Elementos fundamentales para un modelo educativo con enfoque colaborativo

Autor: Lic. Cecilia E. Valdez y Dra. Teresa Cruz Cordero

Otros conceptos de economía

15-10-2008

Este trabajo hace énfasis en la importancia que tiene incorporar algunos elementos en el aprendizaje docente educativo en las instituciones de educación superior ante las exigencias del entorno laboral actual.

Lo que se presenta permite la reflexión para el diseño y aplicación de un modelo educativo con enfoque colaborativo, en el aprendizaje en las organizaciones de educación superior.

La visión que se expone está dada en un plano macro social y su contenido en lo fundamental es producto del aprendizaje en el accionar, a través de los años de labor en la consultoría, la docencia, investigación y la dirección de las autoras.

El mundo actual impone, con énfasis el desarrollo del conocimiento, lo que llama a información constante, sistemática y actualizada, un cambio mental a fondo, la comprensión de la cultura dominante y a la necesidad de formación y aprendizaje.

Ello significa registro y utilización permanente de los adelantos del conocimiento, perfeccionamiento constante de los procesos de dirección y perenne atención a las necesidades de aprender-actuar a intensidad y ritmo propio según se requiera para la adaptación al entorno.

En tal sentido es conocida la importancia que tiene el aprendizaje, pero este como proceso continuo de renovación y desarrollo, ya que en la actualidad lo que resulta beneficioso, en el futuro puede no serlo, en esto influyen los adelantos de la ciencia y la técnica, los que cada vez se hacen más vertiginosos y acelerados en el tiempo, esta línea de reflexión nos indica, no solo actualización y gestión de los conocimientos, sino que se hace sumamente necesario desarrollar y gestionar las emociones donde estas se convertirán en la competencia esencial de la empresa del mañana.

Hay determinadas fuerzas que se mueven en el entorno empresarial. Ver figura 1.

Figura No. 1 Fuerzas que mueven el entorno empresarial


Las empresas se mueve en un entorno caracterizado por:

• Creciente globalización de los mercados, tanto de las fuentes de suministros como en los de ventas.
• Mercados abiertos a economías mixtas con empresas interrelacionadas.
• Intensificación de los mecanismos de cooperación entre empresas dentro de un mismo sector y fuera de estos, con estrategias empresariales conjuntas.
• Aceleración de la competencia tecnológica -que implica reducción de los ciclos de vida de los productos- y en relación directamente proporcional la rápida obsolescencia de procesos.
• Extensión de la tecnología a todos los campos, e interacción entre ellos.
• Integración de los productos y servicios, y atención a los servicios del producto.
• Óptica hacia la demanda en lugar de la oferta.
• Mayor impacto de la turbulencia del entorno, sus elementos configurantes, crisis y cambios, en los sistemas internos y su funcionamiento.
• Fuerte movimiento de conversión de las empresas en sistemas de naturaleza sociotécnica con crecimiento de tecnología y humanidad.
• La calidad como elemento diferenciador de las empresas.
• Crecimiento de las necesidades de equilibrio entre los movimientos del entorno y un nuevo orden interno.
• Generalización del pensamiento sobre la necesidad de creación de una identidad de cambio permanente en las organizaciones.
• Rápida evolución de la actividad empresarial con reconocimiento del requisito de transformación de su cultura, como condición de su perfeccionamiento.
• Intensificación del movimiento ecológico y condena a la degradación natural.
• Las mujeres en el liderazgo
• Una sociedad con orientación al servicio.
• Una revolución de la conciencia.
• Un énfasis en el conocimiento como indicador diferenciador entre naciones.
• Empresa con énfasis en la colaboración y la cooperación.
• Aprendizaje holístico. (Cruz, 2004)

En la actualidad pensar en un proceso productivo o en la prestación de un servicio en el marco de la calidad, nos remite necesariamente a pensar en el trabajo en equipo dicho de una manera más específica en el trabajo de tipo colaborativo, es decir en acciones coordinadas de un grupo de personas ya sea presencial o virtualmente que tienen una meta común y que colaboran activamente por el logro de un objetivo.

