Etapas del desarrollo educativo de la persona

  • Otros
  • 21 minutos de lectura
ETAPAS DEL DESARROLLO DE LA PERSONA
1. Sintetice las características afectivo-sociales, psicomotrices e intelectuales, de cada una
de las siguientes etapas:
pre-escolar
escolar
adolescente
adulto
vejez
EL PRESCOLAR
Desarrollo afectivo-social:
Al ingresar al jardín y establecer relación con la maestra y sus pares, se presenta la
curiosidad, el juego paralelo y el juego asociado.
Se produce un monólogo colectivo. Aparecen aquí la simpatía, la agresión y el liderazgo.
Como la organización del grupo cambia permanentemente, se hace difícil el liderazgo
continuado.
Para el niño, el juego es el medio para descubrirse, para descubrir su mundo y a los
otros. La primera forma de juego es la del placer de los sentidos.
Mediante el juego dramático, al interactuar con su mundo y al actuarlo, adquiere una
sensación de poder y realización.
Es capaz de asumir que realidad y fantasía son dos dominios diferentes.
Cree que puede influenciar mágicamente los hechos exteriores con su voluntad.
Aprende de las gratificaciones y de las penalidades del crecimiento.
Toma seriamente las diferencias genitales.
Es persistente en preguntar y experimentar.
Su familia es el prototipo de todas las relaciones.
Desarrollo psicomotriz:
Se multiplican sus habilidades motoras (marcha libre, movimientos continuos,
manipulación de juguetes, etc.).
Mediante los lápices, progresa de los garabatos a las líneas, sombreados, elección de
colores, etc.
Sus habilidades motoras y su esfera de acción se expanden.
Comienza a perder su aspecto infantil, y se torna más definido e individualizado.
Desarrollo intelectual:
Madura aptitudes para el aprendizaje de nuevas formas de conducta (por ejemplo cuando
la maestra lo reta y él se queda quieto), habilidades, conceptos y relaciones sociales.
Toma conciencia del tiempo y de su velocidad.
Puede generalizar dentro de un concepto; luego es capaz de manejarse con los parecidos
y agrupar en categorías.
Logra desarrollar el espacio en cuanto a: espacio de acción, espacio corporal (conoce
arriba-abajo, cerca-lejos, etc.), espacio de los objetos.
Es capaz de manejar símbolos para representar lugares, personas y objetos.
EL ESCOLAR
Desarrollo afectivo-social:
Forma una sub-cultura especial con sus pares, con determinadas reglas, juegos, valores y
miembros propios. Constituyendo, así, su pandilla.
Es menos egocéntrico y más consciente de sí mismo. Puede separarse de sus padres para
formar su propia identidad.
Adopta identidades ante los demás.
Puede criticarse y verse a sí mismo.
Necesita hacer propia una idea antes de aceptarla.
Para él, los mayores representan gran autoridad y prestigio.
En el niño de nueve años hay un cambio marcado respecto a las pautas infantiles. Su
padres ya no son fuente de sabiduría y poder.
Se esquivan entre los dos sexos, también se hablan despectivamente y realizan
actividades por separado.
Los varones son más propensos a la agresión y las niñas a hábitos nerviosos
(perturbaciones de la personalidad).
Desarrollo psicomotriz:
Torna su atención hacia “afuera”, se concentra en la realidad, desea “conocer”.
Necesita ser reconocido por su capacidad.
Se preocupa más por las abstracciones y las generalizaciones.
Internaliza sus sentimientos y los objetiva: busca un objeto para sus temores.
Es moralista, sobre todo en lo que a él lo afecta (es muy común el “no es justo”).
Una característica de ésta edad son las imágenes eiedéticas (memoria fotográfica).
Es capaz de manipular símbolos para representar objetos, lugares y personas.
Desarrollo intelectual:
El niño, a los doce años, ha desarrollado un aire de entera seguridad, es controlado y
competente.
Los varones y las niñas maduran en ritmos diferentes, y las características de
masculinidad y femineidad se vuelven prominentes en éstos años.
EL ADOLESCENTE
Desarrollo afectivo-social:
Su principal problema es hallar una definición segura de mismo. Con tal fin, debe
romper con ciertos vínculos familiares, basados en autoridad, responsabilidad, afecto, etc.
Tiene sentimientos contradictorios: no sabe si actuar como niño o como adulto (esto
reside en el cuerpo).
