Caracterización socioeconómica rápida de un parque nacional dominicano

Caracterización socioeconómica rápida de un parque
nacional dominicano
1. Introducción y objetivos
1.1 Introducción
La Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR), nace de la necesidad inherente de
complementar la información existente a nivel social, económico, productivo y ambiental
del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier. A solicitud del equipo de planificadores
que iniciaron el desarrollo del Plan de Manejo del área protegida en el mes de marzo del
año 2005, se planteo la falta de información sobre:
¿Qué comunidades interactúan con los recursos naturales del PNJBPR?
¿Cuántas son y donde se ubican?
¿Qué comunidades y cuantas interactúan con las cuencas hidrográficas que integran el
área protegida?
¿Cuántas personas integran cada comunidad y en total inciden en la conservación del
PNJBPR?
¿Qué actividades agroproductivas realizan?
¿Qué tipos de suelo utilizan para el desarrollo de las actividades agroproductivas?
¿Cuáles son las principales áreas criticas temáticas (problemas) y geográficas que
afectan generadas por las comunidades en el PNJBPR?
¿Cuáles son los agroproductos que generan la dinámica económica y social en las
comunidades?
Son algunas de las preguntas que surgieron durante la primera etapa de generación del
PNJBPR, al revisar la información secundaria existente, no fue factible identificar
información actualizada y concreta que pudiera responder a la totalidad de las
interrogantes, lo que indico la ruta para el desarrollo de la Caracterización
Socioeconomica Rápida para el área protegida.
Utilizando el método desarrollado por GITEC/SERCITEC para el desarrollo de iniciativas
de “Ordenamiento Territorial”, la cual inicia durante el mes de agosto del año 2005, en
forma paralela con otros estudios técnicos necesarios y complementarios para la
generación de la información requerida para la elaboración de un Plan de Manejo viable y
practico, para la solución de la problemática ambiental del PNJBPR.
Cuatro aspectos dan un valor agregado a la CSR del PNJBPR:
1
1. La participación de miembros de las comunidades en la fase preparatoria para la
identificación de las comunidades que interactúan en forma directa con los recursos
naturales y su posterior levantamiento de información, logrando un alto nivel de confianza
en la información colectada;
2. El desarrollo de la CSR en forma conjunta con el “Diagnostico de Areas Criticas”
(DAC), “Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra”, “Propuesta de Compensación
Ambiental” (CAM), permitiendo una visión más transversal sobre la situación
socioambiental y productiva del territorio que ocupa del PNJBPR;
3. El desarrollo de la CSR con un enfoque de “Ordenamiento Territorial” para el
desarrollo de una propuesta de zonificación que contribuya realmente a solucionar los
conflictos de aprovechamiento y sobreuso de suelo que existe dentro de los limites del
área protegida;
4. La utilización de las unidades fisiográficas (cuencas hidrográficas) para el
desarrollo de la investigación y analisis, lo cual además de brindar la información genérica
del área protegida, aporta información puntual para el futuro desarrollo de herramientas
de planificación y manejo de las parte alta de cinco de las subcuencas hidrográficas más
importantes del país (1. Rio Yuna; 2. Rio Nizao; 3. Rio Las Cuevas; 4. Rio Grande del
Medio; y 5. Rio Yaque del Norte). Acciones que inician durante el desarrollo e
implementación del Plan de Manejo del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier.
El documento de la CSR, no solo muestra el analisis de la información demográfica,
productiva, económica y ambiental, producto de las acciones participativas, autocenso y
levantamiento por boletas. Además se presenta en forma consolidad información
producto del Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra y Diagnostico de Areas Criticas, lo
que permitira el cruce de información para el desarrollo de conclusiones y
recomendaciones.
2
1.2 Objetivos
Objetivo general
Identificar las principales variables socioambientales producto de la interacción de las
comunidades que inciden directamente sobre los recursos naturales que contienen los
ecosistemas del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier (PNJBPR), con el fin de
conciliar las necesidades sociales y económicas con la estabilidad ecológica necesaria
para el cumplimiento de los objetivos de conservación de la categoría del manejo y un
apropiado esquema de implementación del Plan de Manejo.
Objetivos específicos
Describir las características sociales, económicas, productivas y ambientales de las 20
comunidades internas y 13 comunidades externas con interacción directa con los recursos
naturales de los ecosistemas presentes en el PNJBPR.
Establecer la relación existente entre el manejo, uso y explotación de los recursos
hídricos existentes en las 5 Cuencas Hidrográficas existentes en el PNJBPR (rio Yuna,
Rio Nizao, Rio Las Cuevas, Rio Grande del Medio y Rio Yaque del Norte).
Localizar, identificar, caracterizar y evaluar la compatibilidad del uso de los recursos
dentro del PNJBPR, como de la zona de amortiguamiento propuesta.
Conocer las variables socioeconómicas (migración, ingresos familiares etc.) con la
finalidad de definir nuevas oportunidades de desarrollo, compatibles con el manejo y
conservación del área protegida.
Evaluar de forma cualitativa el nivel de conocimiento, valores, actitudes,
preocupaciones y expectativas de interesados claves relacionados con el PNJBPR, la
conservación y sobre los recursos naturales.
Generar información específica para la elaboración del Plan de Manejo del PNJBPR,
puntualmente para el fortalecimiento de la propuesta de zonificación (ordenación
territorial) y actividades socioproductivas y ambientales en los programas y subprogramas
de manejo.
3


















2. Alcance del estudio
La participación de la sociedad civil representada en las comunidades que ocupan los
espacios físicos internos y circunvecinos al área protegida, es un factor crítico para lograr
los objetivos y funciones de conservación que éstas tienen. De no contar con la
participación civil, las áreas protegidas se pueden convertir en islas de conservación, con
un alto costo en el manejo. (Melgar, M. CONAP, 2001)
El objetivo de elaborar una “Caracterización Socioeconomica Rápida” sigue la
secuencia lógica establecida por la “Guía Metodologica para la
Actualización/Elaboración de Planes de Manejo de la Republica Dominicana” como
parte de los estudios técnicos de la “Fase de Diagnostico”, su fin lograr en forma
objetiva, realista y clara, toda aquella información, que permita al equipo de planificadores
del Plan de Manejo del PNJBPR acciones concretas y viables para el fortalecimiento de la
vinculación de las comunidades para la conservación y protección del área protegida.
Figura 1: El DAC dentro del flujo de elaboración del Plan de Manejo del PNJBPR
El declarar un área protegida, evidentemente pone restricciones en el manejo de las
mismas, y éstas pueden causar conflictos, principalmente con aquellos grupos de
4
usuarios que las han utilizado o sobré utilizado durante años. Dependiendo de la
categoría de manejo, y la zonificación que de en la misma, las actividades de uso son
permitidas o son restringidas. Los planes de manejo son los que definen estas
acciones. En esta propuesta, lo que se pretende es dar algunos lineamientos
generales para establecer quiénes, además de las agencias del Estado, deben
participar en la elaboración de los planes de manejo. Además se trata de identificar
cuáles son las prácticas tradicionales que se han dado en las áreas protegidas, y poder
definir con los usuarios el impacto que dichas actividades tienen en el área. Así los
planes de manejo deben ser hechos con los usuarios de los recursos naturales y no para
los usuarios. (Melgar, M. CONAP, 2001)
Los costos de la conservación y manejo de áreas protegidas no pueden ser absorbidos
por las poblaciones rurales, que son generalmente quienes tienen los máximos índices de
pobreza y dependencia de las áreas protegidas, en algunas ocasiones cuando las
comunidades se asientan en zonas con alta productividad, corren la suerte de lograr un
nivel de vida aceptable, que es asociado a las características agroecológicas del área
protegida, como es el caso de algunos territorios del PNJBPR. (CSR, 2005)
La conservación no puede ser vista o percibida como antagónica al desarrollo, y
mucho menos limitativa al uso de los recursos, se encuentren estos dentro de un
área protegida o fuera de ellas. Las áreas protegidas son sitios naturales que dan
beneficios a las poblaciones humanas, y debe establecerse consenso entre las partes
para poder desarrollar planes de manejo basados en las realidades locales. (CSR, 2005)
Aspectos relevantes son las variables de población (cuantas personas y/o familias)
dependen de los recursos; qué tipo de tecnología utilizan para la extracción de los
recursos; cuánto es el consumo que se hace del recurso, y si es de uso interno de la
familia o de venta. Estos factores permiten identificar claramente cuánto se usa el
recurso, cómo se usa, y qué impacto tiene el uso. Esta clasificación, permitirá
determinar, cuáles son las acciones paralelas de desarrollo comunitario que deben
implementarse. Siendo necesario el desarrollo de una “línea base” que permita la
generación de información para orientar a los planificadores en el desarrollo de “Planes de
Manejo” coherentes y realista, siendo el postulado anterior el fundamento para la
elaboración del Plan de Manejo del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier. (CSR,
2005)
Los programas de conservación de áreas protegidas deben estar correlacionados con
programas o proyectos de desarrollo que den a las comunidades involucradas alternativas
de manejo y compensaciones (o incentivos) sociales, económicos y espirituales que les
motiven a participar en el manejo del área, y se vean como beneficiarios de dicho
programa. Por ello las instituciones y/o organismos del Estado, ONG´s, proyectos de
desarrollo deben hacer un trabajo conjunto y coordinado. Es importante hacer notar que
no todas las prácticas tradicionales tienen impacto positivo en los recursos naturales, y no
todas las prácticas tecnológicas se adaptan a las condiciones de vida de las poblaciones
rurales. Por ello la unión de las técnicas tradicionales con las técnicas formales, es una
interacción que debe desarrollarse.
Según la UICN, las comunidades pueden:
Vivir permanentemente en las áreas protegidas;
5
Vivir cerca de las áreas protegidas;
Vivir cíclicamente cerca o alrededor de las áreas protegidas;
Tener una relación directa con las áreas protegidas que puede ser temporal; y
Relacionarse con los recursos dentro del área protegida por que son escasos en sus
propias áreas.
Los programas de conservación y desarrollo deben ser orientados, de acuerdo al tipo de
población. Las categorías de manejo con mayores restricciones son las que provocan
más conflictos, y los costos de manejo son elevados. Cuando se combinan las acciones
de conservación con las necesidades locales, los programas logran consolidar más
fácilmente los objetivos de conservación. (UICN, 2004)
2.1 Amenazas a las áreas protegidas
1. Las principales causas de deforestación en el territorio del PNJBPR, son
relacionadas con:
Factores estructurales de la economía dominicana y la dependencia del sector
primario;
El consumo energético y las deficiencias en el manejo de recurso bosque; y
Fenómenos naturales. (CSR, 2005)
2. Los factores estructurales se deben a cuatro problemas fundamentales:
El crecimiento de la población, relacionado con el tipo de aprovechamiento que se haga
a los recursos forestales e hídricos;
La desigualdad y la incertidumbre en cuanto a la tenencia de la tierra, y de los recursos
naturales, que crean un sistema de ambigüedad en cuanto a éstos, y disminuye la
capacidad de monitoreo de la calidad del recurso;
La pobreza rural implica una dependencia directa del recurso para la sobrevivencia,
produce cambios en los patrones de uso de la tierra, generalmente para cultivos de
productos agrícolas en tierras no aptas, con pendientes elevadas, poca profundidad
efectiva de suelo, con capacidades de uso de tierra orientado a la cobertura forestal para
aprovechamiento y/o protección;
El 89 % de las áreas deforestadas anualmente, se debe al avance de la frontera
agrícola tanto por la expansión de la agricultura de subsistencia, la producción para la
agro exportación, principalmente la ganadería, ejemplo los polígonos de las comunidades
ubicadas en las comunidades de Monte Llano, El Castillo, La Siberia y Pinar Parejo y la
especulación inmobiliaria como en los terrenos aledaños a la construcción de la “Presa
Hidroeléctrica de Pinalito”. (CSR, 2005)
2.2 Conflictos en las áreas protegidas
6
La imagen de los Planes de Manejo para Areas Protegidas: Por muchos años los
Planes de Manejo han sido impuestos y restrictivos para las comunidades locales. Esto
implica que el inicio de programa provoque miedo, inquietud y desconfianza dentro la
comunidad. (Melgar, M. CONAP, 2001, CSR, 2005)
Asumir el riesgo de una nueva práctica: cualquier programa, proyecto, plan de manejo,
generado al exterior de una comunidad, acarrea cambios en normas y reglas al interno de
la comunidad. Las tecnologías externas representan un riesgo en su aplicación. ¿Quién
asume el riesgo al cambio? La comunidad o la entidad que lo promueve. Esto hace que
las comunidades no se involucren para hacer los cambios. (Melgar, M. CONAP, 2001,
CSR, 2005)
Conservación por empresas nacionales y transnacionales: Situación en que las
reglas de poder cambian, y las agencias del Estado debilitan las grandes inversiones de
capital. Es aquí donde la verdadera participación local tiene relevancia, y donde las
instituciones de manejo de áreas protegidas se fortalecen en la medida que los grupos de
base toman sus propias decisiones de manejo. (Melgar, M. CONAP, 2001, CSR, 2005)
Competencia entre agencias: Tanto en la administración como en el acceso a fondos
provenientes del exterior. Este es uno de los problemas más comunes que ha enfrentado
la Dirección de Areas Protegidas, principalmente en el ámbito central. Con la opción del
manejo local y de la conformación de grupos coordinados, este problema puede evitarse.
(Melgar, M. CONAP, 2001, CSR, 2005)
Definición de límites dentro y afuera del área: Conflicto bastante común con
variaciones interesantes que pueden darse con la definición y reconocimiento de los
limites de área protegida. El PNJBPR, al igual que otros más no posee una adecuada
delimitaciòn, además de que la mayoría de las áreas protegidas son establecidas en la
mayoría de las ocasiones, sin la debida conciliación con comunidades o propietarios.
(Melgar, M. CONAP, 2001, CSR, 2005)
Conflictos invisibles: Son aquellos que no son obvios y que aparecen en casos
extremos y se manifiestan con actos delictivos. Son los más difíciles de identificar y los
que provocan mayores daños. Pueden derivarse de Declaratorias de áreas protegidas
para evitar invasiones, grupos marginales e invisibles afectados directamente, mercado,
etc. (Melgar, M. CONAP, 2001, CSR, 2005)
2.3 Conflictos socioambientales en el PNJBPR
Los conflictos han existido siempre y, en general, hay dos formas de resolverlos, una es
que las partes interesadas lleguen a un acuerdo (con la colaboración de un mediador
moral), seleccionado por las partes, que facilite el proceso de negociación. La otra es que
un tercero funcione como autoridad (un mediador legal). Con un acuerdo entre las partes,
éstas deciden las soluciones y se amparan en un mediador o autoridad moral, según
una práctica tradicional. Cuando hay una autoridad legal, es ésta quien define la solución.
(Morales, R, CATIE 2002)
En el caso particular de la Republica Dominicana, el Estado asume el rol de mediador,
amparándose en recursos legales, en defensa de los recursos naturales y biodiversidad
que contienen las áreas protegidas. En algunas ocasiones como es el caso del PNJBPR
7
acompañados por ONG ambientalistas que buscan la conservación absoluta e irrestricta
de los ecosistemas del área protegida. (CSR, 2005)
Los conflictos y las partes deben ser claramente identificados y catalogados, a través de
métodos de investigación dirigida a nivel social, como el “Mapeo de Actores Calves”
(MAC), “Caracterización Socioeconomica Rápida” (CSR) y/o preferentemente él
“Diagnostico y Evaluaciòn Rural Participativa” (DERP).
Siempre dentro de un conflicto, las partes no cuentan con la misma cuota de poder, y es
allí donde el mediador de orden moral, juega un papel muy importante, para identificar
claramente quienes son los grupos marginales y con poca cuota de poder y establecer
claramente una estrategia que les permita ejercer su derecho a participar. (Melgar, M.
CONAP, 2001, CSR, 2005)
Siendo el método de “Caracterización Socioeconomía Rápida” (CSR), el utilizado para
determinar e identificar el grado de vinculación entre existente entre los actores locales y
regionales con los recursos naturales y biodiversidad del PNJBPR, con el fin de brindar
las soluciones a los conflictos socioambientales del área protegida (CSR, 2005)
La CSR del PNJBPR, debe de brindar no solo la información demográfica, social,
económica y/o productiva, además debe de generar la información que permita la solución
de los “conflictos socioambientales”, conociendo el grado de empoderamiento de la
comunidades con respecto a los recursos naturales y biodiversidad del área protegida.
El lograr identificar los posibles “conflictos socioambientales” a través de una CSR que
integre la búsqueda de los “síndromes psicosociales” que son los agentes causantes de
los conflictos entre las comunidades, actores locales y sociedad civil en general que
interactúan con el PNJBPR, tanto dentro de sus limites, en su zona de amortiguamiento,
como en su región de influencia.
Considerando los planificadores del Plan de Manejo, que el fin primario de todas las
áreas protegidas es la protección y conservación de los recursos naturales y
biodiversidad, para lograr un incremento de la calidad de vida de los habitantes al
orientarlos hacia el manejo sostenible de los recursos naturales.