La empresa tiene que responder a las exigencias de la actualidad, a los cambios que cada vez son más intensos y frecuentes, es por ello que sus sistemas de trabajo tienen que considerar distintas formas de hacer las cosas donde la cultura organizacional juega un papel fundamental. La gestión de procesos y el desarrollo sostenible, el mejoramiento continuo en la producción y los servicios, liderazgo participativo, los sistemas de gestión de la calidad, la descentralización, los cambios en las estructuras organizacionales hacia estructuras más planas y flexibles, el aprendizaje continuo y sistemático, cada vez se hacen necesarios. En todo este ambiente organizacional el trabajo en equipo se ha visto como otra alternativa que ayude a las empresas ser competitivas.

Es una realidad que el trabajo en equipo ha tomado significativa importancia y relevancia en las organizaciones, lo que ha hecho tomar énfasis a los directivos y consultores en desarrollo organizacional, ya que su implementación apoya la motivación de los empleados, la producción y la satisfacción en el trabajo. Por otro lado enfatiza en la interdependencia de los miembros del grupo y asegura el éxito en el diseño del trabajo en equipo.

Este panorama es un desafío para la empresa actual por tal razón surge la interrogante, ¿qué buscan los empresarios en los profesionistas?, hay diversas criterios y puntos de vistas al respecto, pero se coincide en que hoy en día, no basta solo ser experto en el área de conocimiento técnico y cultural, sino que es indispensable tener, además, habilidades sociales, actitudes y valores morales.

Diferentes investigaciones como la Evers, Rush y Berdrow 1998, señalan que los conocimientos que se adquieren en la universidad no son suficientes para que se determine que el recién egresado tenga éxito en su nuevo trabajo. Consideran que son las habilidades y valores lo que determina el éxito de un nuevo empleado o profesionista en labor.

Esto nos lleva a reflexionar en el papel del aprendizaje en las universidades, donde se sigue un modelo tradicional de enseñanza, aquí el alumno solo “recibe” conocimientos, habría que preguntarse que tanto tiempo dura este, si es a corto, mediano o largo plazo, si todavía es válido o actualizado, así como la forma en que el alumno esta asimilando los mismos.

La universidad debe permanecer atenta a las orientaciones del entorno actual y conocer la naturaleza de las demandas de las organizaciones. Esto nos lleva a la necesidad de generar espacios donde interactúe la universidad y la sociedad para lo cual se deben conocer las demandas del mercado, la tecnología y la organización.

Podemos encontrar un sinnúmero de escritos que hablan sobre el divorcio entre el sistema educativo universitario y las exigencias de la sociedad. También varios artículos sobre cual debe ser el perfil ideal de los egresados que se requieren.

Estudiosos del tema coinciden que no es suficiente un talento enfocado únicamente el ser experto en el conocimiento de determinada especialidad, mencionan, que esto puede fácilmente perfeccionarse mediante la capacitación en la empresa, y así entrenarse para conocer tal o cual sistema o proceso, y plantean que en la actualidad es necesario poseer la habilidad de coordinar y motivar equipos heterogéneos.

Para reforzar y concluir algunas características personales que mas interesan a los empleadores, se hace referencia al artículo ¿En busca de trabajo? de Myriam Grajales-Hall donde enumera 10 de ellas, con las que coinciden otros estudiosos y autores, además de considerar que no importa tanto ni el país, ni la ciudad, ni la universidad, ni la empresa que esta contratando.

Las características que menciona Grajales-Hall son:

• Aptitud para comunicarse verbalmente y por escrito
• Sinceridad e integridad
• Relaciones interpersonales (llevarse bien con los demás)
• Motivación e iniciativa
• Ética laboral sólida
• Capacidad de trabajar en equipo
• Dotes analíticas
• Flexibilidad y adaptabilidad
• Conocimientos de computación
• Ser minucioso y observador

Lo anterior nos enfrenta a la necesidad de acercarnos a un aun perfil del profesionista para su éxito.

Figura No.2 PROFESIONISTA EXITOSO

El tener en cuenta los componentes de este Perfil es fundamental en la selección de un profesionista actual, es por tal razón que consideramos que diferentes organizaciones aunque definen ante sus propias condiciones organizacionales sus exigencias en este sentido, tienen un acercamiento a esta realidad.

