Plan de éxito y motivación de un vendedor

(Basado en el libro Gotas de motivación 2, autor Héctor Bohórquez Ortiz)

Si algo me ha caracterizado y es parte de mi filosofía de vida, es el de ver lo positivo de las personas, cosas o situaciones antes que lo negativo.

Sin embargo y para poder justamente contribuir y cambiar para avanzar hacia el progreso, se hace necesario entender y aceptar los problemas, errores y debilidades de uno mismo y de su entorno.

Y me refiero en esta oportunidad a la sociedad. Un sacerdote italiano lanzó en días pasados un bellísimo libro sobre educación, el apóstol tuvo la gentileza de invitarme a este evento, cosa que agradecí y acepte sin reparo.

La noche que llegué al salón de eventos de la universidad técnica de Manabí, en Ecuador, no solo me sirvió para conocer una obra estupenda y compartir con personas de gran valor en el mundo de las letras y de la formación, sino que fue hay en donde escuche la palabras que sirven de base para este escrito. El padre Darío, el anfitrión, dentro de su profunda disertación dijo:

“Como cura siempre he sido consciente que los seres humanos tenemos la libertad de hacer cambios, incluso de cambiar de Dios. La religión que profeses o la filosofía que quieras seguir es una decisión tuya y de nadie más; sin embargo, si para mi es triste ver a los jóvenes que se cambian de iglesia, es más triste ver que la gente está cambiando a Dios por ningún Dios.”

Esa es la realidad. Ver a diario a personas con un enorme talento, con una capacidad física y mental extraordinaria, pero sin ningún sentido de vida. Viviendo la vida sin saber porque.

Me he encontrado con equipos de trabajo de empresas de gran nombre, que en medio de una jornada de capacitación se ven desconcertados al entender que no han sabido para que trabajan o porque lo hacen.

Objetivo común- les preguntaba en una conferencia a los vendedores de una compañía textilera, quien me dice cual es el objetivo común de esta empresa?

Las respuestas fueron muchas, pero al preguntárselo al gerente general, el objetivo que él buscaba como capitán del barco era muy distinto al de su tripulación. La mayoría de los vendedores tenían como objetivo ganar dinero, comprar un auto o que los ascendieran! Pero ninguno de ellos habló de rentabilidad, de mejoramiento de la calidad del servicio o de expansión. Su objetivo era muy distinto al de la empresa. Su objetivo era tan solo el del dinero.

Pero lo más desconcertante es que estos vendedores eran en su totalidad personas de muy buen nivel profesional, de gran capacidad de convencimiento por lo que sus presentaciones de ventas eran impactantes pero además de tan solo vender no veían más horizonte en la vida.

Imagina al vendedor que sale en las mañanas con su maletín cargado de muestras, una libreta de pedidos, perfectamente presentado y dispuesto a comerse al mundo ese día porque tiene todas la ganas, pero cuando llega a la esquina de su casa se da cuenta que no sabe a dónde ir, no tiene un destino, no sabe a quién visitar ni a donde está.

Todo su arsenal y su capacidad se quedaron perdidos en la buena intención. No tenía un plan.

Tan solo se levantó a devengar y no ha triunfar para el futuro, es el típico vendedor que vive de las comisiones por siempre pero no crece en la escala evolutiva ni aporta al crecimiento empresarial.

Te lo voy a ilustrar de otra forma, y para ello voy a tomar las palabras de Pablo Kusnnier, un amigo filósofo Argentino, quien un día en una entrevista radial que se nos hacia promocionando una conferencia que dictaríamos para su compañía de educación en lectura rápida y neurolingüística dijo lo siguiente: “Imagina que vas a bordo del avión más sofisticado tecnológicamente y el más lujoso del mundo, tu eres uno de los pasajeros, de pronto en pleno vuelo escuchas por los altavoces al capitán del avión que dice, “señores pasajeros le habla su capitán, les tengo dos noticias, una buena y una mala. La buena es que ustedes están a bordo del avión más avanzado tecnológicamente del mundo, es el más confortable y lujoso, los niveles de seguridad son los más altos logrados por la humanidad, el equipo de pilotos y sobrecargos somos los mejores entrenados y todos hemos sido galardonados por ser los mejores en nuestro campo, además, el clima es perfecto, absoluta visibilidad, viento a nuestro favor y temperatura adecuada. Esa es la buena noticia. Ahora viene la mala, no sabemos en donde estamos…. No sabemos a dónde vamos… estamos perdidos…”

De esta misma forma nos sucede cuando a pesar de habernos preparado para ganar, haber puesto en marcha el motor con la actitud de ganador, no tenemos un plan de éxito. Una meta clara para alcanzar.

