Metodología de estudio de la fauna silvestre

Métodologia “Estudio de fauna silvestre”

Como se ha indicado con anterioridad, uno de los principales propósitos de la EER; es la generación de información para el “Diseño del Sistema de Monitoreo y Evaluación de Indicadores Biológicos”, por tal motivo las metodologías para la captura de información de los principales taxones de fauna silvestre han sido diseñados para corresponder a la generación de información que permita la formulación del diseño.

Las metodologías de muestreo (captura de información), tendrán como característica principal la facilidad de muestreo, la rapidez con que se realizarán, la participación de actores locales y la generación de bases de datos que permitirán el seguimiento de la investigación

a. Colección de datos biológicos

La metodología utilizada para obtener los datos biológicos básicos para la Evaluación Ecológica Rapida (EER), se basará en:

Índices de abundancia

Se establecerán los índices de abundancia partiendo de:

  • Número de huellas o animales observados u oidos por distancia de recorrido;
  • Conteos auditivos para aves;
  • Puntos de conteo de aves en puntos fijos establecidos;
  • Censos de aves rapaces desde cerros o arboles emergentes.

Índices de abundancia relativa para mamíferos

Se utilizará como unidad de muestreo el transecto de ancho fijo, cuya longitud variará de acuerdo a las distintas áreas, de igual modo el ancho del transecto puede ser definido de acuerdo a las características de la brecha, sendero o camino utilizado. En cada área se definirán en la zona núcleo y zona de amortiguamiento áreas específicas de muestreo, caminando a un ritmo de 2 kilómetros por hora, a lo largo del sendero o brechas establecidas buscando mamíferos o rastros. Al encontrar una huella, se registrará la especie, la fecha y el lugar donde fue encontrada en los formularios de colecta de campo diseñadas (anexo 2).

Las huellas serán identificadas de acuerdo con Aranda (2000) y Carrillo et al (1999). Las huellas que cruzarán el sendero (transecto) serán registradas como una observación. Cuando las huellas se prolongan por gran parte del transecto, también serán consideradas como una observación. En el caso de especies gregarias (como pezotes), se registrará el grupo de animales o de huellas como una sola observación. En el caso particular de los primates, cuando se localiza un grupo, este será registrado como una observación. Todos los transectos de muestreo serán geo-referenciados y determinada su distancia con una cinta o GPS.

Se calculara los índices de abundancia dividiendo el número de observaciones de rastros (huellas, heces, tropa de primates, cantos, otros) de animales por longitud de trasecto en kilómetros, número de individuos por kilómetro. (Ver Anexo No. 2 “Formularios de captura de información”)

Índices de abundancia relativa para aves

Para determinar los índices de abundancia de aves se utilizará los métodos descritos por Whitacre (1991), que consiste en:

Conteos oportunísticos: Usandos entre las 06:00 y las 08:00 horas. Estos consistirán en recorrer senderos establecidos registrando las especies de aves observadas y el número de individuos de cada una de ellas. Se anotará el tiempo de inicio y finalización del recorrido y se hará una estimación de la longitud del sendero recorrido con el fin de estandarizar el muestreo. Sin embargo, esta información no se aplicará para comparaciones estadísticas.

Conteos auditivos: Consistirá en registrar todas las especies y el número de individuos de cada una escuchados durante 60 minutos, desde un punto de muestreo determinado. Método utilizado para el resto de las áreas excepto para las mencionadas anteriormente.

Muestreo por puntos de conteo (PC): Esta técnica consistirá en permanecer (los investigadores) en varios puntos pre-determinados en el bosque o fuera de él y registrar las especies de aves y el número de individuos de dicha especie, que son observadas o escuchadas durante un período de 10 minutos. El muestreo se realizará al amanecer, durante el período de mayor actividad de aves, que abarca aproximadamente desde las 5:45 a las 9:00 horas. En cada área se realizarán de cuatro a ocho puntos de conteo, todos los puntos serán georeferenciados con un GPS. Este método aplicado al resto de las áreas excepto a las mencionadas en los conteos oportunisticos.

Conteo de aves rapaces: Se realizarán censos de rapaces desde miradores ubicados en cerros con buena visibilidad o sobre la copa de arboles emergentes. Se registrará las especies de rapaces el número de individuos de especies de rapaces y el número de individuos de cada especie en un período de dos horas; o sea, entre las 9:30 y las 11:30 horas.

