Teoría y apuntes de Auditoría

0
APUNTES DEL
ESTUDIANTE DE
AUDITORÍA
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
1
INDICE
INTRODUCCIÓN........................................................................................................................................................
2
AUDITORÍA ................................................................................................................................................................
3
AUDITORÍA INTERNA
................................................................................................................................................. 8
AUDITORÍA EXTERNA
.............................................................................................................................................. 14
CONTROL
I
NTERNO
.................................................................................................................................................. 16
Informe COSO
....................................................................................................................................................
21
LA ÉTICA Y EL
A
UDITOR
.......................................................................................................................................... 38
RIESGOS EN
A
UDITORÍA
........................................................................................................................................... 43
PRUEBAS Y EVIDENCIAS EN
A
UDITORÍA
................................................................................................................... 48
TIPOS DE
AUDITORIAS ......................................................................................................................................... 50
AUDITORÍA COMPUTACIONAL
................................................................................................................................. 51
Definición de auditoría
computacional...............................................................................................................
56
Etapas de auditoría
computacional ....................................................................................................................
58
COBIT
.................................................................................................................................................................
65
AUDITORÍA
F
INANCIERA
.......................................................................................................................................... 70
El proceso de la auditoría financiera
.................................................................................................................
71
Esquema de auditoría
financiera
........................................................................................................................
73
AUDITORÍA DE GESTIÓN
..................................................................................................................................... 74
ESTRATEGIA ORGANIZACIONAL
............................................................................................................................... 76
Análisis
FODA
....................................................................................................................................................
78
Planificación
Estragica....................................................................................................................................
86
Cuadro de mando
integral ..................................................................................................................................
92
FASES DE UNA AUDITORÍA DE
G
ESTIÓN
................................................................................................................... 96
Planificación
.......................................................................................................................................................
98
Ejecución
..........................................................................................................................................................
101
Informe
..............................................................................................................................................................
103
CASOS PCTICOS Y
PREGUNTAS................................................................................................................... 106
Caso
1;
..............................................................................................................................................................
106
Caso
2;
..............................................................................................................................................................
108
Caso
3;
..............................................................................................................................................................
109
Preguntas Largas;
............................................................................................................................................
110
Alternativas de selección
ltiple; ...................................................................................................................
111
BIBLIOGRAFÍA ........................................................................................................................ 113
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
2
INTRODUCCIÓN
A través de estos apuntes, intentaremos dar una visión general, a un tema que debe ser
observado por sus objetivos y alcances dentro de las empresas, para crear a la necesidad de
realizar un análisis y estudio del mismo, como herramienta administrativa y financiera, para
encontrar o detectar errores y fraudes presentes o futuros, que se presenten en las empresas o
diferentes entes económicos donde nos desarrollemos como profesionales. Mediante la lectura de
estos apuntes, debemos identificar los conceptos teóricos y lograr aplicarlos para poder entender
que significa el estudio y desarrollo de la Auditoría.
Estos apuntes se han generado gracias a la recopilación de información, obtenida de libros y
material académico utilizado en las tedras de la carrera de Auditoría que se imparte en la
Universidad Católica Cardenal Raúl Silva Henríquez.
El inicio de estos apuntes proporciona una visión introductoria al concepto de Auditoría como tal
y otros conceptos relacionados, para entender la profesión y desarrollarla de la mejor forma
posible.
Un segundo tema es la revisión de algunos de tipos de auditorías que se pueden desarrollar
dependiendo de la necesidad de cada empresa, ya sea esta privada o pública, poniendo principal
énfasis en la Auditoría de Gestión como concepto y como actividad a realizar, para ser una
verdadera herramienta de gestión dentro de una organización, revisar que beneficios aporta para
la empresa que la realice y como ésta aprovecha sus sugerencias para lograr sus objetivos
generales y específicos que se ha propuesto como organización..
El tercer tema es una serie de casos prácticos y preguntas, para que los alumnos desarrollen y
prueben su capacidad de retención y creación frente ha esta materia.
Los apuntes de auditoría que aquí se presentan tienen como propósito ayudar a los estudiantes de
Auditoría de las universidades de Chile, a entender de mejor forma los conceptos y las
actividades que se desarrollan en la ejecución de esta profesión.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
3
AUDITORÍA
Se tiene evidencia de que algún tipo de auditoría se practien tiempos muy remotos, ya que los
soberanos exigían el mantenimiento de las cuentas de su residencia por dos escribanos
independientes, se pone en manifiesto que fueron tomadas algunas medidas para evitar desfalcos
en dichas cuentas. A medida que se desarrollo el comercio, surg la necesidad de las revisiones
independientes para asegurarse de la adecuación y finalidad de los registros mantenidos en varias
empresas comerciales. La auditoría como profesión fue reconocida por primera vez bajo la Ley
Británica de Sociedades Anónimas de 1862 y el reconocimiento general tuvo lugar durante el
período de mandato de la Ley Un sistema metódico y normalizado de contabilidad era deseable
para una adecuada información y para la prevención del fraude. También reconocida como
Una aceptación general de la necesidad de efectuar una versión independiente de las cuentas de
las pequeñas y grandes empresas. Desde 1862 hasta 1905, la profesión de la auditoría crec y
florec en Inglaterra, y se introdujo en los Estados Unidos hacia el 1900. En Inglaterra se siguió
haciendo hincapié en cuanto a la detección del fraude como objetivo primordial de la auditoría.
En 1912 se dijo: En los que podría llamarse los días en los que se for la auditoría, a los
estudiantes se les enseñaban que los objetivos primordiales de ésta eran:
La detección y prevención de fraude;
La detección y prevención de errores; sin embargo, en los años siguientes hubo un cambio
decisivo en la demanda y el servicio, y los propósitos actuales son:
El cerciorarse de la condición financiera actual y de las ganancias de una empresa,
La detección y prevención de fraude, siendo éste un objetivo menor.
Este cambio en el objetivo de la auditoría continuó desarrollándose, no sin oposición, hasta
aproximadamente 1940, en este tiempo Existía un cierto grado de acuerdo en que el auditor
podía y debería no ocuparse primordialmente de la detección de fraude”. El objetivo primordial
de una auditoría independiente debe ser la revisión de la posición financiera y de los resultados
de operación como se indica en los estados financieros del cliente, de manera que pueda
ofrecerse una opinión sobre la adecuada presentación de éstas a las partes interesadas.
La evolución de la función de auditoría ha sido continua a lo largo de estos últimos años,
caracterizada por el progresivo aumento de atribuciones y responsabilidades, con el objetivo
fundamental de servir cada vez mejor a la dirección de las empresas, como instrumento que
asegure la eficiencia de su gestión.
Ha sido preciso recorrer un largo camino desde el inicio de la auditoría, como una rama de la
contabilidad, a la que se creía vinculada, hasta el momento actual, en que constituye toda una
especialidad de la administración y gestión de la empresa. Al principio la finalidad de la función
auditoría era simplemente revisar la situación económica financiera de la empresa, buscando
posibles fraudes o errores y asegurando la aplicación correcta de las normas contables, sin
embargo, en los años previos a la segunda guerra mundial, los hombres de empresa tomaron
conciencia de que se hacia necesario, implantar en ellas un sistema de control independiente de
la estructura jerárquica y operativa, aduciendo para ello razones como:
La creciente complejidad de los fenómenos económicos y la dinámica cambiante de los
métodos y sistemas de administración y gestión de empresas.
La dimensión de las empresas, que obligaba a los directores a dedicar su atención a los
problemas más importantes, por carecer de tiempo y posibilidades físicas para gestionar y
examinar de cerca todas las actividades de la compañía.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
4
La multiplicación de la delegación de funciones, poderes y alejamiento de las empresas
filiales de sus empresas matrices.
La evolución de las comunicaciones a escala mundial.
Entonces entenderemos como Auditoría:
1. Una recopilación, acumulación y evaluación de evidencia sobre información de una entidad,
para determinar e informar el grado de cumplimiento entre la información y los criterios
establecidos.
2. Una sistemática evaluación de las diversas operaciones y controles de una organización, para
determinar si se siguen políticas y procedimientos aceptados, si se siguen las normas
establecidas, si se utilizan los recursos eficientemente y si se han alcanzado los objetivos de
la organización.
3. Un proceso sistetico para obtener y evaluar de manera objetiva, las evidencias
relacionadas con informes sobre actividades económicas y otras situaciones que tienen una
relación directa con las actividades que se desarrollan en una entidad pública o privada. El fin
del proceso consiste en determinar el grado de precisión del contenido informativo con las
evidencias que le dieron origen, a como determinar si dichos informes se han elaborado
observando principios establecidos para el caso& .
De esta tercera definición obtendremos algunos puntos que son importantes analizarlos para
saber que la auditoría es un proceso que reúne varias características, que son indispensables para
una ejecución completa y correcta.
Es un proceso sistemático, esto quiere decir que en toda auditoría debe existir un conjunto de
procedimientos gicos y organizados que el auditor debe cumplir para la recopilación de la
información que necesita para emitir su opinión final. Sin embargo cabe destacar que estos
procedimientos varían de acuerdo a las características que reúna cada empresa, pero esto no
significa, que el auditor no deba dar cumplimiento a los estándares generales establecidos por
la profesión.
También en esta definición se indica que la evidencia se obtiene y evalúa de manera objetiva,
esto quiere decir que el auditor debe realizar su trabajo con una actitud de independencia
neutral frente a su trabajo.
La evidencia que debe obtener el auditor consiste en una amplia gama de información y datos
que lo puedan ayudar a elaborar su informe final. Esta definición no es estricta en cuanto a la
naturaleza de la evidencia que se ha revisado, más bien nos indica que el auditor debe usar su
criterio profesional para saber cual de toda la evidencia que posee es la apropiada para el
trabajo que esta ejecutando, él debe considerar cualquier elemento o dato que le permita
realizar una evaluación objetiva y expresar un dictamen profesional.
Los informes a los cuales hace mención la definición, no solo se refiere a las actividades
económicas, es decir, informes financieros de la empresa, sino que también al ser una
definición general se puede aplicar criterio profesional para poder relacionarlo con otras
actividades de intes personal.
& John W. Cook y Gary M. Winkle (1987), Auditoría, 3° Edición, McGRAW-HILL, Buenos Aires-Argentina.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
5
El auditor tiene un papel que desarrollar en este proceso, el cual es, determinar el grado de
precisión que existe entre los hechos que ocurren en realidad y los informes que se han
elaborado después de haber sucedido tales hechos.
El auditor debe realizar una evaluación y un informe de los acontecimientos revisados, para
ello debe acogerse a principios establecidos. El auditor debe conocer claramente los
principios aplicados en cada informe que emita, también debe tener la capacidad suficiente
para determinar que dichos principios han sido aplicados de manera correcta en cada
situación. Lo más común es que el auditor realice su trabajo de acuerdo a los principios de
contabilidad generalmente aceptados (PCGA), sin embargo en algunas ocasiones los
principios apropiados son algunas leyes, reglamentos, convenios contractuales, manuales de
procedimientos y otras disposiciones establecidas por la autoridad competente en el tema.
Estas clasificaciones no deben entenderse como algo gido, de tal manera que los tipos o clases
de auditorias, se excluyan radicalmente. Es perfectamente admisible que haya aspectos o
enfoques de unos en otros, pero desde un planteamiento doctrinal y atendido a su finalidad
última es conveniente distinguirlas, es por ello, que más adelante analizaremos algunos tipos.
Auditoría en forma gráfica
¿Quién
?
¿Qué?
SUJETO OBJETO
¿Como
?
STANDAR
Si visualizamos la figura podríamos decir que la auditoría es un proceso a través del cual un
sujeto (auditor) lleva a cabo la revisión de un objeto (situación auditada), con el fin de emitir una
opinión acerca de su razonabilidad (o fidelidad), sobre la base de un patrón o estándar
establecido.
Sujeto; es el auditor que realiza la revisión del objeto bajo examen, que puede ser una cuenta
contable determinada, un departamento en forma completa, un procedimiento, etcétera.
Objeto; es la situación auditada, esta puede ser muy diversa, ya que en algunos casos se da que
sea una empresa en forma completa y en otros, solo se realiza esta revisión a una situación
precisa.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
6
Estándar; es el punto de comparación que tiene el auditor, para poder evaluar si la situación bajo
examen cumple o no, con un determinado patrón establecido con anterioridad a la ocurrencia de
la situación. Este estándar puede ser por ejemplo, principios de contabilidad generalmente
aceptados, normas de auditorias generalmente aceptadas, ley de la renta, ley de impuesto al valor
agregado, manuales de procedimiento, en otras palabras cualquier documento que nos permita
apoyar el dictamen final del auditor.