2.4 Mejoramiento de la calidad de vida
Un sistema de áreas protegidas influye en la calidad de vida de aquellos que dependen
del recurso y de la sociedad en general. Según la Unión Mundial de Conservación de la
Naturaleza (UICN, 1993), hay cuatro funciones principales de las áreas protegidas:
Funciones reguladoras (suelos, agentes químicos y disminución de la contaminación,
producción de agua, control biológico, hábitat etc.);
Funciones productivas (alimentos, medicinas, material construcción, forraje, etc.)
Funciones portadora (habitación, recreación, turismo, etc.)
Funciones informativas (científica, educativa, histórica, espiritual, etc.).
Además de su diversidad biológica, también albergan una diversidad cultural manifestada
en diferentes prácticas que van desde religión hasta prácticas de manejo de la diversidad
biológica y procesos de domesticación de especies.
8
Cuando una comunidad se encuentra en condiciones precarias dentro o en la periferia de
un “área protegida” esto influye directamente en el manejo y conservación adecuada de
los recursos naturales. La CSR, debe brindar la información necesaria para establecer las
estrategias que permitan la inserción de proyectos comunitarios para fortalecer la calidad
de vida del PNJBPR y con ello asegurar un nivel más alto de empoderamiento con los
recursos naturales y biodiversidad del área protegida.
2.5 El Plan de Manejo del PNJBPR, como un instrumento para facilitar la
participación
Para declarar un área protegida o de interés nacional, ésta debe estar fundamentada en
un estudio técnico que determine la importancia para su protección y conservación,
identificando las características más valiosas, los recursos naturales y culturales
relevantes, y el valor paisajístico del área, especies de fauna y flora y las especies
amenazadas. Debe especificar además los asentamientos humanos y las actividades
que se desarrollan dentro y fuera de las áreas.
El estudio técnico permite tener una visión general del área a declarar. Los planes de
manejo, estipulan los objetivos a largo plazo del área protegida. Estos estudios debieran
incluir a todos los usuarios del área y establecer acuerdos de manejo. Un plan de manejo
participativo puede servir además, como un acuerdo de trabajo entre todos los actores
involucrados.
2.6 Desarrollo formas innovadoras de manejo de áreas protegidas, a través de la
participación de comunidades y actores claves
No todas las áreas protegidas deben o pueden ser manejadas igual. Debe mantenerse
un criterio amplio y acorde a la sociedad de subsistencia y dependencia de áreas
silvestres para abrir espacio a la innovación y nuevas propuestas de manejo de las áreas.
Durante la última década, la “participación” ha sido un término que se ha utilizado en la
mayoría de programas y proyectos Participar se relaciona con la toma de decisión y para
ello se necesita tener claro:
Quiénes son los grupos interesados;
Cómo se relacionan entre ellos;
Por qué se interesan;
Cuánta información y opciones de vida poseen;
Cuánta capacidad tienen para decidir o influir en una decisión;
Cómo tienen acceso y control de los recursos.
Según la UICN (2004), los niveles de participación local pueden ser:
Las comunidades proveen trabajo (no hay participación);Las comunidades brindan
información cuando se les solicita (proveedores de información, muchas veces es también
saqueo de conocimiento tradicional);
Las comunidades dan su opinión y hacen preguntas, pero las decisiones sobre el
manejo las hacen las instituciones; (no hay poder de decisión)
9
Las comunidades tienen opinión en la toma de decisiones de un proyecto iniciado por
no locales (participación);
Las comunidades por si solas toman las decisiones, definen objetivos, manejan los
recursos, controlan, implementan las acciones y los proyectos externos contribuyen,
facilitan y catalizan procesos que puedan beneficiar a las comunidades
(autodeterminación, no necesariamente autosustentabilidad).
El caso de las áreas protegidas (salvo en sitios de manejo comunal tradicional),
generalmente la participación es de tipo 4, y se pretende que a través del mismo
programa, incentivos, compensaciones, planes de manejo en beneficio de la comunidad,
se pueda llegar a obtener una participación de tipo 5.
2.7 Que información nos proporciona la Caracterización Socioeconomica Rápida
(CSR) del PNJPR
En resumen la CSR, brindara información que permita al equipo de planificadores,
responder a los siguientes cuestionamientos generales:
1. ¿Dónde están ubicadas las comunidades y sus predios agrícolas que afectan el
entorno ambiental del PNJBPR?
2. ¿Cuál es el nivel de desarrollo social y económico entre las comunidades del
PNJBPR?
3. ¿Cuál ha sido el impacto del crecimiento demográfico (de la inmigración y del
crecimiento natural) y de la producción agrícola en estas comunidades sobre la
deforestación de los bosques del PNJBPR?
4. ¿Qué otras amenazas existen a la conservación del medio ambiente del PNJBPR?
5. ¿Qué prefiguran estas tendencias para el futuro de la cobertura boscosa y
biodiversidad del PNJBPR?
6. ¿Establecer y priorizar los conflictos socioambientales que existen dentro del
perímetro del PNJBP?
7. ¿El estado de calidad de vida de las comunidades y su relación con los recursos
naturales circunvecinos?
8. ¿Identificar los actores claves que interactúan directamente con las comunidades y
los recursos naturales del área protegida?
9. ¿Qué se puede hacer para conservar la mayor extensión de bosque posible en el
PNJBPR y a la vez contribuir al desarrollo sustentable de los actuales habitantes del área
de influencia del Parque?
10. Por último, con base en la información recolectada en el campo, ¿Cuál será la
mejor propuesta para la “zonificación interna” del PNJBPR?
10
El ultimo cuestionamiento es clave, debido a que gran parte del “éxito” de la
implementación del “Plan de Manejo” del PNJBPR, se deberá aun proceso interno que
promueva un “ordenamiento territorio” con el fin de conservar los ecosistemas prioritario y
restaurar aquellas áreas identificadas como criticas.
Figura 2: Diagrama de estudios necesarios para la
zonificación especifica del PNJBR
Fuente: Propuesta CAM, 2005.
11
Actualización del Mapa
de Cobertura y Uso de la
Tierra
Estudio de
Capacidad de Uso de
la Tierra
Diagnostico de Areas
Críticas
Caracterización
Socioeconómica Rápida
Zonificacion
Especifica
3. Marco metodológico
La Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR), es un método de generación de
información primaria dentro del proceso de Ordenamiento Territorial para generar
información demográfica, socioproductiva y socioambiental para la elaboración de
propuestas de desarrollo. Que puede ser utilizada para la generación de marcos de
planificación para recursos naturales tanto dentro de áreas protegidas como fuera de
ellas.
Siendo una de las principales herramientas para La metodología de la CSR nace de las
diferentes experiencias regionales que han permitido el desarrollo de “Diagnósticos” y
“Caracterizaciones” para la obtención de información referente al territorio considerando la
participación de los actores locales. Los fases principales consisten en el diseño y
adaptación de las boletas para colecta de información, el levantamiento de datos, el
procesamiento y la validación de los resultados. (OT-CAY, GITEC/SERCITEC, 2004)
Figura 3: CAY: Región de conservación y desarrollo sostenible
Fuente: OT-CAY, GITE/SERCITEC-PROCARYN,
Melgar, M, 2004.
12
Acorde a esta metodología las características son las siguientes:
Es un instrumento de planificación de desarrollo para lograr una calidad de vida
armoniosa con la naturaleza y un compromiso intergeneracional;
Permite adecuar la organización político-administrativa y la proyección espacial de la
política social, económica, ambiental y cultural;
Es un proceso participativo, articulado, estratégicamente planificado, dinámico,
interactivo cuyo objetivo es promover el aprovechamiento racional del espacio y los
recursos naturales;
Evoluciona hacia la acción territorial y de esta manera propicia cambios mediante
intervenciones reales, acciones coherentes y organizadas;
Considera la capacidad y característica del territorio y sus recursos, en tanto que
espacio vital y sustento intergeneracional;
Considera las condiciones socioeconómicas para disminuir la desigualdad y la
concentración de la riqueza;
Su fundamento teórico y operativo conduce hacia el desarrollo sostenible e integral de
los recursos naturales y la reducción de la vulnerabilidad ambiental para encontrar un
equilibrio que permite aprovechar los recursos naturales sin deteriorarlos ni agotarlos.
(OT-CAY, GITEC/SERCITEC, 2004)
3.2 Metodología de investigación
3.2.1 La selección de comunidades para las entrevistas comunitarias
¿Cómo verificar la incidencia de las comunidades sobre los recursos naturales del
PNJBPR?, esta fue la pregunta inicial que el equipo de investigadores trato de contestar
al momento de determinar la lista de comunidades con influencia en el área protegida.
No necesariamente porque una comunidad se encuentro dentro o en la periferia de un
área protegida, automáticamente se vincule con ella por el manejo propio o impropio de
los recursos naturales. Aunque la lógica y la experiencia nos indica que las comunidades
internas siempre estan vinculadas con los recursos naturales del área protegida. En el
caso de las comunidades asentadas en la zona de la periferia que puede convertirse en la
“zona de amortiguamiento”, las consideraciones deben basarse en indicadores de uso
(sea este adecuado o no) sobre los recursos naturales tales como:
1. Uso para predios agrícolas;
2. Extracción ilícita de recursos maderables;
3. Extracción ilícita de recursos no maderables;
4. Uso de agua para consumo humano y agricultura;
5. Infraestructura para vivienda y/o productivas.
13
Tabla 1: Indicadores para selección de comunidades con interacción
con los recursos naturales del PNJBPR
Provincia Comunidad Interna Externa Criterios de selección de comunidades para la CSR
Uso para
predios
agrícolas
Extracción
ilícita de
recursos
no
maderables
Extracción
Ilícita de
recursos
no
maderables
Uso de
agua para
agricultura
y toma de
Infraestructura
para vivienda
y/o
productivas
Azua 1. La Finca X 1 1 1 1 0
2. Palmar Cana X 1 1 1 1 0
3. Arroyo del
Pino
X 1 1 1 0 0
4. Guayabal X 0 1 1 0 0
5. La Siembra X 0 1 1 0 0
6. Los Cafeces X 1 1 1 1 0
7. Mata Carlito X 1 1 1 0 0
Monseñor
Nouel
8. El Pichón X 1 1 1 1 1
9. El Mechecito X 1 1 1 1 1
10. Candongo X 1 1 1 1 1
11. El Botao X 1 1 1 1 1
San José
de Ocoa
12.Rancho
Arriba
X 1 1 1 1 0
13. La Nuez X 1 1 1 1 1
14. Las Espinas X 1 1 1 1 1
15. Calderón X 0 1 1 1 0
16. Quita Pena X 1 1 1 1 1
17. Hato Viejo X 1 1 1 1 1
18. Monteadito X 1 1 1 1 1
19.Los
Limoncillos
X 1 1 1 1 1
20.La Cienaguita X 1 1 1 1 1
La Vega 21. La Siberia X 1 1 1 1 1
22. El Castillo X 1 1 1 1 1
23. El Convento X 1 1 1 1 1
24. Pinar Parejo X 1 1 1 1 1
25. Rio Grande X 1 1 1 1 1
26. Las
Auyamas
X 0 1 0 1 0
27. Pinalito X 1 1 0 1 0
28. Culo de
Maco
X 0 1 1 1 0
29. Monte Llano X 1 1 1 1 1
30. Las Vacas X 1 1 1 1 0
31. Palero X 0 1 1 0 0
32. Tireo Abajo X 0 1 1 0 0
33. La
Descubierta
X 0 1 1 1 0
25 33 31 27 17
Nota: 1 – presencia, 0 – no presencia.
Elaborado, cruce de informaron,
Melgar, M. 2005.
14
El analisis de los indicadores tomo parámetro básico y genérico, fue identificar aquellas
comunidades que como mínimo contaran con 2 (dos) indicadores de uso sobre los
recursos naturales del área protegida, en base al anterior criterio se logro determinar 33
comunidades con acciones sobre el territorio. Es importante considerar que el ejercicio se
realizo en forma previa al desarrollo de actividades de campo, para la colecta de
información de la CSR (como de los otros estudios técnicos).
3.2.2 Acercamiento a las comunidades
Se solicitó el apoyo de los dirigentes de todas las comunidades en el área de influencia
del área protegida, para que participaran en una entrevista comunitaria que cubriría, entre
otros temas, la historia de la fundación de sus comunidades, su nivel de infraestructura,
acceso a mercados y servicios de salud, así como también patrones de in-migración, uso
de la tierra, y fecundidad. Se solicitó apoyo especial a los dirigentes de las comunidades
para el desarrollo de la boleta de “autocenso comunitario” modificación a la metodología
original de la CSR, además para el desarrollo del futuro muestreo para las encuestas de
hogar a que anunciaran en la próxima reunión de sus comunidades el propósito del
estudio.
3.2.3 La selección de comunidades para las encuestas de hogar
La selección de las comunidades se basó en las características que podrían incidir en una
variabilidad en los patrones de uso de los recursos naturales del PNJBPR. Una variable
clave es este sentido fue el año de llegada de los habitantes. Otros criterios incluyeron:
distancia a la carretera, los regímenes de propiedad de la tierra, y una sencilla distribución
geográfica para tomar en cuenta diferencias potenciales físicas y socio-políticas
inherentes en las diferentes regiones de influencia del área protegida.
3.2.4 Selección de hogares para las encuestas de hogar
Para la selección de hogares dentro de cada comunidad, se dependió de información
recabada de los dirigentes comunitarios en las entrevistas comunitarias, la mayoría de las
cuales se realizaron antes de las encuestas a nivel de hogar. Al igual que en la selección
de las comunidades, para la selección de hogares se buscó una representación de
hogares de diferentes años de presencia en la comunidad, con los predios agrícolas, en
diferentes lugares relativo al PNJBPR, y de diferentes grupos étnicos. En cada
comunidad se determinó que un muestreo geográficamente estratificado permitiría
semejante distribución. Con la ayuda de los dirigentes de la comunidad y sus asistentes,
se dividieron las casas de las comunidades dentro 03 encuestadores. A cada
encuestador le tocaban de tres a cuatro hogares aleatoriamente escogidos entre los
hogares que salían en cada transecto.
3.2.5 Los objetivos de las entrevistas comunitarias
Los fines de las entrevistas comunitarias fueron los siguientes:
Recabar información sobre las comunidades ubicadas en el área de influencia del
Parque a través de las fuentes más conocedoras de las mismas.
En el caso de las comunidades donde se realizaron las encuestas de hogar, proveer un
contexto para estos datos. Así, se evitó la repetición una y otra vez entre las casas de
15
preguntas sobre información que pertenece a todos los habitantes de la comunidad (por
ejemplo “Cuál es la principal fuente de agua en la comunidad?”) Estas preguntas
ahorraron tiempo tanto a los encuestadores como a los encuestados y permitieron una
inversión de tiempo enfocada en levantar información exclusivamente pertinente a los
hogares.
Identificar la extensión de los campos agrícolas de cada comunidad en el Parque. Con
este fin, los dirigentes participantes en la entrevista comunitaria dibujaron un mapa de sus
respectivas comunidades, incluyendo: el centro de la comunidad; el polígono de la
comunidad (definido como el área dentro de la cual la comunidad considera que la tierra
le pertenece); la distancia en kilómetros a cada brecha; la relativa ubicación de todas las
comunidades que colindan con su polígono; el número de predios agroproductivos de
habitantes de la comunidad que están dentro de su propio polígono; el número de
trabajaderos de habitantes de la comunidad que no se encuentran dentro del polígono de
la comunidad y dónde están sus trabajaderos; y el número de trabajaderos de gente ajena
de la comunidad dentro del polígono y de dónde son.
Para corroborar la calidad de los datos de las encuestas de hogar y, a su vez, que estas
sirvan como respaldo de la calidad de información recabada en las entrevistas
comunitarias. Por ejemplo, si se encontrara que dentro de una comunidad la cantidad
promedia de tierra en bosque de un campesino se reporta como 10 tareas menos en las
encuestas de hogar que la cantidad reportada por los dirigentes de la comunidad, se
cuestionaría la confiabilidad de la respuesta de los dirigentes o de los jefes de hogar, o se
pondría en duda el muestreo de casas de la comunidad como una selección
representativa de la aldea.
Enriquecer el contexto de la información recabada en las encuestas más estructuradas.
Con ese fin, la entrevista comunitaria, que debería demorar mucho menos de una hora,
solía durar de dos a cuatro horas. Esta información generó amplios apuntes que
ayudaron en contextualizar los temas del estudio dentro de las específicas condiciones de
cada comunidad.
Organizar el evento de las encuestas de hogar. Una ventaja de realizar la mayoría de
las entrevistas comunitarias antes de las encuestas de hogar fue que, al ser
entrevistados, los dirigentes se enteraron de primera mano sobre el contenido de las
preguntas en el estudio, conocimiento que permitió que ellos expresaran con más
confianza la naturaleza del estudio a los habitantes de sus comunidades.
En cada comunidad, después de hacer la entrevista con los dirigentes, fijamos la fecha
y hora precisas para comenzar las encuestas en las casas. Se solicitó a los dirigentes de
que convocarán a otra reunión comunitaria para avisar por segunda vez a todos los
miembros de la comunidad sobre de que se trata el estudio, el apoyo que solicitamos de
ellos, el día y hora de la llegada del equipo de encuestadores, y cómo se iban a hacer las
entrevistas. Se acordó con los dirigentes que ellos, juntos con sus asistentes,
acompañaran a cada encuestador a las casas donde realizarían las entrevistas. Se
conversó sobre la selección de las casas para asegurar un muestreo aleatorio de casas
que brindara una representación fiel de las potenciales variables de patrones de población
y uso de la tierra en cada comunidad.
