Condiciones laborales para la mujer en latinoamérica

Resumen ejecutivo

El desarrollo de la humanidad basa su permanencia en las nuevas generaciones, las cuales son procreadas por la mujer, es necesario que se retome este aspecto como una fuente y desarrollo integral de los individuos que le permitan coexistir de manera saludable y libre dentro de una sociedad consumista donde la situación económica ha limitado el acceso del dinero al hogar y la mujer necesariamente tiene que laborar, en algunos casos de manera profesional y en otras casos no, muchas mujeres madres solteras con hijos ya en edad de trabajar y profesionistas están sintiendo la necesidad de crear un ecosistema laboral para la mujer que trabaja; brindándole oportunidades de desarrollo y condiciones laborales que le den una oportunidad de desarrollarse, es importante considerar que para que una sociedad prospere tiene que contar con el respaldo y consideración de esta nueva realidad, y en la medida en que se entienda se podrán lograr resultados que impactaran de manera positiva en la sociedad mexicana de manera social y económica implicando un desarrollo que permita la coexistencia social.

Abstract

The development of mankind based their stay in the new generations, which are procreated by women, it is necessary that this aspect should be resumed as a source and integral development of individuals that allow them to coexist free, safe way within a society consumer where the economic situation has limited access to household money and women necessarily have to labor in some cases professionally and in other cases not, many women and single mothers with children and working-age professionals are feeling the need to create a working ecosystem for working women; providing development opportunities and working conditions that give you a chance to develop, it is important to consider that for a society to prosper must have the support and consideration of this new reality, and to the extent that it is understood may achieve results that will impact positively on Mexican society involving social and economic development that enables social coexistence manner.

Introducción

México cuenta con 5 millones 144 mil 56 empresas, de las cuales 4.8 millones (95.2 %) son microempresas, 221 194 (4.3%) pequeñas empresas, (.3%) 15 mil 432, y 10 mil 288 (.2%) son grandes compañías, según datos de INEGI 2009 que emplean a 27 millones 727 mil 406 personas, los estados mexicanos con mayor número de empresas son el Estado de México con 585 mil empresas, Distrito Federal con 414 mil, Veracruz con 364 mil empresas, Jalisco con 331 mil y Puebla con 309 mil empresas, las cuales se agrupan en segmentos como el sector servicios con 47.1%, comercio con 26%, manufacturas 18% y otros 8.9%, las mujeres representan el 42.5% del personal ocupado y los hombres el 57.5%. (ECA, 2010). En el año 2011 las mujeres tuvieron la mayor carga total de trabajo, con 54.2% del total; lo que implica que por cada 10 horas de trabajo total femenino, los hombres realizaron 8.5 horas. (INEGI, 2014)

Las nuevas condiciones de trabajo tienen que adaptar las tensiones entre los viejos paradigmas y las nuevas realidades y crear una cultura que refleje las características de lo que la fuerza laboral actual necesita, el hablar del aspecto laboral involucra necesariamente la actividad de las mujeres ya que son cada vez más las mujeres que salen a trabajar fuera de su casa (Manuel, 2010), las mujeres laboran jornadas dobles, es decir en una fábrica o empresa, al regresar a su casa siguen trabajando, el esquema típico era que la mujer se encargaba del hogar y de la educación de los hijos, (Conferencia Internacional del Trabajo, 1998) en tanto el hombre figuraba como el proveedor económico de la familia; esto ya no es común, las mujeres se desempeñan principalmente en:

  1. Sector de servicios como vendedoras, profesoras, enfermeras y cuidadoras de niños.
  2. Roles sociales asignados a su género.
  3. Tienen estudios de bachillerato.
  4. Ganan de dos a tres salarios mínimos.

El siguiente cuadro muestra cual ha sido la evolución de los indicadores laborales en México en el primer trimestre del 2014:

Cuadro 1: Evolución de indicadores laborales en México.

Evolución de indicadores laborales en México.
Evolución de indicadores laborales en México.

