Marketing deportivo para entrenadores personales

En la actualidad el sector deportivo y de salud está sufriendo profundos cambios. La oferta deportiva se ha convertido de forma mayoritaria en una oferta promovida por grandes superficies dedicadas al cuidado físico, el deporte y el ocio. Ello ha provocado que tanto el profesional deportivo como el empresario hayan tenido que adaptarse tanto desde el punto de vista formativo como desde el punto de vista de la diversificación y calidad de su oferta de actividades.

El mundo del marketing y la publicidad no se escapan a las nuevas tendencias de salud: Productos lácteos para “reforzar” nuestra salud, caramelos sin azúcar para contribuir a tener un cuerpo esbelto y saludable, ni tan siquiera “las eléctricas”, las compañías de gas natural o incluso las empresas de sanitarios de baño se escapan a esta tendencia vendiendo promociones de venta en forma de bienestar y calidad de vida y sistemas de hidromasaje…Wellness al fin y al cabo.

Diversos estudios nos están demostrando dos cosas: en primer lugar que el nivel de conocimientos del consumidor o usuario es cada vez mayor y en segundo lugar que existe una creciente demanda de servicios más personalizados y sobre todo más didácticos, ya que el consumidor exige cada vez con más frecuencia “aprender” que es lo que está haciendo.

Adaptarse a las tendencias exige que tengamos claros varios planteamientos: que forma le vamos a dar al servicio que vamos a diseñar, quién lo va a llevar a cabo y que herramientas empleará para ello, que política de implantación seguiremos para poner en marcha este servicio, como vamos ha hacérselo llegar al consumidor o usuario final y algo muy importante: cómo vamos a conseguir que ese cliente lo continúe siendo durante el mayor tiempo posible.

Las nuevas tendencias van hacia la personalización del deporte en contra de la concepción “Taylorista” del “deporte para todos y a todas horas” que imponen las grandes superficies, actualmente está primando las actividades personalizadas para clientes concretos con necesidades muy definidas. Eso es el entrenamiento personalizado: la capacidad de ofrecer respuestas concretas a necesidades claras y definidas y normalmente vinculadas a la salud y el aspecto físico. Todo ello de una forma particular y personalizada.

Para continuar es imprescindible definir la parte del marketing que nos interesa y también definir el concepto de servicio:

¿QUÉ ES MARKETING?

El marketing es el arte de “coaccionar voluntades”, se trata de la herramienta más empleada para que usted o yo gastemos el dinero en un producto y no en otro, para que nos sintamos identificados con una marca determinada y para que siempre encontremos esa marca identificativa hagamos la actividad que hagamos y aunque nuestra edad continúe avanzando.

Según la American Marketing Association el marketing puede definirse como: “el proceso de planificar y ejecutar la concepción del producto, precio, promoción y distribución de ideas, bienes y servicios, para crear intercambios que satisfagan tanto objetivos individuales como los de las organizaciones”.

Más concretamente estaríamos hablando de:

– Identificar mercados y posibilidades

– Identificar necesidades y deseos

– Provocar esas necesidades

– Justificar nuestros caprichos

– Transformar toda esa información en actividades, servicios o productos

Dentro de la definición del marketing podemos hacer dos subgéneros:

– Marketing estratégico. Mediante el cual identifico las necesidades de mis clientes potenciales o clientes existentes basándome en los beneficios que el usuario va a obtener de estos servicios y que no son siempre beneficios físicos sino también psicológicos, relacionales etc.

– Marketing operacional. Ya sé quién es mi cliente y lo que voy a poner a su alcance, ahora debo determinar cómo voy a mostrárselo, cómo voy a convencerle de que realmente necesita realizar esa actividad o utilizar ese servicio y que precio voy a poner a ese servicio… en definitiva cómo lo voy a comercializar.

DEFINICION DEL SERVICIO

Todos sabemos el significado del concepto de “servicio” y sabemos además que:

El servicio es intangible. El servicio no se puede oler ni tocar, pero el servicio en sí mismo guarda una característica común al producto o artículo: Se puede comparar. Y tal vez contando para ello con muchas más variables que las que utilizaríamos para juzgar un producto, ya que en el ejercicio del servicio deportivo entran en juego instalaciones, nivel formativo, empatía personal, atención al cliente, imagen etc.

El compendio de todas esas variables es lo que forma el servicio en sí mismo, y la calidad de todas y cada una de esas áreas darán como resultado la calidad final del servicio y por tanto la viabilidad del proyecto o actividad. Sin calidad no hay viabilidad.

El servicio es inseparable. Con frecuencia los servicios no se pueden separar de la figura del profesor o entrenador. Una consecuencia de esto es que la creación o realización del servicio puede ocurrir al mismo tiempo que su consumo. Los bienes son producidos, luego vendidos y consumidos mientras que los servicios se venden y luego se producen y consumen por lo general de manera simultánea.

El producto pues, se puede comparar antes de pagarlo o consumirlo, el servicio en cambio se compara mientras se utiliza, por ello todas las variantes anexas a este (Atención al cliente, empatía, capacidad de motivación, liderazgo) son esenciales para su éxito. Un buen entrenador personal -por ejemplo- debe ante todo ser un buen comercial máxime cuando estamos hablando se servicios con un nexo común: la personalización.

Por tanto cuando estamos hablando de poner en marcha un servicio o actividad dirigida a personas individuales o pequeños grupos de personas es imprescindible que incluyamos en nuestra “planificación de puesta en marcha” el concepto de COACHING y el concepto de LIDERAZGO ya que difícilmente conseguiremos que nuestro servicio sea competitivo si no prestamos especial atención a estos dos conceptos.

