La percepción, el conflicto y el estrés

LA PERCEPCIÓN, EL CONFLICTO Y EL ESTRÉS
Índice.
1. Introducción
2. Qué es la percepción?
3. La percepción y los conflictos.
4. La percepción y el estres.
5. Conclusiones
6. Bibliografia
1. Introducción
El autor de éste escrito como neófito en el quéhacer de la psicología pero
con intención de lograr una adecuada comprensión del proceso perceptual y sus
repercusiones, pretende poder dilucidar la forma en la que se relaciona el proceso
perceptual con situaciones y procesos que se suceden a nivel organizacional y
personal.
En tal sentido hemos escogido estudiar la relación entre la percepción y dos
aspectos que tienen implicaciones importantes a nivel de la organización y a nivel
personal.
Inicialmente como parte de nuestra aproximación al tema, presentamos una breve
introducción teórica del proceso perceptual, sus características más resaltantes y
dos aspectos muy interesantes como son: la percepción como transformadora de
la realidad y percepción e incertidumbre.
El primero de las relaciones a ser estudiadas es la relación entre la percepción y
el conflicto intergrupal. El conflicto intergrupal es una característica que en
general se presenta en las organizaciones, y sus repercusiones en el
comportamiento de la organización son muy importantes, hasta tal punto que un
inadecuado manejo del conflicto puede comprometer seriamente a la
organización.
Seguidamente abordaremos a la percepción y el estrés, cómo está involucrada la
percepción en el proceso fisiológico de reacción al estrés y cuáles son sus
consecuencias para nuestra calidad de vida, son parte de los aspectos que
estudiaremos.
Nuestra intención es que a través de la comprensión del papel que juega la
percepción como agente causal de los conflictos intergrupales y del estrés,
podríamos aproximarnos a el entendimiento de su importancia en el entorno
personal y organizacional.
2. Qué es la percepción?
Nuestros sentidos nos proveen de datos del mundo exterior sin procesar,
estos datos iniciales carecen por completo de significado por lo que se requiere de
un proceso de interpretación para poder encontrar la relación con nosotros.
Gibson y colaboradores (1990) nos proponen que “la percepción es el
proceso por el cual el individuo connota de significado al ambiente.” 1
Dar significado al ambiente requiere de una integración de la información sensorial
con elementos cognitivos como por ejemplo, con nuestros recuerdos, con nuestras
presunciones básicas de lo que es el mundo, con nuestros modelos ideales, etc.,
con el fin último de construir el mundo que nos rodea.
La percepción comprende principalmente dos procesos: 1. La recodificación o
selección de toda la información que nos llega del exterior, reduciendo la
complejidad y facilitando su almacenamiento en la memoria; 2. Un intento de ir
más allá para predecir acontecimientos futuros y de este modo reducir sorpresas.
Estos dos procesos dan una estructura a nuestro proceso perceptual, en el sentido
que nuestra percepción no constituye un continuo procesamiento de estímulos
caóticos que se almacenan en la memoria sin orden; sino por el contrario, al
percibir una persona o un objeto creamos un orden en todo ese caudal de
información.
Este orden nos permite poder reexaminar la información para poder adicionar más
información de interés para nosotros y poder inferir comportamientos y
situaciones.
El aspecto conductual y cognitivo de la percepción.
Efectivamente la percepción tiene implicaciones cognitivas2 porque requiere del
uso de nuestros conocimientos relevantes del pasado , nuestras
1GIBSON, James L. y otros. Organizaciones Conducta, estructura, proceso.
Mexico: McGraw Hill/Interamericana de Mexico, 1990. p 69.
2Ibídem p 69.
experiencias, etc., para así interpretar los símbolos, los objetos y las
personasque nos rodean para de esta forma originar conductas o aprendizaje en
torno al hecho de interés. El conocimiento relevante para cada individuo en
general es distinto, por lo que en consecuencia, la percepción frente a un evento
puede ser distinta.
Otro elemento involucrado en el proceso perceptual es el conductual, en el sentido
de que la percepción es capaz de generar conductas, dependiendo de cómo el
individuo perciba una situación manifestará una determinada conducta, ya sea si
la persona percibe la situación como potencialmente peligrosa o no.
La percepción como transformadora de la realidad
A través del proceso perceptivo somos capaces de transformar o alterar la realidad
agregando información que no viene con el estímulo.
