Impacto de las remesas internacionales en el Perú

  • Economía
  • 15 minutos de lectura
15Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
Si las migraciones del campo a la ciudad fueron uno
de los fenómenos sociodemográficos más importan-
tes del país hacia la mitad de la década del siglo XX
–y de otros países que en su momento cruzaron el
umbral de la modernidad–, no es menos cierto que
las migraciones de peruanos hacia otros países son
un fenómeno que por efectos de la globalización
podría llegar a ser, al menos, igual de importante que
el primero. Y es que no solo la explosión demográfi-
ca explica el movimiento de personas, sino que los
desempleados o mal remunerados que habitan las
ciudades, habiendo perdido la autosuficiencia pro-
ductiva al abandonar la agricultura, deben buscar
otras alternativas para sobrevivir. De este modo, ciu-
dades ubicadas en países con un mayor grado de de-
sarrollo que el nuestro, se constituyen en “polos de
atracción” para personas en busca de mejores hori-
zontes. El rasgo distintivo de este proceso migrato-
rio, similar al de otros países en vías de desarrollo, es
que, por primera vez desde por lo menos hace dos
siglos, el flujo de personas se dirige hacia los países
desarrollados y no a la inversa.
viados, de su continuidad y de las características so-
cioeconómicas de la población que las recibe, los efec-
tos en el bienestar pueden ser distintos.
Estos emigrantes, habiendo dejado a parte o toda su
familia en el país, envían una cantidad de los recur-
sos de su trabajo en el exterior para ayudarlos a me-
jorar sus patrones de gasto e inversión. Y es que mi-
gración y remesas son fenómenos intrínsecamente
relacionados. De hecho, si bien la decisión de mi-
grar puede o no estar vinculada con la de enviar re-
mesas a la región de origen o algún otro lugar donde
se mantengan relaciones de parentesco, amistad u
otras, para que existan las remesas, en algún momento
anterior a ellas, debe haber ocurrido un proceso mi-
gratorio. Así, no es extraño que los flujos de remesas
aumenten conforme se acrecienta la migración inter-
nacional.3 Al respecto, el Perú no ha sido la excep-
ción (véase el gráfico 2).
James Loveday y Oswaldo Molina – CIUP
¿Cuál es el impacto de las remesas internacionales
en el bienestar?1
«…tanto migración y remesas
parecerían formar parte de un
mismo proceso económico, en
el que es imposible separar la
globalización del comercio y
del capital […] del movimiento
global de personas»
1/ Este artículo está basado en el informe de avance del estu-
dio “Remesas internacionales y bienestar: una aproximación
para el caso peruano a partir de la Encuesta Nacional de
Hogares”. Podrá descargar la versión completa desde http://
www.consorcio.org/programa 2004.asp.
2/ The Economist (2004). “Monetary Lifeline: Remittances from
migrant workers in rich countries are increasingly important to
developing economies”, Inglaterra: 31 de julio-6 de agosto.
3/ Fondo Monetario Internacional-FMI (2005).
World Economic
Outlook: Globalization and External Imbalances
. Washington,
D.C.: FMI, abril.
Remesas son un alivio a la pobreza. Representan más del 12% de los
ingresos de los pobres
Los principales determinantes económicos de la mi-
gración; es decir, aquellos vinculados con las diferen-
cias socioeconómicas marcadas entre región de ori-
gen y de destino, son justamente los que ayudan a
entender las características de los flujos de remesas.
