Habilidades humanas en la gerencia de proyectos

El factor humano es uno de los más importantes elementos para el desarrollo de un Proyecto, ya que es imprescindible para el logro total del mismo, por lo que es necesario examinar las habilidades con las que debe contar un Gerente de Proyectos, a partir del desarrollo y adecuado manejo de los recursos humanos.

El perfil moderno del Gerente de Proyectos debe de tener en cuenta esta necesidad, la misma que no era concebida con la debida importancia en tiempos pasados. Un buen Gerente debe desarrollar ciertas habilidades que le permitan tener una buena relación, tanto con su personal, como con los actores externos que se involucran en el desarrollo de proyectos de desarrollo social, ambiental y/o económico.

La capacidad de comunicación, la comprensión hacia los problemas ajenos, la participación afectiva y emocional en el entorno, la facilidad para lograr un buen rendimiento del trabajo en equipo y sintetizar a partir de experiencias de los demás, son cualidades que permiten a un Gerente lograr el éxito profesional y continuar una actividad destacada.

Estos aspectos citados precedentemente, así como otros que son necesarios para lograr un buen Gerenciamiento de Proyectos, entre los que podemos citar: el trabajo en equipo, el liderazgo, la comunicación efectiva y las negociaciones, se desarrollan en el presente trabajo.

  1. Objetivos
  • Presentar en forma resumida el marco conceptual producto de un proceso de reflexión producto de los aciertos y desaciertos que personalmente he tenido en 10 años de gerencia, estudio y análisis de proyectos de desarrollo social, ambiental y empresarial;
  • Evaluar y presentar la importancia de devaluado “factor humano” para el éxito o fracaso de proyectos, considerando aquellas variables que deben considerarse al momento de sugerir a posibles “gerentes”, “directores” y/o “coordinadores” de proyectos;
  • Generar un marco de reflexión y retroalimentación que permita a los consultores y gerentes de proyecto evaluar lo actuado y delinear nuevas posiciones para optimizar su posición ante proyectos de desarrollo social, ambiental y empresarial.
  1. E proyecto, el consultor y el gerente
  • El Proyecto

Existen muchas definiciones de lo que significa un proyecto, sin embargo la que consideramos como la más apropiada es la que está incluida en una traducción de la Guía para Gerencia de Proyectos (PMBOK) del Project Management Institute (PMI), que es utilizada por INCAE, mas como lema que como concepto, » Esfuerzo temporal emprendido para crear un producto o servicio único» (PMI-UNI, año 2000, 16).

3.2 El Consultor y El Gerente de Proyectos

El Consultor es un profesional calificado y competente capaz de enfocar objetivamente todos los datos de un problema y poder resolverlos adecuadamente mediante la aplicación de principios técnicos, económicos y humanos; es un profesional independiente, sin vínculos comerciales, ideológicos y un amplio criterio técnico.

Los servicios que brinda un consultor son básicamente de asesoría especializada, estudios de prevención, estudios de factibilidad, estudios definitivos, supervisión de obras, supervisión de estudios y gerencia de proyectos. Como común denominador, se puede notar que el consultor tendrá que desarrollar una labor gerencial en la cual tendrá que relacionarse con personal, tanto de su propia empresa, como de otras. Es por ello que una de las principales labores del consultor está íntimamente ligada con la gerencia de proyectos, específicamente con un manejo adecuado del factor humano.

 3.3 El factor humano

En los proyectos hay involucrados individuos y organizaciones, los cuales deben ser plenamente identificados, ya que pueden tener influencia en los resultados del mismo. Esta tarea no suele ser sencilla, sin embargo, se podría decir que generalmente son: el Gerente del Proyecto, el Cliente, la Organización Ejecutora, los Miembros del Equipo del Proyecto y el Patrocinador. Asimismo, se pueden citar a los proveedores, contratistas, miembros del equipo, entidades de gobierno, medios de comunicación y la sociedad en su conjunto.

En este contexto, lograr el éxito de un proyecto, tiene mucho que ver con llevar a cabo una adecuada gestión de las expectativas de los involucrados, lo cual puede resultar difícil debido a que pueden tener objetivos e intereses distintos que podrían entrar en conflicto.