El servicio es adaptable. El servicio de entrenamiento personalizado debe adaptarse al cliente, por eso es personalizado. Debe estar por tanto programado por el target de usuario existente.

LA CALIDAD DEL SERVICIO

El usuario valorará la calidad de cualquier servicio de acuerdo con algunas variables:

Disponibilidad total incluso en fin de semana. ¿Puede este servicio acomodarse a mi horario?

Flexibilidad en el pago. Bonos, “packs” etc. ¿Existen diferentes formas de pago?

Acceso inmediato. ¿Hay un plazo de espera?

Información individual. No conozco este servicio en concreto, ¿Cómo y quien me informa?

Imagen. ¿Visten correctamente los empleados y entrenadores?

Fiabilidad. ¿El entrenador comienza y tiene todo a punto a la hora indicada?

Respuesta. Las gestiones administrativas, (reclamaciones, comprobantes de pago etc.) ¿Se realizan con celeridad?

Profesionalidad. ¿Mi entrenamiento está bien programado, voy observando resultados, recibo explicaciones sobre éstos sean positivos o negativos, me siento informado?

Educación. El director de mi club o Mi entrenador ¿Es amable, se preocupa por mis faltas de asistencia, se pone en contacto conmigo cuando dejo de asistir?

Coordinación. Si no puedo asistir a clase por ejemplo ¿Tengo la facilidad de coordinar otro horario?

Seguridad. ¿El entrenador asiste mis ejercicios con el fin de no correr ningún peligro, los utensilios utilizados están en perfecto estado?

Complementos. ¿Dispongo de toalla para realizar mi entrenamiento, y de bebida isotónica. Me siento motivado para continuar accediendo a este tipo de servicio?

Cuantas más respuestas positivas seamos capaces de responder, mas alto será nuestro valor añadido.

POSICIONAMIENTO

En el posicionamiento se suele distinguir las siguientes áreas:

a) Posicionamiento Actual

Consiste en determinar el lugar en el que actualmente me encuentro como entrenador personal de acuerdo a las preferencias o gustos de los consumidores o en comparación con los servicios de la competencia, es decir, con el resto de entrenadores personales.

Para realizar este análisis es importante determinar variables relacionadas con el servicio mismo, estas reciben el nombre de atributos, debiéndose también determinar aquellos que son relevantes para el segmento meta es decir, aquellos atributos que van a ser mejor acogidos por mis clientes dependiendo de factores relativos a sus necesidades físicas y de salud y por supuesto también de su estrato social.

Posteriormente se seleccionan los competidores más directos y con esta información como base, se debe efectuar un estudio, de manera que obtengamos una clara visión de cómo es percibido y como está posicionado nuestro servicio en la mente de los clientes y en relación a la competencia. Para todo ello, a nivel de instalaciones deportivas, pueden sernos de gran utilidad las encuestas interiores que pueden también realizarse de modo particular, diferenciándose estas en:

-Encuestas de bienvenida: Viene a ser como un pequeño formulario que rellena el nuevo socio o cliente, en el que se recoge información sobre donde ha conocido el club deportivo o mediante quien o como ha contactado con nosotros, que resultados espera conseguir mediante este servicio, si acudía antes a otro centro o entrenaba con otro Personal Trainer y que servicios espera encontrar.

-Encuestas sobre el servicio: En estas encuestas se sondea el éxito final del servicio deportivo o actividad: Calidad técnica, empatía, horarios, atención al cliente, limpieza, instalaciones o variedad de elementos de apoyo, mancuernas, Fit Ball etc, diversificación de actividades etc.

b) Posicionamiento Ideal

Una vez identificado el posicionamiento actual de la empresa (no olvidemos que el Personal Trainer es ante todo una empresa unipersonal) se puede diseñar un programa de “posicionamiento ideal”, que no deja de ser una de las partes mas utilizadas en el diseño de las estrategias de Marketing (Análisis de la entidad y Definición del mercado). De esta forma, conseguiremos adaptar nuestros servicios a los requerimientos del cliente: Cliente satisfecho = Empresa de éxito.

LA LEY DE LA CATEGORÍA

“Si no puedes ser el primero en una categoría, crea una nueva en la que puedas ser el primero”

No solo estamos hablando de deporte, estamos sobre todo hablando de salud. Ser el primero en este entorno es muy difícil ya que el desarrollo deportivo y de Wellness en algunas zonas está muy desarrollado y existen diversos tipos de centros de salud enfocados al cuidado físico, el deporte, la medicina preventiva y la atención hospitalaria.

Es importante innovar, ser capaz de ofrecer lo que nadie ofrece, obtener “valores añadidos” a nuestra actividad. Todo producto o servicio que no se diferencie gracias a un valor añadido tangible se convierte en commodity y, por tanto, de competencia exclusiva en precio, y la guerra de precios no es rentable y resta además “imagen de marca”.

Un dato: cuando la ventaja con respecto a la competencia se consigue por sistemas basados en la capacidad técnica (masificación de medios a nivel publicitario, barreras económicas etc.), estas barreras son muchísimo más fáciles de duplicar por la competencia que cuando esa ventaja es ganada gracias a sistemas basados en la creatividad, la innovación y los recursos de capital intelectual o sea, aquellas innovaciones que solo nosotros somos capaces de idear y poner en marcha, Pej. sistemas de atención a clientes de edad avanzada, deportistas de alto nivel, poblaciones especiales etc. Todo esto forma parte del capital intelectual, el potencial que junto con nuestra capacidad técnica y nuestra empatía nos llevará al éxito.