Con ello, tanto migración y remesas parecerían for-
mar parte de un mismo proceso económico, en el que
es imposible separar la globalización del comercio y
del capital (dentro del que se encuentran las remesas)
del movimiento global de personas.2 Esta interrelación
se traduce en un conjunto de decisiones que toma una
familia en un momento determinado (véase el gráfico
1). Así, dependiendo de la cantidad de recursos en-
Foto CIES
16 Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
que migraron al exterior no sobrepasó las 50 mil per-
sonas al año. En el año 2004, se registró una salida
del país de 399 mil personas. Como consecuencia
de este proceso migratorio, más del 10% de perua-
nos reside actualmente en el extranjero. En concor-
dancia con este fenómeno, las estadísticas oficiales
que existen en el país muestran que, entre 1995 y
2004, las remesas pasaron de US$ 599 millones a
US$ 1.123 millones; incluso, su importancia con re-
lación al PBI ha crecido: pasó de representar el 1,15%
a 1,61% en el mismo período.4
Al comparar las cifras del caso peruano con el resto
de países en desarrollo, se puede apreciar que, en
relación con el PBI, las remesas en el Perú son más
importantes que el promedio de estos países y muy
Gráfico 1
Sistema de migración y remesas
Gráfico 2
Migración y remesas en el Perú, 1995-2004
Fuente: Russell, Sharon Stanton (1986). “Remittances from International Migration: A Review in Perspective”, en
World Development
, vol. 14, Nº 6.
Holanda: Elsevier, junio, p. 682.
Estatus socioeconómico y
demográfico del migrante en el
origen
Empleo en el país anfitrión,
redes e integración
socioeconómica
(Determinantes:
migrante y familia)
Decisión
de migrar Migrar
No migrar
Migración
posterior
Cambio social
Decisión de
enviar remesas
No remesas
Remesas
Lugar de gasto
Externo
Local
Consumo
Inversión
(Efectos intermedios:
migrante y familia)
Monto
gasto
Crecimiento económico
y desarrollo
Iniquidad económica
(Efectos
en el origen: pueblo,
región, nación)
Fuente: Banco Central de Reserva del Perú-BCRP (remesas) y Dirección
General de Migraciones-Digemin (saldo migratorio).
0
50.000
100.000
150.000
200.000
250.000
300.000
350.000
400.000
1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004
500
600
700
800
900
1.000
1.100
1.200
Saldo migratorio Remesas
Personas Millones de US$
4/ Banco Central de Reserva del Perú-BCRP (2005).
Memoria anual
2004
. Lima: BCRP.
El Perú ha pasado de ser un país de inmigración neta
a uno de emigración neta. Este proceso se ha desa-
rrollado principalmente en las últimas décadas. En
efecto, entre 1985 y 1988, la cantidad de peruanos
«…más del 10% de peruanos
reside actualmente en el
extranjero. […] las estadísticas
oficiales que existen en el país
muestran que, entre 1995 y
2004, las remesas pasaron de
US$ 599 millones a US$ 1.123
millones…»
17Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
5/ Chimhowu, Admos
et al
. (2003).
Report On The Development Of
A Framework For Assessing The Socio-Economic Impact Of
Migrant Workers’ Remittances On Poverty Reduction
. Department
For International Development (DFID) - WISE Development Ltd.
6/ Rapoport, Hillel y Frederic Docquier (2004). “The Economic
of Migrants´ Remittances”, en Gerard-Varet, L. A.: S-C Kolm y
J. Mercier Ythier (editores)
Handbook on the Economics of
Reciprocity, Giving and Altruism
. Amsterdam: North Holland.
Próximo a publicarse.
Cuadro 1
Remesas en países en desarrollo, 2001
Perú Ingreso
bajo
Ingreso
medio-bajo
Ingreso
medio-alto Promedio
% PBI 1,9 1,9 1,4 0,8 1,3
% Importaciones 14,3 6,2 5,1 2,7 3,9
% Inversión doméstica 11,3 9,6 5,0 4,9 5,7
% IED 129,8 213,5 43,0 21,7 42,4
Fuente: Ratha, Dilip (2003). “Workers´ Remittances: An Important and Stable Source of External Development Finance”, en Banco Mundial.
Global Development Finance 2003
. Washington, D.C.: Banco Mundial, pp.157-176 y BCRP
-1.00
0.00
1.00
2.00
3.00
4.00
1993 1996 1999 2002
Capitales privados R emes as
Oficial
IED
Capitales privados
Oficial
Remesas
-50
0
50
100
150
200
1988 1991 1994 1997 2000
IED
para con la de los flujos oficiales, capitales privados
e inversión extranjera directa (véase el gráfico 3).
¿Quiénes reciben remesas y cuánto?