Normas de auditoría generalmente aceptadas
Como ya sabemos todo tipo de norma profesional que se establece es con el objetivo de evaluar
la calidad y desempeño de los individuos y organizaciones, por lo tanto el auditor no esta exento
de tal situación y debe regirse por las Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas (NAGAS)
que son los principios fundamentales de auditoría, en los cuales deben enmarcar su trabajo
durante el proceso de la auditoría misma. El cumplimiento de estas normas garantiza la calidad
del trabajo profesional del auditor. Las NAGAS tienen su origen en los boletines (Statement on
Auditing Estándar-SAS) emitidos por el comité de Auditoria de Instituto Americano de
Contadores Públicos de los Estados Unidos de Norteamérica en el año 1948. Estas normas por
su carácter general se aplican a todo el proceso del examen y se relacionan sicamente con la
conducta funcional del auditor como persona humana y regula los requisitos y aptitudes que debe
reunir para actuar como tal. La auditoría debe ser efectuada por un profesional que tiene un
entrenamiento técnico y la pericia suficiente para desempeñar esta labor.
Definicn; normas de auditoría son los requisitos mínimos de calidad relativos a la personalidad
del auditor, al trabajo que desempeña y la información que rinde como resultado de este trabajo.
Normas personales; se refieren a las cualidades mínimas que el auditor debe tener para poder
realizar su trabajo, son exigencias que el carácter profesional de la auditoría le impone. Existen
cualidades que los auditores deben tener pre adquiridas antes de poder asumir un trabajo
profesional de auditoría y cualidades que deben de mantener durante toda su vida profesional.
Entrenamiento y capacidad profesional; el trabajo de auditoría debe ser desempeñado por
personas que, teniendo titulo profesional legalmente expedido y reconocido, tenga
entrenamiento técnico adecuado y capacidad profesional como auditores.
Independencia; El auditor está obligado a mantener una independencia mental en todos los
asuntos relativos a su trabajo profesional.
Cuidado o esmero profesional; El auditor esta obligado a ejercitar cuidado y diligencia
razonable en la realizacn de su examen y en la preparación de su dictamen o informe.
El trabajo de auditoría debe ser realizado por persona o personas que, teniendo formación técnica
adecuada, puedan demostrar experiencia y capacidad profesional como auditores. La formación
técnica se obtiene, generalmente, en la universidad, escuelas técnicas e institutos profesionales,
sin embargo la experiencia y capacidad profesional se adquiere con el tiempo. El auditor o
auditores están obligados a mantener una posición de independencia en su trabajo profesional
con objeto de lograr imparcialidad y objetividad en sus juicios. Si una auditoría ha de ser efectiva
y digna de confianza debe ser realizada por alguien que tenga la suficiente independencia con
respecto a las personas cuya labor está examinando, y por tanto puede emitir una opinión
totalmente objetiva. El auditor deberá evitar cualquier relación con su cliente que haga dudar a
un tercero de su independencia.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
7
Conducta; La conducta del auditor debe ser siempre recta, de tal forma que no permita que se
exponga a presiones que lo obliguen a aceptar o silenciar hechos que alterarían la corrección
de su informe.
Ecuanimidad; La actitud del auditor debe ser totalmente libre de prejuicios. Debe colocarse
en una posición imparcial respecto al cliente, a sus directivos y accionistas.
Parentesco y amistad; El auditor debe evaluar si por razones de parentesco o amistad puede
verse afectada su posición de independencia.
Independencia económica; El auditor no debe tener intereses comunes con su cliente. No
puede tener relación de dependencia ni ser directivo del ente examinado, ni tampoco ser
accionista, deudor o acreedor del mismo.
En la realización de su examen y preparación de su informe el auditor deberá ejercer una
adecuada responsabilidad profesional.
Esta norma requiere que el auditor desempeñe su trabajo con el ximo de atención, diligencia y
cuidado que pueda esperarse de una persona con sentido de la responsabilidad. Exige al auditor
la obligación de cumplir con las normas relativas a la realización del trabajo y preparación del
informe y a cumplir con los códigos de ética profesional establecidos por la profesión.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
8
Auditoría Interna y Externa
En el ámbito de la administración, la auditoría es una función asesora - técnica al servicio de la
dirección superior de la empresa, cuya misión fundamental es apoyar la gestión empresarial en lo
relativo a las necesidades de información, evaluación y control para el proceso de toma de
decisiones, tanto internas como externas a la organización. En este ámbito podemos encontrar
dos tipos de auditorias que son las más comunes; auditoría interna y auditoría externa.
Auditoría interna
1. Evalúa la efectividad de los registros contables y/o demás mecanismos o procedimientos que
posee una empresa, con la intención de prever modificaciones en los mismos para hacerlos
más confiables y seguros, y de esa manera evitar al máximo las posible irregularidades
motivadas por un deficiente control interno de la empresa.
Funciones de la auditoría interna
Tiene por objeto verificar los diferentes procedimientos y sistemas de control interno
establecidos por una empresa, con objeto de conocer si funcionan como se había previsto y al
mismo tiempo ofrecer a la dirección posibles cambios o mejoras en los mismos.
Es una pieza fundamental de control en grandes empresas y se estructura, dentro de las mismas,
como un departamento que funciona independientemente y depende directamente de la gerencia.
Todas las empresas se preocupan de salvaguardar sus activos; esto significa que se debe estar
verificando constantemente si el control interno es eficaz (si se cumplen los objetivos), de lo
contrario se deben proponer mejoras para dicho control. Es un control cuyas funciones consisten
en examinar y evaluar la adecuación y eficiencia de otros controles.
Esta auditoría es realizada por los mismos empleados de la empresa, cuyos procedimientos e
informes que emiten siempre están siendo revisados por otras personas que pertenecen al área de
la administración general, lo que significa que aveces son parte del departamento auditado. Las
personas que realizar esta labor se le llama auditores internos, los cuales deben ser
independientes de los trabajos que revisan (es el ideal que siempre se espera conseguir).
El auditor interno lleva a cabo una función muy importante al interior de las empresas
mercantiles, gubernamentales o cualquier otra forma de organización, dado que al revisar los
sistemas de información interna pueden determinar si éstos han sido diseñados de acorde a las
instrucciones que ha emitido la dirección general de la entidad. De esta revisión se puede extraer
la información necesaria para saber si los sistemas implementados son los correctos o se necesita
implementarle mejoras o simplemente se debe desarrollar otro nuevo para a mejorar la calidad
de los controles. El auditor interno tiene dentro de sus labores la revisión de actividades tales
como control de calidad, investigación de mercado, políticas de personal y muchos otros temas
que se relacionan sólo de modo muy lejano con la información financiera. Estos auditores tienen
que estar en una alerta permanente para poder detectar e informar a la dirección de la empresa,
cualquier asunto o situación que ocurra al interior de la entidad a la que pertenece.
En 1941 se creó en Nueva York el Instituto de Auditores Internos (IIA), cuya sede está hoy el
Altamonte Springs, Florida, y al que actualmente pertenecen los auditores de la mayoría de los
países de Europa e Iberoamérica, así como los de Estados Unidos y Canadá.
En 1947 el Instituto introdujo, entre los atributos de los auditores internos, una cláusula que les
permitía incluir un examen del funcionamiento de otras actividades distintas a las contables y
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
9
financieras, comienza entonces un progresivo avance de las atribuciones de los auditores internos
y se produce un cierto distanciamiento de la contabilidad y de los estados financieros de las
empresas, que pasan a ser el campo de juego y la finalidad de la auditoría externa.
Desde la fecha antes mencionada, la auditoría interna ha seguido avanzando considerablemente
en importancia y categoría dentro de la organización de las empresas, buscando su posición al
lado del más alto nivel de dirección e informando a ésta, ya sea de forma directa o bien a tras
del comité de auditoría, con acceso directo al presidente o director general de la compañía.
Justamente esta posición es la que asegura la independencia de la auditoria interna y, al mismo
tiempo, la sitúa frente a un gran desafío y considerables riesgos.
El concepto moderno de esta función es radicalmente distinto de la idea que, tradicionalmente
identificaba al departamento de auditoría interna, como una unidad preocupada sicamente de
asegurar el correcto registro de las transacciones desde la perspectiva contable y financiera, con
objeto de eliminar errores y fraudes de esta naturaleza. Si a ello añadimos la protección de los
activos de la organización, tendremos el clásico contenido funcional de las auditorias internas
hasta los años 40/50.
Hoy la auditoría interna es:
Una unidad con atribuciones y facultades para auditar todas las operaciones de las
organizaciones.
Situada en el organigrama en dependencia directa de la alta dirección.
Actuando como control de los restantes controles de la organización, buscando prestar un
servicio a los auditados y a la dirección.
Independiente para la formulación de sus opiniones y recomendaciones.
La declaración de responsabilidades de la auditoría interna, fue publicada por el IIA en 1947 y
revisada en 1990, la define como una función de valoración independiente establecida dentro de
una organización para examinar y evaluar sus actividades como un servicio a la organización.
Su objetivo es asistir a los miembros de la organización en el cumplimiento efectivo de sus
responsabilidades, con la finalidad que les proporcione análisis, valoraciones, recomendaciones,
consejo e información sobre las actividades revisadas. El objetivo de la auditoría incluye la
promoción de un control efectivo a un costo razonable. Los miembros de la organización
asistidos por la auditoría interna son tanto la dirección como el consejo de administración.
El alcance de la auditoría interna debe abarcar el examen y evaluación de la adecuación y
efectividad del sistema de control interno y la calidad de la ejecución en la realización de las
responsabilidades asignadas.
Los auditores internos deben:
Revisar la fiabilidad e integridad de la información financiera, operativa y de los medios
utilizados para identificar, evaluar, clasificar y comunicar dicha información.
Revisar los sistemas establecidos para asegurar que estén de acuerdo con aquellas políticas,
planes, procedimientos, leyes y reglamentos que pudieran tener efecto significativo en las
operaciones e informes, determinando si la organización los está aplicando.
Revisar los medios de salvaguarda de los activos y, si procede verificar su existencia.
Valorar la economía y eficacia con que son utilizados los recursos.
Revisar las operaciones o programas para verificar si los resultados están de acuerdo con los
objetivos y metas establecidas, y si las operaciones o programas se llevan a cabo en la forma
prevista.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
10
La independencia de los auditores es otro aspecto importante, ya que estos deben ser
independientes de las actividades que auditen. Los auditores son independientes cuando pueden
realizar su trabajo libre y objetivamente. La independencia permite a los auditores internos emitir
juicios imparciales y sin prejuicios, lo que es esencial para la edecuada ejecución de las
auditorias, esto se consigue mediante un adecuado nivel en la organización y con objetividad.
El nivel organizativo del departamento de auditoría interna debe ser suficiente para permitir el
cumplimiento de sus responsabilidades. El director del departamento debe ser responsable ante
una persona de la organización, con suficiente autoridad para promover la independencia y
asegurar una amplia cobertura de auditoría, adecuada consideración de sus informes y apropiada
acción sobre sus recomendaciones.
La objetividad es una actitud mental independiente que los auditores internos deberían mantener
en la realización de auditorias. Los auditores internos en ningún caso deben subordinar sus
juicios en materia de auditoría a los de otros. Diseñar, instalar y manejar sistemas no son
funciones de auditoría. Tampoco el diseño de procedimientos para sistemas es una función de
auditoría. La realización de tales actividades supone un perjuicio para la objetividad de la
auditoría.
Esta concepción de la auditoría comporta un cambio radical en la formación clásica de los
auditores volcados hacia la contabilidad y el control. Ahora, si se quiere ser auditor hay que
conocer los principios y la teoría de las funciones de planificación, organización, dirección y
coordinación. De esta manera, la auditoría interna pasa de ser un órgano de control a ser staff de
la dirección, un consultor interno de la empresa.
El contenido funcional de la auditoría interna dependerá del concepto que la dirección tenga de
ella, de los objetivos que pretenda conseguir, de las peculiaridades y características de cada
empresa, del estilo propio de dirección, y de la personalidad y criterio del director de la misma.
Sin embargo, solo se deberá llamar auditoría interna a una sección o departamento de la empresa
que:
Utilice las técnicas y normas de auditoría.
Independiente en cuanto a su libertad de actuación dentro de la organización.
Evalúe todas las áreas y actividades de la empresa.
Emita informes, concretados en recomendaciones, pero sin autoridad para imponerlas
ejecutivamente.
Por lo tanto, la auditoría interna se caracteriza en la actualidad porque:
Es parte de la dirección o debe estar muy próxima a ella y contar con su apoyo.
Exige personal calificado de toda confianza y discreción.
No debe tener limitada su actividad a las áreas financieras o económicas.