Los padres deben ponerle límites, por su seguridad.
Se siente más seguro haciendo cosas en grupo. La escuela es todavía fuente importantes
de amistades.
Oculta sus sentimientos.
Necesita ser notado. La dependencia con sus pares es muy severa. Como no tiene un
“yo” muy fuerte, no está satisfecho con él y necesita que alguien de afuera lo apruebe.
Comienza a establecer relaciones de pareja. Su preocupación son las citas relacionadas
con su status y prestigio.
Las modas se propagan rápidamente entre los adolescentes (inseguridad).
La sexualidad en ésta etapa es muy importante.
La curiosidad se intensifica en ésta época: el adolescente busca un mundo ideal que
corresponda con su “yo” ideal.
Trata de buscar afinidad con aquellos adultos que llenen su ideal.
La adolescencia es el camino hacia la adultes.
Desarrollo psicomotriz:
La adolescencia es el entero período que comienza con el brote de crecimiento de la
pubsecencia y termina con la madurez de la edad adulta.
Debe aprender a conocer su cuerpo totalmente nuevo. Igual que a sus sentimientos y su
conducta; y ajustarlos dentro de su propia imagen.
Su problema es aprender a vivir con un cuerpo que parece estar delante de él.
No puede controlar totalmente su cuerpo.
Se ve a mismo a través de una imagen ideal, y para crear su personalidad prueba con
varios papeles.
En ésta etapa, se dan los cambios sexuales secundarios.
Desarrollo intelectual:
En ésta etapa, se desarrolla el pensamiento formal que caracteriza a la inteligencia
reflexiva terminada.
Puede razonar sobre objetos y sus cualidades, pero aún no sabe manejar las ideas. Puede
examinar los datos sin preocuparse por su punto de vista personal, y deduce las
consecuencias.
Puede trabajar con situaciones hipotéticas que no correspondan a una experiencia
particular.
Necesita confrontarse con otros adolescentes, madurar su juicio y su capacidad de
razonamiento. Le gusta discutir.
Para asentar sólidamente los conocimientos debe manipular los objetos, y así, verificar
las relaciones que los unen.
EL ADULTO
Desarrollo afectivo-social:
Se produce la extensión del “yo” hacia el mundo.
La personalidad madura respeta y aprecia a todos.
Elimina de su conducta los arrebatos de ira.
Intenta ver a los objetos, personas y situaciones de la vida con objetividad y veracidad.
Se conoce a sí mismo y tiene un fin por el que vive.
Desarrollo psicomotriz:
Adquiere una contextura corporal que alcanza el despliegue total de las formas.
Desarrollo intelectual:
Etimológicamente, el adulto, es quien ha terminado de crecer y desarrollarse.
Vive y actúa en la sociedad por su propia responsabilidad, con dominio de mismo y
seriedad.
Predomina la razón sobre sus sentimientos. Ve al mundo con objetividad.
Alcanza el equilibrio final llamado madurez (afectiva e intelectual).
Su pensamiento formal realiza un modo más complejo de operación.
En la adultes, la reestructuración de los datos debe hacerse sobre la base de la
experiencia. Para memorizar, el cerebro, compara los nuevos conocimientos con los
anteriores, y retiene aquellos que tienen un significado.
El adulto que aprende tiene más experiencias, una gama más rica de intereses, porque
está confrontado con mayor cantidad de problemas. Se interesa para que sus conocimientos
tengan aplicación práctica.
Su programa debe estar elaborado en función de sus necesidades.
Extiende su exploración a los campos que le interesan.
LA VEJEZ
Entrar en la vejez significa avenirse a un papel pasivo dentro de la sociedad.
El la sociedad existe un gran prejuicio respecto a la gente mayor, el cual lleva a marginar
a dicho sector.
Ser viejo no es sinónimo de ser discapacitado.
Las personas que lo rodean pasan a tener mucha importancia, y comienzan a tomar
decisiones de gran relevancia sobre la persona (como por ejemplo: dónde vivir o con
quién), produciendo ésto mucha angustia.
La persona pude mantenerse viva e interactuar bien con su medio, pero también puede
sentirse cansad de vivir, debido a la tristeza que le provoca la pérdida de personas, lugares y
objetos (los cuales conforman su mundo).