La petición de una segunda reunión se basó en presentar al equipo encuestador y de
explicar nuevamente el propósito del estudio, solicitarles su colaboración y resolver
16
cualquier duda. Esta reunión generó más confianza entre la población y los
encuestadores que les permitiera hablar más abiertamente.
En sentido, la inversión de tiempo en solicitar el apoyo de las comunidades al estudio
en tres ocasiones a lo largo de más de dos meses, fue esencial para lograr la confianza
de los participantes y, por ende, el éxito del trabajo de campo en tres puntos claves: 1) La
inclusión casi completa de comunidades originalmente solicitadas para el muestreo, 2) la
facilidad con la que levantamos los datos y la disponibilidad de los jefes de hogar y sus
esposas y, 3) la veracidad de las respuestas de los encuestados.
3.2.6 Variables medidas en la entrevista comunitaria y la encuesta de jefes de hogar
Las preguntas de la entrevista comunitaria se pueden dividir en cuatro secciones: 1).
Información comunitaria, 2). Historia de los emigrantes, 3). Uso de la tierra y 4). Salud y
planificación familiar. En la primera sección de las entrevistas comunitarias, se recabó
información básica de la comunidad, por ejemplo: el número de familias que residen
permanentemente en la comunidad, la extensión de la comunidad en tareas, su nivel de
infraestructura, sus grupos socioproductivos, y sus actividades económicas.
La segunda sección indaga sobre los “empujes” y “jalones” implicados en el proceso de la
migración. Inicialmente se recaba información sobre la llegada de los primeros in-
emigrantes (con el fin de medir el nivel de empoderamiento sobre el área protegida);
información como: Cuántas familias fundaron la comunidad?, En qué año vinieron?,
Vinieron juntas o separadas?. Estas preguntas se siguen por interrogantes acerca de
cómo llegó la mayoría de los habitantes de la comunidad, por ejemplo: Qué porcentaje de
los habitantes tenía parientes o amigos en la comunidad cuando llegaron? Cuales son los
motivos por los que la gente vino a vivir en su actual comunidad? También se hicieron
preguntas acerca de futuras migraciones a la comunidad, hacia las ciudades cercanas,
Santo Domingo o el exterior del país.
La sección sobre el manejo de la tierra, levanta información sobre la ubicación y tamaño
de los trabajaderos de la comunidad, y el promedio (de todas las familias) en tareas
dedicadas a cada uso (por ejemplo: bosque, pasto, bosques secundario, áreas
agroproductivas y pecuarias). En esta sección se incluyen también los siguientes temas:
la producción agrícola, los regímenes de tierra existentes (por ejemplo propia, tierra
arrendada, prestada) el uso de insumos (fertilizantes, herbicidas, pesticidas), la rotación
de las cosechas, y las técnicas agrícolas implementadas por los agricultores. Las
subsecciones cubren los temas de la cacería de cerdo cimarrón, conejo y/o aves,
experiencias con instituciones gubernamentales y no gubernamentales, y el nivel de
conocimiento y las opiniones de la población sobre el PNJBPR (Verificación sobre la
percepción sobre el área protegida).
La sección sobre salud tiene preguntas sobre el nivel de acceso y la calidad de la
atención médica en la comunidad y pide información detallada sobre la fecundidad de las
familias, el uso de métodos anticonceptivos, y la disposición de la gente de usar las
mismas. También cuantifica el número de hijos deseados de las familias, e intenta
vincular conceptos de capacidad de carga, para el desarrollo futuro de proyecciones que
permitan visualizar al PNJBPR a 05 10 15 y 20 años, considerando el enfoque de
ordenamiento territorial en base a la propuesta de “zonificación”, indagando sobre la
conciencia de la gente sobre la cantidad de tierra necesaria para soportar una familia y las
17
familias de sus hijos. Por ejemplo, se pregunta si habrá suficiente tierra para que sus
hijos se queden en la comunidad cuando sean adultos.
Uno de los principales objetivos de este estudio es el de entender cambios a través del
tiempo en la cobertura boscosa del Parque. Por eso, tanto en la entrevista comunitaria
como en la encuesta para jefes de hogar, muchas de las preguntas se hacen con
referencia en la actualidad y hace 5 10 15 y 20 anos (por ejemplo, pero en algunos
casos se considero desde la década de los 50`s del Siglo XX). Por ejemplo se indaga
sobre los cambios en los usos de la tierra sobre el tiempo empezando con su anterior
lugar de origen, hace 20 años como mínimo. Finalmente se pregunta sobre los deseos de
los agricultores para cambiar el manejo de su tierra en el futuro al preguntarles cuántas
tareas quisieran tener dentro de 5 10 15 o 20 años y cómo sería la distribución de su
tierra en su parcela dentro de 5 – 10 – 15 – 20 años.
3.2.7 Preguntas para los jefes de hogar
La encuesta para jefes de hogar tiene una estructura semejante a la entrevista
comunitaria, el cambio más notable y más obvio siendo que el enfoque es sobre el hogar
como la unidad de análisis. Por ejemplo, la primera sección de la encuesta para jefes de
hogar recaba información básica sobre la familia y la casa, como las edades de todas las
personas que viven en la casa, nivel de educacion de los miembros del hogar, idioma
hablado en casa y el nivel económico de la familia. Las preguntas de la sección sobre
migración profundizan más que las entrevistas comunitarias en las causas de la
migración. Esta sección incluye, por lo tanto, preguntas sobre la comunidad, municipio y
provincia, aunque durante en el desarrollo se agrego además el país de origen del
encuestado al denotar la existencia de familias integradas en la vida comunitaria de
Haitianos, su último lugar de residencia, razones por haber salido de su último lugar de
residencia y razones por haber sido atraído a migrarse al lugar de destino.
También se levanta información acerca de la opinión de la gente sobre los incendios
forestales que inciden directamente sobre los recursos naturales del PNJBPR. Además
se colecto información sobre la historia de fecundidad de cada pareja es detallada y se
incluyen varias preguntas sobre el tamaño deseado de la familia, el uso de
anticonceptivos, y la disponibilidad de la gente para usarlos.
3.2.8 Encuestas sobre la producción agrícola
Se realizaron también encuestas económicas (de forma aleatoria) por comunidad para
levantar información sobre la producción agrícola de los campesinos del área. En la
primera sección de la encuesta económica, se apuntan todos los gastos invertidos en la
producción agrícola del encuestado para sacar una cuenta de las ganancias y pérdidas
por cada cosecha según, buenas, medianas y pobres condiciones de cosecha y precios
de venta. Como la mayoría de los agricultores se enfocan en los sistemas agrícolas de
ciclo corto y mediano (horticultura preferentemente. Para añadir una dimensión temporal,
en la segunda sección de la encuesta económica, se desglosa un historial de las
actividades económicas mensuales en las cuales participó el agricultor entre los años
2000 al 2005.
3.2.9 Encuestas para esposas
18
El propósito de las encuestas de mujeres fue el de entender mejor las actividades diarias
de ellas y sus opiniones sobre la agricultura, el bosque, la fecundidad y la planificación
familiar, considerando la experiencia de CSR en la Cuenca Alta del Rio Yaque del Norte,
Reserva Cientifica Las Neblinas, Parque Nacional José Del Carmen Ramírez, donde gran
parte de la información efectiva fue proporcionada por las mujeres de la familia. Algunas
de las interrogantes que se anhela recabaron de las encuestas para las esposas incluyen:
¿Cuál es el papel de la mujer en la producción económica del hogar?, ¿Cuáles otros
trabajos desempeñan las mujeres en el hogar?, ¿Cómo difieren las opiniones de las
mujeres acerca de la agricultura, el medio ambiente y ¿La cantidad de hijos ideal para el
hogar?
3.2.10 Los grupos focales
Son técnicas de recolección de campo en la que se busca reunir a un grupo de personas
que comparten ciertas características relevantes para las preguntas del estudio, en un
ambiente que provoque la discusión espontánea y la expresión abierta para que se
escuchen los distintos puntos de vistas.
Con está técnica se busca: conocer los puntos de vistas de las diferentes personas
(hombres y mujeres) para identificar y clasificar las diferentes situaciones, conocer sus
pareceres sobre la situación de los recursos naturales y la actitud de las instituciones del
estado que trabajan en la protección y conservación de los mismos, los proyectos
existentes y las instituciones gubernamentales o no que intervienen en la zona.
En el diseño metodológico inicial se contempló escoger dirigentes comunitarios,
propietarios de terrenos en la reserva, autoridades locales (alcaldes pedáneos),
productores de hortalizas y representantes de grupos de mujeres para participar en los
grupos focales.
3.2.11 Combinación de entrevistas y documentación
Para obtener los datos necesarios se ha revisado la documentación disponible del Parque
Nacional Juan Bautista Pérez y de las instituciones relevantes a nivel central y local.
Además, entre las documentación analizada se puede mencionar.
1. Mapa de Comunidades Internas, escala 1:100,000 (DIGEORTE, FMP Y EEI
2002)
2. Mapa de Objetos de Conservación, escala 1:100,000 (DIGEORTE, FMP Y EEI
2002)
3. Mapa de Cobertura y Uso, escala 1:100,000 (DIGEORTE, FMP Y EEI 2002)
4. Mapa de Incendios Forestales, escala 1:100,000 (DIGEORTE, FMP Y EEI
2002)
5. Croquis de comunidades de El Castillo, La Siberia, Monte Llano, Pinar Parejo y
Los Bermúdez, sin escala (SEA 1998)
6. Croquis de comunidades de El Convento, El Guayabal, Padre Las Casas, sin
escala (JICA, 2002)
7. Hojas cartográficas de Agua Blanca y Sabana de Queliz, escala 1:50,000 (IGM
sin fecha)
8. Evaluación Ecológica Integral (EEI) del PNJBPR, FMP y TNC, 2002.
9. Plan de Conservación del PNJBPR, FMP y TNC, 2002.
19
10. Propuesta de Plan de Manejo de Cuenca del Rio Yaque del Sur (Cuenca
Hidrográfica Rio Las Cuevas y Grande del Medio) JICA y Sur Futuro 2002.
11. Propuesta para desarrollo de Embalse del Alto del Yuna, INDRHI, 2000.
12. Propuesta (documento promocional) de Presa Hidroeléctrica Pinalito, INDRHI,
2005.
13. Borrador Plan de Manejo del PNJBPR, SEMARN, DAP, PROCARYN, GITEC-
SERCITEC, para consulta de Diagnostico y propuesta de programas y subprogramas de
manejo, 2005.
14. Borrador de Propuesta CAM del PNJBPR, para consulta de “Estudio de Caso
de Sector CAM 1”, DAP, 2005.
15. Borrador del Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra (ECUT) del PNJBPR,
DAP, 2005.
16. Borrador de Plan Emergente para Implementación de CAM del PNJBPR, para
consulta de fichas técnicas, DAP, 2005.
17. Ayuda de Memoria de Talleres y Microtalleres Participativo del proceso de
elaboración del Plan de Manejo del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier.
18. Apuntes y Croquis desarrollados durante recorridos preliminares del PNJBPR,
Melgar, M. 2005.
19. Archivos Shape de Cuencas Hidrográficas del Rio Yaque del Sur, Plan de
Manejo del Cuenca Rio Yaque del Sur, JICA, SUR FUTURO, 2002.
20. Archivos JPG de mapas temáticos del Parque Nacional Juan Bautista Pérez
Rancier (PNJBPR), EEI, Plan de Conservación, FMP 2002.
Mediante la combinación de los diferentes métodos cualitativos y cuantitativos y la
aplicación de diferentes herramientas metodológicas se ha logrado obtener una base de
datos que ha permitido hacer aproximaciones para caracterizar la situación
socioeconómica y socio ambiental de las comunidades y algunas tendencias de su
desarrollo.
3.2.12 Pasos metodológicos
En la elaboración del estudio se han aplicado, hasta el momento, los siguientes pasos
metodológicos:
Paso 1: Recolección y análisis de las informaciones secundarias
existentes;
Paso 2: Elaboración de boletas de encuesta a nivel comunitario y de hogar;
Paso 3: Entrevistas con actores locales;
Paso 4: Reuniones preparatorias para levantamiento de datos;
Paso 5: Levantamiento de datos a través de boletas de encuesta a nivel de
comunidad y hogares familiares;
Paso 6: Reunión de retroalimentación sobre resultados de levantamiento de
datos a través de boletas;
Paso 7: Reuniones de verificación de información con actores claves;
20
Paso 8: Presentación de los primeros resultados en documento
de la Caracterización Socioeconómica.
3.2.13 Análisis de datos
Cada herramienta individual de levantamiento de datos puede reflejar solamente una
parte de la realidad. Por esto se ha planteado la aplicación de una combinación de
diferentes herramientas metodológicas y de esta manera se ha logrado obtener una base
de datos que ha permitido hacer aproximaciones adecuadas para realizar el diagnóstico
socioeconómico rápido de las comunidades rurales periféricas al área protegida e
identificar las tendencias de su desarrollo.
Los resultados de las entrevistas de hogares tienen un carácter indicativo y muy particular
para la comunidad en la que fue aplicada, por lo que no pueden ser generalizados para
cada una de las comunidades. Las personas entrevistadas no necesariamente son
representativas de la generalidad de la comunidad. Esta caracterización es por tanto una
aproximación, que se ha tratado de profundizar mediante las fases que ha seguido la
aplicación de las mismas y otros estudios específicos que puedan realizarse en el futuro,
especialmente sobre los niveles de ingresos familiares, que como es harto conocido, en
nuestro medio las informaciones obtenidas no representan la realidad del entrevistado.
3.2.14 Modificaciones a la metodología
Durante el desarrollo de la CSR, del PNJPBR, surgieron una serie de modificaciones a la
metodología original, que maximizaron los potenciales conceptuales y operativos del
herramienta de planificación, se debe considerar que las modificaciones nacieron de las
misma dinámica de la elaboración de la CSR, entre las principales modificaciones se
pueden enumerar las siguientes:
1. Desarrollo conjunto de la CSR con el Diagnostico de Areas Criticas (DAC), Estudio de
Capacidad de Uso de la Tierra (ECUT), Propuesta de Compensación Ambiental (CAM) y
Diagnostico de Capacidad de Uso Publico (DCUP). Lo cual brindo una visión holística
brindad un mayor marco de referencia sobre el territorio y comunidades investigadas;
2. Uso de los líderes comunitarios para el desarrollo de encuestas a nivel de comunidad y
finca, generando el modelo de “autocenso comunitario”;
3. Considerar conceptos de dinámicas psicosociales y de analisis de conflicto de uso de
recursos naturales, con el fin de brindar información que permita el desarrollo de
proyecciones (evolución) a nivel demográfico, social, económico, productivo, de servicios
básico y prioritariamente sobre el manejo y uso de los recursos naturales;
4. El desarrollo a nivel de conversatorio con las esposas (parejas), lo cual brinda una
perspectiva de género, sobre la situación social y el nexo de la comunidad con los
recursos naturales del área protegida.
21
3.2.15 Cronología del desarrollo de la CSR
Para el desarrollo de la “Caracterización Socioeconomica Rápida” (CSR), se realizaron
una serie de acciones de gabinete y de campo, con el fin de realizar las fases de gabinete
y campo sugeridas por la metodología del PNJBPR. La secuencia de actividades se
realizó durante los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre del año 2005.
Tabla 2: Cronología de actividades de gabinete y campo para desarrollo del ECUT
del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier
Nombre del Taller Numero de
participant
es
Lugar Fecha del
taller
Rio
Yuna
Rio
Nizao
Rio
Las
Cueva
s
Rio
Grande
del
Medio
Rio
Yaque
del
Norte
1. Microtaller
participativo con
miembros de
comunidades del
Castillo, Monte Llano,
La Siberia y Pinar
Parejo.
13 Salón de reuniones
de Junta de Vecinos
Monte Llano.
26/08/05 X X
2. Microtaller y
verificación de campo
de Monte Llano.
10 Comunidad de
Monte Llano
03/09/05 X
3. Microtaller y
verificación de campo
del Castillo y La
Siberia
15 Comunidad del
Castillo
05/09/05 X
4. Taller participativo
para presentación
preliminar de
resultados de CAM,
DAC y ECUT.
160 Comunidad del
Convento
06/09/05 X X X
5. Microtaller y
verificación de campo
del Pichón, El Botao y
El Mecherito
09 El Pichón 14/09/05
15/09/05
X
6. Microtaller y
verificación de campo
La Finca y Palmar
Cana.
12 La Finca 20/09/05
21/09/05
22/09/05
X
7. Microtaller y
verificación de campo
en construcción de la
Presa Pinalito.
05 Construcción de
Presa Pinalito.
26/09/05 X
8. Microtaller y
verificación de campo
en zona central de
Valle Nuevo y Alto
Bandera.
04 Area central de
Valle Nuevo.
19/10/05 X
9. Verificación de
campo nacimiento del
Rio Las Cuevas
03 Pinar Parejo, Las
Cuevas, Nacimiento
Rio Las Cuevas.
