Métodos para la evaluación financiera de proyectos

MÉTODOS PARA LA EVALUACIÓN FINANCIERA DE PROYECTOS
Índice
Resumen
I. Introducción
II. Fundamentos teóricos
II.1. Clasificación de los proyectos
II.2. Principios financieros
III. Métodos para evaluar proyectos
III.1. Métodos no financieros
III.1.1. Método del flujo de caja (Cash Flow)
III.1.2. Tasa de Rendimiento Contable (Accounting Rate of Return)
III.1.3. Período de recuperación (Pay Back)
III.2. Métodos financieros
III.2.1. Determinación de la tasa de descuento (Capital Asset Pricing Model, CAPM)
III.2.2. Valor Actual Neto (VAN)
III.2.3. Tasa Interna de Retorno (TIR)
III.2.4. Indice de rentabilidad
III.2.5. Comparación entre los Métodos del VAN y la TIR
III.2.6. Criterios de selección atendiendo al capital disponible en la empresa
IV. Discusión de casos
V. Conclusiones
VI. Bibliografía
VII. Anexos
VII.1. Anexo A. Términos y definiciones
VII.2. Anexo B. Deducción del Valor Actual Neto de proyectos repetidos a escala constante
en forma infinita
VII.3. Anexo C. Elementos de Estadística
VII.3.1. Anexo C1. Esperanza Matemática
VII.3.2. Anexo C2. Varianza
VII.3.3. Anexo C3. Covarianza
VII.4. Anexo D. Raíces de Números Complejos
VII.4.1. Anexo D1. Formas de Representación
VII.4.2. Anexo D2. Transformación de forma binómica a trigonométrica
VII.4.3. Anexo D3. Raíces de números complejos
VII.5. Anexo E. Determinación de las raíces de polinomios
VII.5.1. Anexo E1. Solución de la Ecuación General de Segundo Grado
VII.5.2. Anexo E2. Solución de la Ecuación General de Tercer Grado
Resumen
El desarrollo de diversos métodos de análisis de inversión, que no es otra cosa que un
planeamiento eficaz para determinar el momento más adecuado para la adquisición de un
activo, constituye una herramienta de trabajo cotidiana del personal encargado de la
administración de las finanzas.
Tomando en cuenta el impacto sobre los resultados de las organizaciones con fines de
lucro, en el presente trabajo se relacionan los Métodos utilizados para este propósito,
conjuntamente con una valoración comparativa de éstos.
I. Introducción
Una actividad permanente en el ámbito empresarial, lo constituye el análisis de la
situación económica y financiera de la misma, a partir de la cual adoptar decisiones que
contribuyan a mejorar su desempeño y con ello maximizar sus beneficios.
Para alcanzar el objetivo antes mencionado se utilizan los pronósticos financieros: a corto
plazo destinados fundamentalmente a la elaboración de presupuestos de efectivo y los de
largo plazo que se concentran en el crecimiento futuro de las ventas y los activos, así
como el financiamiento de dicho crecimiento.
Todo lo expuesto evidencia que un buen análisis financiero debe detectar la fuerza y los
puntos débiles de un negocio, en particular en el proceso de evaluación de la rentabilidad
de proyectos de inversión que, al margen de su clasificación la cual puede diferir entre
diferentes autores, se caracterizan por la ocurrencia de flujos financieros en el transcurso
del tiempo, resultan indispensables para la entidad pues incluyen aspectos tales como
reemplazo de equipos; sustitución de proyectos; diseño de nuevos productos o servicios y
expansión hacia otros mercados, para escoger aquellos que contribuyan a lograr un
incremento neto del capital.
Como se aprecia, el universo de destino de los proyectos es muy amplio a lo que debe
añadirse el impacto de la escala de la operación de la empresa y la rapidez con que deba
adoptarse una decisión (coyuntura) en un ambiente de recursos escasos.
Todo esto ha motivado el desarrollo de diversos métodos de análisis de inversión que no
es otra cosa que un planeamiento eficaz para determinar el momento más adecuado para
la adquisición de un activo, los cuales se relaciona en el presente trabajo, conjuntamente
con una valoración comparativa de éstos.
