El líder en la administración pública

Introducción

El líder del futuro, el del próximo milenio, será el que cree una cultura o un sistema de valores centrados en los principios. Stephen R. Covey

La flexibilidad de una organización para adaptarse a cambios como la globalización, la competitividad, las relaciones laborales, las formas de producir, los requerimientos sociales, la predominancia que está tomando la estabilidad laboral, las economías emergentes, los movimientos geopolíticos y otros temas de igual relevancia, son algunos indicadores de que una nueva cultura está naciendo, por lo que dependerá en gran medida, de la capacidad de sus líderes, para gestionar adecuadamente el servicio que la administración pública presta a la sociedad, es decir, atendiendo los intereses y derechos de los ciudadanos de los diferentes grupos que la componen, aplicando principios de legalidad, eficacia y eficiencia creando un clima de cooperación y confianza.

En este mismo orden de ideas, ofrecer servicios a los diferentes sectores, tales como, educación, salud, infraestructura, seguridad, las mismas que cuenta con miembros a los cuales se les considera como servidores públicos, los que a su vez tienen como disposiciones de atender, servir y canalizar las respuestas a las solicitudes y necesidades de la colectividad.

Esta función genera acondicionamientos en los servidores públicos, que van más allá de los meros conocimientos técnicos. Estos acondicionamientos no es otra cosa que la influencia de lo emocional sobre las actividades racionales de quienes se dedican profesionalmente a la dirección de personas y equipos, y al logro de resultados a través de otros.

Estas actividades de servicio a las comunidades, reconocidas en la administración pública, conllevan a generar emociones propias del ser humano, producto de diversos factores como insatisfacción en la comunidad, falta de presupuestos para atender las necesidades, negligencia por parte de los responsables de políticas públicas, carencia de valores, entre otras. Dichas emociones afectan el logro del objetivo final, y se requiere a un líder preparado emocionalmente, que pueda mantener la ecuanimidad a fin de atender y resolver las situaciones presentadas.

La administración pública cumple una serie de funciones, las cuales están definidas por la Constitución, las leyes, las mismas que se ejecutan por medio de políticas públicas, las cuales se encuentran dotadas de legalidad y legitimidad como instrumento de servicio.

Acto primero:

El líder en la administración pública

Es necesario mencionar que:

Junto a sus cualidades en el campo de la ciencia, la tecnología administrativa y de la toma de decisiones, el líder en administración pública, deberá disponer de sólidas capacidades en el campo de la conducción de grupos humanos. Su eficiencia en ese papel definirá en alta medida los resultados finales de su actividad.

Aún con adecuadas capacidades en materia de creación y transferencia de conocimiento administrativo y con buenas potencialidades para la decisión, si estas facultades no van acompañadas de las condiciones necesarias para la dirección de recursos humanos, tendrá serias dificultades para alcanzar las metas que deba cumplir.

De esta forma podríamos pensar en líderes en forma de directivos “ideales” que serían aquellos capaces de aglutinar al máximo nivel tres capacidades: formulación y diseño de políticas públicas, gestión interna para poner la maquinaria administrativa en marcha y consecución de un entorno que autorice, apoye, tolere o favorezca la implantación de la estrategia definida.

El grafico siguiente nos muestra la forma sobre la cual los lideres, suelen adoptar un estilo de liderazgo de acuerdo a sus personalidades, mas el reto es que el líder sea una persona integradora.

El líder en la administración pública
El líder en la administración pública

Distinción entre servidor y funcionario público

El Dr. Luis A. Scheker Ortiz, profesor de Administración Pública en la Universidad Autónoma de Santo Domingo menciona que “funcionario y empleado público no son dos categorías opuestas, pero sí distintas. En sentido estricto no todo funcionario es un empleado público mientras que, en otro sentido todo empleado es un funcionario por cuanto desempeña una función o empleo público.

Líderes, a todos los niveles, capaces de llevarnos hacia una Administración pública inteligente en la sociedad del riesgo y del conocimiento que marca este comienzo del siglo XXI.

  1. El funcionario público ostenta y tiene una mayor jerarquía burocrática que la del empleado, la que le es dada por el grado de responsabilidad y de autoridad con que su función está investida por mandato de la Ley.
  2. La obligación o responsabilidad que tienen el funcionario es sustancialmente (no exclusivamente) de decisión, con ella puede comprometer al propio Estado, mientras que la del empleado es básicamente de ejecución.
  3. La importancia o investidura de los funcionarios requiere que su posesión sea precedida de una cierta formalidad lo que es útil por cuando advierte al propio funcionario y a los terceros de la gravedad de la función que se le ha encomendado y del compromiso que asume, frente a la sociedad, al aceptarlo.
  4. Lo anteriormente expresado no impide que tanto el empleado como el funcionario público, como servidores del Estado que son, sean sometidos y regulados por una reglamentación común, de derecho público, que es lo que los diferencia, precisamente, del personal que labora en el sector privado.
  5. Existen otros servidores que trabajando en el sector de la administración pública, han sido expresamente excluidos del dominio del derecho público, para que sus relaciones de trabajo sean, en alguna medida reguladas por el derecho privado”.

El Servidor público “es aquel individuo que presta sus servicios ya sea profesionales o empíricos a cualquier dependencia u organismo del aparato gubernamental, cuya misión es la de generar satisfactores a la sociedad.”

Funcionario, es el individuo “que adviene a un cargo de alto nivel ejecutivo en la administración pública, generalmente cuentan con suficiente preparación académica en campos tales como las leyes, las ciencias sociales o ciencias naturales, la medicina, la ingeniería, la administración comercial y otros. Algunos tienen experiencia administrativa o ejecutiva en el sector comercial privado”.

Gráfico 1 Modelo SPAP de liderazgo funcionario-líder

Modelo SPAP de liderazgo funcionario-líder
Modelo SPAP de liderazgo funcionario-líder

Fuente: Bautista S.