22/10/05 X
10. Verificación de
campo Rio Agua
Blanca, Arroyo El
Mogote, Arroyo
Sonador.
03 Rio Agua Blanca,
Arroyo El Mogote,
Arroyo Sonador.
23/10/05 X X
Nombre del Taller Numero de Lugar Fecha del Rio Rio Rio Rio Rio
22
participant
es
taller Yuna Nizao Las
Cueva
s
Grand
e del
Medio
Yaque
del
Norte
11. Verificación de
campo en comunidad
Las Nueces, Arroyo La
Descubierta, Cuenca
Alta del Rio Yaque del
Norte.
02 Cuenca Alta del
Rio Yaque del
Norte.
25/10/05 X
12. Verificación de
campo en Tumba de
Caamano, Pirámides,
Propiedad de Gregorio
Mora.
05 Area central de
Valle Nuevo.
27/10/05 X X
13. Verificación de
campo en Arroyo
Limoncillo.
03 Arroyo Limoncillo 29/10/05 X
14. Actividades de
gabinete para
elaboración mapas
base y necesidad de
ampliación de
información primaria.
01 Municipio de
Constanza.
30/10/05
al
03/11/05
15. Verificación de
campo en Arroyo
Masipedro
03 Arroyo Masipedro 05/11/05 X
16. Verificación de
campo en parte alta
del Convento y 31
03 Parte alta del
Convento y el 31.
06/11/05 X
17. Interacción final del
ECUT,
01 Municipio de
Constanza.
07/11/05
al
15/11/05
18.
ACTIVIDADE
S A
PROGRAMA
R PARA
VALIDACION
Fuente: Elaborado por Melgar, M, 2005
23
4. Condiciones marco
4.1 Características generales de la Republica Dominicana
Las características generales de la Republica Dominicana, se describen en la ficha
técnica que se presenta en la tabla 2.
Tabla 3: Ficha técnica de la Republica Dominicana
Titulo Descripción
Nombre oficial República Dominicana
Superficie 48,730 Km²
Fronteras
terrestres
275 Km. con el Haití
Costa 1,288 Km. lineales de costa.
Población 8.6 millones de personas.
Geografía El país cuenta con tres grandes sistemas montañosos:
1. La Cordillera Central: nace en Haití y atraviesa la zona central
hasta morir en la parte Sur. En este sistema montañoso está
ubicado el Pico Duarte (3,175 metros de altitud), el más alto de
las Antillas;
2. La Cordillera Septentrional: que corre paralela a la Central, y
separa el Valle del Cibao de la Llanura Costera del Atlántico. La
más alta de sus elevaciones es el pico Diego de Ocampo;
3. La Cordillera Oriental: la más corta y la de menor altura de las
tres.
También existen la Sierra de Bahoruco y la de Neyba en el
Suroeste.
Existen mesetas escarpadas y montañas con fértiles valles Punto
más bajo: Lago Enriquillo con 46 bajo el nivel del mar y siendo el
punto más alto el Pico Duarte 3,175 msnm
Sistema
hidrológico
El país posee numerosos ríos, muchos navegables, tales como el
Soco, el Higuamo, Romana, Yaque del Norte, Yaque del Sur,
Yuna, Yuma y Bajabonico.
Clima El clima que impera en la zona costera es cálido, como propio del
trópico. En la región central, las temperaturas son más frescas. La
temperatura promedio a lo largo del año es de 29 grados
centígrados (84 grados F). En la zona montañosa, y
principalmente en invierno, se registran muy bajas temperaturas,
en ocasiones a menos de O grados C (32 grados F),
principalmente en Valle Nuevo, Constanza y el Pico Duarte.
El mes de agosto es el más caluroso del año y enero el más
fresco. La mayor temporada de lluvias se produce entre mayo y
agosto y la menor en los meses de noviembre y diciembre.
24
Titulo Descripción
Uso y cobertura
del suelo
Cultivos anuales: 23 %
Cultivos perennes: 7 %
Praderas y pastos: 43 %
Bosques y monte bajo: 13 %
Otros: 14 %
Superficie bajo
riego
2,250 Km²
Zonas de vida
según
clasificación
Holdridge.
La clasificación de Holdridge (1967) incluye nueve zonas de vida
y siete de transición, como sigue:
Monte espinoso subtropical. 2.07% de la superficie
Bosque seco subtropical. 20.25% representando en el parque
nacional del Este y el de Isla Cabritos.
Bosque seco subtropical de transición a bosque húmedo
subtropical. 0.31%
Bosque húmedo subtropical de transición a bosque seco
subtropical. 1.03% en Parque del Este
Bosque húmedo subtropical. 45.70% Parque del Este y Parque
José del C. Ramírez
Bosque húmedo subtropical de transición a bosque muy
húmedo subtropical. 0.32%
Bosque muy húmedo subtropical. 14.05% Parque Los Haitises
y Armando Bermúdez
Bosque muy húmedo subtropical de transición a bosque pluvial
subtropical. 0.05%
Bosque pluvial subtropical. 0.12%
Bosque húmedo montano bajo de transición a bosque seco
montano bajo. 0.05%
Bosque húmedo montano bajo. 6.63% Parques José del C.
Ramírez y Armando Bermúdez
Bosque húmedo montano bajo de transición a bosque muy
húmedo montano bajo. 0.50%
Bosque muy húmedo montano bajo. 7.34% Parques José del C.
Ramírez y Armando Bermúdez
Bosque muy húmedo montano bajo de transición a bosque
pluvial montano bajo. 0.04%
Bosque pluvial montano bajo. 0.07% Parque José del C.
Ramírez
Bosque muy húmedo montano. 0.63% Parques José del C.
Ramírez y Armando Bermúdez
Problemas
medioambientales
Escasez de agua, erosión del suelo, erosión de los arrecifes de
coral, deforestación.
25
Titulo Descripción
Lagos, lagunas Entre los principales cuerpos de agua, se puede mencionar
Lago Enriquillo
Ubicado al oeste noroeste de la ciudad de Barahona en las
provincias de Bahoruco e Independencia, tiene una superficie de
26,500 hectáreas y una altitud promedio de 46 metros por debajo
del nivel del mar variando en diferentes períodos y condiciones
climatológicas, fué antiguamente un canal marino. Es el más
grande lago de las Antillas, tiene 35 kilómetros de longitud y 8
metros máximos de profundidad. Tiene un agua sulfurosa,
hipersalina con 40-90 p.p.m., donde habitan cocodrilos de la
especie Crocodylus acutus. Tiene una isla grande de 2,600
hectáreas, la isla Cabritos, declarada Parque Nacional, tiene
también varias pequeñas. En su entorno anidan diferentes
especies de aves y se encuentra en una región de bosque seco y
bosque espinoso subtropicales donde las precipitaciones anuales
están entre 400 y 500 milímetros.
Laguna de Saladilla
Laguna permanente de poca profundidad con agua dulce y
salobre, con algunos manglares se encuentra separada del mar
por un cordón de dunas. Su superficie es de unas 2000 hectáreas
a una altura de 0 metros estando localizada a unos 6 kilómetros al
sureste de Pepillo Salcedo de la Provincia de Monte Cristi. Es
muy poblada de aves acuáticas y manglares.
Laguna Limón
Está localizada al sur del Lago Enriquillo a unos 17 kilómetros al
este-sureste de Jimaní, tiene una superficie de algunas cientos de
hectáreas y una altura sobre el nivel del mar de 10 metros. Tiene
agua dulce permanente con una profundidad de dos metros como
máximo, tiene abundante vegetación acuática y mangle prieto,
siendo habitada por diferentes especies de aves acuáticas.
Laguna Bermesí
Es una laguna interior permanente de agua dulce de 125
hectáreas y una altura de 0 metros. Está localizada a unos 3.5
kilómetros de Angostura en la provincia Independencia. Habitan
varias especies de aves acuáticas y mangle prieto, está rodeada
de pastos y bosques secos explotados para ganadería.
Laguna de Don Gregorio
Laguna Los Reyes
Laguna de Puerto Viejo
Laguna Salada
Laguna de Oviedo
26
Titulo Descripción
Transporte Son siete los aeropuertos del país: el Internacional de las América
y el de Herrera, en Santo Domingo; el de los Cajuiles y el de
Punta Cana, en el Este; el de Barahona, en el Sur; el Gregorio
Luperón, en Puerto Plata y el de Santiago de los Caballeros.
Son tres las principales arterias y parten de la ciudad de Santo
Domingo: la autopista Duarte comunica con el Norte, la carretera
Sánchez con las regiones Sur y Suroeste y la carretera Mella, que
enlaza con la región Sureste. Carreteras secundarias y ramales
de éstas conectan a las diversas regiones entre sí. El
transporte público se realiza con autobuses, minibuses, carros
públicos y «moto conchos».
En los principales hoteles existe un servicio permanente de taxis,
cuyas tarifas están prefijadas También prestan servicio los taxi-
teléfonos, que están disponibles las 24 horas del día y cuyas
tarifas oscilan de acuerdo con las distancias.
Núcleos urbanos Capital: Santo Domingo Ciudades principales : Santiago de los
Caballeros, San Pedro de Macorís, La Romana, San Juan de la
Maguana, San Francisco de Macorís, Barahona
Divisiones
administrativas
La Republica Dominicana tiene 31 provincias: Azua (Azua de
Compostela), Baoruco (Neiba), Barahona, Dajabón, Duarte (San
Francisco de Macorís), Elías Piña (Comendador), El Seibo,
Espaillat (Moca), Hato Mayor, Independencia (Jimaní), La
Altagracia (Salvaleón de Higüey), La Romana, La Vega, María
Trinidad Sánchez (Nagua), Monseñor Nouel (Bonao), Monte
Cristi, Monte Plata, Pedernales, Peravia (Baní), Puerto Plata,
Salcedo, Samaná, Sánchez Ramírez (Cotuí), San Cristóbal, San
José de Ocoa, San Juan, San Pedro de Macorís, Santiago de los
Treinta Caballeros (Santiago de los Caballeros), Santiago
Rodríguez (Sabaneta), Valverde (Mao), Santo Domingo.
Fuente: Elaborado cruce de información de
Enciclopedia Geográfica de RD,
www.repubiicadomincana.com
por Melgar, M. 2005
27
4.2 El PNJBPR, en el contexto regional
El PNJBPR, esta localizado entre las provincias de Monseñor Nouel, La Vega, Azua y San
José de Ocoa, en los paralelos 18º 36`10” y 18º 57`52” latitud norte y 70º 26`56” y 70º
51`44^ longitud Oeste. Según los limites establecidos por el decreto 233-96 y ratificado a
través de la “Ley sectorial de Aras Protegidas”.
Figura 4: El contexto regional del PNJBPR, (Provincias).
Fuente: www.jemarcano.com, Melgar, M. 2005.
Para conocer el entorno social, económico, demográfico, antropológico, cultura y
ambiental, en el cual evolucionan los recursos naturales que se encuentran dentro de los
limites administrativos del PNJBPR, es necesario conocer las característica de las
provincias donde se ubica el área protegida, es por ello que en los numerales siguientes
se describe en forma general las características sociodemográficas, económicas y
productivas que se conjugan territorialmente con el PNJBPR.
28
Parque Nacional Juan
Bautista Pérez Rancier
Figura 5: Provincia del Señor Nouel
(Fuente: www.jemarcano.com)
4.2.1 Características generales de la Provincia de Monseñor Nouel
Fecha de creación de la provincia
Fue creada el 22 de septiembre de
1982, entrando en vigencia el 1 de
enero de 1983. Su nombre recuerda a
Monseñor Adolfo Alejandro Nouel.
Superficie
992.39 kilómetros cuadrados.
Límites
Al Norte y Oeste, la provincia La
Vega, al Este las provincias Sánchez
Ramírez y Monte Plata, al Sur las
provincias San Cristóbal y San José
de Ocoa.
Población (2002)
167,618 personas: 84,292 hombres y 83,326 mujeres.
Densidad
169 habitantes/km2.
Porcentaje de población urbana
60.7%.
Ciudades principales
Municipio cabecera
Bonao, con 115,743 habitantes (72,821 urbana y 42,922 rural).
Otros municipios
Maimón y Piedra Blanca.
Distritos Municipales
Juma Bejucal, Sabana del Puerto, Juan Adrián y Sonador.
29
Montañas
Por el norte y el oeste de la provincia se localiza la Cordillera Central mientras que un
ramal de dicha cordillera, la Sierra de Yamasá, bordea la provincia por el este.
Hidrología
El principal río de la provincia es el Yuna; todos los demás ríos son afluentes de dicho río.
Algunos de ellos son los ríos Blanco, Maimón, Juma, Masipedro, Jima.
Economía
Las principales actividades económicas de la provincia son la agropecuaria y la minería.
En esta provincia se encuentra la explotación de ferroníquel, principal actividad minera
metálica del país en la actualidad. Los principales rubros agrícolas de la provincia son
arroz, café y cacao. Es importante la ganadería vacuna lechera. Turismo: Aunque de
poco desarrollo provincial, tiene algunos lugares interesantes para el desarrollo turístico
nacional, como son la presa de Rincón y parte de la Cordillera Central.
4.2.2 Características generales de la Provincia de La Vega
La provincia de La Vega, con una superficie de 2,287 kilómetros cuadrados, se encuentra
casi en el centro de la República Dominicana. Con el nombre de Concepción de La Vega,
fue una de las cinco provincias originales creadas por la Constitución de San Cristóbal en
1844. Ocho provincias colindan, en mayor o menor extensión, con la provincia de La
Vega: Azua, Ocoa, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, Duarte, Salcedo, Espaillat,
Santiago y San Juan.
Figura 6: División administrativa (municipios) de la Provincia de La Vega
Fuente: www.jemarcano.com, Melgar, M. 2005
30
Tabla 4: División administrativa (municipios) de la Provincia de La Vega
No. Municipios Distrito Municipal
1 Concepción de La Vega (Cabecera municipal)
1.1 Ranchito
1.2 Rio Verde
2 Constanza
2.1 Tireo Arriba
2.2 Sabana
3 Jarabacoa
4 Jima Abajo
Fuente: www.jemarcano.com, Melgar, M. 2005
Regiones
Se distinguen 2 regiones principales, con características muy propias:
La región montañosa: localizada en el centro de la Cordillera Central, que abarca
aproximadamente las dos terceras partes de la provincia
La región montañosa esta conformada por los municipios de Constanza, Jarabacoa y
parte del municipio cabecera de La Vega. En esta zona nacen los principales ríos del país
(y de la provincia). Sus principales ciudades son Constanza y Jarabacoa.
Tiene un clima templado húmedo, según la clasificación de Köppen, caracterizado por que
la temperatura media es inferior a 18 grados C durante todos los meses, excepto en el
verano, cuando la media mensual llega a 19 y 20 grados C; y la precipitación media anual
es de 1,000 a 1,500 mm. Las zonas de vida que predominan en esta región son el Bosque
Muy Húmedo Montano Bajo (Mmh-MB), destacándose el Bosque de Ébano Verde
(Magnolia pallescens), y el Bosque Muy Húmedo Montano (Mmh-M), con sus bosques
de pino (Pinus occidentalis).
En esta región, hacia el Oeste, se localiza el Macizo Central, que es la sección de la
Cordillera Central donde se encuentran las mayores alturas del país (y de la isla y de las
Antillas). Hacia el Sur, se encuentra el Macizo de Valle Nuevo, donde está la mayor altura
de la provincia: la Loma de Alto Bandera, con 2,872 metros sobre el nivel del mar.
Además, existen 3 valles intramontanos de gran importancia por su producción de flores,
vegetales y frutas: Constanza, Jarabacoa y Tireo (este último el más pequeño).
El Valle de Constanza (junto con el de Tireo, que está muy próximo) es el más alto del
país y está situado a unos 1,190 metros sobre el nivel del mar. Divide a la Cordillera
Central en dos grandes macizos: el Macizo Central, hacia el Noroeste, y el Macizo de
Valle Nuevo, hacia el Sur. Su superficie es de 30 kilómetros cuadrados. En la ciudad de
Constanza, a una altitud de 1,164 metros sobre el nivel del mar, la temperatura media
anual es de 18.0 grados C, con una máxima media de 24.8 y una mínima media de 11.2.
La precipitación media anual es de 1,037.5 mm. El Valle de Jarabacoa, con 23 kilómetros
cuadrados, forma un triángulo enmarcado, principalmente, por los ríos Yaque del Norte y
Jimenoa. Está situado al pie del Macizo Central a unos 530 metros sobre el nivel del mar,
y a 30 kilómetros de La Vega. En la ciudad de Jarabacoa, ubicado a una altitud de 529
metros sobre el nivel del mar, la temperatura media anual es de 22.0 grados C, con una
máxima media de 27.8 y una mínima media de 16.3. La precipitación media anual es de
1,466.1 mm.
31
La región baja: correspondiente a la porción occidental del Valle del Cibao
Oriental, relativamente llana
Esta región, conformada por el municipio de Jima y parte del municipio cabecera de La
Vega, se caracteriza por ser casi completamente llano, con muy pocas colinas bajas. Su
clima, según la clasificación de Koppen, es tropical húmedo de bosque, caracterizado
porque la temperatura media es de 18 grados centímetros durante todos los meses del
año, con diferencias insignificantes entre el mes más frío y el más caliente; la precipitación
media anual es mayor de 2,000 mm. Predomina la zona de vida Bosque húmedo
Subtropical (Bh-S).