Teniendo en cuenta lo anterior consideramos que las necesidades sociales y al perfil requerido en las instituciones educativas de educación superior debe cambiar de un modelo educativo tradicional a un modelo educativo que responda a mejorar las exigencias actuales de la sociedad centrando el proceso en un aprendizaje en el papel activo del alumno y en una viva interacción estudiante - estudiante, educador- estudiante.

Un ejemplo de lo anterior se refleja en el modelo que se desarrolla en el Tecnológico de Monterrey en México vea la tabla 1.que se presenta a continuación.

Modelo Educativo Tradicional

Está centrado en el profesor.

Está centrado en la enseñanza.

Aplica el aprendizaje individualizado.

Desarrolla habilidades, así como actitudes y valores de una manera lateral.

Utiliza la exposición del profesor como método didáctico predominante.

Emplea de forma adicional la tecnología.

 

Modelo Educativo del TEC. 

Está centrado en el alumno.

Está centrado en el aprendizaje.

Aplica el aprendizaje colaborativo y el individual.

Desarrolla habilidades, actitudes y valores de una manera planeada y programada, y se evalúa su logro.

Utiliza una variedad de técnicas didácticas.

Emplea los recursos tecnológicos para enriquecer y hacer más eficaz el proceso de aprendizaje.

Tabla No.1 Características del modelo tradicional en contraste con el modelo educativo del Tecnológico de Monterrey.

Es una realidad que un modelo educativo que guíe la tarea de las instituciones de educación superior es sumamente importante por:
Garantizar la preparación de los egresados, su vinculación con las necesidades sociales y empresariales.

Desarrollar las habilidades en los alumnos en correspondencia con el desarrollo actual de la ciencia, la tecnología y la investigación

Es de destacar que la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción, emitida el 9 de octubre de 1998, en el artículo 9 se hace referencia a la necesidad de que las IES (Instituciones de Educación Superior) renueven sus métodos educativos para que sean innovadoras, respondan a las necesidades sociales y desarrollen un pensamiento crítico y creativo en los estudiantes

El Proyecto Millenio de la ONU enfatiza la importancia de un modelo educativo que garantice de forma operativa la consecución de la misión y visión educativa de las IES (Instituciones de Educación Superior), sobre todo sus propuestas de tipo formativo, esta situación impulsa a que en dichas instituciones se diseñen modelos educativos que aseguren un cambio en el rol del profesor y del alumno para garantizar el desarrollo integral de los estudiantes y así cumplir con la información integral que da a la sociedad los ciudadanos que requiere.

Si tenemos en cuenta que los programas de las instituciones de educación superior han de hacer énfasis en las habilidades, actitudes y valores de las personas consideramos que algunas de ellas podrían ser:

Habilidades: auto aprendizaje, creatividad, toma de decisiones, manejo de conflicto, asertividad, comunicación interpersonal, uso de la informática y las comunicaciones, trabajo en equipo, emprendedora, visionaria, preactiva.

Valores: honestidad, compromiso, colaboración, respeto, perseverancia.

Un modelo no tradicional implica cambiar procesos tanto pedagógicos, estructurales y administrativos. Por ejemplo utilización de una plataforma web que permite al profesor-facilitador planear las actividades de aprendizaje, además de utilizarla como medio virtual de aprendizaje e interacción con los estudiantes, búsqueda de técnicas didácticas que permitan facilitar el aprendizaje en el alumno, de acuerdo a las intensiones y objetivos de cada asignatura.

Un componente esencial del modelo educativo sería el proceso de enseñanza y aprendizaje, en el que los alumnos asumen un papel activo y comprometido con su propio aprendizaje bajo la dirección y guía del profesor.

A través de este proceso, los alumnos, además de adquirir conocimientos relevantes y significativos, desarrollan la capacidad de investigar y aprender por cuenta propia. La importancia de aprendizaje colaborativo, su mejora a través de la retroalimentación continúa por parte de sus profesores, fortalecen una conducta ética en los mismos.

Al tener en cuenta en la demanda laboral actual la habilidad “trabajo en equipo” la Universidad de hoy debe responder a estas exigencias y para lo cual se hace necesario aplicar técnica didáctica sobre aprendizaje colaborativo lo que permite a nuestro juicio mostrar algunos conceptos, que de forma acertada pueden ayudar a la formación de futuros profesionistas con esta habilidad.