Debe disponer de su propio estatuto donde se indique su dependencia, sus atribuciones y sus
funciones o deberes.
Debe buscar el aumento de la eficiencia de la empresa.
No debe tener más control que la de la propia dirección, quién lo ejerce a través del comité
de auditoría, si lo hubiere, o a través del cumplimiento de la planificación de auditoría la
bondad y acierto de sus informes y la realización de sus recomendaciones.
La dirección de las empresas ante la auditoría interna suele adoptar alguna de las siguientes
actitudes:
Muchas la ignorar y no saben cómo utilizarla provechosamente.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
11
Otras tienen un pobre concepto de la misma, con frecuencia debido a la propia falta de talla
de la auditoría.
Existe una categoría de gerentes y directores que considerar a la auditoría interna como un
servicio de vigilancia y control policiacos, un detector de fraudes o un cazador de fallas.
Otras mantienen, en principio, una relación frecuente con la auditoría interna, pero cuando
comprueban que informes ponen al descubierto carencias y fallas en su gestión, que exigen
decisiones frente a los ejecutivos responsables cortan la comunicación con el departamento
de auditoría.
Hay, afortunadamente, cada día s, directivos que suelen utilizar a su departamento de
auditoría interna como una unidad de elite en la que confían plenamente.
Cuando la auditoría interna opera como un órgano de confianza de la dirección, ésta la utiliza
con frecuencia y recaba informes de auditoría sobre los aspectos globales de la gestión para los
que no son suficientes las informaciones u opiniones de los responsables de cada área.
Igualmente se deben emplear a los auditores internos en trabajos que no son específicamente de
auditoría; estudios de rentabilidad, valoración de empresas y, en general, aplicaciones que suelen
encargarse a los consultores externos y para los que el departamento de auditoría está mejor
preparado o debe estarlo, por su conocimiento de la empresa.
Relaciones de la Auditoría Interna
Al referirse a las relaciones que la auditoría interna habrá de mantener de forma habitual dentro y
fuera de la empresa, la profesionalidad y la discreción con que se mueva la auditoría son
decisivas para alcanzar prestigio y asegurar la posición dentro de la empresa.
Dentro de la empresa; la moderna auditoría interna debe ser entendida como un colaborador -
asesor que indique la mejor manera de hacer las cosas, que apunte deficiencias para que sean
corregidas por los propios auditados y que escuche aspiraciones, sugerencias, etc.
La auditoría interna debe mantener buenas relaciones con todas las unidades y departamentos de
la empresa, a como conocer su funcionamiento con cierta precisión. De manera muy especial
debe relacionarse con:
Control de gestión
Departamento económico - financiero
Organización y métodos
Centros de producción de la empresa
Asesoría y servicios staff
Informática
Por lo tanto debe tener un conocimiento real de las funciones que estas unidades llevan a cabo,
familiarizarse con ellas y formar equipo con sus hombres para documentarse, como paso previo a
la realización de programas concretos de auditoría de gestión.
Con la auditoría externa; la modernidad de un departamento de auditoría interna exige tener
buenas relaciones con los auditores externos. Lo contrario es anacrónico y va incluso contra lo
dispuesto por la dirección de la empresa, que es en definitiva quién requiere los servicios de los
auditores externos para recibir de ellos una opinión real sobre su situación financiera.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
12
Las normas y prácticas de auditoría establecen muy claramente la necesidad de una actuación
coordinada y eficaz de ambos auditores tal como se indica más adelante.
En ocasiones, se hace necesario un esfuerzo especial para evitar efectos perturbadores en las
relaciones con los auditores externos como consecuencia de los requisitos de trabajo
complementario que estos hacen a los auditores internos. En este tipo de colaboraciones, el
auditor interno actúa con una visión reducida, limitada a determinados aspectos de un trabajo de
conjunto, cuya finalidad y amplitud solamente conoce el responsable de la auditoría externa.
Los aspectos fundamentales en torno a los cuales debe girar dicha colaboración son:
Coordinación de sus trabajos sin duplicaciones ni interferencias.
Intercambio de experiencias e información de todo tipo sobre auditorias efectuadas,
programas, papeles de trabajo, ect.
Discusión de las conclusiones a las que la auditoría externa va llegando a lo largo del
desarrollo de su trabajo, antes de elevarlas a definitivas.
Demanda de la colaboración de la auditoría interna para la iniciación de determinados
trabajos en los cuales es preciso un conocimiento personal del responsable del área auditada;
o de aquellos otros en los que sea aconsejada que los auditores externos no se presenten en
solitario.
Relaciones de los auditores internos y externo, siendo los aspectos más destacados:
Encuentros periódicos para discutir temas de mutuo interés.
Acceso mutuo a los programas y papeles de trabajo.
Intercambio de los informes de auditoría y de las comunicaciones de la dirección.
Entendimiento común sobre técnicas, métodos y terminología de auditoría.
Situación actual de la auditoría interna; aunque no se dispone de datos sobre el número de
auditor internos, si sobre empresas que cuentan con una auditoría interna, se pueden señalar los
siguientes puntos:
Las grandes empresas van creando su unidad de auditoría interna de forma paulatina, pero
constante.
Las empresas públicas tienen, en su mayoría, departamentos de auditoría interna, salvo las de
mediana dimensión.
El desarrollo de la auditoría interna impulsa la creación de unidades de auditoría interna pero,
al no conocer bien las direcciones de las empresas en qué contexto y de que forma han de
realizar sus funciones, por lo general nacen con grabes defectos; se crean más por moda que
por convencimiento, siendo su aporte a la mejora de la gestión de la empresa y, en definitiva,
al control interno todo lo positiva que debiera.
Un elevado número de auditores externos pasan a integrarse en los departamentos de
auditoría interna de las empresas, debido al carácter global de estos.
La experiencia profesional en el cargo de la auditoría interna procede, por lo general, de la
auditoría externa aunque por si sola no es suficiente.
Un ancho campo de trabajo se abre ante los profesionales que se formen y especialicen como
auditores internos.
Parte de las auditorías internas que hoy funcionan no están aún correctamente situadas en el
organigrama de las empresas, dependiendo, por lo general, de la dirección financiera o de la
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
13
económica administrativa, y estando sus funciones limitadas a las de carácter financiero
contable.
Los auditores externos llevarán a cabo, cada vez s, programas de auditoría de gestión en
las empresas auditadas, lo que afectará a las programaciones de las auditorias internas
sustancialmente y modificará de forma radical sus relaciones.
Las auditorias internas tendn que dedicar la mayor parte de su tiempo a la realización de
auditorias de gestión, precisamente para ahorrar costos a las empresas.
Los auditores internos del futuro también deben ser consultores asesores de la dirección y
realizarán una serie de estudios y trabajos que no serán puramente de auditoría.
Los comités de auditoría se van implantando cada vez más en las empresas como órganos
delegados de consejos de administración para la supervisión de las funciones de auditoría
externa e interna.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
14
Auditoría Externa
1. Es desarrollada por auditores externos independientes, los cuales centran su trabajo
principalmente en el análisis de los estados financieros u otra situación determinada que
desee revisar la empresa que solicita este servicio, así como en la verificación muy general de
sus operaciones en un ejercicio determinado.
Todas las organizaciones deben presentar en algún momento sus informes financieros a otros
usuarios externos, tales como bancos, financieras, proveedores, acreedores, accionistas,
inversionistas y otros. En cada uno de estos casos los usuarios externos necesitan que la
información contable presentada por la empresa, tenga la seguridad necesaria que ellos necesitan,
por lo tanto estos informes deben cumplir en plenitud con los principios de contabilidad
generalmente aceptados.
Aunque los auditores internos, son independientes de los otros empleados de la empresa, siempre
se puede presentar la posibilidad que los usuarios externos puedan dudar de la información
financiera presentada por estos, esta desconfianza se presenta dado que estos auditores internos
deben revisar el trabajo de sus mismos compañeros de empresa, es por eso que los usuarios
externos siempre solicitan que la información contable sea revisada por auditores externos, a
quienes se les puede contratar como a cualquier otro profesional, ya que por no pertenecer a la
planta de la empresa, sus informes representan una mayor confianza.
Una de las características principales de los auditores externos es que realizan su trabajo con una
actitud mental de integridad y objetividad, es decir, libre de todo prejuicio.
El valor que pueda representar el dictamen de estos auditores, dependerá únicamente de su
reputación profesional, reputación que se obtiene dado a su independencia mental y objetividad
que utiliza en cada trabajo desarrollado, además cabe destacar que el único activo que posee un
auditor, es su prestigio y reputación profesional.
Diferencia entre auditoría interna y externa
La auditoría externa se puede definir como un servicio público prestado por profesionales
calificados en contaduría, que consiste en la realización según normas y técnicas específicas, de
una revisión de los estados financieros de la empresa, a fin de expresar su opinión independiente
sobre si tales estados presentan adecuadamente la situación económica - financiera de dicha
empresa en un momento dado, sus resultados y los cambios en ella habidos durante un periodo
determinado, de acuerdo con los principios de contabilidad generalmente aceptados.
La auditoría interna se lleva a cabo con personas pertenecientes a la misma plantilla, mientras
que la externa exige, como condición esencial a la misma y de su credibilidad, que los
profesionales que la realizan no formen parte de la empresa auditada, es decir, que sean
totalmente independientes de ella y de sus cuadros directivos.
El objetivo de la auditoría externa es expresar una opinión sobre los estados financieros de la
empresa auditada, referida a un ejercicio determinado, mientras que los objetivos de la auditoría
interna son múltiples y variados, no limitándose al área económica financiera, porque la
función de auditoría interna contempla todo el campo de operaciones y actividades de dicha
empresa.
Por último, la realización de los trabajos de auditoría externa se desarrolla de acuerdo con
normas y procedimientos internacionales homologados que no suelen ser substancialmente
alterados ni modificados, mientras que los procedimientos de auditoría interna son mucho más
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
15
flexibles y dependen, en cada caso, de la empresa, sus dirigentes y de los propios responsables de
auditoría interna.
Externa
Nombrada por el propietario
Independiente
Da una opinión
Utiliza normas técnicas estándar
Actúa de forma intermitente
No enjuicia personas
No tiene que detectar fraudes ni
errores menores
Emite un informe sobre
debilidades del control interno
Interna
Subordinada al ejecutivo máximo
Dependiente
Objetivos múltiples
Diseña o pacta sus procedimientos
Actúa de forma continua
Enjuicia el cumplimiento
Busca deliberadamente
irregularidades
Emite tantos informes como
actuaciones
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
16
Control Interno
Control; es cualquier acción que lleva a cabo una persona para aumentar la probabilidad de que
se logren las metas y objetivos propuestos.
Según una de sus acepciones gramaticales, quiere decir, comprobación, intervención o
inspección. El propósito final del control es, preservar la existencia de cualquier organización y
apoyar a su desarrollo; su objetivo es contribuir con los resultados esperados.
No debe ser aislado, sino un todo, relacionado con los planes estratégicos de la empresa y su
gestión organizacional.
Esta diseñado para proporcionar una razonable seguridad respecto al logro de objetivos, dentro
de las categorías eficacia, eficiencia y economía de las operaciones, confiabilidad de la
información financiera y cumplimiento con leyes y normas aplicables.
Entonces corresponde a la máxima autoridad jerárquica de la empresa la responsabilidad de
organizar, establecer y mantener el sistema de control, el cual debe ser adecuado a la naturaleza,
estructura y fines de la organización.
Todo el personal tiene responsabilidades sobre el control, las cuales deben formar parte, explícita
o implícita, de la descripción del trabajo de cada uno. Asumiendo el compromiso de comunicar
problemas y violaciones que se observen, que afecten el logro de los objetivos.
E L C O N T R O L C O M O P R O C E S O
A D M I N I S T R A T I V O
¿ E L C O N T R O L E S P A R T E I N T E G R A L D E L A E M P R E S A ?
P L A N IF I C A C I Ó N
D e fi n ir o b je tiv o s y
p r o c e d i m ie n to s
P R O C E S O
O R G A N I Z A C I Ó N
D e fi n ir r es pon s a b il id a d e s
y C oo r d i n a r es f u e r z o s
D I R ECC I Ó N
M a ndo : C o o r d i n a c ió n
y S e gu i m ie n to
C O N T R O L
Χ A n á li s is d e l e n to r no
Χ I d e n tific a c ión d e r i e s g o s
Χ E s ta b l ece r c o n t r o le s
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
17
Reflexión final; en una empresa todos tenemos una cuota de responsabilidad en el sistema de
control:
El directorio, la gerencia media y el resto del personal. De allí que nadie debe sentirse
excluido de la posibilidad de promover mejoras ni eximido de la responsabilidad de
buscarlas.
