Gerencia publica en el siglo XXI

  • Economía
  • 4 minutos de lectura

A lo largo de la historia se ha documentado un sin fin de practicas políticas que han orientado el rumbo económico, social y cultural de las sociedades. No obstante, estos sistemas políticos, como modos de gerencia administrativa por parte del Estado, no siempre han surtido el efecto deseado y los resultados mas óptimos, eficientes y eficaces en la población.

Sin duda alguna, la evolución en las ciencias sociales y humanas, sobre todo, han permitido adentrar el conocimiento humano hacia uno de los aspectos mas relevantes en la vida del ser humano: la convivencia. La convivencia es la acción social de establecer consensos, negociaciones, diálogos, acuerdos y en ellos se fundamenta la base plural de la praxis política.

En ese sentido, cuando la gerencia publica se desorienta, se desvirtúan muchos de los aspectos necesarios para esa convivencia en sociedad, como lo es la justicia, la equidad, la educación, el bienestar general, entre otros, elementos esenciales de los derechos humanos.

Algunos de los sistemas administrativos, según el modelo económico del momento, han permitido hacer uso de la historia como método para afianzar el conocimiento en materia de gerencia publica, recordando que esta área no menos importante que otras es clave y fundamental para conducir hacia el desarrollo todos los fines políticos, económicos, sociales, culturales, tecnológicos, militares, entre otros.

Así, por ejemplo, el desarrollo del capitalismo tuvo una importante culminación en el último tercio del siglo XVIII, cuando la máquina empezó a sustituir al trabajo manual, y el régimen señorial feudal, ya debilitado después de algo más de un milenio de predominio en Europa, fue desplazado por el sistema capitalista. Este se caracteriza por el intercambio de mercancías, el trabajo asalariado, el dominio económico, social y político de la burguesía (la clase de los dueños de las empresas) y una marcada diferencia entre ricos y pobres, sin que exista el dominio personal sobre los trabajadores propio de los regímenes esclavista y de servidumbre.

En el aspecto político, en el siglo XIX llegaron a tener gran fuerza los sistemas parlamentarios, más aptos para responder a las nuevas necesidades de la sociedad con su gran dinamismo y continuas innovaciones que la anterior estructura de gobiernos hereditarios.

Hoy rige en el mundo el sistema capitalista o “de libre empresa”, con el predominio de grandes empresas internacionales, que frecuentemente constituyen poderosos monopolios. Su forma actual, imperante claramente desde la década de los ochenta del siglo XX, es llamada neoliberalismo por muchos observadores, por buscar el predominio del mercado y rechazar la intervención de los gobiernos en la vida económica (aunque en la mayoría de los países, el Estado aplica medidas de apoyo a los empresarios). La competencia en el mercado, que era la característica principal del sistema en sus periodos iniciales, se ve desplazada a un lugar secundario. Otra característica del capitalismo actual es la creciente relación económica mundial, la llamada globalización, que cancela muchas de las antiguas funciones de los estados nacionales y facilita el predominio de las grandes empresas.

Cabe expresar, que si bien es cierto, muchos de los problemas mundiales como la pobreza, la exclusión, la miseria, las guerras, están precedidas por los modelos económicos que imperan en cada espacio-tiempo, también es cierto que las mismas son mas agudizadas por la forma administrativa de gerenciar la política.

Así pues, quiero expresar, que en un mundo que avanza científicamente, intelectualmente, tecnológicamente, retrocede socialmente, culturalmente y en sus condiciones humanas. La relación inversamente proporcional y casi que desproporcional, no puede explicarse mas que por la mala orientación política que le damos a los modelos económicos. El fracaso de los modelos o paradigmas esta en no tener coincidencia la teoría con la praxis, con la realidad factica (o poder factico) y no con un mundo virtual.

Finalmente, con ello quisiera aludir, sin pretender tener una postura de pensamiento única, al contrario, soy partidaria de pensar que el método de la gerencia publica “debería ser” holistica, enfocada siempre en prospectiva y no en retrospectiva, donde no se imponga un paradigma si no lograr un sintagma de pensamientos, ideas promovidas por el profesor Barrera, y en las cuales creo que son una nueva visión abierta y trascendental del conocimiento, donde se sabe que la vida no es determinista ni mecanicista, su revés, es compleja y caótica, así son también los sistemas, los modelos, la gerencia y la política.

Amigos lectores, la evolución humana y de la sociedad implica un vuelco hacia adelante, hacia el futuro, hacia el horizonte, la mente humana esta en capacidad de inventar y crear nuevos conocimientos, nuevas cosas, por ello pregunto yo: ¿para que tomar del pasado ideologías o modelos que ya fueron y que no son congruentes con el espacio-tiempo que vivimos?

Seria desprestigiar el potencial inventivo de la mente humana para crear, al tratar de repetir y transferir lo que ya fue, como si el aprendizaje solo fuese cuestión de “repetición”. Sabemos que las experiencias y vivencias nuevas inciden en nuevos conocimientos, nuevas teorías, nuevas posturas. ¿Por qué encerrarnos en paradigmas que aunque puedan ser maravillosos simplemente no corresponden a los actuales contextos?

Como una ciudadana mas, solo quiero dejar una reflexión: la importancia que tiene la creatividad del hombre, y con ella poder mejorar las formas de gerencia, sobre todo política, pues sin duda alguna, solo vivimos una vez, y debemos vivir según lo que soñamos y queremos y no según lo que pudieran otros soñar, no lo expreso como una critica ni nada por el estilo, lo digo, porque se nos olvida que somos mortales, y las teorías y los pensamientos también. Vivamos en función de nuestras condiciones, y moriremos dejando a los que siguen mejores formas de vida, así es la “evolución”, no cortemos bruscamente lo que debe seguir su camino.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Rincón Soto Idana Berosca. (2007, septiembre 3). Gerencia publica en el siglo XXI. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/gerencia-publica-siglo-xxi/
Rincón Soto, Idana Berosca. "Gerencia publica en el siglo XXI". GestioPolis. 3 septiembre 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/gerencia-publica-siglo-xxi/>.
Rincón Soto, Idana Berosca. "Gerencia publica en el siglo XXI". GestioPolis. septiembre 3, 2007. Consultado el 20 de Mayo de 2018. https://www.gestiopolis.com/gerencia-publica-siglo-xxi/.
Rincón Soto, Idana Berosca. Gerencia publica en el siglo XXI [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/gerencia-publica-siglo-xxi/> [Citado el 20 de Mayo de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de vancouverfilmschool en Flickr
DACJ