Tasas de interés

  • Finanzas
  • 3 minutos de lectura

En general, se denomina tasa de interés al porcentaje de capital o principal, expresado en centésimas, que se paga por la utilización de éste en una determinada unidad de tiempo (normalmente un año).

La tasa de interés corriente o del mercado se calcula fundamentalmente atendiendo a la relación entre la oferta de dinero y la demanda de los prestatarios. Cuando la oferta de dinero disponible para la inversión aumenta más rápido que las necesidades de los prestatarios, los tipos de interés tienden a caer. Análogamente, los tipos de interés tienden a aumentar cuando la demanda de fondos para invertir crece más rápido que la oferta de fondos disponibles a la que se enfrentan esas demandas.

Retomando el tema que nos concierne, la existencia de tres clases distintas de capitalización requiere el empleo de diversas tasas de interés que se adecuen a cada clase en particular, definiendo las mismas a partir de supuestos establecidos previamente. Así encontramos:

I. Capitalización periódica

  • Tasa nominal (i): Conocida también como tanto por uno o simplemente como tasa de interés, es la ganancia que genera un capital de $1 en un año; o sea, es igual a la centésima parte de la razón o tanto por ciento (ganancia producida por un capital de $100 en un año).

También podemos definirla como la tasa de interés anual que rige durante el lapso que dure la operación financiera; ello quiere decir que la capitalización se produce en el período en que está indicada la tasa.

Generalizando, cuando el tiempo n y el período en que está expresada la tasa i coinciden con la capitalización, se dice que la tasa i es nominal.

La misma aparece en la fórmula de monto a interés compuesto M1 = C (1 + i) n.

  • Tasa efectiva (i’): Es el tanto por uno que, aplicado a un capital C en n períodos, produce un monto M2 igual al que se obtiene utilizando la tasa proporcional m veces en cada uno de los n períodos con capitalización subperiódica.

Aparece en la fórmula de monto M2 = C (1 + i’) n, de modo que M2 = M3. Partiendo de esta última igualdad, podemos expresar la tasa efectiva en función de la tasa proporcional:

M2 = M3
C (1 + i’) n = C (1 + i/m) n m
1 + i’ = (1 + i/m) m (Simplificamos C y n.)
i’ = (1 + i/m) m – 1 (Despejamos i’.)

II. Capitalización subperiódica

  • Tasa proporcional (i/m): Cuando la capitalización se hace cada fracción de tiempo m veces menor que el período considerado n, se toma una tasa m veces menor también; esta última resulta del cociente entre la tasa nominal i y la cantidad de subperíodos m, y es la tasa corrientemente llamada proporcional. Así, por ejemplo, las tasas proporcionales al i por 1 anual son: para el semestre, el i/2; para el trimestre, el i/4; para el mes, el i/12 por 1; etc.

Se aplica en la fórmula de monto M3 = C (1 + i/m) n m.

  • Tasas equivalentes (im): Son aquellas que, correspondiendo a períodos de capitalización distintos, hacen adquirir a capitales iguales valores definitivos, también iguales, al cabo de un mismo tiempo.

También puede definírselas como tasas subperiódicas que, capitalizando m veces en el período, producen al final del mismo iguales montos que con capitalización periódica y tasa nominal.

La tasa equivalente se utiliza en la fórmula de monto M4 = C (1 + im) n m, de modo que M1 = M4. Esta última igualdad nos permite expresar la tasa equivalente en función de la tasa nominal:

M4 = M1
C (1 + im) n m = C (1 + i) n
(1 + im) m = 1 + i (Simplificamos C y n.)
im = (1 + i) 1/m – 1 (Despejamos im.)

III. Capitalización continua

  • Tasa nominal (i): Ídem tasa nominal, capitalización periódica. No obstante, en este caso no aparece en la base del factor de capitalización, sino en el exponente de la fórmula de monto a interés continuo M5 = C e i n. Se obtiene así el máximo monto posible.
  • Tasa instantánea (d): Es aquella que, aplicada a un capital C en n períodos con capitalización continua, produce el mismo monto (M6) que el obtenido al utilizar la tasa nominal i en el mismo tiempo y con el mismo capital pero con capitalización periódica (M1).

Utilizando términos de Cálculo Diferencial, decimos también que es la variación de $1 en un instante.

Se emplea en la fórmula de monto a interés continuo M6 = C e d n, de forma tal que M1 = M6. Podemos expresar la tasa instantánea (constante) en función de la tasa nominal:

M6 = M1
C e d n = C (1 + i) n
e d = 1 + i (Simplificamos C y n.)
d ln e = ln (1 + i) (Aplicamos ln miembro a miembro.)
d = ln (1 + i) (Como ln e = 1, d queda despejada.) [1]

Bibliografía consultada

  • José González Galé, “Intereses y Anualidades Ciertas”, Ediciones Macchi.
  • Murioni-Trossero, “Manual de Cálculo Financiero”, Ediciones Macchi, 1999.
  • Miguel M. Tajani, “Matemática Financiera”, Cesarini Hnos. – Editores, 1986.
  • Apuntes de clase.
  • Textos varios de economía.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Estudiante de Ciencias Económicas UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN DEL URUGUAY FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS

Cita esta página
Catelotti Fernando A.. (2006, julio 3). Tasas de interés. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/tasas-de-interes/
Catelotti, Fernando A.. "Tasas de interés". GestioPolis. 3 julio 2006. Web. <http://www.gestiopolis.com/tasas-de-interes/>.
Catelotti, Fernando A.. "Tasas de interés". GestioPolis. julio 3, 2006. Consultado el 26 de Abril de 2015. http://www.gestiopolis.com/tasas-de-interes/.
Catelotti, Fernando A.. Tasas de interés [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/tasas-de-interes/> [Citado el 26 de Abril de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de fdecomite en Flickr
Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También en Finanzas