Reforma del estado peruano 2006-2011

  • Economía
  • 25 minutos de lectura
49Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
Concepto de la reforma del Estado
Al tratar el tema de la reforma del Estado, es muy
con que se hagan propuestas de reforma sobre la
base de la Constitución vigente. Este es un enfoque
erróneo porque el Estado no puede entenderse aisla-
do de la sociedad y porque el objetivo de la Consti-
tución no es explicar y describir al Estado, menos lo-
grar su pertinencia y eficiencia. El Estado no es un fin
en sí mismo, es un medio para lograr fines que esn
por encima de él y se debe al ciudadano. Las dos
categorías que definen y limitan al Estado son: los
ciudadanos y el mercado. El Estado debe estar al ser-
vicio de los ciudadanos y respetar las reglas de juego
del mercado; estas son sus dos tareas y referencias
fundamentales.
El principio democrático de que los ciudadanos de-
ben estar por encima del Estado, y que este debe es-
tar a su servicio, no se pone en práctica en la vida
cotidiana. El Estado adquiere autonomía, es copado
por diversos intereses particulares y finalmente se ol-
vida de los ciudadanos. Incluso, en muchos casos,
se vuelve en su contra. De allí el rechazo de la po-
blación a las diversas instituciones representativas del
Estado peruano, como el Congreso, el Poder Judicial
y el Poder Ejecutivo. Aun organismoss cercanos
a la población, como los municipios, se enajenan de
la población, como nos lo recordó dramáticamente
el caso de Ilave en Puno.
Interrelaciones entre el Estado, los
ciudadanos y el mercado
El vínculo del Estado con los ciudadanos no es fácil,
prueba de ello son las relaciones de opresión pro-
pias de las dictaduras o la relación de dependencia
propia del paternalismo-populismo estatal. Es muy
frecuente observar el proceso político que tensa a la
democracia y la gobernabilidad en Latinoamérica:
campañas electorales (cada 4 o 5 años) con fuerte
contenido demagógico, donde el voto de la pobla-
ción suele orientarse hacia los candidatos que más
prometen; el candidato que resulta elegido no es ca-
paz de cumplir sus ofertas electorales; como resulta-
do, la población le quita su respaldo y se lanza a la
Fernando Villarán – Sase
La reforma del Estado - Peodo 2006-20111
1/ El presente artículo es basado en el documento “Reforma y
modernización del Estado” realizado por Fernando Villarán en
el marco del Proyecto Perú Elecciones 2006, cuyo objetivo es
elevar el nivel del debate electoral en el país y brindar opciones
de política para el gobierno 2006-2011. El proyecto cuenta con
la participación del Acuerdo Nacional, la Asociación Civil Trans-
parencia, el CIES, el Instituto de Defensa Legal, el JNE y Pro-
puesta Ciudadana. Puede descargar la versión completa de este
estudio en http://www.consorcio.org/eleccionesperu2006/
«El principio democtico de
que los ciudadanos deben estar
por encima del Estado, y que
este debe estar a su servicio, no
se pone en práctica en la vida
cotidiana»
«el voto de la población suele
orientarse hacia los candidatos
que más prometen; el candidato
que resulta elegido no es capaz
de cumplir sus ofertas
electorales; como resultado, la
población le quita su respaldo y
se lanza a la protesta»
Instituciones del Estado. Deben estar al servicio de los ciudadanos.
Foto CIES
50 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
protesta. Como consecuencia, se debilita el Gobier-
no y el Estado en su conjunto.
La relación del Estado con el mercado es también
complicada. El Estado lo debe respetar y regular para
lograr el desarrollo, facilitar la creación de riqueza,
la apertura de oportunidades, así como la mejora de
la distribución de los frutos del crecimiento. Muchas
veces el Estado no ha sabido hacer funcionar bien al
mercado e incentivar la inversión, razón por la cual
se ha visto envuelto en actividades empresariales o
en un mal manejo macroeconómico con resultados
catastróficos, como en la década de 1980. El merca-
do como único actor tampoco resuelve los proble-
mas del país, pues puede funcionar mal; por ejem-
plo, se pueden crear monopolios que abusen de los
consumidores. Para brindar oportunidades para to-
dos y corregir las imperfecciones del mercado, se hace
necesaria una intervención inteligente del Estado,
mediante la promoción de los sectores excluidos
como la agricultura serrana y las microempresas
y la regulación de los mercados.