CAPITAL INTELECTUAL Y MARKETING EN EL ENTRENAMIENTO PERSONALIZADO

El capital intelectual (CI) se posee o no se posee, no se copia, se adquiere pero es difícil de conseguir ya que está muy solicitado. Una vez tenemos el capital intelectual debemos aprovecharlo para crear líneas de actuación basadas en la creatividad. Ya que una idea se puede copiar pero sin el elemento del CI, está no se desarrolla y desaparece casi antes de nacer. ¿Cuantas veces hemos oído que tal negocio funcionaría o que tal idea daría dinero?, Ideas tenemos todos, capacidad para darles forma comercial y posibilidades de implementarlas es lo que distingue a los “ideadores” de los managers y los profesionales de éxito.

Las ideas creativas suelen ser garantía de éxito ya que una nueva idea, un nuevo servicio, un nuevo concepto o una nueva marca es siempre la primera en su medio o en su entorno y en Marketing es más importante ser el primero que ser el mejor ya que ser el primero crea posicionamiento y ser el mejor crea fidelización, pero la fidelización hay tiempo para trabajarla. Es mucho más fácil entrar en al mente del cliente como el primero que tratar de convencer a alguien que se tiene un servicio mejor que el que llego antes.

El CI va a definir no tan solo lo que sabes, sino también lo que estás dispuesto a aprender o el como vayas a vender tus conocimientos al cliente. Ahí entraría el Marketing Interelacional, la “venta estratégica” de ti mismo como entrenador de éxito.

Es muy importante ser bueno, es muy importante vender que eres bueno, es imprescindible que realmente seas lo que vendes y lo que dices ser, pero lo más importante es que los demás crean que eres el doble de bueno de lo que realmente eres. Siempre y cuando tu objetivo sea llegar a duplicar tus conocimientos. Eso es CI y eso es también Marketing.

LA SOPA DE LETRAS: LAS CINCO “W” Y LAS CINCO “P”

What, Who, When, Where, Why

Qué, quién, cuándo, dónde, porqué.

¿Que vamos a ofrecer, como vamos a enfocar nuestro producto o servicio, que es lo que se paga? – Deberíamos ofrecer un servicio personal de salud global empleando las diferentes facetas del deporte para ello. De nuevo es importante disponer de una estructura de apoyo que justifique la razón por la cual atacamos un nicho de mercado que puede estar sobradamente cubierto por determinados clubes. El concepto de “valor añadido” cobra aquí doble importancia.

¿A quien nos dirigimos, cual es nuestro segmento de mercado? – Pongamos el ejemplo del “Entrenamiento Personal”: A nivel individual o privado el Target de nuestros clientes quedaría muy definido: Se trataría indistintamente de hombres y mujeres de clase media-alta o alta generalmente con poca disponibilidad de horarios y muchas veces acostumbrados a emplear servicios adicionales de tipo particular como parte integrante de sus actividades de estudio y ocio. Desde luego, se pueden buscar nuevos campos de trabajo, sobre todo a nivel de apoyo a los sistemas de recuperación de diferentes patologías. Los servicios de apoyo a otros deportes pueden también ser una posibilidad. De nuevo la formación es determinante.

¿Dónde están nuestros clientes potenciales? – Saber a quien nos dirigimos es importante para planificar nuestra promoción y publicidad. Por eso es tan importante saber donde está nuestro cliente potencial o bien tener la máxima información sobre los socios de nuestro club. Sabiendo que necesitan podremos ofrecer un mejor servicio.

¿Cuándo realizaremos nuestra actividad, tenemos un horario, fluctuamos a lo largo de la temporada? – Evidentemente cualquier actividad comercial fluctúa con el mercado obedeciendo a distintas variables. Si trabajamos en un centro deportivo dependeremos de su horario de uso, si trabajamos a nivel particular coordinaremos nuestros horarios en torno a la cantidad de clientes, sin embargo será importante planificar las acciones dependiendo de la época del año en que nos encontremos: una acción publicitaria en invierno tiene poca incidencia en nuestro campo, sin embargo debería enfocarse con el fin de potenciar las actividades en sala por razones evidentes. Una acción publicitaria fuera de esta estación debería de todas, todas realizarse antes del mes de Mayo y potenciando todas las variables de trabajo pero sectorizando mucho más al cliente potencial.

¿Porqué ofertar un nuevo servicio? – Esta pregunta se responde con otra pregunta: ¿Nos necesita el mercado?. Por supuesto que sí. Las grandes superficies que comenzaron hace unos años a funcionar lo hicieron tal vez con un pensamiento a nivel de gestión más enfocado al desarrollo de productos que a la prestación de servicios. Si bien esta situación tiende a cambiar, muchas de estas grandes superficies deportivas adolecen de una falta de atención al cliente importante: La conocida “inpersonalización”. Por otra parte, la “colectivización” de las actividades deportivas es algo de lo que muchas personas intentan huir. El Entrenamiento Personalizado -por ejemplo- puede cubrir todos estos aspectos: atención total, información permanente, asesoramiento continuo, y sobre todo unos resultados asegurados. La premisa principal de cualquier empresa de servicios es: No ofertes nada que no seas capaz de cumplir.