El principal centro urbano de la región baja (y de la provincia) es la ciudad de La
Concepción de La Vega (o simplemente La Vega), ubicada 100 metros sobre el nivel del
mar. La temperatura media anual es de 26.3 grados C, con una máxima media de 31.1 y
una mínima media de 21.5. La precipitación media anual es de 1,457.4 mm.
Ríos
Los principales ríos de la provincia son:
1. Rio Yaque del Norte, cuya cuenca alta se localiza en el municipio de Jarabacoa;
2. Camú, afluente del Río Yuna y que es el principal río de la provincia. Junto con sus
afluentes, determina gran parte de la fisonomía de la provincia;
3. Jimenoa, afluente del Yaque del Norte.
Además de esos ríos, existen otros como el Río Licey, que es el único de la provincia que
nace en la Cordillera Septentrional (en la provincia Santiago, al Norte de Tamboril) y que
es afluente del Camú; el Río Verde, tributario del Licey; el Río Tireo, que nace en el Valle
del Tireo y es afluente del Yuna; el Río Grande, que nace en Valle Nuevo (Constanza) y
luego de girar hacia el sur se denomina Río del Medio y es afluente del Yaque del Sur; el
Río Baiguate, afluente del Jimenoa; el Río Jima, tributario del Camú; y otros.
Socio-economía
Debido a la diversidad de condiciones climáticas de la provincia, es posible producir una
gran variedad de cultivos. Las hortícolas y frutales de clima fresco y frío (repollo, coliflor,
brócoli, zanahoria, tayota, ajo, manzana, fresa, entre otros) son producidas en Jarabacoa
y, principalmente, en Constanza y Tireo. La producción de flores también es importante en
esta región montañosa. Igualmente es importante la producción de frijol (habichuela),
como cultivo de ladera, lo mismo que el café. En la parte baja, los cultivos de mayor
extensión e importancia son el arroz, plátano, yuca y cacao. En las zonas aledañas al río
Camú se produce una gran cantidad de "vegetales chinos", principalmente para la
exportación. En las zonas bajas, donde no existe sistema de regadío, la producción
pecuaria es importante (ganado vacuno de carne y de leche). Aunque la provincia de La
Vega es esencialmente agrícola, en los últimos años se han desarrollado diversas
industrias que han ido cambiando el perfil económico de la provincia. En la ciudad de La
Vega se encuentra la Zona Franca de La Vega, donde se fabrican productos textiles, entre
otros.
32
Figura 7: Provincia de San José de Ocoa
(Fuente: www.jemarcano.com)
Tanto Constanza y Jarabacoa han estado explotando sus encantos paisajísticos y
climáticos para atraer visitantes. El desarrollo turístico en Jarabacoa, especialmente
ecoturístico y de aventuras (kayak, parapente, montañismo, etc.), ha ido tomando una
importancia cada vez mayor en el municipio. El sistema educativo en la provincia está
muy bien desarrollado en la provincia, desde los niveles primarios hasta el universitario.
En la ciudad de La Vega se encuentra la Escuela Agrícola Salesiana, la Universidad
Tecnológica del Cibao (UTECI) y la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña
(UNPHU), recinto La Vega. En Jarabacoa está la Universidad Agroforestal Fernando
Arturo de Meriño y la Escuela Forestal.
Principales atractivos turísticos
Las ruinas coloniales de La Vega Vieja;
El Santo Cerro, con el Santuario de Nuestra Señora de las Mercedes, Patrona de la
República Dominicana;
Reserva Científica Ébano Verde;
Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier (Valle Nuevo);
Parque Nacional Armando Bermúdez;
Valle intramontano de Jarabacoa con el principal turismo de aventuras del país (rafting,
canyoning, parapente, cascading, mountain bike, cabalgatas, tubing, montañismo, etc.).
Proyectos ecoturísticos en comunidades de Los Calabazos, Los Dajaos, Manabao, La
Cienaga, en el municipio de Jarabacoa.
El salto Aguas Blancas, en Constanza, y los saltos de los ríos Jimenoa y Baiguate, en
Jarabacoa.
Los balnearios en los ríos (Acapulco, Bayacanes, Confluencia).
Las zonas de arte rupestre pre-hispánico de Constanza.
El Carnaval de La Vega, que se celebra los fines de semana en Febrero.
4.2.3 Características generales de la Provincia de San José de Ocoa
Fecha de creación de la provincia
Fue creada el 6 de septiembre de 2000,
entrando en vigencia el 1 de enero de
2001.Su nombre es el de la capital
provincial.
Superficie
855.40 kilómetros cuadrados.
Límites
Limita al Norte con las provincias
Monseñor Nouel y La Vega, al Este con la
provincia San Cristóbal, al Sur con la
provincia Peravia y al Oeste con la
provincia Azua.
Población (2002)
33
62,368 personas: 32,630 hombres y 29,738 mujeres.
Densidad
73 habitantes/km2.
Porcentaje de población urbana
52.8%.
Ciudades principales
Municipio cabecera: San José de Ocoa, con 34,478 habitantes (21,226 urbana y
13,252rural). Otras comunidades importantes a considerar son: Rancho Arriba y Sabana
Larga.
Distritos Municipales
El Pinar, La Ciénaga y Nizao-Las Auyamas.
Montañas
Esta provincia se encuentra casi en su totalidad en estribaciones de la Cordillera Central
que constituyen la llamada Sierra de Ocoa. La porción sur del Macizo de Valle Nuevo se
encuentra en el norte de la provincia.
Hidrología
Los principales ríos de la provincia son el Ocoa y el Nizao.
Economía
La única actividad económica de importancia es la agrícola, siendo los principales
productos café, papa y frutales.
Turismo
Hay muy poca actividad turística en la provincia.
4.2.4 Características generales de la Provincia de Azua
Fecha de creación de la provincia
1844 (es una de las provincias creadas por la primera Constitución dominicana). Su
nombre es el de la capital provincial.
Superficie
34
2,531.77 kilómetros cuadrados.
Límites
La provincia de Azua tiene el Mar Caribe al Sur, las provincias Peravia y San José de
Ocoa al Este, la provincia de La Vega al Norte y Nordeste, la provincia de San Juan al
Norte y Noroeste, y las provincias Baoruco y Barahona al Oeste.
Población (2002)
208,857 personas: 108,145 hombres y 100,712 mujeres.
Densidad
82 habitantes/km2.
Porcentaje de población urbana
54.6%.
Ciudades principales
Municipio cabecera: Azua de Compostela, también llamada Compostela de Azua, con
87,024 habitantes (56,453 urbana y 30,571 rural).
Otros municipios
Estebanía, Guayabal, Las Charcas, Las Yayas de Viajama, Padre las Casas, Peralta,
Pueblo Viejo, Sabana Yegua, Tábara Arriba.
Distritos Municipales
Barro Arriba, Las Barías-La Estancia, Los Jovillos, Palmar de Ocoa, La Siembra, Las
Lagunas, Villarpando, El Rosario, Proyecto 4, Proyecto Ganadero 2C, Amiama Gómez,
Los Toros, Tábara Abajo.
Montañas
La provincia está bordeada por estribaciones de la Cordillera Central, principalmente por
los límites norte y este. En el suroeste, en los límites con las provincias Barahona y
Bahoruco, se encuentran las sierras de Martín García y de Neiba.
Figura 8: Provincia de Azua
35
Fuente: www.jemarcano.com
Hidrología
El principal río de la provincia es el Yaque del Sur. Otros ríos importantes son Las Cuevas,
Jura y Vía; estos dos últimos son secos la mayor parte del año en sus últimos kilómetros.
Economía
La principal actividad es la agrícola. Se producen hortícolas para su industrialización en el
Valle de Azua. Igualmente se producen algunos frutales para la exportación. Otros
productos importantes son los plátanos, habichuelas y café. Las habichuelas y café son
producidos en las regiones montañosas. La pesca es una actividad de relativa importancia
en las poblaciones cercanas a la costa, especialmente en Palmar de Ocoa.
Aparte de pequeñas industrias semi-artesanales, existen plantas agroindustriales para la
producción de pasta de tomate y otros productos enlatados.
Turismo
No existe un desarrollo turístico en la provincia. Como centros turísticos menores están
algunas playas, como Monterrío, Playa Chiquita y Palmar de Ocoa.
36
4.3 El PNJBPR, en el contexto de las Cuencas Hidrográficas
El PNJBPR, ha sido reconocido por su capacidad de producción de agua: 472 Ríos de
orden I, 196 de orden II y 101 de orden III. Algunos de los principales ríos del país inician
sus cuencas dentro del territorio del área protegida, las cuales merecen mención: 1.
Cuenca del Rio Yuna; 2. Cuenca del Rio Nizao; 3. Cuenca del Rio Las Cuevas; 4. Cuenca
del Rio Grande del Medio; y 5. Cuenca del Rio Yaque del Norte.
Figura 9: Cuencas Hidrográficas del PNJBPR
4.3.1 Cuenca Del Río Yuna
37
Unidad Fisiográfica
4
“Rio Grande del
Medio”
Unidad Fisiográfica
3
“Rio Las Cuevas”
Unidad
Fisiográfica 2
“Rio Nizao”
Unidad
Fisiográfica 1
“Rio Yuna”
Unidad
Fisiográfica 5
“Rio Yaque del
Norte”
Fuente: Cruce de datos de información
primaria, sobre mapa elaborado por FMP,
EEI, 2002, para ECUT del PNJBPR,
Melgar, M. 2005.
En el macizo central, en la vertiente nororiental de los montes Banilejos, nace el río Yuna.
Es la segunda reserva fluvial más importante del país. Tiene una cuenca que cubre una
superficie de 5,630 kilómetros cuadrados, en la cual se forman 23 ríos secundarios
importantes que lo alimentan: Payabo, Cevicos, Chacuey, Maguaca, Sin, Maimón, Yuboa,
Tireito, Blanco, Masipedro, Yujo, Cuayá, Jima, Camú, Yamí, Licey, Bacuí, Cenoví, Jaya,
Guiza, Cuaba, Jaigua y Yaiba. El cauce principal del Río Yuna, nace en la cordillera
Central en la cota 1640 msnm. en su afluente más alejado, el río Tireo y desemboca en la
Bahía de Samaná. Sus afluentes desde su nacimiento hasta su desembocadura son 308
cursos de aguas que lo alimentan. El Tireo y el Blanco llenan el embalse de Río Blanco,
una de las principales hidroeléctricas del Cibao Central.
La estructura hídrica de la cuenca del Yuna presenta un patrón de drenaje tipo dendrítico.
El curso principal Camú - Yuna acusa pendientes muy suaves en términos generales,
contrario a los afluentes de cabecera del Yuna y el mismo Camú, que tienen pendientes
bastantes inclinadas, las cuales dan lugar a cursos pequeños y torrenciales, muy
especialmente los procedentes de la Cordillera Central, que además es la zona de mayor
precipitación dentro de la cuenca y más propensa a la erosión.
La mayoría de los tributarios del Yuna, son escorrentías permanentes, particularmente las
procedentes de la Cordillera Central, las que pueden presentar flujos intermitentes son las
procedentes de la Cordillera Septentrional. Todas ellas irrigan y dan vida al valle más
productivo del país, el Valle del Yuna o de La Vega Real, considerado como el granero
agrícola del país.
También contiene la zona ganadera estable y más grande del territorio nacional. Su cauce
irriga a mas de 22 000 ha, dedicadas casi exclusivamente al cultivo del arroz. En su
desembocadura se desarrolla casi el 30% de las áreas de bosque de manglares y la
mayor extensión continúa de este ecosistema en la República, con una superficie
estimada entre de 62 Km² (Sang et al., 1994) a 77.8 Km² (TR&D, 1992).
Uno de los principales afluentes en la cuenca media alta del Rio Yuna lo es el Rio Blanco.
Las cuencas media y baja de este río Blanco, tiene diversos comportamientos en sus
crecidas, pues fruto de los problemas citados en su cuenta alta, ha arrastrado una
inmensa cantidad de sedimento que lo han hecho explayarse. En localidades como Los
Quemados de esta provincia, por ejemplo, sus habitantes se mantienen con el temor de
que sus embravecidas aguas entren al pueblo y los arrase, mientras que de El Verde
hacia la presa de Hatillo, su lecho se ha extendido en algunos puntos hasta en 500 metros
de ancho, poniendo en peligro de los pobladores del lugar.
Además de esto, la vida acuática ha desaparecido casi en su totalidad. La producción de
oro y plata en la provincia Juan Sánchez Ramírez, se localiza también en la parte media
de la cuenca del Río Yuna aguas arriba de la Presa de Hatillo. Esta presenta focos de
contaminación por metales pesados. Las estaciones sobre la cuenca del río Yuna son las
estaciones. Mechesito en la parte alta de la cuenca de Río Blanco, Juma y Juan Adrián
aguas arriba del embalse de Hatillo.
Las elevadas concentraciones de sólidos en suspensión en la Cuenca del Yuna se
atribuyen a las altas precipitaciones periódicas, la topografía escarpada de sus cuencas
superiores y la cubierta espesa del suelo y además a las prácticas agrícolas deficientes
(de la Fuente, 1976). De los 5, 630 Km2, la cuenca del Rio Yuna ocupa un àrea dentro del
38
PNJBPR de 279.00 km2 con una longitud hasta su desembocadura de 206.6 Km. Esta
cuenca tiene una producción de agua según las precipitaciones de 2000-3000 l/s/Km²,
reportados en los datos de la EEI y por Melgar, M. 2005.
4.3.2 Cuenca Del Río Nizao
El río Nizao no tiene una gran cuenca (a penas supera los 1,076 kilómetros cuadrados) y
su curso es de corta longitud; pero a pesar de todo ello es la fuente de agua más
intensamente y aprovechada que existe en toda la región del Caribe. Realmente este es
un río muy singular, pues a pesar de tener un curso muy corto, apenas 133 kilómetros de
longitud, tiene la mayor inclinación o pendiente entre los principales ríos del país.
La cabecera de este río se encuentra a 2,400 msnm y en una distancia horizontal inferior
a 100 kilómetros, baja casi al nivel del mar. Esta información conduce automáticamente a
la comprensión de los demás fenómenos naturales relacionados con la torrencialidad, el
potencial erosivo de los suelos y a los extraordinarios volúmenes de sedimentos que
arrastran sus aguas. El Nizao es el río más aprovechado, ya que tiene cuatro represas
sucesivas que conservan casi la mitad de sus escorrentías anuales y genera electricidad.
Además riega todo el valle de Baní y Nizao con 100 kilómetros de canales.
Otra característica realmente excepcional del Nizao es la gran variedad de ambientes que
atraviesa desde su nacimiento en el ámbito de ecosistemas típicos de las regiones
templadas del planeta, hasta su desembocadura, donde los ecosistemas manifiestan con
entera claridad la aridez de los bosques secos de las regiones tropicales del planeta. Este
río tiene una cuenca pequeña, 1,076 kilómetros cuadrados, sin embargo su potencial
natural para el aprovechamiento de sus recursos hídricos ha sido explotado intensamente.
Es el único río del país que contiene tres presas hidroeléctricas y un contra-embalse, dos
canales de riego y el acueducto más grande de la República Dominicana, pues es la
principal fuente de abastecimiento de agua potable para la ciudad de Santo Domingo,
donde se concentra una tercera parte de la población del país.
El Parque Nacional Juan B. Pérez R. (Valle Nuevo), lugar donde nace el río Nizao, es una
de las mejores reservas de agua que tiene la República Dominicana y ella depende de la
existencia de un bosque nublado, donde los árboles juegan un papel indispensable, pues
cada pino es una trampa natural para las nubes que pasan cargadas de humedad, la cual
es sustraída o condensada por las hojas, las ramas, el tallo, los líquenes y hasta por la
corteza de esta planta.
Todo el cuerpo físico del árbol participa para recoger el agua de las nubes y pasarla
directamente a las fuentes subterráneas que alimentan los ríos. De esta labor callada,
casi imperceptible, que solamente logran descubrir los ecólogos que se detienen a
estudiar a profundidad el fenómeno de los bosques nublados, depende la vida de uno de
los ríos más importantes de la República Dominicana: el Nizao. De los 1076 Km2 que
posee la Cuenca del Rio Nizao, dentro del PNJBPR hay un área de 200.00 Km² con una
longitud total de 143.2 Km. La producción de agua en la cuenca según las precipitaciones
es de 1000 l/s/Km², reportados en los datos de la EEI, Melgar, M. 2005.
4.3.3 Cuenca Del Rio Grande o del Medio
39
Este río constituye una de las fuentes de la Presa de Sabana Yegua, en donde presenta
condiciones naturales muy variadas, como resultado del cambio del clima seco en las
tierras bajas al húmedo en las tierras altas, y forman una zona de pobreza en la que
muchos comunitarios realizan el conuquismo por quema en las áreas de laderas con alta
pendiente, exceptuando el área de Constanza y los terrenos llanos situados en el
alrededor de la citada Presa. Este nace en las estribaciones del PNJBPR.