Al ver un perro, por ejemplo, no estamos percibiendo unicamente al animal, si no
que agregamos otros componentes como, digamos, todos nuestros
recuerdos en el que de alguna manera participó algún perro; si en el pasado
fuimos mordido por algún perro posiblemente el acto de percibir al perro actual
tenga asociado miedo. En consecuencia, el acto de percibir al perro tiene un
componente emocional que forma parte de nuestra percepción, pero que no está
involucrado en el estímulo en sí mismo.
Percepción e incertidumbre
La incertidumbre es un caso particular dentro del proceso perceptual que se
presenta cuando nos enfrentamos a una situación cuyo significado no es claro, y
que en consecuencia nos crea duda e inseguridad; no podemos decir cómo nos
puede afectar, si es peligroso, neutral o benigno.
La incertidumbre tiene efectos importantes sobre el individuo, que en
general son negativos, porque entre otras cosas lo desorganiza y lo trastorna3,
pues al no conocer cómo es la potencial conexión entre el objeto o la situación
con nosotros no podemos generar un elemento conductual o cognitivo de
relevancia.
3 ALVAREZ, Guillermo. La percepción de la organización: clave para la
comprensión del comportamiento del individuo en la organización. Revista
Interamericana de Psicología ocupacional. Vol 11, Números 1 y 2, 1992. p 16
3. La percepción y los conflictos.
Toda organización está caracterizada por poseer un objetivo central el cual
unifica las acciones y los recursos de la organización en función de su logro; lograr
esta meta es la razón de ser la organización y por consiguiente, el logro del
objetivo influye en el cómo la organización está estructurada y cómo está
administrada4.
La manera en la que los individuos y grupos entienden al objetivo central es
determinante para explicar sus acciones dentro de la organización. Como a
continuación presentaremos, precisamente en la diferencia del cómo se entiende
el objetivo central de la organización se encuntra un elemento importante para la
generación del conflicto.
Qué es el conflicto?
El conflicto en la organización es un tema ampliamente estudiado y el
material disponible es abundante; se ha estudiado el conflicto en su dimensión
intra e interpersonal y también intra e intergrupal.
Para hacer manejable nuestro análisis nos limitaremos a abordar el conflicto en su
dimensión intergrupal.
Una definición funcional del conflicto es la que plantea que el conflicto es la acción
antagónica entre dos o más personas5. Entonces podemos plantear que el
conflicto intergrupal son el conjunto de acciones antagónicas entre conjuntos de
individuos (grupos) que por alguna razón se han asociado entre sí.
La organización tiene recursos limitados para el logro de los objetivos por
consiguiente, los grupos que integran a la organización en general no tienen los
recursos suficientes para satisfacer sus necesidades internas6.
4 ALVAREZ, Guillermo. La percepción de la organización: clave para la
comprensión del comportamiento del individuo en la organización. p 11
5 IVANCEVICH, John M., y MATTESON Michael T. Estrés y trabajo. México:
Editorial Trillas, 1992. p 146.
6 Ibídem p 146.
Esta limitación de recursos existentes en la organización favorece una relación de
competencia para la consecución de dichos recursos, esta competencia tiene
diferentes formas de influir en el comportamiento organizacional, y naturalmente
es fuente de conflictos.
La percepción y su relación con los conflictos.
La manera en la que se relaciona el objetivo de la organización con la
percepción es que aunque la meta u objetivo central de la organización pueda
parecer muy clara por el hecho de estar escrita a la vista de todos, debemos decir
que cada persona y/o grupo dentro de la organización procede a hacer su propia
lectura de ella. La lectura que haga cada grupo y/o individio de lo que es el
objetivo de la organización está mediada por el proceso perceptual.
La percepción es un elemento determinante porque aunque la meta de la
organización sea una, cada grupo en la organización tiene una percepción de lo
que es la meta; incluso se puede dar el caso que cada grupo que conforma la
organización tenga una idea distinta del fin de la organización y en consecuencia,
se tendrá una idea distorsionada del propósito de ese gupo y de su importancia,
dentro de la organización.
El por qué de la diferencia de percepción está determinado por aspectos
como los intereses personales, inadecuada labor de integración intergrupal,
desigualdad en la repartición de los recursos, ambición por el poder, diferencia
entre las metas personales y/o grupales, etc.
El efecto del conflicto en la organización es muy variado, puede establecer
una saludable situación de exigencia por un mejor desempeño para lograr un trato
adecuado a la hora de asignar los recursos; o por el contrario puede ser una
barrera infranqueable para el logro de las metas.
El conflicto en la organización es inevitable y no siempre es
contraproducente7 , aunque los administradores procuren erradicar todo tipo
de conflicto.
