Productos amigables con el medio ambiente, solución para el cambio climático

El  cambio  climático,  un  tema  que  constantemente  escuchamos,  y  que  forma  parte  de  la agenda de varias organizaciones mundiales entre ellas la Organización de las Naciones Unidas, del cual hemos sido testigos de sus consecuencias, a través de las catástrofes naturales en nuestro mundo, pero ¿qué está usted haciendo para evitar el deterioro de nuestro planeta y por ende nuestra vida?.

En la pasada cumbre sobre el cambio climático organizado por la Organización de las Naciones Unidas  en  México 2 ,  se  dieron  a  conocer  datos  sobre  este  efecto,  tales  como  que  la temperatura media de la superficie terrestre ha subido más de 0.6 oC desde los últimos años del siglo XIX, así también se estima que aumente de nuevo entre 1.4 oC a 5.8 oC para el año 2100, esto representa el mayor incremento en cualquier siglo de los últimos 10,000 años.

Uno de los grandes retos que tenemos como humanidad es optimizar los recursos del planeta y usar formas limpias para generar energía, ya que una de las razones principales del incremento  de  la  temperatura,  es  precisamente  la  combustión  de  cantidades  cada  vez mayores de carbón, gasolina y petróleo, aunado al incremento de la tala de bosques y algunos métodos de explotación agrícola.

Debido a estas razones, se ha incrementado el volumen que se emiten a la atmósfera de “gases efecto invernadero”, principalmente de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, estos gases se producen naturalmente y son fundamentales para la vida en la Tierra, ya que impiden que el calor solar regrese al espacio, sin ellos nuestro planeta sería frío y desértico. Sin embargo, cuando el volumen de estos gases es considerable y crece sin descanso, provocan temperaturas elevadas y modifican el clima. La década de  1990 es considerado el más cálido en el último milenio y 1998 el año más caluroso.

Una  persona  en  promedio  necesita  130  metros  cúbicos  de  oxígeno  al  año,  en  lugares desérticos un árbol de enebro genera apenas 6 metros cúbicos de oxígeno al año, lo que hace que se requiera de 22 de estos árboles para abastecer el requerimiento de una persona; en lugares selváticos un árbol maduro y de gran tamaño genera oxígeno suficiente para 18 personas3, cabe señalar que por cada metro cúbico de oxígeno que produce un árbol requiere de la misma cantidad de bióxido de carbono que a través de sus hojas lo transforma.

Un dato muy importante es que más del 70% del oxígeno son producidas por las algas y otras plantas marinas, sin embargo, por el calentamiento del planeta se presenta un fenómeno de disminución de las cantidades de fitoplancton, que son la base del ecosistema marino.

Los árboles ayudan a regular la temperatura, es por ello su gran importancia, ya que reducen los gases efecto invernadero que son los que provocan el calentamiento de nuestro planeta.

Es por ello que a través del uso de productos amigables con el medio ambiente, podemos proteger los recursos del planeta y garantizar la existencia de recursos para generaciones futuras.

Un producto amigable con el medio ambiente es aquel que para su fabricación, utilizan procesos, materias primas y prácticas que requieren de una cantidad menor de energía o recursos naturales, por tal motivo afecta en menor manera al ecosistema que la forma tradicional de hacerlos, así también el destino final de dichos productos, se prioriza su reutilización, reciclaje o rápida degradación.

En  la  actualidad,  se  cuenta  con  desarrollos  tecnológicos  que  permiten,  satisfacer  las necesidades que tienen las personas para facilitar o mejorar su calidad de vida, disminuyendo los daños al medio ambiente.

Un ejemplo de nuevas tecnologías, son las luminarias de leds (diodo emisor de luz) utiliza menos energía que la fluorescente compacta o incandescente, en algunos casos se presentan ahorros superiores  al  70%  en  el  consumo  de  energía  eléctrica,  así  también,  las  lámparas fluorescentes  compactas  en  promedio  el  45%  de  la  energía  eléctrica  que  utilizan  para funcionar, la destinan a generar calor, mientras que en las incandescentes es del 90%, ¿se compran luminarias para generar calor?, salvo que se utilicen en una incubadora, la mayoría se compran para iluminar, es por ello que es importante que no subutilicemos nuestros recursos energéticos.

De 1999 al 2010, según la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se utilizaron más de mil ciento quince millones de barriles de combustóleo, ciento cuarenta y un millones de toneladas de carbón y 3 billones seiscientos sesenta y nueve millones de metros cúbicos de gas natural para  generar  energía  eléctrica,  ¿si  en  lugar  de  quemarlo,  se  hubiera  vendido?,  ¿cuántos millones de toneladas de bióxido de carbono y otros contaminantes se emiten a la atmósfera?.

Según el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE) y la Comisión Federal de Electricidad, señalan que el 18% de la energía eléctrica que se produce en el país se destina a iluminación y si en la actualidad con la tecnología de las lámparas fluorescentes compactas conocidas como lámparas ahorradoras, el 45% de esa energía se subutilizó ya que se destina a calor, lo ideal es el uso de las luminarias de LEDS, ya que el 90% de la energía eléctrica que utilizan se destina a la generación de iluminación.