El liderazgo: el nuevo lenguaje de la organización

Por otra parte, las organizaciones en general, y las públicas en particular, están sometidas en estos tiempos a varios efectos concurrentes. Por una parte, el creciente valor de las personas y la proliferación de redes tenderán a deslocalizar el conocimiento y el poder. Por otra, se plantean nuevas demandas en el capítulo de las habilidades: escuchar, convencer, conversar, interactuar, cohesionar, ejemplificar, transparencia, inquietud y curiosidad permanente.

Es obvio que aglutinar en una o pocas personas todo lo anterior es un ideal que está lejos de existir. Podríamos, sin embargo, hablar de un óptimo en forma de liderazgo compartido y distribuido entre las diferentes personas que componen los equipos políticos y profesionales: líderes maestros, capaces de inculcar y fomentar la predisposición para que todos sepan qué aportar en un proyecto determinado; líderes que escuchen y generen cauces adecuados para la gestión del conocimiento como vía para estimular el aprendizaje organizativo; líderes que puedan producir micro-innovaciones en pequeñas actividades del día a día al servicio de los ciudadanos.

La elevada complejidad de la sociedad actual unida a un contexto marcado por la crisis económica presenta un escenario con elevada demanda de liderazgo en los diferentes ámbitos público, empresarial o social. Aunque abordar el concepto de liderazgo en lo público no es fácil, la Administración, como elemento clave en la provisión de valor público y bienestar social, también demanda líderes y equipos capaces de emprender procesos de reforma. Mirando a la cúpula de las organizaciones públicas encontramos que los incentivos que encuentran los políticos para priorizar una reforma en el ámbito administrativo son muy débiles, especialmente porque su éxito es remoto en tiempo y posibilidades y la valoración del ciudadano va a ser muy baja cuando no nula.

El liderazgo como un proceso y el líder como una persona, son dos situaciones que nos lleva a la búsqueda de la persona que puede ejercer liderazgo en cierto momento, y que lograra cambios importantes bajo este rol y ante las circunstancias que se presenten en determinado momento, para lo cual deberá haber un resultado, importante para los que se encuentren involucrados. Bajo esta visión el liderazgo es un proceso de Gerenciar un cambio organizacional, ya sea en lo empresarial, político o social. Entonces el liderazgo abarca una serie de sentimientos, intereses, aspiraciones, valores, actitudes y tipos de relaciones humanas, que son necesarios para ilusionar en la labor diaria, prevea las reacciones de las personas que conforman el grupo, es decir, el poder del líder surge de su capacidad de influencia y no de su capacidad de mando, por cuanto esto es lo que le da sentido de dirección y propósito.

Como que la palabra management, implica control y más aun respaldado por el poder y la autoridad, es menester recordar que su origen tiene en la administración de la casa, algunos la recuerdan en los convoyes de mulas del ejercito, quizá esto desagrada a muchos profesionales en su autonomía y estima, hoy se habla alianzas, de equipos, de delegación de facultades, las palabras claves son compromisos, lo posible y por último se está abandonando el titulo de manager por líder del equipo, coordinador del proyecto, facilitador, y el reconocer que las organizaciones son comunidades de individuos y no un conjunto de recursos humanos.

La tarea del líder es asegurarse de que los individuos o los grupos son competentes para ejercer la responsabilidad que se les asigna, para comprender los objetivos de la organización y para que se comprometan con ellos.

Es decir, que los líderes deben demostrar su competencia, esto significa que a los líderes se les debe conceder tiempo y espacio para demostrar su valía.

Cuando las organizaciones se rediseñan para convertirse en lo que son, existen oportunidades para que surjan lideres, esto crea confianza y autoridad, la cual ha de merecerse, y si es necesario probarse, como lo dice Charles Handy.

Dirigir una comunidad de individuos donde la autoridad debe merecerse es una tarea ardua dice Handy, y exige una combinación inusitada de atributos:

  • Creer en uno mismo, persuadir a otros para que vayan donde nadie ha ido antes.
  • Pasión por el trabajo, energía y enfoque que impulsan a otros.
  • El líder debe amar a las personas, pocas darán las gracias al líder cuando las cosas van bien, pero muchos lo culparan si las cosas van mal.
  • En un entorno cada vez más complejo y cambiante, es importante focalizar nuestros esfuerzos en lo que realmente aporta valor y nos permita diferenciarnos de nuestros competidores. Para ello es importante establecer los mecanismos adecuados para asegurar la alineación de nuestros recursos con los objetivos de la empresa y el contar con una herramienta de gestión más efectiva que nos ofrezca información oportuna y relevante sobre los resultados de nuestra gestión.
  • John Kao, manifiesta que esta es la era de la creatividad porque las compañías se ven obligadas cada vez más a reinventarse a sí mismas, por parte y en su totalidad, para lograr el crecimiento.
  • Estas son las actuaciones concretas a realizar para alcanzar los objetivos y por tanto, asegurar el éxito en el cumplimiento del marco estratégico. El proceso del planteamiento estratégico es uno de los sistemas gerenciales que una empresa debe crear, si desea trabajar con eficacia, no es solo un instrumento importante para administrar, es uno de los recursos mediante el cual la gerencia puede crear una visión compartida de lo que la empresa puede llegar a ser.
  • Asegurando el futuro de la organización es garantizar el empleo, requiere que las personas se constituyan en la clave del negocio, por lo tanto una solida formación de la conciencia del grupo en todos los niveles garantizara el desarrollo de la organización, las organizaciones no competitivas no tienen futuro y las que se encuentren preparadas subsistirán.
  • Si el objetivo es sobrevivir, los directivos, los trabajadores deben unificar esfuerzos como forma de ser competitivos, es decir las personas deben estar dispuestas cooperar, colaborar hacer las cosas mejor, implementar nuevas mejoras, bajo el nuevo concepto de la organización basado en la integración e interacción de las personas.
  • A fin de poder vender más, la implementación de un sistema de calidad es conveniente por cuanto la empresa funcionaria en sincronía, sujetos a las especificaciones y estándares de calidad que se hayan fijado previamente, es decir que el recurso humano utiliza las herramientas que les permitan eliminar errores y de esta manera aseguran la calidad en los servicios, no hay que olvidarse que el objetivo de esto es brindar la satisfacción a los clientes, ya que el cliente es el máximo juez de la calidad, esta se constituye en la mejor oportunidad para poder vender más y de paso mejorar la empresa para enfrentar la globalización
  • El éxito de las organizaciones depende de la forma en que la empresa se gestione y del tratamiento de los recursos humanos, las personas son la clave del negocio; por ello deben integrarse en un proyecto motivante, que ilusione y que sientan como propio.
  • La misión del directivo radica en el adecuado tratamiento de los recursos humanos como forma de asegurar el futuro, ello implica una formación específica de todas las personas, a todos los niveles, que parta del tratamiento de la resistencia a cambiar y que proporcione una solida formación de la conciencia del grupo.
  • No es suficiente la formación técnica: es necesario contar con planes de crecimiento personal y relaciones interpersonales como forma de garantizar el desarrollo de las organizaciones y su subsistencia. Las organizaciones no competitivas no tienen futuro y no pueden esperar continuar en el mercado.
  • Los cambios son constantes y se suceden cada vez con más velocidad, las decisiones que se toman hoy no pueden servir mañana, por lo que la resistencia de las personas al cambio es el gran enemigo de la empresa, que se ve obligada a realizar los cambios que sean necesarios para ser competitiva y sobrevivir.

Para enfrentar los nuevos escenarios:

Hay cambios que influyen en el desarrollo administrativo y organizacional de las empresas, razón por la cual hay que tener presente las tendencias, algunas de ellas en curso, (Kenichi Ohmae en su libro El próximo escenario global dice: La economía global, interconectada e interactiva, es una realidad) las cuales traen implicaciones así como desarrollo del recurso humano, citemos algunos ejemplos:

  • El uso de las computadoras, microcomputadores que tanto profesores y alumnos requieren.
  • La educación del adulto, el aprendizaje continuo.
  • Las organizaciones de hoy requieren de recursos humanos con más conocimientos y habilidades.
  • Reeducación en las organizaciones para cubrir los nuevos puestos de trabajo.
  • La internacionalización dentro de una perspectiva global, donde el recurso humano debe estar más preparado.
  • Las tendencias cambian constantemente y son relativamente dinámicas, lo que hace pensar que el mundo cambia permanentemente, Kenichi Ohmae nos hace notar que en el mundo hay países que todavía están desenvolviéndose sobre viejos escenarios, que en la actualidad no funcionan, y que hay la necesidad de repensar y empezar actuar con visones diferentes y nuevos paradigmas, que nos permitan ser los actores en este nuevo mundo que él lo llama globalización (la economía global del mañana), además, el mundo se ha vuelto unificado con el advenimiento de la tecnología de las telecomunicaciones, con un escenario completamente dinámico, el cual se encuentra entrelazado a la economía global.
  • El entorno cambiante en el que vivimos nos hace comprender que vivimos en un mundo en constante movimiento, y todo esto gracias a los avances tecnológicos, donde el conocimiento se constituye en el bien más preciado, ya que en las economías emergentes la forma de alcanzar el crecimiento económico será por medio de la educación, al adquirir conocimientos técnicos que sirvan para actuar en este escenario global.
  • Ohmae dice: el éxito en la nueva economía global dependerá de un buen liderazgo, el líder global debe ser valiente, ejemplos como: Bo Xilai, Lee Kwan-Yeu con su fe en el éxito hicieron prosperas a las ciudades donde sirvieran con el único propósito de incrementar al máximo la prosperidad de sus conciudadanos.
  • Un buen líder tiene que pensar en grande, poseer conocimiento un conocimiento profundo, experiencia y la información que los líderes deben conocer antes de dirigir a otros.
  • El líder debe sentir amor, pasión por la innovación la cual se traduce en mejores procesos en un negocio determinado, capaz de dirigir, influir en los demás, estimularlos con su visión y sus pronósticos para el futuro, poder interactuar de manera positiva con los demás, no pensar en el monopolio de liderazgo.
  • El papel del líder está cambiando, es decir no tener ideas preconcebidas y demasiado rígidas a cerca de su papel, por lo tanto el líder es flexible e intuitivo capaz de adaptarse al cambio.
  • El liderazgo es un tema crucial hoy en día en donde las fronteras se han abierto al comercio global; donde las organizaciones y empresas permanentemente se encuentran en una constante lucha por ser cada vez más competitivas, lo que ha generado que las personas que las conforman sean eficientes y capaces de dar mucho de sí para el bienestar de la organización o empresa.
  • Al hablar de organizaciones que pueden ser públicas o privadas, y personas es indispensable mencionar a los conductores, los líderes de hoy, aquellos que logran el éxito de sus organizaciones y que orientan a sus subordinados a conseguirlo.
  • El líder como toda persona posee muchos defectos y virtudes que debe conocer; esto implica mirar primero dentro de uno mismo, conocerse para luego entender a los demás y reflejar lo que quiere lograr, lo que busca alcanzar con los demás para conseguir el éxito.
  • Cualquier sistema experimenta entornos cambiantes, y tiene que adaptarse, esa adaptación de hecho significa cambio, pero la clave del asunto radica en la velocidad de respuesta, para enfrentar y responder a estos cambios.
  • Las empresas siempre han vivido en entornos cambiantes, lo que pasa es que en muchas ocasiones las transformaciones han sido mucho más lentas y en ocasiones estas eran mayores que la vida misma, por lo tanto eran imperceptibles. Incluso en algunos países, como ciudades, al parecer no ha cambiado nada todavía.
  • El entorno empresarial actual, caracterizado por la conjunción de clientes expertos, competencia agresiva, factores cambiantes y globalización de la actividad empresarial, no hace más que acentuar la importancia de conocer muy bien la situación del mercado antes de diseñar cualquier acción.
  • El verdadero líder o empresario debe asegurar que en su organización la participación de todos los que se encuentran inmersos o involucrados en la organización, ya sea dentro de la cadena productiva, o desde el punto de vista de la prestación de servicios, requiere de adquirir compromisos serios que impulsen la ejecución de procesos que les darán sentido a la empresa sea esta pública o privada…

Transformación organizacional:

Mientras las empresas se tornan más dependientes del conocimiento, los recursos humanos son vistos en mayor medida como un activo estratégico.

