Raíz de la Calidad de Vida: la Salud.

Resumen:

La Orientación Productiva del Líder es la Calidad de Vida Fardella (2018), éste concepto, es multidimensional;  según la teoría de los dominios propuesta por Olson y Barnes; esta escala de calidad de vida contaba con siete dominios o factores que incluía la Salud; luego  Grimaldo (2010, p.7) en su adaptación de dicha escala quedó con nueve dominios dentro de los cuales también la incluyó. Ambos conceptos, tienen una relación directa con el bienestar personal; es como nos sentimos ante diversas situaciones de la vida diaria y como nos relacionaríamos con nuestro ambiente; pero sin Salud: stress funcional, ¿cómo será mi calidad de vida en la tierra? 

Palabras claves: Orientación Productiva, Calidad de Vida, Salud, Ley Natural, Dirección.

1. INTRODUCCIÓN

La “calidad de vida” es el núcleo central de la orientación productiva del  líder Fardella (2018), la Organización Mundial de la Salud (OMS), plantea que es la percepción que tiene el individuo de su posición en la vida, en el contexto de su cultura y el sistema de valores en el cual vive y la relación con sus metas, expectativas, estándares y preocupaciones The World Health Organization Quality Of Life Group (1995). La Teoría de los Dominios propuesta por Olson y Barnes, quienes utilizan una conceptualización subjetiva para definir la calidad de vida y la relacionan con el ajuste entre el sí mismo y el ambiente; plantean que una característica común en los estudios de la calidad de vida, constituye la consideración de los dominios de las experiencias vitales de los individuos, en donde cada uno se enfoca sobre una faceta particular de la experiencia vital, como por ejemplo vida marital y familiar, amigos, domicilio y facilidades de vivienda, educación, empleo, religión y salud entre otros Grimaldo (2010, p.3). Se puede señalar que constituye un concepto multidimensional, que posee un componente objetivo y otro subjetivo; que se orienta hacia el bienestar del ser, como un indicador subjetivo, el cual es medido a partir de los juicios de satisfacción y felicidad  de él. Pero el bienestar: Calidad de Vida independiente de los juicios de satisfacción y felicidad de la persona, existirá   ¿sin Salud de Alma y Cuerpo?

Alma o ser inmaterial e individual, que reside en nosotros y sobrevive al Cuerpo, es un espíritu encarnado; siendo su Cuerpo no más que su envoltorio el cual abandona cuando cesan sus funciones orgánicas. El espíritu es creado sencillo e ignorante y se instruye en las tribulaciones corporales, ósea, por medio de su cuerpo orgánico. Cuerpo o ser material,

análogo a los animales y animado por el mismo principio vital es un ser orgánico que tiene en sí mismo una fuerza intima

que produce el fenómeno de la vida, mientras exista aquella; es independiente de la inteligencia y del pensamiento (son propios del espíritu). La vida orgánica puede animar un cuerpo sin alma; pero ésta no puede habitar en un cuerpo privado de vida orgánica, un cuerpo sin alma es un montón de carne sin inteligencia; el Cuerpo es un ser dotado de vitalidad que

tiene instintos, pero ininteligente y limitado al cuidado de su conservación.

La contaminación ambiental es una preocupación que es creciente a nivel mundial por los peligros y riesgos a la Salud y la Calidad de Vida de las personas. Es una disonancia ya que: ¿quien contamina el planeta? no es el mismo hombre. La destrucción de la capa de ozono, la extinción de las especies, la disminución de la provisión de agua potable, el crecimiento poblacional, la contaminación del aire y de las aguas han sido señalados como las primeras amenazas al medio ambiente terrestre Elston (2001) y Oskamp (2000).

No hay enfermedades, solo hay enfermos, estableció Hipócrates. De aquí que debe enseñarse al enfermo para que restablezca y conserve su salud integral y no combatir su dolencia, que es efecto de su falta de salud. Se dirige solo a la normalidad funcional, es decir a la salud, enseñando al sujeto a recuperarla o conservarla mediante el Equilibrio Térmico de su cuerpo y para obtenerlo bastará con el uso adecuado de los agentes naturales de vida, aire, agua, sol, tierra y alimentación conveniente a base de frutas y verduras crudas. La Salud es, también resultado de nuestros propios actos de cada día, de acuerdo con las leyes de la naturaleza de la cual formamos parte, ella es actividad funcional del organismo; enfermedad es, stress funcional y muerte, paralización funcional del mismo. De aquí que el problema de la salud es de carácter funcional y no microbiano Lezaeta (1957, pp. 7- 8).

Dirigir es: Ciencia y Arte Fardella (2015a). Liderazgo: Arte y Gestión: Ciencia; son métodos de actuar diferentes y

complementarios. Estas dos funciones tan diferentes, para ocuparse de la dificultad y del cambio, determinan las actividades características de gestión y liderazgo. Cada método de acción tiene que decidir: qué ha de hacer; crear relaciones (sintonía y dialogo) para llevar a cabo un programa de salud; después tratar que esa persona haga vida el trabajo para su recuperación o mantención de ella. Pero cada una de estas dos funciones realiza estas tres tareas de forma diferente Kotter (1990); de estas funciones diferentes pero complementarias deriva la: dirección, que sólo existe si hay liderazgo Fardella (2017a); los faros de luz de su consciencia son los valores personales instrumentales intra e interpersonales y las raíces de su corazón (esfera del sentimiento) son sus valores personales terminales intrapersonales Fardella (2011, pp. 349-350). Sin estos valores encarnados en su persona: no existe  liderazgo transformacional Fardella (2013). Los métodos analíticos pueden ser útiles en las ciencias, pero el instrumento principal del líder como artista es él mismo y la creatividad que pueda poner en su propia personalidad. Él,  debe tener muy en cuenta   “conócete a ti mismo” para poder controlar algunos de los efectos perniciosos que puede provocar inconscientemente Fardella (2011, p. 343); si él no comprende y entiende sus propias actitudes y comportamientos en todos sus actos, es muy probable que se convierta en portador de problemas y no en quien debe resolverlos. Luego, no es posible respetar su “Cuerpo” sin conocerlo y entenderlo; cuidado y responsabilidad serian ciegos si no estuvieran guiados por el conocimiento y entendimiento de él; esto, implica una comunicación en dos direcciones: dialogo Fardella (2016a), relación entre  Alma y Cuerpo, sin esta sintonía intra e interpersonal ¿cómo dirige su cuerpo?

