Gestión de la cadena de valor en la sociedad del conocimiento

Por. José Ariel Giraldo López  [1]

INTRODUCCIÓN

Las nuevas fuerzas de la digitalización, de la globalización y de las desregularización están destruyendo las cadenas de valor de empresas de gran trayectoria. En industrias tan variadas como la banca, los seguros y las empresas de servicios públicos, la ventaja competitiva está siendo borrada por nuevos y a veces inesperados competidores, que usan como arma letal las aplicaciones de la tecnología digital para alterar radicalmente la ecuación. Para responder efectivamente, las empresas amenazadas deben hoy en día repensar totalmente sus cadenas de valor en vez de optimizarlas” (Larry Downes y Chunka Mui, Unleashing the Killer App en 1998).  La técnica de Cadena de Valor, tiene por objetivo, identificar las actividades que se realizan en una institución, las cuales se encuentran inmersas dentro de un sistema denominado sistema de valor, que está conformado por cadena de valor de los proveedores, cadena de valor de otras unidades del negocio, cadena de valor de los canales de distribución, cadena de valor de los clientes. La ventaja competitiva se logra cuando la empresa desarrolla e integra las actividades de su cadena de valor de forma menos costosa y mejor diferenciada que sus rivales. Por consiguiente la cadena de valor de una empresa está conformada por todas sus actividades generadoras de valor agregado y por los márgenes que éstas aportan para la satisfacción del cliente.

Una empresa virtual difiere de otra en que implica el conocimiento de las características de la tecnología y su aplicación a los negocios además, debe  conocer las características propias del negocio básico, debe cambiar la forma de promocionar y ofertar sus productos sin importar la ubicación geográfica de sus clientes y proveedores,  puede realizar tareas mediante  tele trabajo y utilizar el intercambio electrónico de documentos. Si  la empresa tiene éxito  físicamente debe crecer y generar flujo de caja.

En el presente trabajo se presentan algunas ideas sobre la importancia de la gestión del conocimiento, del capital intelectual y su influencia en la cadena de valor aspectos de gran importancia, como lo  son los negocios electrónicos y la nueva logística, la tecnología, la capacidad de aprendizaje, conocimiento gerencial, creatividad e innovación que constituyen aspectos importantes en la nueva ventaja competitiva[2]

LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO EN CADENA DE VALOR

La cadena de suministros es el conjunto de procesos para posicionar e intercambiar materiales, servicios, productos semielaborados, productos terminados,  de posventa y de logística inversa, así como de información, en la logística integrada que va desde la procuración y la adquisición de materia prima hasta la entrega y puesta en servicio de productos terminados al consumidor final. Hoy en día los desafíos logísticos más difíciles tienen que ver con los procesos de integración dentro y fuera de la empresa. Todo proceso de integración logística revela que las dificultades para la integración interfuncional están en las mismas estructuras organizacionales, en la responsabilidad efectiva de los inventarios, en las prácticas de compartir información y en la naturaleza de los sistemas de medición del desempeño.  Nos enfrentamos cada día a un entorno cambiante a un mundo sin certezas, esperando nuevas creencias y guías para movernos ante tanto cambio, tan veloz y tan discontinuo. Las situaciones de cambio, generadoras de complejidad, se pueden y deben gestionar. La economía actual se caracteriza por el impacto simultáneo de diferentes factores de cambio: tecnológicos, competitivos, espaciales, culturales y organizativos.  Una nueva realidad que obliga a la dirección de empresas a saber dirigir las tres esferas o estructuras en que aquélla se configura (Bueno, 2000)  “La economía real, basada en las transacciones con activos tangibles en los mercados convencionales; La economía financiera, basada en las transacciones con activos financieros, tanto para facilitar las operaciones anteriores como para desarrollar sus actividades propias y específicas en los mercados financieros. La economía de la información y del conocimiento, basada en las transacciones con activos intangibles derivados del “conocimiento en acción” y del uso de las nuevas tecnologías, cuyo máximo exponente es la red. Es un hecho que muchas empresas, en forma premonitoria, están destruyendo sus cadenas de valor[3]. Reconocen que el cambio ya llegó y que hará obsoletas sus infraestructuras, que es el fin del viejo modelo. Estas empresas están usando la tecnología digital para romper con las normas, implícitas o explícitas, que decían como se compraban o se vendían los bienes y servicios.

