Investigar en Educación. Un requisito de la formación permanente de los educadores

1
INVESTIGAR EN EDUCACIÓN: UN REQUISITO DE LA FORMACIÓN
PERMANENTE DE LOS EDUCADORES
(APUNTES PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL DISEÑO TEÓRICO DESDE LA PRÁCTICA
PEDAGÓGICA)
Dra. María Antonia Rodríguez del Castillo
…¿qué hemos de hacer para saber… Examinar con nuestro criterio el examen
que ha hecho el criterio ajeno, o, lo que es más seguro, examinar por nosotros
mismos. No se puede ver una cosa sin mirarla. No se puede entender una cosa
sin examinarla. El examen es el ojo de la razón. Luego nosotros mismos somos…
el medio natural de investigación.”
(Martí,1975: XIX,364)
Muchas veces vemos las cosas que nos rodean, pero no las miramos con ojo
escrutador. Quienes en el ámbito de la escuela nos dedicamos a la tarea de
educar a las generaciones que nos sucederán, observamos efectos de los
diversos fenómenos con los que convivimos, pero pocas veces nos dedicamos a
buscar sus causas y, en ocasiones, después de repetirnos reiteradamente que
nada podemos hacer para cambiar lo establecido, asumimos la actitud de dejar las
cosas como están porque nada puede ser modificado.
La metodología de "dale a quien no te dio" pulula aún en un número considerable
de escuelas y, a pesar de que un bolero ya pasado de moda no se cansa de
repetirnos "... échame a la culpa de lo que pasa...", buscamos siempre, y
denodadamente, echar la culpa a los demás. Si los estudiantes no aprenden es
porque serán muy malos, o porque sus padres no se ocupan de ellos, o porque
sus cocientes de inteligencia se encuentran afectados, o porque viven lejos de la
escuela, o por cualquier cosa que no lacere, ni de lejos, nuestra actividad como
maestras o maestros.
Cuando nos preguntan cuáles son los problemas más acuciantes de nuestra labor
cotidiana como educadores nos vienen a la boca muchas razones: el sanitario no
2
funciona, el gobierno no se ocupa de la educación de los niños, no hay
presupuesto para comprar nuevos textos, no hay conectividad a internet, etc, etc,
etc... Y no es que estos no sean problemas que no haya que atender y, por
supuesto, resolver; sino que los problemas más importantes de una escuela están
en la calidad de los aprendizajes que logran los estudiantes y ello está
comprometido directamente, con la calidad de las clases y actividades
extracurriculares que desarrollen los docentes.
No descansar hasta que los educadores y educadoras se conviertan en
investigadores de su propia práctica pedagógica debe ser objetivo priorizado de
los sistemas educativos. Pero para ello resulta imprescindible la implementación
de un esquema de formación investigativa que recorra los procesos de su
formación inicial y permanente.
Las reflexiones que compartimos a continuación van encaminadas a tratar de
simplificar y hacer más accesible el proceso de construcción del diseño teórico de
una investigación educativa. Más que teorizar sobre el tema, nos interesa destacar
aquellas cuestiones que resultan básicas para quienes se inician en esta
importante actividad.
Consideraciones generales:
Debe partirse siempre de un problema social que va a ser objeto de tratamiento.
Como se trabajará en el contexto educativo el problema social debe estar
relacionado con dificultades que se presentan en el proceso de enseñanza
aprendizaje (precisando el nivel de enseñanza y la materia en la cual se hará la
propuesta) o deficiencias relacionadas con la formación permanente de los
docentes. La caracterización de la asignatura o materia que se imparte es la base
para poder sustentar el problema social que seatendido. Entre los problemas
sociales más acuciantes de México en el terreno educativo se encuentran:
El tercer país dentro de la OCDE con mayor cantidad de jóvenes que ni
estudian, ni trabajan (más de siete millones de mexicanos en esta situación)
3
Las mujeres tienen tres posibilidades más de estar en este grupo que los
hombres.
El último país dentro de la OCDE en expectativa de graduación del
bachillerato (47%)
El 43% de la población de 15 años o más no cuenta con la educación
básica completa
El 56% de los mexicanos y mexicanas evaluados en la Prueba Pisa se
encuentra en los niveles 0 y 1 es decir sin las habilidades mínimas
indispensables en Lenguaje y Comunicación y Matemáticas.
Los resultados de la prueba Planea aplicada en la educación preescolar,
básica y media superior demostraron que un por ciento mínimo de los
estudiantes se encuentra en el nivel de desempeño 4 (que es donde
deberían ubicarse la mayoría). Ello es así en las materias Lenguaje y
Comunicación, Matemática y Ciencias.
Solo 3% de la población indígena completa al menos un año de
Licenciatura en la Universidad.
El uso de dispositivos tecnológicos con fines pedagógicos es insuficiente y
muchas veces se percibe por los docentes y directivos como un distractor,
por lo que es frecuente su prohibición en los salones de clase.
Un número no desestimable de maestras y maestros tiene un pobre
desarrollo de sus competencias digitales.
