Migración internacional y fuga de cerebros en el Perú

  • Economía
  • 17 minutos de lectura
22 Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
Migración internacional y economía
en el Perú
En la última década, la emigración de peruanos al
exterior ha aumentado en magnitudes nunca antes
alcanzadas. Sin duda, este fenómeno demográfico
trae consigo serias repercusiones en la economía de
nuestro país. A continuación, algunas cifras:
2,8 millones de peruanos residen en el exterior,
más del 10% de la población total del país (Di-
rección General de Migración- Digemin);
el 54% de ellos son ilegales, poco más de un
millón y medio de personas (Ministerio de Rela-
ciones Exteriores-MRE);
se recibieron US$ 1.265 millones de remesas del
exterior en el año 2003, equivalente a 2 veces
las exportaciones agropecuarias y 1,5 veces las
exportaciones textiles de ese mismo año. En
2004, este monto ascendió a US$ 1.360 millo-
nes (BID);
247.288 familias peruanas reciben remesas del
exterior (Loveday y Molina 2005);2 y
el 77% del total de limeños (86% de estos entre
18 y 24 años), si pudieran, dejarían el país (
El
Comercio
).
Se podría decir que el principal impacto de la migra-
ción internacional en la economía del Perú se da prin-
cipalmente a través de dos canales: las remesas de
trabajadores y la fuga de cerebros, o
brain drain
. Las
primeras interesan tanto por su impacto en términos
macro como microeconómicos. Sobre este tema exis-
ten ya trabajos realizados, entre los cuales podemos
citar los de GRADE (1998),3 Altamirano (2003),4 Lo-
veday, Molina y Rueda (2005),5 Galarza y Yancari
(2005)6 y Loveday y Molina (2005) . En contraste, ac-
tualmente existe solo un estudio sobre el
brain drain
en el Perú –perteneciente al antropólogo Teófilo Al-
tamirano (2001) –.7 No obstante, como veremos a lo
largo del artículo, el
brain drain
representa, a la vez
Juan de los Ríos y Carlos Rueda1 – CIUP
Fuga de cerebros en el Perú: sacando a flote
el capital hundido
«…el
brain drain
representa, a
la vez que una “pérdida” de
capital humano, una
oportunidad para contribuir al
desarrollo del país»
1/ Los autores desean agradecer al Consorcio de Investigación Eco-
nómica y Social (CIES) por el estímulo para la investigación de
la “Migración Internacional en el Perú” y por el apoyo para
nuestra participación en el Seminario “Redes de Conocimiento
para el Empleo”, Buenos Aires, 26 y 27 de abril de 2005.
2/ Loveday, James y Oswaldo Molina (2005). “Remesas Interna-
cionales y Bienestar: Una aproximación al caso peruano a par-
tir de la Encuesta Nacional de Hogares”. Lima: ACDI-IDRC
2004, CIES-CIUP.
3/ GRADE (1998). “Estimación del volumen de remesas interna-
cionales de divisas”. Informe elaborado para el Departamento
de Balanza de Pagos del BCRP. Lima: GRADE, diciembre.
4/ Altamirano, Teófilo (2003). “El Perú y el Ecuador: Nuevos paí-
ses de migración”. Ponencia presentada en la Conferencia re-
gional “Globalización, migración y derechos humanos”, PADH.
Quito, Ecuador, Setiembre (http://www.uasb.edu.ec/padh/revis-
ta7/articulos/teofilo%20altamirano.htm#ultimasdecadas).
5/ Loveday, James; Oswaldo Molina y Carlos Rueda (2005). “Mi-
gración y Remesas en el Perú”. APDP-UNFPA.
6/ Galarza, Francisco y Johanna Yancari (2005). “La importancia
de las remesas en el alivio de la pobreza”. Lima ACDI-IDRC
2004, CIES-IEP.
7/ Altamirano, Teófilo (2001). “Emigración de profesionales y per-
sonal calificado de América Latina a los EE.UU de Norteaméri-
ca y Europa: el caso peruano”, en
memoria de la XVI Asam-
blea General de la Unión de Universidades de América Latina
.
San Carlos: Editorial Universitaria, Universidad San Carlos de
Guatemala.
Migración desde empresas internacionales. Se transfirieron aproxima-
damente 1,392 trabajadores a USA
Foto CIES
23Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
que una “pérdida” de capital humano, una oportuni-
dad para contribuir al desarrollo del país.
Del
brain drain
al
brain circulation
En primer lugar, deberíamos preguntarnos: ¿por qué
se van los talentos? Andrés Solimano (2005)8 iden-
tifica los principales motivos por los cuales los “ta-
lentos” –expertos en tecnología; científicos, acadé-
micos y estudiantes; empresarios y profesionales de
distintos campos– emigran de sus países de origen:
(i) mejores salarios en el exterior y posibilidad de
desarrollo profesional, (ii) crisis económicas y polí-
ticas, (iii) mayor disponibilidad de recursos para la
investigación y creación intelectual en el extranje-
ro, (iv) mejores oportunidades de inversión, menos
burocracia y más estabilidad de reglas para crear
negocios, (v) obtención de postgrados, (vi) movi-
miento dentro de compañías internacionales y (vii)
facilidad de residencia, visas, nacionalidad, segu-
ros médicos y pensiones.
Ahora bien, se crea un dilema cuando los “talentos”
dejan el país para no retornar. En estos casos, el país
de origen ha perdido la inversión en capital humano
que realizó en dichos profesionales. Esta es, básica-
mente, la causa que atrae a estos países a preocupar-
se por la “fuga de cerebros” (
brain drain
) e intentar
encontrar formas para revertirla.
¿Cómo beneficiarse de ello? Probablemente, la pri-
mera idea publicada acerca de cómo beneficiarse del
brain drain
fue aquella de Bhagwati (1976),9 quien
postulaba que se cobrara un impuesto a la renta a los
emigrantes para compensar a los países en desarro-
llo por la pérdida de capital humano. Esta idea fue
desechada posteriormente y tomó fuerza la de atraer
nuevamente a los migrantes al país de origen (
brain
return
), para aprovechar los ahorros acumulados (que
rompía la restricción de liquidez que dicho migrante
hubiera tenido) y las nuevas habilidades e ideas que
hubiese traído consigo. Sin embargo, muy pocas po-
líticas de “retorno de cerebros” (
brain return
) han te-
nido el éxito propuesto o, por último, este no ha sido
sostenible. La principal causa de esto se encuentra
en que es casi imposible revertir la situación de to-
dos los factores determinantes mencionados anterior-
mente. Por estos motivos, en los últimos años, varios
países han preferido encontrar otras formas de “re-
patriar” el capital humano de las diásporas de alta-
mente calificados. Es por ello que surge la necesidad
de plantear estrategias de adquisición y transmisión
del conocimiento de los trabajadores altamente cali-
ficados, sin el requerimiento de su presencia física
(Vertovec 2002).10
De manera general, el
brain drain
ha preocupado tra-
dicionalmente por su supuesto impacto negativo en
la productividad del país, sobre todo si se toma en
cuenta que los migrantes peruanos son personas me-
nos adversas al riesgo y poseen una capacitación la-
boral por encima del promedio (Altamirano 2004).11
Contrariamente al pesimismo de la perspectiva tradi-
cional, existe la necesidad de investigar la migración
como un fenómeno de consecuencias ambiguas pues-
to que, a la vez que representa la pérdida de capital
humano, también constituye –gracias a la capacita-
ción y experiencia adquiridas en el exterior– una fuen-
te de conexión con el conocimiento y las
best practi-
8/ Solimano, Andrés (2005). “Movilidad Internacional de Talen-
tos en América Latina: Determinantes y Evidencia Empírica”.