LAS CINCO “P” EN EL AMBITO DEPORTIVO

Product, Place, Price, Promotion, Publicity

Producto, Plaza, Precio, Promoción, Publicidad

Producto

El servicio como producto y la comprensión de las dimensiones de las cuales está compuesto es fundamental para el éxito de cualquier organización o actividad servicios deportivos. Como ocurre con los bienes, los clientes exigen beneficios y satisfacciones de los de servicios.

Los servicios se compran por los beneficios que ofrecen, por las necesidades que satisfacen y por las sensaciones que producen, lo que da en sí mismo razón de ser al resto de las reglas.

El servicio visto como producto requiere tener en cuenta la gama de servicios ofrecidos, la calidad de los mismos y el nivel al que se entrega.

El concepto de beneficio del consumidor: este concepto es un conjunto de atributos funcionales, eficaces y psicológicos que cada usuario percibe de forma diferente: beneficios en forma de apariencia física, en forma de salud, en forma de perdida de peso, de aumento de la capacidad cardiovascular o bien todos juntos.

La clarificación, elaboración y traducción del concepto de beneficio del consumidor plantea varios problemas para quienes venden servicios. Primero, los servicios ofrecidos se deben basar en las necesidades y beneficios buscados por consumidores y usuarios. Pero los consumidores y usuarios pueden tener claridad o no respecto a lo que requieren, expresan o no expresan claramente en el anunciado de sus requerimientos. Pueden surgir dificultades debido a que no saben lo que esperan, a la inexperiencia de lo que se requiere o la incapacidad para determinar su necesidad. En segundo lugar, los beneficios buscados pueden cambiar con el tiempo debido a experiencias buenas o malas en el uso del servicio, a través de nuevas expectativas o cambios en los hábitos de consumo del servicio.

El compendio de todas estas variables es lo que poco a poco ha desarrollado lo que llamamos “nuevas tendencias”: la búsqueda de nuevos sistemas, mas atractivos y eficientes en la adaptación al cliente y por supuesto en la personalización del servicio.

Plaza (Accesibilidad-Disponibilidad)

La traducción del término inglés “Place” hace referencia a un área del Marketing Mix encargada de la gestión de servicios en cuanto al canal, sitio, entrega, distribución, ubicación o cobertura del servicio. Desde el punto de vista deportivo, este concepto se adapta hacia la “accesibilidad” o “disponibilidad” para el cliente cuando se requiere el servicio. Y no estamos hablando tan solo de servicios Estándar o colectivos tipo clases de aeróbic o similares. Estamos hablando de la disponibilidad de un cliente/s determinado para acceder a un servicio de forma personalizada o para acceder a aquellos servicios propios de una necesidad individual o incluso médica: Revisiones, pruebas de esfuerzo, análisis, masajes, servicio de dietética, electroestimulación, infrarrojos etc.

Un elemento importante en el diseño de estos servicios es por tanto el sistema de comunicaciones e infraestructura que debe permitir respuesta rápida a las llamadas del cliente. Por tanto, el coordinador deportivo de un centro, debe tener capacidad suficiente para proveer al cliente de aquellos servicios que en sí mismos no puedan ofrecerse (si es el caso) desde el mismo centro pero que si pueden ser cubiertos por profesionales anexos.

Precio

A nivel recreativo, deportivo o de actividades, el precio es el valor que el deportista, usuario o cliente está dispuesto a pagar por la prestación del servicio.

El precio puede no obstante tener aplicación desde dos vertientes bien diferenciadas: El usuario y la empresa. Desde el punto de vista del usuario, el precio constituye como hemos apuntado anteriormente la cantidad, la calidad y las satisfacciones emocionales o físicas que tiene previsto obtener de un servicio determinado.

Para la empresa, el precio mide el valor intrínseco que esos servicios llevan consigo, pudiendo determinar por tanto el beneficio final que se espera obtener de estos.

El responsable o director de un centro deportivo, debería no tan solo conocer cuales son los precios de la competencia, sino diseñar los de su centro deportivo en base a esos datos y a los datos resultantes de sus propio cálculos. Ello exige tener algunos conocimientos sobre Marketing de servicios que nos serán de inestimable ayuda para conocer la rentabilidad general de todos nuestros servicios.

¿Es importante conocer el coste real de cada servicio?

Es muy importante. Las decisiones sobre precio son de una importancia capital en la estrategia de marketing tanto para las empresas de consumo como para las empresas dirigidas a la oferta de servicios. En un estudio exploratorio realizado en 1989 a unas 40 empresas medianas, fabricantes de diversos productos, se detectó que el precio, en opinión de los ejecutivos, era la variable de marketing más importante y la de mayor frecuencia en la toma de decisiones. Como ocurre con los demás elementos de la mezcla de marketing, el precio de un servicio debe tener relación con el logro de las metas organizacionales y de marketing.

A nivel comercial, el precio constituye asimismo uno de los factores que determinará la demanda del servicio.

Las variables para determinar el precio del servicio son estas:

– Costes fijos. (Mantenimiento, personal etc.)

– Amortización

– Costes fijos derivados de Marketing, Publicidad etc.

– Costes indirectos de mantenimiento, personal etc.

– Costes indirectos de Marketing

– Beneficio esperado

Al igual que en un análisis financiero, el estudio de estas variables, debería establecer un precio compensatorio respecto a los costes producidos para la prestación del servicio. A groso modo, para conocer el precio final, deberíamos sumar todos los puntos anteriores y dividirlo por el número de servicios ofertados.

