Planificación y manejo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. República Dominicana

  1. A manera de presentación

El siguiente documento, no pretende y de hecho no quise que fuera desarrollado de una manera técnica, además que no desea plantearse como “la panacea” a la problemática socioambiental tan amplia del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier y por ende del Sistema Nacional de Areas Protegidas.

planificacion-manejo-sistema-nacional-areas-protegidas-republica-dominicana

Mas bien, deseo plantear a nivel coloquial y rozando una estructura hasta de amistad, una serie de ideas y aspiraciones, que aunque tengan un amplio basamento técnico, sino existen voluntad, actitud y sobre todo una “nueva visión” en la planificación, manejo y administración de las áreas protegidas, pueden encontrarse con paredes paradigmáticas de mas de 10 metros de espesor y 100 metros de altura, imposibles de atravesar y mas aun de saltar.

Desde el “Congreso Mundial de Areas Protegidas” de Caracas Venezuela en 1992, que nos brindo el tan consultado libro “Parques y Progreso” ( UICN -Juan Carlos Godoy- 1993), hasta el “Congreso Mundial de Areas Protegidas” de Johanes Burgos, Sur África en el año 2003, que nos permitió consultar “Hacia una nueva era en la planificación y manejo de Areas Protegidas” ( UICN -Varios autores-), nos han orientado a que seamos mas “innovadores” y “menos conservadores” en el manejo de las áreas protegidas.  Y al de ser “menos conservadores” no me refiero al hecho de que debemos de cambiar de actitud sobre el manejo y uso de los recursos naturales en las áreas protegidas.

Es cierto que aun permanecen las “categorías de manejo” y los “objetivos de conservación” que internacionalmente norman e indican como manejar y administrar los territorios que denominamos “áreas protegidas”.  Pero cual es la verdad de dichos territorios denominados áreas protegidas, porque no reflexionamos en base a las siguientes preguntas estratégicas:

  1. ¿Realmente estamos logrando cumplir con las normas y objetivos de las categorías de manejo que arbitraria o técnicamente hemos impuesto a las áreas protegidas?
  2. ¿Tendremos las suficientes herramientas o instrumentos institucionales tanto técnicos como legales para brindar un efectivo manejo y administración a las Áreas protegidas?
  3. ¿Tendremos a caso una visión y/o enfoque institucional sobre el tipo y modelo de planificación y manejo que debemos implementar en las áreas protegidas?
  4. ¿Será que el simple hecho de elaborar un documento denominado Plan de Manejo nos permitira la conservación y manejo apropiado del área protegida, considerando que en la mayoría de los casos no se posee los fondos para su implementación, seguimiento y evaluación?
  5. ¿Con un presupuesto cada año menor a la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con la cooperación internacional cada día menos invirtiendo en proyectos de protección y manejo de áreas protegidas (y en general de recursos naturales) de ¿dónde? obtendremos el dinero para la implementación de los Planes de Manejo?
  6. ¿Si tenemos la suerte de que a través de un Plan de Manejo construyan la infraestructura de uso publico, administración y protección, nos la equipen, como además al personal, pero ¿cómo? daremos el mantenimiento a la infraestructura; ¿quién? brindara los servicios de atención al publico si no tenemos suficiente fondos para tener un numero necesario de guarda parques, no digamos de técnicos especializados; ¿de donde saldrá el mantenimiento, combustible y lubricantes? de los vehículos donados, como en un sinnúmero de proyectos la sostenibilidad a mediano y largo plazo, quedan en dudas?
  7. ¿Qué nivel “real” de involucramiento posee la sociedad civil en el manejo y conservación de las áreas protegidas, que nivel de percepción y aceptación sobre la conservación de áreas protegidas existe sobre las comunidades asentadas dentro, en la periferia, a nivel regional y nacional?
  8. ¿Si como se ha planteado desde 1992 (Parques y Progresos) debemos de orientar a las áreas protegidas, hacia una visión de autosostenibilidad financiera, ¿por qué? existen temores de abrir la planificación y manejo de áreas protegidas hacia modelos de comanejo, coadministración y participación interactiva de la sociedad civil?
  9. ¿Qué papel debe tener la Cooperación Internacional (KfW, GTZ, USAID, etc.), para asegurar que las inversiones persistan en tiempo y espacio, ¿será? A caso que no es su papel asegurarlo.
  10. ¿Cómo podremos proteger los recursos naturales en forma coercitiva, si cada año se reduce la cantidad de Guardaparques y Técnicos dentro del PNJBPR y del Sistema Nacional de Areas Protegidas?  y finalmente quisiera preguntar
  11. ¿Cuál es el verdadero papel de los técnicos gubernamentales y no gubernamentales en la sostenibilidad social, económica, productiva y ambiental de las áreas protegidas, ¿cómo? podemos basar nuestras decisiones y recomendaciones técnicas, ¿hacia donde? queremos dirigir al PNJBPR y al sistema nacional de áreas protegidas? ¿será factible? incluir una nueva estrategia y enfoque a la tan “espera reforma de la ley sectorial de AP”, ¿que alternativas? tendremos a nivel laboral si cada día se reducen los presupuestos gubernamentales que sustentan nuestros honorarios?

Y al igual de las 11 preguntas que engloban casi 30, podría seguir cavilando y rascando las posibilidades que nos llevarían a una serie de conjeturas, dudas y reflexiones, pudiendo caer en una resaca intelectual, que hasta nos llevaría a preguntaros ¿Entonces que estoy haciendo aquí?, pregunta que les puedo jurar he repito constantemente, cuando miro que escribo mucho y las cosas tangibles tardan o nunca llegan a constituirse.

  1. Como diría L. Mairich “…tres pequeñitas historias”

No deseo utilizar mi evolución de criterio técnico, como el modelo a seguir por los especialistas en planificación, manejo y administración de áreas protegidas, pero deseo conciliar en base a las tres historias que presentare, algunas lecciones aprendidas, que me han permitido evolucionar para adquirir cierto criterio en la planificación y manejo de áreas protegidas.

2.1 Parque Nacional Tikal (mi primera escuela)

Como talvez, se enteraron en su reciente viaje a Guatemala, tenia 14 años cuando en forma de estudiante y técnica inicie actividades de investigación en áreas protegidas, iniciando mis actividades en el Parque Nacional Tikal (PNT), inicie como es consabido a pesar de tener como profesión base la “Dasonomia” en el desarrollo de investigaciones ecológicas de hecho el “Analisis de Índices de Complejidad” según el modelos de L.R. Holdridge y comportamiento de ofidiofauna en especial la Boa constrictor imperiator en los bosques latífoliados de Tikal.  Durante el desarrollo de los estudios de campo (1990 a 1993), fui conociendo la realidad del manejo de un área protegida, de hecho, luchando contra mis paradigmas conservacionistas, miraba como se le daba según mi percepción de ese momento usos inadecuados a los ecosistemas que YO esta estudiando y por ende me causaba mucho dolor y sobre todo ira. Y fueron muy duras e incisiva las críticas que lance sobre los “guías ecoturísticos”, “tour operadoras” y la propia administración del PNT.

Es meritorio recordar, que conjuntamente con los estudiantes del Centro Universitario de Peten (CUDEP), organice una huelga estudiantil (es conocido que me dedicaba en mis tiempos libres a dichos menesteres) para impedir que siguieran penetrando los denominados “guías ecoturísticos” al PNT, acción que me gano una muy mala reputación entre muchas personas, creo que me perdonaron la vida porque era todavía muy joven. A partir de ese, hecho WCS a través de fondos del USAID subcontrato a CARE para desarrollar un proyecto que se llamo “EDUCAREMOS”, este acerco al lugar de los hechos (PNT) al insigne ecólogo y naturalista (no es lo mismo, el primero es cientifico el segundo es de corazón) Cesar Aguilar Cumes, el llevaba una bagaje de 30 años de experiencia y los genes de su papa José Ignacio Aguilar Girón el creador de las primeras áreas protegidas en Guatemala en la década de los 30 y 40 del Siglo XX.

Lo primero que hizo Aguilar Cumes, fue sentarse a platicar conmigo, para conocer cual era mi visión de desarrollo para el PNT, que realmente rondaba mi cabeza, que me hacia suponer que el desarrollo actividades ecoturísticas, YO con mi naciente retórica me plante a decirle que los senderos interpretativos (que en se tiempo no lo eran) no estaban siendo sometidos a una capacidad de carga que estaba erodabilidando ecológicamente los ecosistemas aledaños a ellos, además que la cantidad de basura orgánica e inorgánica que estaban descargando en el colector de basura estaba excediendo sus capacidades, además de atraer a buitres que estaban desplazando nichos de Águilas de montañas (Spizaetus ornatus y Spizaetus tiranus) y un sinnúmero de conclusiones (que por cierto bien sistematizadas y avaladas técnicamente) que entregue además en forma escrita.  Recuerdo que Cesar, esbozo detrás de su mostacho bigote una sonrisa entre irónica y benévola, procedió a ojearla por unos minutos y me miro a los ojos, soltándome una pregunta.  ¿Marvin, tu sabes en que año, quien y como se delimito este Parque Nacional?