Desarrollo

En México en algunos hogares la mujer es la cabeza de familia, lo que refleja su presencia en la economía y el mercado laboral, según datos de INEGI en 1970, su participación era de 17% y en 2010 (INEGI 2014) aumentó a 39%, son responsables del cuidado psicológico de los demás y responsables de la crianza de los niños, aunque algunas mujeres jóvenes ven la maternidad como un obstáculo para su realización profesional, por las exigencias de mayor preparación académica y cumplir con ciertas características estéticas y físicas, ampliando la procreación hasta acercarse a los 40 años, contraen nupcias sin tener descendencia o deciden vivir solas, lo que obliga a plantear y promover nuevos esquemas sociales en el país, el 48% de las mujeres en México han rechazado un empleo por el impacto en su vida personal; lograr un balance es para algunas de ellas incluso más importante que el salario.

Cuadro 2: Evolución de indicadores laborales en México

Evolución de indicadores laborales en México.
Evolución de indicadores laborales en México.

Actualmente en 2014 la mayoría de las mujeres quieren o tienen que trabajar, pero también quieren formar una familia, 20% de las mujeres que laboran optan por desarrollar su vida profesional y no tener hijos, otro 20% ha decidido dedicarse por completo al cuidado de los hijos y el resto 60% desea compatibilizar la atención a la familia con un empleo remunerado, casi tres de cada 10 hogares son dirigidos por ellas, según datos del INEGI (2009), a continuación se muestra un cuadro comparativo en porcentaje sobre el desarrollo laboral de las mujeres:

Cuadro 3: características de la población económicamente activa en México.

Población Económicamente Activa (PEA)

51,790,637

Hombres

32,171,182 62.1%

Mujeres

19,619,455 37.9%

Porcentaje de población femenina

Actividades

69%

De las mujeres mexicanas ocupadas son mamás

4.9%

La tasa de desocupación de mujeres se ubicó en 4.9%, lo que representa a casi un millón de mujeres que no han encontrado
empleo.

23.5%

De las mujeres ocupadas, trabajan por cuenta propia

2.5%

Son empleadoras

9.2%

No recibe remuneración.

43.5%

Mujeres de 14 años y más forman parte de la Población Económicamente Activa (PEA)

91.9%

Combina sus actividades extra domésticas (trabajo, estudio) con quehaceres del hogar, de acuerdo con la Encuesta Nacional de
Ocupación y Empleo (ENOE).

95.1%

Realiza alguna actividad económica

4.9%

Se encuentra en la tasa de desocupación

23.5%

Trabaja por cuenta propia

64.8%

Dos de cada tres mujeres ocupadas son subordinadas y remuneradas.

44.7%

Carece de acceso a servicios de salud.

35.2%

No cuenta con prestaciones.

44.1%

Labora sin tener un contrato escrito.

8 de cada 10

La mayoría de las mujeres ocupadas desempeñan actividades en el sector terciario.

27.6%

3 de cada 10. Son trabajadoras en servicios personales.

14.3%

Son oficinistas.

67.3%

Por nivel de educación de las mujeres ocupadas cuentan con secundaria o más, proporción que resulta mayor a la de los
varones en más de cuatro puntos porcentuales.

62%

De las mujeres en el país opinan que no tienen el mismo reconocimiento que los varones en cuestión profesional.

31.9%

Son comerciantes.

59%

Dos de cada 10 mujeres no se consideran exitosas por la falta de oportunidades laborales.

22%

Existe preferencia de género para ciertas posiciones.

51%

La presencia femenina ha crecido rápidamente en los sectores productivos, sin embargo tres de cada 10 encuestadas reconocieron
sentirse ‘estancadas’ en su profesión por carecer de oportunidades para ascender, un incremento salarial

29%

Falta de reconocimiento profesional

45%

Aunque ocho de cada 10 entrevistadas se consideran exitosos, opinan sentirse bien porque puede cumplir con sus objetivos de vida

26%

Lo adjudica al balance entre sus intereses personales y profesionales

20%

Finca sus triunfos en la búsqueda constante de retos


La ENOE indica que en el cuarto trimestre de 2012, 18 millones 429 mil 727 mujeres formaban parte de la población ocupada en el
país.

45%

Mujeres mayores de 14 años tienen un empleo.

