14 principios de la administración. Henri Fayol

Los principios de la administración son reglas que, al ser aplicadas por los responsables de las organizaciones, permiten lograr mejores resultados en la gestión de entidades de todo tipo. Hace más de un siglo, Fayol promulgó 14 normas de uso general que aún hoy siguen vigentes.

El siguiente material tiene como propósito dar a conocer los principios generales de la administración, se hace una breve introducción al concepto de la administración, se enuncian los principios de la administración desde el punto de vista de Henri Fayol, se presentan los principios de la administración desde el punto de vista de Javier de Burgos y se realiza una comparativa superficial entre el pensamiento de ambos precursores del pensamiento administrativo.

Todo administrador tiene que destinar su tiempo y atención a todos los detalles que exige su intervención, tendrá que tomar decisiones oportunas, es el que conoce todas las dificultades y problemas de la empresa, sabe que para salir adelante, deberá de planificar, organizar, dirigir y controlar.

1. Definición de administración

El ser humano es social por naturaleza, lo que implica vivir organizadamente. Esto a su vez requiere de dividir las funciones sociales en forma ordenada, de modo que algunos miembros produzcan alimentos, otros vestidos, otros den servicio, etc. Desde que el hombre constituyó la tribu requirió de administración grupal para sobrevivir y cubrir cada vez más sus crecientes necesidades, por lo que la administración es una de las actividades y trabajos más antiguos, interesantes y bellos.

La necesidad es la madre de la administración, para satisfacerla se requiere trabajar hacia propósitos concretos de forma grupal. Podemos decir que la administración se ha ido formando conforme han ido cambiando los tiempos, lo que hoy día implica una preparación profesional continua. En este campo de la actividad humana concurren todas las demás profesiones para su perfeccionamiento, además de que todos los otros campos la utilizan, cada vez con mayor frecuencia, como herramienta.

Wilburg Jiménez Castro define la administración como una ciencia compuesta de principios, técnicas y prácticas, cuya aplicación a conjuntos humanos permite establecer sistemas racionales de esfuerzo cooperativo, a través de los cuales se pueden alcanzar propósitos comunes que individualmente no se pueden logar en los organismos sociales.

Por su parte Fremont E. Kast dice que la administración es la coordinación de hombres y recursos materiales para el logro de objetivos organizativos, lo que se logra por medio de cuatro elementos: (1) dirección hacia objetivos; (2) a través de gente; (3) mediante técnicas y (4) dentro de una organización.

La mayoría de los autores proponen la definición de administración como el proceso de planear, organizar, dirigir y controlar para lograr objetivos organizativos preestablecidos.

2. Principios de la administración de Henri Fayol

Henri Fayol desarrolló teorías sobre administración y organización del trabajo que fueron extensamente influyentes a principios del siglo XX, su corriente de pensamiento se conoce como la Teoría Clásica de la Administración. Fue un ingeniero de minas que trabajó para la compañía minera francesa Commentry-Fourchambault-Decazeville, primero como ingeniero, después fue promovido a la gerencia general y después como director de administración desde 1888 a 1918. Durante su pasaje como director escribió su famoso “Administración industrial y general”.

Catorce son los principios de administración de Henri Fayol:

