4 pasos para generar ingresos haciendo lo que amas

Si estás buscando aumentar tus ingresos, en éste artículo te explico en 4 pasos para lograrlo haciendo lo que te gusta.

¿Alguna vez te has detenido a pensar qué actividades son las que más te hacen feliz?

¿Te has puesto a pensar qué habilidades ejecutas con facilidad y que te generan una sensación de disfrute?

Pues ¡este es el momento! Este es el instante en que todo puede comenzar a cambiar de verdad en tu vida.

Hemos sido criados en un paradigma de obligaciones, del “tener que”, de los mandatos, prejuicios y discursos culturales negativos.

Si bien éste es el mundo que nos rodea y viene con sus propias reglas de juego (que debemos jugar), es verdad también que permanecemos hipnotizados y alejados de nuestra verdadera esencia.

¡Aquí está el problema!

Nuestro potencial se ve cubierto por muchas “costras” que hemos ido adoptando en nuestros  años de crecimiento.

Cuando éramos niños no existían los no y las obligaciones. Al menos no que vinieran de adentro de nosotros, ¿verdad?

¿Qué es lo que SÍ existía en nuestro mundo de niños?

• Las elecciones

• Los “SÍ”

• Los “¿Y sí…?”

• Los “¿Por qué no hacemos/intentamos/exploramos/probamos…?”

• El jugar

• El hacer lo que nos gustaba

• El sorprendernos todo el tiempo

• El querer descubrir

• El disfrute

• El fluir…

Más ni siquiera nos poníamos a pensar qué significaban ésas cosas ¿verdad? (no teníamos los formatos lingüísticos para explicarlas tampoco), que no eran otra cosa que simplemente vivir y sentirnos bien, conectados con esa poderosa Fuente que todo lo puede.

Siendo niños permanecíamos conectados.

Conectados y fluyendo con esa energía y alegría de ser quien realmente éramos sin estar pensando en qué iban a decir de nosotros, sin estar pensando en qué pasó en el pasado ni qué iría a pasar en el futuro.

De niños permanecíamos en el presente. Nuevamente, permanecíamos conectados.

Poco a poco esta conexión permanente se fue perdiendo al crecer en nuestra vida adulta. Y allí comenzaron a aparecer los enemigos…

• El afán de tener un trabajo seguro y “rompernos” para lograrlo.

• El querer ganar cada vez más dinero a costa de duras realidades.

• Tener estatus social, tener cosas materiales y por lo tanto pertenecer, ser alguien, lograr “El Éxito” generalista.

• Los miedos a arriesgarnos a un fracaso.

• El estrés.

• Los dolores de cabeza, las contracturas, los broncoespasmos, las alergias, en fin… todo tipo de enfermedades.

• El pensar en el pasado y vivir atados a eso que fue y fuimos.

• En preocuparnos y vivir con ansiedad en el futuro y por lo que falta.

• … y más.

¿Te das cuenta?

¡Desconexión total de la fuente!

No quiero extenderme más en este tema, más sí era necesario para mí hablar de esto porque creo que normalmente no lo traemos al espacio de nuestras conversaciones públicas.

La desmotivación que se genera a partir de estos formatos sociales de vida y lo que hemos adosado en el camino sin haberlo cuestionado, se mantiene en el ámbito de las conversaciones privadas de las personas. Y al estar eso reprimido, duele y lo vamos tomando como un veneno de a gotas cada día, quitándonos la energía de crear un nuevo y mejor futuro.

¡Pero aquí vengo yo a blanquearlo!

¿Para qué?

• Para que traigas de vuelta al presente la inocencia, el espíritu descubridor, la energía, la alegría y la simpleza de ser niño.

• Para que recuerdes que puedes hacer lo que amas y amar lo que haces y así ser feliz.

• Para que disfrutes.

• Para que te permitas elegir.

• Para que vuelvas a estar y permanecer 100% en el presente.

“Sé un niño. Empieza por la mente que todo lo desconoce. Lleva esa ignorancia hasta la libertad.” – Byron Katie

¿Cómo aumentar tus ingresos?

• Haciendo primero, lo que hacen los niños.

• Recordar y/o descubrir lo que amas, lo que disfrutas y ponerte a a hacer justamente eso.