Hablar de “formar personas” no es fácil, por lo que la universidad tiene la tarea de definir que se entiende por cada una de las habilidades, valores y actitudes que propone su misión, algunos de estos aspectos lo expusimos en párrafos anteriores.

Dado que este artículo hace énfasis en la habilidad de trabajar en equipo, por ser una exigencia de demanda laboral actual, continuación se expone algunas ideas que la institución de educación superior debe tener en cuenta para la formación del futuro profesionista.

Algo fundamental es tener clara la concepción del trabajo en equipo y considerar su asociación con los conceptos de confianza / interdependencia. Estos dos términos que se manifiestan en el accionar grupal, por lo que en la acción y los efecto de logrados en la sinergia que se alcanza, se ve implícito el poner parte de uno mismo en una labor u operación específica donde participan otros y permiten potenciar los resultados de forma armónica .

Trabajar colaborativamente implica interdependencia para el logro de la meta e igualdad en la posición que se guarda frente al grupo por parte de todos los miembros. Lo anterior no significa que debe ser una estructura homogénea sino que, por el contrario, la misma heterogeneidad le de mas riqueza al trabajo del grupo.

El aprendizaje colaborativo es un elemento fundamental para desarrollar en los alumnos las habilidades para trabajar en equipo y lograr la confianza e interdependencia necesaria. Esto propicia mejorar no solo el rendimiento académico de los alumnos, sino además estimular y mejorar sus capacidades intelectuales y de socialización, debido básicamente al papel crucial de la interacción con las demás personas.

Lo anterior a nuestro criterio permite potenciar el desarrolla tanto de la inteligencia lógica como el desarrollo de la llamada inteligencia emocional e incentivar la competencia social.

Para lograr el desarrollo de una actitud y habilidades para la colaboración al describir o seleccionar estrategias de enseñanza-aprendizaje se debe pensar en la generación de situaciones de carácter cooperativo, es decir, situaciones en las que las metas de los distintos individuos se unen de tal modo que exista una correlación positiva entre los procesos de trabajo y los logros de sus objetivos. En este contexto los individuos que colaboren en un grupo alcanzaran su objetivo solo si también los otros participantes alcancen el objetivo propio. Por consiguiente, estas personas tenderán a cooperar entre si para conseguir sus respectivos objetivos.

En tal contexto la universidad ha de promover a través de todas sus actividades que sus alumnos desarrollen la capacidad de trabajar en equipo, a través de:

• Contar con habilidades de comunicación que le permitan saber hacer peticiones, ofertas y reclamos, así como escuchar, negociar y responsabilizarse de sus promesas.
• Respetar las aportaciones de los demás miembros de su grupo, aun cuando vayan en contra de las propias.
• Anteponer los propósitos del grupo a los personales.
• Reconocer cuando el trabajo en equipo es la manera más conveniente de trabajar,
• es decir, cuando verdaderamente genera valor agregado al producto final.
• Aprender a convivir para participar y cooperar en diversas actividades humanas.
• Reconocer las diferentes habilidades de cada uno de los miembros del grupo y aprovéchalas para lograr el mejor resultado.
• Ser responsable, con sus compañeros, del producto final del trabajo del grupo.

La universidad ha de incentivar la utilización de técnicas de aprendizaje colaborativo las que son muy variadas: van desde una simple discusión en pequeños grupos intercalada con breves exposiciones por parte del profesor, hasta aquellas más complejas, como la controversia, el debate, la deliberación, la simulación y la argumentación, orientadas todas al desarrollo de la toma de decisiones.

De esta forma, el rol del profesor - facilitador al utilizar de forma adecuada las técnicas de aprendizaje colaborativo fomentan en los alumnos el desarrollo de habilidades, actitudes y valores que requieren las organizaciones en la actualidad, ante las exigencias de su entono globalizado y dinámico que reclama conocimientos actualizados y de gran diversidad.