Santiago: UN-CEPAL (http://www.trabajo.gov.ar/seminarios/sem-
redes.htm).
9/ Bhagwati Jagdish (editor) (1976). The Brain Drain and Taxation
II.
Theory and Empirical Analysis
. Amsterdam: North Holland.
10/ Vertovec, Steven (2002), “Transnational Networks and Skilled
Labor Migration”. Documento presentado en la conferencia de
Ladenburger Diskurs “Migration”. Ladenburg, 14-15 de febrero.
11/ Altamirano, Teófilo (2004). “Transnacionalismo y Remesas: El
caso Peruano”. Ponencia presentada en el Seminario Regional
de Remesas de Migrantes: ¿Una alternativa para América Lati-
na y el Caribe?, Caracas, Venezuela, 26 y 27 de julio.
«…surge la necesidad de
plantear estrategias de
adquisición y transmisión
del conocimiento de los
trabajadores altamente
calificados, sin el
requerimiento de su
presencia física…»
Flujo de emigrantes. 86,575 peruanos emigraron entre 2003 y 2004
Foto CIES
24 Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
ces
desarrolladas en los principales países y merca-
dos del mundo.
El “espacio” para la diáspora12
La paradoja de la frugalidad se da cuando un país es
abundante en recursos naturales y, sin embargo, no
consigue salir del subdesarrollo. Se da porque el ser
insostenible es una de las principales características
del crecimiento económico concentrado en la expor-
tación de ventajas comparativas en recursos naturales
(Banco Mundial 2003).13 Las economías que basan su
crecimiento económico en las industrias extractivas
encuentran serias restricciones para transformar esta
expansión en la cantidad y calidad suficiente de em-
pleo, el cual, a su vez, pueda traducirse en mayor bien-
estar.14 De esto se deriva que una de las principales
preocupaciones para este tipo de economías es cómo
reconfigurar su oferta productiva-exportable, de tal
forma que sea sostenible y, además, genere un impac-
to significativo en el bienestar de la población.
¿Cómo conseguir un crecimiento sostenible? Existe
una creciente literatura acerca de la importancia del
fortalecimiento de la meso-economía15 para el de-
sarrollo económico. Ella se refiere a la capacidad
que poseen los países para convertir a los primeros
“impulsores del crecimiento” en
clusters
y cadenas
de valor. De manera complementaria a esta idea,
Kuznetsov y Sabel (2005a)16 afirman que el verda-
dero desarrollo se sustenta en la capacidad de apren-
der constantemente nuevas formas de “hacer las
cosas”; sin embargo, esta capacidad supone una
actitud de continua búsqueda por recombinar, de
manera útil, los métodos, mercados y recursos de
producción.
En la mayoría de países en desarrollo se dan algunas
de las condiciones necesarias para impulsar un nuevo
crecimiento –por ejemplo, empresas innovadoras (
first
movers
), iniciativas promisorias y exitosas, profesio-
nales altamente calificados en el exterior (diásporas) y
clusters
emergentes–, a pesar de lo cual, los dispersos
niveles de capacidades y compromiso en las institu-
ciones del sector privado y del público impiden que
los diversos componentes del
cluster
o cadena de va-
lor se desempeñen en el mismo nivel de competitivi-
dad (Kuznetsov y Sabel 2005b).17 En ese sentido, la
reciente literatura en torno a la llamada “nueva políti-
ca industrial” –que intenta resolver el problema del
desarrollo sin escoger ganadores– propone al trabajo
de las “redes de búsqueda” (
search netwoks
) como ci-
miento clave para disminuir las brechas (Audretsch y
Thurik 1997; Kuznetsov y Sabel 2005c).18
En esta línea, las redes de búsqueda son redes de tra-
bajo que permiten identificar de manera rápida a las
personas e instituciones capaces de resolver parte de
un determinado problema (Kuznetsov y Sabel 2005a).