Una importante proporción de maestras y maestros (uno de cada tres)
obtuvo una evaluación apenas satisfactoria en su desempeño por lo que
necesitan de un proceso de capacitación para mejorar su competencias
profesionales.
Estos problemas, que son solo algunos de los que afectan la educación mexicana,
pueden traducirse en el marco estrecho de la institución educativa y del aula, en
problemáticas más concretas tales como:
Insuficiente desarrollo de competencias en los diferentes niveles que
integran la comprensión lectora (educación básica, media superior)
4
Insuficiente desarrollo de habilidades para la resolución de problemas (
educación básica, media superior, superior)
Insuficiente desarrollo de competencias para la producción de textos
escritos
Dificultades en la educación en sexualidad
Dificultades en la educación ambiental
Dificultades en el desarrollo de las competencias profesionales de los
docentes
Dificultades en la utilización de recursos tecnológicos con fines educativos
Para proceder a la construcción del diseño de una investigación educativa como
mínimo deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:
Breve descripción de la problemática: Aquí debe hacerse referencia al
problema social que va a ser objeto de tratamiento. Como se trabajará en el
contexto educativo el problema social debe estar relacionado con dificultades que
se presentan en el proceso de enseñanza aprendizaje (precisando el nivel de
enseñanza y la materia en la cual se ha la propuesta) o deficiencias
relacionadas con la formación permanente de los docentes.
Planteamiento del problema de investigación: El problema es lo que intenta
resolver el investigador. Puede plantearse en forma de pregunta, aunque no es la
única forma para su enunciación. El problema surge de una situación de conflicto
entre el estado ideal del objeto de investigación y el estado real.
5
Supongamos que el objeto de investigación sea: EL PROCESO DE ENSEÑANZA
APRENDIZAJE DE LA COMPRENSIÓN LECTORA EN LA EDUCACIÓN
PRIMARIA. La situación de conflicto se da entre un estado ideal: "La lectura es
una práctica cotidiana entre los alumnos que cursan la educación básica y el
6
desarrollo de la habilidad lectora es una clave para el buen aprendizaje dentro y
fuera del aula" (SEP,2011: Acuerdo 592 y Programas y guías de estudio) y
un estado real: Los escolares que culminan la educación básica presentan
dificultades para utilizar la lectura como una práctica cotidiana y mayoritariamente
no logran rebasar los niveles I y II de la comprensión lectora.
CONTRADICCIÓN=PROBLEMA
7
Ello lleva a plantear el problema de investigación lo cual puede hacerse utilizando
una pregunta: ¿Cómo mejorar las habilidades en el nivel interpretativo de la
comprensión lectora en el 4to grado de la educación primaria?
Sin embargo, dos elementos esenciales aún deben ser definidos: el objeto de
investigación y el campo de acción. Establecer las diferenciaciones entre uno y
otro resulta imprescindible para un adecuado diseño del proceso de investigación.
En el caso que se viene manejando el objeto de investigación sería: El proceso
de enseñanza aprendizaje de la materia Lenguaje y Comunicación en la
educación básica. Debe repararse en un detalle de suma importancia: el objeto
es más amplio, pero no debemos confundirnos y tratar de abarcarlo todo. Ya
sabemos que el refrán popular nos alerta: "el que mucho abarca, poco aprieta".
Por eso es que se plantea que el objeto es el todo. La precisión del área donde se
trabajará es mucho más pequeña. Ello es así para que los resultados que se
8
obtengan puedan ser verdaderamente significativos en la porción que se ha
seleccionado para hacer la intervención pedagógica. Por eso es que el campo de
acción resulta ser una parte del objeto de investigación que puede tener múltiples
y variadas partes. Pero solo seleccionamos una, aquella que viene condicionada
por lo que hemos enunciado en el problema de investigación.
Tomando en consideración lo apuntado en el ejemplo que se viene
manejando el Campo de acción sería: Las habilidades en el nivel
interpretativo de la comprensión lectora en el 4to grado de la
educación primaria.
Por su parte, el objetivo es categoría rectora del diseño de la investigación
educativa. Algunas de sus peculiaridades son:
9
10
En el ejemplo que se ha venido planteando en estas notas se podría
plantear el Objetivo general de la siguiente forma: Elaborar un sistema
de actividades de aprendizaje para mejorar el desarrollo de las
habilidades en el nivel interpretativo de la comprensión lectora en el
4to grado de la educación primaria.
Un análisis de las relaciones que se establecen entre las categorías
apuntadas se presenta en la siguiente lámina:
A continuación se expresa de manera gráfica el ejemplo que se ha venido
trabajando:
11
Analizadas las categorías anteriores resulta imprescindible detenerse en
otro aspecto de sumo interés. Toda investigación parte de una hipótesis o
de supuestos hipotéticos que es "...lo que estamos buscando o tratando de
probar y pueden definirse como explicaciones tentativas del fenómeno
investigado formuladas a manera de proposiciones. (Sampieri /y/ otros,
1998:74). Se utilizan disímiles variantes para su establecimiento: hipótesis,
idea a defender, Una de las variantes que se utiliza para el planteamiento
de la hipótesis es la elaboración de preguntas científicas.