7 GIBSON, James L. y otros. Organizaciones Conducta, estructura, proceso. p164
4. La percepción y el estres.
Las formas de definir el estrés son abundantes, tomaremos la que plantean
Ivancevich y Matterson (1992) la cual postula que el estrés es una respuesta
adaptativa, mediada por las características individuales y/o procesos psicológicos,
la cual es a la vez consecuencia de alguna acción, de una situación o un evento
externo que plantea a la persona especiales demandas físicas o psicológicas” 8.
Como veremos enseguida, el proceso psicológico mediador entre el esttímulo y la
respuesta es el proceso perceptual.
La fisiología del estrés.
La etapa inicial de la respuesta a el estrés comienza en el cerebro, con el proceso
de percepción del estresor ( casi cualquier suceso, situación o persona puede ser
considerado como estresor); esto se lleva a cabo en la corteza cerebral que se
encarga de los procesos mentales conscientes y de la conducta.
Igualmente la corteza cerebral controla al hipotálamo, el cual controla
proceso viscerales y además controla a la glándula pituitaria, que es una glándula
central del sistema endocrino9.
El sistema endocrino juega un papel de capital importancia en la respuesta
al estrés. Dicho sistema está integrado por numerosas glándulas, de las cuales la
pituitaria y las suprarenales son de especial interés. Cuando la pituitaria detecta, a
través del hipotálamo y del sistema nervioso autónomo, que hay una situación de
estrés, descarga en el torrente sangíneo hormonas que preparan al cuerpo para
adaptarse al estresor, aumentando el flujo sanguíneo, el ritmo respiratorio, etc.
Las glándulas suprarrenales son puestas a funcionar por la hormona
adrenocorticotrópica producida por la pituitaria y se encargan de producir la
adrenalina y la noradrenalina, que tienen efectos importantes en el aumento de la
potencia muscular del individuo, y permite estar alerta.
Esto es una parte del complejo de sucesos que acontecen frente a un
agente estresor, los cuales requieren de una gran cantidad de energía. Si
continuamente estamos sometidos a estímulos que originan esta respuesta por
tiempos prolongados, los resultados para nuestro sistema inmunológico y nuestra
salud física en general son negativas para nuestra calidad de vida.
Es un hecho muy estudiado la alta correlación entre altos niveles de estrés
y diversas enfermedades, entre estas enfermedades podemos mencionar:
hipertensión, gripe, enfermedades cardiovasculares, etc.
8 IVANCEVICH, John M., y MATTESON Michael T. Estrés y trabajo. México:
Editorial Trillas, 1992. p 98.
9 Ibídem p99
El estrés y la percepción
La respuesta al estrés es el esfuerzo de nuestro cuerpo por adaptarse al
cambio, o con más exactitud, el esfuerzo por mantener o recuperar la homeóstasis
o equilibrio. Luego si no podemos mantener dicho equilibrio personal
experimentaremos estrés. Si no es percibida alguna amenaza externa, no habrá
nesecidad de adoptar una postura de adaptación y no habrá estrés.
Como presentamos en la sección previa, la fase inicial de la generación de la
respuesta al estrés es el proceso de percepción; a través de él se determina si la
situación, objeto o persona es un estresor o no. En otras palabras, a través del
proceso perceptual decidiremos lo que cosa nos va producir estrés para
constituirse en un estresor.
Existen estresores digamos universales, en el sentido que la mayoría de las
personas pueden generar estrés al ser expuestos a ellos, por ejemplo: la luz, el
ruido, el calor, el frío, etc., pero la repercusión de dichos agentes estresores en
nuestra vida es poca. En este sentido, el proceso perceptual no es tan influyente,
porque procesamos estímulos menos complejos; es decir, procesamos estímulos
con menos componentes cognitivos
Existen estresores de otra índole, más sutiles, pero con efectos mucho más
dañinos que los anteriores: los embotellamientos de tráfico, los conflictos de roles,
los conflictos intergrupales, los apuros económicos, etc., entran en este renglón.
Para estos el proceso perceptual es muy relevante, porque se involucran
interpretaciones del mundo que nos rodea, de acciones, de situaciones, etc.
Son nuestras creencias y/o supuestos, que en una palabra son aprendizaje, los
que en una buena proporción convierten en elementos estresores situaciones u
objetos, porque ellas son la base de nuestras actitudes, preferencias y conductas.
En este sentido, el proceso perceptual funge como agente moderador del
estrés, porque incorpora las características personales del sujeto a la situación.
5. Conclusiones
Esencialmente percibir es plantear hipótesis acerca del comportamiento de una
persona o de la situación de interés; y esto es porque uno de los principios de
nuestra vida cotidiana es predecir conductas, pensamientos, sentimientos y
reacciones de las demás personas .
