Principios de la administración. Qué son y cuáles son. Taylor, Fayol, Parker y Urwick

Los principios de la administración son las bases sobre las cuales se construye la práctica administrativa moderna. Se trata de una serie de lineamientos aplicables en cualquier circunstancia organizacional y se encuentran consignados en los aportes de algunos de los más icónicos autores del pensamiento administrativo.

Los 4 principios fundamentales de la administración científica de Taylor

Los principios de la administración científica están constituidos por nuevas obligaciones, hasta ese momento desconocidas por los administradores, estas debían ser cumplidas si se deseaba generar el máximo de prosperidad para trabajadores y empresarios. Taylor (p. 29), dice que la administración:

Primero: Desarrolla, para cada elemento del trabajo del obrero, una ciencia que remplaza los antiguos métodos empíricos.

En la administración empírica el empleado ejecutaba su labor de la manera en la que él consideraba que se hacía mejor. En la administración científica cada aspecto del puesto de trabajo es estudiado por la administración mediante experimentos de carácter industrial (estudios de tiempos y movimientos, entre otros), lo cual asegura el encontrar la “mejor manera” de una forma científica.

Segundo: Selecciona científicamente y luego instruye, enseña y forma al obrero, mientras que en el pasado este elegía su oficio y se instruía a sí mismo de la mejor manera, de acuerdo con sus propias posibilidades.

En la administración empírica era el trabajador quien se encargaba de todo lo referente a su labor, qué hacer y cómo hacerlo. La administración científica se encarga no sólo de enseñarle al trabajador la mejor manera de realizar la labor, sino que selecciona al mejor candidato para adelantarla.

Tercero: Coopera cordialmente con los obreros para que todo el trabajo sea hecho de acuerdo con los principios científicos que se aplican.

La administración desarrolla una labor de control (supervisión funcional) que le permite conocer, cuando lo requiera, qué tan bien se están llevando a cabo las tareas por parte de los empleados de acuerdo al plan diseñado.

Cuarto: Distribuye equitativamente el trabajo y la responsabilidad entre la administración y los obreros. La administración asume todo trabajo que exceda la capacidad de los obreros, mientras que en el pasado casi todo el trabajo y la mayor parte de la responsabilidad eran confiados a estos.

La administración científica separa la ejecución de la planificación, es decir, el empleado se encarga de ejecutar y el administrador de planificar.

Los 14 principios generales de la administración de Fayol

Henri Fayol, padre de la teoría clásica de la administración, en su obra Administración industrial y general (1916), además de definir el proceso administrativo y las áreas funcionales de la organización, propuso los que en su experiencia se constituían en los principios de la administración, un conjunto de reglas fundamentales pero flexibles, enfocados en la estructura, que podrían adaptarse a todas las organizaciones y a todas las situaciones empresariales, además de enseñarse en las escuelas:

  1. División del trabajo. La especialización incrementa la producción al hacer que los empleados sean más eficientes.
  2. Autoridad. Los gerentes deben ser capaces de dar órdenes; la autoridad les concede ese privilegio.
  3. Disciplina. Los empleados deben obedecer y respetar las normas que rigen a la organización.
  4. Unidad de mando. Cada empleado debe recibir órdenes de un superior único.
  5. Unidad de dirección. La organización debe tener un solo plan de acción que guíe a los gerentes y a los trabajadores.
  6. Subordinación de los intereses individuales al interés general. Los intereses de cualquier empleado o grupo de empleados en particular no deben tener preeminencia respecto de los intereses de la organización en su conjunto.
  7. Remuneración. Los trabajadores deben recibir un salario justo en pago por sus servicios.
  8. Centralización. Este término se refiere al grado en el que los subordinados se involucran en la toma de decisiones.
  9. Jerarquía. Se trata de la línea de autoridad que va del nivel administrativo más alto a los rangos más bajos del escalafón.
  10. Orden. Las personas y los materiales deben hallarse en el lugar apropiado y en el momento exacto.
  11. Equidad. Los gerentes deben ser amables y justos con sus subordinados.
  12. Estabilidad de los puestos de trabajo. La administración debe realizar una planeación ordenada del personal, y asegurarse de que haya reemplazos disponibles para cubrir las vacantes.
  13. Iniciativa. Los empleados autorizados para proponer planes y llevarlos a la práctica, deben ejercer altos niveles de esfuerzo.
  14. Espíritu de grupo (Unión). Fomentar el espíritu de equipo genera armonía y unidad dentro de la organización.

Con estos principios Fayol indica el camino para alcanzar la optimización de la organización formal desde el punto de vista administrativo.

Los 4 principios de la administración de Parker Follet

Para Mary Parker Follet existen problemas similares en todas las organizaciones, relativos al control, el poder, la participación y el conflicto; de la misma manera hay unos principios comunes a todas las esferas de la administración, basados en la coordinación y enfocados en las relaciones humanas, con los cuales se pueden conciliar a los individuos con la organización:

1. Principio de la comunicación directa

La administración debe estar en contacto directo con los empleados sin importar su posición en la organización. La comunicación horizontal es tan importante para alcanzar la coordinación como la cadena de mando vertical.

En una organización se puede lograr mejor coordinación mediante relaciones directas entre las personas que conforman los diferentes grupos de trabajo.

2. Principio de coordinación en etapas tempranas

Todas las personas involucradas en un proyecto, un área organizacional, un departamento o un área, deberían estar involucradas en la fijación políticas y en la toma de decisiones mientras estas están siendo formadas y no simplemente ser informados una vez se han fijado y/o tomado. De esta manera los beneficios de su participación se verán reflejados en un incremento de su motivación y su moral.