Para satisfacer los nuevos objetivos de desempeño, el proceso logístico debe integrar todo el trabajo necesario y obviamente evitar el que no sea necesario. El trabajo interno relacionado con la logística de la empresa por un lado, debe ser coordinado, y por otro integrarse operativamente a lo largo de la cadena de suministros. La administración de la logística de la cadena de suministro es la ciencia y la práctica de controlar estos intercambios, monitoreados por la información asociada, en este proceso logístico. El desafío del cambio en el management logístico consiste en “reinventar” el proceso logístico que actualmente se aplica en la empresa. El flujo del valor del producto-servicio representa el “movimiento” del valor agregado desde el proveedor de materias primas hacia los consumidores finales. El valor del producto se incrementa a través de modificaciones físicas, envasado, proximidad física al mercado, una adaptación del producto al consumidor, servicio de soporte en ventas y posventa y otras actividades que incrementan la “deseabilidad” del producto desde el punto de vista de los consumidores finales.

La Gestión del Conocimiento es la gestión de los activos intangibles que generan valor para la organización,  tiene que ver con procesos relacionados de una u otra forma con la captación, estructuración y transmisión de conocimiento. (Lorenz, 1993).  “La sociedad del conocimiento en una economía global, una sociedad compleja, difícil de manejar, de predecir, llena de contradicciones y de incertidumbres; razones que abren en exceso los finales posibles de los procesos sociales iniciados, situación característica y que estudia la teoría del caos, como movimiento científico relacionado con las dimensiones de la complejidad. Por lo tanto, la gestión del conocimiento tiene en el aprendizaje organizacional su principal  herramienta. La gestión del conocimiento es un concepto dinámico o de flujo”.  Para ello veremos  cuál es la diferencia entre dato, información y conocimiento. Una primera aproximación podría ser la siguiente:

Los datos están  localizados en el mundo y el conocimiento  está localizado en agentes; (personas y organizaciones). En definitiva, los datos, una vez asociados a un objeto y estructurados se convierten  en información.  Mientras que la información adopta un papel mediador. La información asociada a un contexto y a una experiencia se convierte  en conocimiento. El conocimiento asociado a una persona y a una serie de habilidades personales se convierte en sabiduría, y finalmente el conocimiento asociado a una  organización y a una serie de capacidades organizativas se convierte en Capital Intelectual.

Entre ambos conceptos hay que reconocer que en realidad, lo que fluye entre agentes  distintos nunca es  conocimiento como tal, sino datos (información). Es posible aproximar  el conocimiento  de dos agentes que comparten los mismos datos, pero debido a sus experiencias  y a las diferencias en el modo de procesar los datos (modelos mentales, modelos organizacionales), nunca tendrán las mismas tendencias para la acción, ni estados  idénticos de conocimiento. Sólo podemos conseguir aproximaciones, ya que el contexto  interno y externo de un agente siempre es diferente a otro. Esto es así, porque el  conocimiento es información puesta dentro de un contexto (experiencia)  El flujo de información  es el intercambio bidireccional de datos de transacciones y status de inventario entre actores/socios en la cadena de suministros (Por ejemplo: pronósticos de ventas/compras, planes promocionales, órdenes de compra, validación de pedidos, aceptación/crédito de pedidos, información de inventarios, información de envíos -tracking & tracing, facturas, pagos y requerimientos de surtido). Actualmente este flujo está cada vez menos basado en  papeles y es más de carácter electrónico.