Así, las diásporas de migrantes altamente calificados
representan una oportunidad para la aplicación de
un modelo de desarrollo basado en el conocimiento.
«…las redes de búsqueda son
redes de trabajo que permiten
identificar de manera rápida a
las personas e instituciones
capaces de resolver parte de un
determinado problema […].
Así, las diásporas de migrantes
altamente calificados
representan una oportunidad
para la aplicación de un
modelo de desarrollo basado
en el conocimiento»
12/ Término con el cual se hace referencia a las comunidades de
nacionales altamente calificados en el exterior (profesionales,
científicos, estudiantes, empresarios y gerentes).
13/ Banco Mundial (2003).
Revisión de las Industrias Extractivas.
Informe final. Washington, D.C: Banco Mundial.
14/ Schuldt desarrolla esta tesis para explicar la paradoja entre la
bonanza macroeconómica y el malestar microeconómico vivi-
do en el Perú de los últimos años [Schuldt, Jürgen (2004).
Bo-
nanza macroeconómica y malestar microeconómico. Apuntes
para el estudio del caso peruano, 1988-2004
. Lima: Fondo Edi-
torial de la Universidad del Pacífico].
15/ Meso-economía es el nivel intermedio entre macroeconomía y
microeconomía, donde las personas e instituciones interactúan
con el fin de fomentar el desarrollo, desde la región, teniendo
en cuenta que dentro de un país existen diversas regiones con
diferentes necesidades y grados de desarrollo. Por tanto, es muy
importante la interacción y articulación entre todos los actores
sociales, con el fin de lograr que el país sea competitivo en el
nivel internacional.
16/ Kuznetsov, Yevgeny y Charles Sabel (2005a). “Work Globally,
Develop Locally: Diaspora Networks as Springboards ok
Knowledge-Based Development”, mimeo.
17/ Kuznetsov, Yevgeny y Charles Sabel (2005b). “New Industrial
Policy: Solving Economic Development Problems without Pic-
king Winners”. Washington, D.C: Banco Mundial, junio (http:/
/info.worldbank.org/etools/docs/library/143895/
New_Industrial_Policy_June%2013.pdf).
18/ Audretsch, David y Roy Thurik (1997).
Sources of Growth: The
Entrepreneurial versus the Managed Economy
, Tinbergen Insti-
tute Discussion Paper T1. 97-109/3. Rotterdam: Erasmus Uni-
versity (http://www.tinbergen.nl/discussionpapers/97109.pdf);
Kuznetsov, Yevgeny y Charles Sabel (2005c). “Global Mobility
of Talent from a Perspective of New Industrial Policy: Open
Migration Chains and Diaspora Networks”, mimeo. Washing-
ton D.C.: Banco Mundial (http://info.worldbank.org/etools/docs/
library/201210/Search_Networks_final1.pdf).
25Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
Actualmente se pueden encontrar varios ejemplos de
estas prácticas. Por ello, últimamente, la literatura que
aborda el tema del
brain drain
desde la óptica de los
países de origen, se concentra en plantear las poten-
cialidades y el papel de las diásporas como mano de
obra altamente calificada a través de redes de cono-
cimiento. Los ejemplos más resaltantes se encuen-
tran en las redes de trabajo de los emigrantes chinos
e hindúes. El modelo paradigmático es la red confor-
mada por profesionales, gerentes generales y cientí-
ficos altamente calificados de la India, que se encuen-
tran en las principales empresas de tecnología de la
información en los Estados Unidos y el Reino Unido.