Uso de redes neblineras: El uso de redes y la aplicación del método de captura, marcación y recaptura, ha sido ampliamente utilizado para estimar poblaciones de aves. Las redes neblina ( “mist nets”) son elaboradas con hilos de “nylon” muy finos y resistentes. Pueden variar de 2 a 12 m de longitud y ser de color negro, gris, verde oscuro, blanco, etc. Se instalan entre dos soportes (madera, tubos de metal, y otros), que la aseguran y mantienen extendida durante el tiempo de estudio. Pueden instalarse en senderos en el bosque, en claros, amarradas en ramas de árboles e incluso en campos abiertos (Bleitz, 1970).

Los índices de abundancia relativa de aves se obtendrán al dividir el número de individuos de cada especie por el número de puntos de conteo. De esa manera este índice se expresa como, Número de individuos dividido entre los puntos de conteo.

b. Índices de riquezas y diversidad

La medida más simple de la diversidad y ríqueza de especies consiste en contar el número de especies que ocurren en una unidad de área; sin embargo, este conteo en sí presenta dos limitaciones principales: primero, resulta ser una medida no ponderada, puesto que no toma en cuenta la abundancia de las especies presentes. La segunda limitante se refiere a que el conteo de especies depende del tamaño de la muestra.

El problema básico de la medición de estos parámetros es que no es posible contar todas las especies individuos de una comunidad, y por lo tanto, no existe ningún índice que se extrajo en su medición. Hay índices mejores que otros, dependiendo del tipo de colecta que se realice.

Para el caso de las Áreas Naturales Protegidas, se utilizarán dos índices para determinar la riqueza y diversidad de especies. El índice Margalef (Ecuación No. 1) será utilizado para medir la riqueza de especies de aves y mamíferos, su principal virtud es que elimina el efecto del tamaño de la muestra, pero no permite comparar la riqueza entre dos comunidades. Los valores fluctúan de 0 en adelante, a medida que es más grande, ese valor mayor será la riqueza.

La diversidad de especies de aves y mamíferos también será determinada utilizado el índice Shannon-Weaver (H´, Ecuación No. 2), que es uno de los índices más simples y de amplio uso, tiene la ventaja de ser independiente del tamaño de la muestra (Brower et al.; 1989), esto quiere decir que funciona bien con pocos datos de conteo (aves, mamíferos, plantas, y otros.), pero en muestras pequeñas esparcidas produce mucho sesgo. También permite hacer comparaciones estadísticas entre comunidades, áreas, complejos, y otras. El índice toma valores de 0 hasta un máximo cercano a 6 (muy raro que ocurra); por lo tanto, a mayor valor del índice, mayor es la diversidad de un área.

c. Análisis de datos de captura por redes neblineras

Cuando las aves son capturadas en las redes, pueden marcarse con anillos numerados de aluminio o plástico; las aves se sueltan y luego son recapturadas. La colocación de una marca en el ave permite conocer informaciones sobre el movimiento de las especies, muchas de las cuales son emigrantes de las diferentes partes del planeta. Con estos datos es posible entender la dinámica de la población. Según Seber (1972), citado por Almeida (1981) también es importante para informar sobre la longevidad, crecimiento, edad y el sexo de las aves. Robbins (1978) presento las siguientes ventajas en los trabajos de marcación y recaptura de aves:

  1. Determina las especies presentes.
  2. Distingue las especies residentes de las no residentes.
  3. Auxilia en la determinación del tamaño de los territorios.
  4. Auxilia en la determinación del tamaño de las poblaciones; y
  5. Permite el censo de hembras y jóvenes de la misma manera que de los machos adultos.

Stam et al. (1960) calcularon las poblaciones de algunas especies en Maryland utilizando el principio de Petersen, el cual se basa en el razonamiento de que “si un numero de aves es marcada y suelta, la proporción de aves marcadas en un próximo muestreo en relación a las que fueron marcadas anteriormente, da una estimativa de la población original. Tal relación se expresa por la formula:

Bailey (1951), citado por Stam et al. (1960), dió una formula para calcular el desvió estándar de la variable N:

Donde:

N = Número total de aves presentes durante el periodo de marcación.

M = Número de aves marcadas y sueltas durante el período de marcación.

C = Número total de aves capturados (con o sin marcas) durante el período de muestreo.

R = Número de aves recapturadas (capturadas con marca) en el periodo de muestreo.