El Capital Intelectual: Bien, ¿y qué es el Capital Intelectual?  Steward (1997) “define el Capital Intelectual como material intelectual, conocimiento,  información, propiedad intelectual, experiencia, que puede utilizarse para crear valor.[4]  Es fuerza cerebral colectiva”. Es difícil de identificar y aún más de distribuir eficazmente. El Capital Intelectual, es un concepto casi contable; La idea es implementar modelos de medición de activos intangibles, denominados  habitualmente modelos de medición del Capital Intelectual.  En definitiva, El Capital Intelectual lo podemos definir como el conjunto de Activos  Intangibles de una organización que, pese a no estar reflejados en los estados contables tradicionales, en la actualidad genera valor o tiene potencial de generarlo en el futuro. Lo interesante es determinar si nuestros intangibles mejoran o no (tendencia positiva, generan valor).  El objetivo es determinar cuáles son los intangibles que aportan valor a la organización y posteriormente realizar un seguimiento de los mismos.

Una vez entendido  el concepto de Capital Intelectual, podemos definir de nuevo el concepto de Gestión del conocimiento, Koontz y Weihrich (citado por Pavez, 2000) “define el término como el proceso mediante el cual se obtiene, despliega o utiliza una variedad de recursos básicos para apoyar los objetivos de la organización.  La Gestión del Conocimiento de una forma más precisa: conjunto  de procesos y sistemas que permiten que el Capital Intelectual de una organización  aumente de forma significativa, mediante la gestión de sus capacidades de resolución de  problemas de forma eficiente, con el objetivo final de generar ventajas competitivas sostenibles en el tiempo”. La gestión del conocimiento, desde el punto de vista conceptual, ha sido definido, además, por Rodríguez (2006) “como un conjunto de procesos sistemáticos (identificación y captación del capital intelectual; tratamiento, desarrollo y compartimiento del conocimiento; y su utilización) orientados al desarrollo organizacional y/o personal y, consecuentemente, a la generación de una ventaja competitiva para la organización y/o el individuo”. (Capó et al., 2005”La gestión del conocimiento en un entorno interorganizativo, se centra en las alianzas de tipo horizontal entre dos o más socios, mientras que son pocos los autores que se centran en las alianzas de tipo vertical, entre proveedores y clientes, es decir, en la cadena de suministro. De todas formas, la mayoría de los resultados obtenidos para las relaciones de tipo horizontal son perfectamente aplicables para el caso de las de tipo vertical “.[5] La importancia de las alianzas y de la cooperación empresarial, como clave que añade valor al simple proceso de concentración empresarial o de fusiones de compañías, puede facilitar la creación e intercambio de conocimiento entre empresas competidoras o pertenecientes a otros sectores, aparentemente no relacionados,  con lo que hay que cooperar y aprender a través de la creación de “comunidades de mejores prácticas”.  La gestión del conocimiento a nivel interorganizativo es el realizado por Levy et al. (2003), en el cual se introduce el término “co-opetición[6] para indicar la simultaneidad entre cooperación y competición, lo cual sucede por ejemplo en pequeñas y medianas empresas (PYME) agrupadas en clúster[7]  que son una serie de industrias relacionadas e industrias de apoyo.(proceso,  articulación  y nicho de mercado).  La cadena productiva hace referencia a como se  organizan para la producción de un bien  los proveedores de insumos, los transformadores, y los distribuidores.   Los clúster son la suma de industrias que se organizan alrededor de usos finales  comunes y que refuerzan  mutuamente sus ventajas competitivas.

Las ventajas competitivas antiguas estaban constituidas por la mano de obra barata, las actuales por la tecnología, la información el conocimiento y la creatividad gerencial que están moldeadas por la innovación tecnológica, la innovación gerencial, la calificación de las personas, la capacidad de aprendizaje y las actividades de valor agregado.  La década de los noventa planteó grandes promesas e incertidumbres con grandes oportunidades a su  alrededor, el fin de la guerra fría liberó fuerzas para recuperar equipos e infraestructura en la Europa del este  aprovechando las ventajas de la apertura económica y la globalización de los mercados.  Situación similar ocurrió en los países de Latinoamérica como es el caso de México, Chile y Colombia, dados estos cambios; la  Internet hace posible la conducción del comercio  electrónico, aprovechando al máximo la infraestructura de la red existente y las tecnologías.  En la medida que las transacciones de negocios se acerquen a la web, el mundo verá el surgimiento de una verdadera economía de red global.