Cerca del 3% de las familias en el Perú recibe reme-
sas provenientes del exterior. Dichas familias obtie-
nen aproximadamente S/. 5.800, en promedio, al año.
similares al caso del segmento de países con meno-
res ingresos. En relación con las importaciones, la
inversión doméstica y la inversión extranjera directa
(IED), las remesas en el Perú son más importantes in-
cluso que en los países en desarrollo de menores in-
gresos (véase el cuadro 1).
Medidas en el nivel agregado, el ingreso de divisas
por este concepto tiene una naturaleza que suele ser
contracíclica, lo que en sí es beneficioso para la eco-
nomía en la medida que hace posible acceder a re-
cursos en las épocas en donde estos escasean, per-
mitiendo suavizar el ingreso y el gasto, y ayudando a
contrarrestar las crisis económicas (Chimhowu
et. al
2003,5 Rapoport y Docquier 2004).6 En el caso del
Perú, se puede apreciar que el flujo de remesas ha
desplazado al de capitales privados y es similar a la
inversión extranjera directa. Asimismo, igual de im-
portante es su menor variabilidad, cuando se le com-
Gráfico 3
Remesas y otros flujos externos
(En miles de millones de dólares)
Fuente: Ratha (2003) y BCRP
Países en desarrollo Perú
18 Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
Sin embargo, dado que la distribución del monto de
las remesas externas se concentra en los valores mí-
nimos, es apropiado el empleo de la mediana de la
distribución. Así, el monto anual de las transferen-
cias externas para una familia es de S/. 4.200; lo que
equivale al 13,8% de su ingreso.
Asimismo, se observa que el 62% del total de perso-
nas que recibe remesas son mujeres. Esto podría in-
dicar que son los varones quienes mayoritariamente
migran para conseguir empleo y enviar, de esta ma-
nera, ingresos a sus familias. Sobre este punto, si bien
la información de migración de los últimos años no
es concluyente al respecto, se tiene que el 52,4% de
las personas que migraron al exterior entre los años
2000 y 2003 fueron, en promedio, varones.
Por otro lado, la información estadística muestra que
la proporción de familias receptoras de remesas ex-
ternas es mayor en Lima y la región de la costa. En
efecto, alrededor del 7% del total de familias lime-
ñas percibe estos ingresos, mientras que en La Liber-
tad dicha proporción bordea el 4%; en Lambayeque,
el 3% y en Ancash, el 2,4%. En contraste, el resto de
departamentos presenta porcentajes menores a 1,5%,
en especial aquellos ubicados en la sierra. Los costos
de la emigración internacional y el limitado acceso a
información desde los departamentos del interior del
país podrían explicar la poca participación de estas
regiones en la expulsión de migrantes internaciona-
les y, por tanto, en la recepción de remesas externas
(véase el gráfico 4).
Las marcadas diferencias geográficas, además, se re-
lacionan con discrepancias en los montos de las trans-
ferencias entre las regiones. Así, la mediana del monto
de las remesas externas recibidas en Lima es 82%
superior a la mediana del resto urbano (S/. 4.200
ver-
sus
S/. 2.310) y 3,5 veces el monto percibido en las
zonas rurales (S/. 1.200). A pesar de que los montos
de las remesas externas recibidas en las zonas rura-
les son considerablemente menores, la proporción
que implican del total de ingresos familiares es ma-
yor en dicha zona que en Lima y el resto urbano
(18,1%
versus
13,7% y 14,3%, respectivamente)
Por otro lado, en el cuadro 2 se observa las diferen-
cias que existen entre las familias receptoras de re-
mesas de acuerdo con su condición económica.
Como se puede apreciar, el monto de las transferen-
cias externas es muy superior en el caso de las fami-
lias con mayores recursos; en las que, a su vez, se
«…el monto anual de las
transferencias externas para
una familia es de S/. 4.200; lo
que equivale al 13,8% de su
ingreso»
Migrantes según género. Migran generalmente varones
Gráfico 4
Remesas externas por departamento
(Como % del total de familias de cada
departamento)
Fuente: INEI (2004).
