¿Qué son los sistemas de jalar (pull) y empujar (push)?

Los sistemas de jalar o pull y de empujar o push, son dos enfoques de gestión de operaciones, en el primero los artículos se fabricarán o se comprarán en respuesta a la demanda, en el segundo se fabricarán o se comprarán con base en lo que se planea o anticipa.

El enfoque push se asocia con los sistemas MRP (Material Requirement Planning) y es considerado como un sistema rígido. El enfoque pull se asocia con los sistemas JIT (Just in Time) y es considerado como un sistema flexible.

Planificación de la producción Push y Pull
Planificación de la producción Push y Pull. Fuente: Cuatrecasas

Sistemas de jalar o pull

Cuando la demanda del producto determina cuánto producir (enfoque pull), los tamaños de las órdenes de producción son pequeños, se generan bajos costos por inventarios, y un bajo riesgo por obsolescencia del producto. Este enfoque es conveniente cuando se compite por innovación y flexibilidad, y su implantación requiere de información rápida desde los puntos de venta, así como de un sistema de producción rápido y flexible. Las desventajas de este enfoque son la necesidad de tener capacidad para los períodos de demanda pico, menores economías de escala y transporte que el tradicional enfoque push. (Muñoz)

Los distribuidores determinan individualmente las necesidades especificas de reposición de su stock. calculando la cantidad requerida y cursando el pedido al almacén regulador. Las ventajas de este sistema son las siguientes: mejor conocimiento del mercado y proximidad al cliente por parte de la delegación. Pero también presenta inconvenientes: • Falta de coordinación con el stock global de la compañía, el stock del almacén regulador y el programa de fabricación. • En los momentos de escasez el almacén regulador sirve al que primero pide. • Aumenta el stock de seguridad. La delegación tiende a sobreprotegerse y acumular stock. (Mauleón)

En el sistema de jalar, pull, el movimiento de materiales y productos se ajusta en todo momento a la demanda -nada se producirá hasta que realmente se requiera-. En un panorama general, los fabricantes no producirán nada, a menos que exista una demanda del mercado y esta jalará de los productos desde la planta de fabricación. Operativamente, la primera operación (la demanda) creará los requerimientos para producir, mientras la segunda (producción) hará posible la fabricación de los productos. (Casanovas)

Los sistemas pull se caracterizan porque los almacenes o diferentes puntos de venta determinan individualmente las necesidades específicas de reposición de sus stocks, calculando la cantidad requerida, la cual piden directamente a su almacén suministrador. Las ventajas de los sistemas pull, en relación con los sistemas push, se centran fundamentalmente en la posibilidad de operar de forma autónoma, con un mejor conocimiento de causa (decisión in situ). así como la posibilidad de utilizar instrumentos informáticos más rudimentarios, que implican menos gastos de comunicación y proceso de datos. Las principales desventajas se centran fundamentalmente en: – Descoordinación de las necesidades globales de la empresa, con la dificultad consiguiente para efectuar un plan de entregas. – Las órdenes se cursan sin tener en cuenta el stock total disponible: programas de fabricación, etc. – Se produce una “sub-optimización” en el sentido de que el almacén central atiende siguiendo el orden de “el primero que pide, el primero que se entrega”. – Incremento del stock de seguridad como veremos oportunamente. (Anaya)

Sistemas de empujar o push

Cuando la planeación empuja la producción (enfoque push), los tamaños de las órdenes de producción se basan en pronósticos de mediano o largo plazo, por lo que generalmente son grandes y variables, y generan altos inventarios, cuyo costo se compensa por las economías de escala del producto. Este enfoque es conveniente cuando la manufactura del producto enfrenta importantes economías de escala y, en particular, cuando la demanda es estacional se aplica la estrategia de mantener inventarios para la temporada pico, así se evita invertir en capacidades de producción muy altas. El riesgo que enfrenta el enfoque push radica en la ocurrencia de cambios radicales en los patrones de demanda, que hacen obsoleto al producto en inventario, por lo que este enfoque sólo funciona en caso de bienes poco diferenciados (comerciables) o cuando existen contratos de suministro que aseguren la venta del producto. (Muñoz)