Precios internos

Son aquellos que se establecen sin tener en cuenta los datos del sector pero que nos ayudan a diseñar y establecer diferentes estrategias de actuación interna:

– Precio técnico

– Precio límite

– Precio objetivo

Precio Técnico. Se corresponde al recuperar los costes directos más los costes indirectos, y nos permite cubrir los costes totales de un determinado volumen de servicios o actividades. El precio técnico puede ayudarnos a determinar y distribuir a los gastos estructurales de cada servicio entrando a partir de ahí en zona de beneficios.

Costes indirectos

Precio técnico = Costes directos +

Volumen de servicios

prestados

Precio límite. También denominado precio umbral: Es el que corresponde a los costes directos. Precio límite = Coste directo.

El precio límite es el punto por debajo del cual la empresa no puede bajar pues entraría en zona de perdidas. Permite recuperar los costes directos, y por tanto es margen bruto es nulo.

Precio objetivo. Si además de pagar los costes directos e indirectos el precio permite obtener un resultado de beneficio, el precio resultante se denomina Precio Objetivo.

Su cálculo se realiza al igual que el precio técnico en función a un determinado volumen de servicios prestados.

Costes indirectos + Inversión realizada

Precio objetivo = Costes directos +

Volumen de servicios

prestados

Variantes

Existen una serie de variantes aplicativas al sistema de precios, que se emplean para hacer que un servicio determinado resulte mas atractivo, o reciba un empuje o lanzamiento efectivo:

Se trata de las bonificaciones, formas de pago flexibles, descuentos etc.

Los precios de descuento se presentan en casi todos los mercados y tienen por finalidad constituir una recompensa por servicios realizados que permitan que haya producción y consumo del servicio, o como instrumento promocional.

La mayoría de las empresas deportivas o de servicios puede ofrecer reducciones especiales o pago de esta naturaleza, aunque en ocasiones, estos pagos erosionan los márgenes disponibles para el centro deportivo. Sin embargo, tienen importancia estratégica.

Estas variables no deberían causar ningún caso un quebranto a la rentabilidad del servicio, aunque bien es cierto que en ocasiones se puede tolerar en servicios determinados el que se pueda asumir un pequeño nivel de pérdidas, siempre y cuando estas estén programadas, calculadas y previstas.

Objetivos de la estrategia de precios.

Los objetivos de la empresa deportiva para la fijación de precios, pueden estar orientados para:

Obtener beneficios

– Un determinado margen de beneficios sobre las inscripciones previstas.

– Una rentabilidad determinada sobre el capital invertido.

– Optimización de los beneficios.

Conseguir un determinado volumen de servicios

– Incremento en el volumen de socios.

– Una determinada participación en el sector de actividades físico-deportivas.

Mantener la situación de la empresa

– Soportar o superar a la competencia.

Otros servicios

– Realización de otros objetivos.

Existen asimismo otros factores determinantes en la estrategia de precios, pero entrarían a formar parte más directamente de la labor contable del centro, no obstante, dependiendo del tamaño e infraestructura, esta labor corresponderá en ocasiones al propio director. Estos son:

– Las decisiones económico-financieras sobre márgenes y beneficios.

– Las decisiones sobre el resto de variables ya que el precio puede variar en función de las decisiones sobre infraestructura de las instalaciones, equipamientos, programación y comunicación.

La promoción

Los propósitos generales de la promoción en el marketing de servicios son para crear conciencia e interés en el servicio y en el club deportivo, para diferenciar la oferta de servicio de la competencia, para comunicar y representar los beneficios de los servicios disponibles, y/o persuadir a los clientes para que usen el servicio.

La promoción en los servicios puede ser realizada a través de tres formas tradicionales, de tal manera de poder influir en las ventas de los servicios. Estas formas son:

a) Publicidad: definida como cualquier forma pagada de presentación no personal y promoción de servicios a través de un individuo u organización determinados. También como no, puede realizarse desde el mismo centro.

b) Venta personal: definida como la presentación personal de los servicios en una conversación con uno o más futuros usuarios con el propósito de promocionar o introducir un determinado servicio. Esta labor, se realiza en ocasiones por los Personal Dynamic,s que cada centro deportivo debería utilizar, y que constituyen el complemento perfecto a un panel de profesorado con capacidad de relación y feed-back personal.

c) Relaciones Públicas: definida como la estimulación no personal de demanda para un servicio obteniendo noticias comercialmente importantes acerca de éste, en cualquier medio u obteniendo su presentación favorable en algún medio que no esté pagado por el patrocinador del servicio. De nuevo los Personal Dynamic,s forman el caballo de batalla en este tipo de actividad, ayudándonos a dinamizar el club, a potenciar los servicios y sobre todo a FIDELIZAR al cliente.

En general el propósito de cualquier esfuerzo promocional es vender el servicio a través de información, persuasión y recuerdo.

Debemos partir de la base de que no es posible fijar un precio sin conocer o estar orientados sobre los precios de la competencia.

Estos pueden ser con respecto a la competencia:

Similares: Si fijamos unos precios similares, es porque tal vez no estamos seguros de ofrecer un servicio mejor o tal vez porque buscamos destacar otra ventaja diferencial.

Por debajo: Tal vez estamos seguros de ofrecer un servicio poco competitivo o tal vez disponemos de un servicio de gran calidad y nos disponemos a echar a nuestros competidores del mercado.

Por encima: Si fijamos unos precios por encima de la competencia, decididamente estamos obligados a ofrecer alguna ventaja competitiva, actividades o servicios suficientemente destacable. También se elevan los precios cuando se ataca a un cierto segmento de mercado de mayor poder adquisitivo.

