Los activos de la empresa y los recursos empresariales

Los activos que posee la empresa simbolizan los recursos que los dueños tienen para el desarrollo de la actividad productiva de la entidad y como resultado de las operaciones diarias que en un futuro le traerán beneficios económicos.

Todos los recursos de la empresa deben representar razonablemente la situación financiera del ente económico en un periodo determinado, a continuación se presenta una explicación de cada uno de los componentes de este rubro.

Disponible:

En estos se encuentran los recursos de liquidez inmediata, total o parcial, con que cuenta la empresa y que son para fines generales de pagos en el corto plazo, se encuentra entre ellos la caja, los bancos, los fondos en las corporaciones de ahorro, las remesas en tránsito y los fondos en general.

Inversiones:

Estas representan todos los títulos valores como acciones, cuotas o partes de interés social, papeles comerciales o cualquier otro documento negociable adquirido por el ente económico con carácter temporal o permanente, con la finalidad de mantener una reserva secundaria de liquidez, establecer relaciones económicas con otras entidades o para cumplir con disposiciones legales.

Cuando las inversiones son de fácil enajenación, o sea, que se quieren convertir en efectivo en un periodo menor de un año se consideran temporales, las demás se denominan permanentes.

El valor histórico de las inversiones debe ser ajustado al final del periodo contable, al valor de realización, para crear la provisión o la valorización respectiva.

Cuando la empresa tenga inversiones en otra entidad que sea su subordinada y por lo cual se transfieran utilidades debe contabilizarse por el “método de participación”, excepto cuando sean de carácter temporal.

Cuentas por cobrar:

Las cuentas y documentos por cobrar representan todos los derechos a reclamar efectivo u otros bienes y servicios, como consecuencia de préstamos y otras operaciones a crédito, incluidas las comerciales y las no comerciales.

Al cierre del periodo de operaciones, debe evaluarse la recuperabilidad de este rubro, reconociendo contingencias de la pérdida de su valor.

Inventarios:

Los inventarios son todos aquellos bienes corporales destinados a la venta en el curso normal de los negocios, así como los que se hallan en proceso de producción o que se utilizarán en la producción de otros que serán vendidos. El valor de los inventarios se debe determinar utilizando cualquiera de los métodos aceptados por la legislación de cada país, entre los más conocidos están:

  • LIFO o UEPS (Últimos en entrar, primeros en salir)
  • FIFO o PEPS (Primeros en entrar, primeros en salir)
  • Promedio ponderado
  • Otros de reconocido valor técnico
Ajuste a los activos
Al final del periodo contable se debe reconocer el valor que produce la corrección monetaria sobre los activos no monetarios.

Los sistemas para la valuación del inventario son:

  • Permanente
  • Periódico
Los activos representan los bienes y derechos tangibles e intangibles de propiedad de la empresa, que en la medida de su utilización, son fuente potencial de beneficios futuros

Propiedad, planta y equipo:

La propiedad, planta y equipo simboliza todos los activos tangibles adquiridos, construidos o en proceso de construcción, con la intención de emplearlos en forma permanente, para la producción o suministro de otros bienes y servicios, para arrendarlos, o para utilizarlos en la administración, que no están destinados para la venta y cuya vida útil sobrepasa el año de utilización.

El valor histórico de estos activos incluye todas las erogaciones y cargos necesarios para colocarlos en condiciones de utilización, tales como los de ingeniería, supervisión, impuestos, corrección monetaria y todos aquellos que sean susceptibles de cambiar el valor final del bien. También se le debe adicionar el valor de las mejoras, adiciones y reparaciones que aumenten la vida útil o la calidad de la producción.

Comentario: Vida útil es el lapso durante el cual se espera que el equipo y las propiedades, contribuirá a la generación de ingresos.

La contribución de estos activos a la generación de ingresos debe reconocerse en los resultados del ejercicio mediante la depreciación de su valor histórico ajustado. Las depreciaciones de los inmuebles deben calcularse excluyendo el costo del terreno respectivo. La depreciación se debe determinar mediante alguno de estos métodos:

  • Línea recta
  • Suma de dígitos
  • Unidades de producción
  • Horas de trabajo
  • Otros de reconocido valor técnico

Al cierre del periodo contable, el valor neto de los activos, reexpresado como consecuencia de la inflación, debe ajustarse al valor de realización, registrando las provisiones o valorizaciones que sean necesarias.

Activos agotables:

Estos activos representan los recursos naturales de propiedad de la empresa. Su cantidad disminuye de acuerdo al tiempo que dura su explotación.

El valor histórico se conforma por el valor de adquisición, más todas las erogaciones incluidas en la exploración y todos los rubros que aumenten su valor. Frente a la generación de ingresos debe reconocerse mediante su “Agotamiento” calculado en las reservas que se tengan por los estudios en términos para la recuperación de la inversión.

Activos intangibles:

Son activos intangibles los recursos obtenidos por un ente económico que, careciendo de naturaleza material, dan un derecho oponible a terceros, el cual ofrece un beneficio en periodos posteriores. Entre estos se encuentran las patentes marcas, franquicias, derechos de autor y los bienes entregados en fiducia mercantil.

El valor histórico de estos activos está determinado por todas las erogaciones que se hagan para producirlos, adquirirlos o formarlos. Están expuestos a la exposición a la inflación. Al cierre del periodo se debe reconocer las contingencias de pérdida, ajustando o acelerando su amortización.

Activos diferidos:

Son todos los recursos que son pagados para obtener un beneficio futuro, entre los cuales se encuentran los gastos anticipados, como intereses, seguros, arrendamientos, los cargos diferidos que representan bienes o servicios recibidos de los cuales se espera obtener beneficios económicos en otros periodos.

El valor histórico de estos activos, se debe amortizar en forma sistemática durante el lapso estimado para su recuperación. La amortización de los activos diferidos se debe reconocer desde la fecha en que se originen ingresos, teniendo en cuenta que los correspondientes a organización, preoperativos y puesta en marcha se deben amortizar en el menor tiempo entre el estimado y la duración del proyecto.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Gómez Giovanny. (2001, marzo 11). Los activos de la empresa y los recursos empresariales. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/activos-empresa-recursos-empresariales/
Gómez, Giovanny. "Los activos de la empresa y los recursos empresariales". GestioPolis. 11 marzo 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/activos-empresa-recursos-empresariales/>.
Gómez, Giovanny. "Los activos de la empresa y los recursos empresariales". GestioPolis. marzo 11, 2001. Consultado el 23 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/activos-empresa-recursos-empresariales/.
Gómez, Giovanny. Los activos de la empresa y los recursos empresariales [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/activos-empresa-recursos-empresariales/> [Citado el 23 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de seanhobson en Flickr
DACJ