El enfermo, stress funcional: Alma y Cuerpo funcionan como totalidad no fragmentado (fusión), en una misma sintonía de frecuencia vibratoria Fardella (2015b). Las implicaciones sociológicas de la teoría cuántica y del caos, ambas, sugieren que el mundo no es una máquina, sino, un conjunto de relaciones cambiantes. Estas, son incognoscibles porque todo intento de medirlas las altera. Impredecibles porque unas diferencias pequeñas en las condiciones iníciales pueden producir rápidamente diferencias muy grandes en el estado futuro del sistema Mc Daniel (1997). Lo único que nos queda en un mundo incognoscible e impredecible es: coherencia, armonía entre el pensar y sentir (Alma) y acción (Cuerpo). La combinación de inevitabilidad, desconocimiento e impredictibilidad hace de la: orientación, una cuestión básica para cualquier actividad humana, sin ella ¿a dónde dirijo mi cuerpo? Ser coherente es como navegar con brújula en lugar de utilizar un mapa Fardella (2015, p.11). Los mapas, por definición, solo son útiles en mundos conocidos, explorados y cartografiados. Las brújulas, en cambio, son útiles cuando uno no sabe dónde está y solo necesita un sentido general de orientación Hurst (1985).

La Salud tiene una relación directa con la felicidad, ésta, solo es posible por medio de la realización plena de aquellas facultades que son peculiarmente del hombre: la razón (pensamiento), el amor (sentimiento) y el trabajo productivo (acción) Fromm (2000, p. 58); ósea, evolución de su talento, es  la persona quien lo gestiona y desarrolla, incluye la totalidad de su personalidad Fardella (2017a). Esta dimensión tiene una relación directa con la disminución de la pobreza humana, que es la privación del desarrollo de sus potencialidades propias como personas, y no solamente se relaciona con la privación de activos (parte económica), ambas están implícitas en el término: Calidad de Vida.

La salud no se obtiene con medicamentos ni drogas, sino con nuestros propios actos (actitudes y comportamientos) de cada día sometido a la ley natural. De aquí que la propia voluntad del enfermo es el primer agente de salud, aprender a aprender la ciencia de vivir sanos de cuerpo y alma, buscando las fuentes de esta felicidad en el generoso regazo de la sacralidad de nuestra naturaleza. El proceso de liderazgo está presente en la evolución de cualquier persona y grupo humano, desde el más pequeño como la familia, hasta el más grande, como el grupo social a escala nacional de cuya dirección se responsabiliza en el vértice el Estado. Cuando se dice este proceso está presente o se da no significa que existe siempre, mejor o peor en sí mismo, y para mal o bien en cuanto a resultados Fardella (2014, pp. 151-152). Dada su relevancia y significado de éste proceso, investigaremos su relación e incidencia en la voluntad del enfermo para recuperar su Salud y conservarla; ésta, es el cimiento de la Calidad de Vida del ser humano en la tierra.

Hipótesis: La Dirección de nuestro propio Cuerpo es el principio de la Calidad de Vida en la tierra; su raíz y núcleo central la Salud el Qué hacer, Cuándo, Cómo, Quién y Dónde se concreta en la orientación trascendente; luego ésta se hace vida en actitudes y comportamientos, con prudencia; el resultado de éstas acciones son retroalimentación, objetivo: aprender a aprender, cambio en la forma de vida para recuperarla o mantenerla.

2. MARCO TEORICO.-

Fardella (2011): Orientación Productiva del Líder, es la relación activa y creadora para sí mismo, su prójimo y la naturaleza. Aluden tres dimensiones Fardella (2014a), que la relacionan en las esferas del:

  1. Pensamiento se manifiesta en la comprensión del mundo a través de la razón y la verdad;
  2. Sentimiento, se expresa a través del amor, el sentimiento de unión con los hombres, el trabajo y la naturaleza;
  3. Y de la Acción se manifiesta en el trabajo productivo, es decir, en la labor realizada para: su propio bienestar, su prójimo y la naturaleza.

Estos tres sistemas caóticos, se auto organizan a sus a tractores los valores personales Fardella (2012):

Instrumentales intrapersonales (faros de luz de su conciencia): respeto, honestidad y responsabilidad, que lo conlleva a la capacidad de perdonar e irradiar alegría: esfera del pensamiento.

Terminales intrapersonales (raíces de su corazón): armonía interior, libertad, y sabiduría, que lo conlleva a la

realización personal y felicidad: esfera del sentimiento.

Instrumentales interpersonales: respeto (prudencia),  responsabilidad (autonomía-autodominio) y honestidad (verdad)  guían: sus actitudes y comportamientos.

Todos ellos, conforman un sistema caótico integral y total: el líder.

 III.  ANÁLISIS

La Orientación Productiva del Líder que es producto de: una experiencia vital de discernimiento e indagación intra e interpersonal Fardella (2018), en los ámbitos:

  1. Intrapersonal, se produce un dialogo interno entre las esferas del “Sentimiento” el Qué hacer y Cuándo; y la esfera del “Pensamiento” el Cómo, Quién y Dónde, estas preguntas y respuesta provienen de un estado de contemplación consciente de tu inconsciente, y su resultado es la Orientación;
  2. Interpersonal, en la esfera de la Acción hace vida ésta orientación con prudencia (consciente de su inconsciente: sabiduria); que nace de la integridad personal (su raíz: la humildad), y junto con ella su influencia moral que logra compromiso y colaboración hacia fines trascendentes Fardella (2017) que es: la Calidad de Vida. El resultado de esta acción es Retroalimentación: cambio, para un aprendizaje continuo (aprender a aprender) en la  disminución de la pobreza humana.

Estas tres esferas (sentir, pensar y acción) estan enlazadas entre sí en un circuito cerrado, si falta una de éstas, el circuito no existe; concluimos que:  primero es la orientación; y luego la hace vida en actitudes y comportamientos que se concreta en una actividad productiva; asi nace la Orientación Productiva del Líder: la Calidad de Vida.  Tomaremos como estructura de análisis en esta investigación este modelo  Fardella (2018).