  1. División del trabajo. La especialización permite que el individuo acumule experiencia, y mejore continuamente sus habilidades; de tal modo, pueda ser cada vez más productivo.
  2. Autoridad. El derecho a dictar órdenes junto con las cuales debe ir equilibrada la responsabilidad de su función.
  3. Disciplina. Los empleados deben de obedecer, pero este tema tiene dos caras: los empleados obedecerán, solo la gerencia hace su parte proporcionando una buena lección.
  4. Unidad de mando. Cada trabajador debe tener solamente un jefe sin otras líneas de mando en conflicto.
  5. Unidad de dirección. La gente contratada para la misma clase de actividades debe de tener los mismos objetivos en un solo plan. Esto es esencial para asegurar la unidad y la coordinación en la empresa. La unidad del comando no existe sin la unidad de la dirección, pero no fluye necesariamente de ella.
  6. Subordinación del interés individual (al interés general). La administración debe de considerar que las metas de las empresas son siempre supremas.
  7. Remuneración. El pago es un motivador importante pero cuando Fayol analiza un número de posibilidades, precisa que no existe un sistema de remuneración perfecto.
  8. Centralización (Descentralización). Este es un tema de grado dependiendo de la condición del negocio y de la calidad del personal.
  9. Cadena escalonada (línea de autoridad). Una jerarquía es necesaria para la unidad de la dirección. Pero la comunicación lateral es también fundamental, mientras que los superiores sepan que está ocurriendo tal comunicación. La cadena escalonada se refiere al número de niveles en la jerarquía desde la autoridad de mayor nivel hasta el más bajo de la organización. No debe ser muy amplia o consistir de demasiados niveles.
  10. Orden. El orden material y el orden social son necesarios. El primero disminuye la pérdida de tiempo y la manipulación innecesaria de materiales. El segundo se logra con la organización y la selección.
  11. Acción. En el funcionamiento de un negocio es necesaria una combinación de amabilidad y justicia. Tratar bien a los empleados es importante lograr equidad.
  12. Estabilidad de la contratación del personal. Los empleados trabajan mejor si tienen la seguridad en su empleo y en el progreso de su carrera. Una contratación insegura y un alto índice de rotación de personal de forma contraria a la organización.
  13. Iniciativa.  Permitir que todo el personal muestre su iniciativa de cierta manera es una fuente de la fortaleza para la organización. Aun cuando puede implicar un sacrificio de la vanidad personal de parte de muchos gerentes.
  14. Espíritu de cuerpo. La administración debe fomentar la motivación moral de sus empleados. Fayol llega aún más lejos: ”Es necesario un verdadero talento para coordinar esfuerzos, provocar el entusiasmo, utilizar las capacidades de cada persona, y recompensar a cada uno según sus méritos, sin despertar posibles celos y disturbar las relaciones armoniosas.”

El cuadro que se presenta a continuación sirve como complemento para explicar los 14 principios de la administración expuestos por Henri Fayol:

14 principios de la administración. Henri Fayol

Los 14 principios administrativos de fayol. Fuente: Robbins y Coulter, p. 30.

En el siguiente video se presenta una explicación sencilla y clara de cada uno de los 14 principios de la administración de Henri Fayol.

3. Principios de la administración desde el punto de vista de Javier de Burgos

La política europea de 1789 a 1917 estuvo fuertemente influida por la Revolución francesa, sea a favor o en contra, tal como es observable en las instituciones y las ideas políticas. Los programas de los partidos liberales, radicales y democráticos tienen su origen en ella. La Revolución originó el primer impulso defensivo de Francia contra los invasores, que una vez expulsados se convirtieron en invadidos. La ocupación de España puso a Javier de Burgos en comunicación con los franceses, con quienes trabajó, lo que generó sentimientos encontrados que lo convirtieron en colaboracionista para unos y patriota para otros. Hay que destacar que una vez instalado en París durante 1826, luego de haber abreviado en la ciencia de la administración de Bonnin, Burgos la llevó a España para hacerla florecer.

En España el pensamiento administrativo se remonta al siglo XVIII e incluso mucho antes; en 1657, Jerónimo Castillo de Bovadilla escribió su política para corregidores; Juan de Solórzano Pereira su Política Indiana, antes que ella se encuentra la obra Gobierno del Perú, con todas las cosas pertenecientes a él y a su historia (1567), de Juan de Matienzo. En el siglo XIX, Javier de Burgos destaca como uno de los más importantes pensadores administrativos españoles. La ciencia de la administración, nacida en Francia, va adquiriendo un desarrollo que se expande gradualmente en toda Europa. España recibe la ciencia de la administración por sus fuentes francesas.