El comercio electrónico no se limita a Internet, el video-texto y la teledifusión  posibilitan la tele compra, los catálogos pueden editarse en medios electrónicos, en reserva como en CD-ROOM  y ya están en marcha servicios de tele banco mediante redes privadas.  En el comercio electrónico se producen los procesos de promoción de ofertas, pedidos, entregas y pagos  para cada uno de ellos  pueden darse entidades especializadas como VISA, CYBERCASH etc.  El nuevo comercio es una oportunidad para los bienes y servicios  que por su naturaleza se pueden prestar en Internet.  Los proveedores podrán disfrutar  de un presencia global  a un costo bajo, los consumidores tendrán  mayores alternativas dentro de una oferta extensa que no tiene límites geográficos.   La cadena de distribución se acorta y con ello los plazos  y los tiempos de respuesta (pedidos y respuesta de forma casi instantánea, teniendo un conocimiento rápido de disponibilidades o precios).  El acortamiento del ciclo de compra implica una disminución de los costos, por menor número de intermediarios al poder automatizar gran número de procesos.  El acortamiento del ciclo de respuesta permite mejorar la calidad del servicio, mejora de la competitividad al disponer de mecanismos que retroalimentan al comerciante de manera directa con información acerca de la aceptación de productos o el perfil y preferencias de sus clientes.

El comercio electrónico y su impacto sobre los minoristas, la cadena de suministro ha estado en función de la aceleración del ciclo de los diferentes enlaces, en algunos caso cuando no agrega valor  entre el fabricante y la compañía de marketing  y entre esta y el minorista.  El marketing directo a través de Internet, integrado con la logística junto con formas más maduras  de mercadeo directo como la venta por catálogo que operan por  correo y por teléfono.  Con la logística integrada los comercializadores directos pueden obtener sus productos directamente de los fabricantes y enviarlos  del mismo modo a los clientes a través de un punto de distribución que permite el ensamble personalizado de productos de acuerdo con cada cliente, la base de la personalización masiva de los clientes.

El comercio electrónico unido al código de barras y al intercambio electrónico de documentos son el pilar fundamental de todo el proceso que permite a las empresas ser más eficientes y flexibles en sus operaciones internas, trabajando más de cerca con sus proveedores, para ofrecer mayores beneficios a sus clientes, como puede verse con el comercio electrónico todos ganan.  Gracias a las ventajas del comercio electrónico, las empresas  pueden ser más competitivas en un mercado global que no da espera.  Gracias a  la Internet el escenario ha cambiado, ahora el comercio se realiza mediante la red, que permite mayores beneficios con una mejor relación costo beneficio para hacer negocios.   Las empresas  hacen negocios electrónicos mediante la instalación de tiendas virtuales en Internet y la elaboración de catálogos electrónicos de precios que faciliten  el intercambio de información  de los procesos empresariales.  Las tiendas virtuales son puntos de venta donde se atiende las veinticuatro horas del día, sin importar  el lugar ni la distancia.