No lograr Salud por incompetencia, es una irresponsabilidad social de  dirección; la esencia de esta función  no es el poder sino la responsabilidad, cuidado y conocimiento (respeto) por nuestro propio cuerpo. El poder e influencia que tienen los valores de quién lo dirige: líder (libertad, raíz de la responsabilidad (prolijidad); armonía interior, raíz de la honestidad (apertura) y sabiduría, raíz del respeto (adaptabilidad)) Fardella (2011, pp. 349-350); conllevan a  una: orientación trascendente, lograr salud de cuerpo y alma para evolución y desarrollo del hombre; luego llevarla a la  acción con actitudes y comportamientos que irradian influencia moral  sobre la voluntad del enfermo; y el resultado de ésta es retroalimentación: aprender a  aprender y  cambiar para lograrla y conservala. Éstas, conforman un circuito cerrado tridimensiónal clave del vector: liderazgo, cuya función trascendente deriva de sus contenidos consciente e insconsciente.

III.1. Dimensión: Orientación.

Conocer la verdad: se llega observando y sintiendo la sacralidad de la naturaleza; y Comprenderla,  así logramos entender cuál es el rumbo a seguir para lograr Salud de Alma y Cuerpo. Ésta orientación es trascendente, deriva de las siguientes respuestas a las interrogantes claves en toda estructura social (persona, grupo y país),  existen cinco situaciones en las que el triunfo es previsible: el “qué” hacer (Objetivo); “cuando” hacerlo; “como” lograrlo; “quién” lo hará, con prudencia; y “dónde” lugar. Estas interrogantes y respuestas nacen: de una experiencia vital de discernimiento e indagación intrapersonal del líder.

Los directivos reflexivos son capaces de ver lo que está detrás, para poder mirar hacia el futuro Gosling y Mintzberg

(2004); una intuición que se expresa de forma flexible, es una orientación a seguir. La intuición deriva de la consciencia

de uno mismo y permite al líder recurrir no solo a sus conocimientos técnicos, sino aplicar su sabiduría de la vida a sus decisiones. El hecho de sintonizar con nuestros sentimientos contribuye a dar sentido a los hechos y a mejorar, el proceso de toma de decisiones. Según la ciencia, las emociones no se oponen a la razón, sino que forman parte de ella. Para acceder a la sabiduría acumulada durante la vida, el líder aprende a confiar en sus sensaciones intuitivas Lieberman (2000). Los circuitos neuronales implicados en decisiones complejas no solo incluyen los ganglios basales, sino también la amígdala, región en la que el cerebro parece almacenar emociones asociadas a los recuerdos. No es el área verbal del cerebro, sino la región que controla los sentimientos, la que nos proporciona el curso de acción más adecuado en el proceso de “toma de decisiones” Goleman, Boyatzis y Mckee (2008).

En la esfera del sentimiento:

¿Qué? Hacer. La decisión de concentración y energía está en maximizar la paciencia y disciplina en el trabajo a realizar para: cambiar la forma de vida. Ignorancia de la Salud es la única y verdadera causa de todas las enfermedades que el hombre sufre en el curso de su existencia. Al enfrentar el hombre los quebrantos de todo género con que la falta de salud lo acecha a cada paso en su vida, se encuentra con que el bagaje de sus conocimientos trabajosamente adquiridos en la escuela, en el taller y en la práctica, de nada le sirven ante el enemigo, que lenta y seguramente socava su salud, dejando cada día expuesto a la ruina todo el edificio de su bienestar Lezaeta (1957, p. 11-12). Nadie cura a nadie, ni existe remedio con virtud curativa, porque salud y enfermedad  son resultados de nuestros propios actos de cada día, sometidos o no a la ley natural. La enfermedad que se gestó con régimen anormal de vida, solo puede alejarse mediante régimen de vida sana, que mantenga equilibrio térmico del cuerpo Lezaeta (1957, p. 112), ósea, armonía interior.

La clave de la salud está en mantener el equilibrio térmico de las temperaturas interna y externa del cuerpo (sintonía de frecuencia vibratoria con la naturaleza). Esto se conseguirá cumpliendo cada día los mandatos de la ley natural. El hombre sano no existe, sino como rara excepción y hay que buscarlo  lejos del ambiente civilizado. Muchas personas que se creían exponentes de salud y que podían llevar la vida sin trabas, pues jamás notaban malestar, mueren repentinamente y prematuramente, lo que nos manifiesta que estaban enfermas y que, si no se daban cuenta de ello, era debido a que sus nervios estaban aletargados y sus defensas naturales vencidas por intoxicación crónica. El falso concepto corriente de salud y enfermedad, que juzga por los síntomas y apariencias, lleva generalmente a calificar de sana y robusta a cualquier persona que sobresalga por sus condiciones físicas de musculatura o fuerzas, lo que hace que buena parte de la juventud se dedique con exageración a ejercicios gimnásticos hasta conseguir una forma y musculatura sobresaliente, pensando con ello  haber perfeccionado sus condiciones orgánicas, cuando en realidad lo que se ha conseguido ha sido un: desequilibrio orgánico, es decir, un estado de enfermedad crónica. No hay, pues, que exagerar ninguna facultad ni cualidad del organismo, porque ello va en menoscabo de otras aptitudes o condiciones fisiológicas de nuestra naturaleza, produciendo con ello el desequilibrio orgánico que es alteración de la salud. Condenamos si la exageración que lleva a abusos de las aptitudes fisiológicas para conseguir un desarrollo corporal desproporcionado a las necesidades del sujeto Lezaeta (1957, p. 63).

¿Cuándo? Hacerlo. Todos los días de nuestra existencia, desde el amanecer hasta el atardecer. Nuestro cuerpo es parte del universo, y todo lo que suceda en él repercutirá en nuestra fisiología. Nuestros ritmos biológicos son una expresión de los ritmos de la tierra en su relación con todo el cosmos. Debido a la rotación de la tierra sobre su eje nosotros experimentamos un ciclo de 24 Hrs. Construidos por el día y la noche, el cual se denomina: ritmo circadiano. Células y órganos del cuerpo están continuamente vibrando a determinadas frecuencias. Cada órgano tiene una vibración determinada y cada parte de su cuerpo una vibración distinta. Cuando nuestro cuerpo recibe la cantidad adecuada de energía y en la vibración determinada, disfrutamos de una buena salud. Por el contrario, si ese nivel de energía y su vibración decaen, nos enfermamos o incluso morimos Fardella (2015b). Tiene una relación directa con la temperatura (energía) del cuerpo interna y externa. Nuestros ritmos biológicos deben concordar con el ritmo circadiano, este nos permite tener un orden (disciplina) de cuándo realizar ciertas actividades básicas para nuestro Cuerpo y Alma durante el día.

