El reciclaje. La forma más fácil de mantener nuestro planeta vivo

Autor: Jorge Martínez Gualdrón

Gestión ambiental

29-06-2007  

Reciclar es una forma distinta de concebir la vida y de percibir el entorno natural. Es el respeto por lo perdurable, por el valor de uso de las cosas y por nuestro Planeta Vivo.

A,b,c, del reciclaje

Reciclar es el proceso en el que los residuos o materiales de desperdicio son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas.

Reciclar es por tanto la acción de volver a introducir en el ciclo de producción y consumo productos materiales obtenidos de residuos.

Lo ideal para no agredir el medio ambiente es destinar cada residuo a su tratamiento: lo reciclable a reciclaje, lo compostable a compostaje -descomposición o transformación biológica del material orgánico-. El resultado de la descomposición de los residuos orgánicos de cocina y los residuos de jardín es el compost o humus, un oscuro acondicionador del suelo rico en alimentos.

En una visión ecológica del mundo, el reciclaje es la cuarta y última medida en el objetivo de la disminución de residuos; la primera sería la reducción del consumo, la segunda la producción y tercera la reutilización.

Los residuos se clasifican en dos grandes grupos, biodegradables -residuos de origen orgánico que pueden descomponerse e incorporarse nuevamente a la naturaleza-. Y no biodegradables -los que no sufren ningún proceso de descomposición o cuyo proceso no es espontáneo y requiere de grandes periodos de tiempo-, se incluyen los residuos peligrosos o de riesgo biológico. Aunque los dos tipos pueden ser ampliamente aprovechados conviene reciclar los no biodegradables como son:

Vidrios: todo tipo de formas de botellas y colores, también espejos y vidrios rotos.
Papeles y cartones: periódicos, cuadernos, libros y revistas en desuso.
Plásticos: envases, juguetes o utensilios del hogar.
Metales: paraguas, tornillos, herramientas y cosas metálicas inservibles.
Botellas plásticas: recipientes desechables de bebidas.
Latas: envases de cerveza en lata o lubricantes, aditivos, aceites vegetales, etc.
Recipientes desechables: Cajas, contenedores, vasos y platos de cartón o plástico.
Maderas: muebles para la elaboración de aglomerados.
NFU (Neumáticos fuera de uso).
Textiles y cueros.

¿Por qué es importante reciclar?

Se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados. La utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía. Cuando se consuman menos combustibles fósiles, se generará menos CO2 y por lo tanto habrá menos lluvia ácida y se reducirá el efecto invernadero.

En el aspecto financiero, podemos decir que el reciclaje puede generar muchos empleos. Se necesita una gran fuerza laboral para recolectar los materiales aptos para el reciclaje y para su clasificación. Un buen proceso de reciclaje es capaz de generar ingresos.

Si se recicla el vidrio se ahorra energía y por cada tonelada reciclada se ahorran 1,2 toneladas de materias primas.

Recuperar dos toneladas de plástico equivale a ahorrar una tonelada de petróleo.

Por cada tonelada de aluminio tirada al vertedero hay que extraer 4 toneladas de bauxita (que es el mineral del que se obtiene). Durante la fabricación se producen dos toneladas de residuos muy contaminantes y difíciles de eliminar.

En el caso del papel se disminuye la tala de árboles, ya que para producir una tonelada de papel deben talarse 17 árboles. En cambio, esa misma tonelada puede producirse con un alto porcentaje de papel usado. Las industrias colombianas fabrican el papel con un 56% de pulpa de madera y un 44% de material reciclado.

El vidrio se fabrica con minerales que la tierra no vuelve a reemplazar. Actualmente para producir vidrio se utiliza un 50% de recursos naturales y un 50% de casco, que es vidrio reciclado. Por cada tonelada de vidrio reciclado se economizan 30 galones de petróleo.

Los residuos no biodegradables que no son recuperados o reciclados, le causan gran daño a la tierra, pues algunos tardan cientos de años en descomponerse y otros jamás lo hacen.

Genera empleo. En Colombia, alrededor de 250 mil personas viven del reciclaje, lo que convierte esta actividad en un subsector importante en la economía nacional. Igualmente produce recursos para instituciones de beneficio social y organizaciones comunitarias.

Las empresas obtienen mayor cantidad de materia prima de excelente calidad y a menor costo.

En el caso del papel, en el fabricado con parte de material reciclado, el ahorro de energía es del 30%.

En la producción de vidrio se ahorra de un 10 a un 15% de energía por cada tonelada de material reciclado.

Al producir aluminio con material reciclado se requiere solo el 38% de la energía que se requiere para procesar la bauxita.

Para producir una tonelada de aluminio se necesitan 31 barriles de petróleo, mientras que sólo se necesitan 2 barriles cuando se utilizan residuos de aluminio.

Reduce las basuras, por lo cual se prolonga la vida útil de los rellenos sanitarios, obra que es bastante costosa, especialmente por el terreno que utiliza y la adecuación de éste.

Al reciclar una botella de vino con capacidad para un litro, se ahorrará energía suficiente para que funcione un bombillo de 100 vatios durante 4 horas.

Reciclando una tonelada de papel periódico se conservan 30.000 litros de agua.

¿Cómo puede contribuir al reciclaje?