El funcionamiento del mercado genera “perdedores,
que no pueden ser abandonados; una de las funcio-
nes del Estado es precisamentecuidarlos, reentre-
narlos, ayudarlos a regresar y ubicarse exitosa y esta-
blemente en el mercado; si han tenido la desgracia
de quebrar (empresas), ser despedidos (empleados) o
no pueden obtener ingresos suficientes (trabajadores
independientes). Otra función muy importante es
garantizar que todos puedan entrar en el mercado en
igualdad de condiciones; por ello, la educación-
blica, igualador por naturaleza, es tan importante.
Diagstico de la problemática que
enfrenta el Estado peruano
Según estudios recientes, el 60% del PBI peruano es
producido en condiciones de informalidad y el 66%
de la fuerza laboral del país carece de protección y
derechos. Estos porcentajes han crecido de manera
sostenible en los últimos años, en contextos de ex-
pansión y recesión económica, y son de los más al-
tos de América Latina (y del mundo). La mayoría de
la población no toma sus decisiones diariasperso-
nales, familiares, económicas y sociales teniendo
en cuenta las normas legales vigentes ni respetando
lo que dicen u “obligan” las institucionesblicas.
La presencia tan dominante de la informalidad pone
en cuestión al propio Estado y a su capacidad de or-
ganizar la vida en común de los habitantes del país.
¿De qué sirven las leyes que emite el Congreso y las
propias autoridades encargadas de aplicarlas, si muy
pocos las cumplen o esn sujetos a ellas?
A continuación presentamos el gfico 1, elaborado
por Fritz Du Bois del IPE, que nos permite observar
lo que ha ocurrido en la sociedad peruana respecto
de la informalidad en los últimos años.
«El funcionamiento del
mercado generaperdedores,
que no pueden ser
abandonados; una de las
funciones del Estado es
precisamentecuidarlos,
reentrenarlos, ayudarlos a
regresar y ubicarse exitosa y
establemente en el mercado…»
«Esta se presenta cuando no se
puede lograr la estabilidad
política y social y se basa,
principalmente, en (i) la
extrema debilidad de las
instituciones democráticas y (ii)
la falta de canales de
participación de la población»
Relación Estado – mercado. El Estado debe regularlo y facilitar la
creación de riqueza.
Foto CIES
51Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
Si bien las fuentes son variadas y las mediciones se-
guramente tienen metodologías diferentes, la ten-
dencia es clara: la informalidad ha crecido de ma-
nera sostenida en el Pe, tanto en épocas de crisis
y recesión como de reactivación y crecimiento; se
estima una informalidad equivalente al 57,9% del
PBI para el Perú. Otros países de América Latina,
como Costa Rica, Chile y Argentina, se encuentran
entre el 18% y 25%.
La corrupción se constituye en otro grave problema
del Estado. Su presencia corroe y destruye a las insti-
tucionesblicas y a las personas encargadas de ellas.
Su existencia implica que el Estado pierda la esencia
de servir a los ciudadanos y se convierta en el botín
de los políticos de turno; es decir, los recursos van a
los bolsillos de los funcionarios y autoridades, y se
postergan o deforman las inversiones que deberían
servir a la población. La corrupción llegó a niveles
altísimos en la década de 1990, cuando se convirtió
en uno de los objetivos centrales de lapula gober-
nante, lo que generó el rechazo masivo de la pobla-
ción. En la actualidad es menor, pero sigue siendo
importante en casi todos los niveles de gobierno e
instituciones públicas.
Si nos comparamos con otros países de la región, re-
sulta que el Perú no es el país más corrupto de Amé-
rica Latina, ya que hay otros países con mayor índice
de corrupción como Venezuela y Paraguay (percibi-
do como el más corrupto). Sin embargo, nos encon-
tramos muy por debajo de Chile, Uruguay y Colom-
bia (ase el gráfico 2).