Cuando el jefe hace partícipes, a las personas a su cargo, del proceso de planeación del trabajo, se alcanzan mejores resultados. A medida que se perfecciona el proceso de trabajo, el control se hace menos personal y se enfoca más en los resultados

3. Principio de relaciones recíprocas

Todos los factores tienen que estar relacionados entre sí y estas interrelaciones deben ser tomadas en cuenta. En las actividades que ejecuta un grupo de personas en una empresa, se establecen relaciones. La labor que uno de los miembros del grupo realiza incide en el trabajo de los demás o constituye una parte del trabajo de otro.  Esto hace que se establezca una interacción significativa que pone en movimiento todo el engranaje empresarial.

4. Principio del proceso continuo

‘Una decisión ejecutiva es un momento en un proceso’. Tantas personas contribuyen a la toma de una decisión que el concepto de responsabilidad última o final es una ilusión. Más bien, el conocimiento combinado y la responsabilidad conjunta son fundamentales.

Indica que no hay una forma única para resolver problemas en administración y que en cada caso se presentan diferentes maneras de llegar a una solución. Una persona no debe dar siempre órdenes a otra.  Hay circunstancias en que ambas deben buscar la forma de resolver el problema o decidir lo que hay que hacer.  Cualquier persona puede ayudar, en una situación dada, a encontrar la mejor solución

Los 4 principios de la administración de Urwick

Lyndall Urwick no fue un innovador del pensamiento administrativo, más bien, se dedicó al estudio de teorías previas como las de Taylor, Fayol y Follet, con un propósito unificador. Con base en esos estudios escribió el libro Elementos de la Administración (1943) en el cual presentó sus cuatro principios administrativos:

1. Principio de la especialización

Cada persona debe realizar una sola función en cuanto fuere posible, lo que determina una división especializada del trabajo.

2. Principio de autoridad

Debe haber una línea de autoridad claramente definida, co­nocida y reconocida por todos, desde la cima de la organización hasta cada indivi­duo de base.

3. Principio de amplitud administrativa

Este principio destaca que cada superior debe te­ner cierto número máximo de subordinados a su cargo, dicho número dependerá del nivel del cargo y la naturaleza del mismo.

4. Principio de la diferenciación

Los deberes, autoridad y responsabilidad de cada cargo y sus relaciones con los otros cargos deben ser definidos por escrito y comunicados a todos.

En la siguiente figura (Duncan, p. 62), se presenta la idea de los cuadrados lógicos de Urwick como una forma de unificar los conceptos de dirección de los autores ya mencionados. La investigación es el princi­pio subyacente al total proceso de administración, y cuando la investiga­ción se realiza adecuadamente, los cuadrados lógicos pueden formarse para cada principio. Obsérvese cómo se construye un cuadrado lógico. El principio de investigación facilita el proceso de previsión, que resulta a su vez en el efecto del plan. La previsión, a su vez, está basada en el principio de la adecuación, y entra en el proceso a través de la organi­zación. El efecto es la coordinación. La planificación por su parte está ba­sada en el principio de orden, entra en el proceso con el mando y da por resultado el control.

El cuadrado lógico y los principios de administración de Urwick

Bibliografía

  • De Puelles, Manuel, Lázaro, Emilio, Seage, Julio, Torreblanca, José, Merino, José M. Elementos de administración educativa. Centro de publicaciones del Ministerio de Educación y Ciencia de España, Madrid, 1980.
  • Duncan, W. J. Grandes ideas en dirección de empresas: lecciones de los fundadores y de los fundamentos de la práctica directiva. Ediciones Díaz de Santos, Madrid, 1991.
  • Fayol, Henri. Administración industrial y general. El Ateneo, Buenos Aires, 1981.
  • Paniagua, Carlos. Principales escuelas del pensamiento administrativo.  EUNED, San José, 2005.
  • Pugh, Derek S. & Hickson, David J. Great Writers on Organizations. Ashgate Publishing, Hampshire, 2007
  • Ramírez Cardona, Carlos. Fundamentos de administración. Ecoe Ediciones, Bogotá, 2009.
  • Robbins, Stephen y Coulter, Mary. Administración. Pearson, México, 2014.
  • Sánchez Delgado, Maricela. Administración 1. Grupo Editorial Patria, México, 2014.
  • Taylor, Frederick W. Principios de la administración científica. El Ateneo, Buenos Aires, 1981.
  • Taylor Society, The y Person, Harlow S. (Editor). Scientific management in american industry. Harper & Bros, New York, 1929.
  • Torres Hernández, Zacarías. Teoría General de la Administración. Grupo Editorial Patria, México, 2014.
  • Vélez, Ángel. Los clásicos de la gerencia. Editorial Universidad del Rosario, Bogotá, 2007.

Cita esta página

GestioPolis.com Experto. (2020, septiembre 3). Principios de la administración. Qué son y cuáles son. Taylor, Fayol, Parker y Urwick. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/principios-de-la-administracion/
GestioPolis.com Experto. "Principios de la administración. Qué son y cuáles son. Taylor, Fayol, Parker y Urwick". GestioPolis. 3 septiembre 2020. Web. <https://www.gestiopolis.com/principios-de-la-administracion/>.
GestioPolis.com Experto. "Principios de la administración. Qué son y cuáles son. Taylor, Fayol, Parker y Urwick". GestioPolis. septiembre 3, 2020. Consultado el . https://www.gestiopolis.com/principios-de-la-administracion/.
GestioPolis.com Experto. Principios de la administración. Qué son y cuáles son. Taylor, Fayol, Parker y Urwick [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/principios-de-la-administracion/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por: