La ética hacker, el software libre y la innovación

La Sociedad de la Información no sólo ha traído consigo cambios a nivel social y económico, sino la aparición de multitud de términos que dan significado al conjunto de nuevas realidades surgidas. La Ética Hacker es uno de ellos, el cual, ha adquirido especial relevancia en los últimos años por ser uno de los principales motores de desarrollo de Internet.

El objetivo de este artículo es, precisamente, explicar en qué consiste la Ética Hacker mostrando su repercusión en el mundo empresarial, y la manera en que esta ha generado una nueva visión del trabajo. Y sobre todo, la intención es mostrar cómo los principios de esta nueva ética pueden ser válidos para generar innovación en la actividad de nuestras empresas.

Después de esta breve introducción más de una persona se estará preguntando:

Pero, ¿qué tienen que ver los hackers con el mundo empresarial?
¿Y con el Software Libre?
¿Y con la innovación?

Manuel Castells, Pekka Himanen, Stephen Levy y Lena Zúñiga son algunas de las personas que vienen trabajando e investigando sobre este y otros temas relacionados, y quienes responden a las preguntas aquí planteadas.

La Empresa-Red se sustenta en Internet

La relación entre el mundo empresarial y la comunidad hacker, así como todo lo que gira alrededor del movimiento del Software Libre, está creando nuevas cartografías sociales que en términos de Manuel Castells podrían ser impulsoras de lo que él llama “Empresa-Red”.

“Lo esencial aquí es que la nueva economía no es la economía de las empresas que producen o diseñan Internet, es la de las empresas que funcionan con y a través de Internet. Esa es la nueva economía y eso es lo que está ocurriendo en todo el mundo.”1

Esta nueva economía de la que habla Castells hace referencia a los nuevos modelos de relación empresarial surgidos por el uso de la red Internet tanto en la relación entre proveedores y clientes, como en el propio trabajo interno de empresa.
El caso de Zara se ha convertido en un clásico y claro ejemplo de estos nuevos modelos de relación. Esta empresa es lo que podríamos denominar una “Empresa–Internet”.

Zara cuenta en estos momentos con alrededor a 2000 almacenes distribuidos en treinta y cinco países diferentes, donde cada vendedor dispone de un pequeño dispositivo donde se registran las ventas realizadas. Estos datos permiten al director de cada almacén realizar un informe semanal que es enviado a través de la Red a la sede central en La Coruña, donde 200 diseñadores procesan la información por ordenador determinando las tendencias del mercado. En cuestión de pocos días, el diseño de la nueva ropa se envía a las fábricas, donde se cortan los patrones y se lleva a cabo la producción.

Este sistema, basado íntegramente en la comunicación electrónica y procesado a través de Internet, ha reducido a dos semanas el tiempo que Zara precisa para rediseñar un producto y ponerlo en el mercado en cualquier tienda del mundo.

En consecuencia, estas nuevas formas de organización de las empresas están directamente relacionadas con lo que acontece en la Red. Internet ha modificado el imaginario respecto a la comunicación y la interacción entre agentes, ya provengan de sectores empresariales o sociales en general.

Tanto la cultura hacker como el Software Libre han tenido y tienen una importancia clara en los procesos de cambio y en la dotación a las empresas de todos los elementos necesarios para convertirse en una Empresa-Red. Manuel Castells afirma que la cultura hacker es uno de los pilares de la construcción de la Sociedad de la Información. Y que los hackers, en su impulso de creación tecnológica, formaron la mayoría de los protocolos sobre los cuales hoy se sostiene Internet, el soporte sobre el que se construyen los diversos modelos de dicha sociedad y por lo tanto de la Empresa-Red.

Internet es Software Libre

Si la Empresa-Red existe por la aparición de Internet, Internet ha sido y es posible gracias al Software Libre. Y así lo afirmaron en mayo de 2004 algunas de las personas más significativas en relación a Internet y al Software Libre:

“La mayoría de la infraestructura de Internet está basada en Software Libre y protocolos abiertos.

Actualmente más del 70% de los servidores web utilizan Apache, un gran número de servidores de correo usan Sendmail o Postfix para gestionar el envío de correo electrónico y prácticamente la totalidad de los servidores de nombres (DNS), esenciales en el funcionamiento de la Red, utilizan el programa BIND o derivados de su código fuente. Es indiscutible la importancia que ha tenido el Software Libre en la extensión y desarrollo de Internet desde sus inicios, y la influencia mutua de estos dos ámbitos tecnológicos es un hecho contrastado.”

Declaración de Barcelona para el avance del Software Libre Firmado: Manuel Castells, Vinton Cerf, Marcelo D’Elia Branco, Juantomás García, Jesús M. González Barahona, Pekka Himanen, Miguel de Icaza, Rafael Macau, Jordi Mas, David Megías, Òscar del Pozo, Pam Samuelson.2

Este grupo de expertos está compuesto por personas dedicadas a diferentes disciplinas como la sociología, filosofía, ingeniería o hacking. Y todos ellos subrayan la relevancia que ha tenido el Software Libre en la creación de Internet pero enfatizando la importancia de las personas responsables de su creación: los y las Hackers.