Las organizaciones de hoy apuntan a la transformación organizacional, donde, intervienen las personas como uno de los pilares fundamentales de tal transformación, es así que para algunas organizaciones pueden aplicarse modelos para desarrollar sus organizaciones, y es aquí donde el recurso humano aparece como gestor dinámico de cambio.

Jason Jennings, en su libro Piense en grande, actúe en pequeño nos presenta el caso de Koch Industries, y de cómo el recurso humano se adapta a principios que la organización requiere:

  1. Integridad.- Toda transacción debe ser hecha con integridad y conforme a la ley.
  2. Cumplimiento.- Todos debemos esforzarnos por alcanzar un cumplimiento del 10 000%: el 100% de nosotros debe cumplir el 100% del tiempo.
  3. Creación de valor.- Todos debemos crear valor duradero por medios económicos y entender, desarrollar y aplicar los principios de la llamada “gestión basada en el mercado” para obtener resultados superiores. No debe haber desperdicio.
  4. Espíritu empresarial.- Todos debemos demostrar sentido de urgencia; disciplina; responsabilidad; criterio e iniciativa; ser diestros en materia económica y técnica; y tener mentalidad para asumir los riesgos necesarios para contribuir de la mejor manera a la compañía.
  5. Foco en el cliente.- Todos debemos entender a los clientes y construir con ellos relaciones que permitan prever y satisfacer sus necesidades lucrativamente.
  6. Conocimiento.- Todos debemos buscar y emplear el mejor conocimiento en la toma de decisiones y compartir proactivamente ese conocimiento en procesos desafiantes.
  7. Cambio.- Todos debemos adoptar el cambio, imaginar lo que podría ser posible, desafiar el statu quo e impulsar la destrucción creativa.
  8. Humildad.- Todos debemos practicar la humildad y la honestidad intelectual, y procurar siempre entender la realidad y manejarla constructivamente para crear valor real y mejorar individualmente.
  9. Respeto.- Todos debemos tratar a los demás con dignidad, respeto, honestidad y sensibilidad, y estimular y practicar el trabajo en equipo.
  10. Cumplimiento.- Todos debemos crear valor y producir resultados con el fin de realizar todo nuestro potencial y poder disfrutar realmente con nuestro trabajo.

Si la definición de organizacional se encuentra enmarcada bajo nuevos paradigmas, el recurso humano es parte del esquema y coadyuva al logro de trabajar bajo este nuevo esquema.

Acto segundo:

Si, rehusamos ser los protagonistas de esta historia, podemos tener la certeza de que nadie la hará por nosotros, porque nadie puede hacerla. El viejo dicho de la sabiduría popular “nadie es insustituible” se hace una vez más falso, en el caso de la moral cívica: las personas de carne y hueso -los ciudadanos- somos insustituibles en la construcción de nuestro mundo moral, porque los agentes de moralización, los encargados de formular los juicios morales, de incorporarlos y transmitirlos a través de la educación, no son los políticos, ni los personajes del mundo de la imagen, ni los cantantes, ni el clero, ni los intelectuales, sino todas y cada una de las personas que formamos parte de una sociedad. Por eso puede decirse sin temor a errar que la moral de una sociedad civil – la moral cívica-, o la hacemos las “personas de la calle”.

Caso ecuatoriano:

En el caso ecuatoriano, el estado se puede comentar que se encuentra en un pleno proceso de cambio, el cual está orientado a un nuevo rol y que tiene que ver con la incursión en la vida empresarial.

Este nuevo rol tiene su sustento en la Constitución articulo Nº. 315 en el cual se establece que el Estado constituirá empresas públicas para la gestión de sectores estratégicos, la prestación de servicios públicos, el aprovechamiento sustentable de recursos naturales o de bienes públicos y el desarrollo de otras actividades económicas.

Cabe destacar que no solo la Constitución es la que le da soporte, sino también la Ley Orgánica de Empresas Publicas, la cual le permite al sector público a participar en el desarrollo empresarial, entre las que se pueden destacar: Empresa Pública Cementera, Empresa Nacional Minera, Empresa Pública Televisión y Radio, Empresa Pública de Fármacos, Empresa Exportadora de Banano.

Por otra parte, ya lo menciona Juan Ignacio Martin Castilla, en su artículo, la dimensión ética del liderazgo en la administración pública: los lideres o directivos públicos (tanto políticos como administrativos) lo son en razón de su capacidad técnica, así como por su especial concienciación e implicación por el servicio público y la búsqueda del bienestar social, así como por sus valores y concepción ética del cargo público, responsabilidad, honestidad, integridad, compromiso ético y deben integrar en su gestión aspectos tales como calidad del servicio, ética en su comportamiento y en sus relación con todos los agentes (las personas, los ciudadanos/clientes, responsables políticos, grupos políticos, proveedores, aliados, otras organizaciones, etc.), respeto a la legalidad y los derechos humanos, búsqueda continua del bienestar social y la defensa de los más necesitados, concientización por la defensa del medio ambiente, la prevención de los riesgos laborales, etc.

La existencia de normas es un elemento básico para mejorar la ética en la administración pública, su aplicación estricta es otro elemento básico. De ahí que hay la necesidad de reforzar el rol de Estado, partiendo de que “sin un Estado eficiente y eficaz, el desarrollo es imposible.

Max Weber escribió a principios del siglo XX su libro “La ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo”; quedó bien definida la influencia del nivel moral de una sociedad y su desarrollo económico.

La administración pública está caracterizada por atributos estatales. Dicha administración, por principio, es una cualidad del Estado y sólo se puede explicar a partir del Estado.

La administración pública se caracteriza por ser una actividad del Estado y que tiene por objeto servir a la sociedad, para lo cual debe generar desarrollo, teniendo como premisa que en todos sus actos tiene legitimidad.