• Ayudar a cada vez más personas haciendo eso que amas.

No es necesario que “tengas un negocio” en este momento para aumentar tus ingresos ganando dinero extra.

Tú puedes comenzar con lo que tienes ahora, ¡en tus manos!, ¡con lo que ya traes dentro de ti!

Por  eso voy a hacerlo así de simple. Para que veas lo fácil que es generar ingresos haciendo lo que amas,  aquí están los pasos…

Paso 1: Define tus habilidades, dones y pasiones.

Este paso se trata de “hacer lugar en la mesa”, “tirar todo lo que tengas” encima de ella y detectar…

• ¿En qué cosas eres bueno y  capaz?

• ¿Qué te gusta hacer?

• ¿Qué disfrutas?

Tómate con tranquilidad el tiempo que necesites para dejar que tu mente fluya con estas preguntas. Las respuestas no tienen por qué venirte todas en un solo día o momento de hacer este ejercicio.

También puedes grabarte en la computadora hablando de ello o reunirte con algún amigo o familiar en quien confíes mucho y compartir lo que te salga con él o ella.

Pon este trabajo de creatividad a funcionar por un bueeeeen rato

Años atrás, cuando yo trabajaba exclusivamente como ingeniera en computación, descubrí lo mucho que disfrutaba al escribir documentos esquemáticos de pasos para lograr los objetivos de desarrollo y testeo de software (tareas que usualmente tenía a mi cargo).

Otra cosa que me di cuenta era que me gustaba mucho tener conversaciones profundas con mis compañeros de trabajo y/o reuniones de equipo porque presentía que a través de mi palabra, los ayudaba a resolver conflictos con ellos mismos y con el grupo. Así que empecé por hacer eso mismo dentro de mi ámbito laboral; además que hacerlo, aumentaba mucho mis ganas de ir a trabajar.

Algo más que descubrí en ése entonces era cómo me resultaba fácil y ameno escribir emails que invitaban a la acción y promovían una comunicación clara y efectiva. Me di cuenta de muchas cosas más…

Empecé a hacer estas cosas cada vez más en ése ámbito y luego las trasladé a mi ámbito personal independiente.

Te cuento esto para que entiendas que si estás poniendo alguna excusa o límite, éstos sólo existen en tu mente. (Confía en mí; no tenía mucha relación el hecho de ser una profesional de sistemas abierta, comunicativa y simpática con un entorno ingenieril estructurado, técnico, a veces frío, en donde no se le daba demasiada importancia a las habilidades sociales y de comunicación).

¡No te pongas límites!

A continuación encontrarás una lista de algunos conocimientos, talentos y habilidades que tú puedes tener…

Paso 2: Dale forma a tu talento, idea o conocimiento.

Determina de qué forma vas a mostrar y ofrecer tu idea. En otras palabras piensa en formas de “Envasarla” o “Empaquetarla”.

• ¿De qué manera puedes ofrecer eso tan hermoso que tienes para dar?

• ¿A través de un taller?

• ¿Escribiendo un libro quizás?

• ¿A través de un servicio especial?

• ¿Qué es lo que puedes cobrar por ello?

• ¿Qué va a recibir la persona exactamente (paso a paso) a cambio de ese pago?

• ¿En qué consistirá específicamente tu ayuda y servicio?

• ¿A qué tipos de personas quieres ayudar? ¿Cuántas?

• ¿Dónde podrás encontrar a ese tipo de personas?

• ¿Cuál es el problema específico que le vas a ayudar a resolver o qué posibilidades les vas a ayudar a VER a esas personas o qué les vas a ayudar a lograr con tu idea/conocimiento/habilidad?

Con el ejemplo de mis habilidades de entusiasmo, motivación, enseñanza, escritura y mi espíritu humano, necesité primero investigar cómo podría combinar éso para ayudar a muchas personas que querían cambiar su realidad para aspirar a una vida mejor. ¡Así fue que yo comencé!

Por supuesto, no fue perfecto en el primer intento, pero como verás, ¡se puso mucho mejor! ¿No es así? Y esto va a ocurrir de manera similar también para ti.

Paso 3: Comienza a ofrecerlo.

Empieza a hablar de lo que tienes para dar.

