La RSE asegura el impacto de la Imagen Pública - GestioPolis

La RSE asegura el impacto de la Imagen Pública

  • Marketing
  • 3 minutos de lectura

Muchos todavía no comprenden, viviendo ya la segunda década del SIGLO XXI, que ya no solo se debe pensar en la publicidad, el marketing y la comercialización de productos y servicios para llegar al público objetivo, a los consumidores. Se esfuerzan por hacerlos atractivos pero poco o nada reflexionan, hacen y mucho menos preparan estrategias para adecuarse al perceptor.

Si bien en muchos países y sectores económicos estas disciplinas son todavía la panacea empresarial, no se quieren dar cuenta que hoy NO IMPORTA TANTO LO QUE SEA EL PRODUCTO/SERVICIO SINO LO QUE REPRESENTE PARA EL CLIENTE EN SU MENTE Y ALMA.

Naciones desarrolladas y en vías de desarrollo están preocupadas más por, de manera conservadora, implementar las tácticas y disciplinas que les generen un buen nivel de venta y principalmente realizar acciones que les eviten el surgimiento de conflictos y crisis protagonizadas por grupos o poblaciones que están en contra o se ven afectados por la operación de una determinada empresa nacional o internacional.

Por ejemplo:

Hacer filantropía sin reconocer el daño asistencialista que realizan, hacer marketing social sin construir relaciones, establecen relaciones institucionales pero sin manejar una buena imagen pública, hacen responsabilidad social empresarial (RSE) sin saber a ciencia cierta los alcances de la misma.

En un reciente estudio que he estado realizando sobre RSE, las corrientes actuales de la disciplina (muy del gusto y paladar de las gerencias empresariales actuales) contemplan la importancia de implementar estrategias de responsabilidad social con la finalidad de construir una buena reputación entre las poblaciones internas y externas que se ven impactadas por la operación de una determinada empresa.

Desarrollo económico, social y ambiental son las tres grandes apuestas que la RSE o RSC (Responsabilidad Social Corporativa) tiene contempladas para que desde una perspectiva ética y con apego a la ley las empresas reformulen una visión de negocios que atienda las necesidades y demandas de las poblaciones con las que se ven relacionadas a nivel geográfico, administrativo, interinstitucional, etc.

Piensan en la reputación como estrategia de venta de largo plazo para tener una buena aceptación en el tiempo construida a través de relaciones y acciones de RSE que contribuyan al desarrollo educativo, de salud, deportivo, ambiental, etc., etc., etc. de niñez, juventud, mujeres y adultos en general siempre bajo la visión de considerarlos como “desfavorecidos”.

Pero lo que esta visión no ha detectado e incorporado a sus líneas teóricas es que la construcción de reputación pasa primero por un manejo estratégico de las percepciones, que controle la imagen proyectada por la empresa y la recibida por las audiencias, para así identificar si el mensaje, la comunicación y principalmente la intención está siendo bien recibida y aceptada por los públicos objetivos sobre los cuales se tiene el interés de incidir para su adhesión o colaboración a la dinámica de determinada empresa.

Es decir, una empresa con su estrategia de RSE primero debe diseñar e implementar un Plan Maestro de Imagen Pública que permita estimular correctamente a los perceptores (ya no receptores) quienes a partir de una percepción positiva sobre la operación ética de la empresa primero juzguen, opinen y por último respalden cualquier proyecto de desarrollo que la empresa quiera implementar.

A lo largo de las lecturas sobre RSE y mi tesis de grado he podido concluir preliminarmente lo siguiente:
  1. Que las empresas deben primero construir, reforzar o modificar su imagen pública corporativa para estimular correctamente a sus audiencias.
  2. Que esta imagen pública se debe concretar en el establecimiento de relaciones públicas personales e institucionales sólidas que en la interacción construyan un sentido de cercanía que genere credibilidad y CONFIANZA en la propuesta empresarial.
  3. Pero, ¿qué hacer en la estrategia de relaciones?, pues implementar estrategias, proyectos e iniciativas conjuntas con el enfoque de RSE que valide la intención de la empresa de querer contribuir fidedignamente al desarrollo integral de los trabajadores, familias y comunidades involucradas en la operación.

Por eso digo que he identificado que si las Relaciones Públicas articulan el posicionamiento de la Imagen Pública, la RSE ASEGURA EL IMPACTO DE LA MISMA en el largo plazo.

Es algo así como: si me ven, quiero que me vean bien; si me ven bien, quiero que me crean y confíen en mí; si confían en mí, quiero que sean mis amigos; si son mis aliados, quiero hacer cosas juntos para que mejoren ellos, por lo tanto mejore yo y el mundo donde vivimos y el de las futuras generaciones que también quiero que sean mis amigas.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

2+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Castillo Alex. (2019, julio 4). La RSE asegura el impacto de la Imagen Pública. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-rse-asegura-el-impacto-de-la-imagen-publica/
Castillo, Alex. "La RSE asegura el impacto de la Imagen Pública". GestioPolis. 4 julio 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-rse-asegura-el-impacto-de-la-imagen-publica/>.
Castillo, Alex. "La RSE asegura el impacto de la Imagen Pública". GestioPolis. julio 4, 2019. Consultado el 19 de Julio de 2019. https://www.gestiopolis.com/la-rse-asegura-el-impacto-de-la-imagen-publica/.
Castillo, Alex. La RSE asegura el impacto de la Imagen Pública [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-rse-asegura-el-impacto-de-la-imagen-publica/> [Citado el 19 de Julio de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de priceminister en Flickr