Como era obvio, no había terminado la pregunta cuando había expulsado de mis labios la consabida respuesta, “…fue en el año de 1939, por el dictador Jorge Ubico, para proteger los vestigios arqueológicos que existían”.  El respondió con su acostumbrada lentitud, si de hecho fue en el año 1939, pero savias que fue mi padre José Ignacio Aguilar Girón, el que lo propuso, lo delimito y gestiono su declaratoria ante Ubico. Claro esta,  que a pesar de que savia la embargadora intelectual de José Ignacio Aguilar Girón no savia que además de construir el zoológico, rehabilitar el jardín botánico, construir y crear el museo de historia natural, el herbario nacional y la biblioteca etnobotanica, había también creado los primeros 7 Parques Nacionales (o zonas de protección).

Al asentar con mi cabeza una respuesta negativa, Cesar procedió a contarme, que en sus múltiples recorridos José Ignacio había conocido bien la flora, fauna y arqueología del PNT, pero cuando procedió hacer la propuesta a Ubico, ya estaba viejo y cansado, así que cuando Ubico lo envió a delimitar el PNT, sentado en una taberna (pulpería) de la Isla de Flores extendió un plano arqueológico de el Arqueólogo Tosser, había elaborado y ubico el templo que para el y para muchos era el mas bonito, que era el “Gran Jaguar” y trazo una cruz perfecta cruzando los rumbos norte-sur sobre el esteoeste, cada brazo 12 que al unirlo daban una cruz de 24 x 24 kilómetros.  ¿Marvin, cuantos kilómetros cuadrados tiene el PNT?

Bueno! 576 kilómetros cuadrados, rápidamente complete en analisis 24 x 24 kilómetros y comprendiendo hacia donde se dirigía (según YO).

Te das cuenta, crees que en realidad mi papa, pensó en realidad los ecosistemas, flora y fauna que estan integrando en los 576 kilómetros cuadrados, NO, crees que pensó que estaba dejando dentro de los limites a las comunidades de Tzocotzal, Las Lagunas, La Chiclera y parte de Uaxactun, NO.

Y no solo mi padre hizo lo mismo, yo mismo he caído en dicho error, no en una sino en varias ocasiones, ahora cuéntame un pocos sobre tus resultados, porque deseas impedir que se desarrolle actividades de turismo y ecoturismo en el PNT.

Nuevamente, empecé una larga retórica, exponiendo mis hallazgos (por cierto, hoy en día comprendo que eran muy precoces) sobre la existencia de 7 asociaciones vegetales, con índice de complejidad que bordeaba los 104 puntos, que la utilización de la Boa constrictor imperiator como indicadora era factible, porque tenían un rango hogareño que no sobrepasaba los 6 kilómetros cuadrados, que por lo general se encontraban dentro de ese rango a 1 macho y 3 hembras, que consumían aproximadamente una población de 23 ratones de campo/anuales, 7 cotuzas/anuales, 3 mapaches/anuales, 2 tigrillos u ocelotes/anuales y también 2 monos arañas descuidados/anuales (por cierto muy rara vez encontré una boa consumiendo aves o reptiles). Después de haber concluido mi amplia exposición, procedió a decirme, te puedo hacer algunas preguntas, asentado positivamente con mi cabeza.

  1. ¿Qué uso real tiene la información que me estas dando? ¿De que le sirve a Tikal, Peten y Guatemala, saber que tenemos 4 culebras por cada 6 kilómetros cuadrados y que se comen 23 ratones y dos monos al año?
  2. ¿Cómo vas a proteger las siete asociaciones vegetales que identificaste si no das a conocer que existen y cual es la mejor manera de darlas a conocer?
  3. ¿Qué importancia tiene que los bosques del PNT tengan 104 de índice de complejidad, que me dice esa información, no entiendo YO, que van entender las demás personas?
  4. ¿Mas importante aun, dime sabes el área real de incidencia de los turistas que visitan Tikal? ¿Qué los trae a visitar Tikal, que información le dan los guías ecoturísticos, será que ellos conocen los resultados de tu investigación, y mas aun la de los 15 años que lleva el Fondo Halcón Peregrino, los 10 años del Paseo Pantera de WCS, los 5 años de investigación en mariposas diurnas de Claudio Méndez y la USAC, el seguimiento que se le da al Sanjol –Perico Ligero- (Eria barbarie) desde la década de los 70`s y no digamos de los casi 100 hallazgos históricos de la cultura maya?
  5. ¿Conoces a caso si los guías turísticos realmente estan capacitados y dan información verídica?
  6. ¿Sabes si los hijos de los guías turísticos, pudieron comer hace un par de semanas, porque tenías tapado el camino que le impedía su acceso a talvez la única forma de ganarse la vida?
  7. ¿Conoces a caso como esta la situación de capacitacion y financiera de los Guarda Recursos, que deben de proteger a tus asociaciones vegetales y a tus culebritas?