Nuestro Cuerpo es parte del cosmos y nuestros ritmos corporales pueden entrar en arrastre con ellos; si estuviéramos alineados con el cosmos, en armonía total con sus ritmos y ninguna tensión emocional, habría muy poca entropía en él (envejecimiento). Pero, no es así, razón: estrés. Tan pronto como tenemos un pensamiento, cualquiera que sea, este “interrumpe” la tendencia innata de los ritmos biológicos a dejarse arrastrar por los ritmos del cosmos Fardella (2015, pp. 159-160). La tecnología no sana, sino el estar en sintonía (armonía interior), sentir tu cuerpo que es parte de la sacralidad de la naturaleza y entrar en comunión con ella, así, estas en concordancia con las vibraciones de toda la tierra. Esto solo es posible con una mente silenciosa, consciencia sin pensamientos: presencia total, vivir el momento presente el ahora. En este estado vendrá la respuesta Cuándo? de la esfera del sentimiento; tu voz interior de la consciencia que nace del inconsciente, y éste eres tú: Alma viviente.

En la esfera del pensamiento:

Cómo? Hacerlo. Cumpliendo los preceptos que la Ley Natural impone al hombre como condición para mantener la normalidad orgánica, vale decir la salud Lezaeta (1957, p.17). Las mismas leyes que fijan la órbita de los astros, que señalan las estaciones del año y que dirigen la vida del reino animal desde el elefante hasta el más pequeño microorganismo, estas mismas leyes que designamos con el nombre de Ley Natural, rigen también la vida del hombre. Pero esta ley que es observada por todos los seres creados, que en el irracional se manifiesta por el instinto que constantemente lo guía (dirige) permitiéndole así vivir sano y morir de muerte natural, es continuamente transgredida por el hombre ignorante y rebelde. Esta ley es la voluntad del Creador que impone a la criatura una norma para cumplir su destino moral o físico. La ley natural es norma de virtud y salud, de aquí que el hombre sano es bueno y el hombre enfermo, solo con gran violencia sobre sus inclinaciones morbosas puede dejar de ser malo. El hombre abusando de su libre albedrio contraviene la ley natural continuamente, llevando de ordinario como sanción una vida de dolencias que termina por lo general con una muerte prematura y dolorosa Lezaeta (1957, pp. 15-16).

Los preceptos que la Ley Natural impone al hombre como condición para mantener la normalidad orgánica, vale decir la Salud son: respirar aire puro; comer exclusivamente productos naturales; ser sobrios constantemente; beber únicamente agua natural; tener suma limpieza en todo; dominar las pasiones, procurando la mayor castidad; no estar jamás ociosos; descanso y dormir solo lo necesario; vestimenta sencilla y holgada; cultivar todas las virtudes, procurando siempre estar alegres Lezaeta (1957,p. 17). Además es necesario complementar con actividad física y mantenerse consciente (consciencia sin pensamientos). En el cumplimiento integral de estos preceptos está la salud y la transgresión de uno solo  de estos ya es causa de dolencia porque altera la normalidad funcional del organismo que es salud integral. El acto de innovación es a la vez cognitivo y emocional. Concebir una idea es un acto cognitivo, pero detectar su valor, nutrirla y

llevarla a cabo requiere aptitudes emocionales tales como la confianza en uno mismo, iniciativa, tenacidad y capacidad de persuadir, relacionado con la inteligencia practica Sternberg (1985). El Cómo? oscila entre la esfera del sentimiento y del pensamiento, éste último le da forma con la inteligencia.

 ¿Quién? Lo hará. Ud. (Alma viviente) que es el primer agente de salud, quién dirige su propio Cuerpo, su voluntad (motivación y compromiso). Si el enfermo carece de la voluntad decidida de actuar por sí mismo en el restablecimiento de su salud fracasará el mejor tratamiento.

El organismo humano relativamente sano (Alma y Cuerpo) es una empresa asombrosa. Si  consideramos los millones de organismos vivientes que lo mantienen, el volumen de información que procesa, la riqueza de las combinaciones de impulsos y creencias a los que obedece, es un milagro de coordinación si está sano. Hay que ser consciente de lo que el organismo más corriente consigue hacer en un solo día: millones de adaptaciones imperceptibles a su entorno físico, recibir y organizar miles de millones de datos, adquirir, digerir y procesar diferentes tipos de elementos como el oxigeno (aire), el agua y los alimentos que necesita como fuentes de energía (frutas y verduras); defenderse cuando se siente herido o atacado, generar nuevas ideas, etc., etc. Pero ¿Quién dirige este grupo? Nos gusta pensar que lo dirigimos con nuestra mente, pero, la mayoría de las funciones vitales empiezan antes de que el cerebro se haya desarrollado. Por ejemplo, puedo notar que tengo una llaga en la boca. No tengo idea de cómo ha aparecido. Cuando la examino, parece como si me hubiera arrancado un trocito de lengua. No es fácil olvidarse de la llaga, pero lo intento y, finalmente, durante el sueño, lo consigo. Al día siguiente, en algún momento, me acuerdo de la llaga y la miro. Ha desaparecido ¿Cómo ha ocurrido? no recuerdo haber dado orden alguna a mi organismo Fardella (2014, p.13).