Todo aquel que dentro de la empresa planea, organiza, dirige y/o controla recursos o
actividades para alcanzar metas y objetivos. Son todos los integrantes de la organización,
con distintos niveles de responsabilidad y autoridad.
Tipos de controles8 :
Controles directivos; son todos aquellos procedimientos, estructuras funcionales, directrices,
políticas y normas estragicas, emanados desde la más alta gerencia de la empresa con el fin de
delimitar la gestión estratégica de la organización y que dicha gestión esté sincronizando con los
objetivos del negocio.
Controles preventivos; son todos aquellos procedimientos administrativos y/o automatizados
orientados a prevenir antes de su ocurrencia o materialización, riesgos que puedan afectar la
seguridad física y gica de las áreas impactando negativamente en la continuidad de las
operaciones de negocio.
Controles detectivos; son todos aquellos procedimientos administrativos y/o automatizados
orientados a detectar la ocurrencia o materialización, de los riesgos o acciones indeseadas que
puedan afectar la seguridad física o lógica de las áreas impactando negativamente en la
continuidad de las operaciones del negocio.
Controles correctivos; son todos aquellos procedimientos administrativos y/o automatizados
orientados a corregir o restaurar un objeto que haya sufrido la ocurrencia o materialización, de
los riesgos o acciones indeseadas que afectaron la seguridad física o lógica de las áreas
impactando negativamente en la continuidad de las operaciones del negocio.
Controles de recuperación; son todos aquellos procedimientos administrativos y/o
automatizados orientados a recuperar la capacidad de operación, servicio y gestión de negocio
frente a la materialización, de los riesgos o acciones indeseadas que afectaron la seguridad física
o lógica de las áreas impactando negativamente en la continuidad de las operaciones del negocio.
El auto - control
1. Proceso y herramienta a través del cual se examina y evalúa la efectividad del control con la
finalidad de otorgar una razonable garantía en el logro de los objetivos organizacionales.
2. Metodología utilizada para revisar objetivos claves, los riesgos inherentes para el logro de los
objetivos y los controles internos diseñados para administrar dichos riesgos.
3. Proceso formal en el cual la gerencia o un grupo de trabajo directamente involucrado en una
función juzga la eficiencia de ella y decide si la probabilidad de alcanzar sus objetivos está
razonablemente asegurada.
4. La metodología de auto - evaluación del control, consiste en revisar los objetivos del
negocio, los riesgos involucrados con su impacto y evaluar los controles internos existentes,
a efectos de diseñar actividades de control que permitan administrar o mitigar dichos riesgos.
8 Sitio web del Profesor Sr. Eduardo Leyton www.eduardoleyton.com
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
18
Permite la evaluación formal de los riesgos significativos asociados a un producto, proceso y
operación.
Permite la evaluación formal de los límites de riesgos establecidos por la alta dirección.
Permite la evaluación de los controles para administrar los riesgos dentro de los límites
establecidos.
Permite que más gente está preocupada del tema de control interno y en el logro de los
objetivos.
Permite la evaluación de la metodología usada para monitorear la eficiencia de los controles.
Es realizado por los responsables de la operación y por los encargados de alcanzar los
objetivos. Potencia y desarrolla los cargos de jefatura en línea.
Mejora la evaluación de riesgos y planificación de la auditoría, no reemplaza la auditoría
interna, permitiendo cambio de imagen de policía a facilitador.
La auditoría interna puede enfocar sus esfuerzos a actividades adicionales.
La gerencia, tiene como responsabilidad el monitorear el riesgo del negocio, controlar la
implementación y documentación de un efectivo programa de manejo del riesgo, revisiones
periódicas a los procesos determinados, identificación de operaciones y productos no
cubiertos.
El auto control asiste a la gerencia en la identificación y el monitoreo de los riesgos y controles
de productos o procesos, consiste principalmente en tres fases;
1. Descripción
Objetivo; resumen del objetivo del producto, servicio u operación;
Producto o servicio; características del producto, volumen de actividad, n° de transacciones y las
principales actividades que soportan la operación, descripción de sistemas de apoyo y leyes.
Calificación del riesgo; incluye la evaluación del nivel de riesgo (bajo, medio, alto) y del
funcionamiento de los controles.
2. Matriz de riesgo
Riesgos significativos; son los que pueden dañar a la unidad o a la organización.
Límite de riesgo; señala la medida de riesgo asumido por la gerencia para lograr los objetivos del
negocio:
Límite de riesgo cero; corresponde a aquellos riesgos que no se desean asumir.
(incumplimiento de las normas del SII, por ejemplo)
Límite de riesgo no cuantificable; son aquellos riesgos asumidos que no son fácilmente
cuantificables o cuya cuantificación resulta imposible. (un banco al quedarse completamente
sin sistemas durante tres días, por ejemplo)
Límite de riesgo cuantificable; son aquellos medibles, los que además son aceptados dentro
de ciertos rangos. (revisión de firmas a cheques pagados por caja, por ejemplo)
Para determinar los límites de riesgo deberían considerarse entre otras cosas: posibles pérdidas
financieras, sanciones de organismos fiscalizadores, costos involucrados en la mitigación del
riesgo.
Controles claves; descripción de la manera de asegurar que las actividades son realizadas
adecuadamente, estos controles deben mantener los riesgos dentro de los límites establecidos.
Monitoreo de los controles; detalle de cómo la gerencia se asegura que las actividades de control
funcionan correctamente para mantener los riesgos dentro de los límites aceptados.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
19
Evidencia de control; documentación de respaldo del monitoreo de los controles claves.
3. Plan de acción
Actividades a realizar producto del auto control.
E L A U T O - C O N T R O L
E
E S
S U
U
N
NA
A
A
A C
C T
T I
I T
T U
U D
D
P
P E
E R
R S
S O
O N
N A
A L
L
U
U S
S T
T E
E D
D E
E S
S E
E L
L
M
M E
E J
J O
O R
R
C
C O
O N
N O
O C
C E
E D
D O
O R
R
D
D E
E S
S U
U S
S
P
P R
R O
O C
C E
E S
S O
O S
S
A U T O - C O N T R O
L
A C C I O N E S I N T E R N A S
D E C O N T R O L
¡ U S T E D
!
A C C I O N E S E X T E R N A S
D E C O N T R O L
A N A L I Z A R
S U E N T O R N O
¿ Q u i é n d e b e ? ...
I D E N T I F I C A R
S U S R I E S G O S
¿ Q u i é n d e b e ? ...
E S T A B L E C E R
S U S C O N T R O L E S
¿ Q u i é n d e b e ? ...
E L A U T O
-
C O N T R O L
C A RAC T E R
I
S T
I
C A S D E U N B U E N C O N T R O L
R E V E L A R T E N D E N C I A S Y S I T U A C I O N E S
E F E C T I V O
C L A R O
E C O N O M I C O
A C E P T A D O
F A C T I B L E
O P O R T U N O
Sistema control interno
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
20
1. Es el plan de trabajo adoptado dentro de una empresa para salvaguardar sus activos y
asegurar el adecuado registro de las transacciones comerciales. El trabajo, basándose en el
análisis de los circuitos administrativos y contables, se dirigen a la evaluación de dicho
sistema, verificando que los controles funcionen y cumplan con su objetivo.
2. Conjunto de normas, métodos, medidas prácticas adecuadas y procedimientos incorporados
en cada fase de la operación que adopta una organización con el fin de permitir el logro de
los objetivos y resultados presupuestados por la administración.
3. Es cualquier acción que lleva a cabo la administración para aumentar la probabilidad de que
se logren las metas y los objetivos.
Este sistema de control es un instrumento de gestión que comprende el plan de la empresa,
conjuntos y procedimientos adoptados para salvaguardar su patrimonio, verificar la exactitud y
veracidad de su información financiera y administrativa, promover la eficiencia en las
operaciones, estimular las políticas y comprender el cumplimiento de las metas y objetivos
programados.
Algunas de sus herramientas son los organigramas, manuales de funciones, manuales o normas
de procedimientos internos, matriz de autorizaciones, ect.
El control interno no tiene el mismo significado para todas las personas, lo cual causa bastante
confusión entre las personas que deben generar los mecanismos que ayuden a que este sea s
efectivo, en consecuencia se originan problemas de comunicación y varias alternativas para
cumplir con las expectativas que se ha propuesto la empresa.
Según las definiciones anteriores, el objetivo del control interno es permitir el logro de los
objetivos y resultados presupuestados por la administración, es decir, se cumplirá a través del
logro de los siguientes objetivos intermedios:
El logro de la protección de los activos; la seguridad de los activos supone que los bienes de la
organización sean utilizados de forma normal en el cuadro del objetivo social, que sus derechos
sean salvaguardados y que la empresa no corra riesgos anómalos. En otras palabras, proteger los
activos contra cualquier situación no deseable.
La obtención de información adecuada; el control interno tiene el objetivo de permitir que toda
la información, particularmente la contable y de gestión, es veraz, oportuna y no ha sido alterada
por errores o negligencias, permitiendo de este modo una adecuada toma de decisiones y
preparación de estados financieros de acuerdo con los principios de contabilidad generalmente
aceptados o cualquier otro criterio aplicable, a fin de mantener activos y obligaciones
debidamente contabilizados.
Promover la eficiencia operativa; esto implica establecer acciones o controles que tiendan a
hacer más eficientes los procesos, como por ejemplo, evitar pérdidas de existencias por compras
mal planificadas, evitar el mantenimiento de una estructura fija obsoleta, etc.
Estimular la adhesión a las políticas de la dirección; esto también puede entenderse como
asegurar la aplicación de las instrucciones de la dirección, para ello el sistema de control interno
debería asegurarse que el objetivo de las instrucciones está bien definido y que las mismas son
claras, apropiadas y comprensibles, estando dirigidas a las personas adecuadas, asegundose
además que dichas instrucciones sean aplicadas.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
21
Informe COSO
COSO; Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission.
Autor del informe; Copers & Lybrand S.A.
Grupo asesor del informe; Ejecutivos de importantes empresa, tales como IBM, Shell, Du Pont,
Nationsbank, Arthur Andersen, entre otras.
Entidades promotoras; American Institute of Certified Public Accoun, American Accounting
Associaion, The Institute of Internal Auditors, Institute of Management Accountants, Finantial
Executives Institute.
Objetivo; definir un nuevo marco conceptual del control interno capaz de integrar las diversas
definiciones y conceptos que hasta ese momento se habían venido utilizando sobre este tema.
Definicn; el control interno se define como un proceso, efectuado por el personal de una
entidad, diseñado para conseguir unos objetivos específicos. La definición es amplia y cubre
todos los aspectos de control de un negocio, pero al mismo tiempo permite centrarse en objetivos
específicos. El control interno consta de cinco componentes relacionados entre que son
inherentes al estilo de gestión de la empresa. Estos componentes están vinculados entre y
sirven como criterios para determinar si el sistema es eficaz.&
El control interno es un proceso efectuado por el directorio, la dirección y el resto del personal
de una entidad, diseñado con el objeto de proporcionar un grado de seguridad razonable en
cuanto a la consecución de los objetivos dentro de las siguientes categorías:
Eficacia y eficiencia de las operaciones
Fiabilidad de la información financiera
Cumplimiento de las leyes y normas aplicables
El primer aspecto clave de la definición propuesta por el informe COSO es que se trata de un
proceso. En consecuencia los controles internos no deben ser hechos o mecanismos aislados, o
decretos de la dirección, sino una serie de acciones, cambios o funciones que, en conjunto,
conducen a cierto fin o resultado. Esto por solo extiende el concepto de control interno s
allá de la noción tradicional de controles financieros, para convertir el control interno en un
sistema integrado de materiales, equipo, procedimientos y personas.
La siguiente frase de la definición, efectuado por el personal de una entidad, indica que el
control interno es asunto de personas. Ninguna organización puede conocer todos los riesgos
actuales y potenciales a los que está expuesta en cualquier momento determinado y desarrollar
controles para hacer frente a todos y cada uno de ellos. En consecuencia las personas que
componen la organización deben tener conciencia de la necesidad de evaluar los riesgos y aplicar
controles, y deben estar en condiciones de responder adecuadamente a ello.
Puede decirse que la parte más importante de la definición propuesta por el informe COSO es
que se alcanzarán los objetivos. Los controles internos no son elementos restrictivos sino que
posibilitan los procesos, permitiendo y promoviendo la consecución de los objetivos porque se
refieren a los riesgos a superar para alcanzarlos. No se trata sólo de los objetivos relacionados
con la información financiera y el cumplimiento de la normativa, sino también de las
operaciones de gestión del negocio. Esta manera de ver los controles da valor a las tareas de
evaluación y perfeccionamiento de los controles internos y se convierten en responsabilidad de
todos.