Finalmente, un problema trascendental para el Esta-
do es la ingobernabilidad del país. Esta se presenta
cuando no se puede lograr la estabilidad política y
social y se basa, principalmente, en (i) la extrema de-
bilidad de las instituciones democráticas y (ii) la falta
de canales de participación de la población. Este pro-
blema tiene, por lo general, responsabilidades com-
partidas entre el Estado (que incluye al Gobierno),
como responsable de la institucionalidad y fuente de
Gráfico 2
Índice de la percepción de la corrupción en América
Latina, 2005
Gráfico 1
Evaluación de la informalidad en el Pe, 1970-2003 y proyección para 2012
(Como porcentaje del PBI)
1/: Supuesto.
Fuente: Instituto Peruano de Economía-IPE (2005). “Perspectivas de la economía peruana, presentación para la Asociación de Egresados de ESAN-
AEESAN. Lima: 25 de agosto.
Fuente: Transparencia internacional – Proética
52 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
recursos públicos; la población, con sus organizacio-
nes sociales y legítimas aspiraciones; y la clase polí-
tica, compuesta por los partidos2 y sus dirigentes.
Otro campo de acción, en el corto plazo, es la trans-
formación y el fortalecimiento de la clase política para
eliminar la demagogia y el populismo. En ese senti-
do, el proceso electoral de 2006, con la respectiva
votación que ejerce la población, se constituye en
una poderosa arma. Podemos mencionar algunos ele-
mentos que nos permiten ser optimistas: 1) las en-
cuestas de opinión muestran que la opiniónblica
está castigando a los políticos corruptos e irrespon-
sables, lo que revela un despertar crítico en la pobla-
ción; 2) la cercanía de los casos de ingobernabilidad
en Bolivia y Ecuador puede haber despertado un ins-
tinto de conservación en los políticos peruanos; 3) el
fortalecimiento de la sociedad civil, que representa
un contrapeso entre el Estado y la población; 4) el
arrinconamiento de los medios de comunicación
comprados por Montesinos y la apertura de espacios
serios y democticos en otros; etc.
Procesos de reforma en marcha
La descentralización
De los procesos de reforma del Estado en marcha, sin
duda, el más importante es la descentralización, puesto
que, además de las ventajas propias de su implemen-
tación, ha generado una mayor participación ciuda-
dana. La creación de 25 regiones, sobre la base de los
departamentos existentes, con sus respectivos gobier-
nos regionales; las elecciones de las nuevas autorida-
des regionales (a fines de 2002) y el proceso de trans-
ferencia de las competencias del Gobierno nacional
hacia los gobiernos regionales, iniciado en el año 2003,
no solo satisface las aspiraciones de independencia y
autonomía de las fuerzas sociales y políticas del país,
sino que ha generado una dinámica ecomica, so-
cial y política arraigada en la población.
En vista del camino ya avanzado, los resultados del
refendum del 30 de octubre de 2005, en el que
triunfó elNo a la conformación de las regiones pro-
puestas por el Consejo Nacional de Descentraliza-
ción (CND), no deben entenderse como una parali-
zación del proceso, sino como un cuestionamiento a
las autoridades actuales, regionales y nacionales. Lo
peor que le podría pasar al país es malinterpretar es-
tos resultados para detener el proceso de descentra-
lización, con el consecuente desperdicio de sus in-
dudables avances y logros, y frustración de las justas
aspiraciones de los pueblos del interior del país.
De las áreas del proceso en desarrollo, la más pro-
blemática es la falta de capacidades para liderar e
implementar el proceso en cada región y municipio,
puesto que estas capacidades no existen de manera
homogénea en todas las regiones. Otro problema que
condiciona la marcha del proceso es relacionado
con el CND, que si bien ha desempeñado un papel
decisivo en la fase inicial de diseño del proceso, en
la actualidad, podría funcionar de manera más efi-
ciente. Es importante resaltar que aunque subsisten
algunas dificultades, estas pueden resolverse con el
fortalecimiento de las capacidades humanas y mate-
riales, la claridad de objetivos y la voluntad política.