Fuente: STPS-INEGI Encuesta nacional de ocupación y empleo. (2014)

Fuera de cualquier organización el equilibrio entre vida y trabajo es importante para los empleados y empleadas, las empresas que ayudan a sus colaboradores y tienen mayor probabilidad de observar un fuerte involucramiento de su gente serán capaces de atraer y retener a personal de alto desempeño, cuando los empleados viven permanentemente en tensión, tiene una mala relación con su superior o no recibe orientación sobre lo que se espera de su desempeño, aunque haya un mejor esquema de compensación terminará perdiendo el interés y el compromiso, (LABORAL, 2014): otros de los retos a los que el país se enfrenta es adoptar mecanismos que beneficien al hombre y a la mujer en aspectos como:

  1. Empleo temporal y parcial.
  2. Flexibilidad en los horarios.
  3. Trabajo a distancia para impulsar la productividad del trabajador.
  4. Modelo de remuneración por resultados.
  5. Dar al empleado la posibilidad de nuevas recompensas, como la compra de acciones, puede despertar el interés de lograr mayor rendimiento.

Si existe laboralmente hablando un compromiso hacia su trabajo el problema disminuye un 30%, a veces la implementación de un nuevo cambio de cultura no suele darse en forma rápida, las manifestaciones más comunes son (Editorial, http://www.cnnexpansion.com/economia/2013/03/07/empleo, 2013):

  1. Distracción e irritabilidad.
  2. Cuadros de depresión.
  3. Ansiedad en el área de trabajo y demora para entregar sus resultados.
  4. Mal humor.
  5. Cero iniciativas para participar en nuevos proyectos.
  6. No dan una idea clara de sus avances.
  7. Problemas para concentrarse de manera continua en su actividad.

Hablar de un equilibrio laboral con la vida personal involucra necesariamente la integración del hombre y la mujer en la vida laboral, ante lo cual es necesario considerar lo siguiente:

  1. ¿El hombre actualmente hasta donde ha asumido su propia misión en la familia?
  2. ¿Hasta dónde se involucra en la educación de sus hijos y no solo en su manutención?

En los hogares, los alimentos requieren ser cocinados e incluso servidos; la casa y su mobiliario necesitan limpieza y mantenimiento; los niños, los adultos mayores o las personas con alguna limitación física o mental necesitan atención y cuidados (INEGI, 2014), estas constituyen sólo unas de las tantas actividades que componen el trabajo no remunerado del hogar.

Las organizaciones deben propiciar más flexibilidad para equilibrar la vida personal (Ivon, 2013) y el trabajo como una de las retribuciones que son más valoradas por el trabajador en épocas de crisis, la mayoría de los trabajadores considerarían la opción de renunciar a un ascenso si eso implica estar menos tiempo con la familia, que evalúa las prácticas conciliación trabajo-familia, el 48% de las mujeres en México ha rechazado un trabajo por el impacto que podría tener entre su vida laboral y personal, por esto se hace necesario establecer un balance entre estos aspectos aún por encima del salario, cuando existe un balance entre el aspecto laboral y personal se incremente la productividad en un 21% aunque existen todavía en la actualidad empresas que basan su éxito en la creencia de que el triunfo es sinónimo de estar largas horas en el trabajo.

Ingresos

De acuerdo con el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2012 ‘Igualdad de Género y Desarrollo’, del Banco Mundial (BM 2014), la brecha del ingreso salarial entre hombres y mujeres en México es de 80 centavos de dólar. Por cada dólar de ingreso de los hombres, ellas perciben 20 centavos, de acuerdo al siguiente grafico la diferencia se manifiesta de la siguiente manera:

  1. 49% de las mexicanas refirió que el salario destaca como uno de los factores que han pedido negociar la mayoría de las encuestadas.
  2. Tener un trabajo poco interesante (42%).
  3. Responsabilidades que no corresponden al puesto (38%).
  4. Empleo de poco impacto (28%).
  5. Falta de reconocimiento (23%).

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres están provocados por la segregación ocupacional que hace que las mujeres se concentren en sectores donde los salarios son los más bajos como el comercio, servicios de restaurantes, servicios domésticos y otros, sin embargo esta no es la única razón de estas diferencias, la discriminación en contra de las mujeres todavía juega un papel importante en la explicación de las brechas existentes en México, la población se encuentra ocupada principalmente en:

Grafico 1: población ocupada según su posición en México.

Población ocupada según su posición en México.
Población ocupada según su posición en México.

Fuente: STPS-INEGI Encuesta nacional de ocupación y empleo. (2014)

Cuando la mujer se encuentra en sus mejores años, estos coinciden con los mejores años para ser madres, para que las mujeres no vivan el conflicto diario de dividirse entre la familia y el trabajo necesitan contar con:

  1. El apoyo del gobierno debe promover políticas públicas que permitan que la mujer pueda ser madre, esposa y profesionista.
  2. El establecimiento de horarios flexibles en las empresas, guarderías, permisos en embarazos, trabajo en casa.
  3. El respaldo de los hombres que como empresarios y como esposos tienen que incentivar que en esta sociedad haya mujeres equilibradas que formen familias sólidas.