(Giraldo López 2004) “La nueva  logística se ha convertido en el fundamento de la empresa comercial, éxito de la actualidad.  Los beneficios de la logística son La reducción de  costos de inventarios y las empresas se vuelven más productivas y competitivas del sitio del mercado global. Las organizaciones estarán cada día más en el diseño del negocio, el empaque y la promoción. La Internet ha facilitado el trabajo, al suministrar una plataforma de comunicación estándar. Los avances de las telecomunicaciones y tecnologías de computador han permitido la integración de diferentes  funciones logísticas que van desde la cadena de suministros, servicio al cliente, transporte,  almacenamiento, manejo de inventarios,  procesamiento de pedidos, sistemas de información, planeación de producción La integración vertical en la que se controlaba el proceso de producción y montaje hasta llegar  al marketing, permitía una ventaja competitiva basada en economía de escala”.  Está viene siendo reemplazada por la integración virtual.  Donde las empresas líderes de valor de valor enfocan un conjunto limitado de habilidades distintivas y consiguen afuera casi todas las demás funciones, pueden manejar componentes y servicios  en cualquier lugar del mundo y comercializar sus productos  donde haya demanda. Benetton el minorista Italiano de  la moda opera en 100 naciones.  Peugeot Citroen ensambla dos millones de inventarios  con el 60% de piezas de proveedores externos y  redujo sus cifras de inventarios a cinco días.  GE Aircraft  Engines redujo su ciclo de órdenes de compra de 30 a 15 días, disminuyó costos de órdenes de compra de 100 a 5 dolares.

La función logística es el cimiento del outsourcing, actividades que se realizan fuera de la empresa, gran parte de la distribución física se realiza con elementos externos.  En la medida que  la distribución física se realiza por outsourcing, más y más compañías están utilizando este método como parte de su estrategia.  El manejo de la logística por outsourcing está en evolución, su potencial de crecimiento es enorme debido a los ahorros y los adelantos del mercadeo.

Finalmente Los retos y oportunidades para la dirección de empresas y su cadena de valor  en el nuevo milenio, se refieren a  la importancia del desarrollo o dirección del conocimiento y del talento, como clave para la creación de nuevo conocimiento organizativo, La importancia del aprendizaje organizativo y transorganizativo, como clave para incorporar y desarrollar el conocimiento y el talento necesarios, sin lo cual las organizaciones no evolucionarán hacia los nuevos requerimientos de los cibernegocios, del e-business y del e-commerce, como clave que está revolucionando la forma de actuar en los mercados, de relacionarse los agentes que los integran y como, La importancia de la internacionalización de la empresa, como clave que interpreta la nueva realidad de una economía global, integrando mercados globales junto a otros locales (nacionales y regionales). La importancia de la internacionalización y transculturalidad de la dirección, como clave que marca uno de los retos mayores de la nueva época, ya que no basta con desarrollar negocios transnacionalmente, sino que hay que aprender a actuar, a entender y a vivir toda la riqueza cultural de los países, regiones y comarcas en que pueda operar la empresa.

CONCLUSIONES

El aprendizaje organizativo, la gestión del conocimiento y la Medición del Capital Intelectual  son conceptos relacionados y complementarios,  el aprendizaje organizativo, es la base de una buena gestión del conocimiento  y la Gestión del conocimiento es la base  para la generación de Capital Intelectual y capacidades organizativas.   De ahí que las  empresas deben adoptar un nuevo “estilo de pensar”, en la construcción de un nuevo pensamiento directivo que los lleve  a  las “mejores prácticas”, mirando al futuro, pero reflexionando sobre el conocimiento del pasado, haciendo sus procesos más  innovadores.

El crecimiento de la economía ya no se da  solo alrededor de los servicios sino en torno a la industria del computador, software y las telecomunicaciones, usando la tecnología de la información sé rediseñan negocios para hacerlos más competitivos.

Los cambios organizacionales dan grandes pasos mediante la tecnología de la información, esto implica muchos despidos, pero a la vez, la posibilidad de crear otras empresas y nuevos negocios más ágiles y flexibles que se adaptan a las necesidades de sus clientes.