Propuestas para el proceso de descentralización
El aspecto s interesante de la descentralización es
que está utilizando mecanismos concretos de parti-
«El aspectos interesante de
la descentralización es que es
utilizando mecanismos
concretos de participación de
la ciudadanía, lo que implica
un avance significativo en la
construcción de una verdadera
democracia participativa»
2/ En muchos casos, el calificativo de partidos les queda grande a
la mayoría de organizaciones que se mueve en el mundo de la
política, pues se trata de simples organizaciones sin mayor ideo-
logía y organización, que se crean para acceder a cargosbli-
cos por parte de caudillos locales o nacionales. Precisamente,
esta debilidad de los partidos es una de las causas de la ingo-
bernabilidad.
Descentralización. Es el proceso de reforma que ha generado mayor
participación ciudadana.
Foto CIES
53Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
cipación de la ciudadaa, lo que implica un avance
significativo en la construcción de una verdadera de-
mocracia participativa; ella constituye una de las
orientaciones estratégicas de la reforma del Estado.
En efecto, los mecanismos como los Consejos Con-
sultivos Regionales (CCR) y los Consejos Consultivos
Locales (CCL) de los municipios provinciales y distri-
tales, representan avances muy importantes en esta
dirección. Estas instituciones deben mantenerse y for-
talecerse, cuidando garantizar participación y demo-
cracia, al mismo tiempo que eficiencia y eficacia
Las propuestas en el tema de la descentralización son:
(1) establecer o renovar el acuerdo político que señala
a la descentralización como un proceso gradual, que
mantiene el cacter unitario del Estado; (2) delimitar
claramente la distribución actual de funciones y com-
petencias entre los tres niveles de gobierno, así como
las responsabilidades de cada uno; (3) implementar
un sistema de acreditación que asegure la capacidad
de gestión de los gobiernos subnacionales; (4) en el
caso de los gobiernos regionales y locales, se debe
fortalecer su capacidad de gestión y ejecución.
Modernización de la administración
blica
Otro proceso importante es el de la modernización
de la administración pública, que actualmente se basa
en las siguientes leyes: Ley Orgánica del Poder Eje-
cutivo (LOPE), Ley Marco del Empleo Público, y sus
cinco leyes de desarrollo3, todas preparadas por la
Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y que se
encuentran en discusión en el Congreso de la Re-
blica. Este proceso tuvo importantes avances en la
cada de 1990, con la reforma liderada por lasis-
las de eficiencia, como el Banco Central de Reserva
(BCR), el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF),
la Superintendencia Nacional de Administración Tri-
butaria (Sunat), la Superintendencia de Banca y Se-
guros (SBS), entre otras, y continuó en el presente Go-
bierno, con la Ley Marco de Modernización de la
Gestión del Estado (Nº 27658, del 30 de enero de
2002), en la que se proponen convenios de gestión
para reformar las instituciones públicas, una por una.
Sin embargo, este proceso se encuentra detenido y
sin visos de solución en el corto plazo, a pesar de
que las leyes e iniciativas mencionadas se encuen-
tran en la dirección correcta.
Una oportunidad interesante en este campo es el
amplio programa de modernización de la adminis-
tración pública que se es iniciando con el apoyo
de un pstamo del Banco Interamericano de Desa-
rrollo (BID), por el monto de 28 millones de dólares
más una contrapartida de 12 millones, denominado
Programa de Modernización y Descentralización del
Estado – PAMDE. El programa tiene dos componen-
tes: uno de modernización del Estado (13,9 millo-
nes) y el otro de descentralización (19,9 millones).
Propuestas para promover la modernización de la
administraciónblica
La falta de una regulación adecuada del empleo pú-
blico ha hecho posible que actualmente coexistan
tres regímenes de contratación de personal en la ad-
ministraciónblica: el régimen laboral público, el
gimen laboral privado y la contratación a través de
la modalidad de servicios no personales. Ello com-
plica notablemente la noción decarrera pública y
genera iniquidades en materia de calificación, capa-
citación y desarrollo de cuadros profesionales en la
administraciónblica.
Las principales propuestas respecto de la reforma de
la administración pública son: (1) orientarla por prin-
cipios y valores, como primacía de los ciudadanos,
manejo responsable, subsidiaridad, priorización de
necesidades, orientación por resultados, rendición de
cuentas y tercerización; (2) la creación del Consejo
3/ Ley de Carrera del servidor público, Ley de incompatibilidades
y responsabilidades, Ley de Funcionarios públicos y empleados
de confianza, Ley de gestión del empleo público y Ley del Sis-
tema de Remuneraciones del Empleo Público.
