El Conocimiento Económico

  • Economía
  • 6 minutos de lectura

En el presente ensayo abordamos el concepto de economía como ciencia. El origen del conocimiento económico concebido como principios y leyes que permiten explicar el comportamiento del hombre para resolver el problema económico, entendiéndolo desde la perspectiva de medios escasos y múltiples necesidades. También diferenciaremos los conceptos de teoría y ciencia económica, con la premisa de que no toda teoría es ciencia económica;  demostraremos que solo las teorías que tienen aplicación práctica se pueden considerar relevantes.  Igualmente conoceremos sobre el método científico como fuente desde donde manan los principios y leyes económicas de aceptación universal.

EL ORIGEN

La economía es una ciencia social empírica, la cual tiene delimitado su objeto de estudio; una metodología con la cual se obtiene el conocimiento económico; y unos principios y leyes que explican su funcionamiento. Su objeto o campo de estudio como ciencia lo constituyen las actividades que el hombre  realiza para resolver el problema económico: múltiples necesidades y recursos escasos para satisfacerlas.  Einstein afirmaba que “la ciencia es el refinamiento de las reflexiones cotidianas”. De manera que el conocimiento económico se genera en la realidad económica; es mediante el método científico a saber: observación, hipótesis, verificación, análisis y conclusiones; que permiten desarrollar principios y leyes económicas  con validez universal, para explicar el funcionamiento de la actividad económica.

Los principios y leyes económicas obtenidos científicamente, tienen validez universal y se pueden aplicar y explicar comportamientos de agentes económicos en cualquier  realidad y época.  De manera que la reacción de un consumidor chino, un gringo o un venezolano ante un aumento en los precios de un bien,  siempre va a ser la misma: disminuir la cantidad demandada del bien.  Igualmente de predecible va a ser la reacción de una empresa ante una regulación de precios por parte del gobierno: restringir la cantidad ofrecida del bien o dejarlo de producir. Los principios y leyes -además de explicar los comportamientos  y motivaciones- también cumplen funciones predictivas para explicar comportamientos esperados frente a determinadas decisiones económicas que se tomen.

Las leyes económicas  igualmente son atemporales, la historia registra comportamientos similares los oferentes durante las regulaciones de precios implantadas por el emperador Diocleciano en el imperio romano, o de los consumidores en la China de la dinastía Ming, o en el medio oriente en la época de Ali Baba ante variaciones en los precios.

TEORÍA Y CIENCIA

Las teorías económicas emiten juicios e interpretaciones sobre las causas o efectos de la actividad o los hechos económicos. Sobre un hecho económico se pueden emitir muchas opiniones y juicios.  En este sentido solo tienen veracidad y utilidad las teorías que funcionan en la realidad. Por lo que no se puede hablar de teoría válidas, sino funcionan en la realidad. Si una teoría económica no funciona es porque sus premisas son falsas, y que partió de un concepto equivocado del hombre y de sus motivaciones para actuar como homus economicus. Es frecuente oír en algunos círculos de que “es una buena teoría pero no ha dado resultado en la práctica” afirmamos que una teoría es buena cuando tiene aplicación práctica; cuando no tiene aplicación es una mala teoría.  Hay mucha teoría pero si no se puede convertir en principios de validez universal no tienen validez científica.

La economía es una ciencia de medios. Permite conocer las actividades que la sociedad realiza con los medios que dispone, escasos por naturaleza, para satisfacer sus necesidades jerarquizables, cambiantes e ilimitadas. Tiene como finalidad ofrecer al hombre conocimiento que le permitan el uso eficiente de los recursos a su disposición. Se estará actuando económicamente, cuando se utilicen los recursos en forma eficiente; se actuara antieconómicamente cuando se desperdicien los recursos escasos y esté ausente el criterio de eficiencia. Aunque existen muchas teorías que pretenden explicar comportamientos económicos, en estricto sentido, solo aquellas teorías económicas de las que se haya comprobado su validez universal pueden considerarse ciencia económica.

CIENCIA SOCIAL

Sin embargo la economía como ciencia social, proporciona índices de generalidad y de incidencia sobre el comportamiento humano, de incalculable valor para el progreso de la sociedad. Su utilidad es evidente, pero debido a intereses doctrinales, ideológicos, a la dificultad para comprobar  sus principios y leyes de manera clara y satisfactoria para todos, no se han podido establecer principios generales que sean aceptados por todos. En ese sentido es en la economía donde se encuentran el mayor número de contradicciones y teorías excluyentes que constituyen escuelas y corrientes del pensamiento económico, que podrían hacer pensar en la imposibilidad de la ciencia económica.

