Producción justo a tiempo

La metodología de la producción justo a tiempo es utilizada en empresas que utilizan el modelo da la calidad total como procedimiento para gestionar y reducir el tiempo en la elaboración de sus productos terminados

La metodología de producción Justo a tiempo (Just In Time) tiene como objetivo un procesamiento continuo, sin interrupciones de la producción. Conseguir este objetivo supone la minimización del tiempo total necesario desde el comienzo de la fabricación hasta la facturación del producto.

Sistema ideal. En un sistema ideal de producción justo a tiempo, el tiempo total para un producto es igual al tiempo del proceso

Aproximación al concepto justo a tiempo

El tiempo total para cualquier producto manufacturado se puede representar como:

(+) Tiempo de preparación
(+) Tiempo de proceso
(+) Tiempo de espera
(+) Tiempo de inspección
(+)Tiempo de transporte interno
(=) Tiempo total

De lo anterior se puede deducir que el tiempo total es igual al tiempo de todas las actividades que añaden valor al producto más todas las que no lo hacen.

Estructuración básica del justo a tiempo

Esta metodología surge por las debilidades que tiene el sistema de valoración tradicional, de los retrasos en el proceso de fabricación al producir cantidades de productos en exceso de la demanda corriente, debido a la utilización de modelos basados en la determinación de las cantidades económicas de pedido.

La filosofía del justo a tiempo tiene una visión dinámica de como optimizar la producción, basando sus fundamentos en la minimización de las tareas que no añaden valor sin preocuparse mucho por la optimización y tamaño de los lotes de producción. Esto tiene como consecuencia dentro de estos parámetros que los inventarios se ven como una forma de remanentes, conduciendo a la idea que “los inventarios más altos son la necesidad de proteger estadios de producción de la escasa calidad o de la producción y aprovisionamiento inciertos”

Por lo anteriormente mencionado y para la aplicación de esta metodología las empresas que adoptan un programa de calidad total son las que más eficientemente pueden aplicar el modelo del justo a tiempo, ya que en ellas el problema de la calidad desaparece y las posibles fallas o tareas que no agreguen valor son erradicadas en un gran porcentaje. También debe tenerse en cuenta que al no existir problemas técnicos dentro de la etapa productiva, no se necesita mantener un stock considerable de inventarios para protegerse contra insuficiencias de la pobre calidad de producción eliminando así una gran cantidad de productos en proceso.

En la aplicación del justo a tiempo los tiempos de producción son disminuidos considerablemente, ya que al producir en pequeños lotes, son fácilmente detectadas las partes defectuosas en cada uno de los departamentos que entran en el proceso de producción, así llevando un control que permite en cualquier momento modificar el proceso que está causando la desviación.

El trabajo que añade valor a la producción, es aquel que durante el procesamiento sobre los materiales y componentes representa un agregado más del producto final.

Beneficios del justo a tiempo

  • Disminuyen las inversiones para mantener el inventario.
  • Aumenta la rotación del inventario.
  • Reducen las pérdidas de material.
  • Mejora la productividad global.
  • Bajan los costos financieros.
  • ahorro en los costos de producción.
  • Menor espacio de almacenamiento.
  • Se evitan problemas de calidad, cuello de botella. problemas de coordinación, proveedores no confiables etc.
  • Racionalización en los costos de producción.
  • Obtención de pocos desperdicios.
  • Conocimiento eficaz de desviaciones.
  • Toma de decisiones en el momento justo.
  • Cada operación produce sólo lo necesario para satisfacer la demanda.
  • No existen procesos aleatorios ni desordenados.
  • Los componentes que intervienen en la producción llegan en el momento de ser utilizados.

Entorno para la aplicación del justo a tiempo

La metodología del Justo a Tiempo como procedimiento de gestión y manejo productivo puede ser utilizado en cualquier tipo de empresa, tanto industrial como de servicios.

Cualquier proceso se puede examinar con el fin de determinar las operaciones que no le añaden valor y las causas para que el trabajo se interrumpa, facilitando la detección de las anomalías, eliminando las tareas ineficaces que impiden un buen desarrollo de la organización.

Muchos autores consideran el JIT solo como una técnica de gestión de inventarios, pero esta va más allá de un manejo físico ya que no es meramente una técnica sino más bien, una herramienta de gestión.

La filosofía que enmarca la producción justo a tiempo es producir únicamente las cantidades necesarias de producto y en el momento que lo requieran los clientes

Justo a tiempo vs. Producción tradicional

Las principales diferencias que se presentan del modelo Justo a Tiempo y la metodología de la producción tradicional se resumen a continuación:

Disminución de inventarios

El sistema Justo a Tiempo busca reducir los inventarios a niveles muy bajos, mientras que en el sistema tradicional los materiales se suministran y transfieren al siguiente proceso sin tener en cuenta el nivel de la demanda existente.