La promoción es muy importante. “Como te vendas” va a determinar “Qué éxito vas a tener”.

¿En qué puede ayudarnos la promoción?

-Puede hacer que un cliente potencial se convierta en un cliente en activo.

-Puede reforzar nuestra imagen externa y nuestra reputación.

-Puede brindar al cliente potencial la información necesaria.

-Puede aumentar la demanda del servicio.

-Puede distanciarnos positivamente de la competencia.

La promoción del Personal Trainer sin embargo no puede ser muy extensa ya que se trata de una empresa individual con presupuestos a escala, no obstante, sí podemos valernos de varias herramientas para hacer de la promoción un elemento de utilidad. En EE.UU es fácil observar clientes que entrenan con ropa portando el logotipo del Entrenador Personal.

Los precios también son una buena estrategia de promoción: Los descuentos, los servicios adicionales, el descuento a amigos, el descuento por pago adelantado, etc.

Otros sistemas promocionales o publicitarios podrían ser los mailings, los folletos, o incluso los dossier informativos, todo ello en función del presupuesto.

PROMOCIONES DE PRECIOS

– Descuento por bonos de horas (Pago adelantado).

– Descuento por entrenamiento a parejas o grupos. (Promoción conjunta).

– Servicios gratuitos.

– Descuento por proporcionar nuevos clientes.

Las posibilidades son muchas, pero es importante determinar a quien vamos a dirigirnos: un precio muy caro puede restar importancia a la verdadera tangibilidad del resto de servicios del centro deportivo. En el caso de los Entrenadores Personales que realicen su actividad de forma individual, un precio muy caro puede limitarte a un muy pequeño grupo de clientes o incluso echarte del mercado.

Un precio muy barato puede restar valor al servicio, puede quitarle interés al posible cliente y puede distanciarte de la competencia negativamente.

Un precio medio exige que nuestro valor añadido o ventaja diferencial sea evidente, lo que puede retrasar la amortización del servicio.

PUBLICIDAD

¿Es necesaria la publicidad en el ámbito de los servicios deportivos y de salud? Decididamente sí. Si entendemos la publicidad como la forma de obtener beneficios por medio de la promoción, la fidelización y la imagen de marca. La utilización de un servicio depende además de la cantidad de información que el cliente tenga sobre este.

A nivel publicitario, entendemos como medios a los sistemas de divulgación pública a los que denominamos “soporte”. Estos pueden ser variados, Televisión, Prensa, etc. Pero, dada la naturaleza del servicio, nos centraremos básicamente en tres de estos medios: Prensa, Revistas e Internet.

Prensa: Los anuncios en prensa suelen tener una relación precio-efectividad bastante aceptable. Llegan a un número enorme de personas pero por el contrario su vida es muy corta. Un periódico pierde todo su interés al día siguiente. Los anuncios publicados en prensa deben ser muy globales, ofreciendo una información capaz de captar la atención de varios segmentos de público ya que llegarán a clientes potenciales muy dispares entre sí, y todo ello concentrado en un mensaje claro, atractivo y conciso. Por otra parte es necesario “sectorizar” las inserciones publicitarias en nuestro campo de actuación, barrio etc. Mediante publicaciones locales de incidencia localizada.

Revistas: La vida útil de un anuncio publicado en una revista es bastante más larga. Pueden llegar a varias personas y tienen como principal ventaja el que segmentan muy claramente al mercado potencial, “Nos permiten apuntar directamente”, por ejemplo: Un anuncio publicado en una revista sobre Golf o Navegación a vela ataca a un segmento muy claro del mercado comercialmente hablando. Por ello como se describirá más adelante, nuestra imagen de marca debe ser acorde con estas variables. Como aspectos negativos se podría destacar un coste en la mayoría de ocasiones superior a la inserción en prensa y por supuesto la falta de flexibilidad geográfica ya que suelen ser de tirada nacional.

Internet: El fenómeno Internet viene demostrando desde su aparición que constituye uno de los mejores filtros de calidad que existen ya que emplea la opinión de cientos de miles de usuarios diarios para establecer sus duros criterios de selección. Una página en Internet puede impulsar de forma increíble tres aspectos que conforman en sí mismos el caballo de batalla del Marketing y la publicidad desde hace muchos años: La imagen de marca, La promoción, y sobre todo la fidelización del cliente. Por otra parte, Internet puede ser la causa diferencial que nos aparte de la competencia tanto positiva como negativamente: Una página Web de buena calidad, rápida, con suficiente información y sobre todo muy interactiva, captará sin duda al cliente potencial que busca en la red ese servicio determinado. No obstante una página Web lenta, triste y que no despierte la curiosidad durará en los ojos del navegante muy pocos segundos. Estadísticamente, el internauta que no disfruta con la visión de una página Web, bien por su falta de atractivo, bien porque no le inspira confianza, suele salir antes de trece segundos de ella.

IMAGEN DE MARCA

¿Que entendemos por imagen de marca? Bien, vamos a recordar el logotipo de NIKE. Cuando pensamos en esta marca, lo estamos haciendo incluyéndola automática e inconscientemente en las “Short List” que cada uno tiene presente: aquellas marcas que son “Top” en su campo, aquellas que nos transmiten prestigio, calidad, fiabilidad y en el caso concreto de NIKE: Dinamismo, deporte, juventud…en una palabra GANADOR. Pues eso es la imagen de marca.

