Objetivos de la administración científica

Los objetivos de la administración científica no se remiten únicamente al incremento de la ganancia económica para el empresario, sino que se vinculan directamente con el bienestar de los trabajadores y el beneficio para la sociedad en su conjunto, no como asuntos independientes sino como consecuencias de su aplicación.

Objetivos de la administración científica

El objetivo principal de la administración científica consiste en asegurar el máximo de prosperidad para el empleador y para el empleado, fundamentalmente al eliminar el desperdicio en equipos inadecuados, materiales mal empleados, esfuerzos individuales mal aplicados y falta de coordinación de esfuerzos en las tareas realizadas.

Este objetivo se consigue mediante la implementación de los cuatro principios de la administración propuestos por el padre de la administración científica, Frederick W. Taylor:

  1. Desarrollar un procedimiento científico para cada elemento del trabajo realizado por un individuo para reemplazar el antiguo método empírico.
  2. Seleccionar científicamente a los trabajadores, y luego capacitarlos, educarlos y desarrollarlos.
  3. Colaborar plenamente con los trabajadores, para asegurarse de que todo el trabajo sea ejecutado de acuerdo con los principios del procedimiento científico desarrollado para dicho propósito.
  4. Dividir el trabajo y la responsabilidad lo más equitativamente posible entre la gerencia y los trabajadores. Los gerentes deben realizar todo el trabajo para el que estén mejor capacitados que los trabajadores.

Simplemente expuestos estos principios de la administración consisten en que una dirección efectiva debe (1) desarrollar una técnica para cada elemento del trabajo de un operario; (2) seleccionar y enseñar científicamente a los obreros; (3) establecer una amigable cooperación con ellos; y (4) asumir la responsabilidad en las materias de dirección. (Vaughn, p. 3)

Objetivos complementarios de la administración científica

Aunque estos objetivos no están explícitamente identificados en el libro base de esta teoría administrativa, Principios de la administración científica (F. W. Taylor, 1911), sí estaban presentes en muchas de las fábricas y organizaciones que implementaron esta filosofía en la búsqueda de mejores desempeños.

Los siguientes son objetivos de la administración científica, tal como fueron definidos por la Taylor Society (pp. 16 y 17):

  1. Medir las tendencias industriales y el mercado y a partir de allí regularizar las operaciones de manera que se conserve la inversión, se sostenga la empresa como fuente generadora de empleos y se asegure la continuidad de las operaciones y el empleo.
  2. Asegurar al empleado no solo el empleo y la operación continuos a través de la correcta medición del mercado, sino también asegurarle, a través de operaciones planificadas y balanceadas, una continua oportunidad de ganancias mientras esté incluido en la nómina.
  3. Ganar, a través de técnicas productivas y administrativas para evitar desperdicios, un mayor ingreso de un gasto dado de energía material y humana, que será compartido a través de salarios y utilidades más altas tanto por los trabajadores como por la administración.
  4. Hacer posible un nivel de vida más alto para los trabajadores como resultado de mejores ingresos.
  5. Asegurar para los trabajadores un hogar y una vida social más feliz, quitando, a través de aumentos en el ingreso, muchos de los factores desagradables y preocupaciones en su situación general.
  6. Garantizar condiciones de trabajo saludables, así como individual y socialmente agradables.
  7. Conseguir la mayor oportunidad para la capacidad individual a través de métodos científicos de análisis de trabajo y de selección, adiestramiento, asignación, transferencia y promoción de trabajadores.
  8. Asegurar, a través de adiestramiento y supervisión de su instrucción, la oportunidad a los trabajadores de desarrollar nuevas y mejores capacidades, y la elegibilidad para promociones a posiciones más altas.
  9. Desarrollar la autoconfianza y el autorrespeto entre los trabajadores a través de la oportunidad brindada por la comprensión de su propio trabajo, específicamente, y de los planes y métodos de trabajo, de manera general.
  10. Desarrollar la autoexpresión y la autorrealización entre los trabajadores a través de la estimulante influencia de una atmósfera de investigación y evaluación, por el entendimiento de planes y métodos y de la libertad de los contactos, tanto verticales como horizontales, provistos por la organización funcional.
  11. Modelar el carácter a través de la conducta apropiada del trabajo.
  12. Promover justicia a través de la eliminación de discriminación en las tasas de salarios y cualquier otro aspecto.
  13. Eliminar aquellos factores del medio ambiente que sean irritantes y causas de fricción, y promover la comprensión común, la tolerancia y el espíritu de equipo.

La siguiente gráfica (The Taylor Society, p. 64), ilustra cómo los sistemas de incentivos con base en la producción, junto al estudio científico del trabajo, le permiten un significativo incremento en su salario al empleado y una ganancia proporcional en la productividad al empresario, lo cual redunda en el cumplimiento del principal objetivo de la administración científica, alcanzar el máximo de prosperidad para el empleador y para el empleado.

Máxima prosperidad para empleador y empleado Objetivos de la administración científica

Los objetivos de la administración científica que propuso Taylor pueden ser resumidos así (Bravo, p. 36):

  1. Ciencia, no regla empírica.
  2. Armonía, no discordia.
  3. Cooperación, no individualismo.
  4. Rendimiento máximo, en lugar de producción restringida.
  5. Formación de cada hombre hasta alcanzar su mayor eficiencia y prosperidad.

Bibliografía

  • Bravo, Juan C. Taylor revisitado. Editorial Evolución, Santiago, 2005.
  • George, Claude S. Historia del pensamiento administrativo. Pearson Educación, México, 2005.
  • Robbins, Stephen y Coulter, Mary. Administración. Pearson, México, 2014.
  • Taylor, Frederick W. Principios de la administración científica. El Ateneo, Buenos Aires, 1981.
  • Taylor Society, The, Person, Harlow S. (Editor). Scientific management in American industry. Harper & Brothers Publishers, New York, 1929.
  • Vaughn, Richard C. Introducción a la ingeniería industrial. Editorial Reverté, Barcelona, 1988.

Cita esta página

GestioPolis.com Experto. (2020, septiembre 3). Objetivos de la administración científica. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/objetivos-de-la-administracion-cientifica/
GestioPolis.com Experto. "Objetivos de la administración científica". GestioPolis. 3 septiembre 2020. Web. <https://www.gestiopolis.com/objetivos-de-la-administracion-cientifica/>.
GestioPolis.com Experto. "Objetivos de la administración científica". GestioPolis. septiembre 3, 2020. Consultado el . https://www.gestiopolis.com/objetivos-de-la-administracion-cientifica/.
GestioPolis.com Experto. Objetivos de la administración científica [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/objetivos-de-la-administracion-cientifica/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por: