Gestión del conocimiento y capital intelectual para la innovación

LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO Y LA UTILIZACIÓN DE LAS TECNOLOGÍAS DE
LA INFORMACIÓN Y DE LAS COMUNICACIONES EN LA CREACIÓN DE VALOR EN
LOS PROYECTOS DE INNOVACIÓN
1. Resumen
2. Análisis actual al entorno económico
3. Acercamiento conceptual a la gestión del conocimiento
4. El capital intelectual
5. Capital intelectual de innovación
6. Conclusiones
7. Bibliografía
RESUMEN
En el actual contexto competitivo, globalizado e incierto el mayor valor de una empresa se
centra en sus competencias esenciales, es decir, en su capital intelectual. Hoy en día, la teoría
económica de la empresa resalta que para la formulación de estrategias de éxito, estas se
deben basar en el conocimiento más que en la gestión de los activos tangibles de la empresa.
En una empresa existen dos tipos diferentes de competencias, una en la que se desarrolla el
capital intelectual de operaciones y el otro orientado al desarrollo del capital intelectual de
innovacn. Las operaciones de la empresa se organizan a través de las unidades de negocios,
en cambio los activos de innovacn se organizan por medio de los proyectos. En ambas
actividades las tecnologías de la información y comunicaciones son un medio fundamental para
transferir, analizar, compartir y almacenar los conocimientos explícitos o las informaciones.
El presente estudio tiene por principal objetivo analizar el capital intelectual de innovación e
identificar las competencias y las capacidades esenciales, viendo la importancia de estas en el
desarrollo de los proyectos de innovación y en la creación de nuevos conocimientos, todo esto
en beneficio de la generación de ventajas competitivas sostenibles.
1.- ANALISIS ACTUAL AL ENTORNO ECONOMICO
En un escenario económico como el actual, en el que las empresas se mueven hacia la
globalización, las grandes operaciones de fusión o las alianzas estratégicas, subyace un
profundo cambio en los modelos de negocio, por esto la economía mundial avanza hacia
un nuevo modelo basado en el conocimiento por encima de los demás factores
económicos tangibles. Si en la era agrícola el recurso central fue la tierra y en la era
industrial fue la maquinaria (capital físico), en la nueva economía que se esta
configurando, el conocimiento y su distribución entre las distintas unidades que
componen el sistema económico es el elemento clave para la creación de la riqueza.
De esta manera, es posible definir una ”economía basada en el conocimiento” como
aquella economía basada en la producción, distribución y uso del conocimiento y de la
información. La importancia de la creación del conocimiento y de las actividades
innovadoras como factores de crecimiento económico, no es una teoría aparecida
recientemente, no obstante el reciente protagonismo dado al conocimiento viene
explicado por los siguientes factores:
La evolución en el desarrollo de indicadores y métodos de medición ha
contribuido a considerar al conocimiento como nuevo input inherente al proceso
productivo. El conocimiento, como cualquier otro factor de producción, puede ser
producido y utilizado en la creación de nuevos bienes y/o servicios (innovación) en la
mejora de las actuales operaciones, productos y/o procesos y en aprovechar la relación
con su entorno.
La aparición y desarrollo de nuevas tecnologías de la información y de la
comunicación (TIC) ha contribuido a una mayor facilidad en el uso y creación del
conocimiento.
Con todo esto se puede mencionar al conocimiento y al capital intelectual como las únicas
fuentes de ventaja competitivas sostenibles. Lawrence Prusak, en su artículo publicado
en 1996, afirmaba lo siguiente “Los investigadores en las áreas de ventajas competitivas
sostenibles han llegado a la conclusión de que la única cosa que da a una organización
ventajas competitivas duraderas, es lo que sabe, como utiliza lo que sabe y su capacidad
de aprender cosas nuevas rápidamente.”
2.- ACERCAMIENTO CONCEPTUAL A LA GESTION DEL CONOCIMIENTO
Una vez analizado el actual entorno económico es importante establecer las diferencias
entre gestión del conocimiento y la gestión del capital intelectual. De acuerdo con Karl M.
Wiig (1997) “La gestión del capital intelectual se centra en la construcción y gestión de
los activos intelectuales desde una perspectiva empresarial estratégica y gerencial, con
algunas derivaciones tácticas. Su función es considerar en su conjunto la totalidad del
capital intelectual de la empresa”. “La gestión del conocimiento tiene por otro lado una
perspectiva táctica y operacional; es más detallada y se centra en facilitar y gestionar
aquellas actividades relacionadas con el conocimiento, tales como su creación, captura,
transformación y uso. Su función es la de planificar, poner en práctica, operar, dirigir y
controlar todas las actividades relacionadas con el conocimiento y programas que se
requieren para la gestión efectiva del capital intelectual”.
Bajo este contexto se hace necesario definir el concepto de conocimiento, Prusak en 1998
lo definió de la siguiente manera: “Conocimiento es la fluida mezcla estructurada de
experiencia, valores, información contextualizada, y ojo clínico muy experto que
proporciona un marco de trabajo excelente para evaluar e incorporar nuevas experiencias
e información. Se origina y se aplica en la mente de los que lo tienen. En las
organizaciones, se encuentra muchas veces almacenado no solamente en documentos o
bases de datos, sino también en rutinas, procedimientos, prácticas y normas”.
De la definición anterior se desprenden dos tipos de conocimiento: el explícito y el tácito.
El primero es aquel que puede ser expresado en palabras y números, puede ser
fácilmente transmitido y compartido en forma de procedimientos codificados, fórmulas
científicas o principios universales. En contraste con él, el conocimiento tácito está muy
personalizado y su formalización es compleja. Por lo que es difícil de transmitir ya que no
ha adoptado una forma explícita.
Nonaka y Takeuchi en 1995 daban a conocer el “modelo de ciclos de producción del
conocimiento”, donde se expresaban los siguientes procesos de conversión del
conocimiento:
1. De tácito a tácito (Proceso de socialización): Los individuos adquieren nuevos
conocimientos directamente de otros.
2. De tácito a explícito (Proceso de externalización): El conocimiento se articula de
una manera tangible a través del dialogo.
3. De explícito a explícito (Proceso de combinación): Se combinan diferentes
formas de conocimiento explícito mediante documentos o bases de datos.
4. De explícito a tácito (Proceso de internalización): Los individuos internalizan el
conocimiento de los documentos en su propia experiencia.
Existe un desarrollo secuencial entre dato, información y conocimiento; los datos una vez
asociados a un objeto y estructurados se convierten en información. La información
asociada a un contexto y a una experiencia se convierte en conocimiento. El
conocimiento asociado a una persona y a una serie de habilidades personales se
convierte en sabiduría, y finalmente el conocimiento asociado a una organización y a una
serie de capacidades organizativas se convierte en capital intelectual.
Figura 1.- (Fuente: adaptación J.M. Viedma de Robert Grant, 1995)
Estrategia
Capacidades
Organizativas
Ventajas
Competitivas
Factores Clave del
éxito del Sector
Intangibles
Capital
Humano
Capital
Estructural
Capital
Relacional
Físicos
Financieros
Tangibles
Recursos
Capital intelectual (en operaciones e innovación)
La teoría de los recursos y las capacidades procede del ámbito académico y viene a ser la
precursora de la gestión del conocimiento, concepto mucho más ligado al ámbito
empresarial. Partiendo del modelo de las cinco fuerzas de Porter, que es una
herramienta fundamental para entender el entorno competitivo y los factores que desde el
exterior influyen en las empresas de un mismo sector, el análisis estratégico ha intentado
investigar porque dentro de este mismo sector se producen diferencias en el desempeño
de las empresas. Por esto el estudio de la estrategia avanzó hacia el paradigma basado
en los recursos y capacidades que se poseen, esto es bajo un enfoque interno, o los que
se deben adquirir para poder competir en el mercado. Por esto el Benchmarking juega
un rol primordial para referenciar los productos, procesos e innovaciones respecto a la
mejor competencia. En definitiva se pasa de un enfoque exterior a uno interior a la hora
de fundamentar la creación de las ventajas competitivas.
Relaciones fundamentales entre recursos, capacidades y ventaja competitiva
Cuando se habla de generar y favorecer el conocimiento en la empresa no se refiere a
cualquier tipo de conocimiento, sino que aquel que permita desarrollar las competencias
esenciales o las capacidades esenciales. La idea es detectar estos factores que son los
que efectivamente podrán generar las ventajas competitivas sostenibles. Por esto para
que los recursos de una empresa sean útiles deben ser adecuadamente combinados y
gestionados, para así generar una capacidad o una competencia esencial, ya sea en la
cadena de valor de las operaciones como en la cadena de valor de innovación.
Del cuadro se desprende que las capacidades organizativas provienen del aprendizaje
organizativo, siendo este un medio para que la empresa pueda resolver problemas cada
vez más complejos. También se habla de recursos intangibles, estos se definen como
todo aquello que en una organización se utiliza para crear valor, pero que no se
contabiliza, pueden ser capacidades, procesos o rutinas organizativas. La innovación y
el aprendizaje organizacional se convierten en procesos que incrementan el capital
intelectual, pero también tenemos que destacar el valor de la gestión de la información y
de las personas de la organización.
3.- EL CAPITAL INTELECTUAL
Steward en 1997 definió el capital intelectual como “material intelectual, conocimiento,
información, propiedad intelectual, experiencia, que puede utilizarse para crear valor”. En
Euroforum (1998), “el capital intelectual se definió como el conjunto de activos intangibles
de una organización, que pese a no estar reflejados en los estados contables
tradicionales, en la actualidad genera valor o tiene potencial de generarlo en el futuro”.
Estos activos intangibles incluyen todos aquellos conocimientos tácitos y explícitos que
generan dicho valor económico.
Fuente: ICMS, J.M. Viedma 2002 y elaboración propia
Figura 2.- Clasificación del capital intelectual
De acuerdo a lo mostrado en la figura 2.- el capital humano se refiere a la educación,
experiencia, “know how”, conocimientos, habilidades, valores y actitudes de las personas
que trabajan en la empresa. No son propiedad de la empresa, ya que pertenecen a los
trabajadores, estos al marcharse a casa se llevan consigo estos activos. En el capital
humano residen los conocimientos tácitos de la organización.
El capital estructural se refiere a la estructura organizativa formal e informal, a los
métodos y procedimientos de trabajo, al software, a las bases de datos, a la I+D, a los
Valor total de la empresa
Capital Financiero
(Activos tangibles)
Capital Intelectual (CI)
(Activos intangibles)
CI Operaciones CI Innovación
Capital
humano
Capital
estructural
Capital
relacional
Capital Social
Capital
humano
Capital
estructural
Capital
relacional
sistemas de dirección y gestión, y a la cultura de la empresa. Estos activos son
propiedad de la empresa y algunos de ellos pueden protegerse legalmente (patentes,
propiedad intelectual, etc.)
El capital relacional se refiere a la cartera de clientes, a las relaciones con los
proveedores, bancos y accionistas, a los acuerdos de cooperación y alianzas
estratégicas, tecnológicas, de producción y comerciales, a las marcas comerciales y a la
imagen de la empresa. Estos activos son propiedad de la empresa y algunos de ellos
pueden protegerse legalmente, como es el caso de las marcas comerciales.
Como sabemos el peso del capital intelectual sobre el valor de mercado de una
organización es creciente y por lo tanto los esfuerzos se dirigen a gestionarlo y a medirlo.
En busca de las ventajas competitivas sustentables, algunos modelos han sido
desarrollados recientemente. Estos modelos manejan el capital intelectual de las dos
cadenas de valor; es decir, en la cadena de valor de las operaciones y en la cadena de
valor de la innovación. Los más conocidos son: Skandia Navigator (Leif and Malone,
1997), Intangible Assets Monitor (Sveiby, 1997) and Balanced Scorecard (Kaplan y
Norton, 1994). Todos ellos consideran la estrategia (la visión, misión y objetivos) como la
referencia principal y al capital humano, capital estructural y capital relacional como los
agregados a manejar. Otros modelos también se enfocan en la estrategia como la
referencia principal, pero en lugar de considerar los tres tipos de capital antes
mencionado, ellos manejan sólo las competencias esenciales o las capacidades
esenciales.
Los modelos: Intellectual Capital Benchmarking System (OICBS Viedma, 2001) e
Innovation Capabilities Benchmarking System (IICBS Viedma, 2001) están en el segundo
grupo, como también el de Daniel Andriessens: Value Explorer Model (Andriessen,
2001).
A continuación se analizará el capital intelectual de innovación, apoyándose en el modelo
IICBS.
4.- CAPITAL INTELECTUAL DE INNOVACION
El capital intelectual de innovación en una organización debe tener como principal
finalidad desarrollar diferentes proyectos de innovación para el desarrollo de nuevos
productos y/o servicios claves para la obtención de competencias esenciales en la cadena
de valor de innovación y en las capacidades esenciales del recurso humano que permitan
mantener o conseguir las anheladas ventajas competitivas sostenibles.
Fuente: Adaptado desde Kaplan (1996) por J.M.Viedma
Figura 3.- La cadena de valor del proceso de negocio
Este objetivo solo se puede alcanzar teniendo visualizadas las necesidades futuras de los
clientes y realizando un proceso de Benchmarking respecto al mejor competidor.
Frente a este desafío el capital humano deberá resaltar por: sus capacidades, talento,
liderazgo, valores y cultura que los lleven a la creación de nuevos conocimientos y a un
aprendizaje individual. En tanto, al capital estructural se le exigirá que la cultura, los
valores el aprendizaje y las estructuras organizativas sean orientadas para el proceso de
innovación. La infraestructura de innovación puede ser común y servir de base para el
desarrollo de los diferentes proyectos de innovación. Finalmente, en el capital relacional
se deberá desarrollar y motivar las alianzas, acuerdos, relaciones con los clientes,
outsourcing, centros de investigación, universidades y otros organismos que promuevan o
faciliten la innovación de productos y/o servicios.
Diseño
Desarrollo
Fabricación Venta Servicio
Necesidades
del cliente
identificadas
Necesidades
del cliente
satisfechas
INNOVACION OPERACIONES
Actividades esenciales
+ Competencias esenciales
Capital intelectual de innovación
Actividades esenciales
+ Competencias esenciales
Capital intelectual de innovación
Innovation Intellectual Capital
Benchmarking System (IICBS)
Operation Intellectual Capital
Benchmarking System (OICBS)
Fuente: Adaptado desde IICBS (2002) J.M.Viedma
Figura 4.- Competencias esenciales y Benchmarking en los proyectos de innovación
El capital intelectual de innovación se centra en cada proyecto de innovación que resulten
estratégicos para la organización. Las competencias esenciales en los proyectos de
innovación permiten el desarrollo de core business futuras”, por lo que la organización
podría subcontratar todas las demás (outsourcing), también se pueden establecer
acuerdos y alianzas estratégicas con proveedores y otras empresas.
5.- CONCLUSIONES
La economía mundial se dirige hacia un nuevo modelo económico basado en el
conocimiento en el que éste tiene un claro valor diferenciador aportando ventajas
competitivas gracias a su gestión.
CI Innovación
(Nuestra empresa)
Capital
humano
Capital
estructural
Común
Capital
relacional
Capacidades
esenciales
Resultados
futuros
Necesidades
futuras clientes
Competencias
esenciales
Entorno
competitivo
futuro
CI Innovación
(Mejor competidor)
Capital
humano
Capital
estructural
Común
Capital
relacional
Capacidades
esenciales
Resultados
futuros
Necesidades
futuras clientes
Competencias
esenciales
Benchmarking
Cadena de Valor
Proyecto de innovación
Cadena de Valor
Proyecto de innovación
- Innovación social
- Innovación tecnológica
- I+D competidores
- Proyecto de innovación
de competidores
El capital intelectual se refiere a activos intangibles considerados desde una perspectiva
estratégica y global, mientras que la gestión del conocimiento se refiere a los
componentes de los activos intangibles desde una perspectiva táctica y operacional.