Encuesta Nacional de Hogares- ENAHO 2003
Foto CIES
19Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
Cuadro 3
Modelo probit
Características de las familias que reciben remesas
externas1/
«…un aspecto interesante es
que para las familias pobres
extremas que logran acceder a
esta fuente de ingresos, las
remesas que reciben
conforman un porcentaje
importante de los ingresos que
detentan…»
concentran dichos ingresos (7% de familias no po-
bres
versus
0,1% de familias pobres extremas). Sin
embargo, un aspecto interesante es que para las fa-
milias pobres extremas que logran acceder a esta fuen-
te de ingresos, las remesas que reciben conforman
un porcentaje importante de los ingresos que deten-
tan: 19% en contraste con un 11% para familias po-
bres no extremos y 14% para no pobres.
Por lo tanto, no es casualidad que a mayor nivel edu-
cativo, la proporción de personas que recibe transfe-
rencias del exterior sea mayor (véase el gráfico 5).
Este fenómeno guarda relación con el tipo de migra-
ción internacional ocurrida en el Perú, caracterizado
por una salida de personas con mayor preparación
profesional.
El modelo probit trabajado muestra, en concordan-
cia con lo expuesto hasta el momento, que indica-
dores vinculados con el ingreso (gasto per cápita y
pobreza) y nivel de activos de la familia (teléfono,
cocina a gas) son importantes para explicar la proba-
bilidad de recibir remesas (véase el cuadro 3). Estos
recursos, al concentrarse en las familias de mayores
ingresos, son percibidos principalmente en Lima y
algunas ciudades de la costa norte (divergencia geo-
gráfica en el modelo).
Monto
anual
Participación
en ingresos
familiares
Pobres extremos 636 19,1%
Pobres no extremos 1.400 10,8%
No pobres 4.200 14,3%
0,3
0,8 0,8
1,4 1,6
2,3
3,8
2,5
2,1
2,2
0
0,5
1,0
1,5
2,0
2,5
3,0
3,5
4,0
Sin nivel Prim
Incom
Prim
Com
Sec
Incom
Sec
Com
Sup
Incom
Sup
Com
Univ
Incom
Univ
Com
Post
Grado
dF/dx Error Standard
Número de miembros de hogar -0,0015 0,0004
Número de perceptores ingresos 0,0026 0,0006
Pobreza
2/
0,0042 0,0011
Divergencia geográfica -0,0063 0,0009
Gasto total per cápita 0,0000 0,0000
Edad jefe de hogar 0,0001 0,0000
Tasa dependientes < 15 0,0001 0,0000
Teléfono
3/
0,0121 0,0026
Cocina a gas
3/
0,0033 0,0014
Situación económica igual o peor -0,0024 0,0009
Pseudo R
2
0,1727
Nº observaciones 18.313
Cuadro 2
Monto y participación de las remesas externas se-
gún condición económica
(Mediana de la distribución)
Fuente: INEI (2004).
Encuesta Nacional de Hogares- ENAHO 2003
Gráfico 5
Remesas por nivel educativo
(Porcentaje del total de personas de cada
nivel educativo)
Fuente: INEI (2004).
Encuesta Nacional de Hogares- ENAHO 2003
Estos resultados apoyan la evidencia de otros países,
en el sentido de que, debido a los costos de migrar,
las familias más pobres no pueden acceder a este tipo
de estrategias de desarrollo.
Por otro lado, algunas variables familiares permiten
suponer que este tipo de remesas responde a una es-
1/: Las variables del modelo son significativas estadísticamente al 99%.
2/: La variable pobreza presenta las siguientes características: a) pobre
extremo...1; b) pobre no extremo...2; y c) no pobre...3; de modo que el
signo positivo implica pasar de pobre a no pobre.
3/: Cambio en variable
dummy
discreta (de 0 a 1).
20 Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
trategia de desarrollo familiar en la que se mantie-
nen los vínculos con el país de origen. En efecto, en
el modelo econométrico son importantes variables
como número de preceptores de ingresos, edad del
jefe de hogar y tasa de dependencia con respecto a
individuos menores a 15 años.