Células de producción

E la producción tradicional, los productos se mueven desde un grupo de máquinas idénticas a otro departamento con máquinas que realizan otro trabajo específico, el Justo a Tiempo reemplaza este patrón por uno de células de producción en las cuales se agrupan las máquinas en familias y se disponen de tal forma que se pueden desarrollar una serie de operaciones secuenciales. Cada célula es instalada para realizar un grupo de productos o uno en particular.

Mano de obra interdisciplinaria

En la metodología tradicional los trabajadores se especializan en el manejo de una sola máquina en un solo departamento, el modelo JIT busca que todos los trabajadores sepan operan todo el conjunto de máquinas creando entorno interdisciplinario.

Gestión de la Calidad Total

El sistema Justo a Tiempo no puede implantarse en una empresa que no tenga un claro compromiso con la Gestión de la Calidad Total, ello porque si no se encuentra un proceso productivo sin deficiencias no podrá crearse la confiabilidad en la cual basa su fundamento el modelo.

Descentralización de servicios

Para la aplicación del Justo a Tiempo se requiere de un fácil y rápido acceso a los servicios de apoyo, lo cual significa que los departamentos de servicios deben estar descentralizados y su personal asignado a trabajar directamente para apoyar la producción, lo que no ocurre en el sistema tradicional.

En el siguiente cuadro se hace un resumen de lo anteriormente dicho.

Diferencias entre el justo a tiempo y la producción tradicional

Justo a tiempo Producción tradicional 
1. Sistema Pull-through. 1. Sistema Push-through.
2. Inventarios insignificantes. 2. Inventarios significativos.
3. Células de producción. 3. Estructura departamental.
4. Mano de obra interdisciplinaria. 4. Mano de obra especializada.
5. Control de Calidad Total. 5. Nivel de Calidad aceptable.
6. Servicios descentralizados. 6. Servicios centralizados.
La aplicación de un modelo Justo a tiempo puede minimizar en un gran porcentaje los costos que la empresa tradicionalmente asigna a sus departamentos de producción, aumentando la posibilidad de dar una mejor visión a los administradores financieros para la gestión y la toma de decisiones

Se pretende analizar como el modelo de producción Justo a Tiempo cambia las perspectivas de la empresa frente al modelo tradicional en cuanto a su parte operativa como una medida de rendimiento y productividad alejándose de lineamientos como el análisis de eficiencia o de desviaciones como estándar para los procesos productivos.

A continuación un video en el que se evidencian las diferencias entre la producción justo a tiempo y la producción tradicional, se presenta la aplicación del justo a tiempo en una productora de automóviles británica.

Impacto económico del justo a tiempo

El impacto económico del modelo justo a tiempo se puede analizar desde tres puntos de vista generales, primero desde el costo de los productos, en segundo lugar por la asignación que se haga de los costos generales de producción y por último del mantenimiento del inventario.

¿Seguridad total? Ninguna metodología puede asegurar en un cien por ciento el bienestar futuro de las empresas, pero el Justo a Tiempo es una buena herramienta para anular posibles problemas productivos dentro de la empresa

El costo del producto en el Justo a Tiempo

Las empresas que dedican la mayor parte de su tiempo de producción en elaborar un único producto no tienen un problema mayor en la determinación de sus costos por que estos son asignados directamente asignados al producto, esta es la ventaja que ofrece la aplicación de la metodología del justo a tiempo ya que al tener especializada la producción por producto o por grupos de productos es más fácil imputarle los costos a los artículos.

Asignación de los costos generales en el Justo a Tiempo

Según los lineamientos del JIT como la producción en células de producción, la mano de obra interdisciplinaria y las actividades descentralizadas la asignación de costos es mucho más sencilla, ya que los costos son asignados únicamente al artículo que se está produciendo en la línea.

Lo anterior tiene explicación en que en un modelo de producción Justo a Tiempo muchos de los costos que antiguamente se consideraban como indirectos, pasan a ser directos frente a la línea productiva por la relación directa que toman en el proceso. A continuación se presenta el claro cambio que se da en la asignación de los diferentes elementos de los costos para una empresa en la cual se utilizaba el sistema tradicional de producción con una que aplica el Justo a tiempo.

Elementos del costo Producción tradicional  Justo a tiempo
Materia prima directa Directo Directo
Mano de obra directa Directo Directo
Reparación y mantenimiento Indirecto Directo
Manejo materiales Indirecto Directo
Energía Indirecto Directo
Suministros Indirecto Directo
Supervisión Indirecto Directo
Seguros e impuestos Indirecto Indirecto
Amortización Indirecto Indirecto
Depreciación Indirecto Directo
Servicios Indirecto Indirecto

Teniendo en cuenta lo anterior una empresa que implante un modelo de producción Justo a Tiempo tendrá inventarios de productos en proceso y terminados mínimos, teniendo así una ventaja para distinguir los costos del producto ya que al no existir costos relacionados con la manutención de stocks de inventarios los costos son imputables solo al periodo productivo.

