Ford, y se generalizaron con toda rapidez al resto de las industrias. La definición en sentido estricto del fordismo se ha ampliado para abarcar una serie de aspectos que permitieron que el capitalismo tuviera un comportamiento estable durante esta etapa; estas normas no sólo tratan de la organización de los procesos productivos (sobre todo de la organización del factor trabajo), sino que también analizan los objetivos productivos y los métodos para resolver conflictos laborales.

El método de producción fordista implica la combinación del taylorismo con la creciente mecanización de grandes empresas con muchas líneas productivas, asociadas con la aplicación de la cadena de montaje, la selección uniforme de los componentes y de los productos finales. El taylorismo, basado en el principio de la ‘administración científica’ desarrollado por Frederick Winslow Taylor, puede considerarse como la racionalización de los procesos productivos al diferenciar las tareas de creación y ejecución, o lo que es lo mismo, al dividir la organización de la producción (directivos, ingenieros, entre otros) de las tareas mecánicas, asegurando un mayor control de la producción por parte de los gestores. Así, los aspectos mentales quedan separados por completo de las tareas manuales. Esto constituyó una ruptura total con los métodos de producción del pasado, cuando la producción se organizaba en función del tipo de artesanía y los artesanos creaban, organizaban y completaban las tareas manuales.

El taylorismo es pues, la base de muchos de los procesos productivos actuales y representa uno de los primeros pasos en lo que hoy llamamos Administración Gerencial.


En el siguiente video se explican las bases de la administración científica, de comienzos del Siglo XX, y la implementación de los conceptos de Taylor por parte de Ford en la producción de su Modelo T.

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Jáuregui Alejandro. (2001, enero 11). Principios de la administración científica, Taylor y Ford. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/principios-de-la-administracion-cientifica-taylor-y-ford/
Jáuregui, Alejandro. "Principios de la administración científica, Taylor y Ford". GestioPolis. 11 enero 2001. Web. <http://www.gestiopolis.com/principios-de-la-administracion-cientifica-taylor-y-ford/>.
Jáuregui, Alejandro. "Principios de la administración científica, Taylor y Ford". GestioPolis. enero 11, 2001. Consultado el 30 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/principios-de-la-administracion-cientifica-taylor-y-ford/.
Jáuregui, Alejandro. Principios de la administración científica, Taylor y Ford [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/principios-de-la-administracion-cientifica-taylor-y-ford/> [Citado el 30 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de geodanny en Flickr

También en Administración