¿Quién dirige aquí? Es evidente que, por debajo del nivel de conciencia, el liderazgo tiene un elemento integrador y

Adaptativo. Puede que esta función anónima y en buena medida “inconsciente”, el hemisferio derecho del cerebro, sea precisamente el que dirige al organismo. El cuerpo sin alma es un cadáver, el alma sin un cuerpo es un fantasma. Quien “piensa” y “siente” dentro de nuestro cuerpo ¿es el cerebro?, pero, la mayoría de las funciones vitales empiezan antes que este se haya desarrollado. Fardella (2014, p.14). Luego quien piensa y siente es Ud. (Alma viviente), el cerebro es un órgano que usa para dirigir su cuerpo, y desde él coordina y guía con todo su sistema nervioso la animosidad de todo su cuerpo; pero no en cómo funcionan sus órganos, pero si incide en el desequilibrio orgánico, es decir, un estado de enfermedad crónica. El hombre Ud., es el único ser de la creación que vive desequilibrando las temperaturas de su cuerpo Lezaeta (1957, p.50). Quién es el que decide llevarse un determinado alimento no natural a la boca con su propia mano, o tomar una bebida gaseosa con componentes tóxicos, no es Ud.?, o quién es? Los estudios con radioisótopos demuestran que el Cuerpo renueva el 98% de todos sus átomos en menos de un año. Fabrica: un nuevo revestimiento gástrico cada cinco días; un hígado nuevo cada seis semanas; piel nueva una vez al mes y un esqueleto nuevo cada tres meses. Renovamos nuestro cuerpo en cada segundo de vida Fardella (2015, p. 172). Si Ud., (Alma), está enfermo contaminará su cuerpo orgánico, con su forma de vida.

¿Dónde? En conexión con: la naturaleza, tierra, agua, aire y sol, los elementos básicos de la vida. Sin ellos que haríamos …luego debemos cuidar la calidad de nuestro ambiente. Pero estamos preocupados de llegar a otros planetas para buscar vida y tenemos el paraíso natural de nuestro planeta que es el hogar adecuado a nuestros Cuerpos orgánicos que son parte

de él, nos hemos olvidado de la sacralidad de su ambiente para la Calidad de Vida (Salud) del ser humano. Que hacemos en un fin de semana largo a donde acudimos? al mar, a la cordillera, al campo para renovar energía…que dicotomía existencial. Y estamos por otro lado destruyendo nuestro planeta con fines netamente económicos, nuestro aire cada día lo contaminamos más, creemos que nuestra calidad de vida está en tener más: el amor al dinero, es la raíz de todos los males.

El instinto de conservación es una ley natural. Ha sido dada a todos los seres vivientes, cualquiera que sea su grado de inteligencia, la necesidad de vivir. Y tenemos los medios para ello: la naturaleza,  pero el hombre la descuida y destruye. Con frecuencia también la acusa de lo que es efecto de su impericia o de su imprevisión. La tierra produciría siempre lo necesario, si el hombre supiese contentarse con ello, desarrollar su razón que debe preservarle de los excesos. Pero con vuestros excesos llegáis a la saciedad y vosotros mismos os castigáis. Las enfermedades, los achaques, la misma muerte, consecuencia de los abusos, son al mismo tiempo castigo de la trasgresión de las leyes naturales. La ley de conservación obliga a atender las necesidades del cuerpo de forma justa, sin fuerza y salud es imposible trabajar.

El bienestar: salud es un estado natural, y el abuso es contrario a la conservación. No es un crimen que se busque el bienestar, si no es adquirido a expensas de otro, y si no ha de contribuir a mermar vuestras fuerzas morales y físicas. La ley de conservación constituye al hombre en el deber de mantener sus fuerzas y su salud para realizar la ley del trabajo. Debe alimentarse (nutrirse), descansar lo suficiente, hacer ejercicios físicos, cuidar y ser responsables no solo de su cuerpo físico sino que además del cuidado y mantención de la naturaleza. Pero, casi doce millones de personas mueren en todo el mundo por falta de agua potable, casi cerca de la mitad de la vegetación del mundo se perdió a causa de que fueron cortadas o quemadas y que dos de cada tres especies que están viva se encuentran ya en proceso de extinción Elston (2001). Desde 1970 se vienen originando las primeras discusiones en torno al desarrollo del planeta y específicamente en torno a la degradación del medio ambiente Oskamp (2000). Los recursos de la tierra no son inagotables y es preciso la preservación del medio ambiente que está íntimamente relacionado con la preservación del ser humano, ósea, la calidad de vida.

Los problemas de este progresivo deterioro, no solo se deben a los factores físicos, químicos, biológicos, sociales o psicosociales que determinan la salud ambiental sino también a los valores, las actitudes con respecto al medio ambiente y los comportamientos y/o conductas ecológicas de cada una de la personas de toda la tierra. Se requiere un cambio en nuestra forma de vida, el darle la importancia justa al ámbito económico y no que sea nuestro centro de atención principal. Dejando de lado la importancia trascendente que tiene la naturaleza en nuestra calidad de vida, destruyéndola por motivos económicos y egoístas. Se concluye que el principio del bienestar del hombre en la tierra es: Salud, de Alma y Cuerpo, que es la raíz de la Calidad de Vida.

En esta “primera fase” Orientación, que nació de una experiencia vital de discernimiento e indagación intrapersonal; producto de los contenidos consciente e inconsciente del líder, deriva su “función trascendente”: Salud de Alma y Cuerpo. Siendo éste objetivo el principio de la calidad de vida en la tierra, el cual se concreta en una Orientación Trascendente”.

 III.2. Dimensión: Acción.

Practicar las leyes naturales inmutables y adquirir la suficiente experiencia personal, para escribirlas en vuestro corazón; hacer vida esta orientación trascendente con autenticidad y prudencia Fardella (2014, p.20), en todas sus actitudes y comportamientos (relaciones con este mundo de las formas) desde que abres los ojos por la mañana, hasta que los cierras cuando te vas a descansar. Los modos específicos de relación de la persona con el mundo, en el proceso de su vida son: adquiriendo y asimilando objetos: proceso de asimilación y relacionándose con otras personas (y consigo mismo): proceso de socialización. Ambas formas de relación son abiertas y no, como en el caso del animal, instintivamente determinadas Fromm (2000, pp. 71-72). Luego el líder con sus actitudes y comportamientos a través de su Cuerpo lleva a la acción la orientación trascendente.

La espontaneidad (prudencia), expresión psicológica de la autenticidad hace que nos sintamos de forma particular muy cómodos ante las personas que la expresan. Mientras este en un estado de intensa presencia: consciente, está libre de pensamiento: silencio interior; ésta quieto (calma) y sin embargo muy alerta. En el instante en que su atención consciente cae por debajo de cierto nivel, el pensamiento se apresura a aparecer; el ruido mental regresa; la quietud se pierde, Ud., vuelve al tiempo. Para estar presente en la vida diaria ayuda estar arraigado en su interior; de otro modo, la mente, que tiene una inercia increíble, lo arrastrará como un río salvaje. Arraigado en su interior, significa habitar su cuerpo completamente. Tener siempre algo de su atención en el campo de energía interior de su cuerpo: sentirlo desde adentro. La consciencia del cuerpo lo mantiene presente, lo ancla en el momento presente Fardella (2015, p.161): el ahora. El hombre prudente es consciente, permanece en un estado de intensa presencia, y en sintonía con la naturaleza Fardella (2015b). Científicamente es armonía con la correlación infinita y el ritmo circadiano Fardella (2018), que solo será posible si el hombre experimenta y practica las leyes naturales. Así en este estado: un Alma podrá dirigir su Cuerpo, pero consciente.