Construir una sociedad civil con vigor ético exige, como elemento indispensable, que aquellos valores en los que esa sociedad cree, es decir, aquellos que cree deberían realizarse, se transmitan a las generaciones más jóvenes a través de la escuela, la familia, el grupo de edad o los medios de comunicación.

Esto no significa que los -adultos no precisemos ya de educación moral, porque lo tenemos todo muy claro, y buena muestra de ello es el auge que hoy está teniendo la ética aplicada a la economía, la empresa, la ecología, la enfermería, la medicina, etc.

La corrupción:

La corrupción según Klitgaard, se difunde como el abuso de la oficina pública para obtener ganancia privada, aunque la corrupción es un fenómeno que generalmente puede existir en todas partes, su incidencia es particularmente dominante, donde existen burócratas ineficientes, regulaciones carentes de transparencia, derechos de propiedad no bien definidos, sistemas judiciales ineficientes, falta de control social y veedurías; y, de manera específica, la incidencia de la corrupción está relacionada con un comportamiento individual o colectivo, que busca beneficios personales a costa de excluir los derechos de los otros.

La gerencia pública, en su definición más amplia, es la actividad de administrar recursos para lograr un fin determinado. En este sentido, no hay diferencia con la gerencia privada, con excepción de la naturaleza de los fines. El gerente público y el privado administran recursos humanos similares, que en general podrían trabajar indistintamente en uno u otro sector y de hecho muchas personas rotan entre esos sectores a lo largo de su vida profesional. El gerente público y el privado también administran recursos financieros y materiales similares, que en un caso pertenecen al gobierno y en el otro a los accionistas de la empresa privada.

La Administración Pública es la que presta un servicio a la sociedad, y esta es su razón de ser, al brindar a los ciudadanos servicios de calidad, los que a su vez satisfacen las necesidades y expectativas con el servicio prestado, al cual el ciudadano contribuye para la financiación de los servicios públicos que recibe.

Los administradores deben responsabilizarse de los fondos públicos, los cuales deben invertirse de manera eficiente y con eficacia, bajo principios de legalidad, para lo cual deberán aplicar los instrumentos para realizar la gestión, y de esta manera dar transparencia a la administración de los recursos, esto se constituye en una dimensión ética en el ejercicio de las actividades públicas, que se encuentran ligadas con el liderazgo.

Si las organizaciones se componen de personas, el estudio de las mismas constituye el elemento básico de las organizaciones, y particularmente de la Administración del Recurso Humano. (El reclutamiento y la selección de personal capaz nos conducen a obtener un espíritu de cooperación de todo el personal, afín de cumplir con la misión de la organización y, la correcta utilización de los servicios del personal de una manera efectiva, es decir, el aprovechamiento racional de los esfuerzos del recurso humano).

La “organización del aprendizaje” se cataloga como una clave para la competitividad, además se debe tomar muy en cuenta la flexibilidad para el desarrollo del recurso humano a través de programas de desarrollo, así como en considerar la elevación de los niveles de vida del recurso humano que compone la organización, esto considerado dentro de la Política de recursos humanos.

Un sistema de calidad tiene como objetivo principal que la empresa funcione en sincronía, del mismo modo que funciona la orquesta. De esta forma se podrá asegurar que los servicios que se prestan están sujetos a unas especificaciones, y por tanto cumplen con unos estándares de calidad que se han fijado previamente.

La misión del directivo radica en el adecuado tratamiento de los recursos humanos como forma de asegurar el futuro, ello implica una formación específica de todas las personas, a todos los niveles, que parta del tratamiento de la resistencia a cambiar proporcione una solida formación de la conciencia del grupo.

No es suficiente la formación técnica, es necesario contar con planes de crecimiento personal y de relaciones interpersonales como forma de garantizar el desarrollo de las organizaciones y su subsistencia en un entorno globalizado.

Factores que influyen en actos de corrupción en el contexto ecuatoriano:

“La corrupción en la oficina pública, es el abuso de poder para obtener ganancia privada”

  • La actuación irresponsable e ineficiente, también constituye una acción corrupta.
  • El sector privado soborna al Estado.
  • Los Salarios bajos afecta a la dignidad humana del funcionario público, porque en un ambiente corrupto desmotivan a los funcionarios talentosos y altamente formados, a optar por actividades buscadoras de rentas indebidas.
  • La corrupción es una mala práctica de las personas, que constituyen un abuso de poder.
  • No existía una normativa clara y precisa.
  • Falta de una planificación adecuada.
  • Existían medidas coercitivas y de control, y no fueron suficientes para evitar la corrupción.
  • Las inexistencias de herramientas informáticas.

La corrupción en la administración pública es vista como el resultado de no haber monitoreado en su momento debido por parte del Gobierno y sus sistemas de control, los cuales no funcionan adecuadamente, y se presentan con anomalías en los organismos, otro caso, en los que el sector privado soborna al Estado, y se asume como impuesto implícito, afecta la calidad humana, por cuanto los ambientes no son los propicios para el desarrollo de capacidades, en sus recursos humanos los cuales deben estar carentes de valores, por consiguiente son presas fáciles, para contaminarse por elementos que no son los adecuados para empresas, públicas como privadas, este comportamiento corrupto de un servidor público responden a una cadena de eventos, que le propician para el cometimiento del ilícito.

La corrupción es vista como una mala práctica de la persona que desempeña un cargo público, es decir, que los políticos están inmersos en este comentario, por cuanto son los guardianes de los recursos del estado y deben precautelar que estos recursos no se dilapiden en forma fraudulenta y con el amparo de otros corruptos que se encuentren involucrados en este ilícito.

Se puede prevenir la corrupción implementando y fortaleciendo las políticas administrativas de control, las cuales deben ser además coercitivas.