Otro producto que  también utilizamos constantemente en todos los inmuebles es la pintura e impermeabilizantes, en la actualidad existen avances tecnológicos que han permitido que al usarlos, disminuyan los efectos nocivos al medio ambiente, ya que al tener fórmulas en las que se utilizan materias primas que en su proceso de extracción o producción se manejan prácticas que disminuyen la emisión de gases efecto invernadero y coadyuva en reducir daños a la salud del ser humano que lo aplica y quien lo usa en casas habitación, escuelas, oficinas, hospitales, etc.

Así también una de las grandes preocupaciones del mundo actual, es el agua, en promedio existen parámetros que señalan que una persona consume 200 litros de agua diaria en las ciudades y 120 litros de agua en zonas rurales4, de conformidad a nuestra legislación mexicana en el numeral 29 Bis fracción II de la Ley de Aguas Nacionales, la descarga del agua utilizada se deberá hacer previo tratamiento.

Con los avances tecnológicos en materia de tratamiento de aguas residuales, se han caracterizado en desarrollar un tren de tratamiento que tenga las propiedades de crecer de manera modular, que ocupe menos espacio que las plantas de tratamiento tradicionales, que sea de manejo más fácil y que su precio de adquisición también sea accesible tanto para las personas, empresas y organismos públicos o privados.

Con este tipo de tecnología para el tratamiento de aguas residuales se fomenta la reutilización del agua ya tratada para el uso de los sanitarios, así también el uso de esta agua para riego de jardines, inclusive para plantas y árboles. Por sus características se pueden instalar en lugares como parques públicos, por lo cual, mientras en las casas conectadas a dicha planta, están utilizando el agua, para lavar ropa, trastes, bañarse, entre otros, esta agua después de ser tratada, sirve para regar los jardines, las personas difícilmente se percata de este proceso,   y evita también el usar agua limpia en el riego.

En las escuelas, principalmente en zonas rurales, el suministro de agua es verdaderamente un problema, ya que por la escasez, se quedan sin el vital líquido, por consecuencia los baños, en la mayoría de las ocasiones no se encuentran limpios, con la nueva era de plantas de tratamiento de aguas residuales, se pueden instalar a bajo costo y reutilizar el agua para el uso de sanitarios.

Si  hacemos  una  estimación  que  en  Chiapas,  según  el  último  censo  somos  4,796,580 habitantes5 y si en promedio consumimos 120 litros diarios de agua por persona6, significa que gastamos 210,000 millones de litros de agua anualmente, y si no lo tratamos toda esta agua residual  que  contiene  contaminantes,  llega  a  lugares  como  el  mar,  ríos,  lagos  o  mantos freáticos a los cuales también los contamina.

Estos productos son sólo algunos ejemplos de los productos que son catalogados como amigables con el medio ambiente, productos verdes o tecnología verde, es fundamental que cada uno de nosotros hagamos conciencia en que al momento de comprar, debemos tener la responsabilidad de preferir los productos que incidan en el cuidado de nuestro planeta y como consecuencia también nos ayudará en el ahorro de recursos económicos.

En la nueva Constitución Política del Estado de Chiapas, en el Artículo 77 fracción VII establece que para erradicar la pobreza extrema, elevar el índice de desarrollo humano y la calidad de vida de los habitantes del Estado y los Municipios que lo integran, los Poderes del Estado y los Ayuntamientos, en la esfera de su competencia deberán establecer e implementar políticas públicas con el fin de lograr los Objetivos  de Desarrollo del Milenio del Programa de las Naciones  Unidas  para  el  Desarrollo,  y   que  una  de  sus  metas  es:  VII.  Garantizar  la sustentabilidad del medio ambiente y propiciar la restauración de los recursos naturales renovables, el acceso a agua potable, saneamiento, servicios básicos, y reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Debemos comprometernos, si queremos restaurar el daño hecho a nuestro planeta a reconsiderar nuestros hábitos y costumbres a conciencia, con la finalidad de reducir el consumismo   y mejorar nuestra cultura del aprovechamiento de los recursos energéticos y naturales, es el momento de tomar cartas en el asunto.

Notas al pie:

2.

3. Personas.

4. Protocolo de consumo por persona en casa habitación para las plantas de tratamiento de aguas residuales Keeper.

5. http://www3.inegi.org.mx/sistemas/mexicocifras/

6. Estimación de consumo en casa habitación por persona.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Vázquez Constantino Enrique Alberto. (2012, julio 30). Productos amigables con el medio ambiente, solución para el cambio climático. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/productos-amigables-medio-ambiente-solucion-cambio-climatico/
Vázquez Constantino, Enrique Alberto. "Productos amigables con el medio ambiente, solución para el cambio climático". GestioPolis. 30 julio 2012. Web. <https://www.gestiopolis.com/productos-amigables-medio-ambiente-solucion-cambio-climatico/>.
Vázquez Constantino, Enrique Alberto. "Productos amigables con el medio ambiente, solución para el cambio climático". GestioPolis. julio 30, 2012. Consultado el 24 de Mayo de 2018. https://www.gestiopolis.com/productos-amigables-medio-ambiente-solucion-cambio-climatico/.
Vázquez Constantino, Enrique Alberto. Productos amigables con el medio ambiente, solución para el cambio climático [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/productos-amigables-medio-ambiente-solucion-cambio-climatico/> [Citado el 24 de Mayo de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de molotalk en Flickr
DACJ