A pesar, de que quise contestar algunas, mas por enojo (ustedes saben que soy enojon, mas en esa época), que por conocimiento, el simplemente me ordeno callarme y me nuevamente me pregunta. Voz patojo, cuanto tiempo te queda por aquí?. Respondiendo, bueno casi ocho meses.  El sin vacilar me dijo, mira porque no aprovechas mas tu tiempo y en lugar de estar contando cuantos ratones, comen las mazacuatas (boas) me ayudas a realizar algunos estudios que nos den las repuesta a las preguntas que te hice. Poniendo mi orgullo aun lado y habiendo ganado en una sola platica mi respeto y admiración, decidí apoyarlo. Y saben una cosa esto fue lo que logramos (si mi memoria no me falla):

  1. A través de un estudio de “Capacidad de Carga Turística”, logramos determinar que el impacto de visitación al PNT solo se circunscribía a 35 Kilómetros cuadrados, contando la carretera de acceso, la zona administrativa y la ruinas centrales, dejando para mis culebritas (como diría Cesar) 541 kilómetros cuadrados de ecosistemas casi sin ningún tipo de perturbación ecológica;
  2. Realizamos un censo al 100 % de los guías turísticos y ecoturísticos, pudiendo establecer: a. Que para el año 1992, 170 familias (1,360 personas) dependían directamente de las ganancias provenientes de actividades de guía; b. 130 familias (1,040 personas) dependían de actividades de apoyo como servicio a hoteles, restaurantes y transporte; c. Que 9 comunidades contando Flores, San Benito y Santa Elena dependían de la visitación a Tikal debido a que el 98 % de los 576,000 visitantes (promedio 1989 a 1992) su principal (y casi único) punto de interés era la visita a Tikal; Que el ingreso promedio en el año 1992 por actividades de guía era en promedio de $ 500.00 (Dl. Americanos)/mes, 300 % por arriba del salario mínimo mensual aprobado para Guatemala en ese año; pero también obtuvimos datos incesantes como d. Que el 70 % de los guías turístico y ecoturísticos daban a propósito o por falta de capacitacion datos erróneos sobre las características arqueológicas y naturales del AP.
  3. Realizamos un censo a la visitación del PNT por un periodo de seis meses, haciendo entrevistas al azar a turísticas nacionales e internacionales, entre los resultados que puedo recordara, mencionare: a. Que visitaban Tikal ya que reunía en un mismo territorio la belleza natural y arqueológica; b. Que no contaban con caminos apropiados para observar la belleza natural; c. Que la información proporcionada en los materiales impresos y por los guías turísticos era escasa y de muy mala calidad; d. Que no les importaría pagar en ese entonces (1992) hasta una cantidad de $ 20.00 internacionales y Q. 30.00 nacionales, por la entrada al PNT si le proporcionara un servicio de calidad; e. Que no conocían resultados de estudios ecológicos del PNT.
  4. Se evalúa a través de una encuesta a actores claves y educativos, sobre la percepción hacia el PNT, los resultados fueron desastrosos: a. El 90 % de los encuestados no tenia una percepción aceptable del PNT; b. El 100 % de los estudiantes técnicos y universitarios indicaban que tener el PNT no les rendían ningún tipo de beneficio académico, ya que los científicos hacían las investigaciones y se retiraban sin darlas a conocer, y que cuando los científicos decidían dar a conocer las investigaciones, las proporcionaban en otro idioma y si las facilitaban en español eran casi incompresible; c. Que a pesar del ingreso que el PNT tenia en recursos financieros las condiciones de manejo eran precarias.
  5. Se realizo una evaluaciòn técnica, administrativa y financiera del PNT: a. Se evaluó que el nivel de conocimientos de los Guarda Recursos no era la optima pero era bastante aceptable; b. Que el administrador de esa época (Roger Chi Ochaeta) poseía las capacidades técnicas y administrativas para el manejo del

PNT;    c.    Que    al    PNT    tenia    como    entrada    $    3,438,000.00    (Dl.

