Campesinos, tierra y desarrollo rural en Colombia

Colombia construyó un modelo de Desarrollo Rural que llevó al fracaso del mundo rural en Colombia, rindiéndole más culto al mercado que al Estado, lo cual amplió las brechas entre lo urbano y lo rural, generándose un orden social injusto, que no ha cambiado por falta de decisiones políticas y de una visión de largo alcance sobre lo rural y su papel estratégico en el desarrollo.

En los últimos 50 años la población colombiana se ha quintuplicado, sin embargo, la población rural no ha mejorado la productividad demandada por ese crecimiento poblacional del país.

El área sembrada ha crecido en forma desordenada, ampliando la frontera agropecuaria afectando los sistemas ecológicos. No hay mayores avances tecnológicos en la producción de cultivos alimenticios, con excepción de la producción del arroz y maíz (para la agroindustria de concentrados) porque hay una inversión insuficiente y poco estratégica en ciencia y tecnología agropecuaria.

La ocupación histórica del territorio, los procesos de colonización agraria con sus asentamientos poblacionales y la ausencia del Estado han conllevado a una alta concentración de la propiedad con sociedades regionales frágiles, configurando una realidad rural fuente de rentas privilegiadas, de escenarios de conflictos y de violencias.

La desigualdad y pobreza constituyen una realidad social y económica de la población campesina en donde la mayoría de los hogares rurales (65%) viven en condiciones de pobreza o de pobreza extrema (33%) y sin acceso a servicios de calidad. Estas desatenciones han contribuido a la violenta histórica política del país. En las últimas décadas, se ha inducido al desplazamiento forzado de la población rural, acompañado del despojo de sus tierras en varias regiones del país.

La problemática rural y agraria, y los grandes conflictos sociales y políticos que ha sufrido el país durante el último siglo, los temas del desarrollo rural y de la tierra (acceso, tenencia, distribución, uso) no han tenido un papel significativo en las agendas políticas de los gobiernos de las últimas décadas.

El sendero inadecuado en el desarrollo rural

Colombia ha llegado a convivir con un modelo de desarrollo rural caracterizado hasta ahora por ser altamente inadecuado para promover el desarrollo humano y atender la problemática rural, modelo que no ha permitido cambiar el orden social rural, superar la pobreza y resolver el conflicto rural.

En consecuencia, el sector no ha podido superar los múltiples problemas que lo afectan con una alta vulnerabilidad de los pobladores rurales en relación con los urbanos. El sector rural vive una crisis estructural múltiple que tiene razones históricas, políticas e institucionales, crisis que se fundamenta en un conjunto de problemas que se esperan ser resueltos mediante una agenda nacional y de Estado. Este inapropiado sendero de desarrollo contrasta con el potencial de recursos naturales y de capacidades de la población.

A su vez, el potencial del sector contrasta fuertemente con la pobreza y la miseria que hoy existe entre sus habitantes, con la desigualdad persistente en la sociedad rural, el conflicto rural y sus consecuencias devastadoras sobre los derechos humanos, además, el bajo desempeño sectorial, la gran debilidad de la institucionalidad pública para atender las demandas de los pobladores, y la carencia de un ordenamiento social y productivo del territorio con una problemática evidente (ver Gráfica 1). Todo ello se traduce en una alta vulnerabilidad de la sociedad que no ha podido estabilizarse y emprender un proceso dinámico de desarrollo que la beneficie y que la ha llevado al fracaso.

Gráfica 1. Modelo equivocado del desarrollo

Modelo equivocado del desarrollo
Modelo equivocado del desarrollo

El país ha optado por un modelo de desarrollo rural que ha fracasado en términos de respuesta a problemas críticos que afectan la calidad de vida de los habitantes rurales y urbanos. En Colombia lo rural es más importante de lo que creemos para la vida y el progreso de los colombianos, mientras que en lo rural hay un potencial desperdiciado.

La alternativa de no saldar la deuda social y política con estos pobladores, cuya máxima expresión es el conflicto rural, han dificultado los avances hacia una modernización incluyente. Saldar esa deuda es un compromiso de todos, pero el Estado debe liderar y regular los procesos y buscar el compromiso de toda la sociedad en su reivindicación. La tarea es muy compleja y exige un enorme compromiso, pues se trata de transformar una situación estructural e histórica reflejada en un orden social reacio al cambio. Por ello es urgente tomar la decisión de empezar ese cambio y frenar las dinámicas perversas en el desarrollo rural y sus relaciones con la sociedad urbana.

Alternativas de solución

El Gobierno Colombiano en cabeza del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural – MADR, debe implementar una política agropecuaria, forestal y piscícola, que le permitirá avanzar en un desarrollo competitivo y sostenible que garantice la seguridad alimentaria nacional, reduzca la pobreza, apoye el desarrollo humano campesino, la transparencia en el manejo de los recursos financieros, la participación ciudadana y la sostenibilidad de los recursos naturales y ambientales.