El justo a tiempo y el mantenimiento del inventario

En la producción tradicional los inventarios de material se mantienen para que una empresa pueda tomar ventaja de descuentos de cantidad, por la eventual subida en los precios de los suministros o por la posible escasez en la materia prima. La metodología del JIT puede conseguir que se cumplan los anteriores planteamientos sin necesidad de mantener una gran cantidad de inventarios en poder de la empresa, en seguida se muestran las formas en que el Justo a Tiempo plantea las formas de tener un mínimo de inventario cumpliendo con las necesidades que la empresa requiere:

  • Negociar contratos de largo plazo con unos pocos proveedores locales.
  • Seleccionar proveedores que estén lo más cercano posible a la planta de producción.
  • Comprar a empresas que garanticen la calidad de las materias suministradas.
  • Exigir cumplimiento en la entrega de materiales por parte de los vendedores.
  • Buscar el mayor rendimiento en las transacciones empresariales.
  • Minimizar el costo de manutención de las materias primas.
  • Evitar al máximo el desperdicio.
Atribuir los costos que son y que no son de producción a las líneas de producto, produce unos costos del producto más precisos y una mejor información para el control y la toma de decisiones

Nuevas perspectivas para medir el rendimiento

La metodología JIT empieza por cambiar las medidas con la implantación de un modelo de producción basado en el Control de la Calidad Total (CCT), estableciendo una formulación de una mejora continua de los elementos que entran en el proceso productivo y el establecimiento de inventarios mínimos o nulos.

La empresa al cambiar la producción de un modelo tradicional a uno Justo a Tiempo puede presentar muchos inconvenientes con las medidas utilizadas en la evaluación del rendimiento, ya que las antiguas no se acomodan al nuevo sistema. La práctica que antes era utilizada ya no es suficiente para las nuevas medidas que se han tomado es por ello que medidas como el costo estándar que relaciona los rendimientos reales frente a los presupuestados, los informes de eficiencia y el análisis de desviaciones cambian de perspectiva frente a la gestión.

De esto se puede concluir que los cambios que pretende realizar el JIT en el nuevo sistema productivo frente al costo estándar es el de evitar:

  • Análisis y comportamientos disfuncionales que afecten el funcionamiento eficaz de los procesos, esto se pone de manifiesto cuando las personas encargadas de realizar las compras de materiales para alcanzar los estándares adquieren materia prima de baja calidad con el fin de obtener índices de precios favorables.
  • Desde el punto de vista de la mano de obra, las desviaciones en eficiencia pueden animar a los trabajadores a producir más de lo necesario para conseguir los niveles de eficiencia presupuestados o para evitar una desviación favorable en volumen.
  • Las desviaciones en los costos generales de producción también son perjudiciales para la empresa, ya que evitar el mantenimiento preventivo para asegurar una desviación presupuestaria positiva, puede resultar en un equipo no confiable para la producción.
Cambios significativos. Las empresas que adoptan un sistema de producción JIT, alteran el papel del costo estándar como una herramienta de gestión

La percepción del justo a tiempo frente a los nuevos estándares de producción

En el nuevo modelo de producción se debe tener en cuenta que los estándares cambian, ahora son utilizados para la identificación de los niveles de eficiencia, determinación de actividades que no agregan valor a los procesos de producción y para evaluar el éxito de la empresa en la baja de estos niveles.

El sistema contable de la empresa debe hacer una distinción entre los costos que añaden y los que no añaden valor, para así tomar las medidas de control necesarias para eliminar las disfunciones halladas, esto para buscar un estándar de valor añadido que tengan un costo nulo.

El modelo JIT busca concretar estándares ideales fundamentados en el principio de la mejora continua de las actividades, que pueden modificarse con la aparición de nuevas tecnologías, nuevos conocimientos y otras innovaciones que cambien los objetivos productivos de la empresa y por ende elevar nuevas oportunidades para la mejora.

Por último queda anotar que la implementación de un sistema Justo a Tiempo tiene que estar coordinado por todas las partes componentes que intervienen en el proceso productivo, por ello es de vital importancia que todos estén comprometidos con su instauración y con el cumplimiento de sus responsabilidades.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Gómez Giovanny. (2001, septiembre 11). Producción justo a tiempo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/produccion-justo-a-tiempo/
Gómez, Giovanny. "Producción justo a tiempo". GestioPolis. 11 septiembre 2001. Web. <http://www.gestiopolis.com/produccion-justo-a-tiempo/>.
Gómez, Giovanny. "Producción justo a tiempo". GestioPolis. septiembre 11, 2001. Consultado el 31 de Agosto de 2015. http://www.gestiopolis.com/produccion-justo-a-tiempo/.
Gómez, Giovanny. Producción justo a tiempo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/produccion-justo-a-tiempo/> [Citado el 31 de Agosto de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de moaksey en Flickr