Actualmente en Europa, Estados Unidos y México se han implementado políticas para que la mujer pueda formar una familia y seguir trabajando, el hombre también está aprovechando estos apoyos, lo que deja ver que desea un equilibrio en su vida personal, la inclusión de las madres a la vida laboral en México aumentó en los últimos años, ante lo cual se considera:

  1. Flexibilidad de horarios.
  2. Trabajo de tiempo parcial (medio tiempo o algunas horas)
  3. Jornada comprimida (mismas horas sin horario de comida).
  4. Respeto a horarios de entrada y salida.
  5. Turnos compartidos (2 mujeres con el mismo puesto)
  6. Prohibición de reuniones fuera de horario laboral.
  7. Trabajo en casa (aprovechando las nuevas tecnologías)
  8. Videoconferencias.
  9. Sabáticos y licencias.
  10. Guarderías y cuartos de lactancia.
  11. Centros deportivos.
  12. Fondos de ahorro.
  13. Ofrecer la jornada libre el Día de las Madres.
  14. Disfrutar de 45 días naturales con goce de sueldo en caso de nacimiento o adopción de un niño.
  15. Las madres en etapa de lactancia puedan llegar más tarde o salir más temprano para cumplir con la alimentación de su bebé.
  16. Ocupar el consultorio médico como cuarto de lactancia, y el refrigerador para almacenar leche.
  17. Obtener descuentos en guarderías, escuelas y colegios.
  18. Impulsar actividades para mejorar la calidad de vida de las empleadas y sus familias con actividades recreativas y culturales.
  19. Ubicación del lugar de trabajo de acuerdo al lugar donde viven.
  20. Comedor, transporte, etc.

Estos beneficios sin duda alguna ayudan a que el trabajo no se convierta en el único y último fin de una sociedad solo que sea un medio para que la familia viva, para lograr esta vital combinación de trabajo y familia es necesario hacer uso de todos los recursos aprovechando las características específicas que mujeres y hombres tienen:

Cuadro 4: Características del hombre y la mujer.

Características del hombre y la mujer

Mujer

Hombre

 

Inteligencia

Se basa en la facilidad de esta para personalizar, las mujeres comprenden la totalidad de una persona o de un objeto, tienen mayor memoria
verbal, capacidad de asociación y expresión verbal.
Su inteligencia capta la realidad tal cual sin personalizar espontáneamente, en general los hombres tienen más facilidad para el
razonamiento espacial, numérico y lógico.
Metas y aspiraciones Las tendencias femeninas son las de afiliarse a un grupo y buscan en mayor grado satisfacer sus necesidades sociales. Las tendencias masculinas tienden a metas y retos, sienten más la necesidad de solventar sus necesidades físicas
(alimentación, vestido, casa)
Emotividad Poseen una rica emotividad que se refleja en la comunicación de la misma. Poseen una mayor estabilidad emotiva que se ve reflejada en la acción
Pertenencia No lo puede separar, en la oficina recuerda los pendientes del hogar al llegar a casa no se olvida del trabajo. El hombre cuando sale a trabajar suele olvidarse que tiene hijos
Política Siempre mencionan su relación laboral y familiar y lo que significa para ellas ¿Cuando se escucha a un hombre político hablar públicamente de su familia?

Fuente: elaboración propia (2014)

Hay el riesgo de caer en un desequilibrio de vida que lleva a descuidar lo más importante para lo cual fueron creadas las mujeres, proteger su propia dignidad y darse a los demás a través de la familia y el matrimonio, se debe participar en el mundo laboral, pero hacerlo copiando lo patrones masculinos no aporta, se debe imprimir un sello de feminidad, las mujeres humanizan el ambiente y esta sensibilidad por lo humano se plasma a la hora de tomar decisiones de trabajo, quienes hacen las leyes y sobre todo quienes las llevan a la práctica, no facilitan con medidas inteligentes la compatibilidad de estás facetas, la mujer seguirá siendo la más afectada, pero con ella también se daña a la sociedad, a la empresa y a la política, que dejaran de recibir el valor añadido de las cualidades propias del sexo femenino, absolutamente necesarias en todos los niveles para humanizar la vida, no hay más el hombre debe asumir el cambio, es el quien tiene que buscar la complementariedad de la mujer, esto hará que la sociedad progrese.