A continuación se resaltan algunos aspectos importantes del artículo relacionados con este estudio:

• En un mundo en rápido cambio, se percibe la necesidad de una nueva visión y un nuevo modelo de enseñanza superior, que debería estar centrado en el estudiante, lo cual exige, en la mayor parte de los países, reformas en profundidad y una política de ampliación del acceso, para acoger a categorías de personas cada vez más diversas, así como una renovación de los contenidos, métodos, prácticas y medios de transmisión del saber, que han de basarse en nuevos tipos de vínculos y de colaboración con la comunidad y con los más amplios sectores de la sociedad.

• Las instituciones de educación superior deben formar a los estudiantes para que se conviertan en ciudadanos bien informados y profundamente motivados, provistos de un sentido crítico y capaces de analizar los problemas de la sociedad, buscar soluciones para los que se planteen a la sociedad, aplicar éstas y asumir responsabilidades sociales.

• Es necesario reformular los planes de estudio y utilizar métodos nuevos y adecuados que permitan superar el mero dominio cognitivo de las disciplinas; se debería facilitar el acceso a nuevos planteamientos pedagógicos y didácticos y fomentarlos para propiciar la adquisición de conocimientos prácticos, competencias y aptitudes para la comunicación, el análisis creativo y crítico.

• Es importante que los planes de estudio permitan la inclusión del trabajo en equipo en contextos multiculturales, en los que la creatividad exige combinar el saber teórico y práctico tradicional o local con la ciencia y la tecnología de vanguardia.

• Los planes de estudio deberían tomar en consideración las cuestiones relacionadas con el género, así como el contexto cultural, histórico y económico, propio de cada país.

• La enseñanza de las normas relativas a los derechos humanos y la educación sobre las necesidades de las comunidades del mundo entero deberían quedar reflejadas en los planes de estudio de todas las disciplinas, especialmente las que preparan para las actividades empresariales.

• El personal académico debería desempeñar una función activa y decisiva en la definición de los planes de estudio.

• Los nuevos métodos pedagógicos también supondrán nuevos materiales didácticos. Estos deberán estar asociados a nuevos métodos de examen, que pongan a prueba no sólo la memoria sino también las facultades de comprensión, la aptitud para las labores prácticas y la creatividad. (UNESCO 2006).

Por último el mundo actual exige una toma de conciencia con compromiso e involucración. En correspondencia hay que tener en cuenta que el trabajo en equipo y la habilidad individual para trabajar en el. Estos son factores que se están convierten en decisivos para éxito de las organizaciones en su labor. Las mismas cada vez se fijan menos en la parte académica de las de las personas y más en sus capacidades y personalidad.

En tal sentido Senge afirma "Colectivamente podemos ser más agudos e inteligentes de lo que somos en forma individual. El cociente intelectual del equipo es potencialmente superior al de los individuos” (Senge 1992).

Las organizaciones necesitan que los conocimientos no sean individuales sino colectivos, por ello tenemos que aprender y además poner nuestro saber a disposición de los demás.

Esto indica el registro y utilización permanente de los adelantos del conocimiento, mejoramiento sistemático y continuo de los procesos de dirección y perenne atención a las necesidades de aprender a aprender, aprender a desaprender, aprender-actuar a intensidad y ritmo propio según se requiera para la adaptación al entorno.

Lo anterior indica que se hace necesario revisar los modelos mentales, las creencias, los valores, en realidad sólo, así se podrán cambiar las actitudes, habilidades y los comportamientos, para alcanzar no sólo los resultados económicos esperados en la organizaciones, sino la efectividad organizacional, ante el nuevo rol del profesionista.

No basta un proceso de aprendizaje en la universidades con un enfoque tradicional, por lo que se hace necesario seleccionar programas y herramientas que sean realmente útiles a objetivos de las organizaciones en la actualidad, de forma que nos lleve a un proceso de mejora permanente hacia el motivante desafío de crecer y desarrollarnos como profesionistas y personas en correspondencia con el mundo en que vivimos.

BIBLIOGRAFÍA

Barbara Senior; Stephen Swailes. “The dimensions of management team performance: a repertory grid study”. International Journal of Productivity and Performance Management, Vol. 53, no. 3 y 4, 2004.