Los mismos autores acreditaron que las estimativas de la población hechas a partir de este método son basadas en las siguientes suposiciones:

  1. Las marcaciones no ocurren ni se pierden al azar.
  2. No hay diferencia de mortalidad entre los individuos marcados y no marcados.
  3. La distribución de los individuos marcados y no marcadas es al azar.
  4. El numero de individuos permanece inalterado en la población, no hay entrada ni salida de aves marcadas y no marcadas.
  5. El comportamiento de los animales y la eficiencia de captura son iguales para individuos marcados y no marcados.

Estas suposiciones exigidas en el método de estimativa de poblaciones de aves a través de captura, marcación y recaptura, han sido objeto de muchos estudios y observaciones de muchos autores. Cormack (1968), citado por Almeida (1981), afirmó que la dificultad de los estudios de captura y recaptura están en la distribución al azar, igual vulnerabilidad y otros factores ligados al comportamiento.

Eberhardt (1969) analizó diferentes estimativos de poblaciones de animales silvestres, basados en la frecuencia de captura. Estudiando 40 conjuntos de datos referentes a 10 especies de animales, concluyó que muchos de los datos de los estudios de captura-recaptura sugieren que las suposiciones fundamentales son violadas, o sea, la probabilidad de captura no parece ser la misma para todos los animales.

El autor anteriormente citado, menciona que el sencillo hecho de existir un comportamiento territorial, promueve un argumento contrario a la suposición de la “distribución al azar”. También sugiere que hay evidencias de que el sexo y la edad influyen en la intensidad de captura y que la mortalidad y emigración también deben ser considerados.

Roff (1973) citado por Almeida (1981), examinó algunas pruebas estadísticas empleadas en los análisis de marcaciones y recapturas. Demostró que las pruebas no son adecuadas bajo ciertas condiciones. La más importante de ésta es que la población estratificada con respecto a la probabilidad de captura, no puede ser distinguida de una población homogénea. Las pruebas que fueron aplicadas son:

  1. Prueba de Chi-cuadrado para los modelos de frecuencia de recaptura.
  2. Prueba de Poisson y prueba de Leslie para analizar la igual probabilidad de captura.
  3. Análisis de regresión para ver la probabilidad igual de captura para muestras múltiples de una población cerrada.

El autor concluyó que hay evidencias considerables de que las poblaciones animales en general no son homogéneas con respecto a la probabilidad de captura.

En los trabajos con redes, inicialmente el índice de captura es alto disminuyendo con el tiempo, así que una cantidad mayor de aves residentes en las proximidades son capturadas y luego aprenden a evitar las redes. Eventualmente, el índice de captura alto en valor asintótico depende del numero de individuos no residentes (Mac Arthur y Mac Arthur, 1974).

Los citados autores, afirmaron que esta tendencia aumenta más en ciertas especies que en otras, siendo que se parece que se acentúa más en el trópico que en zonas templadas. Finalmente concluyeron que las poblaciones de aves se componen de dos o más partes,la primera se compone de los que poseen territorio, llamados residentes, los cuales están constantemente sujetos a una probable captura y normalmente son casi todos capturados, marcados y sueltos,’la segunda consiste de aves transitorias (individuos no residentes y también los migratorios) que parecen pasar por el local de la red en una intensidad casi constante, ocurriendo cada día alguna nueva captura de individuos no marcados, no importando cuantos días que las redes estén en operación.

Otis et al (1978) analizaron los tres tipos básicos de variaciones en las probabilidades de capturas:

  1. Las probabilidades de captura varían con el tiempo.
  2. Las probabilidades de captura varían con el comportamiento, y
  3. Las probabilidades de captura varían individualmente para cada animal.

Botkin y Miller (1974) estudiaron el índice de mortalidad y supervivencia de aves y concluyeron que el supuesto índice de mortalidad constante no es verdadero. Chapman (1954) citado por Almeida (1981) analizó varios modelos estadísticos para estimar poblaciones biológicas. Concluyó que el estudio de los procesos de nacimiento y muerte; y los procesos asociados con la distribución al azar, asi como los movimientos migratorios, están necesariamente asociados con el problema de la estimativa de poblaciones, y éste sólo será resuelto completamente cuando los problemas asociados también lo sean.