Utiliza todas las vías, recursos y personas que tienes disponibles para hacer correr la voz: tus familiares, tus amigos, tus compañeros y ex¬-compañeros de trabajo, tus vecinos, los amigos de tus amigos, las redes sociales, etcétera.

¡El mundo tiene que enterarse de lo que vas a ofrecerle!

Y puedo entender que en esta instancia sientas nudos en el estómago que te hagan retroceder. Podrías pensar por ejemplo:

• “¡Me da miedo exponerme!”

• “No estoy lo suficientemente capacitado ni preparado para dar este paso…”

• “¿Y si no les gusta lo que ofrezco?”

• “¿Qué van a pensar de mí?”

• “Tengo miedo a fracasar…”

¡Tienes que dejar atrás los miedos y las excusas!

Cuando tú tienes algo bueno para dar y tú bien sabes que eres bueno en eso, entonces lo que estarás haciendo es crear valor en el mundo.

Y esos valiosos dones, capacidades y talentos que tienes, debes compartirlos para que las personas en quienes resuene tu mensaje puedan elegir trabajar contigo y recibir tu ayuda.

¡No te escondas más!

¡Permite que tu luz ilumine a los otros!

Paso 4: Afina y ajusta cada vez más tu oferta.

Mi empresa hoy no tiene nada que ver a lo que era años atrás; en ése momento era una “simple” idea que estaba arrancando.

Siempre necesitarás afinar el proceso, adaptarte y enfrentarte a los posibles cambios, porque justamente lo único inmutable es el cambio

¿Te has dado cuenta que sólo un barco que se mueve, puede cambiar de rumbo?

Si el barco está detenido, no hay posibilidad de hacer ninguna corrección.

¡Tú puedes cambiar de rumbo cada vez que quieras sólo si te estás moviendo!

Estos pasos pueden llevarte el tiempo que tú decidas. Es más, puedes trabajar en crear y dar forma a tu oferta, y lanzarla (promocionarla, hablar de ella) la semana que viene. ¡Wow! Esto sí es pensar en términos de ACCIÓN, ¿verdad?

¡Sólo la acción (a consciencia) produce resultados!

¿Vas a sentir miedo? ¡Sí!

¿Vas a estar nervioso? ¡Obvio!

¿Te van a hacer muchas preguntas? ¡Claro!

¿Será que tendrás que ampliar mucho más la explicación de tu oferta para que sea mejor comprendida? ¡Por supuesto!

Pero también, haciendo todo esto vas a sentir que estás abriendo el canal de la energía del dinero para que le permitas llegar a ti.

No olvides que el dinero es una energía que se condice con el valor que tú sientes que tienes (a mejor percepción y valor sobre ti mismo, mayor dinero ingresará a tu vida). Esto significa que…

Cuanto más trabajes en ti mismo para crear algo que sea valioso para ayudar a más personas a través de tus dones, pasiones y habilidades, el mundo no tardará en retribuirte con más abundancia, bienestar y libertad.

El trabajo no tendría que ser otra cosa que la comercialización de tu hobbie (leí por ahí)…

¿No es maravilloso?

Y aquí los tienes mi amado lector. Cuatro pasos que te ayudarán a crear más ingresos haciendo lo que amas.

¡Espero que los apliques!

Por favor cuéntame… ¿cómo ha impactado en ti este artículo? ¿Te he dado valor?.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Cecilia Vera Ana. (2012, julio 13). 4 pasos para generar ingresos haciendo lo que amas. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/4-pasos-para-generar-ingresos-haciendo-lo-que-amas/
Cecilia Vera, Ana. "4 pasos para generar ingresos haciendo lo que amas". GestioPolis. 13 julio 2012. Web. <https://www.gestiopolis.com/4-pasos-para-generar-ingresos-haciendo-lo-que-amas/>.
Cecilia Vera, Ana. "4 pasos para generar ingresos haciendo lo que amas". GestioPolis. julio 13, 2012. Consultado el 19 de Mayo de 2018. https://www.gestiopolis.com/4-pasos-para-generar-ingresos-haciendo-lo-que-amas/.
Cecilia Vera, Ana. 4 pasos para generar ingresos haciendo lo que amas [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/4-pasos-para-generar-ingresos-haciendo-lo-que-amas/> [Citado el 19 de Mayo de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de laureenp en Flickr
DACJ