La innovación y el aprendizaje organizacional son elementos claves para aumentar el
capital intelectual, respaldándose en las tecnologías de la información y las
comunicaciones y en las personas de la organización.
El capital intelectual de innovación se desarrolla a través de los proyectos de innovación,
siendo estos la llave para conseguir las ventajas competitivas en el día de mañana. Para
poder conseguir este objetivo la organización debe analizar las necesidades de los
clientes y realizar un proceso de Benchmarking con el mejor competidor del producto y/o
servicio a desarrollar, con estos parámetros se determinaran las competencias esenciales
en la cadena de valor del proyecto de innovación.
Finalmente no se puede dejar de indicar que tanto la gestión del capital intelectual como
la gestión del conocimiento son la piedra angular del paradigma de la empresa triunfadora
del siglo XXI.
BIBLIOGRAA
Davenport, T.H., Prusak, L. (1998). Working Knowledge. Boston: Harvard Business School Press.
Edvisnsson L., Malone M. S. (1999). El Capital Intelectual. Cómo identificar y calcular el valor de los
recursos intangibles de su empresa. España: Gestión 2000.
Grant, R.M. (1997). Dirección Estratégica. Conceptos, Técnicas y Aplicaciones. Madrid: Civitas. (tulo
original: Contemporary Strategy Analysis: Conepts, Techniques, Applications. 2nd. Edition. Cambridge:
Blackwell Publishers).
Nonaka, I., Takeuchi, H. (1995). The Knowledge-Creating Company. USA: Oxford University Press.
Porter, M. (1987). Ventaja Competitiva. CECSA: México. (Título original: Competitive Advantage. New
York: Free Press. 1985).
Prusak, L. (1996). "The Knowledge Advantage". Strategy & Leadership. March/April. Pp. 6-8.
Roos, J., Roos, G., Edvinsson, L., Dragonetti, N.C., (1997) Intellectual Capital. London: Macmillan
Business.
Sveiby, K. E. (1997). The New Organizational Wealth. USA: Berett-Koehler Publishers, Inc.
Viedma, J.M. (2001). IICBS Innovation Intellectual Capital Benchmarking System. World Congress on
Intellectual Capital Readings. Butterworth Heinemann. Edited by Nick Bontis. pp.243-265.
Viedma, J.M. (2000) "Gestión del Conocimiento y del capital intelectual". Nueva Empresa.com
Nº454/octubre 2000 (Año XXII) Suplemento: Cuadenos de Management para una dirección eficaz.
pp. 99-105.
Aportado por: Luis Alvarado Acuña
Ingeniero Civil Industrial en Sistemas, Licenciado en Ciencias de la Ingeniería
Industrial
Profesor Universidad Católica del Norte, Antofagasta, Chile
Doctorando en Ingeniería de Proyectos, Universidad Politécnica de Cataluña,
Barcelona, España

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Alvarado Acuña Luis. (2003, julio 26). Gestión del conocimiento y capital intelectual para la innovación. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/gestion-del-conocimiento-y-capital-intelectual-para-la-innovacion/
Alvarado Acuña, Luis. "Gestión del conocimiento y capital intelectual para la innovación". GestioPolis. 26 julio 2003. Web. <https://www.gestiopolis.com/gestion-del-conocimiento-y-capital-intelectual-para-la-innovacion/>.
Alvarado Acuña, Luis. "Gestión del conocimiento y capital intelectual para la innovación". GestioPolis. julio 26, 2003. Consultado el 21 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/gestion-del-conocimiento-y-capital-intelectual-para-la-innovacion/.
Alvarado Acuña, Luis. Gestión del conocimiento y capital intelectual para la innovación [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/gestion-del-conocimiento-y-capital-intelectual-para-la-innovacion/> [Citado el 21 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ctbto en Flickr
DACJ