Remesas y desigualdad
En la literatura académica, los estudios que se han
llevado a cabo sobre la relación entre remesas y desi-
gualdad no son concluyentes. Es decir, para algunos
casos existe evidencia a favor del incremento de la
desigualdad producto de la recepción de remesas;
mientras que en otros, el resultado es el inverso.7
En el caso peruano, la concentración de las transfe-
rencias externas en los niveles socioeconómicos me-
nos necesitados nos lleva a preguntarnos los efectos
que las remesas pueden generar en términos de la
desigualdad de ingresos en el país.
En este aspecto, las curvas de Lorenz para el Perú
muestran que la desigualdad de ingresos es mayor
cuando se incluye, dentro de los ingresos de las fa-
milias, las remesas externas (véase el gráfico 6). En
concordancia con lo anterior, el coeficiente de Gini
se incrementa de 0,514 a 0,597 cuando se incluye
el componente de remesas en el total de ingresos.
No obstante, al considerar solo a las familias de Lima
Metropolitana, se observa que si bien la desigual-
dad tiende a ser mayor al incluir las transferencias
externas, su efecto es más reducido que en el caso
del total del país. En realidad, para el caso limeño,
el coeficiente de Gini se incrementa de 0,447 a
0,482. Si bien el tema de la desigualdad es comple-
jo, estas cifras refuerzan la idea de que las remesas
externas se suelen concentrar en las familias que han
podido solventar los costos para que alguno de sus
miembros migre en busca de mejores horizontes.
Por lo tanto, no se puede suponer un efecto positi-
vo inmediato en la población que no accede a es-
tos recursos, sobre todo aquella con mayores índi-
ces de pobreza y localizada en el mundo rural al
interior del país.
Comentarios finales
En este artículo se ha resaltado la relevancia del tema
de la migración y de las remesas, así como alguna de
las características de las familias que reciben este tipo
Gráfico 6
Curvas de Lorenz
Fuente: INEI (2004).
Encuesta Nacional de Hogares- ENAHO 2003
-
0,10
0,20
0,30
0,40
0,50
0,60
0,70
0,80
0,90
1,00
- 0,05 0,10 0,15 0,20 0,25 0,30 0,35 0,40 0,45 0,50 0,55 0,60 0,65 0,70 0,75 0,80 0,85 0,90 0,95 1,00
Porcentaje ingresos
-
0,10
0,20
0,30
0,40
0,50
0,60
0,70
0,80
0,90
1,00
- 0,05 0,10 0,15 0,20 0,25 0,30 0,35 0,40 0,45 0,50 0,55 0,60 0,65 0,70 0,75 0,80 0,85 0,90 0,95 1,00
Porcentaje ingresos
Con remesas Sin remesas Porcentaje personas
Con remesas Sin remesas Porcentaje personas
7/ Barham, Bradford y Stephen Boucher (1998). “Migration, Re-
mittances and Inequality: Estimating the Net Effects of Migra-
tion on Income Distribution”, en
Journal of Development Eco-
nomics
, vol. 55, Nº 2. Holanda: Elsevier, abril, pp. 307-331.
Perú Lima
21Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
«En este aspecto, las curvas de
Lorenz para el Perú muestran
que la desigualdad de ingresos
es mayor cuando se incluye,
dentro de los ingresos de las
familias, las remesas externas
[…] el coeficiente de Gini se
incrementa de 0,514 a 0,597
cuando se incluye el
componente de remesas en el
total de ingresos»
de transferencias. Creemos, sin embargo, que el cam-
po de estudio es aún fértil y que es indispensable que
futuras investigaciones profundicen en los efectos de
estos envíos en la desigualdad y en el bienestar de
los peruanos. Así como, en conocer las característi-
cas, ya no de las familias que reciben las remesas,
sino de quienes las envían.
Boom de remesas. En el año 2004 sumaron US$ 1.123 millones
Foto CIES

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 30). Impacto de las remesas internacionales en el Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/impacto-remesas-internacionales-en-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Impacto de las remesas internacionales en el Perú". GestioPolis. 30 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/impacto-remesas-internacionales-en-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Impacto de las remesas internacionales en el Perú". GestioPolis. junio 30, 2006. Consultado el 17 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/impacto-remesas-internacionales-en-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Impacto de las remesas internacionales en el Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/impacto-remesas-internacionales-en-peru/> [Citado el 17 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de pfala en Flickr
DACJ