¿Quiere diferenciarse de su competencia? Potencie a sus colaboradores

  • Talento
  • 5 minutos de lectura

Hoy más que nunca diferenciarse de la competencia se ha vuelto una obsesión para muchas empresas, sin embargo el valor clave de la diferenciación no lo están encontrando ya que su visión está centrada en competir más que en verse distintos que sus rivales.

Diferenciarse de su competencia exige desencadenar el potencial de su gente para servir al más Alto Nivel

Durante los últimos meses, he tenido la oportunidad de conversar con Ejecutivos de distintas empresas escuchando tristemente los mismos lamentos con relación a los estragos que les dejó la reciente turbulencia económica.

Para muchos de ellos el efecto de la CRISIS no ha pasado, sin embargo siguen justificando los bajos resultados financieros a los efectos del mercado y en el tema de los altos costos de operación. ¿Cómo competir así?, me comentaban algunos de ellos.

Mi respuesta ha sido simple: ¡Diferenciándose de sus Competidores!. Sin embargo para poder hacerlo tienen que abandonar sus viejos paradigmas. ¡Ahí está la clave! Porque es el terreno donde nadie quiere meterse, pues implica realizar cambios a nivel de su gestión y liderazgo.

El tema central es diseñar la nueva cultura de la organización y esto también requiere invertir en las personas para que no sólo adquieran mayores conocimientos y habilidades, sino para que estén dispuestos a aportar su potencial para alcanzar el propósito y visión del negocio.

Pero, ¿cómo podemos desencadenar el potencial de nuestra gente cuando no le damos la oportunidad de hacerlo? ¿Cómo podemos llegar a niveles aceptables de confianza con nuestro equipo para poder facultarlos?

Sin duda ésta decisión le hace pensar en Inversión para las personas y siendo honestos, no siempre se está dispuesto a hacerlo.

Admita que para usted, las personas no han sido prioridad hasta éste momento. La verdadera diferenciación surge a partir de la Innovación, pero ésta se da cuando las personas se encuentran comprometidas con su líder y con su visión de negocio, cuando se tiene la confianza de “Pensar, Diseñar, Hacer y Poner a Punto” sus ideas para ponerlas en Acción.

Se logran los mejores niveles de ejecución cuando las personas han sido correctamente lideradas y los procesos humanos han sido Alineados correctamente con el Plan de Negocios o visión de la Empresa. ¡Deje de lamentarse! e impulse el valor del cambio, modifique los procesos internos y decídase a hacer la diferencia.

No miento cuando digo que muchos Directivos deciden cambiar cuando las condiciones del entorno los obligan a hacerlo, antes que tomar la iniciativa del cambio y ésto los pone en clara desventaja con sus competidores. Si realmente quiere diferenciarse su ¡Liderazgo! es la ruta de salida.

Para diferenciarse requiere contar con la voluntad de su gente

“El secreto del éxito no está en descubrir nuevas tierras usando mapas viejos. Tenemos que aprender a ver nuestra empresa con otra perspectiva, con otros ojos, y posicionarla donde debe estar”.

“Las empresas de Alto Desempeño se orientan todo el tiempo a conseguir la preferencia de sus clientes, pero saben que ésta solo se logra si tratan bien a su gente”.

No hay mayor certeza que ésta. Buscar posicionarse en la mente de sus clientes y convertirse en la opción favorita para ellos requiere que hacia adentro de su organización las personas estén comprometidas con el mismo propósito, pero sólo lo harán posible si se les trata correctamente.

Cientos de estudios de Clima Organizacional demuestran que los factores en que más insatisfechas están las personas en las empresas, son los aspectos relacionados con el Trato, la Comunicación, las posibilidades de Desarrollo, el Respeto y las Buenas Relaciones. Sin embargo, a pesar de ello poco se hace al respecto y esto afecta el resultado con los clientes, como consecuencia de un mal trabajo interno.

Existen miles y miles de herramientas para enfocar a las personas a hacer lo correcto, sin embargo sigue ocurriendo que su empresa no se diferencia de las demás. ¿Por qué? Usted ya ha invertido en sistemas, en nuevos métodos y en formas de hacer que se cumplan sus metas.

Inclusive instaló como parte de sus procesos el famoso Cuadro de Control (Balanced Scored Card) y, ¿de qué sirve? cuando lo único que reflejan éstos indicadores es que no están lográndose los resultados que había previsto alcanzar. ¡Qué pena! Contar con la voluntad de las personas exige mucho más que implantar un nuevo proceso o sistema tecnológico. Exige un verdadero cambio y transformación en la Gestión de su Liderazgo y de todos aquellos que tienen personas a su cargo.