El cuerpo comienza a aportar invalidez, sufrimiento y dolor. Ya no es considerado
hermoso estéticamente. A menudo, no logra poner en marcha lo que la mente lúcida planea
e imagina, produciéndose un desfasaje entre el cuerpo y la mente.
El cuerpo, si aún no sufrido enfermedades crónicas, se convierte en algo temido.
Comienzan las primeras hospitalizaciones.
Ante el acercamiento por una enfermedad, la persona tiene diferentes reacciones:
- Negación: frase típica “no, no puede ser”. Es un mecanismo normal en relación a la
muerte. La negación permite una tregua y actua como un amortiguador del efecto.
- Ira: frase típica “por qué yo. Cuando el enfermo acepta la realidad, se revela contra ella
y todo lo que ve es motivo para abrir la herida en su mente. Surge la envidia hacia quienes
seguirán viviendo.
- Pacto: “con Dios, con la vida o con el médico”. La persona intenta hacer un trato,
pidiendo más tiempo de vida a cambio de buena conducta.
- Depresión: con el desarrollo de la enfermedad surge la depresión debida al fracaso de los
pasos anteriores, siendo un proceso de preparación ante la muerte.
- Aceptación: a ésta etapa llega débil, cansado y anestesiado afectivamente. No hay
felicidad ni dolor, quiere estar sólo y en silencio.
2. Indique en cada etapa “lo que sí” y “lo que no“ debe hacerse al aplicar dinámicas de
grupo.
PRESCOLAR
SÍ NO
Dar instrucciones claras y precisas. Descuidar la atención hacia los niños al
implementar la dinámica.
Delimitar el área de acción. Realizar el cierre de la dinámica mediante
reflexiones difíciles de comprender.
Realizar dinámicas adecuadas
(complejidad) a la edad de los miembros
del grupo.
Subestimar la capacidad de los integrantes
del grupo.
Estimular el desarrollo de las habilidades
motrices.
Obligar a participar a quien no lo desee.
Estimular el crecimiento de todos los
miembros del grupo.
ESCOLAR
SÍ NO
Contribuir al desarrollo de las
potencialidades de todos los miembros del
grupo.
Forzar a la participación a aquellas
personas que no deseen hacerlo.
Estimular a los miembros hacia la
participación y el razonamiento.
Implementar técnicas demasiado
complejas.
Establecer límites y reglas claras. Fomentar las diferencias entre ambos
sexos.
Reconocer sus capacidades. Desatender a aquellos que les cueste
integrarse al grupo.
Valorar las contribuciones de cada uno de
los
miembros del grupo.
ADOLESCENTE
SÍ NO
Dejar muy claro quién es el que conduce el
grupo. Establecer reglas y límites.
Desantender u olvidar a aquel que le cuesta
integrarse.
Detectar roles y distribuir las tareas para
que todos participen.
Introducir temas que puedan ridiculizar al
adolescente.
Desplegar las potencialidades de los
miembros del grupo.
Obligar a participar a aquel que no lo
desee.
Tratar de ser un “modelo” de
comportamiento.
Permitir la discriminación o intimidación
entre los miembros del grupo.
Colocarse a la “misma altura” de los
miembros del grupo.
ADULTO
SÍ NO
Ayudar que aleje de su cuerpo y mente los
problemas cotidianos.
Obligar a participar a quienes no deseen
hacerlo.
Dar lugar a la reflexión de temas
específicos que se deseen.
Ponerse a la “misma altura” de los
miembros del grupo.
Ayudarlo a que experimente y despliegue
sus potencialidades.
Abordar temáticas que no sean de interés
para el grupo.
Desviar o suspender la dinámica si es
elección de los participantes.
Dejar muy en claro quién es el que
conduce el grupo.
VEJEZ
SÍ NO
Valorar la experiencia de los miembros del
grupo.
Aplicar técnicas que requieran de un
mayor esfuerzo físico.
Dar tiempo y lugar a la reflexión. Excluir a las personas por su edad.
Aprovechar el momento para abordar,
juntos, ciertos temas.
Ejecutar dinámicas en lugares incómodos o
inadecuados (escaleras, falta de sillas, etc.)
Obligar a participar a quien no desee
hacerlo.
A. PREESCOLAR
Desarrollo Afectivo Social:
Establecen relaciones con nuevos adultos y la relación con sus pares se da por
curiosidad.
La imitación se intensifica.