Un plan de éxito que además de decirte hacia donde quieres ir y a donde quieres llegar, te permita cambiar o redefinir tus hábitos, tu actitud por tus hábitos si estos son errados o insuficientes.

Debemos tener en claro que los resultados que obtenemos son el premio de nuestra manera de vivir, si lo que estas logrando es tener altos niveles de azúcar y ya te están pronosticando diabetes, tus habito y tu comportamiento a la hora de comer ha sido justamente eso, exceso de azúcar.

Tu resultado es la consecuencia de tu comportamiento, si estas con un tremendo sobre peso y ya estás en los márgenes de la obesidad, seguramente será porque comes mucha grasa o demasiado.

Tu resultado es consecuencia de tu comportamiento; si tu plan de éxito es ser un gran cantante de rock que gana premios y dinero,

y lo estas logrando, seguramente es porque tu comportamiento y tus hábitos están en función de ello, cantas a diario durante seis horas para entrenar tu voz, estudias música, haces ejercicio desde las cinco de la mañana hasta las siete, comes saludablemente, te cuidas el cuerpo con productos naturales, no desperdicias el tiempo porque lo que te queda es para descansar, en fin, tu resultado de cantar cada día mejor y ser más famoso y estar más cerca de tu meta de ser el número uno en el rock , es consecuencia de tu comportamiento, tu plan de éxito es llegar a ser estrella de rock, tu comportamiento te está llevando hacia allá.

En una entrevista le preguntaban a Shakira, hoy mega estrella del pop, si le gustaban las golosinas, y ella contesto para sorpresa de la periodista, “me encantan los chocolates y los como todo el tiempo, soy una fanática de ellos”, la periodista fuera de cámara le dice, “¿y cómo le haces para tener ese cuerpo espectacular si comes chocolates todo el tiempo?”. Shakira le contesto sonriente como siempre, “no ves, que me entreno bailando ocho horas diarias, todos los días del año”. Con esto además de mantener su cuerpo en forma, es que logra ser la estrella que es. Su plan de éxito no es tan solo el de salir y cantar, es el de ser mega estrella.

A Luciano Pavaroti, un curioso le pregunto cómo hacia para cantar tan maravillosamente bien, a lo que el tenor respondió irónicamente, “cantando todos los días”. Su plan de éxito no es cantar, es ser un icono cultural.

Pero, hay otro punto a tener en cuenta, el mundo está lleno de personas que han trabajado durante años, por muchas horas diarias, se jubilaron pero no alcanzaron su felicidad!, para lograr excelente resultados y llegar a tu éxito debes de hacer lo que te gusta, con un esfuerzo extraordinario y pagando el precio de tu éxito! Esto es poniendo tu cuota de sacrificio para lograr tu éxito. Varias personas me preguntan curiosas si no me afecta el hecho de estar lejos de mi familia ya que mi trabajo hace que viaje continuamente, y siempre le respondo que sí, que es muy duro y muy triste tener que tener lejos a mi familia incluso en días especiales como sus cumpleaños, días de entrega de notas o incluso navidad; esa es la cuota de sacrificio que mi familia y yo le estamos dando a nuestro plan de éxito; sin embargo día a día, y a medida que nos acercamos a esa meta, pasamos gradualmente más tiempo juntos y estamos armando nuestro siguiente plan de éxito una vez alcancemos el actual. Esa es la vida, una permanente búsqueda del éxito.

Amigo vendedor, tu plan de éxito es vender, cumplir las metas y ganar comisiones? O llegar a ser el más grande hombre de negocios que aporto al crecimiento de tu empresa? Aquel que aporto tal cantidad de ideas y de esfuerzos que se hizo parte de la historia de la compañía?

Levántate hoy a trabajar para ser una mega estrella de las ventas.

Por pequeños que sean tus pasos, tus huellas harán historia

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Bohórquez Ortiz Héctor. (2006, febrero 18). Plan de éxito y motivación de un vendedor. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/plan-de-exito-y-motivacion-de-un-vendedor/
Bohórquez Ortiz, Héctor. "Plan de éxito y motivación de un vendedor". GestioPolis. 18 febrero 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/plan-de-exito-y-motivacion-de-un-vendedor/>.
Bohórquez Ortiz, Héctor. "Plan de éxito y motivación de un vendedor". GestioPolis. febrero 18, 2006. Consultado el 24 de Febrero de 2018. https://www.gestiopolis.com/plan-de-exito-y-motivacion-de-un-vendedor/.
Bohórquez Ortiz, Héctor. Plan de éxito y motivación de un vendedor [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/plan-de-exito-y-motivacion-de-un-vendedor/> [Citado el 24 de Febrero de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de gwilmore en Flickr