En la parte alta existe bastante agricultura, por ejemplo en Monte Llano, Constanza la alta
incidencia de la agricultura con cultivos de papa, repollo, cebolla, habichuela, brócoli,
entre sus principales. Seguido del avance de la frontera agrícola que afectan los bosques
de pinos y charrales naturales están degradando y erosionando los suelos que
conjuntamente con los pesticidas van al cauce de arroyos y cañadas que fluyen hasta
este río contaminando sus aguas y perdiéndose anualmente toneladas de suelos.
El agua que viene del norte del PNJBPR situado aguas arriba del río Grande del Medio es
aprovechada para el riego del Valle de Constanza. El agua de alrededor del valle de
Constanza también es usada para el riego en laderas a través de pequeñas tomas de
aguas, canales, tuberías, etc. El Río Yaquesillo es un afluente del El Río Grande del
Medio comprendiendo gran parte de las aguas tributarias y donde esta Alto Bandera.
La cuenca del Rio Grande del Medio, se considera una subcuenca, ya que se intercepta
confluyendo en el embalse de la Presa de Sabana Yegua, en donde también confluyen
Las Cuevas y el Rio Yaque del Sur. La cuenca del Rio Grade del Medio se subdivide en 3
microcuencas:
1. Cuenca Baja del Rio Grande del Medio con 349.52 Km2;
2. Rio Yaquesillo con 106.94 Km2 y
3. Cuenca Alta del Rio Grande del Medio con 232.65 Km2.
El total la Cuenca del Rio Grande del Medio posee una superficie de 689.11 Km2. Es
importante aclarar que solo la Cuenca Alta del Rio Grande del Medio tiene su nacimiento
en el PNJBPR, o sea, solo 232.65 Km2 estan dentro del Area Protegida. (Fuente:
Modificado por Melgar, M. 2005. de EEI, 2002)
4.3.4 Cuenca Del Río Las Cuevas
La cuenca del Rio Las Cuevas, se considera una subcuenca, ya que como el Rio Grande
del Medio se intercepta también en el embalse de la Presa de Sabana Yegua, en donde
confluye el Rio Yaque del Sur. La cuenca del Rio Las Cuevas se subdivide en 3
microcuencas: 1. Cuenca Baja del Rio Las Cuevas con 160.48 Km2; 2. Rio Guayabal con
68.05 Km2 y 3. Cuenca Alta del Rio Las Cuevas con 357.20 Km2. En total la Cuenca del
Rio Las Cuevas posee una superficie de 585.74 Km2. Al igual que en el Rio Grande, solo
la Cuenca Alta del Rio Las Cuevas tiene su nacimiento en el PNJBPR, o sea, una
superficie de 357.20 Km2 estan dentro del Area Protegida. (Fuente: Modificado por
Melgar, M. 2005. de EEI, 2002)
40
En los alrededores de los ríos La Cuevas y Yaque del Sur, el agua que se puede captar es
utilizada para el uso doméstico y el riego en laderas. Es decir, casi toda el agua que
produce esta cuenca es usada antes de llegar a la Presa de Sabana Yegua.
Con una superficie de 585.74 Km2 de cuenca que posee el Rio Las Cuevas, tiene un
volumen de sedimentos de 208 t/ha/año.
Estos dos ríos, Grande del Medio y Las Cuevas nacen en la Cordillera Central, fluyen en
la dirección sudoeste y finalmente se interceptan encontrándose en su confluencia en la
Presa de Sabana Yegua. Las superficies de las microcuencas de estos dos ríos y que
estan dentro del PNJBPR son: Microcuenca Alta de rio Las Cuevas con 357.20 Km2 y la
microcuenca Alta del rio Grande del Medio con 232.65 Km2 Además forma parte del
abastecimiento de la presa de Sabana Yegua, el Rio Yaque del Sur.
4.3.5 Cuenca Rio Yaque del Norte:
La Cuenca del Río Yaque del norte se localiza en la porción Noroeste-Suroeste de la isla
la Hispaniola. Su forma tiende a la de un paralelogramo con una anchura variable de 60 a
65 Km. El limite Sur de la cuenca lo constituye el parteaguas de la cordillera Central, el
limite Norte el parte aguas de la cordillera Septentrional. Al Este, en la porción Sur del
afluente del río Yuna, y en la porción Norte, cerca de Santiago, un levantamiento apenas
perceptible topográficamente que divide la región del Cibao en sus valles oriental y
occidental. La parte occidental de la Cuenca la forman las divisorias de aguas de
pequeñas corrientes que desembocan directamente al Atlántico.
Comprende una gran red fluvial integrada por diversos ríos que atraviesan zonas
montañosas muy húmedas y una región sumamente árida como la línea Noroeste, cuyo
desarrollo depende básicamente del aprovechamiento de sus aguas. El río Yaque Del
Norte constituye el principal cauce natural de la Cuenca, junto a sus afluentes drena la
vertiente norte de la Cordillera Central y la meridional de la Cordillera Septentrional,
haciendo un recorrido de 253 Km. hasta su desembocadura en las bahía de Monte Cristy.
La precipitación que oscila entre 500 y 2,000 mm por año, lo que genera un volumen de
agua de unos 9,169 m³x160 por año. Esto representa cerca de 50% de la escorrentía
anual de todo el país.
La cuenca del río Yaque del Norte sirve de asiento a importantes núcleos poblacionales,
agrupados en al algunas de las principales provincias del país, como Santiago, Valverde,
Monte Cristy, Santiago Rodríguez y parte de La Vega y Dajabón. Su infraestructura vial, y
la importancia agropecuaria del Valle del Cibao le convierten en una zona de gran
importancia para la economía nacional, por sus aportes al desarrollo agropecuario,
industrial y turístico del país, además de que se construyeron en esta cuenca los primeros
aprovechamientos hidráulicos, los cuales aportan en conjunto un promedio de 263.97 MW
al sistema energético nacional. (Vicioso, F/2002)
El río Yaque del Norte nace en la parte alta de La Cienaga, y toma un rumbo oeste
discurriendo entre valles encajonados con vertientes muy escarpadas, fruto de los
continuos levantamientos de la Cordillera Central. Al llegar a Pinar Quemado hace un giro
brusco en dirección Norte en el sitio denominado La Confluencia, en Jarabacoa, hasta
alimentar el embalse de la Presa de Tavera, tomando entonces un rumbo noroeste, a
partir de Santiago hasta su desembocadura en la Bahía de Monte Cristi. En su recorrido
recibe las aguas de numerosos afluentes que descienden desde las vertientes norte de la
41
Cordillera Central, conformando toda una región hidrográfica de gran riqueza
geomorfológica.
Estos tributarios y el propio Yaque muestran una cuenca asimétrica con relación a la
vertiente sur de la Cordillera Septentrional, cuyos aportes de agua superficial son
insignificantes. Esta dinámica fluvial confiere una apariencia general subdendrítica a la
cuenca y un patrón predominantemente dendrítico con fuertes control estructural hacia los
sectores altos y medios de las subcuencas, debido a la presencia de abundantes
materiales finos provenientes de la meteorización de las rocas ígneas que dominan las
formaciones geológicas presentes en la cuenca.
Sin embargo, estas aguas subterráneas son aprovechadas mediante la perforación y
explotación de un elevado número de pozos, con fines de uso agropecuario y de consumo
humano en este último caso para mejorar la oferta de agua para la población dado el
déficit de suministro de agua potable. (Vicioso/2002). Esta cuenca se considera la más
extensa de la República Dominicana, abarcando una superficie de 7,053 km2. Sin
embargo es importante aclarar que solo 23.0 Km2, aproximadamente se encuentran
dentro del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier. (Fuente: Modificado por Melgar,
M. 2005, de EEI, 2002).
Figura 10: Vista panorámica de la Cuenca del Rio Grande del Medio,
zona de amortiguamiento
Fuente: JICA, 2002
4.4 Características del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier (PNJBPR)
4.4.1 Limites geográficos del PNJBPR
42
La Ley Sectorial de Areas Protegidas, establece los siguientes límites geográficos:
Valle Nuevo, con los límites y superficie que se describen a continuación: se toma como
punto de partida el muro de la presa de Río Blanco, se asciende por la divisoria
topográfica oriental del arroyo Juan de Jesús hasta la cota topográfica 1,200 metros, la
cual sirve de límite en dirección Este hasta el nacimiento del arroyo Atravesado, de donde
se pasa al firme de la loma de la Hamaca, luego se pasa en línea recta hasta el firme de
la loma La Bola para proteger la cabecera de los arroyos Bonito y Masipedrito. De este
punto se asciende por la divisoria topográfica hasta la cota topográfica de 1,200 metros, la
cual sirve de límite (cruzando 12 manantiales), hasta tocar el arroyo Arenosito, el cual
sirve de límite hasta su nacimiento y de aquí se atraviesa la loma El guano para
descender por la divisoria topográfica hasta el río Tireo en su confluencia con el arroyo
Pinalito.
De este punto se asciende por la divisoria topográfica hasta el firme El Alto de los Fríos y
de aquí se pasa en línea recta hacia la cabecera del arroyo Palero que baña el Valle de
Constanza. Aquí se toma como límite la cota topográfica 1,600 metros, la cual bordea la
loma La Neblina por su vertiente occidental para cubrir el nacimiento de todos los
manantiales que descienden hacia el Valle de Constanza, hasta descender al río Grande
por la divisoria topográfica que desciende a la confluencia de éste con el arroyo Primera
Cañada, por cuya divisoria topográfica se asciende hasta la cota topográfica de los 1,700
metros, la cual se toma como límite en dirección Oeste hasta el arroyo Pinar Bonito, el
cual sirve de límite agua abajo hasta la confluencia con el río Grande, el cual se toma de
nuevo como límite agua abajo hasta la confluencia con la cañada que desciende desde el
firme El Portazuelo.
Desde este punto se sigue la divisoria topográfica hasta llegar a la cota topográfica de los
1,300 metros, la cual se sigue en dirección Sureste por la falda de varias montañas muy
escarpadas y protegiendo las cabeceras de los arroyos Hondo, Culo de Maco, Guarico,
Los Prietos, Guayabal, El Puyón, Blanco, Las Auyamas, Las Canas, Sin Fin, José, La
Zurza y Palero hasta llegar a la divisoria topográfica occidental del arroyo Los Toritos, por
la cual se desciende hasta la confluencia del arroyo Los toritos con el río Las Cuevas
ascendiendo luego por la divisoria topográfica oriental la cañada Mala, hasta la cota de los
1,300 metros nuevamente, la cual se sigue hasta llegar al arroyo La Vaca.
Luego el arroyo La Vaca sirve de límite hasta la vertiente Norte de la loma Barro
Colorado. De aquí se desciende por el arroyo Los Corralitos hasta el río Banilejo, de cuya
confluencia se asciende por la divisoria topográfica hacia la loma de Locario en la cota
topográfica de los 1,500 metros, la cual sirve de límite en dirección Sureste hasta la
cañada Loma Atravesada, bordeando toda la vertiente Sur de la loma Tetero Mejía y
protegiendo el nacimiento de 20 arroyos y cañadas de los ríos Banilejo y Ocoa.
La cañada Loma Atravesada sirve de límite hasta su confluencia con la cañada El Gallo,
donde nace el río Ocoa. Luego se asciende por la cañada El Gallo, hasta el firme Cañada
Honda, el cual se sigue hasta el nacimiento del arroyo Toro, por el cual se desciende
convirtiéndose luego en arroyo Bonito, el cual se sirve de límite hasta su confluencia con
el río Nizao, el cual se toma como límite aguas arriba su confluencia con la cañada
Desecho Largo, por la cual se asciende para tomar la divisoria topográfica oriental del río
Nizao, pasando por el Mogote de la Nuez y el firme El Naranjo hasta la cota 1,200 metros,
la cual se sigue bordeando la loma Jumunucú hasta el firme Morroy, por el cual se pasa al
43
nacimiento del arroyo Azulito, el cual se sigue hasta su confluencia con el arroyo Blanco
siguiendo luego hasta la confluencia de éste con el río Yuna, el cual sirve de límite hasta
su confluencia con la cañada La Piedra, por la cual se asciende hasta la cota 800 metros,
siguiendo por la misma hasta el arroyo Los Pinitos, por el cual se asciende hasta la cota
1,000 metros para seguir por ella hasta la divisoria topográfica oriental del río Tireíto, la
cual se sigue hasta el muro del embalse Tireíto, del cual se pasa en línea recta al muro
del embalse del Arroyón y de éste último al embalse del río Blanco que se tomó como
punto de partida, protegiendo de esta manera todo el Complejo Hidroeléctrico de Río
Blanco. El polígono antes descrito encierra una superficie de aproximadamente 910 Km².
(Ley Sectorial de Areas Protegidas, SEMARN, 2004)
Figura 11: Ubicación del PNJBPR a nivel nacional
4.4.2 Condiciones edafológicas
El PNJBPR, es la confluencia de fuerzas geológicas e hidrológicas, que han conformado
un paisaje edafológico muy particular que ha generado características muy particulares
con respecto a las características en textura, estructura, composición química y niveles
productivos, lo que influye directamente sobre su potencial de uso, el uso actual y la
capacidad de uso, que pone en muchas ocasiones pone en riesgo la integridad de los
ecosistemas del PNJBPR.
44
Parque Nacional Juan
Bautista Pérez Rancier
El Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra (ECUT), elaborado como parte del “Kit” del
Plan de Manejo del PNJBPR ofrece ampliamente información sobre las condiciones
edafológicas del PNJBPR, presentándose en forma resumen en los numerales siguientes.
4.4.2.1 Suelos de la cordillera central
Los suelos de la Cordillera Central tienen en su mayor parte topografía accidentada que
los hace inadecuados para el cultivo, excepto para los que son típicamente de montaña o
para agricultura de subsistencia, en zonas asiladas. En zonas donde las condiciones
topográficas son menos limitantes y los suelos más profundos, es posible obtener
cosechas económicas siempre que se usen y manejen adecuadamente. Los suelos de la
cordillera, son por lo general, de poca profundidad efectiva y con texturas ligeras. Estas
condiciones, conjuntamente con la alta precipitación de la región y con las pendientes
muy pronunciadas de los terrenos, propician la erosión acelerada de los suelos que son
inmediatamente desbrozados para su utilización agrícola.
El uso más adecuado para la mayor parte de los suelos de la cordillera, es la explotación
forestal, con métodos racionales y prácticas de conservación. Sin embargo, por razones
especialmente de tipo social, en los últimos años los agricultores se han dedicado en
forma casi sistemática, a la destrucción del bosque en un intento desesperado para lograr
nuevas tierras para establecer una precaria agricultura de sustento. Después de algunas
cosechas estos terrenos desprovistos de su cubierta vegetal protectora y sujetos a la
acción erosiva del agua de escurrimiento, se convierten en terrenos erodados e
improductivos.
Los suelos de la cordillera presentan tanta complejidad como las rocas que los originan,
aunque tienen el factor topográfico que es determinante para la mayoría de ellos. Sin
embargo, es posible encontrar suelos marcadamente diferentes, aun cuando han sido
originados por el mismo tipo de roca y en las mismas condiciones de lluvia y topografía, y
en otros casos es posible encontrar suelos más o menos semejantes en cuanto a
desarrollo del perfil y fertilidad inherente, pero que han sido originados por rocas
diferentes. (FAO, 2003)
Suelos del Valle de Constanza
El Valle de Constanza es un valle de montaña alta, situado a 1190 m sobre el nivel del
mar y determina una división de la Cordillera Central en dos grandes macizos: el macizo
de occidente, que alcanza su altura máxima en el Pico Duarte (3190 m) y el macizo
oriental, que culmina en el monte Tina( 2700 m). Este valle recibe una precipitación
pluvial media anual de 1070 mm.
Los altos bordes que la circundan están formados de rocas de origen ígneo, volcánico y
metamórfico, pero tienen, además, alguna estratificación de rocas sedimentarias. Estas
calizas afloran también en algunas lomas bajas situadas al centro del valle. Tiene como
suelo representativo a la Asociación Constanza. El Valle de Constanza está constituido
por una faja de suelos aluviales que pasa insensiblemente al suelo Constanza,
desarrollado a expensas de materiales de deposición de origen volcánico.
Este suelo está representado por una arcilla de color negro rojizo (10R 2/1), que a los 15
cm. pasa a color rojo sombreado (10YR 2/2) con alguna gravilla fina de origen ígneo. El
45
suelo pasa gradualmente al material de depósito que le origina, aumentando la cantidad y
tamaño de la gravilla con la profundidad. (FAO, 2003)
Estos suelos presentan estructura granular bien desarrollada en los horizontes superiores
y en bloques subangulares en la parte inferior del horizonte B. Son suelos muy
productivos a causa no sólo de su fertilidad inherente y a las excelentes condiciones
físicas y topográficas, sino también al alto nivel de manejo con que son aprovechados.
En los bordes del valle ocurren suelos coluviales que representan transiciones hacia el
Terreno Escabroso de Montaña circundante, dependiendo sus características de los
materiales de estos. Su capacidad productiva esta limitada por razón de su topografía y
por la acumulación de fragmentos de roca. El uso de estos suelos ha de ser en cultivos
permanentes, particularmente de frutales.