La alta tecnología es una herramienta importante y estratégica para administrar la empresa, por ello es importante aprender a utilizarla por que ha invadido en forma positiva muchos aspectos de nuestros ambientes y vida diaria.  El empoderamiento trae de la mano la tecnología  que debe empezar por la división de sistemas como requisito para poner en marcha cualquier cambio

La tecnología juega un papel importante en la competencia por obtener más clientes haciendo más ágiles los procesos de venta con  la instalación de cajas registradoras más modernas, el código de barras, los pagos electrónicos, los sistemas de auto pago mediante el cual el cliente registra los productos que compra,  Las nuevas tecnologías mediante las bases de datos permiten conocer información detallada de cada cliente buscan,  realizar ventas más efectivas haciendo promociones dirigidas que lleguen en forma personalizada a su principales clientes.

BIBLIOGRAFÍA

  • Bueno, E. “La Nueva Economía: Retos nuevos, problemas viejos”, 2000
  • Bueno, E. (2001): “Retos y claves para la dirección de la empresa en el nuevo milenio”, Dirección y Progreso, nº 179, sept – oct, pp. 26-31.
  • Bueno R Capital intangible como generador de Ventaja Competitiva. Pp, 219. 1 Gestión del Conocimiento ¿Cómo impacta en la cadena de suministro de las  organizaciones? 1998
  • Bustelo, C. y Amarilla, R. “Gestión del conocimiento y gestión de la información”. Boletín del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, año VIII, N° 34 pp 226-230. España. 2001
  • BUZZELL D Robert.  EL MERCADEO EN LA ERA DE LA ELECTRÓNICA, Editorial Norma, Bogotá Colombia 1985
  • Brooking, A “El Capital Intelectual”, Paidos Empresa, Barcelona. 1997
  • Capó, J., Expósito, M. y E. Masiá, La Gestión del Conocimiento en las redes de PYMES. El caso del clúster textil valenciano, Revista de Economía industrial, 355, 305-315, 2005
  • Cortina, A.; Azagra, J.; Ariño, G. La empresa ante la crisis del Estado del Bienestar: Una perspectiva ética, Miraguano Ediciones, Madrid, 1999
  • Euroletter, nº 27, marzo, págs. 3-5.
  • http://www.econlink.com.ar/gestion-conocimiento/definicion  Definiciones de Gestión del Conocimiento (Econlink.com.ar – Federico Anzil – Febrero Del 2010)
  • Giraldo López José Ariel  El  marketing y los negocios electrónicos,   http://www.gestiopolis.com/recursos2/documentos/fulldocs/mar/mktyne.htm, julio de 2004
  • Larry Downes y Chunka Mui, Unleashing the Killer App, 1998  Harvard Business School Press
  • Sunil Shopra, Peter Meindl. Administración de la Cadena de Suministros: Estrategia, planeación y Operación. Tercera edición. Editorial Pearson Educación pp. 3-8. México. 2008
  • Ronald H. Ballou Logística administración de la cadena de suministros. Quinta edición. Editorial Pearson Educación, pp 3-11. México. 2004
  • PORTER Michael. “The Competitive Advantage of Nations”, Free Press, Nueva York, 1990.
  • TASCOPTT Don.  LA ERA DELOS NEGOCIOS ELECTRÓNICOS, editorial Mc Graw Hill, Santa Fe de Bogotá, Colombia 1999
  • TASCOPTT Don. y CASTON Art. CAMBIO DE PARADIGMAS EMPRESARIALES editorial Mc Graw Hill, Santa Fe de Bogotá, Colombia 1995
  • VALDERRAMA Hugo Fernando.  ALTA TECNOLOGÍA APOYO O DOLOR DE CABEZA. En Portafolio, noviembre 17 de 1997

[1] Instructor De Logística SENA Regional Valle, Administrador de Empresas, Contaduría Pública, Especialista en Gerencia, Especialista  en Mercadeo,  Maestría en Logística. Diplomados en Gerencia de Mercadeo Estratégico, Gerencia de Ventas, Gestión de cadena de abastecimiento,  Gerencia Logística Integral, Gerencia de cadena de valor, Gestión de la Logística Internacional, Docente SENA, docente Universitario, experiencia en Dirección Administrativa, Financiera, Mercadeo y Supervisión Logística. En Coosmeval, Comfenalco, Honda S, A. Nabisco Royal.

