Gestión del rumor dentro de la comunicación interna en la empresa

En este artículo me gustaría conversar con los lectores sobre una variable que pienso que a futuro deberíamos perfeccionar en las organizaciones: la comunicación intra-organizacional.

Mucho se ha escrito y difundido sobre la misma y en este caso voy a intentar pensar sobre el porqué los rumores circulan más eficazmente que la comunicación formal.

Comenzaré con algunas preguntas…

¿Quiénes son los portavoces de la comunicación interna?

Como bien lo marcan las estructuras los directivos, jefes, son los portavoces y es parte de su rol asumir el compromiso de realizarla. Esto va más allá de las carteleras, intranet, house organ, pues si el jefe no habla con los empleados para qué tal inversión y despliegue.

¿Qué buscamos con esto?

Buscamos “mover” a la organización, la gente necesita compartir, los empleados demandan información “de primera mano”. Por eso debemos tener claro qué queremos transmitir, teniendo en cuenta que lo que se diga y se escuche causa un impacto en las personas.

Necesitamos organizaciones con protagonistas en este proceso de comunicación ya que ésta incide en el desempeño del colaborador.

Ahora bien, si el plan de comunicación está diseñado y todos los soportes que están a nuestro alcance implementados, quizás, necesitemos hacernos nuevas preguntas como:

  • ¿Cuál es nuestra audiencia hoy?
  • ¿Cuáles son sus necesidades?
  • ¿Qué les interesa a los empleados conocer de la empresa?
  • ¿Está la comunicación interna liderada al más alto nivel?
  • ¿Sobre qué hablamos?
  • ¿Cómo verificamos lo que se escuchó o comprendió?
  • ¿Cómo es nuestro estilo de lenguaje corporativo?
  • ¿Qué lenguaje traen las nuevas generaciones?
  • ¿Nosotros nos adaptamos a ellos o ellos se adaptan a nosotros?
  • ¿Qué acciones comunicativas realizamos frente al rumor? ¿Los neutralizamos?
  • ¿Aprendemos a convivir con el rumor?
  • ¿Será que frente al miedo de comunicar y que frente a la carencia de información nos puede más el surgimiento del rumor?

Voy hacer foco en el rumor ya que es parte de nuestras organizaciones, Mark Knapp dice que los rumores “son noticias no controladas” que se suelen propagar oralmente. El rumor consiste en la repetición, a distintas personas, de algo que realmente sucedió o no, es comunicación informal que no respeta canales. Los rumores son grandes bolas de nieve que circulan a la velocidad de la luz.

¿Qué características tienen los rumores?

  • Son interesantes, ambiguos, secretos.
  • “En el rumor muchas veces hay un poco de verdad”, fuente desconocida.

¿Quién no se ha hecho eco de un rumor? ¿Qué provoca?

Desinterés, inquietud y preocupación entre el personal. Desestabilizar o desprestigiar a una persona o empresa.

¿Para qué sirve? ¿Cuál es su propósito?

Los rumores ayudan a descargar tensión emocional, nerviosismo frente a algo que no está funcionando bien en la organización. Son lanzados y continúan su trayectoria a través de redes informales que surgen espontáneamente de las necesidades en común o afinidad entre las personas.

El rumor explica, justifica y atribuye significados. Su transmisión es exponencial.

Está continuamente presente en nuestra vida laboral y social. El mismo tiene distintas versiones, va perdiendo detalles, una interpretación subjetiva del emisor y sucesivas distorsiones.

Cabe tener en cuenta que el rumor, para que sobreviva, tiene que tener tierra fértil es decir un momento adecuado para que “prenda”.

¿Podemos gestionar bien el rumor en las organizaciones?

Si en las organizaciones poseemos comunicaciones fluidas, adecuadas relaciones interpersonales, líderes que sepan gestionar las conversaciones que tienen con sus colaboradores, ya que ellos son portadores de confidencias, estamos frente a las variables necesarias para: (1) reconocerlo y (2) aceptarlo y de esta manera diseñar las estrategias necesarias para neutralizarlo o desprestigiarlo a través de los mismos lideres.

Es necesario también conocer a la gente de la organización para detectar quiénes son los portadores de los rumores, cómo son las cadenas de la comunicación interpersonal y evitar que se propaguen por los pasillos de la organización.

¿Qué información nos aportan los rumores?

Podríamos inferir que el canal formal de la comunicación interna tiene deficiencias, no es confiable ni transparente, que lo que estamos comunicando “no nos une” , que no hablamos con el corazón, no decimos nada nuevo , desconocemos a nuestros interlocutores.

El rumor distorsiona la realidad y es como un virus que se va actualizando cada vez que contagia a otra persona. Necesitamos generar un antivirus del rumor por lo tanto es mejor compartir la máxima información.

Para finalizar, analicemos nuestros canales de comunicación cuáles funcionan y cuáles no. Seamos rápidos, claros con aquella información que es importante que el personal conozca, seamos íntegros y coherentes.

Recordemos que la desinformación y los rumores fundados o infundados tienen un costo, que este es pagado por la propia organización, que las palabras dentro de la organización tienen poder creador y ese lenguaje, construye o destruye el futuro.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Jofre Roxana. (2008, julio 9). Gestión del rumor dentro de la comunicación interna en la empresa. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/gestion-rumor-comunicacion-interna-empresa/
Jofre, Roxana. "Gestión del rumor dentro de la comunicación interna en la empresa". GestioPolis. 9 julio 2008. Web. <https://www.gestiopolis.com/gestion-rumor-comunicacion-interna-empresa/>.
Jofre, Roxana. "Gestión del rumor dentro de la comunicación interna en la empresa". GestioPolis. julio 9, 2008. Consultado el 20 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/gestion-rumor-comunicacion-interna-empresa/.
Jofre, Roxana. Gestión del rumor dentro de la comunicación interna en la empresa [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/gestion-rumor-comunicacion-interna-empresa/> [Citado el 20 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de smithser en Flickr
DACJ