& Cooper&Librand S.A. (1992), Informe COSO, Instituto de Auditores Internos de España.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
22
Dentro del marco integrado se identifican cinco elementos de control interno que se relacionan
entre sí, ayudando a a que la empresa dirija de mejor forma sus objetivos y ayuden a integrar a
todo el personal en el proceso. Aunque estos elementos son aplicables a todas las empresas, las
pequeñas y medianas pueden implementarlo de forma distinta que las grandes, pero también lo
puede hacer, un poco menos formal y estructurado, pero igualmente puede ser eficaz.
También se pone en manifiesto que la estructura de control abarca las tres categorías de objetivos
de una entidad; explotación eficiente, información financiera exacta, y cumplimiento de la
normativa.
Gráficamente se muestran los cincos
elementos que deben actuar en forma
conjunta para que se pueda generar un
efectivo control interno en las
empresas.
Entorno de control; el entorno de control marca la pauta del funcionamiento de una empresa e
influye en la concienciación de sus empleados respecto al control. Es la base de todos los demás
componentes del control interno, aportando disciplina y estructura. Los factores del entorno de
control incluyen la integridad, los valores éticos y la capacidad de los empleados de la empresa,
la filosofía de dirección y el estilo de gestión, la manera en que la dirección asigna autoridad y
las responsabilidades y organiza y desarrolla profesionalmente a sus empleados y la atención y
orientación que proporciona al consejo de administración.
El núcleo de un negocio es su personal (sus atributos individuales, incluyendo la integridad,
los valores éticos y el profesionalismo) y el entorno en que trabaja, los empleados son el motor
que impulsa la entidad y los cimientos sobre los que descansa todo.
Integridad, ética y capacidad; el entorno de control está en función de la integridad y capacidad
del personal de la organización. La eficiencia de los controles internos no puede ser mejor que la
ética y los valores de los individuos que los crean, administran y supervisan.
La necesidad de constar con empleados capaces es evidente, especialmente en el entorno de las
tecnologías de información. No se puede esperar que un personal con escasa formación o que
sencillamente no sabe qué hacer en una crisis, apoye y promueva los controles, ya que estará
demasiado ocupado tratando de hacer su trabajo. La dirección debe especificar el grado de
capacidad que se requiere para desempeñar los distintos cargos y procurar los consiguientes
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
23
conocimientos y habilidades mediante prácticas correctas de contratación, formación continua y
otros esfuerzos de perfeccionamiento de los empleados.
Factores de evaluación; los factores a considerar cuando se evaan la integridad, los valores
éticos y la capacidad de los empleados incluyen:
La existencia e implementación de códigos de conducta; es preciso adoptar un código de
conducta y otras políticas sobre las prácticas empresariales aceptables, sobre conflictos de
intereses y sobre las normas éticas a observar, y comunicarlos a los empleados.
La presión para cumplir metas de eficacia poco realistas; este factor puede crear problemas
de control especialmente cuando la presión se relaciona con la obtención de resultados a
corto plazo y cuando las retribuciones están basadas en alcanzar tales metas.
La descripción oficial de los puestos de trabajo u otras maneras de definir las tareas a realizar
por quienes ocupan determinados puestos a como la comunicación de tales definiciones a
los empleados, por ejemplo, especificando claramente quiénes tienen autoridad para dejar sin
efectos determinados controles informáticos.
El análisis de los conocimientos y habilidades que se requieren para desempeñar
adecuadamente los cargos; esto tiene particular importancia en vista de la rapidez de los
cambios que se producen actualmente en el entorno de las tecnologías de información, donde
por ejemplo hay personas que utilizaban las antiguas tecnologías y los sistemas de
construcción en COBOL estructurado y pueden no estar preparados para desarrollar una gran
aplicación cliente / servidor.
Participación de la alta dirección; el entorno de control también está en función de actuación
y filosofía de la alta dirección, a como de la orientación que siguen el consejo de
administración y la comisión de auditoría. En último término, el consejo de administración,
el consejero delegado, o el propietario si se trata de una pequeña empresa, es el responsable
general o titular del sistema de control.
Responsabilidad; el entorno de control depende en gran medida de que los empleados sepan
que deberán responder por sus acciones. Las prácticas en materia de recursos humanos son
como mensajes que se envían a los empleados sobre el grado de eficacia y la conducta que se
espera de ellos.
Las políticas de formación a través de las cuales se les comunican los papeles y competencias en
perspectivas, incluyendo prácticas tales como las clases de formación, seminarios, estudio de
casos simulados, y ejercicios de representación de roles, comunican a los empleados cuáles son
los niveles e eficacia y de conducta esperados. También se tiende a cada vez más a establecer
una línea de comunicación directa u online para que los empleados informen sobre prácticas
cuestionables sin sufrir las consecuencias.
Puede decirse que el entorno de control es el elemento más importante del proceso de control. El
informe COSO indica que la responsabilidad por el entorno de control se extiende mucho s
allá del control que pueden ejercer el director financiero o el auditor interno.
Evaluación de los riesgos; las organizaciones, cualquiera sea su tamaño, se enfrentan a diversos
riesgos de origen externos e internos que tienen que ser evaluados. Una condición previa a la
evaluación del riesgo es la identificación de los objetivos a los distintos niveles, vinculados entre
e internamente coherentes. La evaluación de los riesgos consiste en la identificación y el
análisis de los riesgos relevantes para la consecución de los objetivos, y sirve de base para
determinar cómo han de ser gestionados los riesgos. Debido a que las condiciones económicas,
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
24
industriales, legislativas y operativas continuan cambiando continuamente, es necesario
disponer de mecanismos para identificar y afrontar los riesgos asociados con el cambio.
“La entidad debe conocer y abordar los riesgos con que se enfrenta, estableciendo mecanismos
para identificar, analizar y tratar los riesgos correspondientes en las distintas áreas.
Aunque para crecer es necesario asumir riesgos prudentes, la dirección debe identificar y analizar
riesgos, cuantificarlos, y prever la probabilidad de que ocurran a como las posibles
consecuencias.
En las cambiantes circunstancias actuales hay que prestar especial atención a ciertas condiciones:
Progresos tecnológicos; en el proceso de producción o en los sistemas de información, como
consecuencia de los cuales los controles dejan de ser adecuados para reducir los nuevos
riesgos que suponen.
Los cambios que se producen en el entorno operativo; y pueden generar un nuevo entorno
normativo o económico, aumentando la presión competitiva y creando nuevos riesgos para la
empresa. Por ejemplo, las desinversiones y/o adquisiciones que realizan las empresas en el
sector de las telecomunicaciones modifican sustancialmente su negocio.
Nuevas líneas de negocio; o nuevos productos, como consecuencia de los cuales los controles
existentes dejan de reducir el riesgo de manera efectiva.
La reestructuración de las empresas; mediante el redimensionamiento a los ajustes de
plantilla. Es un aspecto delicado ya que en el nuevo entorno existe la posibilidad de eliminar
un puesto que desempeña una función clave de control sin instituir otro control en su lugar.
La expansión o adquisición de explotaciones en el extranjero; que implica nuevos riesgos tal
vez no del todo conocidos pero que deben tomarse en cuenta. Por ejemplo, el ambiente de
control quizás responda a la cultura y las costumbres de la dirección local.
Personal nuevo; que puede no conocer la cultura de la empresa o puede atender más a los
resultados que a las actividades de control. De no estar debidamente formada la gente nueva
en una organización puede decidir llevar el negocio a su manera en lugar de hacerlo como lo
exige el nuevo entorno en que aca.
Crecimiento pido; cuando se produce una significativa expansión en la actividad, los
sistemas existentes se ven sometidos a presiones que pueden producir fallos en los controles.
Debido a la naturaleza dinámica de tales factores, la evaluación del riesgo no es una tarea a
cumplir de una vez para siempre. Debe ser un proceso continuo, una actividad sica de la
organización, como la evaluación continua de la utilización de los sistemas de información o la
mejora continua de los procesos.
Los procesos de evaluación del riesgo deben estar orientados al futuro, permitiendo a la
dirección anticipar los nuevos riesgos y adoptar las medidas oportunas. Algunas empresas han
creado comités de riesgo para analizar todos los nuevos productos en desarrollo y estudiar los
riesgos que suponen para la empresa. Lo importante no es utilizar determinada metodología de
evaluación del riesgo sino convertir la evaluación del riesgo en parte natural del proceso de
planificación de la empresa.
Actividades de control; las actividades de control son las políticas y los procedimientos que
ayudan a asegurar que se lleven a cabo las instrucciones de la dirección de la empresa. Ayudan a
asegurar que se tomen las medidas necesarias para controlar los riesgos relacionados con la
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
25
consecución de los objetivos de la empresa. Hay actividades de control en toda la organización, a
todos los niveles y en todas las funciones.
Deben establecerse y ajustarse políticas y procedimientos que ayuden a conseguir una
seguridad razonable de que se llevan a cabo en forma eficaz las acciones consideradas
necesarias para afrontar los riesgos que existen respecto a la consecución de los objetivos de la
unidad.
Las actividades de control existen a través de toda la organización y se dan en toda la
organización, a todos los niveles y en todas las funciones, e incluyen cosas tales como;
aprobaciones, autorizaciones, verificaciones, conciliaciones, análisis de la eficacia operativa,
seguridad de los activos, y segregación de funciones.
En algunos entornos, las actividades de control se clasifican en; controles preventivos, controles
de detección, controles correctivos, controles manuales o de usuario, controles informáticos o de
tecnología de información, y controles de la dirección. Independientemente de la clasificación
que se adopte, las actividades de control deben ser adecuadas para los riesgos.
Hay muchas posibilidades diferentes en lo relativo a actividades concretas de control, lo
importante es que se combinen para formar una estructura coherente de control global.
Los controles físicos garantizan que el equipo informático, inventarios, títulos de valores, dinero
en efectivo y otros activos están físicamente protegidos y que periódicamente se rindan cuentas
de los mismos y se concilian con los importes que aparecen en los registros de control.
Las actividades de control de alto nivel de la dirección a menudo consisten en el estudio de
informes y otras informaciones, y pueden incluir; análisis de gastos reales versus gastos
presupuestarios y rastreo de iniciativas importantes tales como el desarrollo de sistemas.
La gestión de actividades se refiere generalmente al estudio por parte de la dirección de informes
relativos a la eficacia, tales como; productividad, flujo de caja diario, y cumplimiento con la
normativa.
Los indicadores de la eficacia se refieren a datos que se utilizan para comunicar información
financiera y operativas clave que se analiza con el objeto de identificar áreas en las cuales hay
peligro de no alcanzar los objetivos.
Las empresas pueden llegar a padecer un exceso de controles hasta el punto que las actividades
de control les impidan operar de manera eficiente, lo que disminuye la calidad del sistema de
control. Por ejemplo, un proceso de aprobación que requiera firmas diferentes puede no ser tan
eficaz como un proceso que requiera una o dos formas autorizadas de funcionarios componentes
que realmente verifiquen lo que están aprobando antes de estampar su firma. Un gran número de
actividades de control o de personas que participan en ellas no asegura necesariamente la calidad
del sistema de control.
Información y comunicacn; hay que identificar, recopilar y comunicar información pertinente
en forma y plazo que permitan cumplir a cada empleado con sus responsabilidades. Los sistemas
informáticos producen informes que contienen información operativa, financiera y datos sobre el
cumplimiento de las normas que permite dirigir y controlar el negocio de forma adecuada.
Dichos sistemas no sólo manejan datos generados internamente, sino también información sobre
acontecimientos internos, actividades y condiciones relevantes para la toma de decisiones de
gestión así como para la presentación de información a terceros. También debe haber una
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
26
comunicación eficaz en un sentido más amplio, que fluya en todas las direcciones a través de
todos los ámbitos de la organización, de arriba hacia abajo y a la inversa.
El mensaje por parte de la alta dirección a todo el personal ha de ser claro; las responsabilidades
del control han de tomarse en serio. Los empleados tienen que comprender cual es el papel en el
sistema de control interno y como las actividades individuales estén relacionadas con el trabajo
de los demás. Por otra parte, han de tener medios para comunicar la información significativa a
los niveles superiores. Asimismo, tiene que haber una comunicación eficaz con terceros, como
clientes, proveedores, organismos de control y accionistas.
“Las mencionadas actividades están rodeadas de sistemas de información y comunicación.
Éstos permiten que el personal de la entidad capte e intercambie la información requerida para
desarrollar, gestionar y controlar sus operaciones.
Sistemas de información; en la actualidad nadie concibe la gestión de una empresa sin sistemas
de información. La tecnología de información se ha convertido en algo tan corriente que se da
por descontada. En muchas organizaciones los directores se quejan de que los voluminosos
informes que reciben les exigen revisar demasiados datos para extraer la información pertinente.