Para lograr este cometido, hay información de cómo se debe tratar con las personas en un contexto como el expuesto, siendo algunos de los temas importantes los relativos a liderar, comunicar, negociar, formar equipos y tratar conflictos.

Estos temas están directamente relacionados con guiar y dirigir a las personas en los proyectos, por lo que el gerente de un proyecto debe conocerlo, ya que de ello puede depender el éxito del mismo.

3.4 El gerenciamiento de proyectos

La Gerencia de Proyectos implica lograr los objetivos a través de la correcta ejecución de procesos, entendiéndose como proceso a la serie de acciones que provocan un resultado; los procesos de la Gerencia de Proyectos pueden organizarse en cinco grupos: inicio, planificación, ejecución, control y cierre. Para el gerenciamiento de un proyecto, deberán considerarse seis elementos básicos:

  • Gerenciamiento del Proyecto, que abarca las actividades relacionadas con el proyecto en sus diferentes fases;
  • Diseño, que considera lo relativo a los documentos que conforman el Expediente Técnico del Proyecto;
  • Contrataciones, que consiste en el planeamiento y elaboración de los documentos contractuales;
  • Operativización o implementación, que es la ejecución física;
  • Administración de recursos físicos, humanos, logísticos y financieros; y
  • Coordinación interna y externa.

Asimismo, el encargado del gerenciamiento de un proyecto tiene que tener muy presente durante el desarrollo del servicio, los siguientes rubros principales:

Diseñabilidad: la interpretación adecuada y correcta de las necesidades del donante, cooperante o aquella entidad que financie el proyecto de desarrollo ambiental, social y/o empresaria, deberá estar descrita en forma gráfica y escrita en el Expediente Técnico, teniendo en cuenta básicamente tres aspectos en su concepción.

Constructibilidad: Se deberá revisar, verificar y coordinar, para que se realice un diseño conceptual y operativo del proyecto teniendo en cuenta los detalles sociales, económicos y ambientales; incorporar estos aspectos al diseño original permita obtener un equilibrio de economía de costos.

Contractabilidad: Realizar una optimización económica de los aspectos contractuales para la contratación de los contratistas, previendo una fórmula que sea flexible en la cual el donante o financista tenga una adecuada participación.

Gerenciamiento: Realizar un gerenciamiento por servicios, verificando que se hayan introducido adecuadamente en el proyecto los conceptos de diseñabilidad, constructibilidad y contractabilidad. Como se puede apreciar, tanto en los procesos en que puede organizarse la Gerencia de Proyectos, así como en los elementos básicos de un servicio que incluye el gerenciamiento de un proyecto y en los rubros principales que se deben tener en cuenta para su desarrollo, existe una relación entre el gerente del proyecto con su personal y el de las organizaciones gubernamentales y/o no gubernamentales involucradas en el proyecto.

3.5 Habilidades para optimar relaciones con el factor humano

Konosuke Matsushita dijo: » Para mí el empleado ideal es alguien que tenga una gran capacidad para el desarrollo personal, alguien que pueda crecer no sólo dentro del trabajo sino también junto con el mismo trabajo.» Parafraseándolo, diría: El gerente ideal es alguien que tenga una gran capacidad para el desarrollo personal, alguien que pueda crecer y hacer crecer a su personal, no sólo dentro de su trabajo sino junto con el mismo trabajo. Existen habilidades que básicamente favorecen al desarrollo personal, entre las que podemos citar a la inteligencia emocional, la empatía, la confianza, la proactividad, la asertividad y la motivación. Hay otras habilidades que nos permiten mejorar la interacción con las personas con las que trabajamos. Por ello es necesario saber trabajar en equipo, ser buenos líderes, realizar una comunicación efectiva y saber negociar.

3.5.1 La Inteligencia Emocional

Es común ver como algunas personas que han ocupado los primeros lugares en sus respectivas promociones de colegio, no rinden lo que se esperaba de ellos en sus centros de labores y tienen una vida mediocre en el ámbito profesional, familiar y social. Por otro lado, personas que no destacaron en el colegio, que no tenían un alto Coeficiente de Inteligencia, resulta que destacan en su trabajo ocupando lugares importantes en las empresas en que laboran.