[2] Es la capacidad de una organización para obtener  y mantener sistemáticamente unas ventajas competitivas encima de sus competidores,  utilizando habilidades y destrezas organizacionales en el mercado, logrando  accesar al mercado nacional o internacional con un producto que pueda competir globalmente.  En la medida en que la empresa desarrolle una actividad mejor que la de los competidores, podrá alcanzar una ventaja competitiva, todo con base a los procesos del objeto de la organización. La competitividad requiere anticipación, adaptación, flexibilidad, eficacia, segmentación de mercado, gestión profesional e innovación integra todos los procesos de la organización y hace aprovechar al  máximo todos los recursos, da una clara visión y formula  una estrategia organizacional.

[3] La cadena de valor describe todos los procesos y las variables que se involucran en la producción de un bien o servicio hasta llevarlo al cliente final.  Se usa como una herramienta para que la empresa valore los costos y rendimientos en cada actividad que crea valor, así como también se tienen en cuenta los costos y rendimientos de los competidores, como puntos de referencia y buscar mejoras.  Inmersa en el sistema de valor; de los proveedores, de la unidad de negocio, de los distribuidores y de los consumidores.  La cadena de valor es esencialmente una forma de análisis de la actividad empresarial mediante la cual descomponemos una empresa en sus partes constitutivas, buscando identificar fuentes de ventaja competitiva en aquellas actividades generadoras de valor.

[4]. Valor es la cantidad que los compradores están dispuestos a pagar por lo que una empresa les proporciona. Se define el valor como la suma de los beneficios percibidos que el cliente recibe menos los costos percibidos por él al adquirir y usar un producto o servicio.

[5] En la gestión del conocimiento interorganizativo, una  empresa puede encontrarse con la necesidad de aliarse o de tratar con organizaciones con experiencia, lenguajes y contextos muy diferentes a los suyos, Esto implicará la necesidad de nuevas formas organizativas para las empresas, al mismo tiempo que se deduce que un entorno en el cual las empresas tengan un nivel elevado de confianza y colaboración

[6] Pretende orientar hacia una mejor estrategia inter-empresarial en entornos de mercados competitivos. Su postulado principal defiende que las relaciones entre empresas no están sometidas necesariamente a la Teoría de juegos de suma cero, en donde cuando una gana la otra debe perder, ya que sí es posible alcanzar Acuerdos Ganar-Ganar (de suma no cero) entre sociedades basados en la cooperación competitiva.

[7] Un clúster hace parte del diamante competitivo como uno de sus ejes esenciales,  son   agrupaciones  de agentes económicos que participan de manera directa o indirecta en la producción de bienes finales, es algo así como un racimo de empresas, pero  su composición se refiere a la articulación de una serie de unidades productivas alrededor  del posicionamiento de un producto final en el mercado. Es un término transversal que incorpora alrededor de una cadena productiva específica.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Giraldo López José Ariel. (2015, diciembre 28). Gestión de la cadena de valor en la sociedad del conocimiento. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/gestion-la-cadena-valor-la-sociedad-del-conocimiento/
Giraldo López, José Ariel. "Gestión de la cadena de valor en la sociedad del conocimiento". GestioPolis. 28 diciembre 2015. Web. <https://www.gestiopolis.com/gestion-la-cadena-valor-la-sociedad-del-conocimiento/>.
Giraldo López, José Ariel. "Gestión de la cadena de valor en la sociedad del conocimiento". GestioPolis. diciembre 28, 2015. Consultado el 19 de Julio de 2018. https://www.gestiopolis.com/gestion-la-cadena-valor-la-sociedad-del-conocimiento/.
Giraldo López, José Ariel. Gestión de la cadena de valor en la sociedad del conocimiento [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/gestion-la-cadena-valor-la-sociedad-del-conocimiento/> [Citado el 19 de Julio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de photos_by_clark en Flickr
DACJ