En tales casos puede haber comunicación pero la información está presentada de una forma que
la gente no la puede utilizar o no utiliza real y efectivamente.
Para ser verdaderamente efectiva la T.I. debe estar integrada en las operaciones de manera que
soporte estrategias proactivas en lugar de reactivas. Los sistemas de T.I. aseguran el control a
través de cosas tales como comprobación de edición y otros procedimientos programados que
regularmente generan informes sobre excepciones que pueden utilizarse para conocer y evaluar
mejor el riesgo. Sin embargo, los sistemas de información no son suficientes para que una
organización se comunique bien.
Conocimiento de los controles por parte del personal; todo el personal, especialmente el que
cumple importantes funciones operativas o financieras, debe recibir y entender el mensaje de la
alta dirección, de que las obligaciones en materia de control deben tomare en serio. Asimismo
debe conocer su propio papel en el sistema de control interno, a como la forma en que sus
actividades individuales se relacionan con el trabajo de los demás.
Si no se conoce el sistema de control, los cometidos específicos y las obligaciones en el sistema,
es probable que surjan problemas. Los empleados también deben conocer cómo sus actividades
se relacionan con el trabajo de los demás.
Comunicación efectiva; debe existir una comunicación efectiva a través de toda la organización.
El libre flujo de ideas y el intercambio de información son vitales. La comunicación en sentido
ascendente es con frecuencia la más difícil, especialmente en las organizaciones grandes. Sin
embargo, es evidente la importancia que tiene.
Los empleados que trabajan en la primera línea cumpliendo delicadas funciones operativas e
interacan directamente con el público y las autoridades, son a menudo los mejor situados para
reconocer y comunicar los problemas a medida que surgen.
El fomentar un ambiente adecuado para promover una comunicación abierta y efectiva está fuera
del alcance de los manuales de políticas y procedimientos. Depende del ambiente que reina en la
organización y del tono que da la alta dirección.
Los empleados deben saber que sus superiores desean enterarse de los problemas, y que no se
limitarán a apoyar la idea y después adoptan medidas contra los empleados que saquen a luz
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
27
cosas negativas. En empresas o departamentos mal gestionados se busca la correspondiente
información pero no se adoptan medidas y la persona que proporciona la información puede
sufrir las consecuencias.
Comunicación exterior; además de la comunicación interna debe existir una comunicación
efectiva con entidades externas tales como accionistas, autoridades, proveedores y clientes. Ello
contribuye a que las entidades correspondientes comprendan lo que ocurre dentro de la
organización y se mantengan bien informadas.
Información comunicada por entidades externas; por otra parte, la información comunicada por
entidades externas a menudo contiene datos importantes sobre el sistema de control interno.
Los auditores externos y las autoridades tienen una perspectiva más amplia cuando se trata de
analizar los controles de una empresa. Pueden proporcionar a la alta dirección, al consejo de
administración y a la comisión de auditoría, información importante sobre las deficiencias del
sistema de control, y formular recomendaciones para corregirlas.
Supervisión; los sistemas de control interno requieren supervisión, es decir, un proceso que
comprueba que se mantiene el adecuado funcionamiento del sistema a lo largo del tiempo. Esto
se consigue mediante actividades de supervisión continuada, evaluaciones periódicas o una
combinación de ambas cosas. La supervisión continuada se da en el transcurso de las
operaciones. Incluye tanto las actividades normales de dirección y supervisión, como otras
actividades llevadas a cabo por el personal en la realización de sus funciones. El alcance y la
frecuencia de las evaluaciones periódicas dependen esencialmente de una evaluación de los
riesgos y de la eficacia de los procesos de supervisión continuada. Las deficiencias detectadas en
el control interno deberán ser notificadas a niveles superiores, mientras que la alta dirección y el
consejo de administración deberán ser informados de los aspectos significativos observados.
“Todo el proceso debe ser supervisado, introduciéndose las modificaciones pertinentes cuando
se estime necesario. De esta forma el sistema puede reaccionar ágilmente y cambiar de acuerdo
a las circunstancias.
Es preciso supervisar continuamente los controles internos para asegurarse de que el proceso
funciona según lo previsto. Esto es muy importante porque a medida que cambian los factores
internos y externos, controles que una vez resultaron idóneos y efectivos pueden dejar de ser
adecuados y de dar a la dirección la razonable seguridad que ofrecían antes.
Alcance y frecuencia de las tareas de supervisión; el alcance y frecuencia de las actividades de
supervisión dependen de los riesgos a controlar y del grado de confianza que inspira a la
dirección el proceso de control. La supervisión de los controles internos puede realizarse
mediante actividades continuas incorporadas a los procesos empresariales y mediante
evaluaciones separadas por parte de la dirección, de la función de auditoría interna o de personas
independientes. Las actividades de supervisión continua destinadas a comprobar la eficacia de
los controles internos incluyen las actividades periódicas de dirección y supervisión,
comparaciones, conciliaciones, y otras acciones de rutina.
Supervisión por personas independientes; las comunicaciones procedentes de personas
independientes también sirven como medios de control. Asimismo, las actividades organizativas
y de supervisión permiten supervisar las funciones de control e identificar deficiencias. Los
auditores internos y externos, en cierta medida y según la misión que se les ha asignado o los
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
28
objetivos de la auditoría, examinan la estructura de control y formulan recomendaciones para
reforzar los controles.
Estos componentes, vinculados entre sí, generan una sinergia y forman un sistema integrado que
responde de una manera dinámica a las circunstancias cambiantes del entorno. El sistema de
control interno está entrelazado con las actividades operativas de la entidad y existe por razones
empresariales fundamentales. El sistema de control interno es más efectivo cuando los controles
se incorporan en la infraestructura de la sociedad y forman parte de la esencia de la empresa.
Mediante los controles incorporados, se fomenta la calidad y las iniciativas de la delegación de
poderes, se evitan gastos innecesarios y se permite una respuesta pida ante las circunstancias
cambiantes.
Como mejorar los controles internos; en muchas organizaciones la alta dirección debe adoptar
una actitud proactiva a efectos de la evaluación y reestructuración de los controles internos. Para
tener éxito en la tarea, muchos tendrán que reinventar los controles internos a la luz de la nueva
definición, más amplia, del control.
Un aspecto a tomar en cuenta al principio del proceso, es cómo se compara la empresa con otras
similares o diferentes. Varios de los atributos que se analizan a continuación pueden ayudar a las
organizaciones a conocer mejor los controles.
a) Competencia y responsabilidad; las competencias y la responsabilidad por los controles
internos deben establecerse claramente, definiéndolas para todos, desde la cabeza de la
empresa hasta último empleado. Deben identificarse las competencias específicas de control
y comunicarlas claramente de manera que cada empleado conozca su papel en el proceso de
control y en el logro de los objetivos.
Debe pedirse a todos los empleados que rindan cuentas de cómo han cumplido sus
obligaciones en lo relativo a control interno. Las evaluaciones de los empleados deben
permitir valorar y retribuir a los empleados en parte, según la eficacia demostrado en el
desempeño de tales obligaciones.
b) Valores y reglas; la cultura cotidiana y las reglas de la organización deben apoyar la
integridad, el compromiso ético y el control. Las políticas y procedimientos indican las
intenciones de la dirección. La cultura de la empresa determina lo que ocurre efectivamente y
las reglas que son obedecidas, deformadas o ignoradas. En todas las comunicaciones de la
empresa y actividades de recursos humanos hay que adoptar una posición visible y absoluta.
c) Evaluación del riesgo; la evaluación del riesgo debe convertirse en una tarea fundamental de
la organización y en parte natural de la gestión del negocio. La identificación y evaluación de
los riesgos y el desarrollo de controles para solventarlos debe formar parte del proceso de
dirección tanto a nivel individual como de la organización. Este nuevo enfoque enseñará a
los directores a gestionar el riesgo aplicando los controles adecuados. Los directores
necesitan tener objetivos claros y conocer realmente los riesgos en su área del negocio. En
muchos casos actualmente los riesgos se evaan de manera informal y se supone que los
controles son adecuados. Los directores deben responder más por su gestión en tal sentido.
d) Controles incorporados a los procesos de la empresa; los controles deben estar efectivamente
incorporados a los procesos empresariales sin inhibir la eficacia de los mismos. Los controles
internos que retardan la ejecución son pasados por alto en muchos casos, lo que puede ser
más perjudicial que la inexistencia de controles, debido a que crean una falsa sensación de
seguridad.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
29
Muchos controles son demasiado molestos, tales como los que suponen obtener autorización
de un excesivo número de personas, o se aplican cuando ya es demasiado tarde, tales como la
inspección del resultado del proceso. Los controles deben estar tan incorporados a los
procesos empresariales que quienes los sigan no tengan constantemente presente que están
ahí.
e) Controles internos flexibles y de costo eficaz; los controles deben estar en función del grado
de riesgo y de lo que expone la empresa en cada caso. Desde luego, los beneficios a obtener
si se cumple el objetivo deben ser mayores que el costo de aplicar en el control. Al mismo
tiempo, los controles deben ser lo suficientemente flexibles y adaptables para poder
adecuarlos a los cambios continuos que se producen en el entorno, de manera que sigan
siendo eficaces.
f) Auditoría interna, cumplimiento de la normativa y aseguramiento de la calidad; los
departamentos de auditoría interna y de cumplimiento de la normativa prestan un servicio de
valor añadido al ayudar a las organizaciones y sus directivos a cumplir sus obligaciones
relativas a control interno. Con frecuencia, los departamentos de auditoría interna y/o
cumplimientos de la normativa terminan asumiendo una carga mayor de responsabilidad de
la que les corresponde en relación con los controles internos. Esto en realidad puede debilitar
la responsabilidad global de la empresa en materia de control interno porque permite a los
directivos abdicar de su responsabilidad en la materia para atender a otros asuntos.
Fases del diseño de un control interno efectivo
Evaluar los resultados y aplicar
medidas si son necesarias
Comparar el desempeño real
frente a lo presupuestado
Crear sistemas de
medición y monitoreo
Establecer estándares y
objetivos
El control interno permite lograr
El control interno puede ayudar a que una empresa consiga sus objetivos de rentabilidad y
rendimiento y a prevenir la pérdida de recursos.
Puede ayudar a la obtención de información financiera fiable.
También puede reforzar la confianza en que la empresa cumple con las leyes y normas
aplicables, evitando efectos perjudiciales para la reputación y otras consecuencias.
En resumen, puede ayudar a que una entidad llegue a donde quiere ir y evite peligros y
sorpresas en el camino.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
30
Lo que no se puede lograr con el control interno
No garantiza el éxito de una entidad, es decir, no asegura la consecución de los objetivos de
la empresa, tampoco asegura la supervivencia de la misma.
No puede asegurar la fiabilidad de la información financiera y el cumplimiento de las leyes y
las normas aplicables.
Conclusiones
El control interno es un proceso. Es un medio utilizado para la consecución de un fin, no un fin
en sí mismo.
El control interno lo llevan a cabo las personas. No se trata solamente de manuales de políticas e
impresos, sino de personas en cada nivel de la organización.
El control interno sólo puede aportar un grado de seguridad razonable, so la seguridad total a la
dirección y al directorio.
El sistema de control interno no puede asegurarnos el éxito - (las malas decisiones, los gerentes
incapaces, las conductas inmorales, la confabulación y las infracciones a los controles y la
competencia pueden presentar problemas) - no obstante, los sistemas de control eficaces ayudan
a que las organizaciones alcancen sus objetivos y nimimizan las irregularidades, los fraudes y las
sorpresas.
El control interno está pensando facilitar la consecución de objetivos.
El presidente del directorio es el responsable final y debe asumir la propiedad del sistema, mucho
más que cualquier otra persona ya que es él quien debe establecer el tono máximo” que afecta la
integridad y la ética y demás factores de un ambiente de control positivo.
La dirección es responsable frente al directorio y es el encargado de guiar y “cuidar a la
organización. Normalmente un directorio fuerte y activo, que utilice canales de comunicación
efectivos con sus empleados y que posea funciones financieras, jurídicas y de auditoría interna
competentes es el mejor capacitado para identificar y corregir los problemas.
Los auditores internos cumplen un papel importante en la evaluación de la efectividad de los
sistemas de control y contribuyen a lograr su efectividad, debido a la posición que ocupa en la
organización y su autoridad en una entidad, en auditor interno cumple un importante papel de
supervisión.
Todos los funcionarios tienen funciones y responsabilidades relacionadas con el control interno,
ya que éste es en cierto sentido, responsabilidad de cada uno de los miembros de una
organización y, por lo tanto, debe ser parte de la descripción del trabajo de cada empleado.
