Capacitación del capital humano para el desarrollo económico

El ser humano como tal es una fuente inagotable de recursos que pueden ser utilizados eficientemente en las relaciones productivas, es así como el capital humano cobra su importancia dentro de la teoría del desarrollo, no como un factor más sino también como un instrumento de bienestar

El capital humano se asume desde el punto de la educación que acumula la sociedad, que finalmente resulta generando niveles superiores de producción y posiblemente se llegue a avances tecnológicos.

La clave del crecimiento económico recae en el hecho de que las personas no las maquinas pueden aprender. Inversiones que aumenten las habilidades de las personas y su productividad arrojan por tanto, no rendimientos decrecientes, sino constantes e inclusive crecientes” [1]

Las teorías desarrolladas en los últimos diez años hacen hincapié en la inversión en capital humano y en tecnología como principales determinantes del crecimiento a largo plazo. De acuerdo con esta teoría, el conocimiento es un bien de capital que tiene un producto marginal creciente. Parte de la base de que el acervo de capital es un bien compuesto en el cual el componente de conocimientos, o el capital de conocimientos, tiene rendimientos crecientes a escala que contrarrestan la decreciente rentabilidad del acervo de capital físico. Como consecuencia de ello, es posible que el incentivo a acumular capital subsista indefinidamente.

El conocimiento es un bien de capital que tiene un producto marginal creciente. Parte de la base de que el acervo de capital es un bien compuesto en el cual el componente de conocimientos, o el capital de conocimientos, tiene rendimientos crecientes a escala que contrarrestan la decreciente rentabilidad del acervo de capital físico

Entretanto, el cambio tecnológico termina por determinarse en forma endógena, al igual que cualquier otro insumo que tenga un precio y un producto marginal, y no se logra en forma exógena. Asimismo, el rendimiento que proporcionan los conocimientos no puede ser plenamente aprovechado por la empresa que los genera sino que, por el contrario, constituye una externalidad que puede beneficiar a otros agentes económicos (es decir, la información como bien público). En estas circunstancias, convendría que la política pública estimulara el desarrollo de los sectores que llevan a la creación o a la absorción de conocimientos, o a ambos.

Las nuevas teorías sobre el comercio internacional también hacen hincapié en las externalidades dinámicas, tanto interiores como exteriores a la empresa. El incremento de la productividad es consecuencia de un proceso de aprendizaje práctico adicional y a largo plazo, basado en experiencias de producción actuales y pasadas. Sin embargo, dentro de la economía, hay sectores que tienen mayor capacidad de innovación tecnológica, mientras que otros son sectores estratégicos que transmiten sus fuertes externalidades al resto del sistema de producción.

Con el tiempo, el carácter tácito, concreto y acumulativo de la innovación tecnológica puede dar lugar a tasas divergentes de acumulación de la capacidad tecnológica entre los países. De acuerdo con este punto de vista, podría promoverse el desarrollo de algunas industrias que ofrezcan gran potencial para el futuro, aplicando criterios claros para el otorgamiento de incentivos moderados y finitos basados en la selectividad y el desempeño.

Se requieren trabajadores cuya principal cualidad sea la flexibilidad ante los nuevos conocimientos y formas de gestión, su capacidad de aprendizaje continuo y de adaptación a los permanentes cambios de orden tecnológico y organizacional.

La primera etapa en materia de desarrollo humano es el logro de una cobertura amplia de la educación. Muchos países como Hong Kong, Corea y Singapur han demostrado que en pocos años se puede lograr que toda la población tenga acceso a la educación secundaria. Estos son los países que han logrado las más altas tasas de crecimiento de las últimas décadas.

Es necesario que los Estados desarrollen varios programas para la formación de recursos humanos de alto nivel como

a) Desarrollo de programas de capacitación no formal para la identificación de proyectos de investigación y desarrollo.

c) Programas de incremento en la productividad mediante proyectos de mejoramiento continuo gestión y tecnología.

d) Proyectos asociativos para el fortalecimiento de culturas regionales de ciencia, tecnología e innovación.

e) Internacionalización de empresarios y empresas.

Podríamos decir que mientras las políticas y las acciones industriales se encuentran en una fase superior (post-apertura) las iniciativas en educación y la velocidad de los ajustes se encuentran peligrosamente retardados, es decir, la concepción de una sociedad con educación primaria y secundaria en una economía abierta, donde la generación de conocimiento es la base, y este conocimiento se genera en los estadios superiores de la formación profesional.

Los discursos no pueden limitarse a afirmar que el mercado suplirá siempre las deficiencias. De nuestra capacidad intelectual, dependerá el desarrollo de nuestras futuras generaciones. Mejorar la infraestructura educativa, y en general el entorno global, tiene un objetivo claro, la agregación de valor y el mejor desempeño general de la industria hacia el bienestar económico general.

La concepción de valor agregado puede tener la visión tanto para el productor como para el consumidor, siendo en la actualidad según las ultimas teorías de la organización un problema dinámico que compromete tanto a productores como a consumidores. Sin embargo las exigencias de la demanda frente a la variedad de opciones y sustitutos han llevado el concepto hacia el valor agregado que efectivamente es demandado; es decir, que la productividad debe incluir factores de medición de realización efectiva.

En Latinoamérica , la verdadera agregación de valor por las vías de eficiencia y productividad han estado estancadas. La innovación tecnológica es prácticamente nula y utilizamos tecnologías que en estos momentos son obsoletas en las economías de punta. Si no hay inversión en capital, infraestructura, innovación o mejoras en las condiciones comerciales, las únicas herramientas para mejorar la competitividad de nuestra nación, estarán ligadas a políticas de carácter fiscal o monetarias, las cuales deberían acompañar, más no inducir el comportamiento de los agentes. Como podemos ver, las vías de generación de valor agregado son diversas y necesitan de la atención del sector oficial como de la responsabilidad de los mismos empresarios, los cuales deben abandonar los supuestos tradicionales de la empresa protegida y mejorar sus esfuerzos en la creación de un sector industrial de punta, que realmente beneficie el desarrollo social, y que sea lo suficientemente fuerte para sortear las coyunturas.

La verdad de nuestra capacidad intelectual, dependerá el desarrollo de nuestras futuras generaciones

Bibliografía

[1] MAITAL, Shlomo. “How poor nations can catch up”. Across Devorad. Vol. 29, No 6, 1992. En “La Industria de América Latina ante la Globalización Económica” Tomo 1. p. 226

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Jáuregui Alejandro. (2001, abril 20). Capacitación del capital humano para el desarrollo económico. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/capacitacion-capital-humano-desarrollo-economico/
Jáuregui, Alejandro. "Capacitación del capital humano para el desarrollo económico". GestioPolis. 20 abril 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/capacitacion-capital-humano-desarrollo-economico/>.
Jáuregui, Alejandro. "Capacitación del capital humano para el desarrollo económico". GestioPolis. abril 20, 2001. Consultado el 17 de Febrero de 2018. https://www.gestiopolis.com/capacitacion-capital-humano-desarrollo-economico/.
Jáuregui, Alejandro. Capacitación del capital humano para el desarrollo económico [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/capacitacion-capital-humano-desarrollo-economico/> [Citado el 17 de Febrero de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de vancouverfilmschool en Flickr