Norma ISO 14000 de administración ambiental

A pesar de ser una normalización reciente en el mundo (julio de 1995), la ISO 14000: LA ADMINISTRACIÓN AMBIENTAL, se ha convertido en una de las más importantes debido al impulso que le han dado los países europeos encabezados por la Gran Bretaña y los asiáticos en cabeza del Japón

Grandes empresas como Sony, Toyota y Canon, en el Japón, han adoptado la norma ISO 14000, ya que se han dado cuenta de su importancia a la hora de comercializar sus productos en la Unión Europea. Es que el aspecto ambiental se hace cada día más relevante y la carrera por que las empresas no le hagan daño a la naturaleza se hace cada vez más vertiginosa. Esta carrera siempre ha estado liderada por Europa y Canadá, mientras que los Estados Unidos, la superpotencia mundial y tal vez el país más industrializado del mundo, no se ha preocupado tanto por el medio ambiente como sí lo han hecho sus vecinos del norte y sus antiguos colonizadores.

La organización que más ha procurado para que las industrias del mundo cesen de agredir a la naturaleza y establezcan programas voluntarios de control ambiental es la Organización Mundial del Comercio (OMC), que desde 1995 impulsa las plenarias del TC 207, grupo técnico responsable mundial de la serie ISO 14000.

Marco legislativo

No es suficiente el que una organización emprenda de forma individual una serie de auditorías o revisiones ambientales, para investigar cómo se está desempeñando en este campo, si no se hacen dentro de un sistema organizado e incluido dentro de la administración global de la empresa, además, este esfuerzo debe estar acompañado de una verificación externa que realizará una entidad competente como la Dirección General de Normas en México, el Instituto Nacional de Normalización en Chile, el Instituto Colombiano de Normas Técnicas en Colombia o el organismo regional avalado internacionalmente por la Organización Internacional para la Normalización (ISO), que opere en determinado país.

Cada una de las entidades mencionadas, así como todas las adscritas a la ISO, tienen 6 subcomités especializados en la creación, actualización, divulgación e implementación de la ISO 14000, la cual, a través de la gran acogida de la ISO 9000, ha logrado que se hiciera algo similar a nivel mundial para su implantación.

Algunos de los beneficios que genera el recibir la certificación ISO 14000 son:

  • Incremento de productividad
  • Mayor satisfacción del consumidor
  • Motivación del recurso humano
  • Reducción de costos ambientales
  • Aumento en la ventaja competitiva

Los comités salvaguardantes

El primer subcomité trata los aspectos de la Administración de los Sistemas de Gestión Ambiental y su asignación se centra en la norma ISO 14001, que es la única certificable de la serie 14000, la cual implica un proceso por el cual se especifican los requisitos de los Sistemas de Administración Ambiental (SAA). Dicho proceso está conformado por las siguientes etapas:

  • Planificación: dirigida a la política ambiental de la firma, el aspecto legal, los objetivos, estrategias y programas.
  • Implementación: tiene que ver con el entrenamiento y la educación organizacional en torno al tema ambiental, su difusión y documentación
  • Comprobación: mide, corrige, registra y audita los progresos de la implantación
  • Revisión: se realiza de manera continua una vez se ha implementado la norma, comprende también la actualización de la norma

Además de encargarse del proceso del SAS, el primer subcomité tiene bajo su responsabilidad la serie 14002 que se refiere especialmente a las PYMEs y la 14004 como guía de apoyo al SAS.

El segundo subcomité se encarga de la auditoría ambiental, ISO 14010, 11, 13, 14 y 15, es uno de los más críticos debido a las implicaciones legales que acarrea a las empresas que no lo superan, ya que puede traer como consecuencia la sanción del ente estatal competente.

El subcomité tres se encarga de los sellos ambientales, ISO 14020, 21, 22, 23, 24, y 25, que está sujeto a la satisfacción del consumidor y su proceso de decisión de compra.

El subcomité cuatro se encarga de la evaluación del desempeño ambiental, para lo cual usa una serie de indicadores, ISO 1031.

El subcomité cinco evalúa el ciclo de vida de productos y servicios desde la perspectiva del impacto ambiental, estudia el proceso desde la consecución de las materias primas hasta su eliminación, pasando por la producción y el uso.

El sexto aclara los términos y definiciones de la norma.

Las perspectivas

Se espera que durante esta década, la ISO 14000 alcance niveles de aplicación similares a los de la ISO 9000 sobre administración de la calidad, especialmente en países con economías emergentes como los del sudeste asiático y los latinoamericanos, que además son los mayores miembros (en número) de la ISO. A partir de este paso, se procederá a una unificación de las dos normas creando una nueva serie mundial que buscará la calidad ambiental.

Bibliografía

Revista Clase Empresarial, Octubre 1997, pp. 82-86

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
López Carlos. (2001, febrero 11). Norma ISO 14000 de administración ambiental. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/norma-iso-14000-administracion-ambiental/
López, Carlos. "Norma ISO 14000 de administración ambiental". GestioPolis. 11 febrero 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/norma-iso-14000-administracion-ambiental/>.
López, Carlos. "Norma ISO 14000 de administración ambiental". GestioPolis. febrero 11, 2001. Consultado el 19 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/norma-iso-14000-administracion-ambiental/.
López, Carlos. Norma ISO 14000 de administración ambiental [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/norma-iso-14000-administracion-ambiental/> [Citado el 19 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de --mike-- en Flickr
DACJ