El Software Libre se debe a los Hackers3 informáticos

Teniendo clara la importancia del Software Libre en la construcción de la Red tenemos que hacer referencia a al grupo de personas protagonistas de esta historia, más conocidas como “Hackers”. Tal y como lo define Himanen4:

“…El diccionario del argot hacker, el “jargon file”, compilado de forma colectiva en la Red, define a los hackers como personas que se dedican a “programar de forma entusiasta” y creen que “poner en común la información constituye un extraordinario bien, y que además para ellos es un deber de naturaleza ética compartir su competencia y pericia elaborando software gratuito y facilitando el acceso a la información y a los recursos de computación siempre que ello sea posible…”

La investigadora Gabriella Coleman de la Universidad de Chicago, señala: “Los hackers en general tienen un gran amor por la Libertad de la Información. Es al mismo tiempo una posición ética, una sensibilidad estética y de forma creciente, un tema político”.

Nos detendremos en la posición ética de los hackers, su nueva forma de entender y realizar el trabajo que ha transformado conceptos clásicos de organización, producción, gestión y cooperación laboral.

Los valores esenciales de los Hackers informáticos dan lugar a la Ética Hacker.

Según Pekka Himanen, uno de los autores más citados en referencia al tema de la Ética Hacker, los tres valores esenciales de tal ética son una ética del trabajo, una ética del dinero y una ética de la red. La primera ha ejercido más influencia en la ética de la Sociedad de la Información y la última, aún es un reto en su adopción en otros ámbitos. También podemos añadir otros puntos relacionado con los criterios de valoración.

  • La Ética del Trabajo está dirigida por la pasión, es decir, el hacker trabaja con energía buscando su realización. Los hackers no organizan sus vidas en términos rutinarios sino en un flujo dinámico, no rutinario y optimizado entre trabajo creativo y el espacio de juego. En esta ética convergen la pasión y la libertad.
  • En la Ética Hacker del Dinero, éste último no es considerado un valor en si mismo. Los hackers motivan su actividad en función de metas como el valor social o la accesibilidad del software. Estas personas optan por crear colectivamente algo que tenga valor para la comunidad y, como resultado, obtener el reconocimiento de sus pares. Los productos de esta creatividad pueden ser utilizados, desarrollados y reformulados por cualquiera, permitiendo el aprendizaje de unos y otros.
  • La Ética de Redes está definida por los valores de la completa libertad de expresión en la acción, la privacidad como protección de la individualidad y el rechazo de la receptividad pasiva, a favor del ejercicio activo de los propios intereses.

Además, esta ética incluye una preocupación hacia los demás con el deseo de eliminar la mentalidad de supervivencia que domina otros ámbitos y que, según el hacker, no debería existir en la sociedad en red. Esto significa procurar la participación de otros y la inclusión de los que no participan. (Himanen 2001).

  • La habilidad como único criterio de valoración. Las comunidades de hackers no se rigen por estructuras formales de toma de decisiones y responsabilidades asignadas. Se rigen por un sistema en el cual los méritos técnicos y la experiencia de la comunidad atribuyen a ciertos miembros ciertos poderes y prerrogativas (fundamentalmente relacionadas con el desarrollo del software, pero no exclusivamente).

Estos puntos de la Ética Hacker, sumados a lo anteriormente comentado sobre la relación entre las comunidades del Software Libre e Internet, son los que representan un desafiante espíritu alternativo a la ética protestante del trabajo.
Pero, ¿cómo la Ética Hacker puede ayudar en la innovación de mi empresa?

Los hackers están creando un nuevo paradigma tecnológico y social, que redefine los valores clásicos referidos al trabajo, al dinero y a las relaciones sociales. El acceso a la información, la horizontalidad, y el compartir los saberes se convierten en las fuentes fundamentales de las que se nutren los hackers, y en consecuencia se crean muchos de los avances tecno-sociales innovadores.

Estas nuevas formas de organizarse y de producir son algunos de los factores que proponemos tener en cuenta para, aplicando los principios de la Ética Hacker, generar innovación y conocimiento en nuestra empresa.

Reflexiones finales

  • ¿Cuál es el espacio en nuestra empresa para el trabajo creativo, el juego, la realización personal, la libertad y la pasión?, ¿cuál es la ética del trabajo de nuestra empresa?
  • ¿Qué motiva nuestra actividad? ¿Es sólo el dinero? O también ¿el valor social, la accesibilidad general, el aprendizaje o el compartir conocimiento? ¿Cuál es la ética del dinero de nuestra empresa?
  • ¿Cuál es la forma de trabajo de las personas de nuestra empresa? ¿Procuramos la participación de todos ellos en los proyectos? ¿Cuál es la ética de redes de nuestra empresa?
  • ¿Somos una Empresa – Hacker? La apuesta es muy clara: el Software Libre es algo más que código, es una nueva forma de entender la tecnología, el trabajo y la innovación para generar riqueza y calidad de vida para todos.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Investic. (2006, septiembre 1). La ética hacker, el software libre y la innovación. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-etica-hacker-el-software-libre-y-la-innovacion/
, Investic. "La ética hacker, el software libre y la innovación". GestioPolis. 1 septiembre 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-etica-hacker-el-software-libre-y-la-innovacion/>.
, Investic. "La ética hacker, el software libre y la innovación". GestioPolis. septiembre 1, 2006. Consultado el 19 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-etica-hacker-el-software-libre-y-la-innovacion/.
, Investic. La ética hacker, el software libre y la innovación [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-etica-hacker-el-software-libre-y-la-innovacion/> [Citado el 19 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de pfh en Flickr
DACJ