En estado de contemplación: presencia (consciente de su inconsciente) vive el líder, en cámara lenta. Solo observa, no juzga, no interpreta, no analiza: deja fluir, libertad; en silencio conciencia sin pensamientos: quietud (no mente) consciente, puerta de acceso al inconsciente Fardella (2015, p.168). Solo su consciencia lo dirige (presencia), en todas sus actitudes y comportamientos diariamente: Si la conciencia hablase siempre en voz alta y con suficiente precisión, solo unos pocos se desviarían de su objetivo moral Fromm (2000, p.175). El poder de la alegría Fardella (2015b), la risa es muy contagiosa, se asienta en complejos circuitos neuronales fundamentalmente involuntarios que, en consecuencia, resultan más difíciles de simular Small (2000, p.24). Esta reacción involuntaria constituye la comunicación más directa posible entre las personas – una comunicación de cerebro a cerebro en la que el intelecto se limita a ser un mero espectador – y establece lo que podríamos denominar un vínculo límbico, ni tiene relación alguna con frases ingeniosas Provine (2000, p.133). La risa y broma oportuna estimulan la creatividad, abren vías de comunicación y consolidan la sensación de conexión y confianza, luego convierten trabajo en algo más agradable Clouse y Spurgeon (1995). La alegría surge de la esfera del sentimiento y es señal de Salud del Alma; su síntoma la felicidad.

En esta “segunda fase” Acción con la capacidad de influencia moral (consciencia), que nace de la integridad personal del líder cuya raíz es su humildad; hace vida la orientación trascendente con Actitudes y Comportamientos”, los cuales logran el compromiso y colaboración. Con la fuerza de su espíritu: Alma sana que ha alcanzado durante su vida, la cual deriva  de sus raíces, los valores personales terminales intrapersonales de: Libertad (dejar fluir), logra aceptar de corazón toda contradicción que le ofrece la vida, logrando en Armonía Interior experimentar Alegría: gozo y Tribulación: sufrimiento, sin detenerse en ninguna… Fardella (2016). Podrás entregar algo que no tienes: un Alma enferma podrá guiar a su Cuerpo enfermo…?”¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?”Lc. 6:39.

III.3. Dimensión: Retroalimentación.

La valoración de la eficiencia de una persona, de su éxito y de su importancia para la salud no debe establecerse a partir de una preferencia subjetiva. Debería medirse por un criterio “objetivo” que ponderase la eficiencia y el logro. “Esta medida objetiva no solo hace posible las relaciones personales informales y amistosas, un espíritu de trabajo en equipo y de dialogo libre y franco…” Drucker (1946, pp.70-71); sin una evaluación objetiva y justa (esto se relaciona con los valores: libertad, armonía interior y sabiduría), no se logra un mejoramiento continuo Fardella (2013a); ósea: de las experiencias vividas, aprender y cambiar con prolijidad: responsabilidad,  adaptabilidad: respeto y honestidad: apertura con su propio Cuerpo; sin un aprendizaje permanente, no se  logra su equilibrio funcional orgánico ni menos lo mantiene.

El pensamiento productivo se caracteriza también por la “objetividad”, por el respeto del sujeto pensante (Alma) por su objeto (Cuerpo), por su capacidad de ver el objeto tal como es y no como desea que fuere. Ser objetivo es posible únicamente si respetamos las cosas que observamos; vale decir, si somos capaces de verlas en su singularidad e interdependencia; la objetividad debe estar presente en los objetos animados e inanimados; el de ver la totalidad de un fenómeno; si el observador (Alma: Ud.) aísla un aspecto del objeto sin ver el conjunto, no lograra la comprensión apropiada ni siquiera de ese solo aspecto que estudia. La objetividad no requiere únicamente ver el objeto tal como es, sino también verse a sí mismo como uno es; vale decir, ser consciente de la constelación particular en que uno se encuentra como un observador relacionado con el objeto de la observación. La objetividad no significa indiferencia y despego; significa respeto (su raíz la sabiduría); o sea, la aptitud para no deformar y falsificar a las cosas, a las personas y a uno mismo Fromm (2000, pp. 118-120).

Aprendemos por varias razones, pero, sobre todo por que contribuyen a dar sentido a nuestra vida. El aprendizaje y desafíos trascendentes motivan más a las personas que el dinero o el temor. En el arte y la ciencia, el innovador solo tiene que persuadir a una persona: tú mismo (Motivación Trascendente). El cambio se da por incrementos pequeños, pero continuos.

Todo cambia incluso el estado biológico de nuestro cuerpo, luego una  retroalimentación razonable y en un tiempo prudente, es imprescindible un:análisis reflexivo”, sin señales vitales hechos concretos que reflejan su Cuerpo como se solucionan las desviaciones de forma oportuna y actualiza acontecimientos nuevos. Permite el mejoramiento continuo, a través del aprendizaje, se relaciona con: la mentalidad analítica,  se produce en todos los ámbitos (reflexión, acción, mundana y colaboración). Es imposible organizarse sin análisis. Proporciona un lenguaje para organizarse (Ud., y su cuerpo), hace posible que las personas tengan un concepto común de la fuerza que impulsa sus esfuerzos y ofrece una forma de medir el rendimiento: análisis reflexivo Gosling y Mintzberg (2004). El análisis es el ascenso de: las cosas obvias a las recónditas; la síntesis es el descenso desde: las cosas recónditas a las cosas obvias.

En esta “tercera fase” los resultados de la Acción (actitudes y comportamientos) son una Retroalimentación, ya que: Lo que era verdadero al amanecer, en el atardecer ya no lo es: todo cambia Fardella (2017a). Ésta fase es imprescindible para: “Aprender a Aprender”, es la forma de afrontar los problemas de adaptación externa y de integración interna que ha funcionado suficientemente bien para ser juzgada valida y, consiguientemente, para ser enseñada como el modo correcto de percibir, pensar y sentir sobre los problemas, de forma: objetiva.