Requiere el liderazgo de todos los miembros de la organización para realizar un despliegue de servicio superior que pretenda alcanzar el más alto grado de satisfacción con aquellos que reciben nuestro producto o servicio diariamente.

El tema central de las organizaciones de Alto Desempeño, tiene que ver con desencadenar el potencial de las personas para ponerlo, a voluntad propia, al servicio de los demás. Así de simple.

Hoy es tiempo de revisar como vamos con relación a ese Plan de Negocios que diseñamos antes de iniciar el año. Se ha ido el primer cuarto del año (primer trimestre) y podemos calcular nuestras tendencias de cierre, podemos saber cómo nos irá de no corregir internamente aquello que nos está bloqueando el camino.

Busque y revise y se dará cuenta que en el renglón de su liderazgo (incluido usted mismo) hay mucho por hacer. No se detenga ahora, es el momento de actuar CONGRUENTEMENTE para alcanzar su metas y propósitos al final del ejercicio.

“Para poder desarrollar nuevos modelos de negocio, debemos iniciar cuestionando nuestro modelo mental actual”.

Cuando nos decidimos por desencadenar el potencial de nuestra gente, tenemos que estar preparados para “tirar a la basura” nuestras viejas creencias y paradigmas. Tenemos un nivel de pensamiento tan arraigado en la memoria de la empresa, que inmediatamente tendemos a sofocar cualquier idea que no concuerda con nuestra estructura mental.

Los paradigmas suelen ser muy peligrosos, sobre todo si provienen de acciones que nos dieron resultado en el pasado porque entonces no queremos abandonarlos y nos llenamos de soberbia frente a los cambios. Nos resistimos a ellos porque se han convertido en la única ruta de escape al nuevo entorno existente en el mercado y por consiguiente nos nubla la posibilidad de tener otra visión respecto de las nuevas oportunidades.

¿Se da cuenta, de que cada “CRISIS”, en lo primero que piensan la mayoría de los Directivos en las Empresas es en sacudirse parte de su gente? Es un paradigma muy “hecho a la medida” de su corta visión. Prefieren desangrar su cuerpo eliminando lo mejor que tienen para sí. El potencial de su gente. ¿De qué se trata entonces? ¿Quién hará posible participar exitosamente ante la complejidad de los cambios en el mercado y el entorno?

Lo mejor que usted tiene, no son sus equipos, aunque aparentemente representen una buena suma en sus estados financieros. Lo mejor que usted tiene son sus clientes y ellos esperan obtener lo mejor de la empresa y lo mejor de ella está en las mentes de las personas que hacen todo posible.

Entrénese, mejore, cambie, quizá éste llamado sea a tiempo antes de que termine el ejercicio y ya no pueda alcanzar sus metas porque ya es tarde.

Compromiso

Si usted es de los que solo cuenta con su poder para asignar tareas y forzar a que realicen el trabajo, puede que no llegue a los objetivos, y si llega, seguro no serán Consistentes. Administrar por Terror jamás ha dado resultados en forma regular.

“Mientras no cambiemos nuestro proceso mental y entendamos que nuestros resultados son los resultados de nuestros colaboradores, continuaremos obteniendo lo mismo de siempre”. Lic. Jorge A. Arias Romero.

“Estamos como estamos, porque somos como somos”. Güemess.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arias Romero Jorge Arturo. (2011, abril 12). ¿Quiere diferenciarse de su competencia? Potencie a sus colaboradores. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/quiere-diferenciarse-de-su-competencia-potencie-a-sus-colaboradores/
Arias Romero, Jorge Arturo. "¿Quiere diferenciarse de su competencia? Potencie a sus colaboradores". GestioPolis. 12 abril 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/quiere-diferenciarse-de-su-competencia-potencie-a-sus-colaboradores/>.
Arias Romero, Jorge Arturo. "¿Quiere diferenciarse de su competencia? Potencie a sus colaboradores". GestioPolis. abril 12, 2011. Consultado el 23 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/quiere-diferenciarse-de-su-competencia-potencie-a-sus-colaboradores/.
Arias Romero, Jorge Arturo. ¿Quiere diferenciarse de su competencia? Potencie a sus colaboradores [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/quiere-diferenciarse-de-su-competencia-potencie-a-sus-colaboradores/> [Citado el 23 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 86530412@N02 en Flickr
DACJ