El valor de la cultura en las organizaciones

Es de conocimiento general, en el entorno empresarial, que las organizaciones actualmente tengan que permanentemente mantener una actitud innovadora, introduciendo cambios fundamentales en la forma como se manejan los negocios, para poder hacer frente a un cada vez más desafiante ambiente comercial, contando para ello con gerencias dispuestas a desarrollar estrategias que orienten a la organización al cambio.

Un factor clave en el éxito de una estrategia orientada al cambio en las organizaciones es su cultura, dado que ésta puede impedir o facilitar la puesta en marcha de las estrategias gerenciales. Cada organización es un sistema complejo en el cual las personas viven y trabajan en sistemas sociales previamente construidos, con características propias. Es así como, cada organización tiene su propia cultura, distinta de las demás, lo que le da su propia identidad. Según James Stoner y Edward Freeman, cultura organizacional, “es el conjunto de valores, creencias, actitudes y normas compartidas que dan forma al comportamiento y expectativas de cada uno de los miembros de una organización”.

La formación de la cultura de una organización, es el resultado de un proceso en el cual los miembros de la organización interactúan en la toma de decisiones para la solución de problemas, inspirados en los principios, valores, creencias, reglas y procedimientos que comparten y que poco a poco se han incorporado a la organización. Este proceso de creación y consolidación de la cultura en una organización es influenciado por varios factores, entre los que destacan:

  • Los fundadores, al incorporar a la empresa en su etapa inicial, sus iniciativas, principios, prioridades y en general la comprensión que tienen de la organización.
  • El estilo de dirección, especialmente en los niveles altos, al fijar el tono de las interacciones entre los miembros de la organización, influye en el sistema de comunicaciones, la toma de decisiones y en general en la forma de dirigir la organización.
  • Los recursos humanos, al aportar su nivel educativo, su experiencia, compromiso y pertenencia a la organización, representan un elemento fundamental de la cultura organizacional.
  • La estructura organizacional, como elemento que puede facilitar o limitar la interacción entre los miembros de una organización al requerir un mayor o menor control burocrático.
  • Los principios organizacionales, al ser planteados con claridad y divulgados adecuadamente, permiten que cada miembro de la organización asimile estos valores y los integre a su vida dentro de la empresa.

La cultura de una organización, por tanto al influir en la manera de cómo los miembros de la organización hacen las cosas, establecen prioridades y le dan importancia a las diferentes tareas empresariales, puede convertirse en una de las mayores fortalezas de la organización si coincide con sus estrategias, o en su defecto ser una de sus principales debilidades. De ahí la importancia de tomar en cuenta a la cultura de la organización en el establecimiento de las estrategias gerenciales.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Taype Molina Martín. (2005, septiembre 1). El valor de la cultura en las organizaciones. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/valor-cultura-organizaciones/
Taype Molina, Martín. "El valor de la cultura en las organizaciones". GestioPolis. 1 septiembre 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/valor-cultura-organizaciones/>.
Taype Molina, Martín. "El valor de la cultura en las organizaciones". GestioPolis. septiembre 1, 2005. Consultado el 15 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/valor-cultura-organizaciones/.
Taype Molina, Martín. El valor de la cultura en las organizaciones [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/valor-cultura-organizaciones/> [Citado el 15 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jurvetson en Flickr
DACJ