II. Fundamentos teóricos
II.1. Clasificación de los proyectos
Las empresas clasifican los proyectos en las siguientes categorías:
Reemplazo: mantenimiento del negocio, están destinados a reemplazar los
equipos dañados, depreciados en su totalidad u obsoletos moralmente.
Reemplazo: reducción de costos, que tiene como propósito reemplazar los
equipos útiles pero obsoletos. El pronóstico de estos gastos es reducir el costo de la
mano de obra, de los materiales y de otros conceptos como la electricidad.
Expansión de los productos o mercados existentes: tiene como objetivo
expandir las tiendas o las instalaciones de distribución en los mercados actualmente
atendidos.
Expansión hacia nuevos productos o mercados: se utiliza para evaluar los
gastos y beneficios esperados de un nuevo producto o servicio, con el cual se pretende
expandir la empresa dentro de un área geográfica no cubierta actualmente.
Proyectos de seguridad o ambientales: se relacionan con los gastos necesarios
para cumplir las regulaciones del gobierno, con los contratos laborales, con los términos
de las pólizas de seguros. Se denominan inversiones obligatorias o proyectos que no
producen ingresos.
A nivel microeconómico, la clasificación del proceso inversionista es la siguiente:
Económicas: adquisición de bienes y derechos.
Financieras: colocación del ahorro en el mercado financiero.
Jurídicas: adquisición de bienes y derechos que pueden ser objeto de un derecho
de propiedad y son susceptibles de formar parte del patrimonio.
A nivel macroeconómico, la clasificación del proceso inversionista sólo tiene sentido la
inversión económica, ya que las financieras y jurídicas son meras operaciones entre
organizaciones económicas.
II.2. Principios financieros
Primer Principio Financiero: «Una unidad monetaria de hoy vale más que una
unidad monetaria de mañana». Como corolario de este principio puede señalarse que el
trabajo fundamental de la actividad financiera es: «transferir de manera eficiente
recursos en el tiempo, lo cual incluye la valoración y selección de fuentes y
métodos de financiamiento».
Segundo Principio Financiero: «Una unidad monetaria segura vale más que una con
riesgo», que se fundamenta en el hecho de que la mayoría de los inversionistas evitan el
riesgo siempre que pueden hacerlo, sin sacrificar la rentabilidad. Por tanto, al contenido
de trabajo del área financiera establecido en el apartado anterior debe modificarse como
se recoge a continuación para incorporar este aspecto: «transferir con el mínimo riesgo
posible y de manera eficiente los recursos en el tiempo, lo cual incluye la valoración
y selección de fuentes y métodos de financiamiento y protección de los recursos».
III. Métodos para evaluar proyectos
Los criterios de valoración y selección de inversiones pueden resumirse de la forma que
se muestra en la tabla 1.
Tabla 1. Criterios de valoración y selección de inversiones
Tipo de criterio Característica Económica Métodos
No financieros
(estáticos)
No tienen en cuenta la cronología de
los distintos flujos de caja y el valor
del dinero en el tiempo.
Son cálculos sencillos y resultan de
utilidad para la empresa.
Flujo de Caja (Cash Flow).
Tasa de Rendimiento Contable
(Accounting Rate of Return).
Periodo de recuperación (Pay Back).
Relación Costo – Beneficio.
Financieros
(dinámicos)
Tienen en cuenta la cronología de
los distintos flujos de caja y el valor
del dinero en el tiempo mediante la
actualización o descuento.
Son muy utilizados pues
homogenizan las cantidades de
dinero recibidas en distintos
momentos.
Valor Actual Neto (VAN).
Tasa Interna de Retorno (TIR).
Indice de rentabilidad (IR).
III.1. Métodos no financieros
III.1.1. Método del flujo de caja (Cash Flow)
Este método ofrece una información de dinámica la empresa y es un instrumento contable
que refleja el flujo de los fondos generados internamente, obtenidos de una relación de
entradas y salidas de dinero