Control interno y auditoría interna; un sistema de control interno es el conjunto de
mecanismos, sistemas, procedimientos y normas que asegurar una buena y eficiente gestión de la
empresa, la consecución de sus objetivos y el mantenimiento de su patrimonio, en un clima de
participación e integración de todas aquellas personas que emplea y con las que se relaciona:
clientes, proveedores, accionistas, ect.
Los principales elementos que constituyen el sistema de control interno y que contribuyen a que
esté adecuadamente establecido son los siguientes;
El desarrollo y mantenimiento de una línea funcional de autoridad para completar los
controles de organización.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
31
Una definición clara de las funciones y responsabilidades de cada departamento, a como la
actividad de la organización, esclareciendo todas las posibles lagunas o áreas de
responsabilidad indefinidas.
Un sistema contable que suministre una oportuna, completa y exacta información de los
resultados operativos y de la organización en su conjunto.
Un sistema de información para la dirección y los diversos niveles ejecutivos basado en los
datos de los registros y documentos contables y diseñados para presentar un cuadro lo
suficientemente informativo de las operaciones, a como para exponer a la dirección con
claridad y concisión los factores tanto favorables como adversos.
La existencia de un mecanismo dentro de la estructura de la empresa, conocido como
comprobación interna que asegure un funcionamiento efectivo y la máxima protección contra
posibles fraudes.
La existencia de un sistema presupuestario que establezca un procedimiento de control de las
operaciones futuras, asegurando, de este modo, la gestión provisional de los objetivos
futuros.
El mantenimiento dentro de la organización de una auditoría interna que asegure una eficaz
gestión en cuanto al control general y las finalidades de la empresa, extendiendo su atención
al todo el campo operativo de la misma y que está considerada como un servicio de apoyo a
la dirección.
La correcta disposición de los controles anteriores, de tal forma que se estimulen las
cualidades naturales de los empleados, y el pleno reconocimiento y ejercicio de los mismos,
evitando la necesidad de controles superfluos, a como la extensión y rigidez de los
necesarios.
En cuanto a los componentes de ese control interno, se podrían resumir de la siguiente manera;
Objetivos definidos y concretos que pueden ser cuantificados y evaluados.
Sistemas de informacn interna y externa adecuados que fundamenten las decisiones y
proyecten una buena imagen de la empresa sobre su entorno.
Asignación clara de funciones, atribuciones, responsabilidades y procedimientos de trabajo a
cada unidad y persona.
Cobertura de bienes y personas.
Planificación y coordinación de actuaciones.
Control de gestión.
Auditorias internas y externas.
Política de personal motivadora e integradora.
Esta preocupación por el control interno se debe extender a cualquier área que sea examinada por
el departamento de auditoría interna, de tal manera que uno de los objetivos de cualquier
programa de auditoría, incluida la informática, debe incluir la verificación del control interno del
sector de actividad o función que se audita.
Administración de riesgos de negocio; en la actualidad, las organizaciones están enfocando los
esfuerzos corporativos en la búsqueda de nuevas opciones para incrementar el valor para sus
accionistas. En esta búsqueda, una tendencia importante es la administración de riesgos de
negocio, la cual ayuda a generar este valor agregado a las organizaciones que lo practican, es
decir, el concepto de riesgo está complementando su definición tradicional de eventos que
impiden el logro de objetivos para convertirse en oportunidades de desarrollo para una empresa.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
32
El riesgo genera oportunidades; las oportunidades generan valor y el valor se convierte en
mejoras para el negocio y los accionistas.
Se puede resaltar que en la mayoría de las industrias y organizaciones, está reconociendo que los
riesgos no son solamente peligros a ser evadidos sino que, en muchos casos, son oportunidades a
ser asumidas. El riesgo como tal no es malo, lo malo es el riesgo mal manejado, mal entendido,
mal valorizado, no planeado” asegura Suzanne Labarage, CRO en el Royal Bank of Canada.
Un enfoque orientado a lo integral, incorporado y con visión de futuro, ayuda a la organización a
administrar sus riesgos clave de negocio y aprovechar sus oportunidades para maximizar el valor
para los accionistas y del negocio como un todo.
Algunos modelos actuales sostienen que la administración de los riesgos debe estar
intrínsecamente ligada a la estrategia del negocio, la cual incluye la visión, misión y objetivos ya
establecidos; a como los procesos para definir sus operaciones de mayor importancia y sus
filosofías, políticas, planes e iniciativas de crecimiento y desarrollo.
Entorno actual; en la medida en la que los riesgos cambian y se incrementen, las
administraciones de varias industrias buscan asegurar que se esté considerando adecuadamente
tanto los riesgos como el monto de riesgos comparado con el apetito de riesgos de sus unidades
o divisiones en la organización y comparado con otras organizaciones dentro de sus mismos
mercados e industria ó con la competencia. La tolerancia al riesgo de cada organización es única
y varia de acuerdo a la cultura organizacional, a como a los factores externos. Un aspecto
crítico de la responsabilidad de la administración es determinar qué riesgos serán prioridad y
después reevaluar periódicamente esa elección conforme a las circunstancias.
Categorías de riesgos
Integridad
Operativo
Cumplimiento Riesgos de la organización Recursos
Humanos
Información
Financiero
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
33
Algunas herramientas; a continuación se enuncian algunas herramientas que pueden utilizarse
en la evaluación integral de los riesgos.
A d m i n i s t r a c i ó n y c o n t r o le s d e r ie s g o s
A n á l is i s
e s t r a t é g i c o
A n á l is i s
d e p r o c e s o s
d e n e go c io
E v a l u a c i ón
d e r i e s g o s
E v a l u a c i ón
d e c on t r o le s
R i e s g o
r e s i du a l
P la n d e
a u d it o r í a
E je c u c ió n
d e l p l a n
E v a l u a c ió n d e r i e s g o s
R i e s g o r e s i d u a l : D i f e r e n c i a e n t r e e l r i e s g o b r u t o y l o s c on t r o l e s
a s o c i a do s c on ca d a r i e s go
Las 5 fuerzas de Porter y modelo Pest
L e g a l - P o lí t i c o
F u erz a s
F u e r z a s q u e a
f
e c
t
a n a l m a c r o
-
a m b i e n
t
e
N u e v a s e n t r a d a s
E c o n ó m i c o
F u erz a s
A m e n a z a d e n u e v a s
e n t r a d a s
F u e r z a
s
d e l a i n d u
s
t
r i
a
P o d e r d e n e g o c i a c i ó n
d e p r o v e e d o r e s
P r o v e e d o r e s
E s t r a t e g i a
M e r c a d o s - A l i a n z a s - P r o d u c t o s - C l i e n t e s
P o d e r d e n e g o c i a c i ó n
d e c o m p r a d o r e s
C o m p r a d o r
A m e n a z a d e s u b s t i t u t o s
S o c i a l
F u erz a s
S u b s t i t u t o
T ec n o l o g í a
F u erz a s
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
34
Administración de los riesgos; modelo utilizado en Australia&
Es el término aplicado a un método gico y sistemático de establecer el contexto, identificar,
analizar, evaluar, tratar, monitorear y comunicar los riesgos asociados con una actividad, función
o proceso de una forma que a las organizaciones minimizar pérdidas y maximizar oportunidades,
es decir, es tanto identificar las oportunidades como también evitar o mitigar las pérdidas.
A d m i n i s t r a c i ó n d e R ie s go s
E s t a b l e c e r e l c on te x to
I d e n ti f i c a r r i e s go s
A n a l iz a r r i e s go s
E v a l u a r r i e s go s
T r a t a r r i e s go s
Establecer el contexto; establecer el contexto estragico, organizacional y de administración de
riesgos en el cual tendrá lugar el resto del proceso. Deberían establecerse criterios contra los
cuales se evaluarán los riesgos y definirse la estructura del análisis.
Identificar riesgos; identificar qué, por qué y cómo pueden surgir las cosas como base para
análisis posterior.
Analizar riesgos; determinar los controles existentes y analizar riesgos en términos de
consecuencias y probabilidades en el contexto de esos controles. El análisis debería considerar el
rango de consecuencias potenciales y cuán probable es que ocurran esas consecuencias.
Consecuencias y probabilidades pueden ser combinadas para producir un nivel estimado de
riesgo.
Evaluar riesgos; comparar niveles estimados de riesgos contra los criterios preestablecidos. Esto
posibilita que los riesgos sean ordenados como para identificar las prioridades de administración.
Si los niveles de riesgo establecidos son bajos, los riesgos podría caer en una categoría aceptable
y no se requeriría un tratamiento.
& Apuntes de Administración de Riesgos”, Traducción de un Sndar Australiano.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
35
Tratar riesgos; aceptar y monitorear los riesgos de baja prioridad. Para otros riesgos, desarrollar
e implementar un plan de administración especifico que incluya consideraciones de fondo.
Monitorear y revisar; monitorear y revisar el desempeño del sistema de administración de
riesgos y los cambios que podrían afectarlo.
Comunicar y consultar; comunicar y consultar con interesados internos y externos según
corresponda en cada etapa del proceso de administración de riesgos y concerniendo al proceso
como un todo.
Una vez que se ha hecho un análisis de los riesgos existente en la organización, para algunos de
ellos no se requerirá tomar acciones inmediatas, sin embargo cuando exista un riesgo con una
probabilidad alta de ocurrencia y con un alto impacto, la administración deberá tomar acciones
inmediatas para mover ese riesgo a un rango aceptable e incluso eliminarlo, basándose en un
análisis de riesgo / beneficio para la organización.
Habiendo evaluado y clasificado sistemáticamente los riesgos y tal vez habiendo tratado de
entender su impacto, muchas organizaciones pueden determinar qué riesgos deben ser
administrados a nivel corporativo y cuáles riesgos deben ser administrados en los niveles medios
dentro de la organización.
La administración de riesgo centralizada tiende a enfocarse a los riesgos que afectan el logro de
los objetivos y estrategias claves de la organización y que afectan significativamente casi todas
las funciones y casi todos los procesos (ejemplo; prestigio, imagen, etc.). La responsabilidad de
estos riesgos debe recaer en la dirección general y/o consejo superior, los otros riesgos que
podrían ser administrados de manera centralizada son aquéllos que requieren habilidades
especializadas y que no pueden ser trabajados al nivel de división, o aquellos que requieran de
contratación de servicios externos.
Los riesgos que deben administrarse de manera descentralizada podrían hacerse al nivel de
división o proceso, aquéllos que son importantes únicamente en un proceso particular, pero que
no afectan a la organización en la implementación exitosa de sus estrategias generales.
Acciones a seguir derivadas de la evaluación de riesgo; la evaluación de riesgo ha probado ser
un proceso altamente útil para identificar, categorizar y evaluar riesgos críticos, con base en su
probabilidad de ocurrencia y magnitud de impacto. El punto clave que ha surgido, sin embargo,
es ¿qué hacer con la información, cuando la evaluación de riesgo ha sido terminada?. En algunos
casos, las organizaciones se encuentran con que el proceso ha identificado tantos riesgos que no
es posible darle seguimiento a todos, y en otros casos, se encuentra con que no se ha podido
trasladar la evaluación de riesgo a pasos de acción específicos - en el contexto de administración
de apetito de riesgo que aporten valor a la organización.
Optimización de riesgos; comprende el concepto de alternativas; es decir, es un proceso
repetitivo, mientras una táctica es implementada, los riesgos deben ser re - evaluados. Siendo que
la re - evaluación no se puede hacer por cada acción, las organizaciones han empezado a dar
surguimiento a las acciones relacionadas con los riesgos más importantes y materiales de la
organización.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
36
Medición y monitoreo para incrementar valor; la medición y el monitoreo se vuelven acciones
necesarias, como un medio continuo de entendimiento y entrega de reportes para analizar el
verdadero impacto de los riesgos.
Las organizaciones deben definir los sistemas de monitoreo y medición que mejor les sirvan a
sus estilos de trabajo y características de administración.
La estrategia y la estructura de riesgos
La estrategia de riesgo proporciona los lineamientos para las actividades dentro de la
organización; es la columna vertebral para dar a la organización la cultura del negocio central. La
estrategia de riesgo debe llevarse a cabo con base en la estructura de riesgo, que engloba los roles
y responsabilidades para la administración de riesgos.
Estas estructuras definen responsabilidades y líneas que reporten información, las cuales facultan
a los administradores a actuar bajo limites relacionados con el apetito de riesgo.
La comunicación de la estrategia de riesgo es esencial y debe estar diseñada para asegurar que
todos los empleados e inversionistas entiendan la misión, visión y objetivos de la organización.
Los lideres deben demostrar claramente la relevancia de la estrategia de la administración de
riesgos, proporcionando historias de éxito, para maximizar valor en el proceso de la
comunicación.