El Valle del Convento presenta suelos similares a los de la asociación Constanza, pero de
color más rojizo o amarillamiento en la superficie y mayor extensión de los terrenos
pedregosos. (FAO, 2003)
Aluviales recientes indiferenciados
Este grupo comprende los suelos del primer plano aluvial de los ríos formando pequeños
valles, tal como se muestran en la comunidad del El Castillo (Melgar, M. 2005), así como
de otros arroyos que forman el sistema de drenaje del valle. Estos suelos son profundos,
friables, buena fertilidad inherente; color pardo oscuro, textura franco arcillosa y estructura
granular; tienen buen drenaje y topografía llana.
A menudo en su perfil se encuentran capas de arena gruesa. Estos suelos son muy
productivos y su fertilidad es mantenida por los continuos aportes de materiales finos que
transporta el río. (Tirado, G. 2003)
Asociación Guanuma Elmhurst
Se agrupan los suelos pardos rojizos que ocupan casi la totalidad del valle. Consisten en
suelos con drenaje bien establecido que ocupan posiciones de terrazas escalonadas
flanqueando los suelos aluviales recientes. Los suelos de esta asociación corresponden a
las series Guanuma, que son los más extensivos y Elmhurst que ocurren en menor
extensión.
Aluviales Recientes Indiferenciados
Estos suelos se han formado por la deposición de los sedimentos fluviales arrastrados
desde las partes altas de la cordillera, que por lo general, están compuestos por partículas
de rocas ígneas y volcánicas. Tienen textura arenosa y buen drenaje. En algunas partes
contienen gran cantidad de grava y de piedra redondeada.
Asociación Jarabacoa
46
Estos suelos son color pardo oscuro con textura arenosa, desarrollados a expensas de
areniscas y ofrecen baja potencialidad de desarrollo agrícola a pesar de sus condiciones
físicas favorables. La fertilidad inherente de estos suelos es muy baja. Su vegetación
natural estaba compuesta en su mayor parte por pinos hasta hace más o menos 60 años,
en que fueron deforestados para utilizarlos en cultivos agrícolas. Actualmente producen
maní y frijoles, aunque con resultados poco satisfactorios. Sin embargo, con riego y
fertilización intensiva es posible mejorar la capacidad productiva de estos suelos. (Tirado,
G. 2003)
4.4.2.2 Capacidad de Uso de la Tierra del PNJBPR
La Capacidad del Uso de la tierra es la determinación en términos físicos, del soporte que
tiene una unidad de tierra de ser utilizada para determinados usos o coberturas y/o
tratamientos. Generalmente se basa en el principio de la máxima intensidad de uso
soportable sin causar deterioro físico del suelo.
Determinada a través de una clasificación de capacidad de uso que básicamente es el
agrupamiento de interpretaciones que se hacen principalmente para fines productivos y
de conservación y comienza por la distinción de unidades de mapeo. Permite hacer
algunas generalizaciones con respecto a las potencialidades del suelo, limitaciones de
uso y problemas de manejo. (Ver anexo 1, metodología ampliada)
Se refiere solo a un nivel máximo de aplicación del recurso suelo, sin que este se
deteriore, con una tasa más grande que la tasa de su formación. En este contexto, el
deterioro del suelo se refiere sobre uso por el hombre. Incluye la geología, la fisiográfica,
los suelos, el clima, la vegetación.
Las características para determinar la capacidad del uso de la tierra son:
1. Pendientes del relieve del suelo del área protegida;
2. Profundidad efectiva de la tierra, con sus factores modificadores;
2.1 Predregocidad (limitaciones);
2.2 Drenaje (limitaciones).
Los resultados para determinar la “Capacidad del Uso de la Tierra” se resumen en los
numerales siguientes:
Pendientes del relieve del suelo del PNJBPR
El aglutinamiento de las “curvas de nivel” por medio de “polígonos de pendientes”
(homogenización) se puede considerar como aceptable después de haber realizado las
verificaciones de campo. Considerando que la pendiente dentro del PNJBPR es el factor
que mas incide sobre el desarrollo de actividades agroproductivas (sistemas agrícolas y
pecuarios), por lo que debe de considerarse al momento de establecer cualquier tipo de
actividad que promueva el desarrollo agropecuario de bajo impacto dentro o en la periferia
47
del PNJBPR. Los resultados del analisis del relieve de pendientes de los suelos del
PNJBPR, se resumen en la tabla que se presenta a continuación.
Tabla 5: Cuadro resumen de pendientes por bloque y cuenca hidrográfica
Pendiente en % Bloque de
pendiente
identificado
Area estimada por unidades fisiográficas Tota por
bloque de
pendiente
Rio Yuna
Km2
Rio
Nizao
Km2
Rio Las
Cuevas
Km2
Rio
Grande
del
Medio
Km2
Rio
Yaque
del
Norte
Km2
60 % 10 45.00 18.00 63.00
41 a 60 % 09 63.00 38.00 62.00 50.00 213.00
26 a 40 % 08 86.00 238.00
07 56.00 74.00 22.00
16 a 25 % 06 48.00 317.00
05 85.00 32.00 23.00
04 18.00
03 73.00 38.00
0 a 15 % 02 8.00 38.00 79.00
01 33.00
Total por Cuenca
Hidrográfica
279.00 200.00 280.00 128.00 23.00 910.00
Fuente: Elaboración propia, ECUT, 2005.
La mayor parte del territorio pose un rango de pendiente entre los 16 a 25 % ocupando un
espacio físico de 317.00 Km2 (34.80 %), en orden descendente los bloque de pendiente
entre los 26 a 40 % ocupa 238.00 Km2 (26.15 %), los bloques de pendiente de 41 a 60 %
ocupa un territorio de 213.00 Km2 (23.40 %), los bloques de pendiente de 0 a 15 % ocupa
un territorio de 79.00 Km2 (8.68 %), y el bloque de pendiente de 60 % ocupa un territorio
de 63 Km2 (6.92 %).
Se pude concluir que la geografía en general del PNJBPR es quebrada y muy poca
poseen pudientes aceptables para el desarrollo de practicas agroproductivas,
exceptuando los valles intramontanos existente en la zona norte, este, central y sur de
PNJBPR.
La pendiente más fuerte se encuentra ubicada en la cuenca hidrográfica del Rio Yuna,
con los rangos de pendientes que oscilan entre el 26 % a mas de 60 % de pendiente.
Mientras que la cuenca que posee menores pendientes con respecto a la influencia de
su territorio se ubica en la cuenca del Rio Las Cuevas, con rangos menores del 15 % de
pendiente.
48
Figura 12: Mapa de pendientes sobre unidades de paisaje del PNJBPR
Unidad Fisiográfica 4
“Rio Grande del Medio”
Unidad Fisiográfica 3
“Rio Las Cuevas”
Unidad Fisiográfica 2
“Rio Nizao”
Unidad Fisiográfica 1
“Rio Yuna”
Unidad Fisiográfica 5
“Rio Yaque del Norte”
División de Unidades
Fisiográficas
División de pendientes
Fuente: Cruce de datos de información primaria, sobre
mapa elaborado por FMP, EEI, 2002, para ECUT del
PNJBPR, Melgar, M. 2005.
16 a 25 %
16 a 25 %
16 a 25 %
16 a 25 %
16 a 25 %
16 a 25 %
16 a 25 %
0 a 15 %
0 a 15 %
26 a 40 %
26 a 40 %
26 a 40 %
26 a 40 %
26 a 40 %
26 a 40 %
Mas de 61 %41 a 60 %
41 a 60 %
41 a 60 %
16 a 25 %
26 a 40 %
16 a 25 %
49
Profundidad efectiva del suelo y sus factores modificadores (pedregosidad y
drenaje)
La profundidad efectiva del suelo, se refiere a la profundidad máxima del suelo
susceptible de ser penetrada por sistemas radiculares de plantas, nativas o cultivadas,
dentro de toda la gama de usos agropecuarios y forestales posibles. No se considera
parte de la profundidad efectiva horizontes "R" o capas endurecidas en forma natural o
por efectos de la labranza. Se considera como limitante de la profundidad, las capas
endurecidas cuya dureza no permitan ser rayadas (en estado seco), con una moneda de
cobre. En forma práctica, la mayoría de capas “R” del suelo o bien los horizontes
parcialmente alterados que no permiten la penetración de las raíces, son las que
determinan la profundidad efectiva dentro del suelo. La profundidad efectiva, también está
limitada por capas freáticas cercanas a la superficie del suelo.
Se realizaron 55 muestras de campo, en 13 puntos del PNJBPR, buscando una
dispersión adecuada por cada unidad fisiográfica determinada a mapear y que confluían
con el mapa de pendientes en cada punto de muestreo se realizo de una a cinco calicatas
de 80 centímetros de largo por la prefundida efectiva del suelo, que vario de 15 a 90
centímetros, según el área de muestreo. Los resultados de se resumen en los
comentarios y cuadros que se presentan a continuación.
La tabla 5, y figura 11, contiene el mapa general donde en forma visual, se presentan
algunas de las calicatas realizadas dentro del PNJBPR, es interesante considerar que a
pesar de que muchas de las calicatas se realizaron a corta distancia, la variante era
bastante significativa en lo correspondiente a la textura, color y composición del suelo,
aunque no son factores a considerar dentro del desarrollo del Estudio de Capacidad de
Uso de la Tierra (ECUT), demuestran una variabilidad y con ello influencia directa sobre la
composición florística y productiva de las áreas del PNJBPR.
Tabla 6: Presentación de resultado de mapa general de visualización
Fotografía
No.
Ubicación
por Unidad
Fisiográfica
Profundidad
efectiva del
suelo
Factores Modificadores
Pedregosidad Drenaje
No
Limitante
Limitante No
Limitante
Limitante
Fotografía 1 Rio Grande
del Medio
65 cms X X
Fotografía 2 Rio Grande
del Medio
85 cms X X
Fotografía 3 Rio Grande
del Medio
85 cms X X
Fotografía 4 Rio Yuna 40 cms X X
Fotografía 5 Rio Yaque
del Norte
30 cms X X
Fotografía 6 Rio Las
Cuevas
18 cms X X
Fotografía 7 Rio Las
Cuevas
16 cms X X
Fotografía 8 Rio Yuna 55 cms X X
Fotografía 9 Rio Nizao 55 cms X X
Fuente: Elaborado por Melgar, M, 2005
50
Figura 13: Mapa general de visualización de profundidad efectiva del suelo
Fuente: Cruce de datos de información primaria, sobre
mapa elaborado por FMP, EEI, 2002, para ECUT del
PNJBPR, Melgar, M. 2005.
1
2
345
6
7
8
9
51
A través de sobreposicion del “Mapa de Unidades Fisiográficas” y “Mapa de
Profundidad Efectiva del Suelo”, y utilizando la rejilla de puntos, se determino el área
aproximada para cada bloque por “unidad fisiográfica” (cuenca hidrográfica) y total, con
ello se podrá determinar acciones concretas a través de proyectos socioproductivos que
consideren el desarrollo de “medidas de conservación y manejo del suelo”, al considerar
poco apto las pendiente mayores de 40 %, para el desarrollo de agricultura y ganadería
intensiva. Los resultados en cuanto al área por realizarse con rejilla de puntos pueden
tener un sesgo de 15 a 20 % de error. Los resultados se presentan en las tablas 6 y 7,
como además en la figura 12.
Tabla 7: Presentación resumen de profundidad efectiva y
factores modificadores
Rango de
profundidad
efectiva del
suelo
Bloque de
profundidad
efectiva del
suelo
identificado
Factores modificadores
Pedregosidad Drenaje
No
Limitante
Limitante No
Limitante
Limitante
Menor de 20 cms Bloque 5 X X
Bloque 6 X X
20 a 50 cms Bloque 2 X x
Bloque 7 X X
50 a 90 cms Bloque 1 X X
Bloque 3 X X
Bloque 4 X X
Fuente: Elaborado por Melgar, M, 2005
Tabla 8: Presentación resumen de profundidad efectiva del suelo
por bloque identificado
Rango de
profundidad
efectiva del
suelo
Bloque de
profundidad
efectiva del
suelo
identificado
Area estimada por unidades fisiográficas Tota
por
bloque
Rio Yuna
Km2
Rio
Nizao
Km2
Rio
Las
Cuevas
Km2
Rio
Grande
del
Medio
Km2
Rio
Yaque
del
Norte
Km2
Menor de 20 cms Bloque 5 88.00 118.00 16.00 375.00
Bloque 6 23.00 97.00 33.00
20 a 50 cms Bloque 2 127.00 10.00 217.00
Bloque 7 56.00 24.00
50 a 90 cms Bloque 1 41.00 45.00 318.00
Bloque 3 53.00 23.00
Bloque 4 97.00 59.00
Total 279.00 200.00 280.00 128.00 23.00 910.00
Fuente: Elaborado por Melgar, M, 2005
52
La tabla anterior generada a través de la verificación de campo sobre la profundidad
efectiva del suelo, logro determinar 7 bloques de profundidad efectiva del suelo, que se
aglutinan en tres grandes bloques que se describen a continuación:
Se identificaron dos bloque con profundidad efectiva de suelo menor a 20 cms, la
mayoría ubicadas en las aristas de las montañas o en la parte media de las misma, la
cobertura fluctúa desde áreas con involución agrícola, zonas con cultivos agrícolas, zonas
donde ha ocurrido incendios forestales, pero en su mayoría se sitúan en bosques de
coniferas (Pinus caribeae), el suelo es abundante en pedregosidad convirtiéndose en un
factor limita, la mayoría de los suelos del PNJBPR no poseen limitaciones del drenaje lo
que verifica su capacidad como zona de captación, filtración y almacenaje de agua dulce;
Dos bloques identificados posee una profundidad efectiva del suelo de 20 a 50 cms., el
bloque situado en la zona del valle central del área protegida no posee limitaciones por
pedregosidad en comparación con los bloques y el bloque este en la comunidad de La
Finca;
Son tres bloque los que poseen una profundidad efectiva que se encuentra entre el
rango de los 50 a 90 cms., la mayoría situados en la zona norte (Comunidades del
Castillo, Monte Llano, La Siberia, Pinar Parejo, El Convento) y la zona este cerca de las
comunidades de El Pichón, Mecherito, Quita Pena, El Monteadito y Hato Viejo. La
mayoría ocupando los valles intramontando y los “pie de montaña” conformados en su
mayoría por suelos aluviales, siempre siendo un facto limitante la pedregosidad, mientras
que el drenaje es bastante adecuado.
La mayoría del territorio del PNJBPR tiene una profundidad efectiva del suelo menor de
20 cms, con un área de 375.00 Kilómetros cuadrados (41.20 %), esto evidencia el grado
de sensibilidad ecológica del territorio del PNJBR, lo que debe guiar al equipo de
planificadores del Plan de Manejo a preparar propuestas que mitiguen efectos negativos
sobre los recursos naturales que protegen el recurso suelo.
Los bloques asociados a los asentamientos humanos posee una aceptable profundidad
efectiva del suelo encontrándose entre el rango entre los 50 a 90 cms, la sumatoria de los
polígonos establecen una área de 318.00 Kilómetros cuadrados (34.94 %), la mayoría
como se indico anteriormente compuesto por suelos aluviales de los valle intramontanos y
pie de montaña.
La profundidad efectiva del suelo con menor área dentro del PNJBPR, es la que se
encuentra entre el rango de los 20 a 50 cms, ocupando un territorio de 217 Kilómetros
cuadrados, ubicados en la parte media de la montañas, es importante denotar que en los
recorridos y muestreos, se puedo constatar que son las zonas con mayor impacto
ecológico, afectando algunas áreas de bosque latífoliados nubosos y manaclares, lo que
debe ser considerado en el desarrollo de las propuestas del Plan de Manejo del PNJBPR,
gran parte del bloque se sitúa en la zona central del valle del área protegida y en la zona
oeste.
Figura 14: Mapa de cruce de unidades fisiográficas con profanidad efectiva de
suelos
53
Capacidad de uso de la tierra del PNJBPR
Las capacidades de uso de la tierra identificadas dentro del PNJBPR, se reducen a dos
opciones:
1. 316.00 Kilómetros cuadrados (37.72 %) su capacidad de uso ideal (subuso) es
“Agroforestal”: este resultado conduce a establecer que las mejores opciones para
desarrollo de proyectos agroproductivos deben orientar a los agricultores a desarrollar
actividades agroforestales, considerando la fragilidad de los suelos dentro de área
protegida.
2. Con respecto a los 594.00 Kilómetros cuadrados (65.28 %) la capacidad de uso
ideal es “Forestal de Protección”: a pesar de la escala del estudio “semidetalle”, este
Unidad Fisiográfica 4
“Rio Grande del Medio”
Unidad Fisiográfica 3
“Rio Las Cuevas”
Unidad Fisiográfica 2
“Rio Nizao”
Unidad Fisiográfica 1
“Rio Yuna”
Unidad Fisiográfica 5
“Rio Yaque del Norte”
Bloque 1
50 a 90 cms.
Bloque 2
20 a 50 cms.
Bloque 3
20 a 50 cms.
Bloque 4
50 a 90 cms
Bloqu
50 a 90
Meno
Bloque 6
Menor de 20 cms.
Bloque 6
Menor de 20 cms.
Bloque 7
20 a 50 cms.
Fuente: Cruce de datos de información primaria, sobre
mapa elaborado por FMP, EEI, 2002, para ECUT del
PNJBPR, Melgar, M. 2005.
54
resultado debe capitalizarse a través de los programas y subprogramas de manejo del
Plan de Manejo del PNJBPR.