A aquí unos elementos que nos ayudarían de mucho para mejorar el control:

  • Leyes claras.
  • Que los sistemas de control sean confiables.
  • Sanciones ejemplarizadoras, en actos comprobados.
  • Todos debemos cuidar los recursos del estado.
  • Espacios para denunciar irregularidades.
  • Programa de protección.
  • Comisiones anticorrupción.
  • Responsabilidad de los servidores públicos.
  • Ciudadanía como veedores de procesos de contratación.
  • Simplificar declaraciones de impuestos.
  • Reformas tributarias.
  • Criterio de gasto publico.

Las políticas en algunos países han sido efectivas, por citar algunos ejemplos: Canadá, Holanda y los países Escandinavos ostentan bajos índices de corrupción, tienen sistemas legales y administrativos bien desarrollados, son gobiernos transparente y sujetos de confianza pública, políticamente estables y económicamente sólidos.

Justicia y veracidad

Es un tema que casi nadie lo quiere afrontar, pero que en la actualidad requiere de un análisis muy exhaustivo y que tiene una enorme trascendencia en el manejo de la cosa pública, por lo tanto partiremos de un concepto sobre lo que es la justicia, el escritor John Rawls, nos dice “debemos partir de tres ideas principales: libertad igualdad Y recompensa”, esto encierra en sí los principios de justicia, equidad, probidad y juego limpio, en consecuencia son aplicables para quienes tenemos la responsabilidad de actuar en el sector público, y obviamente en las actividades privadas.

La Justicia y la veracidad son dos actitudes éticas, que van siempre muy unidas, por lo que debemos buscar ser veraces, en una sociedad donde la mentira, el engaño y la injusticia están tan arraigados.

El Funcionario honesto suele buscar con ahínco la justicia, ya que ser justo significa ser radicalmente veraz.

Si no cambiamos de actitud frente a los demás, aunque tengamos toda la normativa vigente, jamás podremos cambiar las Instituciones del sector público.

Nunca debemos olvidar que los servidores públicos recibimos una remuneración por nuestro trabajo, por lo tanto es indispensable que siempre tengamos en cuenta lo justo, lo honrado, y la legalidad en cada uno de nuestros procedimientos administrativos y de atención a nuestro cliente externo e interno, bajo esos parámetros debemos siempre tener en cuenta que los Funcionarios Públicos somos un pilar fundamental en la ética civil, la injusticia atenta contra la dignidad humana y es deber ineludible combatirla decididamente, y así garantizar un efectivo y eficaz servicio a la comunidad, demostrando ser una persona honrada y justa, manifestando coherencia entre lo que se dice y piensa, con lo que se hace, esto sin duda se refleja en la formación integral de la persona, de la familia, la escuela, la comunidad, y más espacios diseñados para la convivencia social, sin duda alguna el fundamento de toda buena educación es la honestidad, si no se procede con rectitud y probidad, la ética civil, se hace imposible.

La fragilidad ética

La ética compleja es frágil. Sigue siendo incierta e inacabada: es una ética que encuentra sin cesar la incertidumbre: de la contradicción en su seno, la incertidumbre del alea en el entorno (ecología de la acción). Es una ética de la apuesta.

Es vulnerable al miedo, a la cólera, al desprecio, a la incomprensión y debe resistírseles sin cesar.

Como hemos indicado, la ética compleja necesita una reforma de la mente y una reforma de vida para consolidarse y desarrollarse, la reforma de la mente y la reforma de la vida necesitan la ética compleja para consolidarse y desarrollarse.

La ética discursiva, es verdaderamente cognitivista. Pero esto no significa que ignore el papel de la decisión de la voluntad ni el de la educación adquirida mediante ejercicio, y que defienda algo así como la enseñabilidad de la virtud. Dicho de una manera más radical: en tanto que ética cognitivista, la ética discursiva insiste indudablemente en el conocimiento racional de la validez (obligatoriedad) de un principio de lo bueno como principio de lo que debe ser; en esta medida, se opone a todas las variantes del decisionismo, que se cree obligado a sustituir la fundamentación de la validez mediante el conocimiento de un principio por una decisión última irracional a favor de un principio o de la razón misma.

La razón es bien simple, la intuición de que hoy en día es como nunca urgente una ética responsable y solidaria, constituye el punto más indiscutible y duradero de esta peculiar filosofía moral.

Epilogo: (Caso ecuatoriano)

EL INSTITUTO NACIONAL DE CONTRATACIÓN PUBLICA (INCOP), es un organismo de carácter público, tiene autonomía jurídica administrativa, con jurisdicción nacional y ejecuta políticas del Sistema Nacional de Contratación Pública (SNCP), entre sus principales funciones y competencias determinadas en el Art. 10 de la LOSNCP, podemos identificarlas siguientes:

  • Establecer los lineamientos generales, que sirvan de base para la formulación de los planes de contratación de las Instituciones Públicas sujetas a la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública.
  • Administrar el Registro Único de Proveedores.
  • Dictar normas administrativas, manuales e instructivos relacionados con la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública.
  • Capacitar y asesorar en materia de implementación de instrumentos y herramientas así como en los procedimientos relacionados a la contratación pública.
  • Expedir modelos obligatorios precontractuales y contractuales, aplicables a los procedimientos de contratación pública
  • Desarrollar y administrar el sistema oficial de contratación pública del Ecuador, compras públicas, así como establecer las políticas y condiciones del uso de herramientas e información electrónica del sistema.

Ministerio de finanzas

  • Preparar el presupuesto General del Estado.
  • Asignara los recursos económicos a las entidades del sector público, previo a la presentación de requerimientos institucionales, a través del SPI, y el Sigef.

Secretaria nacional de planificación

  • Coordina todos los programas y proyectos a nivel nacional del las instituciones del sector público.

Contraloría general del estado

  • Realiza el control a través de las AUDITORIAS

Procuraduría general del estado

  • Absolver las dudas jurídicas de las entidades del sector público

Entidades contratantes

  • Todas las instituciones del sector público

Los proveedores

  • Todas las personas naturales y jurídicas que se hallen legalmente registradas como proveedores en el RUP

A través de la creación de esta Ley Orgánica, el estado ecuatoriano ha ahorrado millones de dólares en las adquisiciones que el sector público realiza en todos los actos que le compete, dando transparencia a todas las compras que se realizan.