Modernización del Estado. Uno de los objetivos es fortalecer la
capacidad de implementar políticas nacionales y sectoriales.
Foto CIES
54 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
Superior del Empleo Público (Cosep), como ente rec-
tor del empleo público; (3) implementar la carrera
blica y su orientación por resultados y evaluacio-
nes, de tal manera que permita el surgimiento de una
verdadera meritocracia, con profesionales honestos
y de calidad; (4) la creación de un programa nacio-
nal de capacitación de funcionarios y servidores pú-
blicos, para mejorar sus competencias y calidad en
el servicio; (5) acabar con la estabilidad laboral ab-
soluta, siendo esta una de las trabas fundamentales
para mejorar la calidad de los recursos humanos en
el Estado; (6) vigencia de la transparencia y rendi-
ción de cuentas, que le cierren el paso a la generali-
zada corrupción que actualmente existe en muchas
dependencias públicas; (7) adoptar una clara delimi-
tación de funciones y responsabilidades, y desburo-
cratizar las entidades públicas.
En el campo de la modernización del Estado, los ob-
jetivos del programa son: (1) fortalecer la capacidad
de formular e implementar políticas nacionales y sec-
toriales, (2) mejorar la gestión de los recursos huma-
nos, (3) apoyar la instalación del gobierno electróni-
co, (4) desarrollar e implementar una nueva política
de compras estatales, incluyendo el diseño e instala-
ción de sistema integrado de información, y (5) apo-
yar la modernización del Ministerio de Transportes y
Comunicaciones (MTC) y la Presidencia del Consejo
de Ministros (PCM).
El planeamiento estratégico
Uno de los consensos a los que se arri en el Acuer-
do Nacional, y también entre los especialistas, es la
necesidad de implementar en el país un sistema de
planeamiento estratégico y un Centro Nacional de
Planeamiento Estragico (Ceplan), como su órgano
rector, que sirva para orientar el desarrollo del país
en el largo plazo. En nuestro país, la ausencia de pla-
neamiento, de una visión compartida de futuro y de
hacer seguimiento de las metas propuestas ha permi-
tido que cada gobierno tire por la borda lo que hizo
el anterior y comience de cero, lo que ha generado
el desperdicio de ingentes recursos, buenas políticas,
iniciativas y proyectos. La diferencia básica entre un
país desarrollado y uno subdesarrollado es precisa-
mente la continuidad de las políticas públicas, que
se convierten en políticas de Estado, así como la exis-
tencia de una capa de funcionarios públicos encar-
gados de aplicarlas. Por lo tanto, la reforma de la
administraciónblica es muy ligada a esta fun-
ción de planeamiento que el Estado debe realizar.
Siguiendo estas recomendaciones, el actual gobier-
no creó tanto el sistema como el Ceplan el 25 de
mayo de 2005, mediante Ley Nº 28522. Las ideas
sicas que han moldeado el sistema de planeamiento
y que deben orientar su implementación y desarrollo
están relacionadas con: 1) una visión de futuro com-
partida por todos los actores, 2) el uso extensivo de
metodologías participativas, 3) la priorización y se-
lectividad estratégica de objetivos, 4) el diseño de
planes regionales, en lugar de planes sectoriales, 5)
el seguimiento y la evaluación de proyectos, 6) la
tercerización de los servicios, entre otras.
Posteriormente se elaboró y aprobó el reglamento
contenido en el D.S. Nº 054-2005-PCM, del 27 de
julio de 2005, que amplía y precisa los alcances de
la ley. En ambos documentos se deben modificar los
siguientes aspectos: (1) en el texto aprobado se in-
cluye a los representantes de los partidos políticos
en el Consejo Directivo del Ceplan (instancia máxi-
ma), situación que va a dificultar la toma de decisio-
nes estrictamente técnicas que se necesitan en este
organismo, y (2) la no transferencia al Ceplan de las
atribuciones en materia de planeamiento estratégico
que todavía tiene el CND ha generado, en la pcti-
ca, una duplicidad de funciones que atenta contra el
buen funcionamiento del sistema, ya que las regio-
nes y los gobiernos locales tendrían dos órganos rec-
tores. Estos dos problemas deben y pueden ser corre-
gidos en forma relativamente simple y sencilla; ya
sea en el período que tiene el actual Congreso o en
los primeros meses del próximo.