Americanos)/anuales, por concepto de entradas y pago de servicios a hoteles, restaurantes y tour operadoras, pero que eran transferidos a un fondo común donde eran difíciles de acceder; d. Que a pesar de las limitaciones financieras el PNT poseía un adecuado número de vehículos, personal, infraestructura, etc.

  1. Considerando los cinco resultados anteriores el equipo técnico y de investigadores decidió elaborar tres líneas de trabajo: a. Un plan de interpretación y educacion ambiental, que hasta la fecha se utiliza en el PNT, dándose a conocer la información proveniente de 60 años de investigación arqueológica y 40 de investigación biológica, el subcomponente de educacion ambiental logro la incorporación de lagunas de sus herramientas a la curricula de educacion primaria de las comunidades de Peten; b. Un plan de reorganización y capacitacion a guías ecoturísticos, conformándose la “Asociación de Guarda Recursos y Guías Ecoturísticos” como además un programa dentro del “Instituto Guatemalteco de Turismos” (INGUAT) para la capacitacion y aval técnico de los Guías Ecoturísticos, integrando al personal del PNT una persona de forma permanente que supervisaría y actualizaría a los miembros de la Asociación (se que hasta la fecha sigue el mismo esquema y hasta se ha fortalecido); y c. El desarrollo de un “Fondo Ambiental” proveniente de los ingresos del PNT, para el fortalecimiento del manejo del propio PNT y de otras áreas protegidas, lucha que prosiguió Cesar Aguilar Cumes hasta su fallecimiento, logrando lo que hoy se conoce como “Fondo Guatemalteco de Medio Ambiente” (FOGUAMA), el cual además de captar y manejar parte los fondos provenientes de los ingresos del PNT, busca financiamientos internacionales y de impuestos especiales (compensación ambiental).

Es así, que por defender mis arbolitos y culebritas (como decía Cesar), pude logre mis primeras “lecciones aprendidas” en planificación, manejo y administración de áreas protegidas:

  • Muchas veces (por no decir la mayoría), planificamos las áreas protegidas sin considerar a las comunidades que pueden salir afectadas al integrarlas dentro de sus limites territoriales o en la periferia cercana, limitando sus acciones y estrategias de sobrevivencia (algo que la OIT trato de corregir a través del convenio 169, que se encuentra firmado y ratificado por la Republica Dominicana);
  • Que los ecólogos o biólogos puros, debemos en muchas ocasiones para lograr la protección y conservación de ecosistemas sacrificar algunas áreas (como los 35 Kilómetros cuadrados) para lograr ganar espacios físicos con poca o nula alteración humana (541 kilómetros cuadrados);
  • Que la investigación dirigida al desarrollo de planificación en “Areas Protegidas”, debe no solo considerar los aspectos ecológicos y/o biologicos, debemos hurgar en aspectos sociales, económicos, demográficos y estructuras organizativas.
  • Lo mas importante de la investigación ecológica y/o biológica no son los resultados, sino lograr trasmitirlos de una forma comprensible y que estos sean valorados para incentivar la conservación y la protección en la población en general;
  • Que es importante brindar herramientas que generen un mejor nivel de “calidad” a los servicios que ofrecen dentro y en la periferia de las áreas protegidas; y
  • Que para lograr la protección de los recursos naturales contenidos en los ecosistemas que se encuentran en las áreas protegidas, es necesario no solo la investigación y el escribir (mucho), sino además la búsqueda del financiamiento necesario a corto, mediano y largo plazo.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Melgar Ceballos Marvin. (2005, diciembre 21). Planificación y manejo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. República Dominicana. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/planificacion-manejo-sistema-areas-protegidas-republica-dominicana/
Melgar Ceballos, Marvin. "Planificación y manejo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. República Dominicana". GestioPolis. 21 diciembre 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/planificacion-manejo-sistema-areas-protegidas-republica-dominicana/>.
Melgar Ceballos, Marvin. "Planificación y manejo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. República Dominicana". GestioPolis. diciembre 21, 2005. Consultado el 16 de Septiembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/planificacion-manejo-sistema-areas-protegidas-republica-dominicana/.
Melgar Ceballos, Marvin. Planificación y manejo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. República Dominicana [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/planificacion-manejo-sistema-areas-protegidas-republica-dominicana/> [Citado el 16 de Septiembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de quikelopez en Flickr