Utilizan el lenguaje para coordinar la actividad del grupo.
Aparecen la simpatía, agresión y liderazgo.
El juego aparece como un trabajo, es su medio para descubrir cono es él, su mundo y
que es lo que puede ser con el otro. La primera forma de juego es la del placer de los
sentidos con apreciación de la experiencia sensorial y la exploración del medio ambiente y
de sí mismo.
En el juego dramático, al interactuar con su mundo y al actuarlo en sus diferentes
papeles, el niño se identifica y esto le da la sensación de realización y poder
Asume realidad y fantasía como dos dominios diferentes
Aparecen temores como el miedo a morir, a sufrir, etc.
Los padres deben reasegurar el amor y el apoyo al niño, remarcando las recompensas.
Son persistentes en preguntar y en experimentar.
Desarrollo Psicomotriz:
Se multiplican sus habilidades motoras:
Marcha libre y movediza.
Movimientos continuos para subir y bajar escaleras
Puede manipular juguetes mecánicos, martillos y serruchos.
Los bloques se convierten en material de construcción que deberán ajustarse a
intrincadas estructuras.
Con los lápices progresa de los garabatos a las líneas, sombreados, masas de colores
para identificar las áreas especificas, donde va reconociendo objetos y actividades
familiares.
Sus habilidades motoras se expanden como si fuera su esfera de acción.
El ritmo de crecimiento se nivela.
Comienza a perder sus dientes temporarios, su cara va perdiendo su aspecto infantil y se
hace mas definido y más individualizado.
El aprendizaje toma precedencia sobre la maduración, ahora madura aptitudes para el
aprendizaje nuevas formas de conducta, habilidades, valores y relaciones sociales.
Desarrollo Intelectual:
Va desarrollado conceptos concretos ligados a la realidad para comprar, combinar,
describir, etc.
Puede aislar dentro de un concepto pero no puede aislar detalles comunes de conceptos
que difieren.
Luego puede manejarse entre los conceptos parecidos y agruparlos en categorías
abstractas.
Las relaciones familiares son el prototipo de todas las relaciones.
En descripciones y narraciones algo vagas pueden realizar verdaderas semi
abstracciones.
Son conscientes del fenómeno del tiempo y les gusta saber sobre su pasado y que sus
padres les cuenten.
Desarrollan tres clases de espacio: De Acción: se mueve con facilidad entre las
locaciones familiares. Corporal: comienza a orientarse a mismo. De los Objetos: conoce
las relaciones entre un objeto y otro.
Tiene una percepción del medio ambiente es animista.
Tiene una interiorización progresiva de las acciones.
Ya maneja símbolos para representar objetos, lugares y personas del medio ambiente
B. ESCOLAR
Desarrollo Afectivo Social:
Pueden separarse de sus padres para formar su identidad.
Forma una subcultura especial con reglas, juegos valores y miembros propios.
Es menos egocéntrico y más consciente de sí mismo.
Sus sentimientos se amplían, no solo es amado y aceptado por su familia, sino que se
siente suficiente.
La pandilla lo identifica con su propio mote y lleva su sobrenombre orgullosamente, ya
que es identificado ante el resto.
Las pandillas definen su aplicación sobre una base geográfica.
Ya se puede criticar y verse a sí mismo.
A los juegos los acompaña con rituales y ceremoniales.
Para ellos los mayores tienen prestigio y poder.
El escolar necesita de sus padres como refugio.
Las diferencias sexuales entre los escolares se manifiestan desde físicamente hasta su
inteligencia:
Las niñas se manejan mejor en el área verbal y los varones en las relaciones
cuantitativas.
Los varones están cómodos con los materiales abstractos y las niñas con lo personal y
lo que tiene tono emocional.
A las niñas le gusta los cuentos del amor y a los niños les gustan los de heroísmo.
Desarrollo Intelectual:
El niño torna su atención hacia fuera
Desea conocer.
Utiliza símbolos como representación de la realidad.
Necesitan ser reconocidos por su capacidad.
Se aleja de la egocentricidad.
Se preocupa más por las abstracciones y generalizaciones.
Internaliza sus sentimientos y los objetiva.
La magia de los niños está más formalizada y objetivada.
Está interesado en los procesos de comunicación y el significado público de las
palabras.
Sabe usar el humor y le gustan las adivinanzas.
Es capaz de manipular símbolos para representar objetos, lugares y personas del medio
ambiente.