Propuestas con respecto al planeamiento
estratégico
Las propuestas en cuanto al planeamiento estratégi-
co son: (1) asegurar la continuidad de las políticas
blicas, conservando lo bueno y reformando lo
malo, mediante la elaboración de planes estratégi-
Ceplan. Permite orientar el desarrollo del país en el largo plazo.
Foto CIES
55Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
cos y visiones compartidas; (2) fortalecer e integrar
los Planes de Desarrollo Concertados y los Presu-
puestos Participativos (regionales y locales), reafir-
mando la democracia participativa; (3) lograr el ali-
neamiento de las políticas ecomicas con las polí-
ticas sociales, ambientales e institucionales; (4) pro-
fundizar las alianzas público-privadas, para mejo-
rar la capacidad de inversión del Estado y la cali-
dad de los servicios.
El Congreso de la República
Un primer problema es que los congresistas miden
su desempeño por elmero de proyectos de ley pre-
sentados y de leyes aprobadas, mas no por su cali-
dad. Todo ello ha generado una producción legal de
muy baja calidad, lo que ha contribuido en buena
medida al desprestigio del Congreso. En efecto, los
estudios realizados por el Instituto Libertad y Demo-
cracia y Hernando De Soto señalan que en el Perú
hay un exceso de leyes, normas y disposiciones, y
que debea haber un esfuerzo por simplificarlas.
En segundo lugar, el control político que ejerce de una
manera inadecuada es otro factor de tensión y des-
prestigio del Congreso, pues constituye una traba para
el buen funcionamiento de la administración pública.
En el período julio 2001-diciembre 2005, el Congreso
ha solicitado 32.173 pedidos de información al Eje-
cutivo y otras entidadesblicas. Claramente es una
cantidad excesiva, si consideramos que para cumplir
con dichos pedidos, los funcionarios públicos tienen
que destinar muchas horas de trabajo que podrían
dedicarlas al servicio de los ciudadanos.
Un tercer elemento que define al Congreso es la rela-
ción que establece con el Ejecutivo. Solo en el año
1968 (año del golpe de Velasco Alvarado) se censura-
ron a 178 ministros desde el Congreso. Uno de los
focos de tensión entre ambas instituciones ha sido la
profusa labor legislativa, en su mayor parte, de mala
calidad. En el período 2001-2005, el Ejecutivo obser-
más de 300 leyes aprobadas por el Congreso (se-
gún la Presidencia del Consejo de Ministros), la cifra
más alta en la historia del país, y, a pesar de dicha
opinión en contra, finalmente el Congreso promulgó
unmero significativo de ellas, en una actitud de pro-
vocación que ha contribuido a enrarecer el clima en-
tre ambos poderes.
Propuestas para la reforma del Congreso
de la República
Las propuestas para una reforma en el Congreso de
la República son: (1) bicameralidad, para que la-
mara de Senadores actúe como un filtro de calidad;
(2) revocatoria, para que los electores puedan cam-
biar un congresista que no cumple con sus funcio-
nes; (3) renovación periódica por tercios (o mitades),
para mejorar la calidad de los representantes en la
Cámara de Diputados; (4) eliminación del voto pre-
ferencial y reemplazo por el voto por listas, lo que
fortalece a los partidos; (5) presentación de las mo-
ciones por partido o por agrupación política, en lu-
gar de en forma individual, como ahora. De esta ma-
nera, el partido o agrupación asume la responsabili-
dad por las mociones presentadas, con lo cual se es-
pera que mejore su calidad; (6) cambiar los criterios
para medir la eficiencia de los congresistas, reem-
plazando elmero de proyectos de ley por la cali-
dad de las normas; (7) limitaciones para la reelec-
ción de los congresistas, por ejemplo, una sola re-
elección; (8) elección por distritos electorales unino-
minales que, aunque controvertida, tiene la ventaja
de acercar al congresista con sus electores.
