The E-Myth Revisited. ¿Su negocio es dueño de usted?

Si usted es un pequeño empresario que no da abasto con el trabajo de su empresa y no se ha tomado vacaciones en tres años, éste artículo es para usted. ¡Pare y lea ésta información, para que su negocio deje de ser dueño de usted!

Si hay un libro que yo recomendaría “a ojos cerrados” a cualquier persona que esta por comenzar, o que ya tiene, un negocio en Internet, sería “The E-Myth Revisited” de Michael Gerber.

El mito del emprendedor

La palabra “E-Myth” se refiere al mito que rodea todo emprendimiento. Es genialmente expuesto en éste clásico de la literatura sobre negocios, que a mi juicio, es obligatoria para todo pequeño empresario.

Michael Gerber plantea que la mayoría de pequeños negocios fallan, porque son construidos por personas técnicamente dotadas que no tienen una visión empresarial para su negocio.

La historia es típica:

Una persona con habilidades sobresalientes en algún área, trabaja como empleado en una empresa. Después de cierto período, el empleado se cansa de estar trabajando para otra persona y decide independizarse para ser su propio jefe.

Deja su trabajo suponiendo que está preparado para esto, ya que domina tan bien la parte técnica del negocio.

Hasta que se da cuenta que, como trabajador independiente, no solo debe preocuparse de llevar la parte técnica de su negocio, sino también de tomar pedidos, hacer todo el papeleo propio del negocio, desarrollar productos nuevos, publicidad, asistencia al cliente, etc.

De repente, al ver que trabaja 16 horas diarias, sin vacaciones ni fines de semana, el gran sueño de la independencia se desploma y su nuevo trabajo se transforma en una pesadilla.

La pesadilla del auto empleo en el Internet

En el ámbito de los negocios en Internet, se da con mayor frecuencia aún, ya que un negocio en Internet es relativamente fácil de armar. Por eso la tentación de “probar si funciona” sin preparación previa, es mucho más grande.

El problema de raíz es que las personas no entienden que una preparación en algún área técnica es diferente a la preparación para un negocio. También ignoran que la educación tradicional que han recibido no los ha preparado para llevar un negocio propio, sino para ser un empleado en el negocio de otro.

La solución a éste problema, según Michael Gerber, es la implementación de sistemas que funcionen sin depender de la intervención del dueño del negocio.

Las tres etapas de crecimiento de un negocio

Según éste criterio, Gerber distingue tres etapas de un negocio:

1. Etapa infantil:

Durante ésta etapa el empresario es el negocio. Tiene que cumplir con la función de emprendedor y visionario, administrador y trabajador al mismo tiempo. Al igual que un infante, en ésta etapa el negocio es poco estable y el riesgo de fracasar es bastante alto.

2. Etapa adolescente:

Si el negocio logra sobrevivir la etapa anterior, pasará a la adolescencia. El empresario decide buscar ayuda, porque ya no da abasto con todo el trabajo. Durante esta etapa el empresario busca formar un equipo y aprende a transferir ciertas responsabilidades a las manos de otros.

3. Madurez:

Hay un buen equipo formado y se han implementado sistemas que funcionan sin la intervención directa del dueño.

Durante estas 3 etapas, el dueño del negocio aprende a trabajar EN su negocio en vez de trabajar PARA el.

Cómo evitar la trampa del mito del emprendedor en su negocio en Internet

En el caso de un negocio en Internet, aquí hay ciertas funciones que usted puede aprender a delegar para que usted no quede atrapado en la trampa del mito emprendedor:

1. En vez de construir su propio sitio web, contrate un webmaster

2. En vez de llevar la contabilidad de su negocio, contrate los servicios de un contador

3. En vez de escribir sus propias cartas de ventas, contrate un escritor especializado en esto. Éste servicio probablemente sea el de mayor costo, pero también es el que le dará las mayores retribuciones a la hora de las ventas.

4. Todas esas ocupaciones que constantemente le roban tiempo: Organizar fechas, contestar emails, enviar artículos, subir mensajes, coordinar horas de coaching, funciones administrativas en general, las puede hacer un asistente virtual.

5. Crear los productos. Si bien usted es la persona que diseñará sus productos, puede contratar ayuda para transformarlos en diferentes formatos. Por ejemplo, si usted es un expositor y habla en público regularmente, puede grabar sus exposiciones y contratar a personas que lo convierten en formato escrito (transcriptores) y lo editen (editores).

Si usted aprende a delegar estas funciones, se puede dedicar de lleno a la venta de sus productos y a nuevos proyectos, los pilares fundamentales de un negocio pujante. Incluso puede aplicar el mismo modelo y comenzar con otro negocio.

¡También puede vender su negocio, llave en mano, para dedicarse a algo diferente!

La gran ventaja de los negocios en Internet es que usted no tiene que contratar a estas personas por tiempo completo. No trabajarán para usted como empleados suyos, sino como contratistas independientes que le venderán sus servicios a cambio de un honorario prefijado que normalmente se calcula en base a horas trabajadas.

De ésta manera es muy fácil mantenerse dentro de cualquier presupuesto, especialmente en los inicios de su negocio en Internet, cuando aún no se perciben grandes ingresos.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Langerfeldt Bettina. (2012, enero 27). The E-Myth Revisited. ¿Su negocio es dueño de usted?. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/the-e-myth-revisited-su-negocio-dueno-usted/
Langerfeldt, Bettina. "The E-Myth Revisited. ¿Su negocio es dueño de usted?". GestioPolis. 27 enero 2012. Web. <https://www.gestiopolis.com/the-e-myth-revisited-su-negocio-dueno-usted/>.
Langerfeldt, Bettina. "The E-Myth Revisited. ¿Su negocio es dueño de usted?". GestioPolis. enero 27, 2012. Consultado el 8 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/the-e-myth-revisited-su-negocio-dueno-usted/.
Langerfeldt, Bettina. The E-Myth Revisited. ¿Su negocio es dueño de usted? [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/the-e-myth-revisited-su-negocio-dueno-usted/> [Citado el 8 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 33852688@N08 en Flickr
DACJ