Los hijos necesitan desde que nacen el apoyo y apego de su padre, su ausencia en la vida familiar no es para nada justificable por un exceso de trabajo, se ha demostrado que la ausencia física del padre puede hacer mucho más daño psicológica al hijo que la ausencia natural producida, cuando el padre muere, es decir al niño le puede afectar más al saber que su padre vive y no le hace caso, a saber que murió y no cuenta con él, lo que más extrañan los hijos que presentan esta problemática es la ausencia del padre y el querer estar con sus hermanos, algunas de las consecuencias identificadas si el padre no está presente pueden ser:

  1. Disfunciones cognitivas.
  2. Déficits intelectuales.
  3. Privación afectiva.
  4. Inseguridad.
  5. Baja autoestima.
  6. Mal desarrollo de la identidad sexual.

Cuando se antepone a la familia el trabajo se tiende a acabar con el núcleo familiar, de hecho importa menos fracasar en el trabajo si la persona continua siendo admirada y apoyada por su propia familia, en cambio una vez rota la familia se incrementa la posibilidad de fracasar también en el entorno laboral, la igualdad de oportunidades que están viviendo el padre y la madre exige la igualdad de oportunidades que habrá que llamar corresponsabilidad y con funciones diseñadas de acuerdo con lo que cada uno sabe hacer mejor, para ello cada pareja debe decidir que estilo de vida quiere. El legado que se va a dejar a los hijos, no solo es económico, sino es la valoración vital que se refiere a todas aquellas vivencias que desde niños han quedado marcados en el corazón y que se recordara toda la vida, buscar el éxito laboral y la plenitud familiar genera un estrés constante en las mujeres.

Un equilibrio entre el trabajo y la vida personal sacrifica algunos aspectos laborales, o delegar en alguien más parte de la crianza de los hijos, las organizaciones hablan de flexibilidad, pero es una realidad que ellas, tarde o temprano, se verán en la disyuntiva de escoger a qué dar mayor atención, existe una marcada creencia de que si no puedes con ambos roles no eres exitosa, la causa no es neurológica. Las mujeres usan los dos hemisferios cerebrales para tareas complejas, lo que significa que pueden llevar bien los dos roles. (Editorial, Mamás mexicanas, las menos favorecidas laboralmente durante maternidad, 2013), el asunto es cultural, si no creen que hacen bien los dos papeles se frustran y eso impacta al trabajo, romper con la misoginia laboral, que muchas veces se da por que la otra persona tiene envidia de que la mamá profesionista labore en casa, eso es la realidad como madre puede tener un buen rendimiento profesional cuando:

  • Apoyarse en terceros para educar a los hijos (familia, marido, instituciones, amigos cercanos).
  • Prevé emergencias: las interrupciones ocurren aún con las mujeres más organizadas, en el caso de un hijo enfermo, mayor carga laboral en la empresa, vacaciones de los hijos, hay que tener un plan b para actuar en esos momentos.
  • Fomentar las redes: qué buena que cada vez más organizaciones tengan planes de networking (redes) para que entre colegas mujeres compartan inquietudes y se apoyen.
  • Aprendizaje continuo.
  • Conseguir un ascenso o más salario.

Maternidad

Las colombianas, argentinas, peruanas y mexicanas son las menos favorecidas a la hora de ser mamás; en Chile y en España las mamás cuentan con 126 y 112 jornadas de licencia de maternidad, tener hijos es un cambio importante al que se le debe dar el espacio suficiente para que los padres se acoplen a esa nueva vida, las mexicanas tienen menos beneficios en su trabajo durante y después de la maternidad, como días de incapacidad u horas de lactancia, al momento de comparar los días libres y con derecho a salario a los que pueden acceder las trabajadoras antes y después del parto, las colombianas, argentinas, peruanas y mexicanas son las menos favorecidas, con 90 días.