Debido a los inconvenientes antes presentados, en este trabajo no podrán usarse los métodos tradicionales de captura y recaptura para estimar poblaciones.

d. Entrevistas

Se realizarán entrevistas semiestructuradas a los habitantes de comunidades cercanas a las zonas núcleos (cazadores, pescadores, agricultores, líderes comunales y guardarecursos) para determinar la presencia o ausencia de las especies. Esta información formará parte del análisis, como parte de la discusión de áreas críticas y usos de especies de fauna de las Áreas Naturales Protegidas.

e. Análisis de datos

Los índices de abundancia relativa de cada una de las especies de aves y mamíferos serán graficados, ubicados en el eje Y del valor el índice en el eje X las distintas localidades donde las especies estén presentes. De igual manera se usará estos índices para hacer comparaciones entre áreas y entre unidad de conservación y zonas de amortiguamiento, utilizando las pruebas para dos muestras de Mann-Withney, para probar diferencias en la abundacia de determinada especie en cada área. En el caso de los índices de Shannon-Weaver la comparación se harán con la prueba de t-student, para determinar si la diferencia en diversidad es significativa entre áreas o entre zonas. En este último caso los análisis se harán para cantoras y rapaces de manera separada.

Formularios de captura de información

En el Anexo No. 2, se pueden observar las formularios que serán utilizados para el trabajo de colecta de información de campo para fauna silvestre taxones de mamíferos y aves.

Formulario No. 1 “Puntos de conteo de aves”

Formulario No. 2 “Censo visual de aves rapaces”

Formulario No. 3 “Conteo auditivos de aves”

Formulario No. 4 “Captura en redes neblineras”

Formulario No. 5 “Mamíferos en transectos”

Formulario No. 6 “Animales especiales”

Formulario No. 7 “Entrevista sobre observaciones de animales”

Fase III “Integración de información” (Gabinete final)

En base a la Fase I y Fase II, se procederá a integrar la información primaria y secundaria colectada para establecer los siguientes resultados:

a. Resultados

Vegetación:

Los principales resultados obtenidos del estudio de campo de vegetación son:

  • Mapa de cobertura vegetal de unidades de conservación, zona de amortiguamiento y región de influencia del Área Natural Protegida San Diego-La Barra y Parque Nacional Montecristo;
  • Mapa de delimitación de comunidades vegetales;
  • Variables ecológicas sobre composición florística de comunidades vegetales;
  • Perfiles idealizados de comunidades vegetales en diferentes estadíos serales (sucesionales);
  • Base digitalizada de comunidades vegetales utilizadas para la sobreposición de comunidades vegetales y variables ecológicas principales;
  • Listados de árboles y arbustos, con categorías de abundantes, raras, amenazadas y de valor para la conservación;
  • Listado de flora a un nivel general dentro de cada área muestreada;
  • Caracterización de las comunidades vegetales y antropogénicas;
  • Base de datos de comunidades vegetales utilizadas para la generación de mapa de distribución y abundancia de fauna silvestre;
  • Documento de presentación de resultados.

Fauna silvestre

  • Índices de abundacia relativa de mamíferos y aves;
  • Indice de riqueza y diversidad de mamíferos y aves;
  • Diagramas de distribución comparativa de mamíferos y aves en las macro-zonas de manejo de las Áreas Naturales Protegidas;
  • Listados (inventarios) de mastofauna y avifauna determinada;
  • Base de datos y mapas temáticos de distribución relativa de mastofauna y avifauna por macro-zona de manejo;
  • Relación de variables ecológicas con base en: 1. Estructura de comunidades (flora y fauna); 2. Identificación de metapoblaciones; 3. Identificación de incidencia de fragamentacion de ecosistemas.
  • Variables comparativas de frecuencia y abundacia con estudios anteriores realizados en el área.

La integración de resultados se presentará en un documento técnico (informe de EER), que contendrá en forma descriptiva y estadística los resultados obtenidos de las etapas de gabinete y de campo. Como ademas se establecerá una base de datos acompañada con mapas temáticos (impresos y digitalizados) sobre los resultados de distribución y abundacia de ecosistemas vegetales, mamíferos y aves.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Melgar Ceballos Marvin. (2007, diciembre 12). Metodología de estudio de la fauna silvestre. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/metodologia-estudio-fauna-silvestre/
Melgar Ceballos, Marvin. "Metodología de estudio de la fauna silvestre". GestioPolis. 12 diciembre 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/metodologia-estudio-fauna-silvestre/>.
Melgar Ceballos, Marvin. "Metodología de estudio de la fauna silvestre". GestioPolis. diciembre 12, 2007. Consultado el 16 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/metodologia-estudio-fauna-silvestre/.
Melgar Ceballos, Marvin. Metodología de estudio de la fauna silvestre [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/metodologia-estudio-fauna-silvestre/> [Citado el 16 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de whoisdhillon en Flickr
DACJ