La protección absoluta de estas áreas debe de ser una de las principales líneas de
acción del Plan de Manejo, las cuales deben de operar partiendo de acciones de
educacion y concientización ambiental a las 33 comunidades internas y externas que
integran la dinámica socioambiental del área protegida.
Tabla 9: Resumen de “Capacidad de Uso de la Tierra” del PNJBPR
Unidad de Tierra Area
aproximadamente
Km2
Porcentaje
(%)
Capacidad de Uso de la Tierra
asignado
Unidad de Tierra 1 98.00 10.77 “Agroforestal”
Unidad de Tierra 2 40.00 4.40
Unidad de Tierra 3 49.00 5.38
Unidad de Tierra 4 129.00 14.17
Subtotal 316.00 34.72
Unidad de Tierra 5 594.00 65.28 “Forestal de Protección
Subtotal 594.00 65.28
Total 910.00 100.00
Fuente: Elaborado a través de cruce de información
de etapas de gabinete y campo de ECUT,
por Melgar, M, 2005.
55
Figura 15: Mapa de Capacidad de Uso de la Tierra del PNJBPR
División de Unidades
de Tierra
Fuente: Cruce de datos de información primaria, sobre
mapa elaborado por FMP, EEI, 2002, para ECUT del
PNJBPR, Melgar, M. 2005.
Unidad de
Tierra 1
“Agroforestal”
Unidad de
Tierra 2
“Agroforestal”
Unidad de
Tierra 3
“Agroforestal”
Unidad de
Tierra 4
“Agroforestal”
Unidad de
Tierra 5
“Forestal de
Protección”
4.4.3 Condiciones agroecológicas
Aunque las condiciones agroecológicas son las que favorecen el desarrollo de las
actividades agroproductivas de un territorio especifico, en el caso del PNJBPR, tanto en
su zona núcleo como de amortiguamiento, son un factor negativo que afecta directamente
los recursos naturales. La evolución socioambiental y productiva de los últimos 50 años
del PNJBPR, han demostrado un sistema de asentamiento para vivienda y agricultura,
que se ajustan a las siguientes características agroecológicas:
1. Clima favorable para actividades productivas;
2. Ubicación de valles intramontanos;
3. Cercanía a microcuencas hidrográficas para riego y toma de agua para
consumo humano;
4. Suelo con profundidad efectiva del suelo entre los 30 a más de 90 centímetros.
La altura sobre el nivel de mar varia en las zonas agroproductivas de los 1,300 metros en
las comunidades de San José de Ocoa y Azua, con precipitaciones promedio de 1,350
mm/anuales, hasta los 2,400 msnm en la zona del valle central de PNJBPR con
precipitaciones de 1, 650 mm/anuales.
Figura 16: Vista panorámica de valle intramontano de Monte Llano
Fuente: JICA, 2002
Según la clasificación de ecólogo alemán Leslie Robert Holdridge, dentro del PNJBPR, se
identifican cuatro zonas de vida, que son resultado de la confluencia de temperatura,
precipitación promedio anual, evapotranspiración potencial, humedad relativa y
profundidad de suelo.
Tabla 10: Zonas de Vida del PNJBPR (Clasificación L. R. Holdridge)
Zona de Vida Superficie Ubicación Vegetación
Natural
Km2%
Bosque Húmedo
Montano Bajo
345.00 38.00 Ocupa alturas entre
1,930 a 2,550 msnm,
abarcando parte del
valle altiplano del
PNJBPR, además de
las grandes áreas de
las Cuencas del rio
Nizao, Las Cuevas y
Grande del Medio.
La especie dominante es el Pinus
occidentalis con algunas especies
latifoliadas como la Tabebuia berti, el
sotobosque esta dominado pro el arbusto
Ganya fadyenii, Baccharis mysinites,
Rubís spp, Fucsia prigshemimii,
Fucsia prigsheimiii, Fucsia tripilla y
Lyonia heptamera.
Bosque Muy Húmedo
Montano Bajo
245.00 27.00 Gran parte de la zona
núcleo y de
amortiguamiento que
se ubica en la vertiente
noreste del rio Yuna y
Nizao.
Las especies indicadores son: O.
Patens, Tabebuia berteri, T. Vinosa,
Brunellia comocladifolia, Cyathea
furfuracea, Trema micrantha,
Oreopanax capitatus, Cecropia
schreberiana, y los helechos
arborescentes Cyathea harrissi,
considerados como raros, y Cyathea
furfuracea, estan presentes en este tipo
de bosque.
Bosque Pluvial
Subtropical
175.00 19.20 Se localizan entre los
1,200 a 2,300 msnm,
esta zona de vida
puede encontrarse
solamente dentro de la
zona núcleo del
PNJBPR,
especialmente en la
parte de la zona central
de Valle Nuevo.
Las especies características de esta
zona de vida son Didymopanax
tremulus (palo viento), Magnolia
pallescens (ebano verde) y
Podocarpus aristatus (palo de cruz).
Asociadas a estas se encuentran
Alchornea latifolia, brunellia
comocladifolia, Laplacea sp.,
Tabebuia vinosa, Stirax ochraceus,
Guettarda cv. ovalifolia.
Bosque Montano Bajo
Subtropical
145.00 15.80 La zona de vida se
localiza entre los 1,850
a los 2,200 msnm,
sigue una franja que
recorre la mayor parte
de las aristas de la
montaña que se
extiende de la zona
noreste por las
comunidades internas
ubicadas en Constanza
hacia el Suroeste.
La especie dominante es el Pinus
occidentalis con algunas especies
latifoliadas como T. Vinosa, Brunellia
comocladifolia, Cyathea furfuracea,
Trema micrantha, Oreopanax
capitatus, Cecropia schreberiana,
Prestoea montana, así también los
helechos Alsophila brooksi, Alsophila
wooduardioides, Cyathea furfuracea,
Cyatea harrissi, Cyateha aff. Harrissi.
Total 910 100.00
Fuente: Clasificación de las zonas de vida según R. L. Holdridge, Melgar M. 2005
Considerando los criterios físicos, ecológicos y agros climáticos, se puede identificar tres
zonas agroecológicas, principalmente asociadas a los valles intramontanos de formación
aluvial, aunque esto no omite la existencia de agricultura en laderas con pendientes
mayores de 40 %.
Valles intramontanos de tierras bajas: área con clima templado en tiempo de invierno
y en verano alcanzan climas calidos (28 grados Celsius), en su mayoría se ubican en las
comunidades fuera del PNJBPR, como El Convento, Las Vacas, Tireo Abajo, Rio Grande,
Las Auyamas y La Finca (parte baja), se ubican en la Zona de Vida de Boque Húmedo
Montano Bajo y Bosque Muy Húmedo Montano Bajo. (CSR, 2005)
Valles intramontanos de tierras medias: área con clima que varia de templado a frío
(16 a -4 grados Celsius), ubicándose entre los 1,750 a los 2200 msnm, comprende los
valles intramontaos ubicados en las comunidades de Monte Llano, El Castillo, La Siberia,
Pinar Parejo, Palmar Cana, Arroyo del Pino, La Nuez, Las Espinas, Quita Pena y Los
Limoncillos, se ubica en la Zona de Vida de Bosque Húmedo Montano Bajo, Bosque Muy
Húmedo Montano Bajo y Bosque Pluvial Subtropical. (CSR, 2005)
Valles intramontanos de tierras altas: ubicados en los valles de las meseta central del
PNJBPR, entre los 2200 a 2500 msnm, las temperaturas son sumamente bajas oscilando
entre los 12 a -8 grados Celsius, no se encuentran ocupadas por comunidades pero si
existen propietarios individuales, que utilizan las zonas para desarrollo de proyectos
agroproductivos, ecoturísticos y/o instalación de casas de veraneo, la zona agroecológica
ocupa las cuatro zonas de vida identificadas. (CSR, 2005)
Figura 17: Agricultura en valles intramontanos, en la Zona de Vida de
Bosque Montano Bajo Subtropical (especie características Pinus occidentalis)
Fuente: Melgar, M. 2005
Tabla 11: Resumen de características de zonas agroecológicas
Indicadores Valles intramontanos de
tierras bajas
Valles intramontanos
de tierras medias
Valles intramontanos de
tierras altas
Altitud msnm 1400 a 1650 1750 a 2200 2200 a 2500
Temperatura
mediana
Grados Celsius
18 a 28 16 a -4 12 a – 8
Precipitación
promedia
mm / año
1350 1350 1500
Pendiente 0 a 40 % 0 a 60 % 0 a 60 %
Topografía /
suelos
Valles aluviales con
topografía des de plana
hasta fuertemente
ondulada, suelos
profundos entre el rango
de 30 a mas de 90 cms de
profundidad,
pedregosidad limitante,
buen drenaje.
Valles de formación
aluvial, con topografía
planta hasta quebrada,
con suelos bastante
profundos que pueden
sobrepasar los 90 cms
de profundidad, la
pedregosidad es un
factor limitante, posee
un excelente drenaje.
Valles de formación mixta
aluvial y por acción piro
plástica en especial en la
zona de la cuenca de
Nizao, con profundidades
entre los 20 a 50 cms, la
pedregosidad no es un
factor limitante y poseen
buen drenaje.
Uso de suelo Agricultura de ciclo corto
(papa, cebolla, ajo,
repollo, lechuga);
Agricultura de ciclo
mediano (fresa y flores);
Agricultura permanente
(limón persa y frutales no
tradicionales), además de
ganadería extensiva.
Agricultura de ciclo
corto (papa, cebolla,
ajo, repollo, lechuga);
Agricultura de ciclo
mediano (fresa y flores),
además de ganadería
extensiva y cimarrona.
Agricultura de ciclo corto
(papa, cebolla, ajo, repollo,
lechuga); Agricultura de
ciclo mediano (fresa y
flores); Agricultura
permanente (limón persa y
frutales no tradicionales),
además de ganadería
extensiva, en especial de
ganado caprino.
Vegetación
natural
Pinus occidentalis con
algunas especies
latifoliadas como T.
Vinosa, Brunellia
comocladifolia, Cyathea
furfuracea, Trema
micrantha, Oreopanax
capitatus, Cecropia
schreberiana, Prestoea
montana.
Vinosa, Brunellia
comocladifolia,
Cyathea furfuracea,
Trema micrantha,
Oreopanax capitatus,
Cecropia
schreberiana, y los
helechos arborescentes
Cyathea harrissi,
considerados como
raros, y Cyathea
furfuracea.
Didymopanax tremulus
(palo viento), Magnolia
pallescens (ebano verde)
y Podocarpus aristatus
(palo de cruz). Asociadas a
estas se encuentran
Alchornea latifolia,
brunellia comocladifolia,
Laplacea sp., Tabebuia
vinosa, Stirax ochraceus,
Guettarda cv. ovalifolia.
Zona de vida Boque Húmedo Montano
Bajo y Bosque Muy
Húmedo Montano Bajo
Bosque Húmedo
Montano Bajo, Bosque
Muy Húmedo Montano
Bajo y Bosque Pluvial
Subtropical
Bosque Húmedo Montano
Bajo, Bosque Muy Húmedo
Montano Bajo y Bosque
Pluvial Subtropical, Bosque
Montano Bajo Subtropical.
Fuente: Cruce de información primaria y secundaria,
para elaboración de CSR,
Melgar, M. 2005
4.4.4 Evolución de la población
La tabla 12, presenta en forma genérica la información demográfica existente de las
comunidades del PNJBPR y la información producto de la colecta de información primara
de la CSR 2005.
Tabla 12: Información demográfica existente de la zona de estudio por comunidad
Provincia Correlativo Comunidad Interna Externa Censo JICA Censo Censo CSR
2000 2002 2005
Azua 1 La Finca x 0 0 18
2 Palmar Cana x 0 0 25
3 Arroyo del Pino x 0 0 40
4 Guayabal x 3518 2815 3650
5 La Siembra x 1065 640 1100
6 Los Cafeces x 0 0 35
7 Mata Carlito x 0 0 15
Subtotal 3 4 4583 3455 4883
Monseñor Nouel 8 El Pichón x 0 0 25
9 El Mechecito x 0 12 20
10 Candongo x 0 42 60
11 El Botao x 0 0 15
Subtotal 4 0 0 54 120
San José de Ocoa 12 Rancho Arriba x 0 281 320
13 La Nuez x 0 87 100
14 Las Espinas x 1000 283 1200
15 Calderón x 0 0 20
16 Quita Pena x 0 92 110
17 Hato Viejo x 0 37 50
18 Monteadito x 0 24 30
19 Los Limoncillos x 0 73 85
20 La Cienaguita x 0 325 400
Subtotal 7 2 1000 1202 2315
La Vega 21 La Siberia x 0 73 66
22 El Castillo x 300 159 726
23 El Convento x 600 499 650
24 Pinar Parejo x 0 7 290
25 Rio Grande x 0 327 350
26 Las Auyamas x 0 603 710
27 Pinalito x 0 115 140
28 Culo de Maco x 0 0 15
29 Monte Llano x 0 65 672
30 Las Vacas x 0 0 10
31 Palero x 0 874 975
32 Tireo Abajo x 0 1169 1300
33 La Descubierta x 0 566 680
Subtotal 6 7 900 4457 6584
Total 20 13 6483 9168 13902
Fuente: Cruce de información de información
Primaria y secundaria desarrollada
Para la CSR, 2005, Melgar. M. 2005
No se contó con la información suficiente para el desarrollo de una analisis a profundidad
sobre la evolución general de la población dentro y en la región de influencia (zona de
amortiguamiento) del PNJBPR, pero se selecciono las comunidades de la provincia de La
Vega, ya que se cuenta la información producto del Censo 2002 y de la colecta de
información de la CSR 2005, permitiendo tener un marco de referencia sobre el
crecimiento relativo de población, la cual se calcula en las 33 comunidades en 13,902
habitantes.
Tabla 13: Relación de crecimiento de población de comunidades
de La Vega
Provincia Comunidad Interna Externa Censo
Censo
CSR
Porcentaje
%
Porcentaje
%
2002 2005 disminuyo aumento
La Vega
La Siberia x 73 66 9.58
El Castillo x 159 726 456.00
El Convento x 499 650 30.26
Pinar Parejo x 7 290 414.00
Rio Grande x 327 350 7.00
Las
Auyamas x 603 710
17.74
Pinalito x 115 140 121.74
Culo de
Maco x 0 15
100.00
Monte Llano x 65 672 1033.00
Las Vacas x 0 10 100.00
Palero x 874 975 11.55
Tireo Abajo x 1169 1300 11.20
La
Descubierta x 566 680
20.14
Total 6 7 4457 6584 9.58 47.72
Fuente: Cruce de información de información
Primaria y secundaria desarrollada
Para la CSR, 2005, Melgar. M. 2005
La tabla 13, permite generar las siguientes conclusiones:
Existe un aumento evidente de 47.72 % sobre la población reportada en el censo del
año 2002 a los resultados de la CSR 2005, se debe considerar en el analisis los
siguientes criterios por desfase de información:
oEs evidente que el Censo 2002 posee muchos errores metodológicos y
operativos, lo cual se ha evidenciado en las diversas CSR desarrolladas en Cuencas y
Areas Protegidas de la Cordillera Central;
oLa metodología de la CSR considera no solamente las personas que viven
dentro de la comunidad en forma permanente, sino además los beneficiarios directos,
producto del manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, lo cual fue considerado
al momento de cruzar los datos por ejemplo en el resultado de la población del Convento
se restaron los beneficiarios de las comunidades de Monte Llano, El Castillo, La Siberia y
Pinar Parejo, igual se realizo con los habitantes de Las Auyamas. De la misma manera se
restaron los beneficiarios de Pinalito y Culo de Maco a la relación de beneficiarios de Tireo
Abajo.
oOtro punto a considerar es que en el Censo 2002, no fueron consideradas
comunidades cuya población fuera inferior a los 10 habitantes, tal es el caso de Culo de
Maco.
oEn lo que respecta la Comunidad del Castillo, en la CSR se integran la
zona de Villa Pajon y Sabana de Queliz, mientras que el Censo 2002 solo integra para la
investigación la zona de El Castillo, considerando solamente las personas que viven
permanentemente dentro de la comunidad y no dentro del concepto de beneficiarios.
Solamente la comunidad de La Siberia reporta una baja el en numero de habitantes con
respecto al Censo 2002 y la información colectada de la CSR 2005, descendiendo 13
personas un 9.58 %.
Los datos anteriores no integran el analisis sobre la población de obreros Haitianos en las
comunidades internas y externas del área protegida, la cual se presentara en los capítulos
subsiguientes.
Figura 18: Vista panorámica de Pinar Parejo, PNBJPR
Fuente: JICA, 2002.
4.4.5 Actores claves
Como producto de las entrevistas y analisis de encuesta se pudo identificar 31 actores
claves (ver anexo 3), la tabla 14 presenta, la frecuencia de incidencia de los actores
sobre las comunidades del PNJBPR.
Tabla 14: Frecuencia de incidencia de organizaciones en comunidades del PNJBPR
Fuente: CSR, 2005.
4.4.5.1 Las asociaciones de agricultores
Están orientadas a organizar los agricultores y pequeños productores con miras a mejorar
las condiciones de vida de los mismos. Gestionan acceso a financiamiento, asistencia