Esta red desempeña, desde hace más de tres déca-
das, un papel fundamental en el desarrollo del sector
de servicios de
outsourcing
desde la India (Pandey
et
al
. 2004).19
Tomando el caso hindú como punto referencial y mo-
tivador, durante el último lustro han surgido varios tra-
bajos que intentan identificar y definir el papel de las
diásporas en el desarrollo de sus países de origen. En
el último seminario del Banco Mundial realizado en
abril de 2005, se presentaron los casos de Escocia,
Armenia, Sudáfrica; y para Latinoamérica, los casos
de Colombia, Argentina, México y Chile.20
Las potencialidades del Perú
Para poder constatar la importancia de este tema,
debemos primero revisar algunas cifras de los perua-
nos en el exterior, registradas por la Digemin. Se en-
contró que durante 1994 y 2004 dejaron el país más
de 1,4 millones de peruanos. Al dividir el flujo de
migración entre 1994 y 2003 por profesiones, encon-
tramos que la emigración peruana estuvo compuesta
de 22.027 ingenieros, 6.630 médicos, 17.253 técni-
cos, 273.904 estudiantes de educación superior y
40.665 empleados en otras profesiones. Esto nos
muestra, de manera resumida, la magnitud de los flu-
jos de la diáspora peruana actual.
En otra perspectiva, un estudio realizado por Barrere
et al
. (2004)21 para el año 2002, sobre la base de
datos censales en Estados Unidos, identifica que las
empresas privadas habían transferido 1.392 funcio-
narios y trabajadores peruanos desde sus sucursales
en el Perú hacia los Estados Unidos. Adicionalmen-
te, ya en 1999, 8.553 profesionales peruanos se en-
contraban trabajando en el campo de la ciencia y
tecnología en dicho país y, de ellos, 2.796 realiza-
ban actividades específicas de investigación y desa-
rrollo (I&D). Estos datos guardan concordancia con
los reportados en el informe de Cuevas
et al.
(2005),22
en el cual se señala que más del 80% de la produc-
ción científica realizada por peruanos se hace desde
instituciones fuera del país.
En un análisis caso por caso, el tema es aun más sor-
prendente. Montoya (2005)23 identifica algunos ejem-
plos resaltantes. En primer lugar, se podría nombrar
el caso del Dr. Carlos Bustamante Monteverde quien,
en mérito a su trayectoria, ha recibido numerosos
reconocimientos de la Academia Nacional de Cien-
cias de los Estados Unidos por sus contribuciones al
estudio de las moléculas. Otro caso es el de Pierre
Marie Odone, quien es el actual director del labora-
torio más grande del mundo: el Fermilab de Chica-
Científicos peruanos en el extranjero. El 80% de la producción científica
realizada por peruanos se hace en instituciones fuera del país
19/ Pandey, Abhishek; Alok Aggarwal, Richard Devane y Yevgeny
Kuznetsov (2004). “India’s Transformation to Knowledge-based
Economy – Evolving Role of the Indian Diaspora”. Estados Uni-
dos: Evalueserve. Julio (http://www.trabajo.gov.ar/seminarios/
sem-redes.htm).
20/ Véanse los documentos, en: http://www.trabajo.gov.ar/semina-
rios/sem-redes.htm
21/ Barrere, Rodolfo; Lucas Luchillo y Julio Raffo (2004).
Highly
Skilled Labour and International Mobility in South America
, STI
Working Paper, 10. París: OECD.
22/ Cuevas, Raúl; Maria Mestanza y Augusto Alcalde (2005). “La
producción científica en el Perú. Estudio de los indicadores bi-
bliométricos en el 2004”, Parte I. Lima: Red Mundial de Cientí-
ficos Peruanos (http://nic-nac-project.de/~alcalde/cyt/).
23/ Montoya, Modesto (2005). “Científicos cholos en pos del
Nobel”, en Diario
Ojo
. Lima: 10 de enero.
Foto CIES
26 Economía y Sociedad 58, CIES, diciembre 2005
go. También se puede mencionar el caso del físico
electrónico Jorge Seminario, de la Universidad de
Texas, quien está en pos de inventar la primera com-
putadora
pentium
molecular, con la que promete re-
volucionar la industria informática. Por el lado de los
negocios, es destacable la labor de Juan Begazo, pe-
ruano a cargo de las finanzas de la división de House
& Entertainment de Microsoft en el mundo.