Carrasco, Jordi “El Talento busca empresas con corazón” NOVATEC, edición digital del suplemento de innovación y tecnología de la vanguardia, 23 septiembre 2006, http://novatec.net/2006/09/23/el-talento-busca-empresas-con-corazon/

Carreón, Valdez, Lujan y otros. Ciencia, Tecnología y Educación Superior en Ciudad Juárez Un modelo de relaciones intersectoriales, para publicación en Chihuahua, Chihuahua Abril 2007

Cohen, S.G. and Bailey, D.E., What makes teams work: group effectiveness research from the shop floor to the executive suite, Journal of management, Vol. 23, 1997.

Consultora Mercer Human Resource Consulting. Tendencies y Perspectives de la Remuneración total 2006-2007 en México.

Corpoeducación en el marco del Convenio con el Ministerio de Educación Nacional para el Apoyo a la definición de lineamientos de política para la educación media 2003-2006 “Tendencias del Mundo Productivo y sus Implicaciones en el Perfil Esperado en los Trabajadores”, Bogotá Agosto 2003

Cruz, T. La Empresa Estatal en Cuba. Una Aproximación a la Caracterización de su Empresario. Colectivo de Autores. “15 Años del Centro de Estudios de la Economía Cubana.” Editorial Félix Varela. La Habana, 2004.

La Triada. Conocimiento-Valores-Competencias. Colectivo de autores. Gerencia. Editorial Félix Varela. La Habana, 2005.

La Formación Interpretada como Variable Estratégica. Boletín, septiembre-diciembre, 2006. http://www.uh.cu/centros/ceec

Cruz, T. y Valdez, C. Formación del Trabajo en Equipo: Una competencia que demanda el mercado laboral en los futuros profesionistas mexicanos de ciudad Juárez Chihuahua. Colectivo de autores. “Hacia el México que anhelamos. Un acercamiento a sus realidades. Ed. Doble Hélice, Chihuahua, febrero 2008.

Luca de Aguilar, González de Doña y otros, “La Universidad “produce” o “forma” profesionales? Equipo NAYA http://www.naya.org.ar/ info@naya.org.ar, Noviembre 1997.

Evers, Frederik T., James C. Rush and Iris Berdrow. The Bases of Competence: Lifelong Learning and Employability. San Francisco: Josey-Bass Publishers, 1998.

Gerben van der Vegt, Ben Emans, Evert van de Vliert, “Motivation effects of task and outcome interdependence in work teams”. Revista Group & Organization management, Vol.23, No. 2, 1998.

Grajales-Hall, Myriam, “¿En Busca de Trabajo?, primera parte”, Servicio de Noticias de la UC http://www.ucnewswire.org/spanish/052504job.htm
Martín Pérez, Marisa . El Modelo Educativo del Tecnológico de Monterrey. Tec de Monterrey, Nuevo León. México, Julio de 2002.

Millennium Project. (2006). Investing in Development. Recuperado el 10 de junio 2006, de http://www.unmilleniumproject.org/reports/index.htm

Rodríguez, Laura “Buscan empresarios graduados con pasión” en Mural. Guadalajara, México: nov2, 2003, p. 5.

Sistema Tecnológico de Monterrey, Dirección de Investigación y Desarrollo “El Desarrollo de Habilidades, Valores y Actitudes propuestos en la Misión”, , México, s/f Puede verse en http://www.sistema.itesm.mx/va/dide.

Tecnológico de Monterrey, http://www.itesm.mx/2015/ visitada 27 de febrero de 2007.

Tecnológico de Monterrey (a), “Como Forma y Educa el Tecnológico de Monterrey a sus Alumnos” México 2006.

Tecnológico de Monterrey (b), “El desarrollo de habilidades, valores y actitudes propuestos en la Misión” (Las estrategias y las técnicas didácticas en el rediseño) s/f http://www.sistema.itesm.mx/va/dide

UNESCO. (1998). Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el siglo XXI: visión y acción. Conferencia mundial sobre la educación superior. Recuperado el 10 de marzo 2006, de http://www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_spa.htm.

Lic. Cecilia E. Valdez

Profesora y consultora ITESM, Campus Cd. Juárez, México.

cecilia.valdezarrobaitesm.mx

Dra. Teresa Cruz Cordero

Profesora y Consultora. ITESM, Campus Cd. Juárez, México y Universidad de la Habana, Cuba.

tcorderoarrobauh.cu

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.