En relación con los principios de validez universal se encuentran dos tendencias: la sostenida por los llamados polilogistas que afirman que existen varias lógicas o estructuras de razonamiento y concluyen que los principios económicos válidos para una sociedad no lo son para otras. La estructura de la mente difiere según sea la raza, clase social o nacionalidad del sujeto. Si se acepta esta tendencia no tendría sentido considerar la economía como ciencia y tratar de establecer principios de universal aceptación. La economía solo tendría utilidad histórica y no se podría caracterizar como ciencia económica. Por otro lado, están las teorías que buscan elevar los conocimientos económicos a la categoría de ciencia, buscando establecer relaciones de causa-efecto de validez universal en el comportamiento de los agentes económicos;  lo que llevaría a preguntarse ¿si la población reacciono ante las regulaciones de precios en el imperio romano en forma similar a la población venezolana durante el gobierno de Maduro? Se puede comprobar que en ambas situaciones se  generaron escasez de productos y  la aparición de mercados negros para evadir los controles de precio. Estas investigaciones podrían llevar a deducir un principio de causa efecto que estableciera que los controles de precio traen como consecuencia la escasez y el mercado negro.

El economista mexicano Luis Pazos aclara cuando afirma “De la posibilidad de objetivizar y universalizar los resultados de la actividad económica, a través de un proceso deductivo o inductivo depende la categoría de ciencia de la economía” Luego afirma la economía es una ciencia del “ser” porque está basada en el comportamiento real del hombre y no es válida una teoría que parta de una hipotética conducta  económica: de lo que “debería ser”.

EL MÉTODO

El método es el camino cognitivo que lleva al cerebro humano, al descubrimiento de la verdad y por ende es el proceso lógico que orienta y guía la determinación de las leyes científicas. Explicamos que el conocimiento económico se obtiene a través del método científico, observación, hipótesis, verificación, análisis y conclusiones.  Su aplicación metódica se puede enfocar desde dos perspectivas: ir de lo universal a lo particular (deducción) o de lo particular a lo general (inducción).  El método deductivo va de lo general a lo particular, a partir de una conclusión general se aplica a casos particulares. En economía se usa este método cuando se proponen abstracciones, modelos y analogías. Algunos autores  como Von Mises lo consideran el único camino al conocimiento económico, porque al estar basado en construcciones imaginarias, constituye el único sistema que permite la investigación praxeológica y económica, además advierte que se trata de un método difícil en extremo de manejar, porque induce fácilmente al falso razonamiento. El método inductivo, va de lo particular a lo general, cuando se estudia un fenómeno, sus características se pueden generalizar a toda una población. Es convertir el entendimiento de los hechos o fenómenos singulares, en principios y leyes. Es esencial en las ciencias experimentales; en la ciencia económica no se puede recurrir a experimentos ya que los fenómenos económicos no se pueden reproducir en un laboratorio, este método es útil en economía a través de la estadística. Ambos métodos tanto el deductivo y como el inductivo le permiten  a la ciencia económica a establecer leyes y principios de validez universal.

CONCLUSIONES 

  • La economía es una ciencia social empírica, la cual tiene delimitado su objeto de estudio; una metodología con la cual se obtiene el conocimiento económico; y unos principios y leyes que explican su funcionamiento.
  • Aunque existen muchas teorías que pretenden explicar comportamientos económicos, en estricto sentido, solo aquellas teorías económicas de las que se haya comprobado su validez universal pueden considerarse ciencia económica.
  • Sin embargo la economía como ciencia social, proporciona índices de generalidad y de incidencia sobre el comportamiento humano, de incalculable valor para el progreso de la sociedad.
  • Su utilidad es evidente, pero debido a intereses doctrinales, ideológicos, a la dificultad para comprobar  sus principios y leyes de manera clara y satisfactoria para todos, no se han podido establecer principios generales que sean aceptados por todos. En ese sentido es en la economía donde se encuentran el mayor número de contradicciones y teorías excluyentes que podrían hacer pensar en la imposibilidad de la ciencia económica.
  • Explicamos que el conocimiento económico viene de la realidad, se obtiene a través del método científico, observación, hipótesis, verificación, análisis y conclusiones.  Su aplicación metódica se puede enfocar desde dos perspectivas: ir de lo universal a lo particular (deducción) o de lo particular a lo general (inducción).

BIBLIOGRAFÍA

  • MANKIW N. Gregory. Principios de Economía. Mac Graw Hill. 2da edicion
  • MAZA ZAVALA D.F y GONZÁLEZ A.  Economía General.
  • PAZOS Luis. Ciencia y Teoría económica. Diana.
  • SAMUELSON Paul. Economía. Mac Graw Hill.
  • STIGLITZ  Joseph. Macroeconomía. Ariel Economía. De la segunda edición inglesa.
  • TORO HARDY José. Tratado Moderno de Economía General.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Carrasquero R Domingo. (2017, octubre 25). El Conocimiento Económico. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/el-conocimiento-economico/
Carrasquero R, Domingo. "El Conocimiento Económico". GestioPolis. 25 octubre 2017. Web. <https://www.gestiopolis.com/el-conocimiento-economico/>.
Carrasquero R, Domingo. "El Conocimiento Económico". GestioPolis. octubre 25, 2017. Consultado el 16 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/el-conocimiento-economico/.
Carrasquero R, Domingo. El Conocimiento Económico [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/el-conocimiento-economico/> [Citado el 16 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de gotcredit en Flickr
DACJ