¿Por dónde empezar?
Para poder identificar de manera más precisa las rea-
les oportunidades del país, habría que responder,
entre otras, a las siguientes preguntas: ¿qué tan gran-
de y significativo es el fenómeno del
brain drain
para
el caso del Perú?, ¿quiénes lo componen?, ¿qué ca-
racterísticas comunes tienen?, ¿en qué países e in-
dustrias se encuentran mayormente?, ¿qué objetivos
específicos debe perseguir una red de conocimien-
to?, ¿qué se puede y qué no se puede esperar de
un programa de aprovechamiento de las mismas?,
¿cuáles han sido las características de las experien-
cias internacionales exitosas (estructura, manejo, in-
centivos, canales, entre otras)?, ¿cuáles son y cómo
interactúan los
stakeholders
relevantes para el desa-
rrollo de una red de conocimiento?, ¿cuáles podrían
ser las instituciones privadas (empresas y organismos
no gubernamentales), ministerios y agencias públi-
cas interesadas en participar en el desarrollo de una
red de conocimiento?
En resumen, estudiar la factibilidad de implantar una
red de conocimiento demuestra ser muy relevante
para el Perú por los siguientes motivos: (i) la magni-
tud de la fuga de cerebros es de una escala impor-
tante; (ii) un gran número de peruanos de la diáspora
trabaja en áreas relevantes para la implementación
de las redes de conocimiento –I&D y alta dirección
de empresas transnacionales–; (iii) entre estos exis-
ten casos de profesionales excepcionalmente califi-
cados, que ocupan posiciones estratégicas para el
desarrollo del programa. Además, es importante in-
dicar que los miembros de la diáspora peruana pare-
cen estar interesados en apoyar el desarrollo del país
e, inclusive, vienen ejecutando algunas actividades
de manera independiente25.
Finalmente, es importante mencionar que los objeti-
vos del tipo de red que se desea son perfectamente
congruentes con la política de apertura comercial y
de promoción de exportaciones de bienes y servi-
cios que viene impulsando el Perú. El trabajo de esta
red maximizaría las oportunidades fruto de la firma
de Acuerdos Comerciales Preferenciales –como lo
vienen realizando México y Chile, que ya han pues-
to en marcha sus programas26.
Peruanos destacan. Profesionales peruanos son reconocidos interna-
cionalmente
«…se puede mencionar el caso
del físico electrónico Jorge
Seminario, de la Universidad
de Texas, quien está en pos de
inventar la primera
computadora
pentium
molecular, con la que promete
revolucionar la industria
informática»
25/ La Red Mundial de Científicos Peruanos (RMCP) afirma en su
página web: “Los más de 3 mil investigadores peruanos que se
desempeñan en el extranjero, conjuntamente con los residen-
tes en Perú, representan el mejor potencial humano con que
cuenta el país para poder desarrollarse […]. Los objetivos de la
RMCP incluyen, apoyar la construcción de una infraestructura
institucional moderna y de la más alta calidad, que fomente en
el Perú el desarrollo de la Ciencia y Tecnología con estándares
internacionales….”, en http://www.rmcp-peru.org/
26/ Los avances de México se pueden apreciar en http://
www.reddetalentos.com y los de Chile, en http://
www.chileglobal.org
Foto CIES

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 1). Migración internacional y fuga de cerebros en el Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/migracion-internacional-fuga-de-cerebros-en-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Migración internacional y fuga de cerebros en el Perú". GestioPolis. 1 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/migracion-internacional-fuga-de-cerebros-en-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Migración internacional y fuga de cerebros en el Perú". GestioPolis. junio 1, 2006. Consultado el 22 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/migracion-internacional-fuga-de-cerebros-en-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Migración internacional y fuga de cerebros en el Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/migracion-internacional-fuga-de-cerebros-en-peru/> [Citado el 22 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de utt73 en Flickr
DACJ