Habilidades blandas y educación para el trabajo del futuro

  • Talento
  • 6 minutos de lectura

Estamos viviendo una época de grandes y constantes cambios que afectan todas las esferas de la vida. Este contexto afecta a las personas, a las instituciones, al mundo de la producción, del trabajo y genera en las personas un sentimiento de indefección (estado de la persona de intensa ansiedad e incertidumbre ya que no puede vislumbrar su futuro). Ante esta realidad se pueden adoptar tres caminos: ignorar los cambios y dejar a la suerte su destino; ser consciente, pero paralizarse y sufrir. En ambos casos estas actitudes no contribuyen a evadir la ansiedad o el pesimismo. La tercera opción es ser proactivo, buscando informarse, formarse y capacitarse.

El conocimiento tecnológico lo provee la formación formal e informal, pero tiende a perder actualización rápidamente. En cambio, si las personas poseen habilidades blandas interpersonales son eternas y constantes. Son las más valoradas por los empleadores, pero son muy difíciles de adquirir, requieren años para desarrollarse y condiciones propicias de aplicación, lo cual hace que se valoricen y sean muy codiciadas a la hora de cubrir puestos de trabajo.

Desarrollo de Habilidades blandas

En algunos países los currículos de los primeros niveles educativos han incorporado ya el desarrollo de las habilidades blandas desplazando a los datos a un plano de elementos utilitarios al servicio de situaciones   que requieren poner en práctica esas habilidades. Los niveles superiores de la educación, si bien en muchas instituciones a través de la resolución de problemas ponen en práctica las habilidades blandas, se focalizan en la transmisión de información.

En América Latina el desarrollo de las habilidades no está presente en sus currículos que permanecen inalterables desde hace 100 anos. Para dotar la capacidad de empleabilidad la educación se circunscribe a orientación generales en el nivel medio, en los niveles terciarios y universitarios se limitan a la transmisión de conocimientos técnicos y conjuntos de habilidades para una ocupación. Sus currículos prevén una duración de las carreras entre cuatro y seis años de duración, actualmente considerados demasiado extensos, basados en información muchas veces desactualizadas o en el mejor de los casos estarán perimidas para cuando en educando deba ocupar un puesto de trabajo. Tanto la educación básica como en los niveles superiores delegan la formación y el desarrollo de las habilidades blandas a las familias y la comunidad, lo cual no garantiza que los educandos las posean para desempeñarse en el mundo del trabajo y en su vida personal.

Numerosas son las habilidades blandas, pero algunas son especialmente valoradas en el mercado del trabajo. Estas habilidades pueden dividirse en las Habilidades Blandas Generales y en las Específicas. Las primeras son y serán las valoradas en todos los tipos de ocupación. Las segundas serán las exigidas en los puestos de alta calificación.

HABILIDADES BLANDAS GENERALES

  • Los hábitos productivos: seguir una rutina, llevar agenda, ser diestros con la computadora.
  • Puntualidad
  • La integridad: ser honesto consigo mismo y con los demás, reconocer errores, ser objetivo, responsable.
  • Tener valores personales: conductas éticas
  • Comunicación: oral, escrita, capacidad para realizar presentaciones, habilidad para escuchar
  • Cortesía: modales apropiados a la situación y al contexto, ser respetuoso y guardar las formas cordiales.
  • Ser receptivo a las enseñanzas
  • Habilidades interpersonales: trato cordial, agradable, tener empatía
  • Tener autocontrol: paciencia, sociabilidad, habilidades sociales
  • Responsabilidad: ser confiable, hacerse cargo
  • Ética del trabajo: ser voluntarioso, diligente, motivado, ser puntual, no faltar.
  • Tener empatía
  • Seguridad personal: ser confiable en su manera de trabajar
  • Respeto a las opiniones ajenas
  • Flexibilidad y adaptabilidad
  • Tolerancia a la presión
  • Asertividad

HABILIDADES BLANDAS ESPECIALES PARA PUESTOS DE TRABAJO RELACIONADOS CON CLIENTES O PACIENTES

  • Empatía: ponerse en el lugar de los demás
  • Respeto a las opiniones
  • Asertividad: capacidad de dar información en forma adecuada y en el momento oportuno
  • Flexibilidad: adaptarse a circunstancias diversas
  • Habilidades interpersonales: ser cordial, amables, tener sentido del humor
  • Profesionalismo: ser formal, vestir adecuadamente, tener una apariencia apropiada
  • Adaptabilidad
  • Facilidad en la comunicación
  • Escucha efectiva
  • Adaptación al cambio
  • Capacidad de resolver problemas
  • Espíritu de servicio

HABILIDADES ESPECIALES PARA PUESTOS DE TRABAJO RELACIONADOS CON LAS TIC

  • Ética: normas y valores que regulen el correcto actuar
  • Adaptabilidad: a los cambios veloces de la tecnología, a los contextos diversos
  • Habilidades interpersonales para trabajar en redes y a distancia con coparticipes de cultura e idiomas diversos
  • Tener autodisciplina: dado que el tipo de trabajo es muy variable, poco normado y con prácticas muy flexibles
  • Trabajo en equipo interdisciplinario
  • Curiosidad : para buscar soluciones a problemas que se presenten
  • Automotivación: iniciativa, impulso
  • Tener confianza propia
  • Ser receptivo a las novedades
  • Profesionalismo
  • Flexibilidad: voluntad de cambio, aprendizaje continuo
  • Creatividad: en las formas de comunicar la información
  • Colaboración virtual
  • Competencia en el pensamiento lógico-matemático
  • Asertividad
  • Pensamiento computacional: capacidad de traducir grandes cantidades de datos en conceptos abstractos. Ser capaz de ordenar los conceptos, jerarquizarlos y seleccionarlos para darles sentido.

LAS HABILIDADES QUE REQUERIRÁN LOS TRABAJOS RELACIONADOS CON POBLACIONES ESPECIALES

Los informes sobre los campos laborales que tendrán más expansión en el futuro son aquellos relacionados con la atención de los niños y de los adultos mayores. Al respecto se consideran que serán muy valoradas las siguientes Habilidades Blandas:

  • La inteligencia interpersonal
  • La comunicación
  • La inteligencia emocional
  • La creatividad
  • La adaptabilidad
  • La comunicación
  • La cortesía
  • La flexibilidad
  • La receptividad
  • El autocontrol
  • Profesionalismo

HABILIDADES PARA DESEMPEÑARSE EN EL CAMPO CREATIVO

Este campo requiere que las personas   posean una habilidad innata combinada con una sensibilidad especial como un oído privilegiado, capacidad de proyectar ideas, imaginación.

  • La creatividad: es la capacidad de generar nuevas ideas, nuevos conceptos, nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, ser capaces de dar soluciones originales a los desafíos.
  • Imaginación constructiva: es una habilidad de la cognición que produce un pensamiento divergente. Es compleja porque engloba varios procesos mentales.
  • Espíritu emprendedor: si bien se asienta en una capacidad innata requiere espacios que la propicien y la autoestimulacion de la persona para desarrollarse plenamente. Aceptación de la crítica y de la autocrítica
  • Tenacidad y práctica.
  • Mentalidad de diseño: es la capacidad de corporizar las ideas. Requiere prácticas y conocimientos
  • Aprender a aprender
  • Autonomía e iniciativa personal
  • Sentido critico
  • Automotivación

Capacidades requeridas para ejercer el liderazgo

  • Ética: normas, valores y principios que regules su actuación tanto en su vida personal como en su desempeño profesional.
  • Responsabilidad: responder a las exigencias del puesto, en tiempo y forma
  • Empatía
  • Automotivación
  • Lealtad
  • Iniciativa
  • Tolerancia a la diversidad
  • Comunicación
  • Flexibilidad
  • Escucha activa
  • Ser receptivo
  • Tener autocontrol
  • Tener confianza propia
  • Aceptación de la critica
  • Pensamiento adaptativo: permite dar respuestas y soluciones no rutinarias
  • Ser asertivo: responder asertivamente en diferentes contextos
  • Alfabetización en nuevos medios
  • Transdisciplinaridad: capacidad para entender conceptos a través de miradas brindadas por distintas áreas del conocimiento

Los cambios que traen consigo la inteligencia artificial, la automatización y la informática cada día son mayores, más rápidos, más violentos, mucho más traumáticos, más ligados a un ambiente de gran incertidumbre, de una competitividad que no se había tenido antes, motivada por la globalización que le impone todo tipo de exigencias a las organizaciones.

Para ocupar puestos de trabajo en el campo laboral en el futuro, si bien se requerirán años de formación y educación académica, estas perderán el peso específico en la asignación del puesto adquiriendo mayor relevancia la inteligencia emocional y la disposición de capacidades y habilidades blandas. Los conocimientos duros brindan soluciones a problemas técnicos, pero los problemas críticos no se resuelven con conocimientos duros, sino que requieren un bagaje adaptativo como el brindan las Habilidades Blandas.

Estas se adquieren y desarrollan, en primer lugar, en la familia, el entorno físico y social, la cosmovisión del lugar donde se vive y especialmente en las instituciones educativas en las cuales las personas ponen en práctica la mayor parte de sus capacidades y las desarrollan. El mundo laboral en el que se desenvuelven son ámbitos de crucial importancia para el desarrollo de habilidades.

Las Habilidades Blandas constituyen el mayor caudal del valor laboral que tiene una persona pues el conocimiento del trabajo específico cambiara a gran velocidad y si tiene desarrollada la capacidad de aprendizaje podrá subsanar esta limitación. Por el contrario, desarrollar las habilidades y capacidades blandas requiere años de vida en un contexto que las facilite.

Educar para el futuro significa: invertir la carga que en los currículos tienen los conocimientos duros  y aumentar situaciones que permitan  detectar las aptitudes, habilidades, competencias y actitudes de los educandos. Para ello se  crearan  situaciones de aprendizaje en las que  las  personas deban aplicar, desarrollar, practicar  y exponer las Habilidades Blandas.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

2+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Salfi Conti María Susana. (2019, febrero 4). Habilidades blandas y educación para el trabajo del futuro. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/habilidades-blandas-y-educacion-para-el-trabajo-del-futuro/
Salfi Conti, María Susana. "Habilidades blandas y educación para el trabajo del futuro". GestioPolis. 4 febrero 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/habilidades-blandas-y-educacion-para-el-trabajo-del-futuro/>.
Salfi Conti, María Susana. "Habilidades blandas y educación para el trabajo del futuro". GestioPolis. febrero 4, 2019. Consultado el 15 de Noviembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/habilidades-blandas-y-educacion-para-el-trabajo-del-futuro/.
Salfi Conti, María Susana. Habilidades blandas y educación para el trabajo del futuro [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/habilidades-blandas-y-educacion-para-el-trabajo-del-futuro/> [Citado el 15 de Noviembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de sparkfun en Flickr