Al respecto, en investigaciones relativas a este tema, se encontró que estas personas tenían una gran capacidad para actuar adecuadamente y enfrentaban situaciones adversas con resultados satisfactorios. Las respuestas de estas personas obedecían comportamientos en el que manejaban de sus emociones: No daban respuestas impulsivas.

La capacidad de comunicación, la comprensión hacia los problemas ajenos, la participación afectiva y emocional en el entorno, la facilidad para lograr un buen rendimiento del trabajo en equipo y sintetizar a partir de experiencias de los demás, el saber preguntar y consultar, son cualidades que permiten a una persona, a pesar de no tener un elevado, pero si suficiente, Coeficiente de Inteligencia, convertirse en un verdadero triunfador.

Estas características conforman lo que ha venido a llamarse Inteligencia Emocional, que vienen a ser aptitudes que tienen en cuenta la relación entre las emociones y la razón; el dominio de los sentimientos y la capacidad de expresarlos; la autovaloración; el control de la salud y del entorno familiar y social; la disposición para el trabajo en equipo. Es necesario un equilibrio entre lo emocional y lo intelectual para el logro del éxito.

3.5.2 La Empatía y La Confianza

La empatía es la capacidad personal para establecer relaciones positivas, rápidas, auténticas y con gran facilidad poder colocarse en la situación del otro, sintonizando con sus sentimientos, de modo que es posible entender emocionalmente a la persona. Tener la cualidad de relacionarse, positiva y productivamente con otros.

Quien desarrolla su capacidad de empatía, puede no necesitar que los demás comuniquen verbalmente sus sentimientos; puede darse cuenta por el tono de voz, expresión del rostro, ademanes, postura corporal o mirada, su sentir y momento personal.

En una relación entre dos o más personas, hay un factor que es muy importante para que ésta funcione, la confianza. Sin ella es difícil mantener una buena relación ya que es la base para lograrlo. Una persona que genera confianza, es una persona en la que la gente cree y debe estar dispuesta a responder todas las consultas que se le hagan. Se debe tener en cuenta que la confianza tiene un componente personal: la confianza en sí mismo. Basado en ella, es posible asumir y enfrentarse a los retos con la certeza de poder cumplirlos.

3.5.3 La Proactividad

Cuando una persona contribuye y se adelanta para mejorar los resultados con su esfuerzo, su trabajo, sus actitudes, su escala de valores, su actuar, se dice que es una persona proactiva. Si hay algo que diferencia a la persona proactiva es que decide sobre su propia vida, elige en vez de sentirse obligado, determina su comportamiento y no deja que los demás o las circunstancias lo determinen, no busca culpables ni se justifica, asume su propia responsabilidad y toma la iniciativa para enfrentar y solucionar dificultades.

El ser humano posee un espacio para decidir, un espacio de libertad porque es el único ser vivo que tiene cuatro características fundamentales: autoconciencia, imaginación creativa, conciencia moral y voluntad independiente. Son éstas características las que hacen que la persona pueda determinar sus propios actos y pueda responsabilizarse por sí mismo.

Un aspecto nada trivial es el de nuestro mundo afectivo y emocional. La proactividad no sólo reconoce los sentimientos sino que los canaliza de manera apropiada para lograr los objetivos trazados. La persona proactiva se mueve de manera fundamental por valores, no por sentimientos, tampoco por personas y menos aún por circunstancias. Se preocupa de contribuir para que los resultados sean cada vez mejores, no sólo en una de las áreas de su vida sino en todas, contribuyendo en todo momento, en cualquier circunstancia y con todas las personas.

3.5.4 La Asertividad

Se conoce como asertividad a la habilidad para expresar nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, ideas, opiniones o creencias a otros, de una manera efectiva y cómoda que no altere ni afecte nuestra relación. Es la capacidad de ser oportunos en nuestras expresiones.

Sin embargo no es fácil llegar a ser asertivo; estudios sobre el tema señalan que la evidencia muestra que no existe una correspondencia entre el conocimiento de lo que se debe hacer y lo que realmente se hace en una situación que requiere de asertividad.

