El gobierno y su rol ante el medio ambiente. Parte I

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

Gestión ambiental

05-2007

Venezuela requiere de una dinámica más activa, con planes estratégicos ambientales que favorezcan al país en todo lo concerniente con la contaminación y destrucción de su medio ambiente.

El actual gobierno que se declara revolucionario de un nuevo socialismo del siglo XXI, debe comprometerse seriamente con garantizar al venezolano la protección del ambiente, estar vigilante como se está llevando acabo actualmente la explotación ambiental en el territorio nacional, afectando a las especies, la contaminación de las aguas, sus ríos, sus mares, su atmósfera, así cómo se cumpliendo con la ley penal del ambiente y su reglamento, entre otros.

En este escrito nos adentramos en señalar la relevancia de estar vigilante ante la realidad actual de Venezuela con respecto a su medio ambiente.

CONSIDERACIONES, ALCANCE, SUGERENCIAS

El Programa de postgrado de la especialidad de gerencia de la calidad y productividad del Área de Postgrado de Faces, Universidad de Carabobo. Valencia, Venezuela. Hace énfasis en la relevancia de que el sector empresarial y el gobierno venezolano se concentren seriamente en evitar que se manifieste la contaminación del medio ambiente como se ha estado dando en algunos, ríos, mares, ciudades del país a fin de evitar una catástrofe que afecte al venezolano del presente como del futuro. De ahí, la importancia de resaltar la responsabilidad de sus egresados de garantizar protección del medio ambiente aplicando las acciones necesarias que lo eviten y demandándole al gobierno más resguardo en pro de este logro.

Recordemos, que el medio ambiente, es un conjunto de elementos abióticos (energía solar, suelo, agua y aire) y bióticos (organismos vivos) que integran la delgada capa de la Tierra llamada biosfera, sustento y hogar de los seres vivos.

Tómese en consideración como señala Humberto Tablero, que uno de los impactos que el uso de combustibles fósiles ha producido sobre el medio ambiente terrestre ha sido el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. La cantidad de CO2 atmosférico había permanecido estable, aparentemente durante siglos, pero desde 1750 se ha incrementado en un 30% aproximadamente. Lo significativo de este cambio es que puede provocar un aumento de la temperatura de la Tierra a través del proceso conocido como efecto invernadero. El dióxido de carbono atmosférico tiende a impedir que la radiación de onda larga escape al espacio exterior; dado que se produce más calor y puede escapar menos, la temperatura global de la Tierra aumenta.

No se puede negar que el  calentamiento global significativo de la atmósfera ya está originando graves efectos sobre el medio ambiente. Se teme el aceleramiento de la fusión de los casquetes polares, en donde se sabe se da un incremento en el nivel de los mares, en el cambio del clima regional y globalmente, así como alteraciones en la vegetación natural afectando las cosechas como ya se ha sentido en varios países, incluyéndonos. Desde luego, estos cambios, a su vez, tienen un enorme impacto sobre la civilización humana.

En el siglo XX la temperatura media del planeta aumentó 0,6 ºC y los científicos prevén que la temperatura media de la Tierra subirá entre 1,4 y 5,8 ºC entre 1990 y 2100.

Considérese que en el presente el Comité Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), que reúne a 2.500 científicos de más de 130 países, auguró sequías y olas de calor, el derretimiento de glaciares y un lento incremento de los niveles del mar que podrían durar más de 1.000 años incluso aunque se recortaran los gases de efecto invernadero.

En España se prevén más lluvias torrenciales y olas de calor, así como el aumento de salinidad del Mediterráneo, según datos del Ministerio del Medio Ambiente.

La 'mejor estimación' de los científicos habla de un aumento de las temperaturas de entre 1,8 y 4 grados centígrados en el siglo XXI.

'El 2 de febrero de 2007 puede ser recordado como el día en que se eliminó el interrogante sobre si el hombre es el culpable del cambio climático', declaró Achim Steiner, el director del Programa de Medio Ambiente de la ONU.

'Al hacer frente a esta emergencia, ahora no es el momento de medias tintas. Es el momento de una revolución, en el auténtico sentido de la palabra', declaró el presidente francés, Jacques Chirac. 'De verdad estamos en el umbral de lo irreversible'.