12
Las preguntas científicas, como se ha apuntado, son supuestos hipotéticos y se
convierten en las guías del investigador. Generalmente se dirigen a los siguientes
aspectos: la direccionalidad de los estudios teóricos sobre el objeto de
investigación, el diagnóstico de la situación actual que presenta el campo de
acción y la elaboración de la propuesta que se hace para la solución del problema
científico planteado. Las preguntas científicas del ejemplo que se viene manejando
pudieran plantearse de la siguiente manera:
13
Las tareas de investigación, por su parte, serán congruentes con las preguntas
científicas. Como su nombre lo indica la acepción de la palabra remite a la
realización de un trabajo en un tiempo determinado, por tanto, su determinación
precisará las acciones que se deben acometer para dar respuesta a las preguntas
científicas.
14
En el caso que se ha venido ejemplificando las tareas científicas quedarían
redactadas de la siguiente manera:
15
Por último, esta parte del diseño que llamaremos, solo por razones metodológicas,
DISEÑO TEÓRICO, planteará el tipo de resultado que se aspira a lograr. En la
bibliografía sobre el tema se enuncian diferentes tipos de resultados de la
investigación educativa: modelos, estrategias, metodologías, propuestas
metodológicas, sistematizaciones (teóricas y prácticas), concepciones
metodológicas, sistemas, entre otros. Cada uno de estos resultados puede tener
disímiles tipologías (p.ej. modelo pedagógico, modelo didáctico, modelo educativo;
estrategia de capacitación, estrategia didáctica, estrategia metodológica,
estrategia pedagógica, etc). Sin embargo, en el ejemplo que se ha modelado a lo
largo de estos apuntes el resultado se podría enunciar de la siguiente manera:
Sistema de actividades de aprendizaje para mejorar el desarrollo de las
habilidades en el nivel interpretativo de la comprensión lectora en el 4to
grado de la educación primaria.
Las anteriores consideraciones no constituyen una camisa de fuerza para el
investigador que se inicia. Solo son sugerencias que pueden ayudar a desbrozar
el camino de la construcción del diseño teórico en la investigación educativa. No
son tampoco la única perspectiva que puede tomarse en consideración, como
tampoco se erigen en material acabado sobre el tema. Son apuntes sobre una
problemática amplia y compleja que se irán enriqueciendo en el camino con la
contribución de "...todos y para el bien de todos."
Bibliografía:
1. DOF (2011): ACUERDO número 592 por el que se establece la Articulación
de la Educación Básica, en
https://www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/9721849d-666e-48b7-
8433-0eec1247f1ab/a592.pdf
2. Martí, José (1975): Obras Completas, Tomo 19, Editorial de Ciencias
Sociales, La Habana, Cuba
3. Rodríguez, María A. (2011): “La estrategia como resultado científico de la
investigación educativa”, en Resultados científicos en la investigación
educativa, La Habana, Editorial Pueblo y Educación, 2011
4. Rodríguez, María A. (2011): “La sistematización como resultado científico
de la investigación educativa” en el texto “Investigación interdisciplinaria en
las Ciencias Pedagógicas”, La Habana, Editorial Pueblo y Educación; La
Habana 2011, pp.74-95
16
5. Sampieri, Roberto /y/ otros (1998): Metodología de la Investigación,
Panamericana Formas e Impresos S.A., Colombia, en
https://doctoradonayarit.wikispaces.com/file/view/Sampieri,+Roberto+-
+Metodologia+de+la+Investigacion+parte+1.pdf
6. SEP (2011): Programas de estudio 2011, Guía para el maestro, Educación
Básica, Secundaria, Español, México, Consultado el 13 de agosto de 2015
en http://www.dee.edu.mx/web/store/pdf/Prog6Primaria.pdf,

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Rodríguez del Castillo María Antonia. (2017, enero 26). Investigar en Educación. Un requisito de la formación permanente de los educadores. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/investigar-educacion-requisito-la-formacion-permanente-los-educadores/
Rodríguez del Castillo, María Antonia. "Investigar en Educación. Un requisito de la formación permanente de los educadores". GestioPolis. 26 enero 2017. Web. <https://www.gestiopolis.com/investigar-educacion-requisito-la-formacion-permanente-los-educadores/>.
Rodríguez del Castillo, María Antonia. "Investigar en Educación. Un requisito de la formación permanente de los educadores". GestioPolis. enero 26, 2017. Consultado el 17 de Noviembre de 2017. https://www.gestiopolis.com/investigar-educacion-requisito-la-formacion-permanente-los-educadores/.
Rodríguez del Castillo, María Antonia. Investigar en Educación. Un requisito de la formación permanente de los educadores [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/investigar-educacion-requisito-la-formacion-permanente-los-educadores/> [Citado el 17 de Noviembre de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de fabola en Flickr