Recomendaciones

Que los líderes que se hagan cargo de las empresas públicas, sean conocedores del sector, donde su capacidad y competencia garantizan el éxito de las empresas públicas, las cuales deben tener como objetivo el bienestar común, con indicadores de eficiencia, productividad, gestión, normas técnicas, certificaciones….

Que prime el interés público.

La dimensión ética es fundamental en el liderazgo público, el servir es la razón de ser y la de alcanzar el bienestar para la sociedad. El éxito de las organizaciones depende de la forma en que la empresa se gestione y del tratamiento de los recursos humanos, las personas son la clave del negocio; por ello deben integrarse en un proyecto motivante, que ilusione y que sientan como propio.

Líderes, a todos los niveles, capaces de llevarnos hacia una Administración pública inteligente en la sociedad del riesgo y del conocimiento que marca este comienzo del siglo XXI.

Conclusiones

Entonces el liderazgo abarca una serie de sentimientos, intereses, aspiraciones, valores, actitudes y tipos de relaciones humanas, que son necesarios para ilusionar en la labor diaria, prevea las reacciones de las personas que conforman el grupo, es decir, el poder del líder surge de su capacidad de influencia y no de su capacidad de mando, por cuanto esto es lo que le da sentido de dirección y propósito.

Los administradores deben responsabilizarse de los fondos públicos, los cuales deben invertirse de manera eficiente y con eficacia, bajo principios de legalidad, para lo cual deberán aplicar los instrumentos para realizar la gestión, y de esta manera dar transparencia a la administración de los recursos, esto se constituye en una dimensión ética en el ejercicio de las actividades públicas, que se encuentran ligadas con el liderazgo.

Anexos:

Según la Constitución Política del Estado ecuatoriano

Sección segunda

Administración pública

Art. 227.- La administración pública constituye un servicio a la colectividad que se rige por los principios de eficacia, eficiencia, calidad, jerarquía, desconcentración, descentralización, coordinación, participación, planificación, transparencia y evaluación.

Art. 228.- El ingreso al servicio público, el ascenso y la promoción en la carrera administrativa se realizarán mediante concurso de méritos y oposición, en la forma que determine la ley, con excepción de las servidoras y servidores públicos de elección popular o de libre nombramiento y remoción. Su inobservancia provocará la destitución de la autoridad nominadora.

Sección tercera

Servidoras y servidores públicos

Art. 229.- Serán servidoras o servidores públicos todas las personas que en cualquier forma o a cualquier título trabajen, presten servicios o ejerzan un cargo, función o dignidad dentro del sector público.

Los derechos de las servidoras y servidores públicos son irrenunciables. La ley definirá el organismo rector en materia de recursos humanos y remuneraciones para todo el sector público y regulará el ingreso, ascenso, promoción, incentivos, régimen disciplinario, estabilidad, sistema de remuneración y cesación de funciones de sus servidores.

Las obreras y obreros del sector público estarán sujetos al Código de Trabajo.

La remuneración de las servidoras y servidores públicos será justa y equitativa, con relación a sus funciones, y valorará la profesionalización, capacitación, responsabilidad y experiencia.

Art. 230.- En el ejercicio del servicio público se prohíbe, además de lo que determine la ley:

  1. Desempeñar más de un cargo público simultáneamente a excepción de la docencia universitaria siempre que su horario lo permita.
  2. El nepotismo.
  3. Las acciones de discriminación de cualquier tipo.

Art. 231.- Las servidoras y servidores públicos sin excepción presentarán, al iniciar y al finalizar su gestión y con la periodicidad que determine la ley, una declaración patrimonial jurada que incluirá activos y pasivos, así como la autorización para que, de ser necesario, se levante el sigilo de sus cuentas bancarias; quienes incumplan este deber no podrán posesionarse en sus cargos. Los miembros de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional harán una declaración patrimonial adicional, de forma previa a la obtención de ascensos y a su retiro.

La Contraloría General del Estado examinará y confrontará las declaraciones e investigará los casos en que se presuma enriquecimiento ilícito. La falta de presentación de la declaración al término de las funciones o la inconsistencia no justificada entre las declaraciones hará presumir enriquecimiento ilícito.

Cuando existan graves indicios de testaferrismo, la Contraloría podrá solicitar declaraciones similares a terceras personas vinculadas con quien ejerza o haya ejercido una función pública.

Art. 232.- No podrán ser funcionarias ni funcionarios ni miembros de organismos directivos de entidades que ejerzan la potestad estatal de control y regulación, quienes tengan intereses en las áreas que vayan a ser controladas o reguladas o representen a terceros que los tengan.

Las servidoras y servidores públicos se abstendrán de actuar en los casos en que sus intereses entren en conflicto con los del organismo o entidad en los que presten sus servicios.

Art. 233.- Ninguna servidora ni servidor público estará exento de responsabilidades por los actos realizados en el ejercicio de sus funciones, o por sus omisiones, y serán responsables administrativa, civil y penalmente por el manejo y administración de fondos, bienes o recursos públicos.

Las servidoras o servidores públicos y los delegados o representantes a los cuerpos colegiados de las instituciones del Estado, estarán sujetos a las sanciones establecidas por delitos de peculado, cohecho, concusión y enriquecimiento ilícito. La acción para perseguirlos y las penas correspondientes serán imprescriptibles y, en estos casos, los juicios se iniciarán y continuarán incluso en ausencia de las personas acusadas. Estas normas también se, aplicarán a quienes participen en estos delitos, aun cuando no tengan las calidades antes señaladas.

Art. 234.- El Estado garantizará la formación y capacitación continua de las servidoras y servidores públicos a través de las escuelas, institutos, academias y programas de formación o capacitación del sector público; y la coordinación con instituciones nacionales e internacionales que operen bajo acuerdos con el Estado.

Sección cuarta

Procuraduría General del Estado

Art. 235.- La Procuraduría General del Estado es un organismo público, técnico jurídico, con autonomía administrativa, presupuestaria y financiera, dirigido y representado por la Procuradora o Procurador General del Estado, designado para un período de cuatro años.