Para que se produzca un buen reciclaje la sociedad debe intervenir en el proceso de clasificación de basuras, el paso fundamental es separar los residuos en la fuente en donde se producen, es decir, en la casa, en la oficina, en la escuela, la fábrica, etc.

El consumidor consciente de la necesidad de reducir los desperdicios puede elegir productos cuyos envases sean retornables, fácilmente reciclables o amables con el medio ambiente.

Para la clasificación de residuos es necesario disponer de 2 bolsas plásticas o recipientes. Uno de ellos está destinado para los residuos orgánicos y otro para el material reutilizable.

Los papeles y textiles deben estar limpios, secos y preferiblemente apilados y amarrados. Los envases de plástico deben estar enjuagados para evitar malos olores. Los metales y vidrios deben ser forrados en sus puntos o bordes cortantes.

Disminuya la cantidad de basura que genera en casa y reutilice aquellos residuos orgánicos que pueden servir para abonar sus plantas.

Reutilice lo más posible los envases y demás recipientes en el hogar, el colegio o el trabajo.

Diversas empresas compran vidrio, papel, cartón, plásticos y hasta radiografías médicas.

Infórmese de los horarios de recolección de basura en su calle o avenida. En caso de no cumplirse, comuníquese con la empresa recolectora y formalice su reclamo.

Disponga la basura en bolsas herméticamente cerradas. Evite la proliferación de insectos, perros y roedores.

El reciclaje en el mundo

En Europa, los esquemas de reciclaje son muy variados. Holanda tiene unos objetivos del 30% de reciclaje, 30% compostaje, 30% incineración con recuperación de energía y 10% vertido de residuos últimos.

En Viena, ciudad paradigmática de la buena gestión ambiental, el esquema es 50% valorización energética, 29% reciclaje, 12% compostaje y 9% vertedero.

Según el World Watch Institute, en los Estados Unidos la actividad de reciclado en la comunidad económica da empleo a más de 2 millones de personas.

El reciclaje es una importante industria a nivel mundial equivale al 44% del acero producido en el mundo, 36% del cobre y 25% del aluminio; 13% en los textiles; 30% del papel y el cartón; 45% del plomo que es obtenido de la chatarra reciclada

En España un 11% de los residuos se composta, un 8% se destina al reciclaje y un 6% se valoriza energéticamente. El 75% de los residuos acaban en vertederos.

A reciclar

El mal manejo de las basuras es uno de los factores que más atenta contra el medio ambiente, la basura arrojada en las orillas de las quebradas o de los ríos contamina el agua que sirve para el aseo personal y la preparación de los alimentos. Además en invierno se taponan las alcantarillas, causando inundaciones, lo que genera pérdidas materiales y humanas.

El aire se contamina con los olores que generan los residuos al descomponerse. La quema de desechos arrojados en lotes, contamina el aire con las partículas que se producen en la combustión y afecta negativamente la capa de ozono.

De igual manera, las basuras arrojadas en lotes, en las aceras o en las calles, no sólo deterioran la estética, si no que atraen insectos y roedores, transmisores de enfermedades.

El incremento de rellenos sanitarios y basureros disminuye la calidad de vida en las periferias de las ciudades alterando importantes ecosistemas, poniendo en peligro de extinción la flora y fauna del Planeta Vivo.

DATOS CLAVES

De las 28.800 toneladas diarias de residuos que se generan en Colombia sólo 3.800 toneladas (13%) son recuperadas y reincorporadas en el ciclo productivo.

De ese 13%, aproximadamente 2.100 toneladas diarias (7%) son recuperados y comercializados por los denominados recicladores o recuperadores informales y unas 1.600 (6%) son reincorporadas al ciclo productivo a través de convenios directos entre el comercio y la industria.

De los materiales que se recuperan actualmente en Colombia, los residuos inorgánicos, que cuentan con un mercado establecido y con posibilidades de expansión, son principalmente, papel y cartón, vidrio, plástico, metales ferrosos y no ferrosos y caucho.

La reincorporación en el ciclo productivo del material reciclable se realiza a través de las cadenas de reciclaje, constituidas básicamente por el usuario del servicio de aseo y consumidor de bienes y servicios, los recuperadores y recicladores, la industria, la agroindustria y el comercio.

Según información de los recicladores, en el país se ejerce la actividad del reciclaje desde hace más de 60 años y cerca de 20.000 familias tienen medio de subsistencia la recuperación y comercialización de material reciclable.

Aproximadamente 6.000 familias (30%) se encuentran asociadas en cooperativas y unas 14.000 familias (70%) trabajan en forma independiente.

Según información obtenida de la Evaluación de las Cadenas de Reciclaje, el sector papel y cartón introduce en su proceso productivo alrededor de 1,1 millones de toneladas anuales de materia prima, de las cuales unas 500 mil son procedentes de material reciclado (44%).

En el sector productivo del vidrio se reincorporan unas 125.000 toneladas de vidrio reciclado al año y se requiere incorporar en el corto plazo unas 75.000 toneladas adicionales.

Durante el año 2004 la industria nacional produjo 41.000 toneladas de chatarra de cobre y aluminio, de las cuales se exportaron, a través de los grandes depósitos de chatarra, 14.000 toneladas y para la producción nacional se aprovecharon 16.000 toneladas de cobre y 11.000 toneladas de aluminio.

Jorge Martínez Gualdrón

Asesor Comunicaciones y Prensa

www.asocars.org.co

jmgualdronarrobaasocars.org.co

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.