Este principio es la clave para explicar del porqué de nuestra supervivencia como
especie.
La incertidumbre produce efectos generalmente no deseables sobre el
individuo, por lo que es recomendable evitar las situaciones ambiguas.
La tríada percepción-conflicto-estrés es algo cotidiano a nivel
organizacional y personal; la percepción errada de una situación puede generar un
conflicto que puede ser personal o interpersonal, y el conflicto a su vez puede
generar estrés.
En las organizaciones el conflicto y estrés son comunes y la percepción es
el proceso que media entre las situaciones y estas dos efectos.
En función de esto, gran parte de la investigación médica y conductual ha
intentado relacionar a los estímulos estresores con los resultados. Algunas de las
conclusiones en este aspecto es que para que un estímulo provoque o no estrés
depende en gran medida de la percepción del individuo expuesto a aquél.
Comprender el proceso preceptual puede ser de tanta importancia, que nos
puede dar pistas acerca de problemas específicos. Por ejemplo, para entender la
resistencia del venezolano a la donación de órganos, la Organización Nacional de
Trasplante de Venezuela -con financiamiento del Conicit- pidió al Instituto de
Psicología de la Universidad Central de Venezuela que realizara un estudio de
percepción10 de la donación de órganos en la población de jóvenes entre 19 y 24
años. Los resultados pudieron explicar el por qué somos uno de los países con
menores donantes de órganos; puesto que la desconfianza y el miedo son las
razones principales por la cual no se practica este acto.
10 DAVIES, Vanessa. Vida después de la vida: una cuenta pendiente (II). El
Nacional ON-Line http://www.el-nacional.com/eln22062000 .
Este es un ejemplo del cómo entender la percepción nos puede explicar
conductas, no ya a nivel de la organización, sino de un país.
La percepción como proceso psicológico que a partir de la recolección de la
información de nuestros órganos sensoriales la organiza considerando nuestras
creencias, valores, miedos, suposiciones, etc., es de indiscutible importancia en el
ámbito organizacional y personal, por ser el proceso que determina la producción
de estrés y la generación de conflictos y por consiguiente de genración de
conductas.
Conocer cuáles son los elementos que influyen en la formación de la percepción
en los individuos dentro de la organización, permite poder lograr atenderlos
adecuadamente.
6. Bibliografia
Alvarez, Guillermo. La percepción de la organización: clave para la comprensión
del comportamiento del individuo en la organización. Revista Interamericana de
Psicología ocupacional. Vol 11, Números 1 y 2, 1992.
Gibson, James L. y otros. Organizaciones Conducta, estructura, proceso. Mexico:
McGraw Hill/Interamericana de Mexico, 1990.
Ivancevich, John M., y Matteson Michael T. Estrés y trabajo. México: Editorial
Trillas, 1992.
Morales, Francisco J, y Olza, Miguel. Psicología y Trabajo Social. España: Edit.
Mac Graw Hill, 1996.
Davies, Vanessa. Vida después de la vida: una cuenta pendiente (II): Encuesta
revela que donación de órganos produce miedo y desconfianza a losvenezolanos.
El Nacional On-Line http://www.el-nacional.com/eln22062000.
Resumen
El presente trabajo es un intento de relacionar el fenómeno psicológico de
la percepción con una situación propia de las organizaciones como lo es el
conflicto intergrupal; y con un fenómeno de repercusiones personales como lo es
el estrés.
Palabras Claves
Percepción, conflicto, conflicto intergrupal, estrés, estresores.
Jesus R. Salazar
Ingeniero Electrónico
egresado de la Universidad Simón Bolívar de Caracas, Venezuela
Universidad Católica Andrés Bello.
Postgrado en Desarrollo Organizacional
Profesora: Tahirí Ramos.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Salazar Jesus R.. (2002, julio 29). La percepción, el conflicto y el estrés. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-percepcion-el-conflicto-y-el-estres/
Salazar, Jesus R.. "La percepción, el conflicto y el estrés". GestioPolis. 29 julio 2002. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-percepcion-el-conflicto-y-el-estres/>.
Salazar, Jesus R.. "La percepción, el conflicto y el estrés". GestioPolis. julio 29, 2002. Consultado el 24 de Febrero de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-percepcion-el-conflicto-y-el-estres/.
Salazar, Jesus R.. La percepción, el conflicto y el estrés [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-percepcion-el-conflicto-y-el-estres/> [Citado el 24 de Febrero de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de vialbost en Flickr