Como cita Aristóteles en Ética a Nicómaco: » Cualquiera puede ponerse furioso, eso es fácil, pero estar furioso con la persona correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto y de la forma correcta… eso no es fácil» (Año 2001, Libro Octavo); frase que sigue teniendo vigencia y es actualmente utilizada para enfocar el tema de asertividad, siendo muy útil en la resolución de conflictos sociales.

3.5.5 La Motivación

La motivación es considerada como el motor para la acción. Se caracteriza por poner a la persona en predisposición para actuar, hacer algo. La motivación es un estado que provee energía al organismo para realizar una acción y se logre alcanzar la meta trazada. Cuando una persona desea obtener algo y está realmente motivado, se prepara para actuar y llevar a cabo lo necesario para lograrlo.

Podemos delimitar dos grandes campos, de acuerdo a como estén centradas las metas: Cuando la persona presenta un mayor interés en adquirir conocimientos y desarrollar los que tiene (motivación intrínseca); y, cuando el interés está centrado en los halagos que se obtienen como resultado del aprendizaje (motivación extrínseca).

En la motivación intrínseca hay tres componentes básicos:

  1. La autodeterminación, que viene a ser la sensación personal de ser uno mismo el responsable de sus acciones;
  2. El sentimiento de competencia, que es la idea que se tiene de su propia habilidad o competencia para aprender y realizar una tarea; y
  3. La sensación de satisfacción, que es la consecuencia de realizar una determinada acción por sí mismo, en la que uno aprende y se siente competente.

3.5.6 El Trabajo En Equipo

El hombre participa en actividades con otras personas o grupos de personas, siendo su primera participación con su grupo familiar, para luego conformar otros grupos para jugar, aprender, trabajar; desde su nacimiento se encuentra integrado a un sistema de coexistencia, bien sea por lazos familiares, culturales, religiosos, sociales, políticos u otros.

Sin embargo, es muy común confundir a un grupo con un equipo, por lo que es necesario hacer notar la diferencia entre ambos: un grupo es un conjunto de personas que tienen características comunes y se reúnen para interactuar entre ellas; mientras que un equipo es un grupo en el cual las personas tienen habilidades complementarias, están comprometidas con un objetivo en común, con metas claramente definidas y con una forma de trabajar y accionar por la cual se sienten responsables.

 Algo importante de un equipo es la sinergia, es decir que el logro del equipo es mayor que la suma del logro de los esfuerzos individuales ya que se valoran las diferencias y se aprecia la diversidad. Asimismo, es necesario que existan normas, que vienen a ser el conjunto de reglas de conducta acordadas inicialmente por los miembros, para la conducción de las reuniones de trabajo, de tal manera de lograr eficiencia y eficacia.

3.5.7 El Liderazgo

Cuando se pregunta a las personas que entienden por líder, fluyen muchas respuestas tales como, persona simpática, carismática, comprometida, confiable, arriesgada, sociable, creíble, segura, con conocimiento de un determinado tema, y otros adjetivos más. Podríamos definir al líder como «aquella persona a quien seguiríamos a un lugar al que no iríamos solos». Definición que muestra la importancia de la confianza y la credibilidad en el líder: confío y creo en él.

Las relaciones de confianza se construyen con un comportamiento ético, con el cual se logra influir en los demás e inspirar el deseo de ser seguido. Es por ello que el líder debe estar centrado en principios, esforzándose por mantener y cumplir sus compromisos. Las personas admiran y tienden a seguir a quienes muestran integridad y son capaces de mantenerse fieles a sus valores y principios fundamentales.

Los principios son verdades naturales que existen y no necesitan ser reconocidos por los seres humanos para que quede demostrada su validez o su existencia. La honradez, la equidad, la libertad, el honor, la lealtad, la responsabilidad y la dignidad son ejemplos de principios. Las personas asumen algunos de estos principios para basar su comportamiento, entonces, estos principios se convierten en valores, con significado para esa persona, nutriéndose constantemente de ellos para convertirlos finalmente en sus valores personales.

3.5.8 La Comunicación Efectiva

La comunicación involucra básicamente intercambio de información y comprensión entre dos personas. Es en dos direcciones, siendo el emisor el responsable por hacer que la información sea clara, sin ambigüedad, concisa y completa, de modo tal que el receptor pueda recibirla correctamente. El receptor es el responsable de asegurar que la información sea recibida completa y se entienda correctamente.