El almacén central determina las cantidades a enviar a cada delegación basándose en: • las previsiones globales de ventas, tanto a nivel de delegación, como mensualizadas, • el stock disponible en cada lino de los almacenes, • el programa de fabricación. Es el sistema que suele prevalecer (control centralizado del stock) ya que conlleva un mejor control, menores costos de stock y almacenaje y, normalmente, una mayor calidad de servicio al cliente. (Mauleón)

El sistema de gestión tradicional comienza con la fabricación, independientemente de los requerimientos del mercado, y luego, para no detener los medios de producción, se seguirá produciendo hasta tener un alto stock de productos y posterior almacenaje, hasta empujar a la venta en el mercado (estrategia push). Es decir, se produce todo cuanto permite la productividad y se empuja hacia el proceso siguiente, y así sucesivamente hasta llegar al consumidor final, quien decidirá la compra o espera hasta que aparezca un producto o servicio que se ajuste a sus necesidades. (Casanovas)

En los sistemas push es el almacén central, o la fábrica, los que adquieren todo el protagonismo, determinando la cantidad a enviar a cada almacén o punto de venta, basándose en un cálculo consolidado de las necesidades previstas (forecast), así como del conocimiento del stock disponible en cada almacén y unas reglas de reparto establecidas. Literalmente los stocks se empujan a los almacenes periféricos y puntos de venta. (Anaya)

Cuál sistema conviene más

La conveniencia de adoptar un enfoque push o uno pull depende fundamentalmente de la importancia de las economías de escala y de la incertidumbre en la demanda. La existencia de economías de escala hace más atractivo el enfoque push, que permite la producción de lotes grandes, mientras que una mayor incertidumbre en la demanda favorece al enfoque pull, que minimiza el riesgo de pérdidas por obsolescencia de las existencias en inventario. (Muñoz)

Conveniencia de los Sistemas de Jalar (Pull) y Empujar (Push)
Conveniencia de los Sistemas de Jalar (Pull) y Empujar (Push). Fuente: Muñoz

Bibliografía

  • Anaya Tejero, Julio Juan. Logística integral: La gestión operativa de la empresa, ESIC Editorial, 2011. p.179
  • Casanovas, August y Cuatrecasas, Lluís. Logística integral, Profit Editorial, 2012. p.158
  • Cuatrecasas Arbós, Lluis. Organización de la producción y dirección de operaciones, Ediciones Díaz de Santos, 2012. p.390
  • Mauleón Torres, Mikel. Gestión de Stock.: Excel como herramienta de análisis, Ediciones Díaz de Santos, 2008. pp.103 y 104
  • Muñoz Negrón, David. Administración de operaciones, Cengage Learning Editores, 2009. p.149

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
GestioPolis.com Experto. (2001, enero 28). ¿Qué son los sistemas de jalar (pull) y empujar (push)?. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/que-son-los-sistemas-de-jalar-pull-y-empujar-push/
GestioPolis.com, Experto. "¿Qué son los sistemas de jalar (pull) y empujar (push)?". GestioPolis. 28 enero 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/que-son-los-sistemas-de-jalar-pull-y-empujar-push/>.
GestioPolis.com, Experto. "¿Qué son los sistemas de jalar (pull) y empujar (push)?". GestioPolis. enero 28, 2001. Consultado el 17 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/que-son-los-sistemas-de-jalar-pull-y-empujar-push/.
GestioPolis.com, Experto. ¿Qué son los sistemas de jalar (pull) y empujar (push)? [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/que-son-los-sistemas-de-jalar-pull-y-empujar-push/> [Citado el 17 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jasonshogreen en Flickr
DACJ