Art. 236.- El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social nombrará a la Procuradora o Procurador General del Estado, de una terna que enviará la Presidencia de la República. La terna se conformará con criterios de especialidad y méritos y estará sujeta a escrutinio público y derecho de impugnación ciudadana; quienes la conformen deberán reunir los mismos requisitos exigidos para ser miembros de la Corte Constitucional.

Art. 237.- Corresponderá a la Procuradora o Procurador General del Estado, además de las otras funciones que determine la ley:

  1. La representación judicial del Estado.
  2. El patrocinio del Estado y de sus instituciones.
  3. El asesoramiento legal y la absolución de las consultas jurídicas a los organismos y entidades del sector público con carácter vinculante, sobre la inteligencia o aplicación de la ley, en aquellos temas en que la Constitución o la ley no otorguen competencias a otras autoridades u organismos.
  4. Controlar con sujeción a la ley los actos y contratos que suscriban los organismos y entidades del sector público.

Diferencias entre jefe y líder:

Jefe

  • Existe por la autoridad.
  • Considera la autoridad un privilegio de mando.
  • Inspira miedo.
  • Sabe cómo se hacen las cosas.
  • Le dice a uno: ¡Vaya!
  • Maneja a las personas como fichas.
  • Llega a tiempo.
  • Asigna las tareas.

Líder

  • Existe por la buena voluntad.
  • Considera la autoridad un privilegio de servicio.
  • Inspira confianza.
  • Enseña cómo hacer las cosas.
  • Le dice a uno: ¡Vayamos!
  • No trata a las personas como cosas.
  • Llega antes.
  • Da el ejemplo.

Diferencia entre directores de grupo y lideres de equipo

Directores de grupo

  • El interés primordial en cumplir con los objetivos en curso le impide pensar en lo que podría obtenerse, mediante una reorganización, para fomentar la colaboración de sus miembros.
  • Reactivo con la gerencia superior, sus iguales y empleados. Le es más fácil pero dentro de ciertos límites.
  • Está dispuesto a involucrar a la gente en la planificación y la solución de los problemas hasta cierto punto, pero dentro de ciertos límites.
  • Resistente o desconfía de los empleados que conocen su trabajo mejor que el Gerente.
  • Considera la solución de problemas como una pérdida de tiempo o como una abdicación de la responsabilidad de la gerencia.
  • Controla la información y comunica solamente lo que los miembros del grupo necesitan o deben saber.
  • Ignora los conflictos entre los miembros del personal o con otros grupos.
  • En ocasiones modifica los acuerdos del grupo por conveniente personal.

Líderes de equipo

  • Las metas actuales se toman sin problemas. Puede ser un visionario acerca de lo que la gente podría lograr como equipo. Comparte sus visiones y actúa de acuerdo con ellas.
  • Es proactivo en la mayoría de sus relaciones. Muestra un estilo personal. Puede estimular la excitación y la acción. Inspira el trabajo de equipo y el respaldo mutuo.
  • Puede hacer que la gente se involucre y comprometa. Facilita el que los demás vean las oportunidades para trabajar en equipo. Permite que la gente actúe.
  • Busca a quienes quieren sobresalir y trabajar en forma constructiva con los demás. Siente que es su deber fomentar y facilitar esta conducta.
  • Considera que la solución de problemas es responsabilidad de los miembros del equipo.
  • Se comunica total y abiertamente. Acepta las preguntas. Permite que el equipo haga su propio escrutinio.
  • Interviene en los conflictos antes de que sean destructivos.
  • Se esfuerza por ver que los logros individuales y los del equipo se reconozcan en el momento y forma oportunos.

Mantiene los compromisos y espera que los demás hagan lo mismo.

Bibliografía

  1. Apel K, Limites de la ética discursiva, Apuntes ce compras públicas, Ecuador.
  2. Apuntes del módulo de Compras Públicas, 2009.
  3. Bautista S, propuesta del modelo spap de liderazgo para el funcionario de la administración pública, Doctora en Administración Pública en el IESAP, graduada con mención honorífica. Profesor de carrera Titular de tiempo completo definitivo desde 2005 en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (FES-A). 2009.
  4. Friend G, y otro, Cómo diseñar un plan de negocios, Editorial El Comercio, Lima 2008.
  5. Handy Ch, El líder del futuro, Ediciones Deusto, Colombia 2006.
  6. http://www.expansion.com/2009/01/29/funcion-publica/1233223954.html
  7. Juan Ignacio Martín Castilla .pdf
  8. http://www.urbe.edu/publicaciones/cicag/historico/pdf-volumen4-2/6-liderazgo-resonante.
  9. Jennings J, Piense en grande, actúe en pequeño, Editorial Norma, Colombia 2009.
  10. Kao J., IMPROVISE! APRENDA A SER CREATIVO EN SU NEGOCIO.- Barcelona: Ediciones Grijalbo S.A. 1996.
  11. Ohmae K, El próximo escenario global, desafíos y oportunidades en un mundo sin fronteras, Editorial Norma.
  12. Quijano A, Liderazgo, Universidad del Rosario, Bogotá, 2003.
  13. Senlle A, y otro, Enciclopedia de excelencia y calidad total, Gestión 2000 España.
  14. Silva F, Administración Pública Local, Impresores MYL, Quito Ecuador 2003.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Monteverde Verduga Galo Guillermo. (2015, marzo 16). El líder en la administración pública. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/el-lider-en-la-administracion-publica/
Monteverde Verduga, Galo Guillermo. "El líder en la administración pública". GestioPolis. 16 marzo 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/el-lider-en-la-administracion-publica/>.
Monteverde Verduga, Galo Guillermo. "El líder en la administración pública". GestioPolis. marzo 16, 2015. Consultado el 3 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/el-lider-en-la-administracion-publica/.
Monteverde Verduga, Galo Guillermo. El líder en la administración pública [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/el-lider-en-la-administracion-publica/> [Citado el 3 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de european_parliament en Flickr