Desarrollo Psicomotriz:
A los 9 a164os ahorra afectos.
A los 12 ha desarrollado un aire de entera seguridad, es controlado y competente, se
burla de todo lo infantil.
Las niñas han superado su aspecto desgarbado, crecen más rápido que los varones.
Los varones duplican su fuerza muscular.
Los cambios más evidentes se producen en las características faciales. También se
producen cambios de proporción en los huesos, de distribución de tejidos y demás.
Ambos sexos maduran en ritmo diferente.
Lo que sí:
Delimitar el área de juego.
Se debe cambiar permanentemente de juego para mantener la atención.
Las normas deben ser claras, precisas y concretas.
Se deben determinar correctamente los roles.
Se debe cuidar el sentido de justicia.
Las actividades deben estimular las habilidades motoras.
Lo que no:
Colocar pistas en lugares peligrosos.
Las actividades no deben ser largas y aburridas.
Despistarlos con reflexiones inentendibles.
C. ADOLESCENTE
Su principal problema es hallar una segura definición de mismo. Para eso debe
romper con muchos vínculos familiares (basados en autoridad, responsabilidad, afectos,
etc.)
Tiene sentimientos contradictorios. No sabe si actuar como niño o como adulto (esto
reside en el cuerpo).
Los padres deben poner límites para su seguridad.
Se sienten mas seguros haciendo cosas en grupo. La escuela es todavía fuente
importante de amistades.
Ocultan sus sentimientos.
Necesitan ser notados. La dependencia con sus pares es muy severa. Como no tiene un
“yo” muy fuerte, no está satisfecho con él y necesita a alguien de afuera que le diga qué
esta bien.
Van estableciendo relaciones de parejas. Su preocupación son las citas relacionadas con
el status y prestigio.
Las modas se propagan rápidamente (inseguridad).
La sexualidad es muy importante.
La curiosidad se intensifica. Está buscando un mundo ideal en correspondencia con su
yo ideal.
Trata de buscar afinidades en aquellos adultos que lleven su ideal (por ejemplo:
sinceridad, honestidad).
Es el camino hacia la adultez.
Desarrollo intelectual
Se desarrolla el pensamiento formal que caracteriza a la inteligencia reflexiva
terminada.
Puede razonar sobre los objetos y sus cualidades, pero aun no sabe manejar las ideas.
Puede examinar los datos sin preocuparse de su punto de vista personal y deducir las
consecuencias.
Necesita confrontarse con otros adolescentes, madurar su juicio y su capacidad de
razonamiento. Le gusta discutir.
Para asentar sólidamente sus conocimientos debe manipular los objetos y así verificar
las relaciones que los une.
Desarrollo Psicomotriz.
Es el estero período que comienza con el brote de la pubescencia y termina con la
madurez de la edad adulta.
Debe aprender a conocer su cuerpo totalmente nuevo. Al igual que sus sentimientos y la
conducta, debe ajustarlos dentro de su propia imagen.
Su problema es aprender a vivir con un cuerpo que parece estar delante de él.
No puede controlar su cuerpo.
Se ve a mismo a través de una imagen ideal y para crear su personalidad prueba con
varios papeles.
Se dan los cambios sexuales secundarios(fisiológicos, biológicos que dan lugar a los
psicológicos).
Lo que sí hay que hacer
Dejar el claro quién conduce el grupo.
Favorecer con un clima agradable; que éste pueda hablar sobre él y lo que le ocurre.
Poner límites (reglas claras).
Ser un modelo de comportamiento.
Aprovechar el momento para reflexionar junto a ellos algunos temas claves.
Detectar roles y distribuciones. También las tareas para que todos participen.
Lo que no
Introducir temas o movimientos que puedan dejar en ridículo al adolescente.
Desatender a aquel que le cuesta integrarse.
Obligar a participara a aquel que no quiere o al que busca atraer la atención de alguna
manera.
Permitir la discriminación.
D. ADULTO
Desarrollo afectivo-social.
La extensión del yo hacia el mundo.
La personalidad madura respeta y aprecia a todos.
Elimina de su conducta los arrebatos de ira.
Trata de ver los objetos, personas y situaciones de la vida con objetividad y veracidad.
Se conoce a sí mismo.
Tiene un fin por el que vive.
Desarrollo intelectual
Etimológicamente es el que ha terminado de crecer o de desarrollarse.