IV RESULTADOS.-

 “Observar es raíz de la Objetividad”. Solo observar, no juzga, no interpreta, no analiza: deja fluir, en libertad sintonía con el todo (correlación infinita); en silencio conciencia sin pensamientos: quietud (no mente) consciente, puerta de acceso al inconsciente Fardella (2015, p.168) su voz interior; solo en éste estado de armonía interior se puede ser Objetivo, no significa indiferencia y despego; sino respeto (su raíz la sabiduría: adaptabilidad)); o sea, la aptitud para no deformar y falsificar a las cosas (honestidad: apertura), a las personas y a uno mismo (responsabilidad: prolijidad).

Las tres dimensiones estudiadas conforman un circuito cerrado:

Dimensiones del Liderazgo
Dimensiones del Liderazgo
  1. Orientación Trascendente, que fluye de una experiencia vital de dicernimiento e indagación intrapersonal del Líder (introspección); se concreta en su función trascedente de la vida que deriva de los contenidos consciente e inconsciente de él (Alma viviente), y es la Dirección Fardella (2017a); en primer lugar de su propio Cuerpo orgánico, que permite relacionarse con el mundo en el proceso de su vida, y los modos específicos son de: asimilación y socialización.
  2. Éstos procesos, los lleva a la acción con Actitudes y Comportamientos prudentes (aquel hábito que sustenta y perfecciona el acto humano); lo guía su consciente que tiene la función de dirección, éste, debe unirse al inconsciente su raíz: voz de la consciencia; el inconsciente tiene una influencia reguladora, efecto natural sobre la consciencia; lo que busca es despertar a la consciencia los contenidos inconscientes que estén en vías de influir en nuestra conducta. Lo anterior implica que nuestras Actitudes y Comportamientos son con Sabiduría: consciente de tu inconsciente.
  3. Los resultados de nuestras Actitudes y Comportamientos, nos permiten una retroalimentación: Aprender a Aprender; cambio para un mejoramiento continuo en nuestra forma de vida, cuyo principio es la Salud de Alma y Cuerpo. Sin una evaluación objetiva y justa, no se logra: un aprendizaje permanente; la objetividad, por el respeto del sujeto pensante por su objeto, por su capacidad de ver el objeto tal como es (honestidad) y no como desea que fuere (responsabilidad); ésta, no requiere únicamente ver el objeto tal como es, sino también verse a sí mismo como uno es; no significa indiferencia y despego, sino respeto: su raíz la Sabiduría; que nace de los valores personales terminales intrapersonales de Libertad y Armonía interior Fardella (2017).

Éste proceso es un circuito virtuoso dinámico  tridimensional, si falta una dimension no existirá  Fardella (2017a); y científico viene determinado por unas operaciones lógicas que, aunque se apoyen en diversas técnicas, son de naturaleza política: una ciencia de consecución de realidades justas y eficaces en grupos humanos, su fin la Calidad de Vida del hombre en la tierra. Luego hacer que sea así, por razonamientos sólidos; esto no puede hacerse sin un estudio previo del presente (donde estamos?) y futuro (donde deberíamos estar?) Fardella (2014, p.151).  Este proceso científico conforma el vector: liderazgo, factor valioso en cualquier actividad humana y difícil de encontrar, se desarrolla en tres fases descritas en la presente investigación.

CONCLUSIÓN

La Hipótesis planteada  es congruente con lo investigado. Además podemos determinar las siguientes relaciones: una implicación directa de Ud. (Alma viviente) ser inmaterial y su propio Cuerpo, ser material; ambos tienen una correlación positiva, si Ud., está enfermo su cuerpo tendrá stress funcional, y lo contrario si Ud., está sano; lo cual implica finalmente que Ud. (Alma), es la causa fundamental de la Salud de su Cuerpo orgánico, según su forma de vida; luego sin Salud no puede existir Calidad de Vida. 

BIBLIOGRAFIA.

Biblia, (1960). Antigua versión de Casiodoro de Reina (1569). Revisada por Cipriano de Valera (1602).Nashville, Tennessee.

Clouse R, Spurgeon K. (1995): “Corporate Analysis of Humor”. Psychology: A Journal of Human Behavior.  32, pp. 1-24.

Drucker, P. (1946): Concept of the Corporation. Nueva York: John Day Co.

Elston (2001): “Time running out environment, report says. Environmental News Network”. (Revista en Internet:  http://www.enn.com/news/ennstories/2001/01/01182001/enviroforecast_41407.

Fardella, J. (2018):“Orientación Productiva del Líder: la Calidad de Vida”. I. Workshop Internacional de Asociación Iberoamericana de Economía, Administración y Marketing ASIBEAM. Bolivia (31-I) Univ. Privada Boliviana Cochabamba; 2do. Seminario Internacional. Centro de Estudios APEC-ININEE (Instituto de Investigaciones Economicas y Empresariales. Univ. Michoacana de Sn. Nicolas de Hidalgo) Mexico (1-VI); www.gestiopolis.com/orientacion-productiva-del-lider-calidad-de-vida/ (2018, Febrero 14); www.mundocoachingmagazine.com/orientacion-productiva-del-lider-calidad-de-vida/ (2018, Febrero 19).

Fardella, J. (2017a):  “La Dirección: función trascendente”. XII Congreso Internacional de Gestión, Calidad, Derecho y Competitividad Empresarial.Estrategias de Innovación para el desarrollo Empresarial. ISBN: 978-607-9096-25-0; pp. 235-255. Cap. 1. Ilustre Academia Iberoamericana de Doctores y Univ.de Michoacán, Morelia, México (12 y 13-X-2017); www.mundocoachingmagazine.com/la-direccion-funcion-trascendente/ (2017, December 1); www.gestiopolis.com/la-direccion-funcion-trascendente/(2017, November 14);

Fardella, J. (2017): “Integridad Personal del Líder: fluye de sus raíces”. Mundo Coaching Magazine. com (2017, junio 29); Gestiopolis.com (2017, julio 1); XI Congreso de la Red Internacional de Investigadores en Competitividad RIICO-6606 (9-10-XI-2017): “¿Cómo Optimizar la Integridad de los Lideres?: Una Visión desde la Uagro para el 2027” El Valor del Conocimiento y Efectos en la Competitividad. ISBN: 978-607-96203-0-6; pp. 1609-1624. Cap. Responsabilidad Social y Sustentabilidad y Competitividad y Desempeño Financiero.