El MADR su objetivo es liderar y coordinar la Política Nacional de Desarrollo Rural con criterios de equidad, ordenamiento productivo sostenible, con una visión a largo plazo para impulsar el desarrollo de los territorios rurales del país y de su economía. Por lo anterior al MADR le corresponde ejecutar la Política Nacional de Desarrollo Rural a partir de un Enfoque Territorial, que tenga en cuenta las características agroecológicas y socioculturales en cada una de las 5 regiones naturales (ver Gráfica 2)

Gráfica 2. Regiones naturales

Regiones naturales de Colombia
Regiones naturales de Colombia

Para lograr el Desarrollo Rural con enfoque Territorial es menester que se trabaje a partir de la problemática de cada una de las zonas como se propone en la Grafica 3, bajo tres ejes fundamentales como son:

 Eje ordenamiento territorial rural

Es fundamental definir los lineamientos y soluciones a los conflictos de tenencia y propiedad de las tierras, uso actual y potencial de suelos y aguas, según la vocación edafoclimática de las 5 regiones naturales de Colombia en concordancia con el Plan de Ordenamiento Territorial, para lo cual deben interactuar la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria – UPRA  que tiene por objeto planificarel ordenamiento productivo y social de la propiedad y definir lineamientos, criterios e instrumentos que promuevan el uso eficiente del suelo para el desarrollo rural, con la Agencia Nacional de Tierras – ANT -, como máxima autoridad para ejecutar la política de ordenamiento social de la propiedad rural, gestionar el acceso a la tierra como factor productivo para lograr la seguridad jurídica sobre ésta, promover su uso en cumplimiento de la función social de la propiedad y administrar y disponer de los predios rurales de propiedad de la Nación”, teniendo en cuenta que:.

  1. Actualmente hay 4 millones de predios, 21% con título, 79% sin título (3.180.000 predios)
  2. Uso actual inadecuado del suelo
  3. Ordenamiento territorial desordenado
  4. Uso potencial del suelo inapropiado

Gráfica 3. Modelo de desarrollo rural con enfoque territorial

Modelo de desarrollo rural con enfoque territorial
Modelo de desarrollo rural con enfoque territorial

 Eje Desarrollo Socioeconómico  

Para desarrollar este eje la ADR debe, como función principal, ejecutar los planes y proyectos integrales de desarrollo agropecuario y rural, asegurando los servicios de asistencia técnica, financiamiento para proyectos productivos, construcción de bienes públicos (en particular de infraestructura para el riego y drenaje) y comercialización de los productos en los mercados.

Se Requiere de recursos para atender las necesidades de estructura básica de las familias campesinas, indígenas y etnias, con énfasis en mujer rural, juventud, discapacitados, educación y capacitación rural, financiación para sus actividades, proyectos productivos, comercialización y diálogo social.   Para cumplir con este objeto las oficinas de Integración Productiva y de Proyectos Productivos del MADR deben interactuar para dar incentivos de capitalización y crédito oportuno y barato para que los campesinos puedan usarlo. Por otro lado, es necesario que se capacite a los productores en aspectos asociativos, asistencia técnica, transformación de productos y comercialización.

Eje de desarrollo tecnológico

El desarrollo tecnológico es la columna en la que se soporta la producción agropecuaria, forestal y piscícola al incrementar la productividad con el uso de la   investigación básica y aplicada, validación, ajuste, transferencia de tecnología y conocimiento, mediante la asistencia técnica a los agricultores ubicados en cada una de las microrregiones de las 5 regiones naturales.

El MADR debe hacer funcionar el Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria SNIA para que el Subsistema Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico Agropecuario coordine con las entidades generadoras de tecnología agropecuaria y los entes territoriales, para producir recomendaciones tecnológicas ajustadas a las condiciones agroecológicas y socioeconómicas de los productores y que estas entreguen y capaciten a los entes trasferidores de tecnología y asistencia técnica.

La interacción de estos tres ejes de acuerdo con las características agroecológicas y socioeconómicas de las diferentes zonas del país permitirá incrementar la productividad agropecuaria, seguridad alimentaria y excedentes para mercadeo y de esta manera alcanzar el Desarrollo Rural con Enfoque Territorial.

Este es un proceso de transformación productiva, institucional y social de los territorios rurales, donde los actores sociales locales tienen un papel preponderante apoyados de las agencias públicas, privadas o de la sociedad civil, con el objetivo de mejorar el bienestar de sus pobladores.

Soluciones existen, pero requieren de una firme decisión política y de una mayor y más calificada intervención del Estado.

Bibliografía

  • Cárdenas, y Zamudio, Agricultura y desarrollo rural en Colombia. Vol. 35. Pag 87-123. 2011-2013
  • Colombia rural Razones para la esperanza. PNUD, 2016, p. 10
  • Figueroa. H, Las 10 barreras que frenan el desarrollo del campo13 de julio de 2014 12:02 AM
  • Machado. A e tal Desarrollo rural y seguridad alimentaria un reto para Colombia.
  • Perry. S, La Pobreza Rural en Colombia.2010
  • Pobresa Rural. Dirección de Desarrollo Rural Sostenible – DDRS Colombia 2010-2014.
  • Villota. M, Problemática de la Economía Campesina y alternativas de solución. 2009

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Villota Meneses Manuel. (2019, mayo 3). Campesinos, tierra y desarrollo rural en Colombia. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/campesinos-tierra-y-desarrollo-rural-en-colombia/
Villota Meneses, Manuel. "Campesinos, tierra y desarrollo rural en Colombia". GestioPolis. 3 mayo 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/campesinos-tierra-y-desarrollo-rural-en-colombia/>.
Villota Meneses, Manuel. "Campesinos, tierra y desarrollo rural en Colombia". GestioPolis. mayo 3, 2019. Consultado el 20 de Noviembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/campesinos-tierra-y-desarrollo-rural-en-colombia/.
Villota Meneses, Manuel. Campesinos, tierra y desarrollo rural en Colombia [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/campesinos-tierra-y-desarrollo-rural-en-colombia/> [Citado el 20 de Noviembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 7500103@N06 en Flickr