Habiendo establecido la responsabilidad y confianza, los lideres deben también ser cuidadosos al
asegurarse que todo el personal de la organización tenga las habilidades necesarias para la
ejecución y monitoreo de la administración de riesgo.
Comparación del tratamiento del riesgo, si existe una adecuada administración del mismo
En el pasado
Riesgos considerados individualmente
Identificación y evaluación del riesgo
Enfoque en todos los riesgos
Mitigación del riesgo
Limite de riesgo
Riesgos que no tienen responsables
Cuantificación de riesgos inconsistentes
Riesgo no es mi responsabilidad
Hoy en día
Riesgos en el contexto de la estrategia
Desarrollo del portafolio de riesgos
Enfoque en los riesgos críticos
Optimización del riesgo
Estrategia del riesgo
Responsabilidad sobre riesgo definida
Monitoreo y medición
Riesgo es responsabilidad de todos
Conclusiones
La administración de riesgo ayuda a la organización a tener más clara su situación tanto interna
como externamente, ya que se convierte en un medio de ayuda para que la organización cambie
su enfoque de respuesta, y pueda reaccionar de una manera proactiva y no reactiva hacia los
eventos que puedan surgir. La evaluación de riesgos en algunos casos puede salvar a las
organizaciones de irse a la quiebra, ya que protege contra sorpresas.
Al hacer una evaluación constante de riesgos se constituye en valor organizacional que permite
el éxito futuro de la organización en un entorno cambiante y competitivo, obteniendo una mejora
en el desarrollo y desempeño de la organización.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
37
Identificar, optimizar y administrar el portafolio de riesgos permite a la organización tener un
enfoque claro para mejorar la asignación de recursos; estabiliza los resultados y encuentra
nuevas oportunidades para mejorar los aspectos críticos del negocio, obteniendo beneficios
económicos medibles.
La administración de riesgos permite adoptar uno de los elementos más importantes que apoyan
la trasparencia, certidumbre a terceros y confianza en los inversionistas. Da respuesta a las
necesidades del consejo superior y al comité de auditoría, se reenfoca de este modo el concepto
de auditoría interna, el plan y la ejecución de las auditorias.
Si logramos los objetivos del negocio, seremos muy exitoso; si no los logramos, una de la
razones será una deficiente administración de riesgos.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
38
La Ética y el Auditor
La ética profesional es una parte de la ética, que estudia los deberes y los derechos de los
profesionales. La ética general comprende las normas mediante las cuales un individuo decide su
conducta. Por lo general la ética, como código de conducta, influye en las personas y además, en
su ámbito profesional y en las relaciones que establecen con terceros.
Ética es una palabra derivada del vocablo griego ethikos, que define aquella parte de la filosofía
que trata de la moral y de las obligaciones del hombre en un contexto de entregar las reglas de
conducta que deben seguirse para hacer el bien y evitar el mal; es en esta línea que podemos
inferir que no hay éticas especificas, sino una sola ética, la del ser humano, la de la persona, y
que solo encuentra especificaciones diversas, atendiendo a las distintas circunstancias en las que
el hombre se encuentra.
Es evidente que este tema, considerando sus características y consecuencias en su aplicación, es
inagotable y solo se tratara de abarcar las cuestiones más relevantes. Las reglas o normas que
rigen la conducta humana, no pueden ser definidas sino en función de la naturaleza del hombre;
las diferentes actitudes humanas, es decir, las predisposiciones a pensar, sentir y actuar con
relación a algo, se las comprende vinculadas a la estructura del carácter de la persona, a quien
atribuimos una virtud o un vicio, precisamente estos aspectos están inmersos en las disciplinas de
la ética y la moral.
El objetivo es abordar, en forma breve y para su reflexión, el tema de la ética del auditor. Puesto
que en cualquier acción disciplinaría contra los auditores daña su reputación profesional, por lo
tanto, tenemos que tener un gran cuidado al realizar nuestras actividades como auditores, de
modo que se apeguen a los ideales del código de ética.
Un código de ética sirve para organizar y entender mejor las reglas de conductas del auditor, es
por ello que en esta oportunidad tomaremos como referencia el código de ética del colegio de
contadores auditores universitarios de Chile.
Independencia, integridad y objetividad
El auditor no emitiopinión alguna sobre los resultados de una empresa a menos que él, sea
independiente a la empresa auditada. Esta independencia es una de las características s
importantes del auditor, ya que solo manteniendo la reputación de independientes están en
posibilidad de servir con propiedad a quienes confían en ellos.
Tradicionalmente la independencia ha sido definida como la capacidad de actuar con integridad
y objetividad. La integridad es un elemento de carácter, representado por la firmeza del principio
moral, rectitud y honradez. La objetividad, en lo que corresponde a los auditores, representa la
capacidad de mantener una actitud imparcial y manejar de un modo libre de desviaciones todos
los asuntos que caen bajo su revisión.
Como profesionales independientes los auditores no subordinan su criterio a las opiniones de
los clientes.
Los usuarios de los estados financieros tienen el derecho de suponer un juicio independiente por
parte de los auditores que expresan sus opiniones sobre los estados. El estado de independencia
mental, al que también se le llama independencia de hecho, es algo que exigen las normas de
auditoria generalmente aceptadas.
Puesto que los usuarios de los estados financieros no pueden determinar el verdadero estado de
independencia del auditor, lo más probable es que el usuario base cualquier conclusión sobre las
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
39
señales externas indicativas de la independencia del auditor. Si el usuario conoce que existe una
íntima asociación entre el auditor y la administración, entre el auditor y los propietarios, o entre
el auditor y un grupo en particular de usuarios, es probable que dude de la independencia del
auditor. Por lo tanto corresponde a los auditores evitar todas las relaciones que puedan ocasionar
que los usuarios tengan duda sobre su independencia.
La conclusión a que llega el observador bien informado al evaluar la relación del auditor es la
prueba final de dicha relación puede ocasionar que se dañe la apariencia de independencia del
auditor. Este debe ponerse en el lugar del observador y desps, tomando en cuenta todos los
hechos, fuerza de carácter normal y comportamiento normal bajo las circunstancias, el auditor
tiene que decidir sí la relación amenaza su integridad y objetividad.
Se debe evitar cualquier relación que dañe la apariencia de independencia ante un observador
bien informado. Aunque en realidad la apariencia de independencia no garantiza la
independencia de hecho, la cual es la integridad y objetividad producida por una actitud mental
independiente, dicha apariencia es fundamental para mantener la confianza de los clientes.
En cada una de las reglas de conductas del código de ética profesional, no se describen todos los
actos que están prohibidos, ni todos los actos permitidos. El auditor debe esforzarse por cumplir
con el espíritu del código, y no sólo con la redacción de las reglas.
Se espera que los auditores no eviten las relaciones con el personal de la empresa auditada, ni
menos las que mantiene durante su examen de auditoría. Es completamente natural que los
auditores y el personal de la empresa auditada puedan tener relaciones sociales, religiosas y
cívicas normales. Ningún observador razonable pondría en duda la integridad y objetividad del
auditor debido a estos contactos, pero si el auditor entrara en alguna inversión conjunta con algún
funcionario, director, o accionista de la empresa auditada, el observador podría dudar de la
independencia del auditor.
Objetividad profesional; es la capacidad de un profesional de llegar a conclusiones correctas
respecto a los asuntos que se le encomiendan.
El principio de objetividad impone a todos los auditores profesionales la obligación de ser:
justos, honestos intelectualmente y libres de conflictos de interés.
Es la capacidad del auditor de mantenerse independiente en sus juicios profesionales, evitar
influencias propias y de otros que pudieran deteriorar las conclusiones verdaderas derivadas de
las evidencias mismas del problema.
Para ser objetivo, se debe ser independiente.
Independencia de hecho; es un ingrediente sico cuyo deterioro impide la ejecución de los
servicios profesionales, por lo tanto, es deber de todo auditor mantenerla impecable en cualquier
forma que preste sus servicios.
Independencia de apariencia; es la confianza que un observador razonable, en la capacidad del
auditor, tiene para ejecutar su trabajo de manera honesta.
Cuando el auditor es contratado como empleado de una organización, pierde la independencia de
apariencia y en consecuencia no puede ser auditor externo de la misma entidad.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
40
Normas generales y técnicas
Un auditor debe cumplir con las siguientes normas generales y tiene que justificar cualquier
desviación de las mismas.
Competencia profesional; un auditor sólo debe aceptar aquellos compromisos que
razonablemente él o su equipo de trabajo esperar terminar con competencia profesional.
Debido cuidado profesional; el auditor debe poner el debido cuidado profesional en el desarrollo
de un compromiso.
Planeación y supervisión; el auditor deberá planear y supervisar adecuadamente el trabajo.
Suficiente información relevante; el auditor debe obtener suficiente información relevante que le
permita establecer una base razonable para llegar a conclusiones o recomendaciones en relación
con el trabajo.
Pronostico; el auditor no permitique se utilice su nombre en relación con cualquier pronostico
de operaciones futuras, de modo tal que haga creer que él garantiza la posibilidad de
cumplimiento del pronostico.
Los auditores que prestan servicios profesionales tienen la responsabilidad de ser competentes,
ejercer el debido cuidado y observar las normas técnicas establecidas por los organismos
profesionales.
Tienen que tener los suficientes conocimientos y capacidad para planear y supervisar
adecuadamente todos los trabajos. El auditor a cargo de un compromiso no tiene necesidad de ser
competente para llevar a cabo todos los aspectos del trabajo en lo personal, pero tiene que estar
en posición de definir las tareas, supervisar a quienes las ejecutan evaluar su realización y llegar
a una conclusión general.
Aquellos que se presentan por solos como auditores en ejercicio declaran tener el grado de
habilidad que normalmente poseen los equipos de trabajos en una empresa de auditoría. Se
espera que terminen el trabajo de acuerdo con las normas profesionales. Tienen que planear de
manera competente el trabajo, supervisarlo y obtener la información suficiente, a como ejercer
cuidado y diligencia razonables en todas las fases del trabajo, no obstante, no se espera que sean
infalibles o libres de errores de criterio.
Los auditores en ejercicio no solo tienen que estar bien informados sobre las normas
profesionales apropiadas y los asuntos técnicos aplicable al trabajo, sino que también tienen que
comprender las características generales del negocio de sus clientes. Deben tener un
conocimiento profundo sobre la industria en particular de su cliente y en especial sobre la de
todas las empresas que son su cliente, que de tal manera puedan estar seguro de que ha obtenido
la información suficiente que sirva de base a las conclusiones o recomendaciones a que se llegue
en el trabajo en particular.
La constante capacitación es fundamental para que el auditor logre los requerimientos de
competencia. Un requisito mínimo es mantenerse actualizado en las ultimas leyes publicadas.
Muchos auditores han encontrado que los cursos de desarrollo profesional son una herramienta
efectiva de mantener la competencia en numerosas áreas. Es tan importante el tema de la
capacitación que cierto numero de países han establecido leyes que, para renovar la licencia para
ejercer, exigen a los auditores evidencias de haber cursado un numero de horas de capacitación.
Apuntes del estudiante de Auditoría Ricardo Vilches Troncoso
41
Tanto si lo exige la ley o no, las personas profesionales deben aceptar la responsabilidad de
mantenerse competentes en todos los aspectos de su trabajo& .
Responsabilidad para con los clientes
Al recopilar la evidencia suficiente para expresar un dictamen profesional es natural que los
auditores lleguen a conocer las negociaciones financieras y comerciales más privadas del cliente.
Se enteran de futuras fusiones, nuevos productos, cambios en las tasas de dividendos, cambios en
el personal y otra información confidencial.
Si el auditor llegara a revelar esta información confidencial el cliente podría sufrir graves daños.
La exposición de información confidencial también daña la carrera profesional del auditor, así
como a toda la profesión. Los auditores respetan la naturaleza confidencial de la información
obtenida al llevar a cabo trabajos profesionales para sus clientes actuales y también en el caso de
los clientes potenciales y clientes anteriores.
Los auditores deben comprender que mucha de la información sobre los asuntos del cliente no es
conocida por todos los empleados de dicho cliente y tiene que asegurar que se mantenga
confidencial. No debe permitir que personas no autorizadas tengan accesos a los papeles de
trabajo donde aparece esta información.
La regla sobre información confidencial se aplica igualmente a los colegas, y por consiguiente le
está prohibido a un auditor anterior discutir asuntos del cliente con un nuevo auditor sin el
permiso del cliente. A los auditores que vendan su oficina les está prohibido traspasar los papeles
de trabajo a los nuevos propietarios sin la autorización de cada cliente.
Responsabilidad para con los colegas
“En la actualidad no