Vive y actúa en la sociedad por su propia responsabilidad, con dominio de mismo y
seriedad.
Predomina la razón sobre los sentimientos. Ve el mundo con objetividad.
Alcanza el equilibrio final llamada madurez (afectiva e intelectual).
Su pensamiento formal realiza un modo más complejo de operación.
La reestructuración de los datos debe hacerse sobre la base de la experiencia. Para
memorizar el cerebro los compara con los conocimientos acumulados y retiene aquellos
que tienen un significado.
El adulto que aprende tiene más experiencia, una gama más rica de intereses, ya que se
enfrenta con más problemas. Se interesa para que sus conocimientos tengan aplicación
práctica.
Extiende su exploración a los campos que le interesa.
Desarrollo psicomotriz.
Adquiere una contextura corporal que alcanza el despliegue total de las formas.
Lo que sí
Ayudar a que su cuerpo y mente se alejen de los problemas cotidianos.
Dar lugar a la reflexión sobre temas específicos que se deben analizar o solucionar; y
ayudarlo a que experimente.
Que despliegue sus propios potenciales.
Lo que no
Obligarlo a participar.
E. VEJEZ
Desarrollo psicomotriz.
El cuerpo si no ha sufrido enfermedades crónicas, se convierte el algo temido.
El cuerpo aporta invalidez, sufrimiento, dolor, no considerado hermoso estéticamente,
no logra poner en marcha lo que la mente lúcida planea e imagina, produciendo un defasaje
entre el cuerpo y la mente.
Aparecen las hospitalizaciones.
Ser viejo no es sinónimo de ser discapacitado.
Desarrollo afectivo-social
Entrar en la vejez significa avenirse a un papel pasivo de la sociedad.
Los demás pasan a tener mucha importancia y a tomar decisiones sobre la
persona(dónde vive, con quién, etc.); produciendo esto mucha angustia.
En la sociedad existe un gran prejuicio contra los viejos, llevando a marginar a éste
sector.
La persona puede mantenerse viva e interactuar con su medio, pero puede sentirse
cansado de vivir en debido a la tristeza que le provoca la pérdida de personas queridas y
objetos(su medio).
Ante el acercamiento de la muerte por una enfermedad, las personas tienen diferentes
reacciones.
LA NEGACIÓN:no, no puede ser”. Es un mecanismo normal en relación a la
muerte. La negación permite una tregua y actúa como un amortiguador del efecto.
LA IRA: ¿porqué yo?. Cuando el enfermo acepta la realidad se rebela contra ella y todo
lo que ve es motivo para abrir su herida en su mente. Envidia al que seguirá viviendo.
EL PACTO: (con Dios, con la vida o con el médico). Se intenta hacer un trato pidiendo
más tiempo de vida a cambio de buena conducta.
LA DEPRESION: con el desarrollo de la enfermedad, surge por el fracaso de los pasos
anteriores, siendo un proceso de preparación ante la propia muerte.
LA ACEPTACIÓN: a esta etapa llega débil, cansado y anestesiado afectivamente. No
hay felicidad ni dolor. Quiere estar solo y en silencio.
Lo que sí.
Que participen junto a su familia.
Valorar su experiencia.
Lo que no.
Que deba hacer movimientos que no puede.
Excluirlo por su edad.
Por: Matias Sales
Cedido por Uch de RRHH el portal de estudiantes de RRHH

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
- Licenciatura en RR.HH. Universidad de Champagnat. (2002, abril 26). Etapas del desarrollo educativo de la persona. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/etapas-del-desarrollo-educativo-de-la-persona/
- Licenciatura en RR.HH., Universidad de Champagnat. "Etapas del desarrollo educativo de la persona". GestioPolis. 26 abril 2002. Web. <https://www.gestiopolis.com/etapas-del-desarrollo-educativo-de-la-persona/>.
- Licenciatura en RR.HH., Universidad de Champagnat. "Etapas del desarrollo educativo de la persona". GestioPolis. abril 26, 2002. Consultado el 21 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/etapas-del-desarrollo-educativo-de-la-persona/.
- Licenciatura en RR.HH., Universidad de Champagnat. Etapas del desarrollo educativo de la persona [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/etapas-del-desarrollo-educativo-de-la-persona/> [Citado el 21 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de blake en Flickr
DACJ