El consumidor y su ego

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

Satisfacción y servicio al cliente

19-05-2008

El consumidor como persona que es. Está constantemente sometido a estímulos que alimentan su ego, originándole la satisfacción en muchas oportunidades de necesidades artificiales y conllevándolo a un comportamiento no auténtico, de aquí la importancia de este análisis.

En relación al ego se ha escrito ampliamente bajo la percepción psicológica a través de diferentes corrientes, sin embargo, amerita enfocarlos bajo otra visión, la de la meditación y reflexión que nace del seno interno del ser que no requiere sustitutivo.

Se ha insistido en señalar, que el ego, no es sustancial, sin embargo, el no puede vivir sin la sensación del YO, ese que se ha creado en base de las interrelaciones con su entorno. . Por lo tanto, los conocedores de la implosión interna, los que han reflexionado desde su seno, los que han experimentados y sorprendidos dentro de los sortilegios y magia del YO, están conscientes de que es necesario evitar su dominio, encarcelamiento, condicionamiento, conocer la potencialidad del SER, pues de otra forma se vive siempre con el ego, el Ser que uno mismo se origina producto de una creación mental y como lo comenta el maestro Zen Bhagwan Sheree, que para todo lo que es falso tiene que crear apoyos: la exhibición entonces te da apoyo.

En otros términos, se insiste en resaltar , que el ego depende de lo que la gente dice de uno: el ego se siente bien si la gente se siente bien contigo mismo; si se siente mal, el ego se siente mal. Si no le prestan ninguna atención, se retiran los apoyos; Si muchas gentes te prestan atención; alimentan tu ego. De aquí, que las campañas publicitarias están constantemente alimentándolo, hasta el extremo de pluralizar muchos “yoes” que de no reconocerlos y manejarlos originan conflictos, hasta llegar muchas veces a asesinar por una marca de un zapato, camisa, radio o por un determinado estilo, como frecuentemente se da en el territorio nacional.

A todo lo anterior se agrega, la evidencia de una televisión que presenta programas cargados de violencia, odio, sexo, estímulos artificiales, que han dado paso a un comportamiento social negativo en nuestro medio.

Es por eso, que el seno familiar con sus respectivas autoridades deben vigilar lo que aprenden sus hijos y de los efectos que se originan en los niños que están acumulando un ego, uno que le permita y logre que le presten atención, puestos considera que se lo merece.

Los publicistas saben que la atención es alimento para el ego, de aquí, que el Zen y las filosofías que se manifiestan en el conocimiento de sí mismo, están convencidos que solo una persona que ha alcanzado el Ser abandona esa necesidad. Cuando logras alcanzar tu centro, el tuyo propio, no necesitas atención de los demás.

Desde luego, con esta instropección del ego y del consumidor, simplemente se ha pretendido proporcionar inquietudes que orientadas positivamente dentro de la concepción social de la mercadotecnia, pueden contribuir a una buena educación, participación honesta y con ética por quiénes ejercen la publicidad y venden sus productos que logren satisfacer necesidades reales del consumidor, de acuerdo al conocimiento del ser.

Ing. Carlos Mora Vanegas

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve

camv12arrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.