Sin importar el medio que se emplee para la comunicación, existen ocho pasos para comunicarse: desarrollo de una idea por el emisor; codificación del mensaje en símbolos adecuados para la transmisión; transmisión a través de ciertos canales; recepción del mensaje; descifrado, poniendo el mensaje entendible; aceptación parcial, total, o rechazo del mensaje; uso que el receptor le dé a la información; y retroalimentación, que completa el circuito de la comunicación.

Hay que tener en cuenta que existen interferencias capaces de limitar la comprensión de los mensajes actuando como barreras que pueden anular, filtrar y excluir una parte de la comunicación, o incluso, darle un significado incorrecto.

Estas barreras pueden ser:

  • Personales: que son interferencias provenientes de las emociones, valores y malos hábitos de escuchar;
  • Físicas: que son interferencias que están presentes en el ambiente donde se realiza la comunicación; y
  • Semánticas: que surgen por las limitaciones de los símbolos a través de los cuales nos comunicamos.

3.5.9 Las Negociaciones

La negociación es el proceso de llegar a un acuerdo con los involucrados de un proyecto con relación a aspectos inherentes a él. Es un proceso persuasivo y una de las habilidades necesarias para el logro del éxito de un proyecto. Los gerentes de los proyectos realizan negociaciones con los clientes, contratistas, proveedores, otros gerentes, profesionales y miembros del equipo, acerca de temas tales como las necesidades del cliente, el diseño, el presupuesto, la ejecución, las responsabilidades de cada uno u otros temas técnicos, administrativos o de gestión.

En un proceso de negociación es importante identificar los objetivos, para ello debe contarse con una estrategia enfocada en los intereses de las partes, abordando los problemas difíciles y tratando de obtener planteamientos que generen un beneficio mutuo. Asimismo, uno debe prepararse para la negociación y aprender de cada negociación realizada; es necesario desarrollar habilidades para el manejo de los aspectos culturales, tales como las creencias, la religión, el lenguaje, la educación o la política, ya que estos influyen en la estrategia de la negociación.

En una negociación para la satisfacción mutua, es decir en el estilo de resolución conjunta de problemas, debemos:

  1. exponer con moderación y admitir que es posible estar equivocado;
  2. tratar de ver el problema desde el punto de vista de la otra parte, escuchando con empatía y evitando términos absolutos en las respuestas; y,
  3. armonizar o reconciliar necesidades.

 

  1. 6 Valores

Los valores vienen a ser los principios o pautas que sirven como lineamientos para establecer el comportamiento y estilo de vida de las personas. Trataremos la ética y la honestidad, sin embargo, cabe mencionar que también se incluye el profesionalismo como un valor, que formalmente tal vez no lo sea, pero es necesario para el comportamiento y la forma de actuar que debe tener un gerente.

3.6.1 La Ética

La ética es la parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre, entendiéndose como moral a la ciencia que enseña las reglas que deben seguirse para hacer el bien y evitar el mal, siendo el bien el valor supremo de la moral. La idea del bien debe regir nuestros actos.

Suele relacionarse a la ética con la religión, sin embargo en la Salud Emocional, el famoso intelectual Daniel Goleman cita al Dalai Lama señalando: «… un número relativamente pequeño de personas tienen una fe religiosa que les ofrece una base ética para vivir. Mi principal preocupación es promover cualidades humanas genuinas entre las personas, como el método más eficaz, sin que necesiten una connotación religiosa.» (1997)

Es importante, entonces, tener ciertas reglas y lineamientos morales que nos sirvan como patrón de conducta, independientemente de las creencias religiosas que uno tenga, de tal manera que estas puedan ser seguidas por la mayoría.

Pero algo muy importante que debemos de tener en cuenta es que los ingenieros recibimos la expectativa social, y por lo tanto tenemos la responsabilidad, de ofrecer seguridad en nuestros proyectos, de cuidar la vida y la salud, así como de cuidar el bienestar de la sociedad. Asimismo, debemos cuidar el medio ambiente donde vivimos, evitando ocasionar daños a la naturaleza, fuente de recursos para el desarrollo. Un proceder ético, será entonces, no solamente actuar con decencia y honestidad, sino también debe ser un proceder  que se derive de un accionar dirigido a cumplir con esa expectativa social.