La exposición dirigida a SM el señor Don Fernando VII desde París el 24 de enero de 1826, por don Javier de Burgos, sobre los males que aquejaban a España en aquella época y medidas que debía adoptar el soberano para remediarlas, es uno de los documentos más valiosos para la ciencia de la administración, no solo para España, sino para el mundo. En ella se plasma por primera vez ante los españoles, la formulación aplicada de los principios de la administración pública aprendidos por Javier de Burgos en Francia, donde los redacta; Burgos propone a Fernando VII la creación de un ministerio que funja como centro de la acción administrativa, como el taller de la prosperidad nacional. Burgos inicia la introducción, declarando solemnemente que la administración es la más variada, la más vasta y la más útil de todas las ciencias morales, afectando las fases más importantes de la vida del hombre; calificando a la administración de inmensa, poniendo de relieve su omnipresencia, siendo ilimitada la esfera de sus atribuciones lo que supone una evidente concentración de poder, que nunca debe de olvidar aquel instinto protector, que es el carácter esencial de la Administración. La administración es la más variada, la más vasta, la más útil de todas las ciencias morales. Ella preside el movimiento de la máquina social, precipita o modera su acción, arregla o modifica su mecanismo y protege así y conserva o mejora, todos los intereses públicos.

Javier de Burgos, como Ministro de Fomento, envía la instrucción dirigida a los subdelegados de Fomento el 30 de noviembre de 1833 considerada como la obra más importante de Burgos, sirvieron de fundamento a la instrucción. Burgos considera que la administración pública puede ayudar a España a salir de sus crisis, por lo que los estudios administrativos son bien recibidos. Puede considerarse como una radiografía política, social y económica de España, desde la perspectiva de la administración pública. La reforma de la administración suponía la reforma de la sociedad absolutista.

Comparativa

Javier de Burgos se enfoca en cómo solucionar los problemas por los que pasaba el rey de España con una buena administración pública, creando un gabinete para poder solucionar los asuntos administrativos que se presentaron en esa época, pero centrándose de una manera global. Los principios administrativos de Henri Fayol se dirigen más a la clase obrera, él ve los problemas que aquejan a los trabajadores, se centra más en las pequeñas y medianas empresas, visualiza cómo aprovechar más el trabajo y a los empleados de una manera armoniosa.

Conclusión

Entendiendo que la administración es un proceso, ya que realizamos funciones en cierto orden y secuencia; es además una actividad de máxima importancia dentro del que hacer de cualquier empresa, ya que nos referimos al establecimiento, búsqueda y logro de objetivos. Muchos son los autores que han contribuido al desarrollo del pensamiento administrativo formulando los que consideran principios generales de la administración, en el presente artículo se mostró una comparativa de los principios administrativos de Javier de Burgos y Henri Fayol.

Bibliografía

  • Administración. Stephen Robbins y Mary Coulter. 12° edición. Pearson, México, 2014
  • Administración. Pensamiento, proceso, estrategia y vanguardia. Sergio Hernández y Rodríguez. 1ª edición.  Ed McGraw-Hill.- Año 2002.
  • Principios de Administración Pública.- Charles Jean Bonnin. 1ª edición. Ed. Fondo de Cultura Económica. Año 2004.
  • Las ideas de la Administración de Javier de Burgos. Estudio preliminar Eduardo Roca Roca. Ed. Instituto Nacional de Administración Pública.
  • La Administración Pública como Ciencia: su objeto y su estudio. José Juan Sánchez González. 1ª edición. Ed. Plaza y Váldes, S.A. de C.V. Año 2001. Pag. 74-76.

Cita esta página

Gómez Moreno Oel Alejandro. (2020, febrero 21). 14 principios de la administración. Henri Fayol. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/14-principios-administracion-henri-fayol/
Gómez Moreno Oel Alejandro. "14 principios de la administración. Henri Fayol". gestiopolis. 21 febrero 2020. Web. <https://www.gestiopolis.com/14-principios-administracion-henri-fayol/>.
Gómez Moreno Oel Alejandro. "14 principios de la administración. Henri Fayol". gestiopolis. febrero 21, 2020. Consultado el . https://www.gestiopolis.com/14-principios-administracion-henri-fayol/.
Gómez Moreno Oel Alejandro. 14 principios de la administración. Henri Fayol [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/14-principios-administracion-henri-fayol/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por:

Imagen del encabezado cortesía de bowbrick en Flickr