Propuestas para los primeros
cien días
1. Profundizar la descentralización, mediante la
transferencia de las competencias de los sectores
sociales (sicamente educación, salud y lucha
contra la pobreza), la entrega de más recursos del
presupuesto nacional (con la debida acreditación
de capacidades), al mismo tiempo que se reafir-
man y fortalecen los mecanismos de democracia
participativa (como los CCR, CCL, Planes de De-
sarrollo Concertados PDC y Presupuestos Parti-
cipativos - PP) existentes.
2. Mejorar y aprobar la Ley del Empleo Público (re-
gresando a la versión original propuesta por la
Rol promotor el Estado. Debe promover la inversión privada.
Foto CIES
56 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
PCM, de la administración Kuczynski), que ga-
rantice mecanismos que aseguren el ingreso de
los mejores profesionales ycnicos a la admi-
nistraciónblica, que asciendan solo los que han
probado ser los más capaces y responsables, y
que los corruptos y los que no logran cumplir con
sus obligaciones sean separados de la adminis-
tración pública.
3. En cuanto al Ceplan, nombrar a su Presidente y
Consejo Directivo, obtener los recursos4 necesa-
rios del presupuesto público y de la cooperación
internacional, y modificar la ley aprobada y su
reglamento (excluir a los partidos del Consejo
Directivo y terminar con la duplicidad de funcio-
nes con el CND), para desde esta institución re-
construir el sistema nacional de planeamiento
estratégico, incorporando a los municipios, los
gobiernos regionales, los ministerios, las entida-
des autónomas, las instituciones públicas y al sec-
tor privado.
4. Fortalecer al sistema anticorrupción, retomando la
estrategia utilizada en el gobierno de transición,
creando un solo organismo que lidere la lucha con-
tra la corrupción en el país y que desde allí inicie
un largo, pero seguro, camino de saneamiento de
las entidades públicas. Uno de los problemas que
hemos tenido en el pasado ha sido encarar la lu-
cha contra la corrupción como compartimentos es-
tancos, como si fuera un asunto parcial y de poca
envergadura. Por ejemplo, siempre se enfatiza la
lucha contra la corrupción en el Poder Judicial,
que ciertamente es indispensable, pero se deja de
lado las necesarias reformas en la Contraloría y el
Ministerio Público; si no se encaran en forma con-
junta, difícilmente se puede tener éxito. Poner en
jaque a la corrupción (pues su eliminación total
tardará algún tiempo) es una de las condiciones
fundamentales para realizar una reforma del Esta-
do en serio. En otras palabras, no puede haber re-
forma en un Estado donde reina y campea la co-
rrupción; son dos conceptos incompatibles.
5. Realizar algunos cambios urgentes en el Congreso
(en su reglamento) para que funcione eficientemen-
te. Este es el caso de la presentación de propuestas
de leyes por agrupación y no de manera indivi-
dual, y mejorar la calidad de la asesoría a los con-
gresistas, tanto de los asesores individuales como
del centro de investigaciones parlamentarias.
6. En el sector educación, las decisiones que tienen
que ver con la reforma del Estado serían: aprobar
la versión original de la Ley de Carrera pública
magisterial y la versión original de la Ley del Sis-
tema de evaluación, acreditación y certificación
de instituciones de educación superior.
4/ Por la organización básicamente tercerizada de los estudios y
servicios, la Comisión Organizadora del Ceplan ha estimado
que para el primer año de funcionamiento se necesitarían solo
10 millones de soles.
Ceplan. Se guía según una visión de futuro compartida por todos los actores.
Foto CIES

    Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

    Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

    Comentarios

    comentarios

    Compártelo con tu mundo

    Cita esta página
    Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 2). Reforma del estado peruano 2006-2011. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/reforma-del-estado-peruano-2006-2011/
    Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Reforma del estado peruano 2006-2011". GestioPolis. 2 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/reforma-del-estado-peruano-2006-2011/>.
    Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Reforma del estado peruano 2006-2011". GestioPolis. junio 2, 2006. Consultado el 20 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/reforma-del-estado-peruano-2006-2011/.
    Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Reforma del estado peruano 2006-2011 [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/reforma-del-estado-peruano-2006-2011/> [Citado el 20 de Septiembre de 2018].
    Copiar
    Imagen del encabezado cortesía de mariobox en Flickr
    DACJ