  • La Honestidad

Generalmente se asume la honestidad sólo desde una perspectiva ética o moral y se llega a pensar que es un tema reservado a la reflexión filosófica. Inclusive lleva marcada una connotación religiosa, como si la honestidad sólo pudiera esperarse de quien profesa una religión. Otra manera de ver la honestidad es relacionándola con la verdad; para la mayoría, ser honesto puede consistir en no faltar a la verdad, no mentir.

Desde el punto de vista del desarrollo humano, hay que reconocer la importancia que tiene la honestidad, con uno mismo y con los demás. Al ser honesto con uno mismo, uno logra ser reconocido pero puede quedar la sensación de no ser como uno quiere ser y sentirse con una presión exterior que termina por renunciar a su propia identidad personal.

Ser honesto es sacar lo mejor de sí mismo, frente a cualquier circunstancia, ante cualquier persona. Saber reconocer los afectos y sentimientos, sean o no agradables, sin querer ocultarlos o solaparlos. Ser honesto consigo mismo significa no engañarse y distraerse con pretextos y justificaciones.

Por otro lado, ser honesto con los demás es algo que no resulta siempre fácil, ya que significa enfrentárseles actuando y hablando con honestidad, lo que otorga el nivel de confianza en las relaciones interpersonales. Es importante mantener el compromiso de ser honesto, tanto en la intimidad como en público. Principalmente en la intimidad, ya que ella es la base para ser honesto ante los demás.

Cabe señalar que la honestidad no es algo que se hereda, es algo que se va adquiriendo con la práctica. Es un estilo de vida que uno elige libremente. No es cuestión de agrado o desagrado. Simplemente es una decisión personal.

  • Profesionalismo

Se entiende como profesión al empleo o trabajo que ejerce una persona y que suele requerir estudios teóricos. También es el conjunto de intereses de la colectividad de personas que ejercen un mismo oficio. Se entiende también como profesión, a la acción y efecto de profesar, entendiéndose como profesar, el ejercer un arte o ciencia, o enseñarlo.

En ese sentido, el profesionalismo, debe estar íntimamente ligado a los estudios teóricos del profesional y a los intereses comunes del grupo de profesionales, siendo éstos las personas que ejercen un arte o ciencia, o lo enseñan, y es la vez un empleo o trabajo. Según Grenwood, citado en La Ingeniería Ética de H. Gallegos (Año 1999, 49), algunos de los atributos de una profesión son:

  • Ser de importancia vital para la sociedad, por satisfacer necesidades indispensables;
  • Actuar en un elevado plano intelectual;
  • Poseer destrezas sofisticadas, no rutinarias ni estandarizables ni mecanizables;
  • Ser independiente y autónomo;
  • Desempeñarse con juicio;
  • Actuar en el marco de la discreción y la confidencialidad.

Cabe resaltar que un profesional debe estar permanentemente actualizando sus conocimientos; además, debe analizar cuáles son sus debilidades y fortalezas, para poder saber cuáles son las áreas de mejora que debe reforzar y cuáles son las oportunidades que puede aprovechar. Esto es básico para el ejercicio del profesional y debe estar inherente en el profesionalismo.

  • Perfil moderno del gerente de proyectos

Como se ha visto durante el desarrollo de este trabajo, el Gerente de Proyectos no solamente debe tener conocimientos de su profesión, organización, administración, finanzas, mercadeo y planificación. También debe tener conocimiento de otras áreas, ya que va a dirigir personal. Es por ello, que debe conocer como se trabaja en equipo, como deben ser las reuniones de trabajo y cuáles son las reuniones que suelen manejarse, como ser líder, como realizar una comunicación efectiva, como negociar.

Asimismo, un Gerente de Proyectos debe tener una gran capacidad para el desarrollo personal, alguien que pueda crecer y hacer crecer a su personal. Por tal motivo es importante que tenga habilidades que favorezcan el desarrollo personal, entre las cuales podemos citar la inteligencia emocional, la empatía, la confianza, la proactividad, la asertividad y la motivación. Estas son habilidades que se aprenden y se desarrollan.