Fardella, J. (2016a):”Valores del Líder y la Comunicación interpersonal”. Ilustre Academia Iberoamericana de Doctores y la Univ. De Michoacán, Morelia, México. XI Congreso Internacional de Gestión, Calidad y Competitividad Empresarial. CIGCCE 2016 (13-14-X).  La Empresa como Estrategia para el desarrollo. ISBN: 978-607-9096-24-3; pp. 726-749. Cap. 2 Desarrollo Empresarial; Gestiopolis.com (2016, Noviembre 7); Mundo Coaching Magazine.com (2016, Noviembre 22).

Fardella, J. (2016):”Carisma del Líder: irradia amor” Gestiopolis.com (2016, Enero 18); Mundo Coaching Magazine.com

(2016, Enero 27). Enfoque antropológico del líder. Editorial Académica Española Alemania. Cap. III, pp. 67-86.

Fardella, J. (2015b): “Sintonía: del Líder”. Mundo Coaching Magazine.com (15-VI); Sintonía del líder y su relación con el cerebro humano Gestiopolis.com (17-VI); Enfoque Antropológico del Líder. Cap. V, pp. 105-118.

Fardella, J. (2015a): “Dirigir es: Ciencia y Arte”. Conferencia magistral VII Convención Científica Internacional Univ. de Matanzas. CIUM 2015. Varadero Cuba (6 y 10-IV). ISBN Nº 978-959-16-2442-0.

Fardella, J. (2015): Enfoque antropológico del líder. Editorial Académica Española. Alemania.

Fardella (20014a):”Camino a la Sabiduría: del Líder”. Mundo Coaching Magazine.com (31-III); Gestiopolis.com (2-V), Newsletter #315 (8-V); Enfoque Antropológico: del Líder. Editorial Académica Española. Alemania. Cap. II, pp. 43-64.

Fardella, J. (2014): Dirigir es: Ciencia y Arte. Editorial Académica Española. Alemania.

Fardella, J. (2013a): “Habilidades Estratégicas: del Líder”. Revista Ruta 2013; 15 (2): pp. 20-35.Universidad de la Serena. Facultad de Ciencias Sociales y Económicas ISSN 0717-1048; Revista Cubana de Enfermería 2013; 29 (3): 233-243, ISSN 0864-0319; Gestiopolis.com (12-XI), Newsletter #304 (19-XI); Mundo Coaching Magazine.com (12-XI); Enfoque Antropológico del Líder. Editorial Académica Española. Alemania. Cap.I, pp. 7-42.

Fardella J. (2013): “Valores del Líder y Liderazgo transformacional”. VI Convención Científica Internacional de la Universidad de Matanza, Marzo 26-28, Varadero Matanza, Cuba. ISBN: 978-959-16-2100-9; Congreso Internacional de Estrategias Empresariales, Abril 24-26, San José, Costa Rica. ISBN Nº 978-9977-66-256-5.

Fardella, J. (2012):”Raíces y Faros de Luz del Líder”MundoCoachingMagazine.com (2012, Julio 11); Gestiopolis.com (2012, Julio 10) Newsletter # 274; Management Journal.net (2012, Noviembre 29).

Fardella, J. (2011): “Enfoque antropológico: los valores personales del líder”. Tesis doctoral. Univ. De Sevilla. España.

Fromm, E. (2000): Ética y psicoanálisis. 20ª Ed. México: Fondo Cultura Económica.

Goleman, D., Boyatzis, R. y Mckee, A. (2008): El líder resonante crea más. Edit. Sud americana S.A. Buenos Aires. Argentina.

Gosling J, Mintzberg H. (2004): “Las cinco mentes de un directivo”. Harvard Deusto Business Review. (120) Enero.

Grimaldo, M. P. (2010): “Adaptación de la escala de calidad de vida de Olson & Barnes para profesionales de la salud” Cultura, 24, 1-20. Lima. Perú.

Hurst, D.K. (1985): Some how’s and what’s of management thinking: Implications for future army leaders.En J.G. Hunt & J.D. Blair (eds.):  Leadership on the future battlefield, pp. 168-181. Dulles, Va.: Pergamon- Brassey´s.

Kotter, J. (1990): “What leaders really do”, Harvard Business Review, Mayo-Junio.

Lezaeta, M. (1957): La medicina natural al alcance de todos. Editorial Kier, S.A. Buenos Aires. Argentina.

Lieberman, M. (2000): “Intuition: A Social Cognitive Neuroscience Approach” Psychological Bulletin, 126, pp. 109-137.

McDaniel, R.R., jr. (1997): Strategic leadership: A view from quantum and chaos theories, En Health Care Management Review, 22(1): 21-37.

Oskamp, S. (2000): “A sustainable future for humanity? How can psychology help?” American Psychologist, 55, 496-508.

Provine, R. (2000): Laughter. A Scientific Investigation. Nueva York: Viking Press.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              Small, M. (2000):”More Than the Best Medicine”. Scientific  American, Augusto.

Sternberg, R. (1985):”Implicit theories of intelligence”. Journal of Personality and Social Psychology. 49 (3): 607-627.

The World Health Organization Quality Of Life Group (1995) (WHOQOL): position paper from the World Health Organization. Social Science and Medicine, 41 (10), 1403-1409.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Fardella Rozas José Salvador. (2018, agosto 21). Raíz de la Calidad de Vida: la Salud.. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/raiz-de-la-calidad-de-vida-la-salud/
Fardella Rozas, José Salvador. "Raíz de la Calidad de Vida: la Salud.". GestioPolis. 21 agosto 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/raiz-de-la-calidad-de-vida-la-salud/>.
Fardella Rozas, José Salvador. "Raíz de la Calidad de Vida: la Salud.". GestioPolis. agosto 21, 2018. Consultado el 14 de Noviembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/raiz-de-la-calidad-de-vida-la-salud/.
Fardella Rozas, José Salvador. Raíz de la Calidad de Vida: la Salud. [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/raiz-de-la-calidad-de-vida-la-salud/> [Citado el 14 de Noviembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de mauritsverbiest en Flickr
DACJ