Mientras que en Chile y en España las mamás cuentan con 126 y 112 jornadas de licencia de maternidad, (Editorial, Mamás mexicanas, las menos favorecidas laboralmente durante maternidad, 2013) en ese orden, las cuales corren por cuenta del estado o de los institutos de seguridad social del país; en tanto que en Brasil, donde son 120 días, la prestación corre por cuenta de las empresas, tener hijos es un cambio importante al que se le debe dar el espacio suficiente para que los padres se acoplen a esa nueva vida, al tiempo que puedan cumplir con las responsabilidades en sus empleos.

El tiempo de lactancia que se les otorga a las mujeres para alimentar a sus bebés, se dispone de una hora, que en ocasiones se divide en dos descansos de media hora a lo largo de la jornada de trabajo, en Chile la hora de lactancia se extiende hasta por dos años, en Argentina y en Perú es de un año, en Colombia y España es de nueve meses y en México es de tan sólo seis meses, en el rubro de fuero maternal, es decir, la imposibilidad de ser despedidas o de quedarse sin trabajo por determinado periodo, las madres Chilenas son las más beneficiadas, con un año de después de la fecha del parto, en el caso de Argentina, el periodo de fuero es de siete meses y medio; en Brasil seis meses; en Colombia, España y Perú tres meses, y en el caso de México no se tiene dicho respaldo, pues pueden ser despedidas luego de haber regresado de su descanso de parto.

España concede 13 días ininterrumpidos a quienes acaban de ser padres; en Colombia otorgan ocho días; en Chile cinco; en Perú cuatro; en Argentina sólo dos y en México aún no se concede este beneficio, aunque existe una iniciativa de ley para conceder una licencia de 10 días con goce de sueldo a quienes acaban de ser papás.

Seis de cada 10 mujeres se consideran poco valoradas en cuestión profesional, la preferencia de género y la desigualdad salarial son algunas de limitantes, la falta de igualdad con los hombres las hace sentir frustradas laboralmente, ocasionando un estado de estrés permanente. (Ivon, 2013), la mujer fomenta la idea de que el equilibro entre trabajo y vida personal es responsabilidad únicamente de ella, lo cual genera estados de culpa continua, al primer problema con los hijos, sienten que son las únicas irresponsables, en lugar de compartir ese estado con quienes las rodean, en México se distinguen dos grandes grupos:

  • Las que tienen hijos a edades tempranas, dejan la escuela y se insertan en el mercado laboral en condiciones precarias. (Lopez, 2013)
  • Aquellas con altos niveles de instrucción que postergan o rechazan el matrimonio y la maternidad.

Conclusiones

Los valores del mexicano son importantes considerarlos porque repercuten directamente en su actividad laboral, en México las nuevas tendencias laborales junto con la integración laboral de la mujer va a permitir crear formas nuevas en la integración de actividades laborales, ya que existen formas diferentes de unión entre parejas o sencillamente mujeres que quieren permanecer solteras pero con hijos, esta nueva generación de hijos que vivieron en carne propia las carencias y necesidades de su mama actualmente se están integrando al campo laboral pueden flexibilizar las relaciones laborales haciendo crecer a las empresas ya que la mano de obra femenil en muchas ocasiones sobresale a la del hombre, haciendo que las empresas sean cada vez más productivas, las empresas deben de la misma manera crear las condiciones adecuadas para el buen desempeño laboral de las mujeres creando el ambiente y clima laboral correspondiente ya que independientemente de esto el rol que juega la mujer laboral y familiar debe permitir desarrollar a la familia integralmente, por eso es importante considerar su ecosistema para integrar nuevas modalidades de desarrollo empresarial y familiar que permita a la sociedad un desenvolvimiento sano y la sociedad crezca de manera constante en beneficio de México.

Bibliografía

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Piedra Mayorga Víctor Manuel. (2014, octubre 3). Condiciones laborales para la mujer en latinoamérica. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/condiciones-laborales-para-la-mujer-en-latinoamerica/
Piedra Mayorga, Víctor Manuel. "Condiciones laborales para la mujer en latinoamérica". GestioPolis. 3 octubre 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/condiciones-laborales-para-la-mujer-en-latinoamerica/>.
Piedra Mayorga, Víctor Manuel. "Condiciones laborales para la mujer en latinoamérica". GestioPolis. octubre 3, 2014. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/condiciones-laborales-para-la-mujer-en-latinoamerica/.
Piedra Mayorga, Víctor Manuel. Condiciones laborales para la mujer en latinoamérica [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/condiciones-laborales-para-la-mujer-en-latinoamerica/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de zubrow en Flickr