  1. Conclusiones

Dentro de las principales conclusiones a las que se pueden llegar en la presente ficha técnica, podemos mencionar:

  • El hombre es por naturaleza un ser eminentemente social que requiere de su entorno para lograr un desarrollo integral. Siendo este entorno básicamente social, resulta necesario que desarrolle habilidades que le permitan tener relaciones interpersonales satisfactorias y efectivas.
  • Teniendo en cuenta que el éxito de un proyecto depende de las personas encargadas de la concepción, desarrollo, ejecución y término, el Gerente depende directamente de su relación con ellas.
  • Normalmente los profesionales no tienen conocimiento de muchas de las habilidades que buscan optimar las relaciones con el recurso humano, por lo tanto, no las practican, perdiendo de esta manera la oportunidad de lograr una ventaja competitiva con su uso.
  • Las habilidades mencionadas en el presente trabajo pueden ser aprendidas, y siendo la capacitación un instrumento fundamental para ello, se hace necesario fomentar la participación en cursos y talleres en los cuales no solamente se desarrolle la teoría, sino se facilite el intercambio de experiencias y la aplicación de casos concretos de estas habilidades, mejorando la calidad de vida de las personas que las conocen y utilizan.
  • El éxito de un proyecto, y como consecuencia de su Gerente, radica en el equilibrio entre aspectos cuantitativos (técnicas, herramientas, metodología y estándares) y aspectos cualitativos (relaciones adecuadas, comunicación efectiva, empatía e inteligencia emocional); saber manejarse usando estos aspectos facilitará el éxito de quien las practique.
  • El Gerente de Proyectos debe ser un profesional con gran capacidad de trabajo en equipo para aprovechar su sinergia, valorando las diferencias y manejando adecuadamente la diversidad.
  • El Gerente de Proyectos que conoce las técnicas de negociación, logra tener una ventaja comparativamente con los que no las conocen, ya que finalmente logrará llegar a conseguir acuerdos que favorecen al proyecto que está manejando.
  • Es importante reconocer lo relevante que es para un Gerente llegar a ser un buen líder, que transmita confianza, que sepa motivar a su personal, que use su creatividad y se adapte a los cambios, que tenga una gran capacidad para el desarrollo personal, que pueda crecer y hacer crecer a su personal, sin olvidar la importancia que tienen los valores como la ética y la honestidad; el actuar siempre con profesionalismo y vocación de servicio, teniendo en cuenta el gran reto que tiene para con la sociedad.

Bibliografía

  • Bravo, L. Gerencia estrategia de proyectos, 2002.
  • Melgar, M. Floristofilo I. 2001.
  • Melgar, M. Floristofilo II “Influencia de la raza en el desarrollo territorial”, 2005.
  • Melgar, M. Floristifilo III (Sin publicar) “Influencia de la religión en el desarrollo territorial”, 2006.
  • Melgar, M. Propuesta de Compensación Ambiental (CAM) del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier, Dirección de Áreas Protegidas, Constanza 2005.
  • Morales, R., Melgar, M. 2002. Desarrollo de Regiones de Conservación y Desarrollo Sostenible (RECODES). Proyecto Ambiental de El Salvador (PAES), BID, CATIE. El Salvador.
  • www.ilustrados.com

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Melgar Ceballos Marvin. (2006, marzo 12). Habilidades humanas en la gerencia de proyectos. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/habilidades-humanas-en-la-gerencia-de-proyectos/
Melgar Ceballos, Marvin. "Habilidades humanas en la gerencia de proyectos". GestioPolis. 12 marzo 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/habilidades-humanas-en-la-gerencia-de-proyectos/>.
Melgar Ceballos, Marvin. "Habilidades humanas en la gerencia de proyectos". GestioPolis. marzo 12, 2006. Consultado el 21 de Agosto de 2019. https://www.gestiopolis.com/habilidades-humanas-en-la-gerencia-de-proyectos/.
Melgar Ceballos, Marvin. Habilidades humanas en la gerencia de proyectos [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/habilidades-humanas-en-la-gerencia-de-proyectos/> [Citado el 21 de Agosto de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de dr_po en Flickr