Los científicos dijeron que es 'muy probable' - lo que significa que la probabilidad es de más del 90 por ciento - que actividades humanas como la quema de combustibles fósiles expliquen la mayor parte del calentamiento de los últimos 50 años.

El Gobierno venezolano debe estar muy atento y comprometido cómo se está afectando el medio ambiente del país, vigilar por ejemplo el uso de los pesticidas clorados, tal como nos lo recuerda Tablero, el uso extensivo de pesticidas sintéticos derivados de los hidrocarburos clorados en el control de plagas ha tenido efectos colaterales desastrosos para el medio ambiente. Estos pesticidas organoclorados son muy persistentes y resistentes a la degradación biológica. Muy poco solubles en agua, se adhieren a los tejidos de las plantas y se acumulan en los suelos, el sustrato del fondo de las corrientes de agua y los estanques, y la atmósfera.

Una vez volatilizados, los pesticidas se distribuyen por todo el mundo, contaminando áreas silvestres a gran distancia de las regiones agrícolas, e incluso en las zonas ártica y antártica.

Los pesticidas son ingeridos por los herbívoros o penetran directamente a través de la piel de organismos acuáticos como los peces y diversos invertebrados. El pesticida se concentra aún más al pasar de los herbívoros a los carnívoros. Alcanza elevadas concentraciones en los tejidos de los animales que ocupan los eslabones más altos de la cadena alimentaría, como el halcón peregrino, el águila y el quebrantahuesos. Los hidrocarburos clorados interfieren en el metabolismo del calcio de las aves, produciendo un adelgazamiento de las cáscaras de los huevos y el consiguiente fracaso reproductivo. Como resultado de ello, algunas grandes aves depredadoras y piscívoras se encuentran al borde de la extinción.

Debido al peligro que los pesticidas representan para la fauna silvestre y para los seres humanos, y debido también a que los insectos han desarrollado resistencia a ellos, el uso de hidrocarburos halogenados como el DDT está disminuyendo con rapidez en todo el mundo occidental, aunque siguen usándose en grandes cantidades en los países en vías de desarrollo. A comienzos de la década de 1980, el EDB o dibromoetano, un pesticida halogenado, despertó también gran alarma por su naturaleza en potencia carcinógena, y fue finalmente prohibido.

Hay otro grupo de compuestos íntimamente vinculado al DDT: los bifenilos policlorados (PCB).

Se han utilizado durante años en la producción industrial, y han acabado penetrando en el medio ambiente. Su impacto sobre los seres humanos y la vida silvestre ha sido similar al de los pesticidas. Debido a su extremada toxicidad, el uso de PCB ha quedado restringido a los aislantes de los transformadores y condensadores eléctricos.

El TCDD es el más tóxico de otro grupo relacionado de compuestos altamente tóxicos, las dioxinas o dibenzo-para-dioxinas. El grado de toxicidad para los seres humanos de estos compuestos carcinógenos no ha sido aún comprobado. El TCDD puede encontrarse en forma de impureza en conservantes para la madera y el papel y en herbicidas. El agente naranja, un defoliante muy utilizado, contiene trazas de dioxina.

Se debe estar atento sobre el uso de productos químicos cuya fabricación, procesado, distribución, uso y eliminación representan un riesgo inasumible para la salud humana y el medio ambiente. La mayoría de estas sustancias tóxicas son productos químicos sintéticos que penetran en el medio ambiente y persisten en él durante largos periodos de tiempo. En los vertederos de productos químicos se producen concentraciones significativas de sustancias tóxicas. Si éstas se filtran al suelo o al agua, pueden contaminar el suministro de agua, el aire, las cosechas y los animales domésticos, y han sido asociadas a defectos congénitos humanos, abortos y enfermedades orgánicas. A pesar de los riesgos conocidos, el problema no lleva camino de solucionarse. Recientemente, se han fabricado más de 4 millones de productos químicos sintéticos nuevos en un periodo de quince años, y se crean de 500 a 1.000 productos nuevos más al año. (Continuará).

   Siguiente 

Ing. Carlos Mora Vanegas

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela).

cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve

camv12arrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.