Dirección empresarial y sentido del humor

Posiblemente todos tenemos en mente la imagen o estereotipo del hombre o mujer directivo/a. Ese patrón no es precisamente el ideal, sino el que todos conocemos.

Parece ser que el rol directivo va vinculado a seriedad, rigor, eficacia, productividad, orden, control y otras cualidades por el estilo, pero ¿y el humor? ¿Es incompatible con la función directiva?

Margaret Thatcher decía que “lo de tener poder es como lo de ser señora. Si tienes que recordárselo a la gente, malo”.

Lo mismo podríamos aplicar al sentido del humor (lo de tener sentido del humor es como lo de ser señora, si tienes que recordárselo a la gente, malo).

No debemos asociar, tener sentido del humor con ir contando chistes a todas horas o imitando a nuestro cómico favorito por los despachos, ni pretender ser graciosos continuamente. Es más bien una actitud positiva ante las cosas. Una forma diferente de contemplar la realidad que nos rodea. Ver los problemas desde otra perspectiva que nos ayude a encontrar soluciones más creativas.

Ya de pequeños nos acostumbran a que reír es malo y la seriedad buena “Aprende de tu amigo Jorge. Mira que serio y formalito es. A este paso, no serás nada en la vida

El humor nos ayuda a crear ambientes más relajados y favorecedores para la solución de conflictos y el establecimiento de una comunicación más fluida.

El sentido del humor nos ayuda a soportar la excesiva carga de trabajo y nos protege, en cierta medida contra el estrés.

Son muchas las empresas que empiezan a valorar en sus procesos de selección de directivos el sentido de humor. Y esto no es algo nuevo o una aparente moda pasajera. Henri de Mondeville (1260-1320) profesor de cirugía, era consciente que el humor favorecía la recuperación de sus pacientes y procuraba mantenerles alejados de preocupaciones.

El humor es una excelente medicina y una extraordinaria terapia. Contribuye a reducir la tensión, ansiedad, y por supuesto, la depresión.

Por lo tanto, como podemos comprobar, todo son ventajas. Y lo mejor de todo. Es gratis. No supone ningún coste para la empresa.

La utilización del humor con nuestros empleados, puede ser una técnica más eficaz que muchas técnicas de motivación conocidas.

Estamos acostumbrados a trabajar, en general, en ambientes de trabajo hostiles, donde la risa va asociada a pérdida de tiempo. Pocas cosas habrá tan agradables como comprobar que tus empleados están a gusto en sus puestos de trabajo.

Si pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en el trabajo. ¿Por qué no hacerlo más agradable? Por supuesto aplicando el “reírse con…” en lugar del “reírse de…”

Recuerdo hace ya varios años, una ocasión en la que estaba impartiendo un curso sobre el Plan de marketing. En un momento determinado de la clase (he de reconocer que el más teórico) uno de mis alumnos me pregunto:

-Disculpa. ¿Puedo contar un chiste?

-¿Cómo?-pregunte algo desconcertado

-Es que veo que necesitamos un poco de diversión. Y me acabo de acordar de un chiste que me han contado hoy muy bueno. Si me dejas explicarlo, prometo no interrumpirte más.

-Pues, adelante-indique

El alumno contó su chiste. Rieron. Y la clase continuo en un tono mucho más favorecedor del aprendizaje que 3 minutos antes.

He de decir, que el promedio de edad de los asistentes rondaba los 30 años.

Nuestras empresas son importantes, también lo son nuestros clientes y sobre todo, nuestros clientes internos; los empleados. Apliquemos y usemos adecuadamente el sentido del humor con todos ellos y nuestro trabajo será más agradable.

“Nada se resiste ante un ataque de risa” Mark Twain

“La vida es una tragedia si se contempla de cerca, pero una comedia si se contempla desde cierta distancia y en un plano más general de conjunto” Charles Chaplin.

“La vida es demasiado importante como para tomársela en serio”(Oscar Wilde)

Hace poco, una de mis hijas (de 7 años) me comento que le gustaría viajar a China, que era la ilusión de su vida. Cuando le pregunte el motivo de esta decisión, me contesto que quería ir a la China porque era el país de las Barbies. ¿De Barbies? ¿Y por qué dices eso?-le pregunte.

-Pues porque en todas las Barbies que tengo, pone “Made in China”.

(Juro y prometo ante quien sea, que esta es una anécdota autentica y no un chiste)

Finalmente, les invito a que apliquen el humor en su trabajo cotidiano y dentro de unos meses, reflexionen sobre el impacto positivo que ha tenido en sus vidas y en la de sus colaboradores.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Aguirre Miguel Ángel. (2003, septiembre 14). Dirección empresarial y sentido del humor. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/direccion-empresarial-sentido-humor/
Aguirre, Miguel Ángel. "Dirección empresarial y sentido del humor". GestioPolis. 14 septiembre 2003. Web. <https://www.gestiopolis.com/direccion-empresarial-sentido-humor/>.
Aguirre, Miguel Ángel. "Dirección empresarial y sentido del humor". GestioPolis. septiembre 14, 2003. Consultado el 10 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/direccion-empresarial-sentido-humor/.
Aguirre, Miguel Ángel. Dirección empresarial y sentido del humor [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/direccion-empresarial-sentido-humor/> [Citado el 10 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de kwl en Flickr
DACJ