Que suave, ¿Es nuevo? Se trata de un eslogan que rápidamente identificamos con una marca, que esa identificación se convierta en una compra efectiva es cuestión de como de eficaz se muestre ese eslogan, de la capacidad que tenga junto con otras variables para captar la confianza del consumidor. El compendio de todas esas variables es la imagen de marca. Desde el “Chup, chup Avecrem” hasta el onomatopéyico sonido “Wop” de Quiero-TV, pasando por la figura Mironiana casi abstracta del niño depositando la moneda de “La caixa”, nuestros sentidos son bombardeados constantemente por la omnipresente publicidad.

La imagen de marca puede proyectarse desde el ámbito de la comercialización de servicios deportivos de diferentes maneras:

Desde el logotipo

El logotipo es en muchas ocasiones el primer contacto que tendrá el cliente con nosotros. Tanto si lo percibe desde Internet como desde un anuncio o tarjeta, este debe inspirar aquello que deseamos transmitir.

Lo ideal sería tener la capacidad para ofrecerle al cliente exactamente el servicio que necesita, ofreciendo una imagen acorde con el target de éste y la imagen general que ofrezcamos. Desde nuestra tarjeta de visita, desde la presentación e imagen general de nuestros trabajos, todo ello reflejará en gran medida la imagen que estamos ofreciendo.

Un buen logo debe ser dinámico, expresivo, claro y veraz. Esto es: debe transmitir una imagen fiable y de calidad, en conjunto con el resto y totalidad de nuestro servicio.

Asimismo en muchas ocasiones los servicios son comercializados bajo una imagen determinada: Body Pump, Body Combat etc. Esto ayuda a que el cliente perciba la utilización del servicio como un valor diferenciativo, algo así como una marca personal que lo diferencia del resto.

Desde la presentación de nuestros trabajos

La presentación de los programas de entrenamiento puede marcar la diferencia en muchos aspectos con el resto de la competencia. De nuevo nuestra formación será de suma importancia.

La informática por ejemplo puede ayudarnos a diseñar programas de forma atractiva, utilizando editores de imagen y texto que nos facilitarán la tarea de presentación. Existen actualmente en el mercado algunos software de entrenamiento que añaden valor al servicio del club deportivo gracias a su alto nivel de calidad.

Desde la infraestructura física

Como he comentado anteriormente, la infraestructura de la que nos rodeemos y sepamos explotar adecuadamente, determinará claramente las diferencias del servicio y por supuesto harán evidente los “valores añadidos”.

Desde el servicio de apoyo

Es evidente que si somos capaces de derivar a un posible cliente a otro profesional (fisioterapeuta por ejemplo), muy posiblemente estamos ganando un cliente potencial, si además podemos mantener informado al cliente mediante estadísticas informáticas de los progresos cardiovasculares, el peso, la progresión del entrenamiento etcétera, y añadimos a todo ello un servicio de entrenamiento de apoyo para los viajes o incluso la posibilidad de contar con otras tarifas de entrenamiento en temporadas de vacaciones, nuestro servicio de apoyo se convertirá en un valor añadido considerable.

Desde nuestra imagen personal

El vestuario deportivo es importante, tanto como nuestra presentación física, nuestra capacidad de diálogo o nuestra simpatía. El nuevo profesional del deporte es un profesional especializado en diferentes áreas no tan solo la musculación en sala. Además hay que tener en cuenta que el deporte es ante todo un medio de auto identificación. La gente, las personas se identifican con facilidad en marcas determinadas y por supuesto también en estéticas determinadas, por eso la apariencia es tan importante en el ámbito deportivo.

INTERNET Y LA FIDELIZACIÓN DEL CLIENTE

Internet puede ayudarnos a darnos a conocer al cliente potencial que visita nuestra página web, lo que entraría ya en el campo de la promoción.

Además de los puntos señalados anteriormente, Internet puede ser una ventaja diferencial importante: Puede ayudarnos a atender a nuestros clientes en activo de forma muy eficiente, estableciendo un feed-back informativo y de atención constante:

Mediante el correo electrónico, podemos informar al cliente de su estadística de entrenamiento, del estado de sus bonos, de los pagos realizados, de las últimas tendencias y de la información médica y deportiva mas reciente. Por otra parte, una página web que consiga interactuar con nuestros clientes mediante la utilización de un password con el fin de acceder a diferentes servicios (carpeta de entrenos, progresiones, dietas, mensajes, etc.) empleando Internet para crear una sólida estrategia de fidelización del cliente.

Es tres veces mas caro conseguir a un nuevo cliente que mantener a uno ya existente.

Llegados a este punto, sería importante destacar que en cuanto a la utilización promocional de fotografías, textos o imágenes con fines publicitarios o que impliquen una divulgación de cualquier tipo, la ley está muy pronunciada al respecto tanto en el ámbito convencional como en el ámbito Internet, por ello deberíamos proveernos de nuestro propio banco de imágenes con el fin de atenernos a las disposiciones legales.

COACHING

El nexo entre el mundo empresarial, la gestión y el deporte es sin duda el trajo en equipo. Día a día, los directivos de empresa basan el éxito de sus actuaciones en como obtener los mejores resultados, y ello se consigue mediante diferentes factores. Comunicar con eficiencia, definir metas claras, asignar tareas según la capacidad individual de la plantilla pero con objetivos globales, reconocer e impulsar el liderazgo en pro del trabajo general, crear espíritu de equipo, delegar con eficacia etcétera. En Management se le llama a todo esto Coaching aprovechando la referencia deportiva de esta palabra.

Empresas como Nike o American Express, gestionan gran cantidad de funciones empresariales mediante sistemas derivados del deporte. De hecho, los entrenadores deportivos tienen todas estas funciones muy bien estructuradas en su plan de trabajo. Cualquier entrenador sabe que el trabajo de uno influye en el trabajo del resto. A nivel individual, los entrenadores de cualquier deporte tienen claro que los resultados van en función de como hayas llevado el entreno de toda la temporada pero en gran parte de como hayan sabido motivar y alentar a su atleta.

Todo ello es aplicable tanto desde el punto de vista del empresario o gerente que pone en marcha una actividad o servicio mediante un grupo de entrenadores como desde el punto de vista del entrenador que de forma individual realiza ese servicio.

La gestión de un programa de planificación y “puesta en marcha” para un centro deportivo o bien como iniciativa individual, exige contemplar diferentes aspectos:

Definir objetivos (Planificar La temporada) Estableciendo de forma gradual a que clientes vamos a intentar acceder en primer lugar y en que plazo de tiempo accederemos al resto.

Establecer y crear una imagen de marca (Imagen de equipo) Porque crear una imagen sólida y uniforme proporciona credibilidad al servicio.

Explotar las capacidades individuales y del equipo (Coaching) Realizando reuniones, estableciendo un diálogo fluido entre todos los componentes del equipo con el fin de compartir idead y aprovechar nuevas posibilidades.

Delegar con eficacia (suplentes) Una vez identificadas las cualidades de cada “jugador” es necesario en ocasiones un cambio de posición con el fin de que un miembro determinado del equipo se haga cargo de un cliente específico con el fin de explotar las capacidades del servicio de forma correcta.

Desarrollar un plan de Marketing (Plan de entreno) Contemplando la publicidad, la promoción del servicio y la fidelización de los clientes conseguidos.

LIDERAZGO

El liderazgo en la labor del profesional deportivo no es terreno exclusivo de los gerentes o directores. El líder es un gran comunicador, una persona con carisma capaz no tan solo de dirigir sino también de entusiasmar.

El Journal of Business Strategy reflejaba recientemente un estudio realizado sobre los retos a los que se enfrenta hoy un nuevo líder. Se realizó una encuesta a más de 1.450 ejecutivos de 12 multinacionales, de los cuales el 31,63% respondió que ser un buen líder conlleva ser capaz de articular una visión tangible y de tener una estrategia clara. Para el 27% de los encuestados, un buen “coach” del mundo empresarial será el que tenga la capacidad de sacar potencial de la gente que lidera. Bien, esta regla es común a entrenadores, gerentes, profesores o Personal Trainers: La autoconfianza, el autocontrol, la orientación de resultados, la empatía, el trabajo en equipo y la gestión de conocimientos determinarán el éxito de nuestro equipo, de nuestro servicio o de nuestra iniciativa empresarial.

El éxito en la función del entrenador es influenciado por cuan efectivamente los Coach pueden motivar a otras personas y por cuan bien se pueden comunicar con ellas. La habilidad para motivar a las personas es crucial para el ejercicio del liderazgo como profesional deportivo. Sin empatía no hay éxito y desde el punto de vista de un gerente deportivo ese es un detalle de suma importancia cuando estamos hablando de servicios personalizados en donde el cliente interactúa con el entrenador de forma constante y en ocasiones y con el tiempo, más allá de lo estrictamente profesional.

Un profesional falto de capacidad de motivación será tan mal conductor de nuestro servicio como un profesional sin recursos formativos incapaz de ofrecer resultados con el tiempo, pero un cliente desmotivado dura mucho menos.

¿Qué habilidades debe tener un buen Coach o un buen Entrenador Personal?

Las habilidades técnicas de los entrenadores son sus habilidades para usar los métodos, procesos y técnicas de entrenamiento. Es fácil visualizar las habilidades técnicas de un cirujano o un terapeuta físico, pero, de la misma manera, dirigir a un cliente (que adopta en ocasiones un papel de subordinado), también requiere ciertas habilidades técnicas.

Las habilidades humanas, también conocidas como habilidades interpersonales, son las habilidades de los entrenadores para congeniar con otras personas, para entenderlas y para motivarlas y conducirlas en el lugar de trabajo / entreno.

Las habilidades conceptuales reflejan las capacidades mentales de los Entrenadores para visualizar todas las complejas interrelaciones que existen en un lugar de trabajo. Las relaciones entre personas exigen saber interactuar con cada cliente dependiendo de la empatía recibida, es decir, “mano izquierda”.

En definitiva: la capacidad que tengamos para motivar y dinamizar a nuestro cliente, será finalmente lo que determine en gran medida la continuidad de este.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Perea Couto Luis. (2003, abril 16). Marketing deportivo para entrenadores personales. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/marketing-deportivo-para-entrenadores-personales/
Perea Couto, Luis. "Marketing deportivo para entrenadores personales". GestioPolis. 16 abril 2003. Web. <https://www.gestiopolis.com/marketing-deportivo-para-entrenadores-personales/>.
Perea Couto, Luis. "Marketing deportivo para entrenadores personales". GestioPolis. abril 16, 2003. Consultado el 24 de Septiembre de 2017. https://www.gestiopolis.com/marketing-deportivo-para-entrenadores-personales/.
Perea Couto, Luis. Marketing deportivo para entrenadores personales [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/marketing-deportivo-para-entrenadores-personales/> [Citado el 24 de Septiembre de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 67482226@N02 en Flickr